Entradas

JOSÉ VICENTE SÁNCHEZ | Bailando con lobos

Rc Sala de Juegos

El juzgado acaba de decir que el concurso del ECF es fortuito, esto es, que las deudas no fueron causadas por los administradores con mala fe o culpa grave. Lo que no tendría relevancia si no fuera por la opinión publicada en estos últimos años creando dudas de «dónde han ido a parar los 40 millones», que repetido como un mantra, ha sido utilizado como matraca para golpear a Pepe Sepulcre. Desde la figura de Calcetines, en la película que da título a esta opinión, y la amistad entrañable que representa, consolidada por los malos momentos compartidos, me siento obligado a expresar parte de los sentimientos vividos desde febrero de 2015, mes en el que Pepe Sepulcre me pidió -más que nada por consejo de su hermana- que le defendiera. Y como va de sentimientos, el baile me lleva al «cante» y a la forma más profunda de expresarlos, el Camarón con la Isla de León y el Puente Zuazo que no cruzó Napoleón. Porque la sentencia dictada es un punto de inflexión que desacredita la opinión publicada que ha llegado a calar la afición del ECF. Esta evocación al Camarón hace que me ponga «flamenco» y acuda a algunos «palos», con la intención de dejar sin hilos al titiritero (subliminal). Venga, arranco.

Primer «palo», por alegrías del maestro de Cádiz con el estribillo: Sere, Serenito, guarda el pito, no me tomes por ladrón. Porque ha resultado que la matraca de comedura de coco, con el juez, ha servido de poco. Sepulcre ya no está en la «Liga Criminal».

Segundo «palo», con un martinete porque antes de las alegrías hubo mucha «fatiga»: «En el reloj de la Audiencia, las doce acaban de dar pendiente de mi sentencia, Dios mío qué pasará». Y es que, aunque el administrador concursal, tras un examen profundo, propuso la calificación de concurso fortuito, Fiscalía dio más credibilidad a la matraca que al administrador concursal. Y poniéndose la ropa de Simbad presentó una terrorífica demanda (aumentando, por la línea del cielo, los 40 a 60) para investigar la «Cueva de Alí Babá». Fantasmagórica aparición de la maldición: «Tengas pleitos? y los ganes». Que solo es bien comprendida por quienes, no teniendo culpa, pasan por tan desagradable experiencia; porque cualquier día, un día cualquiera, te pueden joder. Y no sabes si es mañana o todavía ayer, estás grogui y perdido en el presente. Tercer «palo», una rumba flamenca valenciana (inventada aquí). Del Ábrete Sésamo del fiscal no salió desvío de 40 millones, ni existencia de 40 ladrones, quedando aquello de ¿dónde están los 40 millones? en puro grito ‘ pa no decir ná y quearse muo’. Aunque se vió que el promotor de la matraca (vino de Valencia, pasando por Torrellano como un huracán) iba cantando por los caminos amigo soy, tengo un aval que solo va conmigo. Al cante se sumaron palmeros y hasta el talento del Ayuntamiento, amaneciendo, aunque era por la tarde del 27 de abril, el proyecto Elche CF 3.0, primavera ilicitana contra Sepulcre. La promesa se retrasaba y empezó a caer fuego en lugar de maná, con lo que el proyecto ese del 3.0 desapareció antes de empezar el verano, quedando en evidencia los primaveras hechizados con la bondad de un aval que no servía ni para pagar una partida de futbolín. Y es que el aval no solo era trucho, era peor?, falso. Falsedad superada con la última pechiná, vaciar la caja -en palabras del administrador-, en un momento en el que el ECF había sido descendido a Segunda y los aficionados movilizados para recaudar dinero con el que evitar otro descenso a Segunda B. Desapareció el flautista, los palmeros y hasta el Consistorio (después de haberse tenido que quitar la camiseta), porque -y no es chiste- el ECF podía haber dispuesto de 3,5m/? con recursos propios (liquidación de los derechos televisivos), como hizo muy pocos días después del descenso administrativo.

Te pinchan y no sale sangre, descender a 2ª División por no pagar 3,5m/?, teniéndolos. Si bien es verdad que había tanta prisa en resolver el descenso que la propia resolución no esperó a que transcurriera en su totalidad el plazo para imponer el castigo. Cuarto «palo», de despedida con letra del tango detrás del tuyo se va: si lo piensas te equivocas, si lo imaginas te engañas, en la puerta tengo a otra, y hazme el favor, que te vayas. O lo que es lo mismo, poniendo no te quieren.

Pepe, ahora te lo digo como si fuera el personaje de la película En pié con el puño en alto, con un alarido visceral (repetido tres veces): «Sepulcre no metas más». ¡Dios mío qué pasará!. Pero si te puede la vanidad y saludar desde el palco, ya conoces que no sólo te cuesta los dineros. En todo caso te pido, para mí, que consigas que tras el cierre del himno en cada partido, se pueda leer en los videomarcadores: Y en el costado, clavado, un aval. IN MEMORIAM.

Fuente: Diario Información

El Juzgado de lo Mercantil califica como fortuito el concurso de acreedores del Elche

Rc Sala de Juegos

Según ha podido saber Diario Franjiverde, el juez del Juzgado de lo Mercantil José Luis Fortea ha calificado el concurso de acreedores del Elche como fortuito. Tras maratonianas sesiones, la decisión quedó vista para sentencia el pasado mes de septiembre y la decisión se está comunicando a las partes este viernes.

El fiscal Francisco Marco no ha podido demostrar la culpabilidad del concurso de acreedores del club ilicitano. El administrador concursal, Carlos Pérez Pomares, defendía que era fortuito.

Los acusados, José Sepulcre, Diego García, Antonio Rocamora, Juan Anguix, Toño García Hita, Francisco Sánchez, Jaime Oliver y Javier Vidal, quedan libres de responsabilidad personal por este caso. Y se absuelve a la mercantil Los Serranos. Se les solicitaba una indemnización de 20 millones de euros.

Quedaron fuera del proceso judicial Juan Carlos Ramírez, Ramón Segarra, Manuel Rocamora, José Luis Maruenda, César Nohales, Tomás Alvarado, Vicente Javaloyes, Juan Irles, Lorenzo Campos y Vicente Abadía.

La LFP deberá abonar al Elche 1,2 millones por la ayuda al descenso

Enorme alivio para la economía del Elche. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) deberá abonar al club ilicitano 1,2 millones de euros por ayuda al descenso a Segunda B, ya que el Juzgado de lo Mercantil ha desestimado su recurso de reposición, como avanza Alicante Plaza. Otro millón de euros será directamente ingresado por Haciencia, uno de los principales acreedores del Elche.

La LFP rechazaba el pago de la compensación por la pérdida de categoría porque el convenio de acreedores de la entidad ilicitana continúa sin aprobación. Y con la reciente de decisión de la Audiencia Provincial de no aceptar el recurso contra la suspensión cautelar del plan de viabilidad, se dilatará aún más en el tiempo.

A pesar de que el organismo dirigido por Javier Tebas se amparaba en su Reglamento General, que establece que no hay derecho a esa compensación si el club ha solicitado la declaración de concurso o ya se encuentra en esa situación, el pasado mes de septiembre, el juez Leandro Blanco, sustituto de José Luis Fortea, quien se encarga de todo lo relacionado con el concurso de acreedores del Elche, instó a la LFP a que abonase la ayuda. LaLiga recurrió la providencia y Fortea ha desestimado su petición.

El Elche reclama a la LFP el ingreso de la ayuda al descenso

El Elche Club de Fútbol ha emitido un comunicado en el que solicita a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) el ingreso de la ayuda por el descenso a Segunda División B, cifrada en dos millones de euros.

Tal como adelantó Onda Cero Elche, el Juzgado de lo Mercantil, que ha dictado este viernes la suspensión cautelar del convenio de acreedores del Elche CF en cuando a la ampliación de capital de 15’7 millones de euros por conversión de deuda por acciones, ha emitido también una notificación dirigida a la Patronal del fútbol para que conceda dicho pago a la entidad blanquiverde. La LFP se opone al ingreso al considerar que, en base a sus estatutos, el convenio de acredores no es firme.

El club ilicitano, cuyo presidente, Diego García, y sus servicios jurídicos mantienen negociaciones con LaLiga para alcanzar un acuerdo sobre este hecho, ha facilitado en su escrito el texto íntegro de la provicencia por la que insta al organismo encabezado por Javier Tebas abonar la ayuda al descenso.

Suspendido cautelarmente el convenio de acreedores del Elche por orden judicial

El Consejo de Administración del Elche ha recibido este viernes una muy mala noticia. El Juzgado de lo Mercantil nº1 ha tomado la decisión de suspender cautelarmente el convenio de acreedores del club ilicitano, como avanza Onda Cero Elche. De esta manera, se atienden a los recursos presentados por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Hacienda, la Tesorería General del Estado y el administrador concursal Carlos Pérez Pomares, que se mostraron en contra de esta propuesta.

La mayor consecuencia para el órgano rector presidido por Diego García será que no se podrá realizar la ampliación de capital cifrada en 15’7 millones de euros por conversión de deuda en acciones, tal como estaba previsto que se produjera en la Junta General Extraordinaria de Accionistas programada para el lunes 25 de este mes. En esta ampliación, el expresidente José Sepulcre iba a capitalizar una parte muy importante de deuda ordinaria que había negociado a su favor para convertirse mayor accionista individual de la entidad franjiverde.

Sin embargo, este no es el único problema que se le avecina al Elche con esta decisión del Juzgado de lo Mercantil: podría quedarse sin percibir la ayuda por el descenso a Segunda B, fijada en unos dos millones de euros. Una cantidad que, de no obtenerla, aumentaría los graves problemas económicos del club ilicitano, que está buscando financiación para cubrir los cerca de 2’2 millones de euros de déficit previstos para esta campaña. En un comunicado, el club ilicitano ha informado que ha requerido a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) que abone dicha ayuda. “Se acompaña provicencia”, finaliza el escrito.

El Elche ha informado a través de un comunicado que sus servicios jurídicos estudiarán la posibilidad de apelar ante la Audiencia Provincial la suspensión del convenio y deja en el aire la celebración de la Junta de Accionistas.