Victorias a ritmo de jotas

 

Hubo un tiempo en el que pisar suelo aragonés era un suplicio para el Elche, especialmente en sus duelos contra el Real Zaragoza, club insignia de dicha comunidad. Allí, por ejemplo, los franjiverdes sellaron su última despedida deportiva de Primera División, en aquella nefasta temporada 1988/1989. Costó muchos años recuperar la categoría y también sonreír en Aragón.

Al navegar entre los datos y estadísticas del conjunto ilicitano en tiempos muy recientes, las visitas a la tierra de las jotas es de lo poco que sale en positivo. Entre la campaña pasada y la actual, los franjiverdes han vuelto de allí no sólo con triunfos sino con goleadas. Lo hicieron frente a Huesca y Zaragoza el curso pasado y también ante el Deportivo Aragón a principios del actual. En el modesto campo del Ebro buscarán seguir esta racha.

Las goleadas en suelo aragonés fueron de lo poco salvable del Elche de Alberto Toril. Tiempos de soñar que acabaron en pesadilla, como ya se sabe. En septiembre de 2016, los ilicitanos ganaron por 0-3 al Huesca, con un gran cuarto de hora de final en el que marcaron Hervías, Noblejas y Nino.

Un mes más tarde, el Elche arrasaba en La Romareda, en un primer tiempo espectacular. Un doblete de Pelayo y otro tanto del de siempre, Nino, hacían temblar el histórico coliseo maño. En la segunda parte, las aguas del Ebro se calmaron algo y el Zaragoza incluso pudo anotar el del honor (1-3).

La buena racha se prolongó en septiembre de 2017, esta vez contra el filial del Zaragoza, el Deportivo Aragón. Por allí pasó el equipo de Vicente Mir con la misma sensación que un año atrás frente a los mayores. No era La Romareda sino la Ciudad Deportiva, pero el Elche goleó (0-4). Marcaron Sory, Javi Flores por partida doble y Benja.

Ningún alicantino ha ganado en La Almozara

Ahora, la penitencia del Elche en Segunda B le lleva al campo de La Almozara, un barrio de Zaragoza que creció en el siglo XX de la mano de una empresa para la fabricación de ácidos y abonos. Toca mantener la buena química con la ciudad de la pilarica y los baturros.

Será la primera vez que el club ilicitano visite al Ebro, al que ganó con bastantes apuros en el Martínez Valero. Hasta la fecha, en los estadios en los que ha debutado este curso, sólo ha conseguido ganar en el del Cornellà. Empató en los de Badalona (en Copa, en Liga sí venció), Atlético Baleares y Saguntino; mientras que cayó en el del Peralada. Ebro, Formentera y Olot serán los últimos estrenos.

Por último, el Elche también estará en disposición de romper una especie de maleficio para el fútbol alicantino, que no sabe lo que es ganar en La Almozara. El Hércules perdió en sus dos visitas (1-0 tanto la temporada pasada como la actual), el Alcoyano empató en ambas (1-1 y 0-0), mientras que el Eldense cayó por 1-0 en la 2016/2017.

Foto: LFP 

Compartir esta entrada: