Toril: “No fue cuestión de intensidad, sino de desajustes”

Toril trató de asumir con entereza el varapalo sufrido por el Elche ante el Real Zaragoza (0-3). El entrenador cordobés considera que el arranque de sus pupilos fue bueno, pero que se vino abajo a raíz del primer gol rival. “Empezamos bien, generando una ocasión clara, pero después estuvimos desajustados en todo momento, algo que no ha sido habitual en los últimos partidos. Nos han dominado en el medio y han estado efectivos”, declaró Toril, quien alabó que sus pupilos salieran con ímpetu en la reanudación a pesar del resultado.

“A pesar del palo tan fuerte, hemos dado un paso adelante y hemos tenido ocasiones claras para meternos en el partido, que hubiera sido lo justo, pero no ha sido el día. Hay que seguir adelante”, dijo el técnico andaluz, quien considera que al Elche no le faltó intensidad: “No ha sido cuestión de intensidad y ganas, sino de desajustes. El equipo sale metido, pero luego salen circunstancias y hay un rival enfrente. Se les puso el partido de cara y nos dejó un poco groguis. Ha sido mérito del Real Zaragoza porque ha sabido encontrar espacios donde nos hacían daño y demérito nuestro porque no interpretamos bien”.

Toril lamentó que los franjiverdes volvieran a estar escasos de puntería de cara a la portería contraria. “El otro día llegamos a ir ganando 0-3, pero nos está faltando acierto. Si analizamos las ocasiones de hoy, igual hemos tenido ocho claras, y es complicado si no tienes acierto. Con menos, el rival hizo tres goles”, expuso el preparador de Peñarroya-Pueblonuevo, quien señaló que sus pupilos estuvieron “físicamente muy bien hasta el final”, pero que les faltó interpretación en el juego.

“Sabíamos que iban a jugar 4-1-4-1, pero no hemos sido capaces de leerlo, algo que sí hicimos en la segunda mitad. No encontrábamos a Pelayo y Nino por dentro, y por eso el juego estaba siendo horizontal. Lo tienes todo estudiado y dicho, los centrales sabían que Ángel nos podía marcar al espacio, y sucede. Tenemos que analizar la primera mitad”, indicó Toril, quien reconoció que se le pasó por la cabeza realizar cambios en la primera mitad “a raíz del tercer gol”. “No lo pensé con el primero porque lo teníamos más o menos controlado. Luego en el descanso hice dos cambios, pasando a línea de tres”. Posteriormente, admitió que de haber sabido el desarrollo del choque, “hubiera metido a Guillermo” de inicio.

Toril considera que los tres goles encajados son algo puntual dentro de la mejora defensiva del cuadro ilicitano en el segundo tramo de competición: “Han sido acciones puntuales, en la segunda mitad ni pasaron del centro del campo. En la segunda vuelta estábamos bien a nivel defensivo”.

El técnico cordobés entiende el enfado de la gente por lo visto en la primera mitad, declarando que “hay que asumir las críticas”, pero volvió a destacar la dificultad de “afrontar la segunda mitad con el resultado adverso”.

Por último, cuestionado por el objetivo del Elche, recalcó que el principal “es la permanencia”: “No me salgo del guion. A pesar de haber estado en Primera recientemente, la realidad es que este club ha estado en un momento muy crítico y empieza a levantar cabeza. Lo primero es estabilizarse y crecer. Hay que ir con calma».

Compartir esta entrada: