Lombán dice que Damián «toca balón» pero no hace sangre del árbitro

Publi-Banner-DF-002

Los jugadores salieron del vestuario con la convicción general de haber perdido puntos en un estadio donde había que puntuar. Aarón Ñíguez aseguró que fue una derrota “dolorosa, teníamos ilusión hoy en sacar los tres puntos contra un rival directo”, en la misma línea hablaba Lombán, quien aseguraba que en el vestuario había “sensaciones malas porque perdemos el partido y nuestro objetivo era ganar y como mínimo empatar”. Aarón además añadió que “ha sido una primera parte igualada, se notaba que los dos nos jugábamos los dos mucho” y añadió que “hasta el gol y la expulsión inmediata creo que hemos hecho un partido digno y creo que hemos buscado los tres puntos”, Lombán concretó más los minutos más cómodos del Elche: “las sensaciones durante el partido no han sido del todo malas, en la primera parte a los primeros 5-10 minutos nos encontramos a gusto e incluso teniendo ocasiones de gol y teniendo la posesión pero en la segunda parte con el gol y la expulsión se condiciona bastante el partido”.

Víctor Rodríguez marcó un gol que suponía la victoria momentánea en el primer tiempo, sin embargo, fue anulado por fuera de juego. Después del partido, Ñiguez comentó que “el gol me han dicho que era legal y podría haber cambiado mucho las cosas” y también comentó sobre el árbitro que “cuando hay un gol legal y no sube al marcador claro que influye” en el partido. Gil Manzano continuó su complicada semana con una actuación polémica que no gustó a los jugadores franjiverde. El extremo ilicitano aseguró que “no me gusta hablar de los árbitros pero desgraciadamente sí ha parecido protagonista, y la expulsión de Damián ha sido muy rigurosa; quizá se le ha visto muy nervioso, saca tarjetas fáciles y sin mucha repercusión al partido pero no quiero hablar”. Lombán también valoró la actuación arbitral, “desde mi punto de vista toca balón, no sé cómo se habrá visto en la tele, son jugadas rápidas pero no soy quien para analizar otros partidos [en relación al partido del Calderón]” y sentenció que “al final tenemos que hacer nuestro trabajo lo mejor posible y ganar partidos pero no es una cosa mía”.

El próximo partido será en Elche contra el Rayo Vallecano. Lombán invocó al espíritu de grupo, “Somos un equipo que ya lo ha demostrado que nos levantamos ante situaciones difíciles y nos pongan los obstáculos que nos pongan vamos a superarlos seguro” y “la derrota no cambia nada. Hay que olvidar cuanto antes este partido y pensar en el Rayo, que a partir de ahora en cada partido nos jugamos la vida”, mientras que Aarón quiso restar dramatismo a la situación, “ahora ganas un partido y estás fuera pero tampoco te alejas mucho, ahora perdemos un partido y estamos dentro pero no lo tenemos muy lejos”.

Compartir esta entrada: