Siete días para completar la plantilla

La primera victoria liguera, frente al Alcorcón (1-2), ha insuflado cierta tranquilidad en el Elche tras el decepcionante estreno contra el Fuenlabrada (0-2). Pero no debe rebajar la necesidad de completar la plantilla, ahora con 18 profesionales, con mínimo un fichaje para afrontar la competición con mayores garantías. Para ello, Nico Rodríguez y Pacheta tienen siete días para convencer a José Sepulcre de que realice una nueva aportación económica para aumentar el límite salarial y firmar a algún refuerzo. Principalmente, un central. El mercado estival cierra el próximo lunes 2 de septiembre a las doce de la noche.

El accionista mayoritario franjiverde, a través de su mercantil Tenama Inversiones S.L., ya ha depositado casi tres millones y medio de euros en LaLiga, a cuenta de una futura ampliación de capital, para inscribir a los seis fichajes: Fidel, Pere Milla, Nuke Mfulu, Ramón Folch, San Román y Andoni López. Los cuatro primeros, antes del debut liguero, y los dos últimos, la pasada semana para que pudieran entrar en la convocatoria en Alcorcón.

Y aunque el Consejo de Administración busca fórmulas para obtener ingresos que incrementen el tope presupuestario, hace falta que José Sepulcre ponga más dinero para sumar más incorporaciones. “La legislación sobre el límite salarial es un poco compleja. Si no nos hemos reforzado más, es porque no nos lo permiten. Hay una ratio que nos obliga a poner tres o cuatro veces más de lo que cuesta el jugador. El problema no es que esté dispuesto (Sepulcre), es que hay que obtener los recursos. Estamos trabajando muy duro en ello”, explicó el presidente del Elche, Joaquín Buitrago, antes de la ofrenda a la Patrona de la ciudad el pasado miércoles.

Falta un central

A pesar de las pocas perspectivas de fichar más, Nico Rodríguez ha seguido peinando el mercado para tener actualizada la lista de opciones. Con jugadores de nivel que pueden convertirse en ‘mirlos blancos’: Impensables para venir en junio que pasan a accesibles a finales de agosto, como ha explicado Pacheta en varias ocasiones.

El entrenador burgalés reclama la llegada de un central para competir con Gonzalo Verdú y Dani Calvo, tras descartar a Primi. Pero también asegura que no va a “llorar si no viene nadie más” y que cuenta con “una plantilla compensada para afrontar la Liga con garantías”.

Ante la falta de efectivos puros en dicha posición, tiene la alternativa de Juan Cruz y ha probado a Manuel Sánchez, ahora lesionado. Pero no dejan de ser ‘parches’ en una zona tan propensa a las bajas por sanción. Y cabe añadir que Dani Calvo ha iniciado el campeonato con mal pie, con un penalti innecesario contra el Fuenlabrada (0-2) y un gol en propia puerta en un mal despeje frente al Alcorcón (1-2).

Confianza en Óscar Gil

En el lateral derecho, parece que Pacheta sí confía en el canterano Óscar Gil como competencia de Tekio. Prueba de ello se puede considerar la titularidad del ilicitano contra el Alcorcón (1-2), dejando al molinense incluso fuera de la lista definitiva de 18 citados. Tekio recibió el ‘castigo’ tras su mala actuación contra el Fuenlabrada (0-2), con los dos goles encajados llegados por su banda. Óscar Gil cuajó una buena pretemporada y rindió de menos a más en su debut en Segunda. Pacheta le alabó en la rueda de prensa posterior al choque en Santo Domingo.

Y en la delantera, tercera en el orden de prioridades a reforzar, no existe tanta necesidad de sumar competencia. Hay cuatro: dos atacantes dinámicos, Pere Milla y Nino, y dos puntas más posicionales, Yacine Qasmi y Claudio Medina. Pero sí se puede echar en falta un ‘nueve’ más fiable para alcanzar una cifra mínima de goles. De momento, los cuatro delanteros han ofrecido un pobre bagaje ofensivo en las dos primeras jornadas: cero goles y prácticamente ninguna ocasión clara. Aunque no toda la responsabilidad la tienen ellos, ya que también han estado desasistidos. Y Yacine Qasmi provocó la falta frontal que Gonzalo Verdú transformó en gol en Alcorcón (1-2).

Buena parte del entorno también reclama un centrocampista organizador, para cubrir el hueco dejado por Javi Flores y por el bajo rendimiento ofrecido por Gonzalo Villar. Pero si ya es difícil que venga un central, la dirección deportiva prácticamente ni contempla incorporar a otro mediocentro.

Habrá muchas miradas puestas en las oficinas del Martínez Valero hasta el próximo lunes 2 de septiembre. Siete días para apuntalar un equipo justo de efectivos con algún fichaje. Si no, a Pacheta le tocará remar con lo que tiene como mínimo hasta enero.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: