Entradas

El playoff, una hazaña sin precedentes

Rc Sala de Juegos

El Elche tiene la permanencia encarrilada a ocho jornadas del final. 12º con 46 puntos, 10 más golaveraje particular de margen sobre el descenso, una victoria le daría la salvación virtual. Inevitablemente, la positiva situación clasificatoria y línea de resultados, con números de playoff en la segunda vuelta, invita a la afición a ilusionarse con la promoción. Y aunque plantilla y cuerpo técnico recalquen que primero hay que conseguir la meta primordial, también echan vistazos hacia arriba y ansían el cambio de objetivo.

El equipo ilicitano tiene una desventaja de nueve puntos con el 6º, el Málaga, que acaba de cambiar de entrenador. Para clasificarse para el playoff, debería realizar una hazaña sin precedentes. Ningún conjunto ha recortado un margen tan amplio con la promoción a estas alturas del campeonato desde que se instauró la fase de ascenso a Primera, en la temporada 2010/2011.

En los ocho últimos campeonatos, la distancia más grande que una escuadra contrarrestó a ocho partidos del final de la Liga regular para meterse en promoción fueron 4 puntos. Lo consiguió el Córdoba de la campaña 2013/2014, que se clasificó en el 7º puesto (el filial del Barcelona acabó 3º). Los califas ascendieron a Primera tras eliminar al Real Murcia en semifinales y a Las Palmas en la final.

La segunda más holgada, los 3 puntos que ‘levantaron’ Real Zaragoza en la campaña 2014/2015, Girona en la 2015/2016 y Real Valladolid y en la 2017/2018. Aragoneses y castellanoleoneses cerraron la competición regular como 6º y 5º respectivamente, mientras que los catalanes progresaron hasta el 4º.

El Real Valladolid, que cambió de técnico precisamente tras la jornada 34, fue el único de los tres que subió. Y con más mérito, pues su desventaja aumentó a 5 unidades a siete fechas de la conclusión de la Liga regular. Ostentaba la 11ª posición, por lo que tuvo que escalar cinco para disputar el playoff. Firmó un esprint final magnífico: cinco victorias, un empate y una única derrota. Se clasificó en la última jornada tras vencer a Osasuna (2-0), que también se jugaba la promoción. Y logró el ascenso a Primera tras superar a Sporting de Gijón y Numancia en el playoff.

Y la menor distancia recortada corre a cargo del Huesca del curso 2016/2017, que estaba a 1 punto del playoff. En las tres temporadas iniciales con la fase de ascenso, ningún equipo por debajo de las plazas de promoción a estas alturas se clasificó. En la primera de ellas, el Elche entró como 4º, por detrás del Barcelona B. Era 5º en la jornada 34, con 4 puntos de renta sobre el 8º (el 7º disputó el playoff por la presencia del filial culé).

Foto: Francisco Maciá

El Elche supera la puntuación de la temporada del descenso a Segunda B

Rc Sala de Juegos

El Elche ha superado la puntuación que logró en la temporada 2016/2017, la del último descenso a Segunda B, a nueve jornadas para el final de la Liga regular. Con su triunfo ante el Córdoba (1-0), el equipo ilicitano actual ocupa el 11º puesto con 45 puntos, mientras que el de hace dos campeonatos acabó el campeonato penúltimo con 43 unidades.

Aquella escuadra franjiverde sufrió una inesperada caída al ‘pozo’ tras una recta final desastrosa. A estas alturas de la competición, era también 11º, con 42 puntos tras superar al Sevilla Atlético (3-2). Tenía un margen de seis puntos sobre el descenso y una desventaja de nueve con el playoff. La permanencia parecía bien encarada. Sin embargo, un descalabro histórico con un empate y ocho derrotas (seis de forma consecutiva, la peor racha de su historia) le condenó al descenso.

Este ejemplo muy reciente “martillea” y hace “estar alerta” al Elche, cuya situación es mucho más favorable para conseguir la salvación. Además de que suma más puntos, goza de una mayor ventaja sobre la zona roja, 12 puntos más golaveraje particular, y vive su mejor momento de juego y resultados de la campaña. Además, ha encadenado tres victorias consecutivas totales y cuatro seguidas como local por primera vez esta temporada.

A pesar de ello, Pacheta subraya que el cuadro ilicitano no alcanzará la permanencia virtual hasta que llegue a los “48 puntos como mínimo”. “Cuando los tengamos, diré que se acabó el sufrimiento y cambio el objetivo”, dijo el míster burgalés tras el último choque. La gran dinámica del equipo ilicitano ha despertado ilusión por luchar por el playoff, que tiene a nueve puntos de distancia. Sin embargo, su entrenador mantiene la cautela hasta garantizar la meta primordial.

Foto: LaLiga

El Elche alcanza la cifra histórica de 1.000 victorias como local

Rc Sala de Juegos

El Elche alcanzó las 1.000 victorias como local en competición oficial en su último partido frente al Córdoba (1-0), según informa Antonio J. Pamies, historiador y colaborador del departamento de comunicación del club ilicitano. Suma esta cifra histórica casi 96 años después de su primer encuentro oficial, disputado en 1925. Puede consultar los datos más destacados de este hecho en la página web del Elche.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Los cuatro indiscutibles desde el inicio

Rc Sala de Juegos

Gonzalo Verdú, Javi Flores, Iván Sánchez y Juan Cruz son los indiscutibles del Elche desde el inicio del campeonato. Los cuatro son los únicos franjiverdes que superan los 2.000 minutos disputados en Liga. Todos ellos han sido titulares en mínimo 24 de los 32 partidos del campeonato doméstico, y en el caso del central y el extremo, han disputado todos sus encuentros como parte de la alineación. Un cuarteto clave para el equipo dirigido por Pacheta, que tiene la permanencia encarrilada a diez jornadas del final.

Gonzalo Verdú (2.599), Javi Flores (2.214), Iván Sánchez (2.117) y Juan Cruz (2.103) lideran la estadística de minutos jugados con amplia diferencia sobre sus compañeros. El extremo jienense, actual ‘pichichi’ con cinco goles, no está por delante del mediapunta cordobés por una lesión muscular que sufrió en enero y por su alto número de sustituciones (12). Y el lateral zurdo cogió el sitio en el once a partir de la sexta jornada, por una lesión de Manu.

Por detrás, hay cinco futbolistas del plantel que rebasan los 1.500 minutos: Neyder (1.795), Manuel Sánchez (1.629), Nino (1.582), Xavi Torres (1.552) y Alexander González (1.517). El central colombiano era insustituible hasta la lesión que le dejó casi dos meses en el dique seco. Dani Calvo le suplió a buen nivel y le ha quitado la titularidad. No obstante, ha participado en los cinco últimos encuentros del Elche: cuatro como suplente y uno de inicio como lateral izquierdo por la baja de Juan Cruz, frente al Real Zaragoza (1-0).

Manolín y Xavi Torres se han alternado la posición de pivote defensivo, tanto en el habitual esquema 4-1-4-1 como cuando Pacheta empleó el 5-1-3-1. Incluso han jugado juntos en alguna ocasión. Nino acumula dos meses como fijo en la alineación y le han reemplazado en poco más de la mitad de sus apariciones como titular.

Y Alexander hizo suyo el lateral diestro desde que Tekio se lesionó a principios de diciembre hasta que causó baja hace dos semanas frente al Alcorcón (3-1) por ‘Virus FIFA’. El zaguero molinense, integrante de los dos últimos onces de Pacheta, figura justo por detrás del venezolano en la lista de minutos acumulados de los jugadores franjiverdes, con 1.476. Cabe señalar que Sory Kaba, fichado por el Dijon en el último día del mercado invernal, cerró su registro en 1.466 minutos.

Por encima de los 1.000 también están Josan (1.333), José Juan (1.170), y Dani Calvo (1.080). El crevillentino ha agarrado la titularidad desde el comienzo de la segunda vuelta. El gallego empezó la Liga como el dueño de la portería, puesto que Francis le quitó hasta su lesión y que recuperó tras superarla, y es suplente desde el fichaje de Edgar Badia (990). Dani Calvo y el arquero barcelonés son los refuerzos invernales con más participación.

Y por debajo de los 1.000, además del citado Edgar Badia, figuran Borja Martínez (904), Gonzalo Villar (825), Manu (684), Yacine Qasmi (499), Karim Azamoum (343), Nacho Gil (287), Carlos Castro (139), Olmo (90), Alfred Planas (26) y Jony Ñíguez (2). Los dos primeros sufrieron una grave lesión que apartó meses de los terrenos de juego. Gonzalo Villar todavía no ha tenido minutos desde su operación de rodilla. El delantero franco-marroquí es titular indiscutible prácticamente desde su llegada en febrero como sustituto de Sory Kaba. Olmo y Alfred Planas, refuerzos de enero, están inéditos desde el choque frente al Real Oviedo (1-2) del pasado 9 de febrero.

Y a destacar el caso de Jony Ñíguez, que acumula casi seis meses sin jugar, la última vez en Copa del Rey, y está fuera de los planes de Pacheta hasta para los amistosos. Continúa en la plantilla a pesar de que se le comunicó en diciembre que debía buscarse una salida.

Las siete bajas invernales dejaron el siguiente registro de minutos en Liga: Sory Kaba (1.466), Benja (822), Francis (630), Provencio (335), Chuca (260), Redru (75) y Zotko (11).

Fotos: Francisco Maciá

La permanencia más barata de las dos últimas décadas

Rc Sala de Juegos

Cuando un equipo de Segunda fija la permanencia como su objetivo primordial, entrenadores y jugadores repiten como un mantra “hay que llegar a los 50 puntos cuanto antes”. Una cifra que, en la inmensa mayoría de los casos, garantiza la meta. De hecho, desde que la división de bronce cuenta con 22 integrantes, temporada 1997/1998, no hizo falta alcanzarlos en 15 de los 20 campeonatos. En clave Elche, suma 42 puntos a diez jornadas del final y todo hace presagiar que deberá obtener pocos más para mantener la categoría. Porque puede darse la permanencia más barata de las dos últimas décadas.

El Extremadura abre la zona de descenso con 30 puntos. Iguala la cifra más baja de un conjunto que ocupa dicha plaza desde la citada campaña 1997/1998. Alcoyano en la 2011/2012 y Real Jaén en la propia 1997/1998 acumulaban también 30 puntos. En aquellas campañas, se necesitaron 47 y 46 puntos respectivamente para eludir la caída al ‘pozo’. En la 1997/1998, el Elche ocupó el puesto más alto de la zona roja a final de temporada, con 45 unidades. En la 2011/2012, el Real Murcia acabó en la posición que marca el límite de la permanencia con 47. Pero cabe señalar que el Sabadell, cuarto por la cola, se salvó por el descenso a Segunda del Villarreal, que arrastró a su filial a Segunda B. Los ‘minigroguets’ finalizaron la Liga en el 12º puesto.

El Alavés del curso 2008/2009 registra la puntuación más baja con la que una escuadra descendió a Segunda B en la 19ª posición. Cerró la competición con 43 unidades. Firmó su triste destino matemáticamente en la penúltima jornada. Ocupaba la citada posición a diez fechas del final, con 32 puntos. Dos más que el Extremadura actualmente. El Racing de Santander de la temporada 2014/2015 protagonizó la segunda puntuación menor castigada con el descenso: 44 puntos. Tras 32 jornadas, las mismas celebradas esta campaña, Osasuna inauguraba la zona roja con 32 unidades.

Si se sigue la misma línea de puntos, al Elche le bastaría con dos victorias para certificar su presencia en Segunda el próximo curso. E incluso un triunfo y un empate. Tiene una decena de partidos por delante para conseguirlo. Ahora mismo, goza de una ventaja de 12 puntos más golaveraje particular sobre el descenso. Permanencia encarrilada. Pero hay dos ejemplos recientes, uno propio y otro cercano, que advierten que no está hecho. Ganar en su próxima cita frente al Córdoba (domingo, 20:00 horas) podría suponer la salvación virtual.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Asignatura pendiente superada

Rc Sala de Juegos

El Elche ha cogido una buena dinámica de juego y resultados en las últimas semanas, con la que ha abierto brecha con la zona de descenso. Principalmente por volver a convertir el Martínez Valero en un fortín, con tres victorias consecutivas. Sin embargo, le faltaba mejorar sus números a domicilio, donde sólo había ganado uno de sus 14 compromisos (sin contar Reus). Fue contra el Rayo Majadahonda (1-3) el pasado 16 de diciembre. Pero para su gran alegría, el pasado domingo en Las Palmas (0-1) superó su asignatura pendiente. Un golazo de Carlos Castro en la recta final le dio un triunfo como visitante que se resistía desde hace tres meses y medio.

Desde la victoria en el Cerro del Espino (1-3), el equipo ilicitano acumulaba tres empates y dos derrotas lejos de casa (sin contar los tres puntos del Reus). Perdió contra Tenerife (2-1) y Granada (2-1), sumó dos empates seguidos ante Lugo (2-2) y Mallorca (1-1) e hincó la rodilla en Zaragoza (1-0). “Llevamos 12 puntos fuera de casa. Somos el sexto peor equipo. Podríamos tener muchos más y creo que merecemos más. Pero estamos dando muestras de que estamos cerca de la victoria fuera de casa y debemos martillear en lo que estamos haciendo bien”, dijo Pacheta en la previa del último choque.

Como en tantos partidos esta temporada, el Elche se quedó sin el premio del gol en sus mejores momentos del encuentro. Dominó en la primera parte, pero le faltó mordiente arriba para generar más ocasiones claras. Tras el descanso, Las Palmas mejoró y cogió la manija. Parecía que los franjiverdes estaban condenados a resistir para arrancar un punto. Pero en una acción aislada, apareció una genialidad de Carlos Castro para marcar y asaltar Gran Canaria. Tres puntos súper valiosos que dejan la permanencia a tiro de piedra.

Además, el conjunto ilicitano mantuvo la portería a cero como foráneo por primera vez esta campaña. Era el único equipo de Primera y Segunda que quedaba sin conseguirlo. Edgar Badia tuvo un papel fundamental, con tres paradas salvadoras.

Con la victoria en Las Palmas, el Elche iguala al Mallorca como el décimo peor visitante de la categoría, con 15 puntos de 48 posibles (se cuentan los tres puntos sumados del Reus y al propio Reus en la tabla). Hasta esta última jornada, Extremadura y Reus presentaban un mejor registro, con 13 unidades. Es destacable que los franjiverdes han superado la cifra de los catalanes más de dos meses después de su expulsión de LaLiga.

Foto: LaLiga

Gran Canaria, isla desafortunada

Rc Sala de Juegos

Dentro de su buena línea de resultados, el Elche sigue con el mal de su falta de victorias a domicilio. Sólo ha logrado una en 14 partidos (no se cuentan los tres puntos del Reus), y ya han pasado más de tres meses desde que su estreno frente al Rayo Majadahonda (1-3). Desde entonces, ha cosechado dos empates y tres derrotas, la última contra el Real Zaragoza (1-0) hace dos semanas. Su próximo reto será la visita a Las Palmas (domingo, 20:00 horas), un recién descendido muy lejos de su objetivo del ascenso. Además de las bajas importantes, las estadísticas históricas del equipo ilicitano ante los amarillos como foráneo no invitan al optimismo. Sólo suma dos triunfos en sus 28 duelos en la capital de Gran Canaria.

Ambos conjuntos se han enfrentado en Primera, Segunda y una promoción de ascenso a la categoría de plata. El balance de los franjiverdes contra Las Palmas como visitante es de 2 victorias, 12 empates y 14 derrotas. Han pasado 15 años desde la última vez que se llevaron los tres puntos de la isla. Ganó 1-2 en la primera jornada de la segunda vuelta de la temporada 2003/2004. El eterno Nino y Zárate marcaron los goles del cuadro dirigido por Óscar Alfredo Ruggeri. Rubén Castro militaba en los ‘pío-pío’. Él y Nino protagonizarán el próximo domingo un duelo entre leyendas del gol de Segunda. Cabe señalar que en la campaña 2003/2004 Las Palmas cambió el Estadio Insular por el Estadio de Gran Canaria y bajó a Segunda B.

Después del citado triunfo, el Elche acumula tres igualadas y cuatro tropiezos en el recinto del barrio de Siete Palmas. Tras hincar la rodilla cuatro veces consecutivas, sus dos últimas visitas se saldaron con empates. 1-1 en el curso 2011/2012 y 0-0 en el 2012/2013, el del último ascenso a Primera del conjunto ilicitano. Posteriormente, pasaron cinco temporadas sin que franjiverdes y amarillos coincidieran en la misma categoría.

Hasta la presente, en la que para mayor dificultad para el Elche, Las Palmas sólo ha sufrido una derrota como local en Liga. Aunque precisamente, ocurrió en su último compromiso ante su público, contra el Mallorca (1-2). Antes, había cosechado seis victorias y ocho empates. Un bagaje, unido a sus peores registros a domicilio, muy insuficientes para su meta de subir a Primera. Ocupa el 12º puesto con 42 puntos, a nueve de la última plaza de promoción. Su banquillo ha tenido tres inquilinos: Manolo Jiménez, Paco Herrera y ahora Pepe Mel. Su próximo compromiso ante los franjiverdes puede ser su último tren hacia el ascenso.

Volviendo atrás en el tiempo, no está de más destacar que el Elche logró su primer triunfo en Las Palmas al 16º intento. Ocurrió en la temporada 1990/1991, en Segunda División. El Elche se impuso por 0-1 con un gol madrugador de Tino. Al término del campeonato, el equipo ilicitano bajó a Segunda B. El cuadro amarillo se salvó de la caída al ‘pozo’ por dos puntos.

Goleada al Vecindario

Sus dos victorias contra Las Palmas no son las últimas que los franjiverdes han conseguido en la isla de Gran Canaria. Hay que recordar su goleada por 1-4 al Vecindario en la temporada 2006/2007. Gastón Casas por partida doble, Peragón y Fajardo marcaron los goles que le dieron al Elche tres puntos que prácticamente garantizaron su permanencia en Segunda.

Foto: Francisco Maciá

El Elche encajó un gol en los quince primeros minutos de partido por primera vez este curso

Rc Sala de Juegos

El Elche deja de presumir de ser el único equipo de Segunda sin goles encajados al comienzo de un partido esta temporada. Un pequeño logro que se esfuma en la jornada 30. El conjunto ilicitano sufrió en Zaragoza (1-0) su primer tanto recibido en los quince minutos iniciales del encuentro. El exfranjiverde Linares abrió el marcador a los cuatro minutos. Una diana que le costó la derrota al Elche, que puso fin a su mejor línea de resultados del campeonato.

La cuenta de Twitter @Vintage_Stats, especializada en datos de Segunda y Segunda B, publicó hace unas semanas dos tablas con los goles a favor y en contra de cada escuadra de Segunda en los quince primeros minutos de partido. Los franjiverdes eran el único imbatido durante ese periodo. Para su lamento, ya no lo son.

Antes del tanto de Linares, los más madrugadores recibidos por el Elche llegaron contra el Extremadura (2-2) en la primera vuelta y frente al Granada (2-1) en la primera fecha de la segunda. Enric Gallego, de penalti, y Montoro, en un córner, anotaron en el minuto 16. En la visita de los ilicitanos al Real Oviedo (1-1), Joselu marcó para los azules en el minuto 23, contrarrestando la diana de Manuel Sánchez en el minuto 5.

Además, el conjunto dirigido por Pacheta acabó con una racha de cinco encuentros consecutivos sin recibir gol en la primera mitad. Desde que Diamanka igualó para el Numancia (1-1) al borde del descanso. Ha mantenido la portería a cero al término del primer periodo en 18 de sus 30 compromisos ligueros.

Foto: LaLiga

De falta de gol a marcar siempre

Rc Sala de Juegos

El Elche ha mejorado en varias facetas del juego. Por ejemplo, en el aspecto realizador. Ha pasado de una alarmante falta de gol a marcar siempre. El equipo ilicitano acumula 11 partidos consecutivos viendo portería. Sólo Osasuna y Atlético de Madrid B superan este ritmo en las tres primeras categorías del fútbol español. 11 encuentros en los que ha anotado 16 goles y ha encajado 13. Y en los que ha sumado 16 puntos de 33 posibles (4 victorias, 4 empates y 3 derrotas), más los tres por la expulsión del Reus de la competición. Una clave que le permite tener la permanencia bien encarada.

La gran racha goleadora de los franjiverdes comenzó justo después de acabar la peor de la temporada. Pasó un periodo en el que sólo marcó un gol en cinco encuentros. Perforó la red rival frente al Córdoba (1-1) y se quedó sin hacerlo contra Las Palmas (0-0), Alcorcón (1-0), Albacete (0-1) y Sporting de Gijón (0-0). Falló un penalti, el primero de la campaña, en este último. A partir de ahí, mínimo una diana en cada cita.

En estos 11 partidos seguidos viendo portería, algo que no conseguía en Liga desde la temporada 2011/2012, anotó más de dos goles sólo una vez. Precisamente en el primero, ante el Rayo Majadahonda (1-3). Esta victoria todavía es la única del Elche a domicilio y con más de dos tantos. Anotó dos en tres ocasiones: frente a Almería (2-2), Extremadura (2-0) y Lugo (2-2). Se adelantó en el marcador en todos ellos, por dos veces en tierras gallegas. Y marcó uno en las siete restantes: Tenerife (2-1), Nàstic de Tarragona (1-0), Granada (2-1), Numancia (1-1), Real Oviedo (1-2), Mallorca (1-1) y Cádiz (1-0).

De los 16 goles, Iván Sánchez ha firmado cinco. Dos de ellos de penalti. Xavi Torres ha marcado tres, todos desde los once metros. Nino, dos. Y uno, Luso en propia puerta, Sory Kaba, Javi Flores, Alexander González, Yacine Qasmi y Dani Calvo. Cabe destacar que ninguno de los 16 tantos llegó en acción de córner o falta lateral cercana al área. Alexander anotó en una jugada originada en un saque de banda.

Perdió a su ‘pichichi’

Además, resaltar que el equipo ilicitano ha mantenido esta dinámica tras la pérdida de Sory Kaba, quien era ‘pichichi’ con ocho tantos. El ariete guineano se marchó al Dijon francés en el último día del mercado invernal al abonar su cláusula de rescisión de cuatro millones de euros. Un mercado invernal con muchos movimientos en el Elche: ocho altas y siete bajas. Dos fichajes, Yacine Qasmi y Dani Calvo, han estrenado su cuenta anotadora. El delantero franco-marroquí llegó en febrero para cubrir la salida de Sory Kaba. Ha marcado una diana en cuatro partidos como franjiverde, tres como titular.

Yendo al global de Segunda, los franjiverdes son, junto al Numancia, el conjunto más anotador en las 12 últimas jornadas. Osasuna, con 15 goles, les superará si marca dos o más frente al Málaga (lunes, 21:00 horas). Pero en el total de la competición, el Elche es el quinto equipo menos realizador con 29 goles a favor, igualado con Alcorcón y Málaga. Era el tercero menos goleador antes del inicio de esta racha.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Sin fortín no hay ‘paraíso’

Rc Sala de Juegos

Sin fortín no hay ‘paraíso’ para el Elche. Entiéndase por ‘paraíso’ vivir una cómoda situación clasificatoria, bien lejos del descenso y más cerca de los 50 puntos que supondrían la salvación. Tras 25 jornadas, el equipo ilicitano está cinco puntos por encima de la zona roja, pero podría gozar de una mayor renta con mejores números en casa. Sólo ha ganado uno de sus siete últimos partidos en el Martínez Valero. Su última cita se saldó con una polémica derrota ‘in extremis’ contra el Real Oviedo (1-2).

Desde que ganó a Málaga (2-0) y Real Zaragoza (2-0) en octubre, los franjiverdes registran un balance de un triunfo, cuatro empates y dos derrotas como local. La última victoria en su estadio fue ante el colista Nàstic de Tarragona (1-0) el pasado 13 de enero. Antes, sumó tres igualadas, contra Las Palmas (0-0), Sporting de Gijón (0-0) y Almería (2-2), y sufrió un tropiezo frente al Albacete (0-1), por un gol con la mano. Y después del citado triunfo, empató ante el Numancia (1-1) y perdió contra el Real Oviedo (1-2), por un tanto de penalti en el tiempo añadido.

Sin contar al expulsado Reus, el Elche es el quinto peor local de Segunda junto al Lugo, con 18 puntos de 39 posibles (4 victorias, 6 empates y 3 derrotas). Sólo superan a Extremadura (10 puntos), Nàstic (12 sin contar los tres puntos del Reus), Real Zaragoza (14) y Córdoba (15). Extremeños, tarraconenses y cordobeses ocupan las plazas de descenso.

El equipo ilicitano afronta un tramo con dos compromisos seguidos en casa. Recibirá en la próxima jornada al Extremadura, conjunto que abre el descenso. Una situación que convierte el partido en el más importante para el Elche de lo que llevamos de Liga. Una victoria sería un golpe fuerte encima de la mesa, ya que aumentaría a ocho puntos su margen sobre la zona roja. Pero un mal resultado aumentaría los problemas y las urgencias clasificatorias. Cita clave el sábado a las 18:00 horas en el Martínez Valero.

Foto: Francisco Maciá