Entradas

Otro invierno de reformas

Nadie dijo que fuera fácil. El accidentado regreso a Segunda División está provocando constantes cambios en un Elche que busca encontrar la tecla que le devuelva a la cima de nuestro fútbol. Sin prisa pero sin pausa, cada período de traspasos importa en el camino. Buena muestra de ello fue el período invernal la temporada pasada, y el presente mercado invernal lleva camino de serlo.

Pese a contar con distintos entrenadores y directores deportivos y rondar la quincena de fichajes en ambos veranos, el club ilicitano se ha visto forzado a realizar retoques que suban el nivel de competitividad al grupo. Las numerosas salidas y algunos desaciertos, unido a los problemas económicos, han configurado un escenario inquieto.

La salida de Lolo Ortiz es ya la tercera de este tramo, tras las desvinculaciones ya anunciadas de Pol Freixanet y Javier Noblejas. Estando en la primera semana de enero, es probable que haya una cuarta, ya que Hugo Fraile ha entrado poco en los planes del entrenador Alberto Toril. En el sentido contrario, ha llegado Fabián Ruíz y está cerca la rúbrica de Borja Valle, pero se buscará ampliar la nómina de altas.

Hace un año, el Elche finalizó el mes de enero con cinco salidas y cinco caras nuevas. Si bien Samu Martínez, Liberto Beltrán y Michael Anaba poseían dorsal del filial y todos menos Miguel Ángel Cifuentes fueron operaciones a préstamo, Nono incluido, todos habían disputado minutos en el primer equipo. Los tres primeros no jugaron para el Ilicitano durante la 2015-16.

Javier Noblejas, Álex Felip, Franco Cristaldo, Eldin Hadzic y Hugo Fraile fueron las cinco incorporaciones. Resulta evidente que su etapa como franjiverdes no ha sido fructífera, ya que los tres primeros están fuera del club y los dos últimos tienen un papel testimonial en el actual proyecto.

Esta temporada, debido a las restricciones salariales impuestas por la Liga de Fútbol Profesional y a las necesidades concretas de la actual plantilla, el mercado invernal no será tan agitado. Pero cabe poca duda: habrá varios cambios, probablemente un mínimo de seis en total, en el intento por pasar pocos apuros, lograr la permanencia pronto y ver si se puede aspirar a cotas más altas. Esperamos que, en este caso, a menor cantidad el cambio traiga mayor calidad.

 

Reencuentro con un pasado reciente

Miguel Ángel Cifuentes y Cristian Herrera vivirán este sábado un partido especial en Montilivi. Ambos futbolistas del Girona se verán las caras ante el Elche, club en el que pasaron tanto por el filial como por el primer equipo. El zujareño y el grancanario coincidieron en el Ilicitano que estuvo cerca de clasificarse para el playoff de ascenso a Segunda hace tres temporadas y no salieron de la mejor forma del club franjiverde.

Cifuentes, canterano del Elche, regresó a la entidad del Martínez Valero para jugar en el filial en 2012 tras una gran temporada defendiendo los intereses del Orihuela, con el que disputó el playoff de ascenso a Segunda División. En el Ilicitano se ‘recicló’ de extremo a lateral diestro, consiguió un ascenso a Segunda B y se quedó a las puertas de disputar el playoff de ascenso a Segunda División.

Su destacado papel en el filial blanquiverde llamó la atención del Girona, que le dio la oportunidad de debutar en la categoría de plata en la temporada 2014/2015. Su rendimiento en su primera etapa como albirrojo fue espectacular, despertando admiración en los seguidores de la Segunda División con sus galopadas por la banda. Indispensable en el carril diestro, el esquema 3-5-2 del conjunto dirigido por Pablo Machín le viene como anillo al dedo para sus características. Jugó 41 partidos y marcó un gol. Además, fue nominado a mejor defensa del campeonato en los premios de la LFP.

En esa campaña, ‘Cifu’ tocó la Primera División con la punta de los dedos con el Girona, que inesperadamente, se movió por las primeras posiciones de la tabla durante toda la Liga. Pero el equipo catalán no pudo poner el broche de oro a su magnífica temporada, que finalizó tercero con 82 puntos, los mismos que el segundo, el Sporting, con el primer ascenso a la máxima categoría de su historia.

El futbolista zujareño volvió al Elche para formar parte de la primera plantilla y llamado a tener un peso importante en un equipo que tuvo que formarse con escasez de tiempo y recursos por su descenso administrativo a Segunda. Comenzó el curso siendo fijo para Rubén Baraja, pero fue perdiendo protagonismo cuando rechazó las propuestas de renovación planteadas por el club ilicitano, al que estaba vinculado hasta junio de 2016.

En el pasado mercado invernal, Cifuentes cerró su periodo en el Elche, después de 17 encuentros disputados, marchándose cedido al Málaga pero habiendo sellado un compromiso con el club blanquiazul hasta 2019. El jugador andaluz daba el salto a Primera, sin embargo, todavía no sabe lo que es debutar en ella, ya que estuvo inédito en el segundo tramo de competición como ‘boquerón’.

Ante las escasas oportunidades que presumiblemente iba a contar, el Málaga decidió en el presente mercado estival ceder a Cifuentes al Girona, donde el zujareño espera recuperar su mejor fútbol, el que mostró precisamente vistiendo de albirrojo.

Cristian Herrera aterrizó en el Elche para jugar en el filial en el verano de 2013 con 20 goles con el filial de Las Palmas en Tercera División como carta de presentación. El ariete grancanario cayó de pie en el equipo franjiverde, pues anotó 12 goles en sus 13 primeros partidos con el Ilicitano.

Sus extraordinarios números con el filial obtuvieron la recompensa de la llamada de Fran Escribá para jugar en el primer equipo. Su debut en Primera, el 24 de noviembre de 2013, difícilmente pudo ser mejor: marcó el tanto que le dio la victoria al Elche frente al Valencia (2-1) saliendo desde el banquillo. El técnico valenciano siguió contando con Cristian Herrera, que finalizó el curso con 22 participaciones, 13 como titular, y 3 goles con el primer equipo. Tal era la confianza del Elche en el delantero de Las Palmas como futbolista de futuro que amplió su contrato hasta 2019.

En el siguiente curso, ya como integrante de la primera plantilla, Cristian Herrera estuvo totalmente eclipsado por la figura de Jonathas y no dio el salto cualitativo que se esperaba de él. Jugó 30 partidos, pero sólo 11 como titular, y anotó un gol.

Con el descenso administrativo del Elche a Segunda División, el punta grancanario quiso abandonar el club blanquiverde a toda costa y rompió su vinculación de forma unilateral, motivo por el que la entidad del Martínez Valero anunció que emprendería acciones legales contra el jugador.

Cristian Herrera fichó por uno de los ‘gallitos’ de Segunda, el Almería, donde la fortuna no le acompañó. Disputó 13 partidos, 6 como titular, y marcó 2 goles, ambos a su exequipo, el Elche, en Copa del Rey.

El último día del pasado mercado invernal, Cristian Herrera cambió de aires y se marchó al Girona, donde ha ofrecido un alto nivel desde que se incorporó a su disciplina, con la que tiene contrato hasta 2018. La pasada campaña, jugó 23 partidos, 19 como titular, y marcó 7 goles con el conjunto albirrojo. Su llegada y la de Lekic mediada la Liga resultaron vitales para que el Girona mejorara sus prestaciones ofensivas, una de las claves de la excelente segunda vuelta que le permitió clasificarse para el playoff por segundo curso seguido. En la postemporada, eliminó al Córdoba en semifinales, pero cayó en la final ante Osasuna, que saboreó las mieles del ascenso.

Tanto Cifuentes como Cristian Herrera completaron el primer partido del Girona de la campaña 2016/2017 ante el Sevilla Atlético (3-3). Presumiblemente, los dos serán titulares en la visita del Elche a Montilivi (sábado, 19:00 horas).

Dorca, Pelegrín y Germán vistieron de albirrojo

La tarde de reencuentros no sólo será por el bando gerundense. Dorca, Pelegrín y Germán Parreño son los tres jugadores del Elche que han defendido los colores del Girona en una etapa anterior de su carrera.

Dorca es el franjiverde con la etapa más longeva en el Girona. Vistió la camiseta albirroja durante seis temporadas, desde la 06/07 hasta la 11/12, y en tres categorías diferentes: Tercera, Segunda B y Segunda.

Pelegrín jugó en el cuadro catalán en la temporada 03/04. Llegó procedente del filial del Zaragoza. Allí compartió vestuario con Delfí Geli, actual presidente del Girona, y Argensó, portero que tuvo un paso efímero de media temporada en el Elche.

Mucho más reciente fue el paso de Germán Parreño por el Girona, pues formó parte de su plantel la temporada pasada, cedido por el Espanyol. Su única aparición en partido oficial defendiendo la portería albirroja se produjo en un partido de Copa del Rey ante el Nàstic. Isaac Berrera, último Zamora de Segunda y ahora guardameta del Real Valladolid, era su rival por un puesto en la alineación.

El Elche comenzará la liga en casa ante el Rayo Vallecano

La liga ha anunciado esta tarde el sorteo de calendario para la temporada 2016/17. En ella, el Elche debutará en el Martínez Valero ante el recién descendido Rayo Vallecano, equipo en el que milita Ramón Planes como director deportivo. La jornada inicial comienza el próxima día 21 de agosto.

El primer desplazamiento será a Girona una semana después. Es probable que los franjiverdes se vean las caras con Cifuentes, ya que el lateral propiedad del Málaga ha vuelto a la disciplina del club catalán en calidad de cedido. El desplazamiento más cercano será el segundo del ejercicio: el Elche visitará el estadio del UCAM Murcia en la cuarta fecha.

El derbi comunitario tendrá lugar en la séptima jornada, cuando el Levante UD visitará el feudo ilicitano. Los chicos de Alberto Toril cerrarán la liga recibiendo al Real Oviedo, justo a continuación de vivir un morboso encuentro en el campo del Cádiz, club que evitó hace semanas el ascenso del Hércules a la categoría de plata.

Puedes descargar el calendario completo aquí.

El acorazado de Baraja

A falta de nueve jornadas para la conclusión del campeonato regular, da la sensación de que al Elche de Baraja le funciona ceder la iniciativa al contrario. Con un estilo regido por el orden defensivo y los ataques rápidos, los franjiverdes acumulan seis jornadas sin perder y presentan puntuación de puestos de playoff. El actual octavo clasificado pudo optar a manejar con solvencia otros registros en su día, pero eso parece haber quedado atrás.

En el inicio de temporada, la llegada de los Espinosa, Ilie y Nono daban a entender que el conjunto ilicitano se construiría en torno a la posesión del balón.  Además, en los laterales contaba con el buen toque de Álex Martínez y las galopadas de Cifuentes, a la vez que veíamos a Lolo bajar a iniciar las jugadas, abriendo a los centrales e intentando rasear el balón. Por si fuera poco, la figura del delantero rematador de área Nikos Vergos completaba la paleta de opciones enfocadas a esa propuesta.

Los riesgos asumidos costaron, tras un buen inicio, un 1-4 ante el Llagostera y un 4-1 ante el Mirandés consecutivos. El golpe hizo que ‘El Pipo’ retocara varios mecanismos, pero más allá de este hecho cuesta categorizar acerca de si el conservadurismo actual es fruto de su gusto por dicho estilo o es el rendimiento de sus futbolistas lo que le ha llevado a ello. Lo cierto es que su relación con el talento, sin valorar el grado de culpa de unos y otros, es mejorable hasta la fecha.

Nono defraudó en el día a día y salió rumbo a Segunda B, mientras que Cifu hizo las maletas a Málaga para subir un escalón en su carrera (el tiempo dirá si acertó). Vergos tampoco ha convencido a su míster, razón por la cual acumula semanas fuera de las listas de convocados.

A su vez, Ilie y Espinosa no han rendido como se esperaba a pesar de disfrutar de muchos minutos. El catalán no se ha asentado en el doble pivote y el talaverano sigue sin ver puerta y va sumando suplencias en la segunda vuelta a pesar de su pase entre líneas.

Sin embargo, jugadores como Mandi y Álvaro pronto se instalaron en las alineaciones, dándole al equipo un estilo más directo y batallador. Los balones largos, las defensas organizadas en campo propio y los contraataques a pocos toques comenzaron a ser más frecuentes.

La llegada de Eldin en invierno, otro fichaje asociativo, tampoco ha dado el resultado esperado. Tanto es así que no viajó a Pamplona para enfrentarse a Osasuna. El mediapunta salió enfadado del campo en el último partido en casa ante Zaragoza tras jugar los llamados «minutos de la basura».

Por lo tanto, la tónica observada en el último tramo liguero dictaminará si el Elche puntúa lo suficiente como para alcanzar los playoff o se queda con el premio menor de la permanencia. Ni la presión, ni la ambición, ni la falta de ellas será tan importante como jugar a lo que mejor sepan los jugadores que están en el barco del entrenador.

Cifuentes se marcha cedido al Málaga

Punto y final al culebrón Cifuentes. Después de que se le relacionara con Espanyol y Sporting de Gijón, finalmente el zujareño jugará cedido en el Málaga lo que resta de temporada y posteriormente estará vinculado al club costasoleño hasta 2019. De esta manera, Cifu acaba su etapa como futbolista del Elche. Ambos equipos han hecho oficial la operación.

La entidad blanquiverde ha intentado renovar al lateral andaluz en los últimos meses, pero no se alcanzó ningún acuerdo entre las partes. Ante esta situación, el Elche ha preferido que Cifuentes deje tierras ilicitanas en el presente mercado invernal antes que esperar a que se produzca su marcha el próximo verano, ya que acaba contrato el 30 de junio. Con el ahorro de su ficha, el conjunto ilicitano gana más margen para reforzarse en este periodo de fichajes.

Cifuentes abandona el Elche después de haber disputado 18 encuentros esta temporada, el último en la jornada 18 ante el Córdoba. Esta tarde ha pasado reconocimiento médico con su nuevo equipo. Mañana realizará su primera sesión de entrenamiento como malaguista y será presentado a las 13:00 horas en el estadio de La Rosaleda.

El jugador se ha despedido del equipo franjiverde en su cuenta de Twitter: «Me despido desde el cariño y el afecto con mi primera foto en el equipo donde me crié (aparece una foto de él siendo niño con la camiseta del Elche). Comienza una nueva etapa. Agradezco cada gesto y cariño de la afición, cada uno con su opinión, pero gracias, siempre di lo máximo de mi. Y sé que pronto volverá a Primera».

Posible trasvase Gijón-Elche

La comisión deportiva del Elche ha puesto sus ojos en el Sporting de Gijón para reforzar la plantilla en el mercado invernal, concretamente en dos futbolistas. Según La Nueva España, el equipo ilicitano quiere hacerse con los servicios de Juan Muñiz, y según Marca, se ha fijado en Hugo Fraile. Este interés en ambos jugadores coincide con el de los rojiblancos por Cifuentes, como informa El Comercio. El zujareño acaba contrato el 30 de junio y podría salir este mes de enero. El Espanyol también quiere firmarlo.

Juan Muñiz (Gijón, 1992) es un futbolista que destaca por su calidad y golpeo de balón con la pierna izquierda. Puede jugar por la banda, como centrocampista ofensivo y de mediapunta. Formado en Mareo, debutó con el primer equipo del Sporting en la última jornada de la temporada 2009/10, con 18 años. El pasado curso, participó en 30 partidos, 10 como titular, y marcó tres goles. En este solo ha disputado 60 minutos repartidos en cuatro encuentros. Su única experiencia fuera de su Asturias natal fue en la campaña 2013/14, cuando estuvo cedido en el Mirandés. En el equipo rojillo jugó 21 partidos, 9 como titular, y anotó tres dianas.

Hugo Fraile (Huelva, 1987) es un extremo diestro con una notable capacidad de desborde. Llegó al Sporting en 2013 procedente del Getafe B. En su primera temporada como rojiblanco disputó 20 partidos y batió la meta rival en tres ocasiones antes de sufrir una rotura de ligamentos a mediados de abril de 2014. Regresó a los terrenos de juego en febrero del año anterior. La pasada campaña no pudo tener muchas apariciones debido a su grave lesión, pero participó en los nueve últimos partidos de Liga y marcó un tanto. En el presente campeonato, ha intervenido en tres choques, uno como titular, acumulando 92 minutos entre ellos.

Descartados

Ambos futbolistas han tenido muy poca presencia esta temporada en los plantes del técnico del cuadro gijonés, Abelardo, que ya les comunicó, al igual que el director deportivo, Nico Rodríguez, que no cuenta con ellos. Según La Nueva España, la decisión sorprendió tanto a Juan Muñiz como a Hugo Fraile, ya que ampliaron su compromiso con el Sporting este último verano.  No obstante, la necesidad de aligerar la plantilla para realizar fichajes ha propiciado que les abran la puerta de salida.

El Elche no es la única ‘novia’ que tienen Juan Muñiz y Hugo Fraile. Además de la del club franjiverde, el primero maneja ofertas de Nàstic de Tarragona y Maccabi de Tel-Aviv, mientras que por el segundo también está en la órbita de varios conjuntos de Segunda División: Alcorcón, Valladolid, Leganés y Mallorca.

De producirse la incorporación de alguno de ellos, o de los dos, volverían a compartir vestuario con Mandi, que abandonó el Sporting en el último día del pasado mercado estival para fichar por el Elche. Además, Juan Muñiz también coincidió en el equipo asturiano con otro jugador que portó la camiseta del cuadro ilicitano, Trejo.

Sin embargo, es muy improbable que Rubén Baraja pueda contar con caras nuevas si no se liberan fichas de la primera plantilla. Samu y Anaba son dos de los futbolistas con menos minutos y podrían salir. La intención del Elche es renovarles y que se marchen cedidos a equipos que les aseguren minutos.

Nono, que no juega desde el pasado 29 de noviembre contra el Albacete, también es candidato a abandonar el conjunto franjiverde, aunque la decisión de Baraja de convocarle frente al Mallorca antes que a Cifuentes o Nikos Vergos puede que revierta su situación, si bien vio todo el encuentro desde el banquillo y el técnico vallisoletano no agotó los cambios.

Interés por Cifuentes

El Sporting tiene dos futbolistas que el Elche quiere tener en sus filas, Juan Muñiz y Hugo Fraile. Y la entidad del Martínez Valero cuenta con uno del agrado de los rojiblancos, Cifuentes. Según El Comercio, el equipo gijonés tiene al zujareño en el punto de mira como refuerzo para la próxima temporada si no renueva con el Elche.

Pero la situación contractual del futbolista y el interés del club ilicitano por los dos descartes del Sporting y por recibir alguna compensación por Cifu en enero antes que dejarle marchar gratis en verano podría abrir la posibilidad de que el ’17’ franjiverde vista de rojiblanco antes de que acabe enero. No obstante, las restricciones impuestas por la LFP a ambas escuadras dificulta cualquier operación.

Si Cifuentes aterriza en El Molinón esta temporada, Abelardo podría alinear a dos de los tres jugadores nominados a mejor defensa de Segunda División el pasado campeonato: Bernando, galardonado con el premio a mejor zaguero, y el lateral zujareño.

Foto: Golaverage.com

Caro se acomoda en el lateral derecho

El lateral derecho parecía ser una de las posiciones mejor cubiertas del Elche. Cifuentes e Isidoro son toda una garantía para cualquier equipo de Segunda División. Sin embargo, esta zona tiene un nuevo inquilino: Caro. El zaguero estepeño ha jugado en el costado diestro en las tres últimas jornadas.

La primera presencia de Caro en la banda derecha fue ante el Girona en Montilivi. En el minuto siete de la segunda mitad, Rubén Baraja decidió retirar del partido a Isidoro. El cambio natural hubiera sido darle entrada a Cifuentes (que después sustituyó a Sergio León), pero el técnico franjiverde prefirió el ingreso en el césped de Armando, lo cual conllevó el cambio de posición de Caro. El futbolista cedido por el Betis pasó de actuar como central a hacerlo de lateral, donde no desentonó en absoluto.

La manera de desenvolverse de Caro en el costado diestro debió de ser del agrado de Baraja, pues en el siguiente encuentro contra el Córdoba apostó de inicio por el estepeño para ocupar dicho puesto. Tenía ante sí una prueba de fuego, pues enfrente iba a estar el exfranjiverde Fidel, que se encontraba en un gran estado de forma. Sin embargo, el reto, que superó correctamente, tan solo duró poco más de media hora. Armando tuvo que ser reemplazado por un golpe en la cara y Caro se trasladó al centro de la defensa con la entrada de Cifuentes.

Y el pasado sábado ante el Mallorca, repitió en el once como lateral derecho, imponiéndose en la pugna por la titularidad a Isidoro y Cifuentes. El primero se quedó en el banquillo, mientras que el segundo vio el choque desde la grada por decisión técnica. Esta vez no hubo ninguna variación táctica en la zaga y completó el partido en la banda. Estuvo correcto en el aspecto defensivo, pero aportó poca profundidad en ataque.

Pendiente de Cifuentes

La posible salida de Cifuentes del Elche en el mercado invernal repercutiría en el papel de Caro dentro del equipo. Si el zujareño abandona la entidad ilicitana este mes de enero, Isidoro quedaría como el único lateral derecho específico de la plantilla. De producirse una ausencia del ex del Numancia, ya sea por lesión o sanción, Caro tendría todas las papeletas para suplirle ante la falta de recambios y la escasa confianza de Rubén Baraja en Samu, al que Fran Escribá ya probó como lateral la temporada pasada.

No obstante, hay que recordar que el preparador vallisoletano prefirió alinear al jugador cedido por el Betis antes que a Isidoro para ocupar el costado diestro en las dos últimas jornadas.

En el caso de que Caro se reconvirtiera definitivamente a lateral, su posición natural, la de central, no se quedaría excesivamente debilitada, pues en el plantel hay alternativas para cubrir el centro de la defensa. Armando, Lolo, José Ángel, Maxi Amondarain o Hugo Álvarez cuando se recupere de la lesión que sufrió a finales de noviembre son los nombres que maneja Baraja para cubrir esta zona.

La banda no le es desconocida

Caro jugó por primera vez como lateral derecho con la camiseta del Elche en Girona, pero aquel encuentro no fue su estreno en esa demarcación. En el Betis, club al que pertenece, ya actuó por el costado en varias ocasiones tanto en el filial como en el primer equipo.

Precisamente, una de las ocasiones en las que ocupó la banda diestra del equipo verdiblanco se produjo en el Martínez Valero. Tuvo que entrar desde el banquillo para sustituir a Dídac Vilà por lesión. Su primera experiencia en el feudo franjiverde duró menos de treinta minutos, pues abandonó el choque por el mismo motivo que su compañero.

Tres días antes del último enfrentamiento entre ilicitanos y sevillanos, Caro fue el dueño del lateral derecho del conjunto heliopolitano en todo un Sevilla-Betis de octavos de final de la Europa League. Todo un desafío que pasó con buena nota.

Elche agita el mercado

Tras la llegada de Noblejas, el Elche CF apunta a seguir protagonizando movimientos en el mercado invernal. Es otro lateral, en este caso diestro, el que podría tomar ya la puerta opuesta, la de salida. Se trata de Cifuentes, que desde el nuevo año puede negociar libremente de cara a firmar con otro equipo para la temporada próxima. Pero la historia va algo más allá: el RCD Espanyol lo quiere en sus filas ahora.

En la entidad franjiverde creen que han hecho todo lo posible para renovar al jugador y que éste no ha hecho lo suficiente por prolongar el compromiso. ‘Cifu’, que no es titular desde la decimoquinta jornada en Albacete el pasado 29 de noviembre, quedó fuera de la convocatoria el sábado en el partido que enfrentó al Elche frente al Mallorca.

La situación parece irreconciliable, a pesar de que en su momento club y futbolista estuvieron cerca de llegar a un acuerdo. El que fuera el mejor carrilero de la pasada temporada en Liga Adelante ha bajado su nivel enfundado en la franja verde, lo que no le privaría de tener alguna «novia» en la máxima categoría del fútbol español.

Cristaldo vuelve a la palestra

cristaldo

Por otro lado, el centrocampista de Boca Juniors Franco Cristaldo vuelve a interesar al club ilicitano. Ambos clubes no llegaron a un entendimiento por diferencias de pareceres en cuanto a la duración de la cesión, pero parece que no sería impedimento ahora, ya que llegaría a préstamo hasta final de temporada. Desde Argentina dan por hecha su llegada.

En caso de engrosar las filas de Rubén Baraja, el joven medio llegador sumaría efectivos en una parcela central que podría verse aligerada con alguna salida. Anaba y Nono han sonado para abandonar el barco, aunque el gaditano quiere convencer a su técnico.

El Elche prepara el partido ante el líder sin Espinosa ni Cifu

Avanza la semana, más corta de lo habitual al disputarse el partido en viernes, y Rubén Baraja ya perfila lo que será el partido ante el Córdoba. El entrenador castellano ha comenzado a preparar la visita del líder con dos ausencias notables, ya que no ha podido contar con Espinosa ni Cifu. Ambos jugadores no han participado tampoco en la sesión de este martes y se han quedado, de nuevo, realizando un «trabajo específico» de recuperación de sus respectivas dolencias.

El centrocampista toledano lleva dos semanas de tratamiento como consecuencia de los problemas musculares que le impidieron participar en el encuentro ante el Albacete hace varias jornadas. La pasada semana, Espinosa apenas entrenó con el grupo, aunque finalmente sí participó en el partido ante el Girona. El jugador solo se ha acercado al entrenamiento en el tramo final y no se ha mezclado con el grupo.

También se ha quedado en el gimnasio del estadio Cifu, quien acusa problemas físicos que están limitando su rendimiento en las últimas jornadas, motivo por el que ha perdido su puesto en el equipo titular.

Ambos jugadores son duda para el compromiso ante el Córdoba del próximo viernes, aunque todo apunta a que si su evolución es positiva y tratándose del último partido del año estarán en condiciones de formar parte de la convocatoria.

Las ausencias de Cifu y Espinosa en el entrenamiento han sido cubiertas por el central uruguayo Maxi Amondarin, quien firmará en el próximo mes de enero por el Ilicitano, y por el extremo venezolano del juvenil Leomar Pinto.

De momento, la única baja con las que cuenta el equipo franjiverde son Hugo Álvarez, convaleciente de la operación que sufrió en un dedo del pie, a la espera de que el meta Pol Freixanet evolucione favorablemente de sus problemas en la espalda.

Cifu dice que el equipo necesitaba ganar «para volver a coger confianza»

Miguel Ángel Garrido Cifuentes ‘Cifu‘ vivió un partido especial en su regreso a Girona. En Montilivi solo estuvo un año, pero dejó una huella imborrable en la afición, como quedó demostrado con la ovación con la que la afición local saludó su salida al campo, mediado el segundo acto. Cifu admitió que para él no era un partido más y se mostró «agradecido por el recibimiento«, aunque prefirió centrar el protagonismo en el colectivo y, sobre todo, en la importancia de los tres puntos.

«La victoria es importante y la necesitábamos para volver a coger confianza. Nos ha costado y hemos sufrido, sobre todo en la segunda parte, pero nos vamos con los tres puntos para casa«, resumió el lateral.

Aseguró que los tres puntos, unidos a la buena imagen de la anterior jornada ante el Tenerife, darán al equipo un impulso moral para afrontar el difícil partido de la próxima jornada ante el Córdoba e intentar cerrar el año con un buen sabor de boca «y mirando hacia arriba«.

Cifu lamentó que el Elche, después de una buena primera parte en la que el equipo se sintió «cómodo» no alcanzara el descanso con «un 0-2». «En  la segunda el Girona nos ha apretado y hemos tenido que sufrir hasta el final«, admitió el granadino, quien indicó que el equipo ya sabía que «iba a ser difícil».

También reconoció la mala gestión de los contragolpes, sobre todo en el tramo final del partido, que se haber sido aprovechados podían haber ahorrado sufrimiento a su equipo. «Es una lástima porque podíamos haber logrado un resultado para haber estado más tranquilos«, insistió.

Por último, el granadino también se ha referido a su recién estrenada posición de suplente, algo a lo que reconoce no estaba «acostumbrado» en los últimos tiempos. «Me cuesta un poco en los primeros minutos, pero todo lo que sea poder ayudar al equipo se agradece», ha finalizado.