El regreso goleador de Aarón Ñíguez endulza un partido amargo (2-2)

El mediapunta ilicitano adelantó en Albacete a un conjunto franjiverde que nunca puso de manifiesto su superioridad de categoría y Edu Albacar empató de penalti al final.

El Elche volvió a acusar en Albacete la falta de motivación ante un rival menor. Los ilicitanos coleccionaron imprecisiones durante todo el partido y no atinaron en su intentona de adueñarse del encuentro. Salvo en una primera fase, los hombres de Fran Escribá no demostraron sobre el césped del Carlos Belmonte su superioridad que indican las situaciones de ambos equipos. En defensa la falta de concentración desangró a los visitantes y dos despistes en la primera parte neutralizaron la ventaja que Aarón puso en el marcador en el minuto 5 y Edu Albacar, de penalti sobre Coro, se encargó de igualar en el descuento.

Una buena jugada por la banda derecha de Damián Suárez llevó el balón al área manchega y tras pasearse por las botas de un trabajador Cristian Herrera cayó en los dominios del ya recuperado mediapunta ilicitano, que definió con calidad. Ni con la entrada de los teóricos titulares mejoró el Elche y sólo un zapatazo de Rodrígues al larguero inquietó al guardameta local Dorronsoro. Antes, César y Portu pusieron por delante a los suyos.

Compartir esta entrada: