Malos recuerdos en una tarde para olvidar

Pedro Ortuño | 18/03/13 21:17 @pedroortuno

El Elche vuelve a encadenar dos derrotas consecutivas en Liga casi diez meses después y encaja tres goles por primera vez en lo que va de curso.El Elche de los récords puso fin a varios de ellos el domingo en Soria.

El conjunto franjiverde prácticamente se había olvidado de lo que era una dinámica negativa y no acumulaba dos derrotas consecutivas desde hacía casi diez meses. Concretamente, 295 días, cuando el 27 de mayo del año pasado el Alcoyano endosaba a los ilicitanos un 4-0 en el estadio de El Collao, en la penúltima jornada del campeonato.

Por entonces, el Elche llegaba a la cita con otros tres partidos perdidos seguidos a las espaldas (Alcorcón, Guadalajara y Las Palmas) y culminaba su recta final cuesta abajo y sin frenos. El Alcoyano, ya descendido a Segunda División B, venció cómodamente al cuadro dirigido por César Ferrando con dos goles de Fabiani, uno de Gato y otro de Cañadas en un choque en que participaron hasta ocho futbolistas de la actual plantilla franjiverde.

Curiosamente, los ilicitanos también deben remontarse a ese encuentro en Alcoy para hallar la última contienda en que encajó más de dos tantos. En este curso, la portería de Manu Herrera sólo había sido superada en más de una ocasión ante Ponferradina (4-2) y Sabadell (3-2), ambas veces en el Martínez Valero y con victoria local. De hecho, ante el Numancia, el Elche recibió la misma cantidad de goles -tres- que en las siete jornadas anteriores.

Verdés ‘releva’ a otro Héctor

Para acabar con la brillante racha de los ilicitanos tuvo que producirse otro hecho inaudito más en la era Escribá. Además de las dianas del central Juanma y el delantero Pedro Martín, el futbolista del Elche Héctor Verdés colaboró en el triunfo del Numancia de forma involuntaria con un autogol.

De nuevo, el primero en la 2012/2013, ya que el disparo de Alexander Szymanowski que Damián Suárez desvió en el Nuevo Colombino fue sumado a la cuenta del extremo argentino del Recreativo de Huelva por ser el principal encargado de enviar la pelota al marco contrario.

El precedente vuelve a estar en el tramo final del curso pasado: en la jornada 40 frente al Guadalajara, cuando Héctor Rodas, ahora en el Levante, introducía el balón en la meta de Juan Carlos, actualmente en el Villarreal, y colocaba el 1-3 a favor de los alcarreños. Aquel gol también fue el tercero en el casillero del equipo rival y vino precedido, al igual que el de Verdés en Los Pajaritos, de un centro desde la banda derecha.

Compartir esta entrada: