• El propietario del club franjiverde juega sus cartas en este mercado de traspasos escasos
  • El Olympique de Marsella tiene la necesidad de desprenderse del jugador que no entra en los planes de Sampaoli

Si algo no se le puede reprochar al propietario del Elche C.F. es su conocimiento de los mercados de fichajes, sus contactos y movimientos de última hora. Y más con un jugador que además forma parte de su grupo empresarial.

Christian Bragarnik sabe que Darío Benedetto sería la guinda para el Elche C.F., un jugador de mucha calidad y gol que le vendría a la entidad franjiverde muy bien. Y por ello Bragarnik está dispuesto a esperar hasta el último día de mercado, hasta el último minuto, porque sabe de la necesidad imperiosa del Olympique de Marsella de desprenderse del jugador. En los últimos días se apuntaba la opción del Real Betis para la llegada del jugador. Bragarnik no se ha puesto nervioso, sigue jugando sus cartas sabedor de que tiene un as guardado bajo manga.

Queda mucho mercado aún, casi 20 días donde puede ocurrir de todo. Pero en las situaciones límites es donde Christian Bragarnik parece moverse como pez en el agua y es conocedor que se anotaría un tanto personal con la entidad franjiverde si consigue traer a Darío Benedetto aunque sea en el último segundo y de penalti injusto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí