El vestuario confía en la permanencia

Carlos Sánchez asegura que en el equipo hay «decepción» porque desde el primer minuto el Elche salió a proponer y buscar la victoria pero la pelota «no quiso entrar».

Los ilicitanos han salido después del descanso con más frustración que pena, por el resultado, aunque también con la esperanza de conseguir la permanencia. Uno de los jugadores clave, Carlos Sánchez, comparó la ambiciosa propuesta del Elche y la escasa recompensa que consigue, «Hay decepción porque desde el primer minuto salimos a proponer, a buscar el resultado, de todas maneras, la pelota no quiso

entrar, estuvo esquiva, vamos por el buen camino, seguimos con la misma actitud». Algo que hoy vio exagerado el colombiano, «ha sido el partido donde hemos llegado con más claridad y no ha entrado. Amargados pero con muchas ganas de seguir adelante y conseguir la permanencia». La Liga va tocando a su fin y Carlos Sánchez confía en que esta no será la última campaña en Primera a pesar de la dificultad de los rivales que quedan, «si estamos en Primera tenemos que estar listos para afrontar estos partidos, donde fuimos salimos a proponer, y esta es la idea de aquí al final» y añadió que «si Escribá cree, nosotros más».

Richmond Boakye, por su parte, se mostró más partidario de olvidar el partido de hoy y mirar a lo que resta de temporada. «Debemos trabajar para el próximo partido, este ya ha pasado» comentó el ghanés, y confesó que «estamos con la moral baja, pero pensamos en el futuro». En líneas generales, el goleador aseguró que «con la fuerza del equipo siempre llega un buen resultado, hay que trabajar para ganar» y se mostró convencido de alcanzar la permanencia: «Creo que para Elche tiene muchas opciones porque jugamos un buen fútbol, los aficionados son muy buenos, y al final nos quedaremos en Primera División».

Los dos jugadores tuvieron palabras para Garry Mendes, que buscó frecuentemente el gol pero no lo encontró. Sánchez declaró que «Rodrigues lo ha intentado de mil maneras, no entró la pelota, está con la mentalidad de que en el próximo partido va a entrar» y Boakye comentó que «un jugador no siempre remata bien, un día puede hacer muchos errores pero siempre mira al futuro».

Ángel, regreso agridulce

El delantero canario, que estuvo presente en la temporada de ascenso, se mostró con sensaciones encontradas después del partido. «Apenas minutos, primer partido titular, pena marcar al Elche pero alegría personal porque lo estaba buscando. Dije que no lo iba a celebrar, le tengo mucho cariño a este equipo por momentos que siempre voy a recordar», declaró Ángel, que reconoció que pidió el cambio, «estaba un poco cansado al final, el abductor me dolía desde la primera parte, intenté aguantar, pero al final he tenido que pedir el cambio».

Ángel también tuvo buenas palabras para el Elche y expresó su deseo de que el Elche permanezca en Primera. «Tienen 3 partidos para salvarse, no están aún en la quema, pero aún necesitan puntos para conseguir la permanencia, que tengan toda la suerte del mundo. Creo que al final se salvará, tienen un equipazo, es uno de los equipos que mejor juega, tiene muchos jugones. Sí que es verdad que van apurados pero ojalá que se salven». Además, aplaudió al estadio, «cuando llegué no había tenido la posibilidad de verlo, uno de los mejores estadios de Primera en cuanto a infraestructura», y a la afición, «siempre me han tratado genial. Ojalá que se salven».

Compartir esta entrada: