Entradas

Siete días para completar la plantilla

Rc Sala de Juegos

La primera victoria liguera, frente al Alcorcón (1-2), ha insuflado cierta tranquilidad en el Elche tras el decepcionante estreno contra el Fuenlabrada (0-2). Pero no debe rebajar la necesidad de completar la plantilla, ahora con 18 profesionales, con mínimo un fichaje para afrontar la competición con mayores garantías. Para ello, Nico Rodríguez y Pacheta tienen siete días para convencer a José Sepulcre de que realice una nueva aportación económica para aumentar el límite salarial y firmar a algún refuerzo. Principalmente, un central. El mercado estival cierra el próximo lunes 2 de septiembre a las doce de la noche.

El accionista mayoritario franjiverde, a través de su mercantil Tenama Inversiones S.L., ya ha depositado casi tres millones y medio de euros en LaLiga, a cuenta de una futura ampliación de capital, para inscribir a los seis fichajes: Fidel, Pere Milla, Nuke Mfulu, Ramón Folch, San Román y Andoni López. Los cuatro primeros, antes del debut liguero, y los dos últimos, la pasada semana para que pudieran entrar en la convocatoria en Alcorcón.

Y aunque el Consejo de Administración busca fórmulas para obtener ingresos que incrementen el tope presupuestario, hace falta que José Sepulcre ponga más dinero para sumar más incorporaciones. “La legislación sobre el límite salarial es un poco compleja. Si no nos hemos reforzado más, es porque no nos lo permiten. Hay una ratio que nos obliga a poner tres o cuatro veces más de lo que cuesta el jugador. El problema no es que esté dispuesto (Sepulcre), es que hay que obtener los recursos. Estamos trabajando muy duro en ello”, explicó el presidente del Elche, Joaquín Buitrago, antes de la ofrenda a la Patrona de la ciudad el pasado miércoles.

Falta un central

A pesar de las pocas perspectivas de fichar más, Nico Rodríguez ha seguido peinando el mercado para tener actualizada la lista de opciones. Con jugadores de nivel que pueden convertirse en ‘mirlos blancos’: Impensables para venir en junio que pasan a accesibles a finales de agosto, como ha explicado Pacheta en varias ocasiones.

El entrenador burgalés reclama la llegada de un central para competir con Gonzalo Verdú y Dani Calvo, tras descartar a Primi. Pero también asegura que no va a “llorar si no viene nadie más” y que cuenta con “una plantilla compensada para afrontar la Liga con garantías”.

Ante la falta de efectivos puros en dicha posición, tiene la alternativa de Juan Cruz y ha probado a Manuel Sánchez, ahora lesionado. Pero no dejan de ser ‘parches’ en una zona tan propensa a las bajas por sanción. Y cabe añadir que Dani Calvo ha iniciado el campeonato con mal pie, con un penalti innecesario contra el Fuenlabrada (0-2) y un gol en propia puerta en un mal despeje frente al Alcorcón (1-2).

Confianza en Óscar Gil

En el lateral derecho, parece que Pacheta sí confía en el canterano Óscar Gil como competencia de Tekio. Prueba de ello se puede considerar la titularidad del ilicitano contra el Alcorcón (1-2), dejando al molinense incluso fuera de la lista definitiva de 18 citados. Tekio recibió el ‘castigo’ tras su mala actuación contra el Fuenlabrada (0-2), con los dos goles encajados llegados por su banda. Óscar Gil cuajó una buena pretemporada y rindió de menos a más en su debut en Segunda. Pacheta le alabó en la rueda de prensa posterior al choque en Santo Domingo.

Y en la delantera, tercera en el orden de prioridades a reforzar, no existe tanta necesidad de sumar competencia. Hay cuatro: dos atacantes dinámicos, Pere Milla y Nino, y dos puntas más posicionales, Yacine Qasmi y Claudio Medina. Pero sí se puede echar en falta un ‘nueve’ más fiable para alcanzar una cifra mínima de goles. De momento, los cuatro delanteros han ofrecido un pobre bagaje ofensivo en las dos primeras jornadas: cero goles y prácticamente ninguna ocasión clara. Aunque no toda la responsabilidad la tienen ellos, ya que también han estado desasistidos. Y Yacine Qasmi provocó la falta frontal que Gonzalo Verdú transformó en gol en Alcorcón (1-2).

Buena parte del entorno también reclama un centrocampista organizador, para cubrir el hueco dejado por Javi Flores y por el bajo rendimiento ofrecido por Gonzalo Villar. Pero si ya es difícil que venga un central, la dirección deportiva prácticamente ni contempla incorporar a otro mediocentro.

Habrá muchas miradas puestas en las oficinas del Martínez Valero hasta el próximo lunes 2 de septiembre. Siete días para apuntalar un equipo justo de efectivos con algún fichaje. Si no, a Pacheta le tocará remar con lo que tiene como mínimo hasta enero.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Sin pólvora en los test más exigentes

Rc Sala de Juegos

El Elche inició la pretemporada con cinco victorias ante rivales de inferior categoría. Triunfos en los que destacó su pegada, con 19 goles entre todos los partidos. 12 contra adversarios de Regional Preferente (0-3 al Athletic Torrellano y 1-9 a la UD Ilicitana) y 7 frente a contrincantes de Segunda B (0-3 al Orihuela, 0-2 al UCAM Murcia y 2-0 a la UD Ibiza). Y también por su buen hacer atrás, al encajar un único gol en 450 minutos. Un gol, para darle mayor valor, que llegó a balón parado.

Sin embargo, al llegar los test más exigentes, a los franjiverdes se les ha mojado la pólvora y han abierto su cerrojo. Por el lado ofensivo, se quedó sin marcar contra el Albacete (0-1), de Segunda, y frente al Levante (0-2), de Primera. En el defensivo, encajó tres tantos y las paradas de Edgar Badia evitaron una cifra mayor.

El Elche ofreció contra el Albacete (0-1) en La Manga Club unas notables sensaciones, pero le faltó puntería en sus ocasiones. Las más claras, un cabezazo de Mfulu en el área pequeña por encima del larguero y un disparo de Nino que el portero Brazao salvó con un paradón. Hubo más: un chut de Fidel desviado por el arquero, un centro de Pere Milla que se paseó por el área pequeña y un pase filtrado de Fidel a Claudio Medina que acabó en el lateral de la red.

A pesar de la superioridad franjiverde en buena parte del partido, el cuadro manchego también mostró su potencial ofensivo. Disparos de Susaeta, de falta, y Zozulia que pasaron cerca del palo. Y, como oportunidad más importante, un tiro de Álvaro Jiménez que obligó a Edgar Badia a meter el pie abajo, tirando de reflejos. El Elche sufrió el gol de la derrota en una acción que cabrea mucho a los entrenadores. De un córner a favor. Manu Fuster recogió un despeje al aprovechar un fallo de Óscar Gil y batió en su segundo disparo a Edgar Badia, que no llegó a tiempo al balón y tapó el primero fuera del área.

De buena imagen a mala imagen

Los de Pacheta perdieron, pero dejaron una grata impresión en su examen ante una escuadra de su misma categoría. Todo lo contrario que en su derrota ante el Levante (0-2), de la máxima división, en El Collao de Alcoy. Más allá de la dificultad de medirse a un equipo de Primera, el Elche ofreció una pobre imagen en prácticamente todos los aspectos. Regaló dos tantos, concedió oportunidades para un marcador más amplio y sólo tiró una vez a puerta en 90 minutos. Ocasión generada en un mal pase del Levante en campo propio y mal resuelta entre Pere Milla y Yacine.

Los granotas, que jugaron con seriedad y más fluidez con balón, sacaron el máximo rédito a los dos graves errores del Elche atrás. Sergio León abrió el marcador tras un mal pase de Manolín en la salida de balón. Y Morales lo cerró al recoger un saque de banda de Juan Cruz hacia su propia área, con un bote que traicionó a Gonzalo Verdú. Edgar Badia, con varias intervenciones meritorias, y el árbitro, que anuló un gol a Campaña por fuera de juego, impidieron un resultado más amplio.

“En Liga no cometeremos tantos riesgos”

Gonzalo Verdú, voz autorizada como capitán, restó importancia a la derrota en El Collao en zona mixta. E incluso sacó el lado positivo: “Nos han exigido cosas que no han hecho otros equipos y que eran necesarias antes de empezar la Liga. Son jugadores de Primera que van a una velocidad por encima. Entraba dentro de lo previsto. Sabes que no tienes tres puntos en juego e intentas forzar un poco. En Liga no cometeremos tantos riesgos”.

Las pretemporadas son tiempo de probaturas y puesta a punto para la competición. Pero también muestran aspectos por pulir y necesidades que cubrir. A buen seguro que Pacheta ha tomado buena nota de los defectos de los dos últimos partidos del Elche. Los franjiverdes cerrarán la fase de preparación para Liga con un encuentro de entrenamiento contra el Almería. Su segundo duelo ante un oponente de su misma división. Será el último test antes del debut liguero contra el Fuenlabrada. Queda poco para que empiece lo bueno.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

El Elche aprende a sufrir

Rc Sala de Juegos

“Hoy somos mayores de edad”. Esta es la frase más destacada que ha utilizado Pacheta para expresar el crecimiento del Elche en las últimas jornadas. Frase dicha tras la victoria frente al Cádiz (1-0) el pasado sábado. Una victoria heroica, ya que los franjiverdes resistieron más de medio partido con inferioridad numérica ante un rival enrachado. “Quizás al principio de Liga, estos detalles de los partidos se nos escapaban”, dijo Borja Martínez en zona mixta. Un concepto también repetido por entrenador y jugadores desde hace semanas. Porque dentro de su crecimiento, el conjunto ilicitano ha ‘aprendido’ un aspecto muy importante del fútbol: saber sufrir.

Los dos últimos encuentros evidencian muy bien la mejoría del Elche en la defensa sin balón. Porque tuvo que aguantar el resultado tras una expulsión. Yacine Qasmi ante el Mallorca (1-1) en el minuto 65 y Juan Cruz contra el Cádiz (1-0) en el 39. La pasada semana, los bermellones, que llevaban cuatro victorias seguidas en casa, igualaron antes de la segunda amarilla al franco-marroquí y apretaron de lo lindo para remontar. Pero los franjiverdes defendieron con uñas y dientes. Pacheta reforzó la zaga con la entrada de Neyder para colocar tres centrales, un movimiento que salió bien.

Y ante los amarillos, que habían ganado sus cuatro últimos compromisos y son el segundo conjunto más goleador de Segunda, dieron otro salto de nivel en un reto más difícil. Limitaron el potencial de sus transiciones, cerraron muy bien sus ataques estáticos en momentos de arrinconamiento y sólo concedieron dos oportunidades importantes con diez hombres. Neyder cumplió como ‘parche’ en el lateral zurdo. No obstante, en las valoraciones hay que señalar que el Cádiz no mostró una buena versión no sólo por mérito del Elche, también por demérito propio.

Pacheta destacó en rueda de prensa “la concentración del jugador” como clave para contrarrestar las virtudes ofensivas de los andaluces: “No solo la atención. Hemos estado atentos y muy concentrados. Sabíamos de sus condiciones y sus dos contra uno. El trabajo de Iván, Josan, Borja y Javi Flores ayudando ha sido la clave. Solo hemos concedido una ocasión creo en el segundo tiempo. Hemos conseguido algo realmente fantástico. Va a reforzar muchísimo el mensaje del cuerpo técnico. Cada vez somos más fuertes”.

La mejora del manejo de los partidos es fundamental para que el equipo ilicitano haya sumado ocho de los doce últimos puntos en juego. Unos registros, unido a los resultados favorables de rivales directos, que le permiten gozar de una amplia renta sobre el descenso: 9 puntos más golaveraje particular a 13 jornadas del final.

La administración tras adelantarse

El Elche se ha adelantado en el marcador en 14 de sus 29 partidos de Liga. Con un balance equilibrado, ya que se quedó sin ganar en siete. Empató seis, cuatro de ellos en la primera vuelta y dos en casa: Real Oviedo (1-1), Córdoba (1-1), Almería (2-2), Numancia (1-1), Lugo (2-2) y Mallorca (1-1). La única derrota tras golpear primero la sufrió precisamente contra el Cádiz (5-1) en la primera vuelta. Vencía por la mínima al descanso y los gaditanos remontaron en la segunda parte con cinco goles en 25 minutos. La falta de ‘resistencia’ es clave para que sólo haya logrado un triunfo a domicilio en toda la temporada.

Por el lado positivo, suma siete victorias tras abrir el luminoso: Lugo (2-1), Málaga (2-0), Real Zaragoza (2-0), Rayo Majadahonda (1-3), Nàstic de Tarragona (1-0), Extremadura (2-0) y Cádiz (1-0). Todas han venido de esa manera, ya que el equipo ilicitano todavía no sabe lo que es voltear un resultado adverso esta campaña. De sus 12 empates, dos se dieron tras encajar el primer tanto: Mallorca (1-1) en la primera vuelta y Extremadura (2-2), igualando un 2-0 en inferioridad numérica. Y en sus 9 derrotas, sólo se adelantó en una: la citada frente al Cádiz (5-1).

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Último tercio con el objetivo bien encarado

Rc Sala de Juegos

El Elche afronta el último tercio de Liga con la permanencia bien encarada. Ha cerrado el segundo tercio con unos números que le dan su ventaja más amplia sobre el descenso: nueve puntos más golaveraje particular. Una ventaja, generada sobre todo por los cinco puntos en las tres últimas jornadas, acompañada del mejor momento en cuanto a juego y sensaciones de la temporada. El equipo ilicitano, 14º con 33 puntos, enfila los 14 partidos finales de competición en línea ascendente para lograr el objetivo marcado.

Los franjiverdes han sumado el 42,8% de los puntos en juego en el segundo tercio: 18 de 42. Han acumulado 3 victorias, 6 empates y 4 derrotas, y hay que sumar los tres puntos por la expulsión del Reus del campeonato. Cabe destacar que en esta fase han logrado su primer y único triunfo a domicilio, contra el Rayo Majadahonda (1-3). Han marcado 16 goles y han encajado 15. Ocuparía el 11º puesto en una hipotética clasificación de Segunda con sólo los puntos del segundo tercio. Han mejorado sus estadísticas del primer tercio, en el que lograron 15 puntos (3 victorias, 6 empates y 5 derrotas), marcaron 12 goles y encajaron 19. Ocupaba el 16º lugar de la tabla con dos unidades de margen sobre la zona roja.

La clave para la positividad del Elche está en las tres últimas semanas. La derrota ‘in extremis’ frente al Real Oviedo (1-2) supuso un duro golpe que agravaba la delicada situación. Sin embargo, se ha levantado de manera fulgurante con la victoria frente al Extremadura (2-0) y los empates en Lugo (2-2) y Mallorca (1-1). Cinco puntos que acompañados de los resultados favorables de rivales directos le han otorgado su mayor renta sobre el descenso del curso.

Pacheta parece haber dado con la tecla para el aumento de prestaciones del juego franjiverde. Bajo su clásico esquema 4-1-4-1, la recuperación de Iván Sánchez, su mejor jugador esta temporada, y la vuelta a la titularidad de Manuel Sánchez son fundamentales para ello. El equipo por fin parece que ha pasado su periodo de adaptación a la categoría, compite, defiende y ataca mejor, maneja los tiempos de los partidos con mayor solvencia y su ventaja sobre el peligro le otorga un plus de confianza y tranquilidad.

Además, la plantilla ha aumentado en competitividad con los refuerzos invernales y la recuperación de lesionados. El Elche ha superado la pérdida de Sory Kaba, su ‘pichichi’ con ocho tantos, y tres incorporaciones forman parte de la alineación tipo: Edgar Badia, Dani Calvo y Yacine Qasmi. Recientemente Iván Sánchez, Neyder y Borja Martínez han dejado la enfermería, los dos últimos tras lesiones importantes que les obligaron a operarse. Gonzalo Villar queda como único futbolista en el dique seco. Todavía le queda mínimo un mes y medio para volver a estar disponible.

Todos estos factores animan a pensar que los franjiverdes tienen todo de cara para lograr la salvación, a ser posible sin excesivos sufrimientos. Aunque ni mucho menos está garantizado. Todavía les queda mucho por pelear. El Cádiz (sábado, 20:30 horas), en zona de playoff tras cuatro victorias consecutivas, será su primer escollo en el último tercio de Liga. Después, visitarán al Real Zaragoza (sábado 16, 20:30 horas) y recibirán al Alcorcón (sábado 23, 16:00 horas).

Las Palmas (visitante), Córdoba (local), Albacete (visitante) Osasuna (local), Sporting (visitante), Rayo Majadahonda (local), Almería (visitante), Tenerife (local), Nàstic (visitante), Deportivo (local) y Málaga (visitante) serán sus últimos rivales de la temporada 2018/2019.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Excesivos problemas a balón parado

Rc Sala de Juegos

Pacheta reconoció tras la derrota del Elche ante el Granada (2-1) una gran preocupación también presente en el entorno. La reciente debilidad del equipo ilicitano en las jugadas a balón parado. “Me llevo la sensación de que estamos sufriendo en exceso en esas acciones. Debemos ajustar mejor. Somos grandes y fuertes. Me voy enfadado porque somos mejores en esas situaciones y nos han ganado con dos acciones a balón parado”, lamentaba en rueda de prensa.

Lo cierto es que esta endeblez franjiverde el pasado lunes no fue un caso aislado en el campo del líder, sino una tendencia aparecida en semanas anteriores. Los datos así lo muestran: cinco de los seis últimos goles encajados han llegado en jugadas originadas en faltas o córners. Y que han costado puntos que pueden ser vitales al final del campeonato.

Este mal comenzó frente al Almería (2-2), en la última cita de 2018. Los dos tantos indálicos llegaron en libres directos. Primero, un lanzamiento frontal de Álvaro que se coló por el palo de Francis. Segundo, un chut lateral de Juan Carlos Real directo al segundo palo. El portero nigeriano pudo hacer algo más en ambos goles. Antes, en dos acciones de estrategia, el Almería mandó un balón al larguero y le anularon un gol por fuera de juego. Mérito visitante y demérito local.

“Sabíamos que eran poderosos en esta faceta porque hacen goles. Tiene un central con dos goles, un delantero que lo gana todo y la ponen bien. Si están bien y tú no estás excesivamente fino, te toca sufrir. Los dos goles de falta espero que tengan solución. En el remate al larguero, el jugador estaba marcado”, exponía Pacheta.

Tras el parón, el Elche cayó ante el Tenerife (2-1) por un gol de córner. Luis Milla la puso al primer palo, Jorge Sáenz cabeceó tras anticiparse a la marca y Francis se quedó a media salida. En una mala segunda mitad de los ilicitanos, el cuadro chicharrero ya había mandado dos balones al palo y el tanto se veía venir tarde o temprano. Una semana después, en la victoria frente al Nàstic de Tarragona (1-0), ya sin el lesionado Neyder, mantuvo la portería a cero y el rival no creó peligro a balón parado.

Y el pasado lunes frente al Granada (2-1), con la baja de Juan Cruz, los dos goles recibidos se originaron en la estrategia. Firmados por el mismo protagonista, Montoro. En el 1-0, de córner, cabeceó libre de marca en una llegada desde atrás. En el 2-0, tras el rechazo de una falta lateral, Vadillo centró en la línea de fondo, Gonzalo Verdú no acertó en el despeje y Montoro empujó la pelota a la red en el área pequeña.

Del 18% al 32%

Tener bien trabajadas las acciones a balón parado resulta fundamental en una categoría tan igualada como la Segunda División. Tanto en ataque como en defensa. En esta última faceta, con las estadísticas en la mano, el Elche cumplía hasta que apareció la presente tónica. En las 18 primeras jornadas ligueras, cuatro de los 22 goles encajados se produjeron en acciones originadas en córners o faltas. Contra Osasuna (1-1), de falta lateral, Lugo (2-1), de falta frontal sacada rápido en corto, Deportivo (4-0), de córner al primer palo, y Alcorcón (1-0), de falta lateral en el último minuto. Representaban el 18% en el casillero.

Ahora, tras 22 jornadas celebradas, el equipo ilicitano ha recibido nueve de sus 28 goles en contra en la estrategia. El porcentaje se ha incrementado del 18% al 32%. Manuel Sánchez y Dani Calvo han hecho autocrítica por esta reciente debilidad en rueda de prensa.

“Son situaciones. Un día por una marca, otra por una jugada ensayada del rival…por mucho que la entrenes…no sabría dar una explicación. Debemos intentar hacernos más fuertes. Si vemos que de la manera que marcamos no está saliendo como esperamos, intentaremos otra manera de hacerlo”, indicó el cordobés. “Estamos trabajando para corregirlo. Nos ha penalizado bastante a lo largo de la temporada. Cada uno debe ver los errores que cometemos. Centrarnos más con nuestras marcas en las jugadas”, expuso el oscense.

Pacheta y sus muchachos deben atajar esta ‘sangría’ cuanto antes. Sobre todo, ahora que llega un tramo en el que se miden a varios rivales directos y los puntos cobran más importancia. A buen seguro que han incidido en ello en la preparación del próximo partido frente al Numancia (sábado, 18:00 horas).

Foto: LaLiga

Dentro del objetivo en el ecuador de la Liga

Rc Sala de Juegos

El Elche alcanza el ecuador de la Liga dentro de su objetivo primordial. Con su triunfo contra el Nàstic de Tarragona (1-0), finaliza la primera vuelta en el 13º puesto con 24 puntos, tres por encima de la zona de descenso. Un registro que bien valen una nota positiva para valorar su trayectoria, principalmente por su condición de recién ascendido, sus limitaciones presupuestarias y la escasa experiencia en la categoría del plantel. Y que incluso podría considerarse inferior por los méritos sobre el césped. Pero la falta de pegada y algunas decisiones arbitrales desfavorables le lastran.

De momento, la media resulta mínimamente escasa para alcanzar los 50 puntos, cifra en la que se fija la salvación al inicio del campeonato. Pero sí suficiente para, de momento, dejar hasta a nueve escuadras por debajo en la tabla. “Cada victoria te acerca de manera salvaje al objetivo. Creo que tenemos la mitad de la permanencia. Estamos progresando adecuadamente. Seguimos creciendo”, declaró Pacheta en rueda de prensa tras el último encuentro.

Desarrollo

Los franjiverdes arrancaron el campeonato con mejores sensaciones que resultados. La primera victoria se resistió hasta la octava jornada, contra el Lugo (2-1). En las siete primeras, sumó cinco empates y sufrió dos derrotas. Mereció un mejor bagaje inicial, pero la falta de pegada y decisiones arbitrales desfavorables ‘torpedeaban’ el camino. En esta fase, emergió la figura de Sory Kaba, autor de seis de los siete primeros tantos del Elche en Liga.

Tras las abultadas derrotas frente a Deportivo (4-0) y Córdoba (1-4), esta última en Copa del Rey, el equipo ilicitano se levantó de forma espectacular para lograr la única racha de dos triunfos consecutivos de la temporada: Málaga (2-0) y Real Zaragoza (2-0). Se dieron dos factores: el cambio de esquema, del clásico 4-1-4-1 con Pacheta al novedoso 5-1-3-1, y el relevo en la portería, con Francis supliendo a José Juan.

Las tres victorias seguidas en casa permitieron al Elche salir de la parte baja de la tabla, con varias semanas en descenso, para escalar hasta el 11º puesto, el mejor del presente campeonato hasta la fecha. Sin embargo, una nueva mala línea de resultados, con seis citas sin ganar (tres empates y tres derrotas), le hizo caer.

Comenzó esta racha con otra goleada, en Cádiz (5-1). En este periodo, sólo marcó dos goles a favor. Incluso pasó una jornada en zona de descenso. Pacheta, ya cuestionado por parte del entorno, pero no dentro del club, recalcaba que el equipo iba en constante crecimiento en su periodo de adaptación y había que “insistir, insistir e insistir” para “recoger premio”. Como al inicio, los méritos futbolísticos no se traducían en mejores marcadores.

La falta de triunfos a domicilio era una losa pesada. Hasta que se la quitó al noveno intento, ante el Rayo Majadahonda (1-3). Una victoria muy liberadora y enriquecedora, más allá de cortar la mala dinámica y el primer partido con tres goles marcados. Los franjiverdes cerraron la competición en 2018 con un empate contra el Almería (2-2). Despidieron el año cuatro puntos por encima del descenso, su mayor margen del campeonato.

Un margen que se redujo a uno con la derrota en Tenerife (2-1) y el resto de marcadores de la primera jornada de 2019. El nuevo año comenzó con mal pie ante un rival directo. Nacho Gil y Dani Calvo, primeros refuerzos invernales, se estrenaron sin fortuna. Aunque los franjiverdes pudieron desquitarse con un triunfo ante el colista Nàstic de Tarragona (1-0). Un resultado vital, pues de haber perdido, habrían acabado la primera vuelta en descenso. Pero ganó, con una gran actuación de Iván Sánchez y el debutante Edgar Badia.

Datos

El Elche llega a la jornada 21 en el 13º puesto con 24 puntos (5 victorias, 9 empates y 7 derrotas), tres de ventaja sobre el descenso. Ha ocupado la zona roja de la tabla en cinco jornadas. La última fue la 15. La penúltima, la 9. Las tres anteriores fueron en las primeras semanas de competición. Su mejor lugar en la tabla ha sido la 11ª. En comparación a la temporada 2016/2017, la del último descenso a Segunda B, está una posición más arriba, pero suma dos puntos menos.

Es el sexto equipo con más goles a favor junto al Sporting, con 20 tantos. Casi uno por partido. Una media pobre si señalamos que es una de las escuadras que más remata. Además, más de un cuarto de sus goles los ha marcado en los cuatro últimos compromisos. Ha anotado más de dos dianas en un encuentro en una única ocasión, frente al Rayo Majadahonda (1-3).

Sory Kaba es el ‘pichichi’ franjiverde con ocho goles. Llegó a haber una alta dependencia, pero ahora el guineano ha bajado sus prestaciones. Ha anotado un tanto en los dos últimos meses. Iván Sánchez le sigue en la tabla de máximos realizadores con tres tantos, todos ellos firmados desde diciembre. Xavi Torres lleva dos goles, ambos de penalti. Con uno, están seis jugadores: Manuel Sánchez, Neyder, Borja Martínez, Gonzalo Verdú, Nino y Javi Flores.

Es el séptimo equipo más goleado junto a Real Oviedo, Las Palmas y Rayo Majadahonda, con 26 tantos en contra. José Juan recibió 16 en 13 partidos. Francis, titular hasta la llegada de Edgar Badia, 10 en 7 citas. Los franjiverdes encajaron 9 de los 26 goles entre sus visitas a Deportivo (4-0) y Cádiz (5-1).

Es el noveno peor local con 11 puntos de 33 posibles (4 victorias, 5 empates y 2 derrotas). Ha sacado un tercio de las unidades en juego en el Martínez Valero. Y es el sexto peor visitante con 7 puntos de 30 (1 victoria, 4 empates y 5 derrotas), los mismos que Las Palmas. Su primer y único triunfo a domicilio llegó al noveno intento, contra el Rayo Majadahonda (1-3).

Perspectivas para la segunda vuelta

Al Elche le espera una dura segunda vuelta en su meta de conseguir la permanencia. Para ello, las previsiones mandan que deberá, como mínimo, igualar la puntuación de la primera. Empezará este camino sin tres hombres importantes por lesiones de considerable duración: Borja Martínez, Neyder y Gonzalo Villar. También con las conocidas cuatro altas: Nacho Gil, Dani Calvo, Edgar Badia y Karim Azamoum. Y a la espera de la decisión definitiva con Florentin Pogba y la llegada de más refuerzos.

“El club está haciendo un esfuerzo tremendo para incorporar jugadores”, señaló Pacheta, quien confía en sus muchachos para salvar la categoría: “Creo que tenemos la mitad de la permanencia. Vamos a estar en esta pelea hasta el final. Ojalá nos escapemos, pero vamos a prepararnos para sufrir. Si me veo arriba, no rechazaré lo que venga, pero debemos prever que somos un equipo con dificultades. Debemos empujar y tener estabilidad en la victoria y la derrota. Creo que nos vamos a salvar”. Iván Sánchez, probablemente el franjiverde más en forma, afirmó en zona mixta tras el último compromiso que el equipo va a “ir hacia arriba con los refuerzos”.

En este segundo tramo que acabará en junio, la primera piedra será nada menos que una visita al líder, el Granada (lunes, 21:00 horas). Posteriormente, el Elche se medirá a varios rivales directos: Numancia (sábado 26, 18:00 horas), Reus (domingo 3 de febrero, 18:00 horas), Real Oviedo, Extremadura y Lugo. Queda mucha tela por cortar.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Bajón en defensa

Rc Sala de Juegos

El Elche ha arrancado 2019 con una derrota ante el Tenerife (2-1), un rival directo en la pelea por eludir el descenso. Ve truncada su racha de cuatro jornadas invicto y con el ‘dolor’ añadido de las lesiones importantes de Neyder y Gonzalo Villar. Los franjiverdes mostraron pobre imagen, sobre todo en la segunda mitad. Con la vuelta al esquema 5-1-3-1, ofrecieron pocos argumentos ofensivos y fragilidad atrás.

Crece la preocupación sobre esto último. Encajaron dos goles, pero pudieron ser más por las claras ocasiones de los chicharreros. Entre ellas, dos remates al palo. El equipo ilicitano ha recibido cinco tantos en los tres últimos partidos. Una cifra mayor que en los cinco compromisos anteriores. Bajón en defensa, que puede agravarse si se cumplen los peores presagios con Neyder.

Frente a Rayo Majadahonda (1-3) y Almería (2-2), el Elche concedió un bajo número de oportunidades de gran peligro, pero no mantuvo la portería a cero y el rival perdonó. En el último choque de 2018, Francis fue señalado por fallar en los goles indálicos, que llegaron de falta directa.

El pasado viernes, también tuvo su porcentaje de culpa en el segundo gol chicharrero, al quedarse a media salida en el córner cabeceado por Jorge Sáenz. El nigeriano, salvador en citas anteriores, dio la de arena. La falta de regularidad de Francis y José Juan bajo palos ha podido motivar a la dirección deportiva a reforzar la portería con Edgar Badia.

Antes de sus tres últimos encuentros, el equipo ilicitano encajó tres goles en cinco choques, frente a Las Palmas (0-0), Alcorcón (1-0), Albacete (0-1), Córdoba (1-1) y Sporting (0-0). Hay que señalar que cayó frente a los madrileños por un tanto en el último minuto y ante los manchegos por un gol con la mano. Y previamente a estos partidos y la goleada en Cádiz (5-1), cerró su portería en los triunfos contra Málaga (2-0) y Real Zaragoza (2-0).

Pero aquí también hay que nombrar la ‘teoría de la manta’. El Elche pasa por una fase en la que recibe más goles, pero también marca más. En las tres últimas citas, ha anotado seis dianas, dos de penalti transformados por Xavi Torres. En Majadahonda (1-3), perforó la red contraria en tres ocasiones por primera y única vez esta campaña. En los cinco compromisos anteriores, sólo marcó un tanto.

Y la traducción en puntos: cuatro de nueve con seis goles a favor y cinco en contra; tres de 15 con un gol a favor y tres en contra. Dentro de las valoraciones, hay que tener en cuenta la dificultad y la dinámica de los rivales.

El Nàstic de Tarragona, próximo contrincante de los franjiverdes, parece propicio para desquitarse y mejorar las estadísticas de tantos marcados y encajados. Los catalanes, colistas, son el equipo menos goleador y el segundo más goleado, además del segundo peor visitante. Aunque ganó en su penúltima cita a domicilio, al Extremadura (0-1), y llegará al Martínez Valero tras vencer al Córdoba (1-0). Dos rivales directos en la lucha por la permanencia.

El Elche afrontará su primera cita en casa de 2019 con ganas de reencontrarse con la victoria ante su afición. La última fue el 28 de octubre ante el Real Zaragoza (2-0). La reducción de la ventaja sobre el descenso aumenta la necesidad.

Foto: Agencia ACAN

¿Qué pueden aportar Nacho Gil y Dani Calvo?

Rc Sala de Juegos

Nacho Gil y Dani Calvo se han convertido en los dos primeros refuerzos invernales del Elche. Llegan cedidos por Valencia y Numancia respectivamente y cubren dos de las prioridades de Pacheta y Jorge Cordero: un mediapunta y un central diestro. En un mercado de enero que se presenta ‘movidito’, el club ilicitano trabaja para que ambos estén disponibles frente al Tenerife, en la primera cita de 2019 (viernes 4 de enero, 21:00 horas). ¿Y qué es lo que pueden aportar a este Elche? Lo analizamos.

Nacho Gil

Alternativa en la banda izquierda: La posición más idónea para Nacho Gil es la de extremo zurdo, a pierna cambiada. Una demarcación que ha quedado ‘coja’ con la baja de Borja Martínez entre tres y cuatro meses. El alicantino era el único atacante de banda izquierda puro del plantel. Aunque como señaló Pacheta, el valenciano posee “características muy distintas a Borja”. Por ejemplo, no cuenta como alternativa para actuar de carrilero zurdo en un esquema de tres centrales y dos carrileros. El entrenador franjiverde suma una opción más específica para el extremo zurdo, donde también ha empleado a Iván Sánchez, Josan y Javi Flores.

Polivalencia, desequilibrio, criterio y calidad: Como se ha señalado, el puesto más ideal para Nacho Gil es el de extremo zurdo, a pierna cambiada, pero su polivalencia le permite actuar en las cuatro posiciones de la mediapunta. Tanto por dentro como por fuera, es un futbolista de perfil asociativo, desequilibrante, con criterio y calidad. Muy interesante para batir líneas, encontrar ‘rendijas’ en defensas cerradas, tanto en acción individual como combinativa, e ‘imaginación’ sobre el césped.

Adaptado: Nacho Gil está entrenándose con el Elche desde principios de septiembre. Tres meses y medio en los que ha asumido los conceptos tácticos de Pacheta y el vestuario le ha acogido como uno más. Todo ello supone “una ventaja”, como señaló el preparador castellanoleonés, ya que evita pasar el periodo de adaptación de los refuerzos invernales. Sólo le falta coger el ritmo de competición.

Gol: Uno de los factores de los problemas realizadores del cuadro ilicitano es la poca aportación de la segunda línea. Aunque se ha ‘puesto las pilas’ en las dos últimas jornadas con cinco goles. Iván Sánchez, Javi Flores y Xavi Torres, este último de penalti, aportaron uno. Nacho Gil puede ayudar a paliar este déficit. Marcó cinco, tres y ocho goles en cada una de sus tres temporadas con el Valencia Mestalla, aunque fue en Segunda B. Le falta estrenarse en el fútbol profesional, ya que no anotó ni con Valencia ni con Las Palmas en Primera.

Dani Calvo

Altura y contundencia: Dos de las características de Dani Calvo. Mide 1’93 metros, a los que saca provecho en el juego aéreo, y se emplea con fuerza en la marca y las disputas. Donde sí debería mejorar es en el manejo de balón con los pies. Posiblemente uno de los motivos por los que tuvo pocas oportunidades en el Numancia con López Garai en el banquillo. Una de las consignas del técnico vasco es la salida de pelota jugada desde atrás, y puso su confianza en otros centrales antes que en el oscense.

Experiencia: Aunque sólo tiene 24 años, acumula más partidos en Segunda que muchos de los integrantes del plantel franjiverde. Concretamente, ha disputado 73, todos ellos como rojillo. Ha vivido en primera persona tanto el sufrimiento para salvar la categoría como una final del playoff de ascenso a Primera.

Competencia para Gonzalo Verdú y Neyder: El cartagenero y el colombiano forman la indiscutible pareja de centrales del Elche desde la segunda mitad del pasado campeonato. Piezas clave para conseguir el ascenso y están ofreciendo un buen nivel en Segunda. Con Juan Cruz asentado como lateral zurdo y Zotko fuera de los planes de Pacheta, les faltaba competencia en su puesto. Dani Calvo luchará con Gonzalo Verdú y Neyder por un sitio en el once.

Opción para jugar con tres centrales: Con Juan Cruz asentado como lateral zurdo y Zotko en el ostracismo desde hace dos meses, Pacheta ha tenido que adaptar a algunos jugadores al eje de la zaga cuando ha apostado por el esquema 5-1-3-1. Por ejemplo, en Cádiz (5-1), cuando por la baja de Neyder desplazó a Tekio al puesto de central diestro y Alexander González ocupó el carril. Y frente al Rayo Majadahonda (1-3), Manuel Sánchez se incrustó de inicio entre Gonzalo Verdú y Neyder. Con Dani Calvo, suma una alternativa para este dibujo.

Fotos: Valencia CF y LaLiga

Una victoria muy enriquecedora

Rc Sala de Juegos

El triunfo del Elche ante el Rayo Majadahonda (1-3) deja un grado de satisfacción muy alto a los franjiverdes. Más allá de los tres puntos, resulta muy enriquecedor porque suponen muchas notas positivas. Estas son las diez principales.

Primera victoria a domicilio

Llegó al noveno intento de la temporada, en la última cita a domicilio del año. Llevaba cuatro empates y cuatro derrotas, dos por goleada. El registro ya quedará en la parte negativa de la casi centenaria historia del Elche, pero más vale frenarla. Con este triunfo, abandona la lista de conjuntos que no han ganado como foráneo. Numancia, Tenerife y Córdoba la integran. Ahora se incorpora a la de los que suman una, con Lugo, Sporting de Gijón, Osasuna y Las Palmas. El cuadro ilicitano no vencía lejos del Martínez Valero en Segunda desde marzo de 2017, cuando se impuso al Nàstic de Tarragona (1-3).

Fin a la racha de seis partidos sin ganar

Tres puntos de los 18 últimos, con tres empates y tres derrotas, habían reducido su ventaja con el descenso. Ocupó plaza en la zona roja durante una semana, y no alargó su periodo por demérito de sus rivales directos. Realizó méritos para que el triunfo se produjera antes, pero no lo consiguió. Acumula cuatro en 18 jornadas.

Tres goles en un partido

“Tuvimos una efectividad tremenda. Hoy quizás es el partido en el que menos situaciones claras de gol tenemos, y metemos tres”, destacó Pacheta en rueda de prensa. El gol es una de las asignaturas pendientes de los franjiverdes. Sólo habían anotado 13 en 17 partidos de Liga, la peor cifra de sus 38 campañas en Segunda. Uno en las cinco últimas fechas. En Majadahonda, se desquitaron marcando tres en un choque por primera vez esta campaña. Habían anotados dos tantos en cinco partidos entre la competición doméstica y la Copa del Rey.

Adaptación a las circunstancias

A Pacheta se le ha achacado falta de respuesta desde el banquillo en varios partidos. En Majadahonda, sí lo hizo con creces. De inicio, apostó por recuperar el esquema 5-1-3-1 de jornadas anteriores. Pero a los 20 minutos, varió a un 4-4-2 (o 4-2-3-1), con Manuel Sánchez juntándose con Xavi Torres, y Javi Flores e Iván Sánchez abriéndose a los costados a pierna cambiada.

“El rival nos ha sorprendido, llevaba muchos partidos con tres centrales y ha salido con dos. Queríamos jugar con cinco para que los carrileros se emparejaran y no nos sorprendieran. Y tener uno más por dentro para emparejar a los dos puntas. Con los jugadores que había en el campo, nos daba la posibilidad de cambiar. Lo hicimos cuando no estábamos ajustados. Y ajustamos bien. La segunda parte ha sido una continuación a lo que hemos hecho”, explicó.

Mantener el resultado favorable

Otro de los déficits que impidieron que consiguiera antes la primera victoria lejos del Martínez Valero. A la cuarta fue la vencida. Se quedó con escaso o nulo botín frente a Real Oviedo (1-1), Cádiz (5-1) y Córdoba (1-1) tras golpear primero en el electrónico. La gran diferencia en el Cerro del Espino es que amplió la renta mínima a los dos minutos de adelantarse. Aunque volvió a ‘echar el culo atrás’, el rival acortó distancias y necesitó frenar sus constantes acometidas.

“Creo que nuestra cuenta pendiente es cuando tenemos el resultado a favor. Reafirmarse e ir a por otro. El 0-2 es un resultado muy peligroso. Un gol del rival le mete en el partido. No sabemos ganar sin sufrir, pero bueno”, indicó Benja en zona mixta.

Navidades fuera del descenso

Salvo catástrofe, el Elche acabará el año 2018 cumpliendo el objetivo de la permanencia. Con su último triunfo, aumenta su renta sobre el descenso a tres puntos y asciende al 15º puesto con 20 puntos. Su última cita antes del parón navideño será frente al Almería (sábado, 20:00 horas). La primera del 2019, contra el Tenerife a domicilio (viernes 4 de enero, 21:00 horas). Y cerrará la primera vuelta recibiendo al Nàstic de Tarragona, actual colista.

Buena actuación de Benja

Pacheta le dio la alternativa como titular por Sory Kaba y dio la talla. Se quedó sin estrenar su cuenta anotadora, y eso que gozó de una clara oportunidad, pero tuvo un papel fundamental en el primer gol. Robó la pelota en la presión alta, condujo al área y mandó un balón a Nino que Luso desvió a su propia portería. “A todos nos gusta jugar. Si además, el equipo suma tres puntos, te vas más satisfecho. El bloque y ganar es lo más importante”, dijo en zona mixta.

Reencuentro de Sory con el gol

Sus malas actuaciones ante Córdoba (1-1) y Sporting (0-0), sustituido en ambos, le costaron la suplencia. Saltó al césped por Benja en el minuto 65. Apenas intervino en el juego e incluso generó alguna pérdida, pero se encargó de sentenciar el encuentro en la última jugada. Cazó un balón largo sin oposición, recortó al portero con la derecha y culminó con la izquierda. Acabó con su sequía de cinco jornadas sin marcar y sumó su octavo gol de la temporada. Se coloca como tercer máximo realizador de Segunda junto a Juan Muñoz (Alcorcón), Lago Junior (Mallorca) y Rubén Castro (Las Palmas).

Iván Sánchez sigue de dulce

El jienense lleva una temporada formidable, y ahora la redondea con goles. Dos en las dos últimas salidas. Similares y de bella factura: encara a su par por la derecha, le supera y saca un zurdazo cruzado. Decía hace dos semanas en una entrevista a DF que al Elche no le daría para conseguir la permanencia sin ganar a domicilio. Llegó la primera victoria, y él tuvo una gran incidencia. “Estoy en un momento en que salen las cosas bien. Pero lo importante es ayudar a nivel colectivo. Llevábamos mereciendo este premio desde hace un tiempo”, afirmó en zona mixta.

Francis, salvador

El nigeriano ha regresado de su lesión a un nivel extraordinario. El domingo no tuvo que emplearse tan a fondo como ante el Sporting (0-0), pero salvo el gol, en el que poco pudo hacer, salvó todas las ocasiones. Entre ellas, dos mano a mano.

Foto: LaLiga

No hay manera de ganar a domicilio

Rc Sala de Juegos

El final de la primera vuelta se acerca y el Elche sigue sin ganar a domicilio. Cuatro empates y cuatro derrotas en sus ocho compromisos fuera de casa, un registro que ya forma parte de la historia negativa de su casi centenaria historia. Si nos basamos en los merecimientos, los franjiverdes deberían haber sacado más botín. Ha tenido varias oportunidades para ello, pero por distintos motivos, no lo ha conseguido. El más reciente: no poder, o no saber, cerrar el marcador. Un ‘lunar’ que deja la sensación de que ha perdido hasta seis puntos en los tres últimos duelos lejos del Martínez Valero.

En la cita del sábado frente al Córdoba (1-1), se quedó con el sabor agridulce de que se le escapara el primer triunfo como foráneo, encima contra un rival directo, cuando lo tuvo muy cerca. Protagonizó una notable primera mitad, que cerró con ventaja en el electrónico gracias a un tanto ‘psicológico’ de Iván Sánchez.

En la reanudación, defendió con cierta solvencia, sin que el adversario generara oportunidades claras. Pero el empuje de los andaluces le echó atrás, no tuvo tranquilidad para aguantar la pelota ni amplió su renta al contragolpe. A ocho minutos del final, De Las Cuevas empató en un resquicio de la zaga. Y la expulsión de Josan complicó la recta final. De tener los tres en la palma de la mano a sufrir por conservar uno. Al menos, cortó su racha de derrotas como visitante y su sequía anotadora.

Contra el Alcorcón (1-0), el equipo ilicitano realizó su peor actuación a nivel ofensivo de la temporada. Pero estuvo a punto de arañar un punto en el campo del actual líder de Segunda. Sin embargo, una falta evitable de Alexander González originó el gol en la última acción que le dejó sin el premio.

Y ante el Cádiz (5-1), se adelantó pronto por mediación de Sory Kaba y firmó una buena primera mitad, con aguante para las intentonas rivales. Pero en la segunda, con la entrada de Salvi y Lekic en los amarillos, todo se vino abajo con cinco goles recibidos en 25 minutos. Gonzalo Villar y Sory tuvieron la opción del 1-2, pero falló el acierto.

“Nos falta oler la sangre para matar el partido”

En la sala de prensa del Nuevo Arcángel, Pacheta volvió a tratar de explicar por qué su equipo sigue sin vencer, y ya son cinco jornadas seguidas. El entrenador burgalés afirmó que “falta oler la sangre para matar el partido”, además de recalcar que “el rival te somete”: “Rozamos la victoria aquí, en Pamplona, en Soria, en Oviedo, en Extremadura…pero nos falta mala hostia para cerrar el partido. Competimos bien y creamos ocasiones, pero perdemos muchos puntos por esto. Es el único saltito que nos falta. Hay que insistir, insistir e insistir hasta que seamos capaces”.

Javi Flores siguió en zona mixta un discurso similar al míster, indicando que en Córdoba les faltó “terminar las contras, tener más tranquilidad con balón y parar el partido”. “Hacemos buenos partidos, pero nunca cogemos premio por detalles. Si no los cuidamos, igual nos van a hacer falta al final”, advirtió el ‘Mago’ de Fátima, quien mencionó un “penalti clarísimo” cometido sobre él mismo. Gonzalo Verdú dio un motivo más, un “bajón físico” en la segunda mitad. “Teníamos que ser prácticos y no concedimos nada, pero en alguna contra podríamos haber enganchado una. Ellos vuelcan el campo y nos empataron. Nos faltó aguantar un poco el balón, dar oxígeno, y ser dañinos”, agregó.

Con 16 jornadas disputadas, los 16 puntos sumados resultan suficientes para que el Elche esté fuera del descenso, su objetivo primordial esta temporada. Pero como indicó Javi Flores, con la igualdad de la competición, tantos puntos perdidos pueden echarse de menos. El próximo compromiso de los franjiverdes será contra el Sporting de Gijón (domingo, 18:00 horas). Y la próxima salida, contra otro rival directo, el Rayo Majadahonda (domingo 16, 12:00 horas).

Foto: LaLiga