Operación OIKOs: Folch, investigado

Operación Oikos: Badía y Folch, entre los investigados

Rc Sala de Juegos

El Diari de Tarragona ha revelado hoy parte del sumario de la Operación Oikos que investiga la presunta trama de una prima por ganar del Reus a manos de la Sociedad Deportiva Huesca en la temporada 2016-17. Segíun la investigación, los actuales jugadores del Elche CF, Edgar Badía y Ramón Folch comparecieron el pasado 2 de diciembre en calidad de investigados dentro de la operación.

Según esta información. en sede policial, ninguno de ellos quiso declarar y todos fueron puestos a continuación en libertad, «al haber comparecido voluntariamente, tener arraigo suficiente en España y dar fianza bastante que van a comparecer ante la Autoridad Judicial cuando sean requeridos».

El encuentro que se analiza es el CF Reus-Valladolid de la temporada 2016-17, perteneciente a la jornada 41 de Segunda –la penúltima– y celebrado el 4 de junio en el Estadi de la capital del Baix Camp.

El juez considera que las conversaciones entre Íñigo López, entonces jugador del Huesca, y el capitán del CF Reus, Aritz López –que ese verano se convertiría en entrenador–, permiten detectar «cómo los investigados, en un lenguaje convenido, hacen referencia a cantidades debidas, cómo Garai se muestra nervioso o desconfiado de que se realice el pago en plazo, y cómo Íñigo trata de tranquilizarlo».

Así desgrana los hechos la investigación el Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca: «Una vez que el Reus Deportivo gana el encuentro con el Real Valladolid surge la obligación de pago del precio, que no se materializa hasta el día 10/10/18; momento en que Íñigo López entrega a Aritz López Garai la suma de 270.000 euros en efectivo (250.000 euros para los jugadores del Reus, y 20.000 euros para el entrenador, Aritz). Por lo tanto, el abono se realiza cinco meses después, cuando el CF Reus visita al Huesca, ya en la temporada siguiente, según el relato policial.

Estima la autoridad judicial que el mínimo a cobrar por cada futbolista sería de 10.000 euros, «estableciendo un máximo de implicación de toda la plantilla, formada en ese momento por 25 jugadores». A pesar de que no se trata de ingresos o abonos por dejarse perder en un encuentro, los informes dejan claro que «esta operación de pago de primas a terceros por ganar se realiza alterando las reglas del juego de la competición, con infracción del código disciplinario deportivo, de una forma encubierta, a espaldas del resto de equipos y de la Federación, utilizando en sus conversaciones un lenguaje convenido (camisetas, libretos, plan de prevención), y mediante pagos de dinero en efectivo, no declarado». 

La documentación sostiene que tanto Atienza como Garai «actuarían como representantes del resto de jugadores del Reus», mientras que Íñigo López «es la persona, valga la expresión, ‘que conoce a todo el mundo’, al haber tenido una relación personal, y/o profesional con casi todos los implicados». Igualmente es la persona que se encarga de que los jugadores del Reus reciban su parte, a través de Garai y Atienza, como demuestran las diferentes conversaciones de WhatsApp reflejadas en el sumario.

Las pesquisas también inciden en que Garai coincidió con Íñigo López en el Córdoba en la temporada 2014-15. El nombre de Garai y la alusión a esos 20.000 euros que habría percibido aparecen en las hojas manuscritas halladas durante el registro del despacho de Agustín Lasaosa, expresidente del Huesca.

Foto: Elche CF

Compartir esta entrada: