Entradas

«Vigilamos para que no haya ningún problema»

Rc Sala de Juegos

La vuelta a los entrenamientos desde el área médica del Elche CF está siendo «muy especial» y completamente «diferente» a las habituales pretemporadas en verano. César Quesada, jefe de los servicios médicos del club, ha asegurado hoy que «nos estamos habituando muy bien a los protocolos de vigilancia impuestos por la la Liga y los que nos nosotros mismos para evitar la expansión de la infección».

Cree que los jugadores se están adaptando bien a todas las circunstancias y de «muy buen grado» lo llevan bien «porque ahora están más motivados. Les obliga a una mayor obligación física, hay más exigencia y van a surgir más molestias por una mayor intensidad». No descuidan tampoco la temperatura casi veraniega que se vive estos días para «vigilar al máximo que haya problemas de hidratación o falta de recuperación».

César Quesada entiende que los jugadores han llegado «bastante bien y las pruebas realizadas han sido satisfactorias. Dentro de las molestias normales de una pretemporada, se está llevando bastante bien».

También deja claro que el club está extremando al máximo las medidas sanitarias para que se cumplan a raja tabla «porque hay que ser cosncienstes de que fuera de los muros del estadio, todos nosotros debemos ser conscientes de que la situación no está controlada para todos y debemos controlar la salud al máximo. Es un responsabilidad de todos que dentro de nuestra libertad decidamos protegernos a nosotros, a nuestro entorno y a nuestros trabajos».

La programación de los entrenamientos va enfocada a «minimizar los riesgos y aumentar las posibilidades de que el estado de forma vaya mejorando progresivamente, de cara a un horizonte no menor de tres o cuatro semanas».

Foto: DF

Los jugadores pasan hoy las pruebas médicas

Banner-Publi-DF-001

Catorce jugadores de la plantilla del Elche, entre los que se encontraban Aarón Ñíguez, Álvaro Giménez, Edu Albacar y José ángel Alonso, han iniciado hoy la pretemporada tras las vacaciones estivales. Como en años anteriores, los jugadores se han personado a las 8:30 horas en Sport Clinic Ripoll y De Prado, donde profesionales sanitarios del Hospital del Vinalopó, coordinados por el jefe de los servicios médicos del Club, el doctor César Quesada, y el resto de profesionales de su equipo, han realizado diferentes pruebas médicas y físicas para garantizar el perfecto estado de los jugadores de cara a la primera sesión preparatoria del curso.

En dichas pruebas, los futbolistas se han sometido a un reconocimiento completo que incluye un estudio cardiológico, respiratorio y articular.  Además, se han practicado pruebas de función hepática, renal y análisis para conocer el estado hormonal de los jugadores.  La exploración física se ha completado con un estudio antropométrico para valorar la composición corporal y conocer el perfil deportivo de los futbolistas.

El resto de jugadores que conforman la primera plantilla, entre los que se encuentra Jonathas de Jesús, están citados mañana para continuar con las pruebas médicas y físicas. El jugador brasileño es el que más expectación está creando, por ver si finalmente se presenta o no a las pruebas médicas. Cabe recordar que el delantero carioca se encuentra en pleno litigio judicial con la entidad ilicitana, puesto que reclama la extinción de su contrato con los franjiverdes en base a los incumplimientos de varias nóminas y a irregularidades en la tramitación de su permiso laboral en nuestro país.

Juan Anguix se mantiene firme en su decisión de no darle la carta de libertad a Jonathas, como afirmó ayer durante la rueda de prensa de la presentación de las equipaciones para la próxima temporada 205/2016. «Jonathas está citado y tiene que incorporarse. Hay que pensar en lo mejor para el club y defender los contratos», sentenció Anguix. Además, Edu Albacar podría no comenzar la pretemporada pese a haber pasado las pruebas médicas, puesto que el club ilicitano quiere rescindirle el año que le resta de contrato.