Vacaciones en blanco y verde

Los jugadores de la primera plantilla y del Ilicitano disfrutan del verano a 18 días de la vuelta al trabajo • Las playas y Estados Unidos los destinos más elegidos.

Los jugadores del Elche cargan las pilas antes de volver al trabajo el 9 de julio para preparar la próxima temporada. Los destinos elegidos para sus vacaciones por los integrantes de las plantillas tanto del primer franjiverde como del segundo son diversos. Unos se han decantado por el habitual enclave de verano en paradisíacas playas. Otros han preferido visitar grandes ciudades. Los hay que han optado por un plan familiar. Y las circunstancias obligan a algunos a no poder desconectar aún del fútbol.

Estados Unidos ha sido la dirección más tomada. Edu Albacar –ya en Tarragona- voló junto a su íntimo amigo Sergio Mantecón hacia Nueva York, lugar al que también ha acudido Rubén Pérez. Además, los canteranos Sergi Guilló y Diego García estuvieron en Miami presenciando las finales de la NBA entre Heat y Spurs en directo.

Garry Rodrigues tampoco quiso alejarse demasiado del mundanal ruido y puso rumbo a Lisboa. Damián Suárez volvió a Uruguay y Cristian Sapunaru hizo lo propio hacia Rumanía, donde contrajo matrimonio en una boda en la que Alberto Rivera, Fidel Chaves o Toño Martínez estuvieron en la lista de invitados. Del mismo modo, Cristian Herrera se ha reunido de nuevo con los suyos en las Islas Canarias y se ha llevado consigo a sus compañeros del Ilicitano Miguel Ángel Garrido y David Cuerva, quien dejó el equipo en el mercado de invierno. Yeray Patiño también ha querido refugiarse en la costa entre fina arena y aguas cristalinas. Sergio León ha pasado unos días con la familia en un parque de atracciones catalán. Y Charlie Ianson ha bajado a Andalucía para reencontrarse con su gente de Málaga, el primer lugar que le acogió a su llegada a España desde Inglaterra.

No obstante, tres futbolistas como Carlos Sánchez, Aarón Ñíguez y Jairo Jiménez aún no han podido desconectar. El colombiano continúa en Brasil disputando el Mundial con el combinado cafetero, cuya buena actuación le asegura una estancia, como mínimo, hasta octavos de final del torneo. El hijo de Boria se machaca a diario en el gimnasio del Martínez Valero para superar sus molestias en el nervio ciático, aunque sí ha tenido lo oportunidad de hacer alguna escapada. Por su parte, el panameño deberá pasar por el quirófano en Murcia el próximo 2 de julio para ser intervenido en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, fracturado en un amistoso con su Selección.

Todas las fotografías han sido compartidas por los futbolistas en diferentes redes sociales
Compartir esta entrada: