“Jonathas se despide aquí, quiero dar un salto de calidad”

Banner-Publi-DF-001

El delantero brasileño Jonathas de Jesus ha sido el gran protagonista de la tarde al alcanzar los 14 goles como franjiverde en su último partido en el Martínez Valero según aunció el propio jugador tras el partido, “Jonathas se despide hoy, último partido con el Elche, quiero agradecer a todos todo lo que hice y pasé aquí: a jugadores, plantilla, grupo y entrenador. Siempre voy a recordar con alegría y emoción esta ciudad, de este grupo, no tengo palabras, fuera de serie”. El aún 22 franjiverde argumentó que quiere “hacer un salto de calidad en mi carrera y en mi vida” aunque afirmó que no fue algo unilateral, “no quiero hablar de esto. Hablé con todos y hemos decidido que era mi último partido; ha sido fácil. El presidente me ha entendido perfectamente, hablaron con mi representante, la verdad es que todos saben que quiero un salto de calidad en mi carrera, una experiencia nueva”.

Jonathas ha mostrado una gran ambición a lo largo de la temporada y pese a los grandes registros conseguidos aún quería más, “hoy quería llegar a 15 hoy pero no lo he conseguido, estoy feliz a nivel personal, pero una victoria hoy era importantísima para la afición y para salir con el deber cumplido”. Sobre el partido en sí comentó que “es una derrota extraña porque el Athletic ha atacado dos o tres veces y ha marcado tres goles, pero equipos como el Athletic son así: los equipos grandes no necesitan atacar cinco veces” y añadió que “pero hemos jugado bien y hemos tratado de ganar, igual que otras veces, aunque al final no hemos conseguido la victoria y estoy triste por esto. Pero hemos conseguido lo más importante que es la permanencia”.

El ilicitano Aarón también comentó el partido y explicó que “sobre todo en los últimos quince minutos el Athletic ha apretado bastante y en algunas jugadas aisladas ha marcado pero nosotros tampoco hemos encontrado fluidez en los pases como en la primera parte y esos detalles han marcado la diferencia con la primera parte”. Sobre el ambiente del grupo, el extremo confesó que “el vestuario se queda jodido porque perder tras una primera parte con una ventaja de dos goles sobre todo sabiendo que era el último partido en casa y contra un grandísimo rival, te vas con mal sabor de boca. Y también por no poder brindar una victoria a la afición para que se vaya contenta a casa”.

En el aspecto individual, Aarón se quedó sin lucir el brazalete de capitán aunque no quiso crear polémica sobre el tema, “es una decisión que toma el míster, siempre ha sido el que lleva más tiempo en el club, pero es una decisión que ha tomado el entrenador y la respeto. Me hacía mucha ilusión, pero me lo tomo como una anécdota y nada más”. Tampoco quiso entrar en detalle sobre la pitada a Coro, “no me gusta hablar mucho de ese tema, es una situación delicada y deben quedar en el vestuario”.

Compartir esta entrada: