Último tercio con el objetivo bien encarado

El Elche afronta el último tercio de Liga con la permanencia bien encarada. Ha cerrado el segundo tercio con unos números que le dan su ventaja más amplia sobre el descenso: nueve puntos más golaveraje particular. Una ventaja, generada sobre todo por los cinco puntos en las tres últimas jornadas, acompañada del mejor momento en cuanto a juego y sensaciones de la temporada. El equipo ilicitano, 14º con 33 puntos, enfila los 14 partidos finales de competición en línea ascendente para lograr el objetivo marcado.

Los franjiverdes han sumado el 42,8% de los puntos en juego en el segundo tercio: 18 de 42. Han acumulado 3 victorias, 6 empates y 4 derrotas, y hay que sumar los tres puntos por la expulsión del Reus del campeonato. Cabe destacar que en esta fase han logrado su primer y único triunfo a domicilio, contra el Rayo Majadahonda (1-3). Han marcado 16 goles y han encajado 15. Ocuparía el 11º puesto en una hipotética clasificación de Segunda con sólo los puntos del segundo tercio. Han mejorado sus estadísticas del primer tercio, en el que lograron 15 puntos (3 victorias, 6 empates y 5 derrotas), marcaron 12 goles y encajaron 19. Ocupaba el 16º lugar de la tabla con dos unidades de margen sobre la zona roja.

La clave para la positividad del Elche está en las tres últimas semanas. La derrota ‘in extremis’ frente al Real Oviedo (1-2) supuso un duro golpe que agravaba la delicada situación. Sin embargo, se ha levantado de manera fulgurante con la victoria frente al Extremadura (2-0) y los empates en Lugo (2-2) y Mallorca (1-1). Cinco puntos que acompañados de los resultados favorables de rivales directos le han otorgado su mayor renta sobre el descenso del curso.

Pacheta parece haber dado con la tecla para el aumento de prestaciones del juego franjiverde. Bajo su clásico esquema 4-1-4-1, la recuperación de Iván Sánchez, su mejor jugador esta temporada, y la vuelta a la titularidad de Manuel Sánchez son fundamentales para ello. El equipo por fin parece que ha pasado su periodo de adaptación a la categoría, compite, defiende y ataca mejor, maneja los tiempos de los partidos con mayor solvencia y su ventaja sobre el peligro le otorga un plus de confianza y tranquilidad.

Además, la plantilla ha aumentado en competitividad con los refuerzos invernales y la recuperación de lesionados. El Elche ha superado la pérdida de Sory Kaba, su ‘pichichi’ con ocho tantos, y tres incorporaciones forman parte de la alineación tipo: Edgar Badia, Dani Calvo y Yacine Qasmi. Recientemente Iván Sánchez, Neyder y Borja Martínez han dejado la enfermería, los dos últimos tras lesiones importantes que les obligaron a operarse. Gonzalo Villar queda como único futbolista en el dique seco. Todavía le queda mínimo un mes y medio para volver a estar disponible.

Todos estos factores animan a pensar que los franjiverdes tienen todo de cara para lograr la salvación, a ser posible sin excesivos sufrimientos. Aunque ni mucho menos está garantizado. Todavía les queda mucho por pelear. El Cádiz (sábado, 20:30 horas), en zona de playoff tras cuatro victorias consecutivas, será su primer escollo en el último tercio de Liga. Después, visitarán al Real Zaragoza (sábado 16, 20:30 horas) y recibirán al Alcorcón (sábado 23, 16:00 horas).

Las Palmas (visitante), Córdoba (local), Albacete (visitante) Osasuna (local), Sporting (visitante), Rayo Majadahonda (local), Almería (visitante), Tenerife (local), Nàstic (visitante), Deportivo (local) y Málaga (visitante) serán sus últimos rivales de la temporada 2018/2019.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: