Nuke Mfulu repasa su trayectoria hasta su llegada al Elche

Rc Sala de Juegos

Nuke Mfulu llegó al Elche como un desconocido para los aficionados del Elche. Apuesta del director deportivo, Nico Rodríguez, el centrocampista franco-congoleño de 25 años llegó procedente del Red Star, que compitió en la Segunda División francesa la temporada pasada. Poco más se sabía más allá de vídeos de highlights en YouTube. En su entrevista a Diario Franjiverde, el futbolista repasa su trayectoria futbolística hasta llegar al conjunto ilicitano.

Omenuke Mfulu (pronunciado Mfúlu) nació en la localidad francesa de Poissy, pero poco después se trasladó con su familia a Vitry-sur-Seine, en la periferia sudeste de París. Allí comenzó a jugar al fútbol a los cinco años. Sus padres llegaron a Francia juntos desde la República Democrática del Congo en los años 80.

Primeras experiencia fuera de casa

A los 16 años, el franco-congoleño dio el salto a las categorías inferiores del Estrasburgo, uno de los clubes de renombre del fútbol galo. A pesar de su juventud y la distancia, a casi 500 kilómetros de casa, su familia le animó a dar el paso. “Estaba contento de estar allí, era un sueño desde pequeño. Mi familia venía cada cierto tiempo”, comenta.

Sin embargo, tiempo después se vio obligado a marcharse de la entidad alsaciana por sus problemas económicos, que casi le llevan a la desaparición cuando competía en cuarta división: “Fue difícil, porque me gustaba mucho el club y la ciudad. Estaba bien, pero no tuve la posibilidad de quedarme. Y llegó la oportunidad del Lille”.

Su siguiente destino fue las bases del Lille, un habitual de Ligue 1. Nuke Mfulu reconoce que pasó “un momento complicado” en el equipo del norte de Francia: “No jugaba mucho y no tenía la confianza de los entrenadores y el club”. A pesar de ello, nunca decayó su fe en llegar al fútbol profesional.

Debut en Ligue 1

Objetivo que consiguió tras marcharse al Stade de Reims, también de la máxima categoría francesa. Un club famoso por su etapa gloriosa en los años 40 y 50. Llegó incluso a jugar una final de Copa de Europa contra el Real Madrid. Después de pasar por su filial, Nuke firmó su primer contrato profesional y debutó en Ligue 1 en noviembre de 2014, con 20 años: “Fue contra el Niza. Fue un momento importante. El fruto del trabajo de mucho tiempo. Toda mi gente cercana estaba muy contenta”.

El centrocampista pasó cuatro años con les rouges et blancs, sin lograr asentarse en el equipo. Por ello, en 2017, con el Stade de Reims en Segunda, decidió bajar otro peldaño. A Championnat National, el equivalente a la Segunda B española, para enrolarse en las filas del Red Star. Casi suponía un regreso a casa, pues este equipo juega en Sant-Ouen, en la periferia norte de París.

Su mejor temporada

En el Red Star, Nuke Mfulu dio un paso adelante. En su primera campaña, logró junto a sus compañeros el ascenso a Ligue 2 como campeón de la Championnat National. Y en la segunda y última, firmó la que considera mejor temporada de su carrera: “Jugué mucho, tuve la responsabilidad de ser capitán y poco a poco aprendí a ser un jugador importante dentro de un grupo. Fue muy buena temporada a nivel personal, pero también difícil por el descenso del equipo”.

Poco después, cerró su fichaje por el Elche, donde vive su primera experiencia fuera de Francia. “El fútbol español es muy técnico y táctico y más intenso que el francés”, considera.

También cabe señalar que Nuke Mfulu fue internacional sub-21 con la selección de la República Democrática del Congo, pero no ha llegado a debutar con la absoluta. “Es un objetivo, pero sin prisa. Cuando venga el momento, estaré contento”, afirma.

En el ámbito personal, el jugador del Elche cuenta con una diplomatura en Economía Social. Tiene un hermano mayor que trabaja como profesor de escuela y una hermana menor que quiere seguir sus pasos en la docencia.

Fotos: Stade de Reims, Red Star FC y LaLiga

Compartir esta entrada: