Entradas

Fran Escribá, nuevo entrenador del Celta

Rc Sala de Juegos

Fran Escribá ha sido nombrado nuevo entrenador del Celta de Vigo. El extécnico del Elche vivirá su tercera etapa en un banquillo de Primera División tras su marcha del club ilicitano, producida tras el descenso administrativo en 2015. Primero Getafe, después Villarreal, con destitución en ambos equipos, y ahora Celta. El conjunto gallego apuesta por el preparador valenciano tras el cese de Miguel Cardoso, el segundo de la temporada. El Celta ocupa el 17º puesto con 25 puntos, dos por encima del descenso.

Fran Escribá estará acompañado por David Generelo como su segundo entrenador. Generelo fue el capitán del ‘Elche de los récords’ que ascendió a Primera con Escribá en el banquillo.

Foto: RC Celta de Vigo

FRAN ESCRIBÁ | La unión, la clave del éxito

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

El 25 de junio de 2015 decía adiós a una de las etapas más felices y gratificantes en mi vida. Ese día me despedía de un club, de una ciudad y una afición. Fue el Elche C.F. y la ciudad de Elche los que me dieron la oportunidad de hacer realidad un sueño que tenía desde niño: ser entrenador de fútbol. Inicié ese sueño en solitario en la Ciudad de las Palmeras con el objetivo de devolver al equipo al lugar que se merecía por historia, y después de casi 25 años lo logramos con mucho esfuerzo y de forma brillante.

Ya han pasado casi cinco años de aquel sábado 18 de mayo de 2013 en el que el Elche C.F. volvía a ser equipo de Primera División. Aún hoy, me siguen preguntando cuál fue la clave del éxito en aquel momento. Con la perspectiva del tiempo, sigo pensando que nunca existe una clave para lograrlo, la conjunción de muchas es lo que te hace alcanzar lo imposible. La unión entre el club, los jugadores, el cuerpo técnico y la afición fue el pilar para hacer posible lo que nos propusimos al inicio de temporada.

Elche me dio su cariño desde el primer día, me hizo vivir como un ilicitano más y supo reconocer la entrega y el sacrificio por lograr un OBJETIVO COMÚN. El Club ha pasado por tiempos difíciles, pero el equipo se encuentra en la recta final de temporada y debe ser un punto de inflexión. Creo, desde la sinceridad, que es el mejor momento para dar ese empujón definitivo, pisando firmemente el camino para lograr ese objetivo común que es ascender a la categoría de plata.

Siempre he dicho que el Elche tiene una afición que cuando le das cinco, te devuelve diez. Su apoyo incondicional nos aupó en el ascenso a la primera división y estoy convencido de que en el partido ante el Mallorca del próximo domingo, el Martínez Valero desempeñará un papel fundamental y que se volverá a escuchar y sentir el ‘Aromas Ilicitanos’ como en aquellos partidos de Primera.

Os quiero recordar una frase que utilicé el día de mi despedida y que condensa todos los sentimientos y emociones de las que hablo: «Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida y han encontrado su forma de salir de las profundidades. La gente bella no surge de la nada«.

Como no podía ser de otra manera, por todo lo que me ha unido a Elche, le deseo al equipo toda la suerte del mundo en este final de liga, esperando que el año deportivo concluya con el objetivo que el Elche C.F. y la ciudad de Elche se merecen.

 

Seguros AXA

Escribá: “Nunca me van a querer en ningún sitio como en Elche”

Fran Escribá estuvo este viernes en la Gala del Deporte 20 aniversario de la Universidad Miguel Hernández para recoger el Premio Honorífico por su trayectoria deportiva. El exentrenador del Elche, que dirigió a los franjiverdes en sus tres temporadas más exitosas en los últimos años, se mostró “encantado” de que le recuerden con aprecio con el paso de los años y en momentos difíciles.

“Es un momento muy especial y una alegría enorme. Nunca me van a querer en ningún sitio como aquí, y el cariño es más que recíproco”, manifestó Escribá, quien afirmó que se siente “muy triste” por el reciente descenso del Elche a Segunda División B “por la afición, la ciudad y toda la gente vinculada”. “Una ciudad con un club tan importante no se lo merece. Espero que vuelva a Segunda lo antes posible y que no tengan que pasar otros 24 años para regresar a Primera”, deseó.

El técnico valenciano entrenó esta última temporada al Villarreal, que finalizó la Liga en la quinta plaza, consiguiendo la clasificación para la Europa League. Escribá definió a la entidad amarilla como “un gran club, muy parecido al Elche por la ayuda de la gente de dentro”. “El inicio fue difícil, pero cuando tienes a gente alrededor que lo da todo es más bonito”, señaló el preparador, quien espera que el Villarreal mejore sus resultados la próxima campaña.

Foto: UMH

La afición repasa el 2015

Durante esta última semana de 2015, los hinchas del Elche CF y lectores de Diario Franjiverde nos han mostrado su visión del año que concluye a través de las redes sociales. En líneas generales, las impresiones quedan muy claras: las directivas y el descenso administrativo son las peores experiencias vividas por los opinadores, mientras que se rescata la remontada en la segunda mitad de la temporada pasada en Liga BBVA y la capacidad para mantener ciertas perspectivas ilusionantes en la actualidad.

Ha sido un 2015 duro para los seguidores de la entidad ilicitana. El hecho de ser los protagonistas de la única bajada de categoría en los despachos del fútbol español ha calado en el sentido negativo, de ahí que el 64% cargue contra los dirigentes de la nave. «Lo peor, Sepulcre, Anguix y Tebas» es la respuesta de José Sánchez, que resume bien el negro panorama vivido. «Lo peor, básicamente los del palco», comenta otro simpatizante. Incluso hay quien le da la vuelta a la historia para enfatizar el alivio de la marcha de  antiguos dirigentes: «Lo mejor fue la dimisión de Sepulcre», opina una aficionada.

Otros se centran en Anguix, ya que esperaban un cambio a mejor respecto al «peor presidente de la historia del club» para muchos. Con el valenciano al mando se consumó la desgracia del paso a Liga Adelante, por eso los hay que andan con la espina de haber apoyado al abogado al ver sus posteriores mentiras.

También se apunta hacia Javier Tebas, presidente de la LFP, ya que consideran el descenso una decisión «injusta», como es el caso de David Jiménez: «Se rió de nosotros». Dicha confirmación fue lo peor para un 34% de los votantes, aunque se podría decir que la totalidad de ellos constituyen en su cabeza un todo negativo que engloba lo comentado hasta ahora.

En la parte positiva hay algo más de variedad. El 47% salva la «capacidad para reinventarse» del club a pesar de los severos traspiés y reconocen haber salido relativamente bien parados visto el grupo deportivo que ha quedado para esta temporada. «Lo mejor es el buen equipo y entrenador que tenemos después de todos los problemas», señala Antonio Martínez. El resto de aficionados dividen su elección entre la afición, a la que algunos consideran el mayor activo del club, y la épica remontada que el Elche 2014/15 consiguió en los terrenos de juego cuando parecía hundido en la tabla. Aun a sabiendas de que resultó ser estéril, fue para muchos el mejor tramo del año franjiverde.

La masa social del Elche CF espera un año 2016 menos sufrido, una vez se va adaptando a la nueva realidad en los terrenos de Segunda División. Confía en que se hable con menor trascendencia de los asuntos institucionales y más de la pelota, y espera que prensa e hinchada aprendan de la lección de lo vivido para sumar en su labor de profesionalizar y velar por el club en la medida de lo posible.

Baraja también toma la vía franjiverde

banner-interior-publi-noticias-Xtep

En algún momento del verano de 2011 quizá se cruzaran en las puertas de las oficinas colchoneras Fran Escribá y Rubén Baraja. El valenciano salía; era el segundo de Quique Flores, de quien se separó tras expirar su relación con el Atlético con la idea de ser entrenador por cuenta propia, y un año después fichó por el Elche. El pipo Baraja entraba; un año después de retirarse en Mestalla volvía al club que dejó para fichar por el Valencia. El Atlético volvió a confiar en Gregorio Manzano y Baraja formaba parte del cuerpo técnico que no logró pasar de las vacaciones navideñas y fue sustituido por Simeone.

Para mí era la primera experiencia, espectacular. Yo estaba aún con el título de entrenador sin completar. Me pareció una aventura interesante. Me llamó uno de los mejores clubes del mundo y trabajar con un entrenador como Manzano, con una dilatada experiencia en el fútbol hacían de ello una experiencia importante. Y además con un equipo que yo conocía, que había vivido cosas especiales, bonitas y amargas. Pero desgraciadamente las cosas no salen como uno espera siempre y el resultado no fue el esperado. Pero sí que me sirvió de enseñanza y siempre estaré agradecido a esta gran oportunidad que me dio el Atlético de Madrid para vivir el banquillo tan pronto tras dejar de jugar, Rubén Baraja

Luego de salir del Calderón, como Escribá, también emprendió una carrera como primer entrenador aunque su debut llegó en el fútbol base valencianista, el club donde dejó sus mejores años como jugador principalmente en la primera mitad de la década con Benítez, el entrenador que mejor explotó sus cualidades y al que tiene como ejemplo a seguir.

Lo importante de todo esto es captar cosas de todos los entrenadores que has tenido y de las experiencias que has vivido. Cuando empiezas la faceta de entrenador tienes un montón de vida almacenada. Y yo he tenido la suerte de trabajar con grandes entrenadores con los que he aprendido muchísimo. De todos modos, si me tengo que decantar por alguien, sobre todo por el momento y el rendimiento que me sacó, el equipo y el vestuario en el que estaba, yo creo que Benítez es el entrenador espejo en el que me tengo que mirar. Evidentemente él tiene su personalidad como yo tengo la mía, pero mi idea futbolística se basa en sus enseñanzas. Rubén Baraja

El pucelano llega a Elche tras dos años dirigiendo al juvenil ché. En su primera temporada ganó la Liga y con ello el derecho a disputar la Copa del Rey, aunque cayó en la primera ronda; en la segunda temporada no pudo revalidar el título pero llegó a semifinales en la Copa. El Diario de Mestalla, que sigue el fútbol base del Valencia, explica que “el juvenil A ha practicado muy buen fútbol a lo largo del año con una generación, la del 96, llena de talento y algunos futbolistas del 95 que dieron empaque al equipo”. El ya entrenador franjiverde también hizo balance de la temporada, “Hemos competido muy bien con un equipo más joven. El balance es muy positivo sobre todo en casa. No hemos perdido ningún partido y nos hemos mostrado sólido. Es para felicitar a los chicos porque estoy realmente contento con el trabajo del año”.

A falta de ver cómo se desenvuelve el Elche de Baraja con una plantilla sin fichajes y con bajas respecto a la última temporada, parece que Baraja se decanta por un juego alegre –el rol que él encarnaba en la pareja Albelda & Baraja- para aplicar los métodos aprendidos a las órdenes de Rafa Benítez. De hecho, en ambas temporadas ha exhibido un gran músculo goleador (máximo goleador en las dos temporadas, en la segunda empatando con el campeón) y una de las mejores defensas del campeonato (mejor defensa en la primera campaña, tercera mejor por un gol en la segunda).

Otro punto a seguir será su modo de llevar el vestuario. A diferencia de los primeros dosmil, el último tercio de la década en Mestalla fue una escaparate de escándalos que tuvo a Ronald Koeman como uno de los villanos al cargarse a tres símbolos como Albelda, Cañizares o Angulo. Baraja no compartió las decisiones tomadas pero mostró su respeto a la autoridad en el vestuario: la figura que representa desde ya en el Elche.

Creo que Koeman tuvo un gran problema y se equivocó: quería implantar un estilo diferente al que veníamos haciendo desde hacía muchos años. Él quería jugar un 4-3-3 y nosotros veníamos haciendo siempre un 4-4-2 claro. Sobre esa dificultad se construyeron rencillas, diferencias personales y el equipo no acabó de cosechar resultados. Luego claro, dejó de contar con gente. Apartó a pesos pesados del vestuario. Se generó una crispación muy grande. Yo siempre pienso desde el respeto que a una decisión que se toma en un vestuario y que no depende de ti hay que acatarla. En ese momento, el responsable que no era otro que Koeman, y decidió apartar a David, Santi y Angulo. Koeman fue muy tajante en sus decisiones, mucho. Y no dio a nadie opción de echarse atrás. No quería contar con ellos. Una cosa está clara: lo importante era el club. Los entrenadores, los presidentes, los jugadores, pasamos. La entidad era lo importante. Y entonces había que seguir remando, trabajando para sacar el proyecto adelante. Rubén Baraja

Baraja será el segundo entrenador del Elche en Primera en este siglo y por delante tiene el trabajo de que la grada del Martínez Valero se identifique tanto con él como lo llegó a hacer con Fran Escribá y piense en el anuncio de Mahou que decía «quan arriba la nit, jo sóc Baraja«. Para empezar llega desde el mismo club desde donde llegó aquel austrohúngaro que le pintó una franja verde a la camiseta.

El técnico, caliente, caliente

banner-interior-publi-noticias-Xtep

Esta semana tuvo lugar la primera reunión de la parcela deportiva del Elche después de que se haya podido pagar a Hacienda y se haya dejado en manos del TAD el recurso para poder ser readmitido en Primera. El club franjiverde ya no tiene más tiempo que perder porque los plazos corren en su contra y el comienzo de la pretemporada está a la vuelta de la esquina. La contratación del que será el próximo entrenador del Elche está caliente, a punto, y estará avalado por el propio presidente Juan Anguix.

Están a punto de tomar la decisión, es cosa del presidente de la entidad. En su día trajo a Fran Escribá y avalará el fichaje del técnico que venga”, señaló el portavoz del consejo José María San-Matías. El área deportiva tiene claro que el perfil que buscan es de un técnico que sea válido tanto en Primera como en Segunda División y que el Elche sea para él un trampolín de salida, una motivación, siguiendo el ejemplo que deja tras de sí un Fran Escribá que ya se ha comprometido con el Getafe. “Es un lujo entrenar al Elche ya sea en Primera y en Segunda”, dijo San-Matías.

En la terna de entrenadores que la parcela deportiva del Elche sondea destaca el nombre de Pablo Machín, del Girona, que esta temporada ha desarrollado un fútbol vistoso y efectivo que con una de las plantillas con menos presupuesto ha estado a las puertas del ascenso. Quique Setién, del Lugo, también gusta en el Elche, su equipo se caracteriza por el buen trato del balón y eso gusta en el Elche. Juan Antonio Anquela y Joan Frances Ferrer, Rubi, que ha quedado libre tras su año en el Valladolid, también están en el abanico. Rubi se enfrentó este curso a Escribá en Copa y fue capaz de jugarle de tú a tú.

Tampoco se pierde de vista otras alternativas, como la de Javier el Pipo Baraja. Desde Valencia le situaban como la opción número uno para sustituir a Escribá y más cuando decidió dejar el cargo de técnico del juvenil valencianista. Claudio Barragán, con pasado franjiverde, es otro de los nombres que se tiene en cuenta.

Lo cierto es que el Elche es de los pocos equipos tanto de Primera como de Segunda División que todavía no ha firmado entrenador, al igual que el equipo que compite con él por su plaza en la máxima categoría, el Eibar. El Valladolid es el otro equipo que se encuentra en una situación similar, ya que el Granada parece que contará con Sandoval y Osasuna ha repescado a Enrique Martín.

Escribá ya es técnico del Getafe

Publi-Banner-DF-002

Ya es oficial. Fran Escribá será entrenador del Getafe las próximas tres temporadas. Así lo ha comunicado el conjunto azulón a través de su página web en el día de hoy después de que en el día de ayer el entrenador valenciano se despidiera del Elche. «La del Getafe es una opción que contemplo con seriedad pero me falta hablar una cosa todavía», decía ayer en la rueda de prensa de su marcha Fran Escribá. El entrenador será presentado el próximo martes día 30 de junio como nuevo técnico del Getafe a partir de las 12:30 en las instalaciones del estadio Coliseum Alfonso Pérez.

Esta será su segunda andadura como técnico en solitario después de haber cogido las riendas del Elche hace tres temporadas, en donde consiguió un ascenso y dos permanencias. Fran Escribá volverá a la que fue su casa once años después, ya que estuvo en el Getafe como segundo técnico de Quique Sánchez Flores.

Gracias y hasta siempre, míster

Antes que nada: muchas gracias, Sr. Escribá. Gracias por todo, gracias por su trabajo, su emblema, su sacrificio. Gracias sentimentales, de llorar y abrazarle para despedirle con un hasta siempre, míster. Voy a hablarle de Usted, al entrenador jamás se le tutea, y hoy más que nunca le daré a la tecla con el corazón al lado del teclado.

Porque ambos sabemos que no es ni un hasta luego ni un adiós. Es un hasta siempre, aunque en su rueda de prensa de despedida haya dejado la posibilidad de regresar en el futuro. Todo lo que ha soportado, sufrido en silencio, el mal que ha padecido por la pésima gestión de un consejo que hasta se entrometió en cuestiones deportivas y aun así Usted salió victorioso, merece una salida digna y gracias por los servicios prestados. El ciclo se acabó. Como aquellos técnicos que llevan a grandes equipos a un periodo victorioso y se marchan para no volver; que mejor herencia y recuerdo que un ascenso después de lustros de sinsabores y decepciones y dos permanencias en la liga de las estrellas, que en un futuro se estudiarán en las titulaciones para entrenador de fútbol.

Gracias por exorcizar mis peores demonios: la mala racha, cagarla a última hora, no creer en mí, aprender a amar mejor al equipo. Gracias por hacerme sentir alguien importante, saber que es de verdad celebrar un triunfo en esta puta vida que he llevado, que hasta su llegada solo fueron dos ascensos desde el pozo e infames permanencias en una Segunda con 22 equipos y siete plazas en juego, tres de ascenso y cuatro de descenso, sin ambición ni exigencia. Por las generaciones perdidas que fueron incapaces de engancharse al equipo de su ciudad, gracias porque ahora hay un buen caldo de cultivo para que nuestros pequeños sean aficionados franjiverdes; en nuestra mano está aprovechar las circunstancias. Gracias por las conversaciones, el apasionante debate que ha provocado en el entorno; hacía tiempo que estos lares no se hablaba tanto de fútbol. Gracias por el liderazgo, por saber cargar y cumplir con la responsabilidad impuesta por la afición como héroe y figura del equipo, el faro que ha iluminado al franjiverdismo durante estas temporadas.

 Hemos hablado en una ocasión. Fue breve, después del partido en Villarreal, cuando prácticamente certificamos el ascenso. Llevado por la euforia, le pedí que se hiciera una foto conmigo; yo, que soy tan acomplejado y tímido para eso, no lo hice con ningún jugador, solo con Usted. Accedió amablemente y le dije: gracias, ha logrado que volvamos a creer. Gracias a vosotros, fue su respuesta. Muy profundo no parece, pero quien estuvo en la jaula de El Madrigal sabe que sucedió esa mañana primaveral, entiende la carga que hay detrás de esa conversación.

También quedará en mi recuerdo la permanencia contra el Barça, el partido en Ponferrada, en mi opinión el más épico, fútbol puro y duro, durante su ciclo, las grandes segundas vueltas, la gestión deportiva donde prácticamente ningún jugador puede quejarse de no haber tenido una oportunidad.

Y mi partido preferido: el Festa D´Elx del año 2012 contra el Almería. El amistoso que marca tendencia para la temporada de cara a la afición, junto con el de Santa Pola. EscriBá, con be de Segunda B que es donde nos va a llevar, escribían algunos. Como se la hizo, míster. Aún están asombrados, incrédulos. Como estamos todos. Nunca tendré palabras para agradecerle lo que ha hecho por mi equipo, por mi gente y por mí.

Gracias y hasta siempre, míster.

Adiós a Fran Escribá, el último gran héroe franjiverde

Banner-Publi-DF-001

El 15 de junio de 2012 Sepulcre presentaba su octavo entrenador en siete años. Tras el heredado Josu Uribe que le duró dos semanas, Julián Rubio, Luis García, David Vidal, Claudio Barragán, Pepe Bordalás y César Ferrando le llegaba el turno de dirigir la nave franjiverde a Fran Escribá, cuya experiencia en los banquillos era como segundo al mando de Quique Flores.

El último experimento similar fue Claudio Barragán, quien ascendió a primer entrenador sustituyendo al titular David Vidal, consiguiendo la salvación para ser destituido en los primeros partidos de la siguiente campaña y ser sustituido por Bordalás. Tanto el predecesor de Claudio Barragán como su sucesor eran los únicos que lograron completar una temporada como técnico franjiverde desde la llegada de Sepulcre; Julián Rubio y Josu Uribe lo habían hecho también en este siglo pero con otros presidentes. Así pues, el objetivo de Escribá era triple: demostrar su valía como primer entrenador, dar estabilidad a un banquillo muy volátil y, si se puede, lograr el ascenso al que se habían asomado David Vidal y Bordalás en los años previos.

“A la afición del Elche creo que no hay que pedirle nada, hay que darle. Son muchos queriendo volver a la élite, son muchos años sacándose el pase y pagándolo con cómo está la situación actual… Creo que es una afición que si le das cinco, te da diez”, Escribá

Por mucha confianza que se pudiera depositar en el técnico valenciano era difícil imaginar el paseo militar de su primer año. Con una plantilla digna de cualquier jugador de ‘Football Manager’ –jugadores con experiencia en Primera en cada línea combinado con jóvenes rápidos y habilidosos- armó un equipo líder desde la primera jornada que dio el primer título de Segunda al club y el Trofeo Miguel Muñoz a Escribá como Mejor entrenador de la categoría. La primera vuelta fue soberbia, con 15 triunfos en 21 jornadas, pero en la segunda vuelta en la que el gol les resultó más caro salió a relucir la maquinaria competitiva que construyó Escribá y que permitió rentabilizar al Elche cada gol con la mejor defensa del campeonato (27 goles: once goles encajados menos que la segunda, 23 menos que la tercera).

El Palmeral, mejor en primavera

Las mayores dificultades vinieron en las dos temporadas en Primera. La plantilla ya no contaba con tantas perlas para la categoría, en Segunda se podía presentar un proyecto de cara a Primera pero en Primera ya no existía la misma libertad de movimientos con el lógico hándicap económico y la competencia con otros equipos pugnando por el mismo segmento de jugadores. El problema en este caso es que el miedo a hundirte en Segunda con las deudas de Primera obligan a contratos cortos, y esto lleva a plantillas casi nuevas cada año con una Liga que cada vez comienza más pronto. En este contexto, Escribá tuvo que lidiar con nuevas plantillas en su debut en la máxima categoría del fútbol nacional, incluyendo la ausencia de dos jugadores para el debut en Vallekas por incompetencia del club al inscribir jugadores.

En el primer ejercicio en Primera tras 25 años, la victoria inaugural no llegó hasta finales de septiembre en la séptima jornada, aunque vino acompañada de dos más consecutivas que dejó al Elche en la zona media durante gran parte de la Liga; tuvo acercamientos al descenso pero no llegó a caer. La medular protagonizada por Rubén Pérez y Carlos Sánchez fue lo mejor de la temporada dando consistencia a la defensa aunque el ataque tuvo muchos problemas para definir de cara a puerta, los máximos goleadores fueron Boakye y Coro con cinco goles. En cualquier caso, no fue problema para que los periodistas como le consideraran como uno de los mejores entrenadores de la Liga, Axel Torres aseguró en GolT que Fran Escribá le había parecido el mejor entrenador de la Liga.

La segunda y última temporada dejó la primera victoria en el primer desplazamiento pero a pesar de algunos refuerzos ilusionantes en el primer cuatrimestre de competición el equipo fue una sombra de lo que el valenciano pretendía en todos los aspectos, simbolizado en el agujero defensivo que dejaba al Elche en la última plaza y como equipo más goleado durante muchas jornadas. La sólida pareja de Rubén y Carlos dejó paso a una menos contundente en defensa como la formada generalmente por Mosquera y Adrián González, aunque Pasalic se ganó un puesto cuando el Elche se revolucionó después de Navidad: a los goles de Jonathas, a gran altura desde agosto, se unieron la mejor versión de Pasalic y Fajr, que compartieron liderazgo con el brasileño y Víctor Rodríguez, otra de las grandes exhibiciones del año ilicitano; atrás hubo problemas pero Lombán se las apañó para ser crucial en defensa y en ataque (5 goles, uno de los defensas más goleadores de toda la Liga) mientras Tyton se convertía en una garantía. La segunda vuelta fue tan radicalmente distinta a la primera que el Elche acabó asegurándose no caer en el descenso deportivo en la jornada 35, dos antes que en la temporada anterior.

Al fin del camino

En estos años, Escribá ha entrado en el olimpo franjiverde consiguiendo el ascenso directo a la élite en su primera oportunidad y logrando cifras de oro del club: el que más partidos oficiales consecutivos ha dirigido al Elche (123) y el segundo que más victorias ha conseguido (20) en Primera, solo superado por Otto Bumbel (técnico de la época dorada, los años sesenta). Al margen de los números, queda la imagen de un señor que nunca levantó la voz porque confió en sus palabras y en su trabajo y que ahora se marcha antes de que la herencia institucional del sepulcrismo termine de echar por tierra su legado: recuperar al Elche para la Primera División.

El Getafe llega a un acuerdo con el lateral Damián Suárez

publi-BANNER-GARABATOS-1024x257

El descenso de categoría del Elche por parte del Juez único de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) está empezando a tener sus consecuencias. Damián Suárez, defensa lateral del equipo ilicitano, se convertirá en el primer fichaje del verano del Getafe para la próxima temporada 2015/2016, según informa el periódico deportivo As. El uruguayo, que estuvo cerca de cerrar su traspaso con el Hamburgo de la Bundesliga alemana, se ha declinado finalmente por seguir los pasos de Fran Escribá y recalar en el conjunto azulón para suplir las bajas de Valera y Arroyo que terminaban contrato esta temporada con la entidad madrileña.

El lateral derecho, que desestimó la oferta de renovación que le presentó el club franjiverde hace unos meses, terminaba contrato este año, por lo que empezó a negociar su futuro con otros clubes. El uruguayo, por tanto, llegará libre al Getafe, cumpliendo así un requisito imprescindible para la maltrecha economía del conjunto madrileño, que sólo puede hacer fichajes de jugadores por los que no haya que pagar traspaso; además, durante sus tres temporadas como jugador ilicitano fue titular indiscutible con Escribá, por lo que su fichaje está avalado por el técnico valenciano. A sus 27 años, Damián Suárez ha cerrado ya el acuerdo con el Getafe, a expensas de que la Agencia Tributaria rubrique y haga oficial tanto su fichaje como que el equipo azulón permanece en Primera División debido a su delicada situación económica.