Entradas

Las necesidades a cubrir para cerrar la plantilla con garantías

Rc Sala de Juegos

La derrota del Elche en el estreno liguero contra el Fuenlabrada (0-2) ha aumentado la preocupación por las carencias del equipo. La dirección deportiva liderada por Nico Rodríguez quiere solventarlas con mínimo tres fichajes. Pero para ello, el accionista mayoritario, José Sepulcre, deberá realizar un esfuerzo económico extra, tras depositar más de tres millones de euros en LaLiga para inscribir a cuatro de los seis refuerzos: Pere Milla, Fidel, Mfulu y Ramón Folch. El club espera dar de alta las fichas de Andoni López y San Román esta semana.

La plantilla de Pacheta está ahora compuesta por 18 futbolistas, complementada con chicos del filial. El central Primi está sin ficha ni dorsal, después de que le comunicaran que va a jugar “muy poco o nada”. El técnico franjiverde tiene tres principales necesidades en el plantel a 14 días del cierre del mercado.

Central

Una de las prioridades tras la marcha de Neyder al Granada. La dirección deportiva quiere un central que aumente la competitividad con Gonzalo Verdú y Dani Calvo, que acabaron la última temporada como titulares. “Queremos un central de jerarquía que nos aumente el nivel. Queremos ser exigentes con las incorporaciones y trabajamos con el máximo rigor”, indicó Nico Rodríguez.

Si no llega nadie, los franjiverdes deberán encarar la competición, al menos hasta enero, con escasez de efectivos en esta posición. Una zona tan propensa a las bajas por sanción. Pacheta solo cuenta con dos centrales: los nombrados Gonzalo Verdú y Dani Calvo, tras la salida de Olmo y el descarte de Primi. Aunque Pacheta tiene la opción de utilizar a Juan Cruz, con Andoni López cubriéndole en el lateral zurdo. Y en la cantera, el capitán del Ilicitano, Jero Rocamora.

Lateral derecho

Nico Rodríguez y Pacheta decidieron que el club no renovara a Alexander y rescindiera a Iván Calero para traer a un lateral derecho de mayor nivel para competir con Tekio. No ha venido nadie para hacer sombra al murciano, que firmó una mala actuación ante el Fuenlabrada (0-2).

El único jugador por el que puede temer Tekio por su sitio en el once es el canterano Óscar Gil. El defensa ilicitano de 22 años ha cuajado una notable pretemporada, por la que Pacheta le ha elogiado varias veces. Pero la idea sigue siendo reforzar la posición con un zaguero superior a Tekio, sobre todo en el aspecto ofensivo.

Delantero

La intención inicial del Elche era realizar una apuesta económica importante por un ‘nueve’ contrastado, que eleve el nivel y suponga una mayor garantía realizadora. Una intención ahora lejana de cumplir. En teoría, aparece como tercera en la lista de prioridades del área deportiva, tras el central y el lateral derecho.

Además, a diferencia de las dos citadas posiciones, Pacheta anda menos corto de efectivos arriba. Dentro del esquema 4-4-2, cuenta con cuatro delanteros en el primer plantel, dos por perfil. Atacantes dinámicos con Nino y Pere Milla. Y puntas más referencia con Yacine Qasmi y Claudio Medina. Y puede sumar al delantero del filial Nacho Ramón. El ‘Tiburón’ de Carrús debutó el pasado curso y entró en la convocatoria ante el Fuenlabrada (0-2) por la baja de Claudio Medina por sanción.

¿Organizador?

Pacheta indicó el sábado que durante la pretemporada no tuvo “la sensación” de que hiciera falta un centrocampista creativo. Sin embargo, buena parte del entorno considera que sí existe la necesidad tras la salida de Javi Flores. Sobre todo, después de los problemas para construir fútbol en el debut liguero.

La plantilla tiene cuatro mediocentros para el dibujo 4-4-2: Ramón Folch, Manuel Sánchez, Nuke Mfulu y Gonzalo Villar. Este último es el único de carácter organizador. Pero viene de una pretemporada con bajo rendimiento, que tuvo continuidad en el primer partido de Liga. Jugó como titular junto a Ramón Folch, quien también tuvo una tarde aciaga. Mfulu causó baja por una sanción por ciclo amarillas que arrastraba del pasado curso.

Por lo visto en los test veraniegos, la pareja Ramón Folch-Mfulu apunta a ideal para la competición. Una pareja a la puede faltarle capacidad para mover al equipo desde la medular. Y Gonzalo Villar no será una solución fiable si no da un paso hacia adelante. Pacheta también puede tirar desde el filial de César Moreno, aunque es un perfil ‘box to box’.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Mediocentro y ataque perfilados a falta del delantero

Rc Sala de Juegos

El Elche comenzó su planificación de la próxima temporada con varias necesidades para reforzar el bloque. La idea es formar una plantilla corta, de máximo 21 efectivos, y complementada con el filial. En los últimos días, la dirección deportiva encabezada por Nico Rodríguez ha pisado el acelerador para cerrar tres fichajes: Fidel Chaves, Pere Milla y Omenuke Mfulu.

Un extremo izquierdo, ‘héroe’ del ‘Elche de los récords’ que vuelve, un mediapunta polivalente zurdo y un mediocentro con poderío físico. Tres caras nuevas que perfilan la zona ofensiva a falta de un delantero, donde el club ilicitano quiere realizar una apuesta económica importante, y el pivote defensivo.

Dentro del esquema 4-1-4-1 utilizado por Pacheta, el equipo franjiverde cuenta con dos futbolistas por posición en dichas zonas. Cuatro mediapuntas: Javi Flores, Nino, Gonzalo Villar y Pere Milla. Cuatro extremos: Iván Sánchez, Josan, Borja Martínez y Fidel. Y dos stoppers: Manuel Sánchez y Omenuke Mfulu.

Hay que destacar la polivalencia de varios de los nombrados. Pere Milla puede actuar como enganche, extremo izquierdo, con tendencia a ir a posiciones centrales, e incluso como delantero o extremo diestro. A Fidel se le recuerda como un hombre de banda izquierda puro, pero en Las Palmas jugó a pierna cambiada varias veces.

Iván Sánchez ofrece su mejor versión en la derecha, a pierna cambiada, aunque hay que recordar que Pacheta le utilizó a pierna natural en la campaña del ascenso a Segunda. Con Josan ocurrió lo contrario: primero actuó más en la derecha, a pierna natural, pero ha dado un alto rendimiento en la segunda vuelta del último campeonato en la otra banda. Y a Borja Martínez sí se le considera extremo zurdo fijo, pero tiene el valor añadido de su capacidad para jugar como carrilero con dibujo de tres centrales.

Faltan cinco refuerzos

El accionista mayoritario del Elche, José Sepulcre, ha expresado en varias ocasiones que quiere ocho fichajes como máximo. Si se cumple a rajatabla la cifra, faltan cinco para completar el equipo: un portero, dos laterales, un central y un delantero. Todos ellos, sobre el papel, con un nivel superior a los jugadores que siguen en el plantel en dichos puestos.

El club ilicitano tiene a 18 jugadores con contrato en vigor entre los miembros de la plantilla que continúan y los tres fichajes. Jony Ñíguez rescindirá al estar fuera de los planes de Pacheta. También podría hacerlo Olmo. Y hay que contar a los jugadores que regresan tras cesión en Segunda B. Iván Calero y Claudio Medina son los que tienen más posibilidades de quedarse.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Las necesidades para reforzar el bloque

Rc Sala de Juegos

La dirección deportiva del Elche trabaja “a toda máquina”, como definió Pacheta, en la confección del equipo de la próxima temporada. Una tarea en la que ha puesto sus mayores esfuerzos desde hace semanas, tras conseguir la permanencia en Segunda con antelación. Con la Liga terminada, ahora puede poner todo su foco.

Con Nico Rodríguez como máximo responsable, el club ilicitano tiene clara su idea: plantilla de máximo 21 jugadores reforzando el bloque con 7 u 8 fichajes con nivel de titulares y complementada por chicos del filial. Movimientos para consolidarse en la categoría y tener más ambición, aunque sin urgencias y con los 50 puntos como primera meta.

Cuenta con 15 futbolistas de esta campaña con contrato en vigor, aunque habrá alguna rescisión. Con la previsión de un límite salarial de entre 5 y 5,5 millones de euros, acudirá al mercado para cubrir las necesidades del bloque importante. Hay varios puestos que requieren caras nuevas.

Portería y defensa

En la portería, el renovado Edgar Badia necesita competencia tras la salida de José Juan. Un arquero, en teoría, que partiría como suplente del catalán, pieza clave en la permanencia desde su llegada en el mercado invernal. La entidad del Martínez Valero ha realizado un esfuerzo para asegurar la continuidad de Edgar Badia.

La defensa exige mínimo tres incorporaciones: un lateral derecho, un lateral izquierdo y un central. Tekio y Juan Cruz han quedado como únicos integrantes en los laterales diestro y zurdo con la marcha de Alexander González y Manu Rodríguez. Para el costado derecho, el Elche tiene muy en cuenta a Iván Calero, quien ha realizado un sobresaliente campeonato cedido en el Salamanca.

Para el puesto de central, podrían llegar dos refuerzos para competir con Gonzalo Verdú y Dani Calvo. Salvo giro inesperado, Neyder saldrá. Lleva meses de silencio a la oferta de renovación. Su futuro apunta a Primera. Y el club ilicitano podría rescindir a Olmo, que apenas ha contado para Pacheta. Una apuesta importante será para esta demarcación. Otra vacante podría cubrirla Primi, quien regresa de su cesión en el Alcoyano, con el que ha descendido a Tercera. No obstante, ahora mismo parece poco probable. También cabe la opción de Jero Rocamora, capitán del Ilicitano, alternando primer equipo y filial.

Pivote y mediapunta

En el pivote defensivo, Manuel Sánchez es el único efectivo. Falta un fichaje por la salida de Xavi Torres, el descarte de Jony Ñíguez, al que se quiere desvincular como Olmo, y el regreso de Karim Azamoum al Cádiz tras finalizar su cesión. Una demarcación muy específica e importante por el esquema 4-1-4-1 que emplea Pacheta. Mirando a la cantera, el entrenador burgalés puede echar mano de César Moreno. El centrocampista del Ilicitano ha trabajado con los ‘mayores’ en las dos últimas semanas. Formó parte de la España sub-18 que ganó la Slovakia Cup en mayo.

Respecto a la zona de mediapuntas, Pacheta cuenta con Javi Flores, Gonzalo Villar y Nino. La ‘leyenda’ franjiverde y de Segunda, que ha ‘reciclado’ su posición, es el único con fin de su vinculación a final de temporada que ha renovado. Con tres integrantes, uno de 39 años y otro de 33, el Elche necesitaría una cara nueva. Aquí César Moreno también podría disponer de su espacio. Nando Quesada, quien vuelve de su cesión en el Atlético Sanluqueño, tiene muy pocas posibilidades de quedarse.

Extremos y delantera

En los extremos, también hay tres jugadores: Iván Sánchez, Josan y Borja Martínez. Los dos primeros han ofrecido un gran nivel, Iván Sánchez casi toda la Liga y Josan en la segunda vuelta. Con las salidas de Nacho Gil y Alfred Planas, que regresan a Valencia y Alcorcón tras su etapa a préstamo, hace falta un refuerzo. Probablemente se buscará un hombre para la banda derecha, ya que Josan y Borja Martínez han ofrecido su mejor versión en la izquierda.

Y en la delantera, Yacine Qasmi es el principal efectivo. También se puede contar a Nino, aunque ya está muy habituado a la mediapunta. El Elche quiere realizar una apuesta económica importante para reforzar el ataque, incluso dispuesto a pagar traspaso. También hay que contar al punta del filial Nacho Ramón, en el que Pacheta ha depositado esperanzas. Ha debutado con los ‘mayores’ esta campaña. Y a Claudio Medina, quien regresará de su cesión en el Mirandés. Ha anotado 18 goles entre Liga y Copa Federación y lucha por subir a Segunda en el playoff. Tratará de ganarse un sitio en la pretemporada. Carlos Castro volverá al Mallorca tras finalizar su periodo a préstamo.

Foto: Francisco Maciá

Alexander y Xavi Torres dejarán el Elche

Rc Sala de Juegos

Alexander González y Xavi Torres dejarán el Elche a final de temporada. El lateral diestro y el centrocampista acaban contrato y están fuera de los planes de la dirección deportiva para el proyecto del siguiente campeonato. A pesar de su rendimiento y notoria participación, Nico Rodríguez, Pacheta y el resto del área deportiva han decidido que el club ilicitano no les presente oferta de renovación y acudir al mercado para fichar a sustitutos de mayor nivel. Alexander y Xavi Torres se han quedado fuera de la convocatoria para el último partido ante el Málaga (sábado, 20:30 horas).

Alexander llegó al Elche el pasado verano procedente del Huesca, con el que logró el primer ascenso a Primera de su historia. Ha disputado 24 partidos, todos menos dos como titular, y ha marcado un gol. Fue indiscutible entre diciembre y marzo, a partir de la lesión de tobillo de Tekio. Jorge Cordero trató de renovarle cuando ocupaba la dirección deportiva franjiverde. Con Nico Rodríguez como su sustituto en el cargo, se ha apostado por prescindir de sus servicios.

El jugador internacional con Venezuela ha confirmado su salida del cuadro ilicitano a través de su cuenta de Instagram:

Para reemplazar a Alexander en el plantel, la dirección deportiva tiene muy en cuenta a Iván Calero, quien ha realizado un gran campeonato cedido en el Salamanca.

Xavi Torres aterrizó en el Elche tras una aventura de un año en el Perth Glory australiano. Fue la incorporación estival de mayor renombre, por su experiencia de más de 100 encuentros en Primera. Además, tenía el valor añadido de ser de la tierra, ya que es natural de Jávea. Ha jugado 29 choques, 18 de inicio, y ha anotado 6 tantos, 5 de penalti. Ha superado la mejor cifra realizadora de su carrera. Perdió peso en los esquemas de Pacheta con la irrupción de Karim Azamoum como pivote defensivo. Antes, protagonizó una dura ‘batalla’ con Manuel Sánchez por la titularidad.

Sólo Nino renueva

De todos los futbolistas de la plantilla actual que acaban su vinculación con el Elche, sólo Nino ha renovado. El resto se marcharán: José Juan, Manu, Alexander, Xavi Torres y Neyder. Los tres primeros ya han anunciado su salida. El club ilicitano da por perdido al central colombiano, que lleva meses de silencio ante la oferta de renovación. Su futuro apunta a Primera.

También se irán los cedidos, de vuelta a sus clubes de origen: Karim Azamoum al Cádiz, Nacho Gil al Valencia, Carlos Castro al Mallorca y Alfred Planas al Alcorcón. El Elche podría estar interesado en recuperar al franco-argelino, pieza clave para Pacheta en los últimos meses. Parece muy complicado, aunque un ascenso del Cádiz, que lucha por disputar el playoff, podría facilitarlo.

Además, Edgar Badia refrendó su continuidad esta semana con un nuevo contrato de tres años que elimina la cláusula que facilitaba su salida a Primera.

Plantilla corta

Ahora mismo, el Elche cuenta con 15 futbolistas de la plantilla actual con contrato en vigor: Edgar Badia, Tekio, Gonzalo Verdú, Dani Calvo, Olmo, Juan Cruz, Manuel Sánchez, Jony Ñíguez, Gonzalo Villar, Javi Flores, Iván Sánchez, Josan, Borja Martínez, Nino y Yacine Qasmi.

Con Jony Ñíguez y Olmo se buscará la rescisión al estar fuera de los planes de Pacheta.

La intención de la dirección deportiva es formar una plantilla corta, con 20 o 21 futbolistas, y complementarla con chicos del Ilicitano. La idea es realizar entre siete y ocho fichajes de jugadores con nivel de titulares.

De los jugadores a préstamo que regresarán al Elche, Claudio Medina y el citado Iván Calero tienen prácticamente seguro realizar la pretemporada gracias a su alto rendimiento en Mirandés y Salamanca respectivamente. Primi y Nando Quesada, con menos opciones.

Fotos: Francisco Maciá y LaLiga

Ramón Planes no piensa aún en refuerzos y elogia a Baraja

Ramón Planes, director deportivo del Elche, ha repasado la actualidad del equipo ilicitano tras cumplirse el primer cuarto de la competición. El técnico catalán, en una entrevista concedida a Telelx Radio Marca, se ha mostrado satisfecho del rendimiento del equipo y está convencido de que el club no tendrá ningún impedimento por parte de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para reforzar su plantilla en el mercado de invierno, si bien indicó que aún es pronto para plantearse la conveniencia de realizar fichajes.

«Estamos aún en octubre y quedan aún dos meses. Cuando se llegue a la fecha valoraremos si hay que fichar o no, pero ahora no nos lo planteamos«, comentó el director deportivo. «Entiendo que podemos fichar, pero con la limitación importantísima de lo económico. Hay un presupuesto que se nos marcó por parte de la LFP y veremos si tenemos algo más de margen», explicó el máximo responsable del área deportiva.

El director deportivo no quiso pronunciarse sobre las posiciones que se podían reforzar, ya que insistió en que eso es algo que marcará «la competición». De todas las incorporaciones realizadas este verano, Planes se mostró especialmente satisfecho del «liderazgo» que han demostrado en estos primeros meses Armando y Lolo, a los que elogió por «todo lo que están aportando más allá de su rendimiento deportivo«.

Planes tuvo palabras destacadas para Rubén Baraja, quien ya se encontraba en el club cuando él firmó por el Elche. «Pedí informes y todo el mundo me habló bien de él. Tiene hambre y ganas de llegar a ser entrenador y eso me gusta», indicó el director deportivo, quien también elogió que el vallisoletano «vive pendiente del club«.

El técnico dijo que hay que estar satisfecho con el rendimiento del equipo en el primer cuarto del campeonato y que las dos goleadas sufridas jornadas atrás «no pueden llevar al negativismo». «Hay que valorar la situación del club y creo que el balance es muy positivo», insistió Ramón Planes, quien no cree que el Elche haya cambiado de estilo de juego en las últimas jornadas.

«Valoro que el cuerpo técnico se haya adaptado a las circunstancias de la competición. Ante Llagostera y Mirandés fueron golpes duros y ahora el equipo es más sólido», ha explicado.

«No vamos a renunciar a querer jugar, pero la Segunda es muy complicada y a otros equipos como Villarreal, Betis, Zaragoza, Atlético les costó mucho adaptarse», ha añadido.

Planes tampoco quiso pronosticar en qué posición acabará el Elche la temporada, pero sí pidió el apoyo de la afición porque indicó que «la diferencia entre estar arriba y abajo va a ser muy pequeña«. «Pido a la gente que ayude porque las dinámicas buenas al final te hace ganar partidos», ha afirmado.

«El Elche estará donde se merezca estar, pero a la gente le recuerdo que va a ser un año difícil por todas las circunstancias que hemos vivido», ha explicado Planes, quien ha desvelado que el Elche debe ser un equipo «vendedor» y volcado en una política de cantera. «No es demagogia, se trata de aportar por los jóvenes para vender«, ha incidido.

Seis días para completar el puzzle

Comienza la cuenta atrás para el Elche. El equipo ilicitano debutará en menos de una semana en la Liga ante la Ponferradina en el Toralín con un bloque hecho a remiendos, aún sin coser, y al que le faltan los adornos.

El grupo de Rubén Baraja comienza a tomar cuerpo, sobre todo en la parte de atrás, aunque para nada es definitivo lo que se ha visto hasta ahora. El entrenador es el primero en avisar de que el Elche aún deberá realizar «cuatro o cinco fichajes» como mínimo antes de que acabe el plazo de inscripción de futbolistas el próximo 31 de agosto.

«Estamos en el punto cero de la preparación«, apunta el técnico vallisoletano, quien asume que el once que alineará en Ponferrada no será, ni mucho menos, el que tiene en mente para el resto de la Liga.

Pero una cosa es que no sea el Elche definitivo y otra que no se busque competir con la mejor versión posible, de ahí que esta semana se echará el resto en el fichaje de jugadores a la espera de rematar la faena la siguiente semana.

La pretemporada para el Elche apenas ha servido de nada. Prueba de ello es que de la primera alineación que debutó en la pretemporada a mediados de julio ante el Eldense a la que se enfrentó al Almería, en el último partido, solo repiten dos jugadores: el meta Pol, el único que ha disputado todos los encuentros como titular, y el atacante Sergio León.

Además, en el partido ante el Almería, y a una semana del inicio de la Liga, debutaron con el Elche los jugadores Lolo, Nono, Armando Lozano, Héctor Hernández y Álex Moreno, quienes apenas llevaban un par de sesiones de trabajo con el equipo.

El Elche, a golpe de improvisación y corneta, está obligado a acelerar los pasos para llegar a tiempo al inicio de la Liga, si bien se asume que las primeras jornadas serán complicadas, de ahí que desde el cuerpo técnico y el club la palabra más repetida sea «paciencia«.

El técnico puede contar en las próximas horas con al menos dos refuerzos más. Uno que ya da por seguro, a falta de confirmación oficial, es Álex Martínez, lateral zurdo del Betis que, tras pensárselo mucho, ha elegido el Martínez Valero pese a contar con una propuesta del Tenerife.

El nuevo lateral, sustituto natural de Albacar, podría incorporarse este mismo martes a los entrenamientos del equipo. También aprieta el Elche por la contratación de un portero, puesto para el que Jesús Fernández, actual jugador del Levante, es el favorito.

Baraja no dio pistas sobre el nombre del meta ni su procedencia, si bien dejó claro que será un portero con experiencia para que pueda aumentar la competencia con Pol Freixanet, una de las sensaciones de la pretemporada ilicitana.

Los otros puestos a reforzar no ofrecen secretos. «Tenemos que acertar en la parte de arriba, la más difícil», confesaba el pasado viernes Juan Serrano, portavoz institucional del Elche.

El dirigente, sin embargo, aboga por tener «paciencia«, ya que recuerda que en los dos o tres últimos días antes del cierre del mercado «siempre hay jugadores que quedan libres porque ven que van a tener difícil jugar».

SALIDAS

De momento, el Elche tiene 13 fichas profesionales cubiertas, siete correspondientes a los fichajes realizados hasta ahora, cuatro a los jugadores cedidos que regresaron al club y dos de los que ya estaban del pasado curso.

Sin embargo, el entrenador no descarta salidas en la plantilla, lo que podría condicionar que llegaran más jugadores. «He sido muy claro con todos los jugadores y les he explicado su situación», anunció el sábado Baraja. «De las posibles salidas y de la economía dependerá que lleguen más jugadores», apostilló.

Las 18 bajas limitan mucho y reducen a nada el margen de error en la planificación. De ahí que el club no se plantee dar de alta la ficha de los lesionados José Ángel o Álex Felip, quienes no estarán disponibles hasta dentro de varios meses.

Jordi Hostench, uno de los jugadores más utilizados, aunque siempre como suplente, ya ha salido del club con destino al Murcia, donde jugará cedido. Pelayo y Álvaro pueden ser los siguientes si no acceden a rebajar sus fichas, muy elevadas, según el club, en el nuevo contexto en el que se maneja el Elche.

El club ilicitano tiene que andar con pies de plomo desde la llegada del administrador concursal, al que se debe rendir cuentas de cada operación que pretenda realizar y esperar a que éste dé su visto bueno, lo que en ocasiones puede ralentizar el fichaje.

El puzzle franjiverde va tomando forma, pero queda lo más difícil. Ramón Planes, director deportivo, y Baraja disponen cada vez de menos tiempo para completarlo.

Tres semanas para construir un equipo

 

Superado el sofocón del mes de julio, marcado a fuego ya para siempre en la historia del Elche, el club franjiverde está obligado a enfocar por fin al césped a tres semanas del inicio de la competición.

El grupo de empresarios que ha tomado el mando de la entidad está dispuesto a sanear las cuentas y devolver la credibilidad perdida a la institución, pero paralelamente la plantilla necesita una urgente revisión.

Rubén Baraja, entrenador del equipo, aún no sabe con qué jugadores podrá contar para la próxima temporada tras cinco amistosos. Es posible que gran parte del trabajo realizado ni siquiera le valga para el futuro.

La apuesta de fiar todo a los jóvenes del Ilicitano, aunque entra dentro de los nuevos parámetros económicos de austeridad, parece demasiado arriesgada, ya que se trata de un grupo joven y sin experiencia en el fútbol profesional.

Quizás entrando poco a poco muchos de ellos podrían tener un hueco a medio plazo, pero introducir cinco o seis futbolistas del filial de golpe y entregarles el peso del primer equipo parece una temeridad.

Es imprescindible, por lo tanto, fichar, aunque el Elche estará atado de pies y manos por las restricciones marcadas por la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que solo le permite 18 fichas y con un tope salarial de 60.000 euros.

La ayuda por el descenso que sí ofrecerá finalmente la LFP, cifrada en unos seis millones, podría ser un balón de oxígeno para poder realizar algunas incorporaciones, aunque el Elche ya llegará tarde a las opciones más interesantes que podía ofrecer el mercado, comprometidas con otros equipos.

EQUIPO BASE

De momento, Baraja hace lo que puede con lo que tiene. El armazón de equipo que había pensado se le está desmontando permanentemente con la salida de los futbolistas que no quieren jugar en Segunda.

Sin Mosquera, Lombán y Víctor, titulares en el primer amistoso de pretemporada, el Elche es menos Elche. Y eso lo sabe el vallisoletano, que ya se ha hecho a la idea de que también perderá en los próximos días a Cristian Herrera, Aarón Ñíguez y Fayçal Fajr. Ninguno de ellos participó en el último amistoso, disputado este sábado ante el UCAM (0-0).

La ‘vieja guardia’ se reduce a Edu Albacar, Adrián González y Álvaro Giménez, los tres supervivientes de la pasada temporada en Primera que se han consolidado en el equipo de Baraja en los últimos compromisos amistosos.

El resto del equipo base de Baraja está formado por canteranos, como el meta Pol Freixanet, el único titular en los cinco partidos, y sus compañeros Samuel Sánchez, Rafa Gálvez, Mario Arqués, Michael Anaba y Jordi Hostech, o jugadores como Charlie Dean, Pelayo Novo, Cifuentes y Sergio León, quienes han regresado al equipo tras un año de cesión.

Pol, Freixanet Samuel y Rafa Gálvez ya saben lo que es jugar en Primera, aunque sin continuidad y de forma casi testimonial en algunos casos.

A PRUEBA

El equipo ilicitano aún no ha realizado ninguna incorporación, pero durante la pasada semana contó en los entrenamientos con el centrocampista Pedro Astray, procedente del filial del Getafe. El jugador disputó unos minutos en el amistoso ante el UCAM Murcia y el club decidirá a lo largo de los próximos días si lo incorpora.

Podría ser la primera incorporación de un proyecto extraño, diseñado contrarreloj, que necesitará cariño y comprensión por parte de todos para competir en Segunda División. 

El Elche prescinde de Mantecón

La entidad comunica la desvinculación del centrocampista madrileño, que acaba contrato y ya no cuenta para Escribá, tras cuatro años de franjiverde. Leer más

El método Orta

El nuevo director deportivo del Elche maneja minuciosos informes de todo el mercado internacional, el que peina con un casi mecánico proceso de selección. Leer más

Misión: evitar la misma piedra

El Elche continúa sin cerrar la contratación de su director deportivo a falta de dos semanas para el Mundial  y con el propósito de Escribá de alcanzar el inicio de Liga sin carencias. Leer más