Entradas

Túñez: «Será una guerra»

“Será una guerra”. Así calificó Andrés Túñez este miércoles en sala de prensa el vital partido que medirá al Elche frente al Almería, un rival directo en la pugna por la permanencia. El central hispano-venezolano señaló que será un encuentro “complicado” contra un adversario “que viene fuerte” y necesita ganar para salir del descenso.

“Tiene el mismo objetivo. El que corra y apriete más se lo llevará”, señalo Túñez, quien incidió en la necesidad de que los tres puntos se queden en el Martínez Valero. “Es el partido más importante de todo el año. Una final que se tiene que ganar por lo civil o por lo criminal. Jugamos en casa contra el rival que marca el descenso y debemos sentirnos cómodos y darlo todo. Hemos demostrado que podemos sacar adelante partidos difíciles”, declaró.

El ‘3’ franjiverde, quien se mostró ilusionado con luchar por el ascenso en su presentación, no quiso ahondar en los motivos por los que el Elche se ha visto inmerso en la zona baja en la recta final de la temporada. “Nos metimos en esta situación por muchos motivos y no hay que hablar más. Esto pasa en muchos equipos en todas las categorías y tenemos que salir de ahí. No podemos hablar en qué hubiera pasado”, apuntó.

Túñez aseguró que en el vestuario no existen nervios y los jugadores “son conscientes” del delicado panorama, recordando que “hay jugadores que han vivido estos momentos en otros equipos”, e indicó que los franjiverdes son “de los pocos equipos” que dependen de sí mismos. “El Almería se cambiaría por nosotros”, agregó.

El central gallego lamentó que el Elche dejara escapar “un punto importante” en su visita al Real Valladolid en un choque que “era para empatar”. “Estaba bastante controlado, pero un error nos mató. Fue duro”, dijo Túñez, quien manifestó que el equipo ilicitano tiene que salir “de esta mala dinámica” porque está “perdiendo partidos con mucha facilidad”.

Uno de los motivos por los que se está dejándose tantos puntos es su fragilidad atrás, un lastre que, como zaguero, afecta sobremanera al jugador cedido por el Buriram United: “Duele porque encajamos bastantes goles y eso te lleva a perder partidos. No me gusta porque soy defensa y después casi no puedo dormir, dándole vueltas. Pero estamos a tiempo de corregirlo”, declaró Túñez, quien también reconoció que las numerosas lesiones que sufre la plantilla son circunstancias que dificultan las metas. “Cuando pierdes a ocho jugadores es complicadísimo, y prácticamente todos de la misma posición. Pero no podemos pensar en que se lesiona un jugador o no, hay que apoyar al que juega para que dé el máximo”, puntualizó.

Una derrota ante el Almería podría suponer la destitución de Toril como técnico del Elche. El gallego duda sobre si sería una decisión adecuada y alabó al cordobés. “No sé si sería lo más acertado. Es un buen entrenador, dialogador”, indicó Túñez, quien manifestó que “no hay que achacarle toda la culpa a Toril” porque los jugadores también tienen su cuota de responsabilidad.

El ‘3’ franjiverde desconoce cómo será el planteamiento del Almería, pero le restó importancia porque señaló que el Elche debe fijarse en sí mismo. “Nos tenemos que preocupar de nosotros. Si hacemos las cosas como debemos, sin importar qué equipo está delante, podemos ganar a cualquiera”, dijo con seguridad.

Túñez entiende que la afición esté descontenta porque el cuadro ilicitano “no está dando el rendimiento que merece”, pero afirmó que necesita su apoyo en esta cita clave de la temporada: “He ganado partidos gracias a la afición. Precisamos que el estadio esté lleno y que nos anime durante los 90 minutos. Si nos apoyan en los malos momentos, el equipo sale adelante”.

Por último, cuestionado por una posible continuidad en el Elche la próxima temporada, el defensa hispano-venezolano aseguró que no ha mantenido ninguna conversación con su representante sobre este asunto porque está “centrado” en la situación actual.

La peor situación desde 2001

Que el Elche vive un momento complicado es una evidencia demostrable con solo mirar la clasificación. Con 35 jornadas disputadas, ocupa el 15º puesto con 42 puntos, tres por encima del descenso a Segunda División B. Tras vivir gran parte del curso en la zona tranquila de la tabla, su reciente dinámica de resultados, con cuatro derrotas en sus cinco últimos partidos, le ha condenado a meterse de lleno en la pelea por la permanencia. Para encontrar un peor panorama en la historia reciente del equipo ilicitano hay que remontarse a la temporada 2001/2001, el conocido como ‘el año del Compostela’.

El conjunto dirigido por aquel entonces por Marcial Pina, tercer técnico del campeonato tras Felipe Mesones y Jorge D’Alessandro, era a estas alturas 20º con 34 puntos, a tres de la zona de salvación, que marcaba el Racing de Ferrol. Como recordarán muchos, el Elche, que se movió por la parte baja prácticamente toda la campaña, logró la salvación de forma agónica en la última jornada al empatar a dos ante el Compostela en el Martínez Valero.

Los dos equipos llegaron al choque disputándose el evitar la última plaza de descenso a Segunda B y con un punto de diferencia entre ambos. A los franjiverdes les valía con ganar o empatar para mantener la categoría. Los goles de Gudelj y Jubera en la primera media hora de juego hacían presagiar la catástrofe a los 25.000 aficionados que poblaron las gradas del estadio ilicitano, pero dos canteranos, Nano y Benja, se erigieron en héroes igualando la contienda y dándole una sufrida permanencia al Elche, librándose así de volver a la categoría de la que había conseguido salir dos años antes. Nino formaba parte de aquella plantilla.

Desde entonces y hasta ahora, el cuadro franjiverde no había sentido tan cerca la amenaza de caer a la división de bronce por estas fechas de la competición. De hecho, en 8 de las 13 últimas temporadas en Segunda ya había alcanzado los 50 puntos que prácticamente aseguraban su presencia un año más en la categoría, y su diferencia con la zona roja de la tabla no era menor de diez puntos desde la campaña 2006/2007, siendo ésta de cinco unidades. Y a excepción de la citada temporada 2000/2001, nunca había estado peor clasificado.

La situación más similar a la presente se produjo en la temporada 2002/2003. El Elche tenía la misma puntuación, pero estaba dos posiciones por encima en la tabla y su ventaja respecto al descenso era de cuatro puntos. Certificó su permanencia en la penúltima jornada tras empatar a uno contra el Numancia en el Martínez Valero.

Y el pasado curso, marcado por el descenso administrativo y las dificultades que conllevó para la formación de la plantilla, el cuadro dirigido por Rubén Baraja ya había cumplido sobradamente el objetivo de la salvación, vital para la supervivencia del club, y luchaba por el playoff. A siete fechas del final, se encontraba en el 7º lugar con 53 puntos, los mismos que el 5º y el 6º, y tenía una renta de 15 unidades sobre el descenso.

Cabe señalar que el Elche de Toril no ha ocupado la zona roja de la tabla en toda la campaña, pero una derrota ante el Almería en el Martínez Valero (viernes, 20:00 horas) en la primera de sus tres próximas ‘finales’ por la permanencia podría provocar que acabara la jornada en el 19º puesto si el resto de resultados son desfavorables a sus intereses.

Tres finales por la salvación

El Elche se ha metido en un buen lío del que está obligado a salir. La línea de resultados del equipo dirigido por Alberto Toril, más cuestionado que nunca, le ha llevado a meterse por completo en la pelea por evitar el descenso a Segunda División B a siete jornadas del final de la Liga. 15º con 42 puntos, su peor posición esta temporada, y con tres puntos de margen sobre la zona roja de la clasificación tras sus últimas derrotas contra Numancia (1-3) y Real Valladolid (2-1), afronta tres finales por la salvación ante rivales situados entre los cuatro últimos puestos: Almería, Mallorca y Mirandés.

El encuentro frente al Almería en el Martínez Valero (viernes, 20:00 horas) ha cogido tintes dramáticos. El conjunto indálico, 19º con 39 puntos, abre la zona de descenso y si vence a los franjiverdes, les adelantaría en la tabla. Un nuevo tropiezo del Elche, que sería el tercero consecutivo, algo inédito esta temporada, no sólo tendría consecuencias en la tabla, posiblemente también en el banquillo. Todo apunta a que el Consejo destituirá a Toril si el cuadro ilicitano cosecha un nuevo resultado negativo. A pesar de que cuenta con el apoyo de su plantilla, la dinámica sería insostenible y sería necesario buscar un estímulo en forma de cambio de entrenador para revertir la delicada situación.

Los dos siguientes compromisos del Elche tras recibir al Almería serán ante los dos últimos clasificados, Mallorca y Mirandés. Ambas escuadras se encuentran a ocho y nueve puntos de la salvación respectivamente a falta de 21 por disputarse, por lo que tienen muy difícil, pero no imposible, eludir el descenso a la categoría de bronce del fútbol español. A diferencia del Almería, que ha ganado tres de sus cinco últimos choques, baleares y burgaleses han ido a menos y presentan unos pobres números en la segunda vuelta, en la que sólo han logrado una y tres victorias respectivamente. Sus técnicos desde abril, Sergi Barjuán y Pablo Alfaro, no han dado con la forma de que sus escuadras arranquen y cada vez disponen de menos tiempo para la reacción.

Tres puntos de nueve en la primera vuelta

El equipo ilicitano sumó tres puntos de nueve posibles contra Almería, Mallorca y Mirandés en la primera vuelta. Cayó por 2-1 en tierras andaluzas en un partido horrible a nivel colectivo y en el que Nino fue expulsado en la recta final. Antonio Puertas y Quique remontaron el gol inicial de Ximo Navarro en propia puerta. Juan Carlos evitó que el resultado fuera mayor con varias paradas de mérito.

Una jornada después, el Elche se rehízo venciendo por 1-0 al Mallorca gracias a un gol de Guillermo de tacón. Edu Albacar falló el primer penalti de su carrera. Y ante el Mirandés, volvió a ofrecer su peor versión como visitante y sufrió una nueva derrota, esta vez por 1-0. Maikel Mesa anotó la diana rojilla en una acción mal defendida por los franjiverdes, que apenas se acercaron a la portería rival.

Tres equipos de arriba para finalizar

Que el cuadro ilicitano saque el mayor número de puntos posibles en las tres próximas jornadas se antoja vital para evitar sufrimientos en el último mes de competición, porque después tendrá que enfrentarse a tres equipos que ahora mismo ocupan plaza de playoff: Getafe, Cádiz y Real Oviedo. Tiene que visitar a los dos primeros y cerrará la Liga ante los carbayones en el Martínez Valero.

Tras medirse a los azulones, tendrá un pequeño respiro en este exigente calendario recibiendo al Reus, 14º con los mismos puntos que el Elche.

Borja Valle: “El fútbol no ha sido justo”

Borja Valle se marchó del José Zorrilla con la sensación de que “el fútbol no ha sido justo” con el Elche en su visita al Real Valladolid (2-1). El extremo berciano afirmó en zona mixta que el cuadro ilicitano no mereció perder y que “lo justo hubiese sido el empate”, que José deshizo a cuatro minutos del final para darle el triunfo a los pucelanos.

“No hemos hecho el partido del año porque se requería otro tipo de cosas. El Real Valladolid acumula mucha gente por dentro y teníamos que cerrar líneas para que crearan por fuera. Hay momentos en los que estás mejor o peor, pero creo que estuvimos bien en defensa y ellos casi no han tenido ocasiones. Pero volvió a pasar lo de todos los fines de semana”, lamentó Borja Valle, quien aseguró que al Elche no le faltó ambición.

“La clave es cómo arranca el partido, con un gol tempranero que cambia un poco el planteamiento inicial. La respuesta fue rápida, pero es muy difícil”, indicó el autor del gol franjiverde ante el Real Valladolid a los nueve minutos del arranque del choque.

Borja Valle señaló que el grupo resta importancia en el hecho de que el Elche puede acabar la jornada a tres puntos del descenso: “Tanto a mí como a mis compañeros nos da igual. Vamos a pensar en nosotros y en que la situación sigue siendo igual de mala”.

El ‘24’ del conjunto ilicitano señaló que no se le pasa por la cabeza una posible destitución de Toril, reiterando como sus compañeros en las últimas semanas que “todo el mundo le apoya” y que el vestuario está “a muerte con él”: “Es igual de buen entrenador que hace dos o diez jornadas. Nos ayuda y comprende al cien por cien. Creemos que es la persona indicada y lo único que podemos hacer es reflejarlo en el campo. Somos los protagonistas para lo bueno y lo malo, aunque la culpa recae en una persona. No es decisión mía”.

Borja Valle, que marcó por segunda jornada consecutiva, se mostró apenado porque su gol “no ha servido para nada una semana más”, agregando que “lo que sirven son los puntos”. Celebró que está ofreciendo un buen rendimiento desde su llegada al equipo blanquiverde en enero, pero apuntó que “puede más lo colectivo”. “Me están saliendo bien las cosas, que es lo único positivo. Pero pienso en el Elche, no en mí. Por un lado, feliz, pero con sabor agridulce”, manifestó el jugador ponferradino, quien pidió “pensar en positivo” para afrontar el próximo partido ante el Almería (viernes, 20:00 horas).

Armando: “Se nos escapó un punto que merecimos”

Armando considera que el Elche no pecó de falta de ambición en su derrota por 2-1 ante el Real Valladolid, señalando en zona mixta que el rival “también juega” y que los franjiverdes dieron “por bueno” el empate en la recta final y trataron de amarrarlo.

“Ellos jugaban en casa y apretaban, y nosotros tratamos de hacer un buen trabajo defensivo y juntar líneas. Pero por mala suerte o lo que sea, cometimos un error y nos vamos de vacío a casa”, lamentó el central motrileño, quien afirmó que el cuadro ilicitano cayó de forma injusta en el José Zorrilla. “Estamos fastidiados porque se nos escapó un punto que merecimos, pero intentamos ser positivos y quedarnos con lo bueno”, declaró.

Armando manifestó que independientemente de que los rivales de la zona baja sumen y el Elche se vea “más exigido a nivel de puntos en la tabla”, lo que debe hacer es “competir, ganar los duelos individuales e intentar crear más ocasiones” para conseguir la permanencia. “A partir de ahí, las cosas nos tienen que salir. Mis compañeros y yo somos conscientes de lo que nos estamos jugando. Esto hay que sacarlo entre todos. Debemos pensar en el Almería y conseguir los tres puntos ante nuestra gente”, señaló.

El capitán franjiverde expuso su confianza hacia Toril, apuntando que su pensamiento es que “todos los que empiezan un proyecto deben acabarlo”, si bien agregó que una posible destitución del técnico cordobés es una decisión que “no compete” al vestuario.

Por último, Armando destacó que el rendimiento de Caballero en su primera aparición en el once del primer equipo: “Ha realizado un muy buen trabajo. Los compañeros tratamos de ayudarle. Quería llegar a todos lados y le dije que no se volviera loco e hiciera su fútbol. Deberá coger ritmo de Segunda si sigue jugando con nosotros”.

Toril: “Las circunstancias nos obligaron a dar un paso atrás”

Alberto Toril lamentó la derrota del Elche por 2-1 ante el Real Valladolid por “un error grave” atrás que derivó en el gol de José en la recta final, y señaló que los “problemas físicos” de algunos jugadores obligaron a los franjiverdes a “dar un paso atrás y hacer cambios ilógicos” que le llevaron a perder su esencia.

“A pesar de las adversidades, hicimos una buena primera parte, con buenos minutos de control y en defensa, en los que el Real Valladolid no encontraba la posibilidad de hacernos daño al margen del gol. Pero las circunstancias nos obligaron a dar un paso atrás. Pedro y Luis Pérez pidieron el cambio y no tenemos muchos recursos, pero lo intentamos hacer lo mejor posible ante un rival sacó a jugadores de potencial que te pueden marcar en una acción”, analizó el técnico cordobés, quien señaló que al Elche le faltó “claridad producto de las circunstancias físicas” en la reanudación. “Intentamos generar ocasiones, pero no tuvimos recursos suficientes. No tengo una varita para hacer gol”, afirmó.

Toril incidió en las “mil dificultades” en forma de bajas a las que tiene que ir sobreponiéndose el cuadro ilicitano, indicando que ha hecho “un trabajo enorme” en el José Zorrilla, pero insuficiente llevarse la victoria, y alabó la actuación de Caballero en su primer partido completo en Segunda. “Ha estado a un nivel extraordinario”, declaró.

El preparador andaluz aseguró que el presidente del Elche, Diego García, le transmitió “tranquilidad absoluta” después del encuentro. “Hemos hablado con normalidad, de la misma manera que siempre. Si el Consejo confía en lo que hacemos, seguiremos, si no, nos iremos. Son libres de hacer valoraciones, pero es verdad que no estamos en la mejor situación para afrontar los partidos”, dijo.

De cara al próximo compromiso ante el Almería, Toril apuntó que “lo primero es recuperar a nivel anímico al equipo” y espera que alguno de los integrantes de la larga lista jugadores lesionados vuelva a estar disponible para el viernes.

El Elche paga su conformismo ante el Real Valladolid (2-1)

El Elche sigue dando motivos para la preocupación. El equipo ilicitano sufrió una nueva derrota por 2-1 ante el Real Valladolid en un partido en el que apenas generó ocasiones más allá de su gol y acabó pagando su conformismo en la segunda mitad. De Tomás para los blanquivioletas y Borja Valle para los franjiverdes anotaron antes de cumplirse los diez primeros minutos de juego y José Arnáiz le dió el triunfo a los locales en la recta final.

Toril reforzó el centro del campo del Elche con la entrada en el once de Caballero y Pelayo por José Ángel y Hervías. El centrocampista del filial realizó méritos en su debut con el primer equipo ante el Numancia para formar junto a Álex en la medular franjiverde, escasa de efectivos por las lesiones, mientras que el asturiano regresó nada más recuperarse de su lesión de tobillo. La otra novedad fue Iriondo, que reemplazó al sancionado Edu Albacar. Por su parte, el entrenador del Real Valladolid, Paco Herrera, mantuvo la línea defensiva y varió buena parte del ataque respecto a la durísima derrota por 6-2 frente al Sevilla Atlético: Míchel, Espinoza y José Arnáiz jugaron de inicio por Álex López, Juan Villar y Mata.

El cuadro ilicitano saltó al césped sin intención de especular y queriendo mandar en el dominio de la pelota. A diferencia de la pasada jornada, salió con alta concentración y encontraba líneas de pase ante un rival al que obligó a permanecer en su campo en los primeros cinco minutos de partido. Pero en la primera incursión en terreno rival, el Real Valladolid destapó las vergüenzas del Elche en defensa e inauguró el marcador. En una jugada rápida, De Tomás culminó a puerta vacía tras una asistencia de José dentro del área sin oposición.

El gol del canterano ‘merengue’ apenas varió el planteamiento de los frajiverdes, que reaccionaron de forma inmediata para igualar la contienda. En el minuto 9, Borja Valle recibió el balón de Pedro y, ante cierta pasividad blanquivioleta, se sacó un zapatazo desde la frontal del área que golpeó con violencia en el larguero y acabó en el fondo de la red.

Tras un inicio intenso y con efectividad total de cara a portería, el ritmo del choque bajó un poco, pero quien seguía mejor plantado sobre el tapete era el Elche. Si bien su fragilidad atrás era evidente cada vez que el Real Valladolid merodeaba la meta defendida por Juan Carlos, movía el balón con cierta soltura y celeridad y forzaba pérdidas de su adversario, que se sentía incómodo con el desarrollo del partido.

Pero a pesar de todo ello, la primera mitad tuvo poca historia en cuanto a ocasiones se refiere. La falta de mordiente arriba fue común en ambas escuadras. De hecho, lo único destacable de los hombres de Toril antes del descanso fue un balón que le cayó a Armando en el área que Moyano le impidió rematar. El conjunto pucelano dio un arrén en la recta final y generó dos ocasiones por medio de José y De Tomás que solventó Juan Carlos.

Los compases iniciales de la reanudación tuvieron mayor presencia blanquivioleta en el encuentro, pero las fuerzas se igualaron conforme pasaron los minutos. Y como en la primera mitad, el número de oportunidades de gol seguía siendo bastante pobre. Míchel creó cierto peligro con un tiro con rosca que pasó cerca del palo, y poco después, sendos disparos de Joan Jordán y José que obligaron a intervenir al portero franjiverde.

El Elche estaba totalmente desaparecido en ataque, con Nino solo arriba como un islote y Becerra viviendo un plácido segundo periodo, pero tampoco daba muestras de que sumar un punto en el José Zorrilla supusiera un disgusto. Toril, quien antes metió a Josete por un cansado Pelayo, buscó velocidad con el ingreso de Hervías, pero tampoco fue una solución a los problemas para generar ocasiones.

Y a cuatro minutos del tiempo añadido, llegó el jarro de agua fría para los ilicitanos. José Arnáiz volvió a adelantar al Real Valladolid empujando al fondo de las mallas un servicio lateral de Balbi que tocó previamente Mata. La falta de ambición en la segunda mitad y la debilidad defensiva acabó por condenar al Elche en la recta final.

Los franjiverdes buscaron el empate a la desesperada cuando el partido agonizaba, pero terminaron por sufrir una nueva derrota, la cuarta en los cinco últimas partidos. Con los recientes resultados, acompañados de una decepcionante imagen, y el descenso presumiblemente más cerca al término de la jornada, que acabará con 42 puntos, Toril deberá sentirse intranquilo en las próximas semanas por la sombra de la destitución al acecho. Sabía que la visita a Valladolid tenía tintes de ‘final’, y la respuesta del equipo fue insuficiente para aumentar su crédito.

Ficha técnica

Real Valladolid: Becerra; Javi Moyano, Guitián, Álex Pérez, Balbi; André Leão, Joan Jordán, Míchel (S. Marcos, min 83); José, Espinoza (Juan Villar, min 74) y De Tomás (Mata, min 81).

Elche: Juan Carlos; Luis Pérez (Rober Correa, min 83), Túñez, Armando, Iriondo; Álex, Caballero; Pedro (Hervías, min 78), Pelayo (Josete, min 65), Borja Valle; y Nino.

Goles: 1-0, De Tomás (min 6); 1-1, Borja Valle (min 9); 2-1, José Arnáiz (min 86).

Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero (comité andaluz). Amonestó por parte del Real Valladolid a André Leão (min 18), Javi Moyano (min 90) y Míchel (min 90) por parte del Elche a Iriondo (min 30), Caballero (min 51) y Josete (min 66).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 35 de la Liga 1|2|3 disputado en el estadio Nuevo José Zorrilla ante 8.386 espectadores.

Real Valladolid-Elche: El partido de la tensión

“Será un partido de tensión”, vaticinó Alberto Toril para el Real Valladolid-Elche de esta jornada. Y probablemente, su comentario en la rueda de prensa previa va bien encaminado. El equipo ilicitano visita el José Zorrilla para un compromiso en el que buena parte de las miradas estarán centradas en los banquillos, pues tanto el técnico cordobés como Paco Herrera saben que podrían ser destituidos si sus pupilos cosechan un nuevo resultado negativo. Ambas escuadras afrontan este choque tras una dura derrota y deben reaccionar para cumplir sus objetivos: los blanquivioletas, seguir peleando por el playoff, y los franjiverdes, asegurar la permanencia en Segunda.

El Elche, 13º con 42 puntos, volvió a sufrir la pasada jornada un grave traspié en un momento clave, aunque el resto de marcadores le ayudaron a mantener una renta de seis puntos sobre el descenso. En su undécima oportunidad para conseguir dos victorias seguidas por primera vez esta temporada, cayó derrotado por 1-3 ante un Numancia mermado por las bajas en ataque y que acumulaba una racha nefasta de resultados y en el aspecto anotador.

Una victoria le hubiese permitido dar un paso casi definitivo para salvar la categoría, pero perdió de forma merecida, realizando un juego paupérrimo, sobre todo en la primera mitad, en la que se evidenció una superioridad táctica de su rival. Sus protagonistas fueron incapaces de ofrecer un motivo por el que el cuadro ilicitano cambió radicalmente a peor de una semana a otra. Una cansada constante durante todo el curso y que le ha condenado a prácticamente quedarse sin opciones de pugnar por la promoción a dos meses del final.

Parece que los franjiverdes desconectan su competitividad en tiempos de relativa calma en la tabla y reaccionan de forma fulgurante cuando notan que se acercan a la zona peligrosa. Ante un Real Valladolid también con ganas de resarcirse, necesitan dar su mejor versión fuera de casa, donde evidencian y reconocen que se sienten más sueltos, para sumar tres puntos que le aproximen a la barrera de los 50 que garantizan la permanencia. De lo contrario, otra derrota supondría volver a aproximarse al descenso y puede que el final de la etapa de Toril, a quien su plantilla siempre ha demostrado que está con él.

El preparador cordobés continúa sufriendo la alta cantidad de efectivos que ocupan la enfermería, a lo que se suma la baja de Edu Albacar por sanción. Con un total de ocho ausencias, Toril ha llamado a dos mediocentros del Ilicitano, Antonio Caballero y Javi Llor, para completar la convocatoria. El primero dejó gratas sensaciones en su debut con el primer equipo la pasada jornada, mientras que el segundo hace su primera aparición en una citación de Liga (ya fue convocado en Copa ante el Mirandés).

Ambos jugadores, Josete y Pelayo, disponible de nuevo tras superar su lesión en el tobillo antes de lo previsto, forman el cuarteto de opositores a jugar en la medular con Álex, ya que José Ángel, titular en el último encuentro junto al madrileño, se quedó fuera de la convocatoria por decisión técnica. Por lo demás, tampoco se espera ninguna variación importante en la alineación más allá de Iriondo por el sancionado Albacar, si bien el técnico dejó abierta la opción de regresar al esquema de tres centrales.

Semana difícil en Valladolid

El rival del Elche será el Real Valladolid, un conjunto que ha atravesado una semana difícil tras el severo correctivo sufrido la pasada jornada ante el Sevilla Atlético (6-2). Su presidente, Carlos Suárez, mantuvo tensas reuniones con la plantilla y el entrenador, Paco Herrera, quien no tiene asegurada su continuidad hasta final de temporada y una nueva derrota podría suponer su destitución.

El equipo vallisoletano es 10º con 46 puntos, a seis de los puestos de playoff, que no ocupa desde enero. Ha conseguido cuatro puntos de los doce últimos (una victoria, un empate y dos derrotas), consiguiendo su último triunfo frente al Córdoba (2-1) el 9 de abril, que cortó una racha de cuatro partidos sin vencer como local. José Arnáiz, Juan Villar y Raúl de Tomas son sus máximos anotadores con nueve goles cada uno, sumando entre los tres atacantes 27 de los 40 marcados por los blanquivioletas esta campaña. Y ha encajado 40 tantos, diez de ellos en las cuatro últimas fechas.

En principio, Paco Herrera tiene a toda su plantilla a su disposición y realizará pocos cambios en el once respecto al partido anterior en el Ramon Sánchez-Pizjuán. José Arnáiz, suplente en Sevilla, apunta a titular.

Posibles alineaciones

Real Valladolid: Becerra; Javi Moyano, Álex Pérez, Rafa, Balbi; André Leão, Joan Jordán, Míchel; Juan Villar, José Arnáiz y De Tomás.

Elche: Juan Carlos; Luis Pérez, Armando, Túñez, Iriondo; Caballero o Javi Llor, Álex; Pedro, Borja Valle, Hervías; y Nino.

Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero (comité andaluz).

Estadio: Nuevo José Zorrilla (sábado, 16:00 horas).

Toril: “Estamos convencidos y capacitados para sacar un buen resultado”

Toril mantiene la tranquilidad. El técnico cordobés afirmó este jueves ante los medios que siente “confianza” en su trabajo “a pesar de la preocupación y los resultados”, señalando que no obstante, “la situación no es ni mucho menos dramática”, a seis puntos del descenso. “Estamos igual con una jornada menos, pero sabiendo de la responsabilidad y la importancia de los dos próximos partidos”, declaró Toril, quien indicó que el Elche afronta la visita al Real Valladolid “convencidos y capacitados para sacar un buen resultado” y no percibe que este pueda ser su último partido en el banquillo franjiverde. «Disfruto del día a día y no sé qué pasará mañana. No pienso en perder, pero aceptaré lo que ocurra», dijo.

“Cuando se da una semana mala, al principio siempre cuesta, pero después pensamos en corregir lo que hicimos mal y subir la confianza. Llegamos bien a pesar de las dificultades”, dijo el preparador andaluz, quien espera un partido “de tensión” en el José Zorrilla. “El Real Valladolid tiene mucha calidad en mediocampo y arriba, de lo mejor de la categoría, y le gusta dominar, pero está teniendo más problemas en defensa. Estará mucho más alerta después de su última derrota y dará un paso adelante. Tendrá una exigencia alta y trataremos de ponérselo difícil, que estén incómodos, sobre todo de inicio, para que la presión añadida les pase factura. Debemos hacerlo muy bien para sumar”, expuso Toril, quien pidió a sus pupilos que sean “solidarios y compactos” y hacer “un partido inteligente” en tierras castellano-leonesas.

El entrenador de Peñarroya-Pueblonuevo reconoció que sus pupilos se están mostrando “irregulares en el comportamiento” y han perdido lo que estaban “haciendo bien” en las últimas fechas, esto también “condicionado por la pérdida de jugadores básicos, sobre todo en el centro del campo”, y todo le está “llevando a no tener más puntos”. “Se prepara bien lo que queremos y a veces ejecutamos bien o mal. Esto es fútbol. Cada semana hablamos y trabajamos para minimizar errores, pero se repiten. Y normalmente todos los errores son goles”, lamentó.

Toril admitió que el equipo ilicitano “saca lo mejor cuando está en una situación peligrosa, pero no da el paso adelante cuando es más cómoda”, recalcando que debe tratar de ser “más competitivo y ganador”. “Todo esto se explica, pero los partidos te llevan a otras cosas”, indicó el técnico cordobés, quien también considera que los franjiverdes “están más sueltos y son más solidarios” fuera de casa.

El preparador andaluz afirmó que el Elche está “incluso peor” en el apartado de bajas, que eleva la cifra a nueve con la sanción de Edu Albacar, si bien agregó que “es complicado, pero no imposible” que Pelayo pueda volver a jugar esta semana. “Estamos bajo mínimos, pero suficientes. Saldremos once y competiremos”, dijo Toril, quien apuntó que han trabajado “diferentes maneras de jugar” debido a que Álex es el único mediocentro disponible de la primera plantilla, manejando la posibilidad de volver al esquema de tres centrales.

El técnico cordobés señaló que esta semana mantuvo “la típica charla” con la plantilla para dialogar sobre “la situación” del equipo y para buscar la manera de “volver a encontrar el equilibrio”. “Fue una reunión constructiva. Estamos a muy poco de conseguir la permanencia. Con una victoria, lo veríamos todo de manera diferente”, manifestó.

Foto: Elche CF

Nino: «No se puede vivir de rentas, sino de sumar»

Nino acepta sin remedio una situación nada deseada al principio de la Liga. El delantero almeriense destacó este miércoles en rueda de prensa como “positivo” que el Elche mantenga sus seis puntos de ventaja sobre el descenso tras su derrota ante el Numancia en un partido “muy malo en todos los sentidos, sin dar dos pases seguidos y sin solución”, pero recuerda que “no se puede vivir de las rentas, sino de sumar” para alcanzar la puntuación necesaria que garantice la permanencia en Segunda.

“Uno tiene que asumir que cuando las cosas vienen bien o mal, debe meterse en la realidad, y desgraciadamente es esta. Todos querríamos estar peleando por el playoff, pero hay que luchar para sacar esto adelante. La ilusión de los 50 puntos está intacta”, declaró Nino, quien aseguró que rechaza hacer cuentas y afirmó que sólo mira “partido a partido y que tenga lo que tenga que suceder”.

El ‘cañonero de Vera’ reconoció que el vestuario franjiverde pasó “dos días complicados” después de caer con justicia el pasado sábado frente a los sorianos, agregando que el equipo estuvo “irreconocible” y lamentando que durante toda la temporada esté mostrando “dos lados, uno muy bueno y otro muy malo” que le están condenando a navegar por la mitad de la tabla. Nino desconoce el motivo. “Es el gran porqué de la temporada. Hemos tenido una reunión para decirnos las cosas claras. Nunca he tenido estos altibajos en mi carrera. Cuando haces un buen partido, al día siguiente todos nos pasa en contra, un expulsado, un lesionado…muchos detalles. No conseguimos dar el salto cuando tuvimos las opciones”, expuso.

Uno de los motivos por los que el Elche ha sido incapaz de meterse en la pelea por las seis primeras posiciones es su endeblez defensiva. El ariete andaluz señaló que el cuadro ilicitano trata de “mantener la portería a cero y aprovechar las ocasiones”, como el resto de rivales, pero “siempre suelen pasar cosas” que lo impiden. «Es el problema que tenemos que solucionar”, apuntó.

Nino afirmó que el grupo es “una familia” que está “comprometido” con el club y la afición franjiverde y centrado en el partido ante el Real Valladolid (sábado, 16:00 horas), que considera “muy complicado” e “igual o más importante que el anterior”. “Tiene bien equipo y viene de un partido difícil (derrota por 6-2 ante el Sevilla Atlético). Iremos a por la victoria para alejarnos de abajo”, señaló el futbolista almeriense, quien recordó que el equipo ilicitano ya “ha ganado en campos complicados” esta campaña.

Nino declaró que el vestuario tiene “las cosas claras” y ganas de sumar tres puntos en el José Zorrilla “por el bien de todos, incluido el míster”, Alberto Toril, cuya figura está siendo muy cuestionada en las últimas semanas y podría ser destituido si el Elche sufre una nueva derrota.

En cuanto a la obligación de echar mano del Ilicitano por las numerosas bajas, sobre todo en el centro del campo, el ‘cañonero de Vera’ considera “necesario que el filial esté preparado” para cuando el primer equipo lo requiera y considera que “hay jugadores con cosas buenas, aunque con falta de experiencia, pero que se coge con partidos”. “Tienen mucha ilusión y si el míster cree conveniente que deben jugar, lo pueden hacer perfectamente”, finalizó.

Foto: Elche CF