Entradas

Zarpazo a la liga… y con uno menos (1-0)

Las cosas del fútbol. El Elche sembró dudas a su afición en una primera parte con alternancias y fases espesas, pero dominó el primer partido de la segunda vuelta tras la reanudación, en la que jugó con un hombre menos. Son ya siete partidos sin conocer la derrota, justo en el momento en el que Franco Cristaldo y Álex Felip se incorporan oficialmente a la causa. Se avecinan emociones fuertes en esta segunda vuelta y la ciudad lo sabe, ya que la afluencia al Martínez Valero bordeó los 10.000 espectadores y la campaña de abonos para lo que queda de temporada está en marcha en un momento dulce.

La primera parte empezó con algunos acercamientos por ambos bandos que no terminaron de concretarse, para pasar a un tramo que provocó más de un bostezo en las gradas. Los cortó Camille, lateral izquierdo visitante, con un despliegue de potencia y velocidad. Cruzó el campo y cedió hacia el corazón del área, pero la defensa franjiverde salvó ‘in extremis’. La jugada agitó a ambos equipos, ya que acto seguido Sergio León remató escorado al cuerpo de Santamaría. Además, comenzó el festival de tarjetas: tres en cinco minutos.

Con algún otro aviso similar al del tramo inicial, con preponderancia por el uso de los costados, acabaron 45 minutos en los que el Elche no supo imponerse a su rival, aunque no fue manifiestamente inferior. Sergio León fue el más incisivo de los locales, ganándole numerosos duelos a Alan, principal pareja de baile.

Pelayo vio su segunda cartulina al inicio de la segunda parte, provocando una falta al borde del área cuyo lanzamiento besó el poste de Javi Jiménez. Curiosamente, a partir de aquí el partido fue del conjunto ilicitano. Baraja tomó una decisión dolorosa y poco popular, pero con sentido y que surtió efecto: Como en Zorrilla, Ilie entró por Espinosa. El doble pivote seguía en pie y los jugadores más veloces e incisivos de cara a puerta, sobre el verde.

El Elche no se amilanó, plantó sus líneas con orden y lanzó contragolpes meritorios: el plan estaba definido. Los de El Bierzo apenas dañaron la meta palmerera y Álvaro, Álex Moreno y Mandi avisaron a Santamaría con acierto desigual. Tras los debuts de Cristaldo y Felip, Álex Martínez se deshizo de su par, ganó línea de fondo y puso un centro medido al segundo palo que cabeceó a las mallas Sergio León tras una mala salida del meta visitante. Corría el minuto 78.

Ya no pasó nada relevante, porque los hombres de Baraja así lo quisieron. El decimotercer gol de punta andaluz sitúa al Elche con 34 puntos, los mismos que el sexto clasificado, Gimnàstic, que ocupa la última plaza de playoff. El técnico vallisoletano apelará a la calma, ya que será más necesaria que nunca, pero eludir el descenso definitivamente sabe a poco.

Ficha técnica

Elche CF: Javi Jiménez; Caro, Armando, Lolo, Álex Martínez; Mandi (Álex Felip, min. 78), Pelayo; Espinosa (Ilie, min 48), Álvaro, Álex Moreno (Cristaldo, min. 74) y Sergio León.

SD Ponferradina: Santamaría; Adán (Casado, min. 54), Alan, Lolo Pavón, Camille; Basha, Andy; Acorán, Melero (Luka Djordjevic, min. 58), Álvaro Antón (Dima, min. 75) y Yuri.

Goles: 1-0, Sergio León (78′).

Árbitro: José Luis Munuera Montero, comité andaluz. Amonestó a Pelayo (36′ y 46′) y Álvaro (74′) en el Elche. A Yuri (35′) y Alan (40′) en la Ponferradina.

Aforo: 9.786 espectadores en el Martínez Valero.

Como si fuera el líder

Elche y Ponferradina colisionan esta tarde en el Martínez Valero, en el primer partido de la segunda vuelta, con dos rachas completamente opuestas. Mientras el equipo ilicitano llega a la cita en su mejor momento del curso tras sumar seis jornadas consecutivas sin perder, el conjunto berciano acude en plena depresión, tras seis partidos (cinco de Liga y uno de Copa) sin ganar.

Mientras un equipo vuela, el otro está en caída libre. Si hubiera lógica, el Elche sería clarísimo favorito para ganar, pero no hay nada más peligroso en el fútbol que dar algo por hecho. Y más en Segunda, la categoría profesional más igualada del continente. Lo que hace más peligroso al rival es, precisamente, su mala dinámica. «Puede ganar en cualquier campo«, advierte Baraja, quien recuerda que la Ponferradina demostró en el primer tercio de la competición ser un candidato a todo.

El técnico se ha encargado de ponerle las «orejas tiesas» a todo el mundo, incluida la afición, ya que no quiere euforias y que se dé nada por ganado. El Elche está situado en la décima posición, aunque a solo tres puntos de la zona de promoción, por lo que un nuevo triunfo le permitiría consolidarse entre los aspirantes a las eliminatorias de ascenso en vísperas de afrontar un calendario mucho más asequible, en teoría.

Para este partido, Baraja solo cuenta con las bajas conocidas del meta Pol y de los centrales Hugo y José Ángel. La baja del salmantino, lesionado la pasada jornada ante el Alcorcón, le obligará a modificar la alineación con respecto a esta última jornada. Todo apunta a que Caro volverá al eje de la defensa junto a Armando, entrando Isidoro al equipo como lateral derecho. Lolo y Mandi parecen intocables en el doble pivote, aunque con Baraja nunca se sabe. Y más teniendo en cuenta que Pelayo vuelve a estar disponible.

El técnico no facilitará la lista de convocados hasta poco antes del comienzo del partido, aunque todo apunta a que no habrá grandes sorpresas, a expensas de conocer si Cifu y Héctor han superado los problemas físicos que han acusado durante la semana.

El que estará seguro entre los 18 elegidos es el argentino Franco Cristaldo, al que Baraja quiere ir metiendo poco a poco en la dinámica del grupo porque el Elche le necesita para marcar las diferencias en la zona de la verdad.

El rival, tocado

José Manuel Díaz, entrenador de la Ponferradina, no contará en Elche con su único fichaje del mercado de invierno, el centrocampista Sergio Aguza, fuera de la convocatoria. La última derrota (4-0) en Girona ha traído consecuencias, ya que el técnico va a modificar su línea defensiva y regresar al esquema táctico habitual de un doble pivote y tres medias puntas.

La Ponfe, cuyo rendimiento a domicilio es ínfimo, está repleta de dudas e incógnitas en la alineación, ya que ni siquiera está claro quén será su referente ofensivo. Yuri, su gran goleador, ha perdido el puesto en beneficio de Djordjevic en las últimas semanas, aunque tras la mala dinámica el entrenador podría cambiar y entregarle al brasileño la responsabilidad ofensiva.

Cómo ha cambiado todo en apenas seis meses. En la primera vuelta, un Elche a medio hacer llegó temeroso a Ponferrada para medirse a un rival cuajado y con aspiraciones de grandeza. Una vuelta después, las sensaciones han mutado. Aunque bien hace el Elche en no fiarse, porque en aquella lejana primera jornada, pese a todos los problemas deportivos, estuvo muy cerca de puntuar pese a que el gran favorito era el rival.

Posibles alineaciones

Elche: Javi Jiménez; Isidoro, Armando, Caro, Álex Martínez; Lolo, Mandi; Espinosa, Álvaro, Álex Moreno; Sergio León.

Ponferradina: Santamaría; Adán, Alán, Pavón, Casado; Andy, Jonathan Ruíz; Acorán, Melero, Álvaro y Djordjevic.

Árbitro: José Luis Munuera (Andaluz).

Estadio: Martínez Valero (19:15 horas).

Rivales de baja altura

La Segunda División es una categoría muy igualada en la que cualquier equipo puede derrotar a cualquiera. Es uno de sus atractivos. No obstante, es obvio que a priori, en cuanto a dificultad, no es lo mismo verte las caras contra un adversario que ocupa puestos de ascenso directo o de playoff que frente a uno que está más cerca del descenso que de los seis primeros.

Siguiendo esta idea, el Elche tiene ante sí una gran oportunidad para encaramarse a la parte alta de la tabla. Se medirá a cuatro conjuntos que están situados en la mitad inferior de la tabla en sus cinco próximos compromisos. Disputará tres de ellos en el Martínez Valero, donde no pierde desde hace dos meses.

El Elche iniciará el segundo tramo de la competición en casa ante la Ponferradina, que ocupa la 15ª posición con 26 puntos. El conjunto berciano visitará tierras ilicitanas en su peor momento de la temporada. Ha logrado un punto de los quince últimos en juego y perdió 4-0 ante el Girona en la jornada anterior. Además, es el quinto peor equipo como foráneo junto al Albacete. Su balance lejos de El Toralín es de un partido ganado, tres empatados y siete perdidos.

El próximo encuentro de los franjiverdes actuando como visitante tendrá lugar en un magnífico escenario: San Mamés. Allí se medirá a un recién ascendido, el Bilbao Athletic, colista con 15 puntos. Los ‘cachorros’ se encuentran en una dinámica peor que la Ponferradina: encadenan tres derrotas consecutivas y no ganan desde el pasado 9 de noviembre contra el Llagostera, penúltimo clasificado. Cabe añadir es que el equipo menos realizador de Segunda con 10 goles anotados, se ha quedado sin marcar en 14 partidos y es el segundo peor local junto a Numancia, Almería y Girona. Tres victorias, cuatro empates y tres derrotas son sus números en la ‘catedral’.

Después del paso por tierras vascas, el Elche recibirá al citado Numancia en el Martínez Valero. El cuadro soriano, que arrancó la Liga como líder, navega por las aguas de la media tabla. Es 14º con 27 puntos. La pasada jornada truncó una racha de ocho encuentros sin ganar al vencer al Albacete por 0-2. No está siendo fiable en su estadio, otrora un fortín, pero es el sexto mejor visitante de la categoría con el Córdoba, merced a sus tres triunfos, cinco empates y tres derrotas fuera de Los Pajaritos.

El mayor desafío de los hombres dirigidos por Rubén Baraja en este ciclo de cinco partidos será contra el Nàstic de Tarragona en el Nou Estadi. Los catalanes, recién ascendidos, son una de las sorpresas de Segunda. Finalizaron la primera vuelta con una victoria en el campo del líder, el Alavés, que les permitió colocarse en la séptima plaza con 33 puntos, a uno de Leganés y Alcorcón, quinto y sexto respectivamente. En su feudo acumulan seis triunfos, dos empates y dos derrotas. Son el sexto mejor local junto a Ponferradina y Zaragoza.

Y en su regreso al Martínez Valero, el equipo ilicitano tendrá como rival al Huesca. El conjunto oscense, cuyo entrenador es el exfranjiverde Juan Antonio Anquela, se encuentra al borde del descenso, concretamente en el 18º lugar con 22 puntos, a dos de la ‘zona roja’. Desde que el preparador jienense cogió las riendas tras las destitución de Tevenet, los azulgranas acumulan 6 puntos de 18 posibles (una victoria, tres empates y dos derrotas). Donde se están mostrando más fuertes es lejos de El Alcoraz: con tres partidos ganados, seis empatados y dos perdidos, son el tercer mejor visitante, igualados con Oviedo y Mirandés en esta estadística.

Diez puntos en la primera vuelta

A pesar de sufrir un verano muy convulso por motivos extradeportivos, contar con el segundo presupuesto más bajo de Segunda y haber firmado a la mayor parte de su plantilla en agosto, lo cierto es que el comienzo de Liga del Elche fue sobresaliente. Sumó diez puntos en sus cinco primeros compromisos del curso, casi un tercio de los que tiene en su casillero (31). Su inicio le permitió colocarse tercero al término de la quinta jornada y segundo tras empatar a uno ante el Oviedo en la sexta.

El equipo blanquiverde arrancó la temporada con una derrota contra la Ponferradina (2-0). Fue superior a su rival, jugó mejor y generó más ocasiones, pero su falta de acierto y sendos zarpazos de Yuri y Berrocal propiciaron que regresara de tierras bercianas sin botín alguno.

La primera victoria del Elche llegó en casa. La víctima, el Bilbao Athletic (2-1). La escuadra vizcaína se puso por delante en el marcador con un tanto de Unai López, pero Armando y Sergio León protagonizaron la remontada ilicitana en jugadas de estrategia, un arma fundamental de los muchachos del ‘Pipo’ en las primeras fechas de la campaña.

Una semana más tarde, los franjiverdes sumaron un punto fuera de casa ante el Numancia (0-0), líder de Segunda en aquel momento. El equipo rojillo llegaba al encuentro después de anotar la friolera de nueve goles en los dos jornadas iniciales, pero el Elche supo neutralizar su caudal ofensivo. En su debut como jugador del equipo ilicitano, Espinosa protagonizó la ocasión más clara de los suyos con un disparo que se estrelló el palo.

El Elche firmó un dos de dos en el Martínez Valero frente al Nàstic de Tarragona (1-0). Sergio León le dio los tres puntos a los blanquiverdes rematando de cabeza un centro de Álex Moreno desde la banda izquierda.

Y el primer triunfo como foráneo se produjo en Huesca (1-3). Sergio León en dos ocasiones y Héctor, a pase del bigoleador del choque, anotaron para el equipo ilicitano. Tyronne impidió que el Elche firmara tres jornadas consecutivas sin recibir un gol superando a Javi Jiménez en la recta final.

Baraja quiere frenar la euforia

La buena línea que ha cogido el Elche en las últimas jornadas (seis partidos consecutivos sin perder) y la situación de sus próximos contrincantes invita a pensar que el equipo ilicitano puede dar un puñetazo encima de la mesa que le permita engancharse a las primeras posiciones de la clasificación. Sin embargo, Rubén Baraja quiso rebajar los ánimos ayer en rueda de prensa porque percibe demasiado optimismo en el entorno.

El técnico vallisoletano declaró que no le gusta «el partido, ni la hora, ni el rival» de la siguiente jornada, en la que el Elche se enfrentará a la Ponferradina (domingo, 19:15 horas). “Está esa sensación de que todo parece fácil, pero si algo se ha demostrado en estos 21 partidos es que cualquier rival es complicado«, señaló Baraja, quien pidió a sus pupilos que mantengan «las orejas tiesas» y muestren la actitud de la primera vuelta y también avisó que “a todos nos gusta subirnos en la ola, pero a veces la ola te moja te puede ahogar«.

Baraja se pone en guardia

Rubén Baraja será un entrenador novel, pero se las sabe todas de sus años como futbolista en la élite. Quizás por ese motivo, el técnico ve algo en el ambiente que no le gusta. Y este viernes ha querido llamar la atención sobre ello. Intuye, posiblemente, una cierta corriente de optimismo en el entorno por la buena dinámica de su equipo, en el mejor momento de la temporada tras encadenar seis fechas sin perder, y el mal momento del rival. Un exceso de confianza que ha cortado de forma brusca. «No me gusta el partido, ni la hora, ni el rival», ha dicho.

«Está esa sensación de que todo parece fácil, pero si algo se ha demostrado en estos 21 partidos es que cualquier rival es complicado«, ha comentado Baraja, para quien la Ponferradina»tiene talento y es capaz de ganar en cualquier campo».

Tampoco le agrada al preparador el horario, domingo a las 19:15 horas, ya que además de no ser habitual «recoges la emociones de todo el fin de semana». Por eso pide al Elche que mantenga «las orejas tiesas» y que muestre «la misma actitud» que en el partido de la primera vuelta en agosto. «Tendremos que hacer muchas cosas bien para poder ganar», aventura el técnico, quien confiesa que le preocupa que el Elche «tenga continuidad en el juego para, a partir de ahí, tener paciencia y tranquilidad».

Por si no había quedado bastante claro, Baraja ha vuelto a insistir con la ola positiva que rodea al equipo y que no tiene en cuenta el peligro de la Ponferradina, «un equipo con talento en una racha negativa». «A todos nos gusta subirnos en la ola, pero a veces la ola te moja te puede ahogar. Hay que estar preparador porque va a ser un partido complicado, difícil y muy igualado«, asegura.

Buen balance

Rubén Baraja dio por bueno el rendimiento que ha ofrecido su equipo en la primera vuelta y afirma que en la segunda el objetivo es «seguir sumando y ser competitivos». El entrenador admite que el Elche está trabajando en los despachos para mejorar su plantilla, aunque recuerda  que es algo que ambicionan todos los equipos de la categoría. «Todos se refuerzan y creen que su objetivo está arriba y no abajo. Lo mismo que ambicionamos nosotros lo quieren otros 16 equipos», señala.

Aunque a diferencia de la mayoría de los equipos, Baraja asegura que el Elche no siente «la presión» de tener que ascender sí o sí, tal y como entiende sí sucede con otros equipos. «No es la temporada es la que el Elche, obligatoriamente, tenga que pensar en el play-off. Ni mucho menos, solo pensamos en los 50 puntos», argumenta.

El técnico se ha mostrado contento por el rendimiento ofrecido por los jugadores menos habituales en el amistoso disputado ante el Videoton, ya que indica que con su «exigencia y esfuerzo» hacen que nadie del equipo se pueda relajar. «Además, saben que conmigo todos pueden jugar», apostilla.

Baraja ha confirmado que el argentino Franco Cristaldo, entrará en la convocatoria del domingo «para que vaya entendiendo lo que queremos». Lo ha calificado como un futbolista «diferente» al que el Elche necesita «para que aporte cosas diferentes».

El técnico ha desvelado que cuenta con las dudas de Cifu, con molestias en la rodilla, y de Héctor, con una gastroenteritis, para el partido ante el conjunto berciano, además de las bajas seguras del meta Pol, José Ángel y Hugo. Baraja ha tenido palabras de elogio para el uruguayo Maxi Amondarain, al que ve en una buena línea, si bien seguirá en el filial a la espera de una oportunidad en el primer equipo.

«No hemos jugado bien, el Elche ha competido mejor»

José Manuel Díaz, entrenador de la Ponferradina, se mostró satisfecho por el resultado, pero no por el juego desplegado por su equipo. El técnico leonés, con una sinceridad poco habitual, hizo una lectura muy clara del partido.

«Ha sido un encuentro flojo, pero hemos sacado los tres puntos. No hemos estado bien, el Elche ha competido mejor«, ha señalado el preparador de la Ponferradina, quien ha insistido en que lo mejor del partido «es el resultado».

Díaz espera que su equipo crezca según avanza la temporada, si bien indicó que «crecer desde un partido flojo es maravilloso«. El técnico no se ha mostrado sorprendido por el excelente rendimiento del equipo ilicitano, ya que ha confesado que «lo habíamos victo en varios partidos y siempre ha competido bien«.

«Es un equipo en construcción que irá a más. Presiona, juega en espacios cortos y tiene las ideas claras. Tiene buenos jugadores e irá a más porque cada uno de los que ha llegado tiene una historia detrás«, ha argumentado el entrenador.

«A poco que pasen las jornadas van a estar bien situados«, ha apostillado el técnico, quien confió en que su equipo también mejore «mecanismos» en las próximas jornadas.

SD Ponferradina: pasar al siguiente nivel

La etiqueta de modesto de la categoría ya le queda algo pequeña a la SD Ponferradina. Ahora es uno del amplio grupo de equipos que la Liga Adelante atesora luchando por colarse en el play-off de ascenso en el peor de los casos. La temporada pasada, quedó a un gol de arrebatarle la plaza al Zaragoza. Para este ejercicio, ha  mantenido a la mayor parte de jugadores capitales y ha incorporado una decena de caras nuevas.

El central ex del Arsenal y subcampeón de Europa con España en 2011 Ignasi Miquel apuntala una defensa renovada en gran parte. Le acompañan el mañana ausente Lolo Pavón, Daniel Súarez, Álvaro Moreno, Diego Seoane y Jorge Casado. Además, ha completado su portería con el fichaje del gallego Alberto Domínguez, y el navarro Roberto Santamaría (ausencia mañana), que volvió al equipo tras una campaña en el Osasuna. Con ellos y el probable titular Dinu Moldovan confían en hacer olvidar la gran segunda vuelta de Kepa.

Para añadir competencia al doble pivote formado por los renovados Andy y Jonathan Ruíz, ha llegado el suizo Basha y el experimentado Álvaro Antón, que podría jugar más avanzado debido a las importantes bajas en ataque. Y es que Rubén Sobrino y Pablo Infante (aquel héroe del copero Mirandés) no jugarán ante el Elche. Sobre los Acorán, Berrocal y Gonzalo Melero recará la responsabilidad de flanquear adecuadatamente al cañorero brasileño Yuri. No obstante, en punta también podría debutar un refuerzo: el libanés William Jebor.

Mientras espera el tránsfer del extremo luso David Caiado, la Ponfe da por cerrada su nueva plantilla salvo ocasión de mercado a última hora. Manolo Díaz ha saldado la pretemporada con buenas sensaciones: siete victorias, un empate y dos derrotas. El fútbol le debe una alegría al técnico madrileño. Con un 4-2-3-1 o 4-4-2, sus chicos intentarán volver a hacer de El Toralín un fortín. Así tendrán opciones de volver a aspirar al sueño de la promoción.

Foto: SD Ponferradina

El Elche inicia el largo camino de retorno hacia Primera División en el Toralín ante un rival que aspira a todo · Baraja apostará por el bloque que disputó el Festa d’Elx.

Ponferrada, tierra de acero templario y ruta obligada de peregrinos, fue el  lugar elegido por el destino para que el Elche inicie su largo y tortuoso camino de regreso a la tierra prometida. Expulsado del paraíso por errores que nada tienen que ver con el balón, el nuevo Elche, completamente renovado, afronta el partido inaugural del campeonato repleto de incógnitas, pero con la ilusión por bandera.

Casi nada queda ya de aquel equipo que, apenas tres meses atrás, despedía la Liga en Primera acomodado en la zona templada de la tabla. La fuga masiva de talento sufrida este verano (sólo dos jugadores sobreviven de aquella plantilla en la actual) y la llegada de un nuevo cuerpo técnico, capitaneado por Rubén Baraja, aconsejan tener paciencia con un proyecto nuevo que necesitará su tiempo para alcanzar velocidad de crucero, ya que la pretemporada ni siquiera ha servido para cohesionar el grupo ante la permanente salida de jugadores.

Con 42 fechas por delante, casi importan más las sensaciones que los puntos. Pero el Elche no parece dispuesto a regalar nada. Y quiere ser protagonista desde el primer capítulo. Para acelerar la integración, el técnico ha citado para el partido a 20 jugadores (todos los disponibles y algunos más), entre ellos los once fichajes realizados, si bien no todos serán titulares. Sólo se quedó en Elche José Ángel, en plena recuperación de la grave lesión que sufrió en el pasado mes de abril.

Niklos Vergos y Caro, con apenas dos sesiones de trabajo, no parecen llamados a entrenarse, ni tampoco los canteranos, Liberto, Samu Martínez, Michael Anaba y Javi Llor. De entre todos ellos saldrán los dos descartados y el banquillo en El Toralín.

Todo apunta a que Rubén Baraja apostará de inicio por un bloque muy similar al que se pudo ver en el Festa d’Elx, con Isidoro cambiado de banda en el carril izquierdo de la semana. La gran duda está en la portería, donde Javi Jiménez oposita a la titularidad en perjuicio de Pol Freixanet, el jugador que más minutos acumula en la pretemporada.

El catalán, pese a su inexperiencia, lo ha hecho bien y se ha ganado la opción de seguir, aunque el currículo de su compañero pesa mucho. El vallisoletano no ha confirmado el equipo, pero sí ha dejado claro que «hay que tener paciencia» con los recién llegados.

Baraja asume que el Elche es un equipo en construcción, por lo que su mejor versión aún está lejos, pero sí espera un grupo «competitivo» desde el primer minuto ante un rival al que considera uno de los grandes aspirantes a entrar en la promoción.

Nada se ganará ni se perderá definitivamente en Ponferrada, aunque cualquier resultado positivo puede ser ese empujón invisible que necesita el equipo y su entorno para creerse de verdad que el destierro en Segunda no puede durar demasiado.

El adversario

La Ponferradina se ha sacado de encima la piel de cordero y ya no disimula sus verdaderas intenciones. El pasado curso rozó la fase de ascenso a Primera y este año va a por lo que sería un hito histórico para El Bierzo.

Al igual que el Elche, la Ponferradina aún no ha cerrado su plantilla, aunque su situación no es comparable a la del equipo ilicitano. José Manuel Díaz, técnico del equipo berciano sospecha que el partido ante el Elche «va a ser muy complicado«, ya que afirma que el conjunto ilicitano ha logrado rodearse de jugadores «competitivos que conocen la categoría«.

La Ponferradina afronta el partido con las las bajas de Santamaría, Pavón, Sobrino e Infante, aunque finalmente Dani Suárez si estará entre los citados. Pese a las ausencis, el entrenador no quiere excusas y considera que tiene en sus manos materia prima suficiente para ganar.

Alineaciones

Ponferradina: Dinu; Seoane, Alan Baró, Miquel, Camille; Acorán, Andy, Jonathan, Antón; Berrocal y Yuri.

Elche: Pol, Cifuentes, Armando, Hugo Álvarez, Isidoro, Lolo, Nono, Álvaro Giménez, Héctor Hernández, Álex Moreno y Sergio León.

Árbitro: Ruipérez Marín Pallás (Castellano-Manchego).

Estadio: El Toralín. (20.30 horas).

Invictos en El Toralín

baner, publi, pasarela, cuatro direcciones

Con la estadística en la mano, el coqueto estadio de El Toralín de Ponferrada no es mal campo para debutar en la Liga. El Elche nunca ha perdido en sus visitas a la guarida de la Ponferradina, donde acumula dos empates y un triunfo en sus tres visitas.

Claro que aquellos enfrentamientos se produjeron en unas circunstancias muy diferentes a las actuales. Aquellas versiones del Elche, mejores o peores, ya estaban cuajadas. No como la actual, a medio hacer y toda una incógnita.

El primer duelo entre ambos equipos se remonta a la temporada 2005-06, en la que el equipo del Bierzo, recién llegado a la categoría, logró sacar un punto ante el Elche que entrenaba Luis García Plaza.

El aquel partido de la undécima jornada, Risso adelantaba a la Ponferradina en la primera parte y Alfredo lograba el empate. Juanfran acabó siendo expulsado.

La Ponferradina acabó descendiendo a Segunda B al final de la temporada y ambos equipos no volvieron a verse las caras hasta la recta final de la campaña 2010-11. El Elche logró vencer 0-1 gracias a un tanto de David Sánchez en el ocaso del partido. Aquella victoria consolidaba al equipo entrenado por José Bordalás como uno de los más firmes candidatos a un ascenso que, finalmente, se escaparía ante el Granada.

La última visita data del 20 de enero de 2013, en un partido correspondiente a la primera jornada de la segunda vuelta. El Elche de Fran Escribá iba ya lanzado hacia Primera tras una primera vuelta estratosférica, pero en el Toralín sufrió más de lo previsto.

Etxeita adelantó a los ilicitanos a los 3 minutos de juego y el aspense Máyor, a los 33, estableció la igualada. El Elche pasó apuros, pero se mantuvo firme para proteger un punto y continuar imparable hacia Primera.

La alineación que presentó el Elche en su última visita fue la formada por Manu Herrera; Flaño, Verdés (Generelo), Pelegrín, Etxeita; Xumetra, Mantecón, Rivera, Fidel (Aarón); Coromina y Powell (Pelayo).

FOTO: SD PONFERRADINA

Baraja quiere un equipo «competitivo» desde el primer día

Comienza lo «más bonito«, según Rubén Baraja. El técnico vallisoletano, tras un mes de continuas vaivenes en su plantilla, por fin comienza a intuir el equipo que quiere en las vísperas del debut en la Liga ante la Ponferradina.

Recuerda que ha tenido «poco tiempo para trabajar«, pero eso no impide que desee ver un equipo «competitivo desde el primer día«. «Estamos aún en una fase de inicio y de comprensión de las cosas, debemos tener ese margen de maniobra», argumenta el vallisoletano, quien afirma no tener dudas en la alineación,si bien tampoco ofrece pistas.

«Quiero tener un equipo sólido y competitivo que vaya creciendo con la competición«, explica. Sin tiempo para haber trabajado complejos conceptos tácticos, Baraja considera fundamental «tener dos o tres cosas claras cuando tengamos la pelota y dos o tres cosas cando no la tengamos». «Hay que tener paciencia porque va a ser un inicio complicado«, ha vaticinado.

«Hasta el 31 de agosto no se puede valorar la plantilla, pero que el aficionado sepa que el equipo va a competir y a trabajar. Va a ser intenso y a trabajar muchísimo», ha insistido.

«La idea es tener seguridad defensiva», ha insistido el nuevo entrenador del Elche, quien ha citado a todos los componentes de la plantilla (20) para ir creando ambiente de grupo, incluidos los recién llegados Vergos y Caro.

Baraja ha tenido palabras de elogio para la Ponferradina, al que ha definido como un «grandísimo rival que se ha reforzado a conciencia en busca de la promoción». «Llevan sinco o seis semanas preparando este partido y nosotros ya sabéis cómo estamos», ha recordado.

«Nos espera un partido durísimo ante un rival intenso«, ha pronosticado Baraja, quien no ha concedido demasiada importancia a su debut como entrenador en un banquillo del fútbol profesional. «Me preocupa más que el equipo compita bien, encontrar ese equilibrio y saber manejar el partido«, ha destacado.

EN FORMACIÓN

El preparador insistió en que el Elche, tras realizar once fichajes y mantener solo dos jugadores de la pasada temporada, está en formación, por lo que pidió esperar al 31 de agosto, fecha del cierre del mercado, para marcar objetivos deportivos al proyecto.

Ha recordado que la mayoría de los fichajes realizados por el Elche son «chicos jóvenes con hambre» y ha admitido que la posibilidad de poder disponer finalmente de 25 fichas para su plantilla supone un alivio «porque con 18 estábamos en inferioridad con el resto».

El entrenador ha elogiado el trabajo que el club y la dirección deportiva han realizado en un tiempo récord, ya que ha recordado las difíciles circunstancias con las que ha tenido que trabajar durante gran parte del verano.

«Los que han venido han sido elegidos a dedo y después de muchas horas de mirar», ha explicado Baraja, quien añade que si el club es «paciente» encontrará aún en el mercado jugadores importantes antes de que se cierre el plazo.

Baraja se mostró feliz por el hecho de que el club haya superado los 9.000 abonados, pero ha dicho que hay que ser «ambiciosos y aspirar a más». Por último, y en base a su experiencia como jugador, el ex internacional español ha asegurado que el grupo que ha formado el Elche en su vestuario le da buenas vibraciones.

«Soy optimista y realista. Sé donde estamos y sé nuestro futuro si trabajamos bien. Esta plantilla solo me genera ilusión, ambición y satisfacción«, ha dicho Baraja, quien ha añadido que «es una gran alegría poder ser el conductor de este grupo». «En poco tiempo hemos cambiado el ambiente negativo y es importante seguir mandando un mensaje de seriedad y orden», ha finalizado.

 

El Elche se estrena en El Toralín si finalmente juega en Segunda

publi-BANNER-GARABATOS-1024x257

Ayer se celebró el sorteo del calendario de la Liga 2015/2016. Los emparejamientos quedan así, suponiendo que el Elche finalmente se mantenga en Segunda División: la primera jornada se disputará el día 23 de agosto, donde el Elche CF jugará como visitante frente a la SD Ponferradina. La segunda jornada, que se jugará el 30 de agosto, el conjunto franjiverde acogerá como equipo anfitrión en el Martínez Valero al Athletic Club “B”.

A su vez, el Campeonato Nacional de Liga de Segunda División terminará el día 5 de junio de 2016, en la jornada 42, donde la entidad ilicitana tendrá que desplazarse hasta Madrid para medirse al AD Alcorcón como visitante.

CALENDARIO COMPLETO SEGUNDA DIVISIÓN