Entradas

Pedro: «Mucha culpa la tenemos los jugadores»

Pedro recordó este jueves en sala de prensa la responsabilidad de la plantilla en la delicada situación del Elche, a un punto del descenso. El extremo aspense indicó que no imaginaba que el equipo ilicitano estuviese peleando por la permanencia a estas alturas del curso, pero pide un esfuerzo al grupo para alcanzar el objetivo.

“Nos hemos metido en un sitio que no queríamos y queremos salir de ahí. Mucha culpa la tenemos los jugadores, del 1 al 24. Parece ser que por circunstancias, errores o detalles que no veíamos venir no resolvimos partidos en el que tuvimos oportunidades, y somos conscientes de que los dejamos escapar para no llegar a esto, pero hay que aprender de los errores y sumar para salir”, declaró.

El ‘15’ blanquiverde afirmó que el vestuario va “a muerte con el nuevo cuerpo técnico” encabezado por Vicente Parras, del que señaló que llega “con mucha ilusión y transmite entusiasmo”. “Hemos trabajado cosas nuevas y el equipo tiene que adaptarse a lo que hay y quiere sacarse una espina. Estoy contento por el cambio”, expuso Pedro, quien respeta la decisión del club de destituir a Alberto Toril.

Pedro apuntó que Parras está profundizando en que los futbolistas estén “metidos psicológicamente” y aprieten los dientes para salvar la categoría. “Dependemos de nosotros mismos y podemos sacar esto adelante sin agobios. Competimos de principio a fin y eso llevará a resultados”, dijo.

El jugador aspense señaló que el grupo debe “aislarse de todo y pensar en el partido” ante el Mallorca, que considera como “una final”. “Ambos equipos nos jugamos mucho. Ellos estarán ante su público y van a salir muy fuertes. Será un partido muy bonito para competir”, declaró Pedro, quien indicó que el Elche afronta la visita a tierras baleares “con ganas” de lograr una victoria que corte su mala racha.

El ex del Real Zaragoza ya vivió dos descensos a Segunda B, con Alicante y Real Murcia. Aseguró que “cada año son situaciones diferentes” y que “no hay que pensar en el pasado”. “Hay que adaptarse al presente, que estamos en el filo y queremos salir de ahí lo antes posible”, respondió Pedro, quien recordó que “el jugador se juega mucho” en esta etapa de la temporada. “Es el quiere estar en Segunda y en el club que uno quiere. En mi caso, yo quiero seguir aquí”, dijo Pedro, quien tiene contrato con el Elche hasta 2019.

Por último, el extremo franjiverde señaló que respeta la dimisión del director deportivo del club, José Luis ‘Chuti’ Molina, uno de los principales valedores de su fichaje este verano. “Son decisiones que uno toma y hay que respetarla”, concluyó.

Juan Carlos: «Necesitábamos un cambio»

Juan Carlos no oculta la evidencia. El portero del Elche reconoció este martes en sala de prensa que el equipo requería un cambio en el banquillo tras los últimos resultados, como así hizo la entidad al destituir a Alberto Toril y nombrar a Vicente Parras como nuevo entrenador. “Somos conscientes de que no estábamos en una buena dinámica y el club optó por un cambio. Necesitábamos dar un bandazo y cambiar cosas y el nuevo míster está trabajando para que el equipo mejore”, indicó.

Juan Carlos afirmó que está “contento” con la forma de trabajar de Parras, incidiendo “en la solidez, en ser compactos y crecer desde la defensa”, premisas que el equipo no ha conseguido durante la temporada y que considera necesarias para lograr la permanencia. “No ha dado tiempo a mucho en dos días, comparte algunas ideas con Toril, pero también tiene nuevas. Ha tratado de transmitirnos lo que quiere y queremos hacerlo así”, declaró el meta alcarreño, quien aseguró que el grupo estaba “a muerte” con Toril y también lo está con su relevo.

El ‘13’ franjiverde dijo que a los jugadores no les incumbe considerar si el cese de Toril debió ser antes, señalando que aceptan que “el club ha estimado que sea en este momento”, y aunque admitió la obviedad de que el Elche está en una mala dinámica, recordó que la salvación depende de ellos mismos en estas seis últimas jornadas. Confía en la permanencia porque el grupo cree en ella. “Es el primer paso. Si eres pesimista, es difícil conseguirlo. Nos costará y sufriremos”, manifestó Juan Carlos, quien se lamentó que el equipo no consiguiera “pelear por algo más” como el playoff, aunque añadió que “realmente ese no era el objetivo”.

“En la situación en la que estamos, que no esperábamos, no debemos preocuparnos de los demás. Si hacemos lo nuestro, no habrá problemas, pero hay que hacerlo. Debemos cambiar la dinámica, salir a ganar, saber afrontar este tramo con inteligencia y no dar nada por perdido”, expuso Juan Carlos, quien señaló que los futbolistas son “los que tienen que sacar las habichuelas y dar un paso al frente”. “Ahora hay que ser más profesional y cuidar más los detalles que nunca”, advirtió.

El arquero marchamalero aseguró que el vestuario es “fenomenal” y está “unido desde el primer día”, añadiendo incluso que “a veces es demasiado buena gente”. “En ocasiones hace falta un poco más de mala leche. Tenemos que estar más unidos que nunca. Nos metimos nosotros solos y tenemos que salir”, declaró.

Posiblemente el mayor perjudicado de la endeblez defensiva del Elche es Juan Carlos, que acumula tres temporadas siendo uno de los porteros más goleados del fútbol profesional. En este sentido, afirmó que no le gusta “ni un pelo” recibir tantos, pero también que no le inquieta. “No miro el currículum. Si me preocupara, me gustaría más el tenis. Hago lo que puedo cuando puedo. A veces es lo que te toca sufrir, porque ni el mejor portero del mundo puede evitar goles si los demás no ayudan a lo que tienen que ayudar”, dijo.

El portero alcarreño apuntó que “el fútbol son resultados y objetivos que se pueden lograr de muchas maneras” y que “jugando bien es más fácil”, pero que no por ello se debe “descuidar otras cosas, como defender bien”. “Prefiero ganar 1-0 que 3-2, pero también prefiero ganar que perder”, matizó.

De cara a la importantísima cita ante el Mallorca, penúltimo clasificado, Juan Carlos subrayó que el Elche debe afrontarla “con la mentalidad de un boxeador”. “Es un rival directo y es el momento de tumbarle y que él no me tumbe”, indicó el meta, quien a pesar de su complicada situación, considera a los bermellones “un buen equipo”. “La Segunda División tiene estas cosas, equipos de alto presupuesto que no acaban de arrancar, pero no dejan de tener infinidad de recursos”, avisó.

Por último, el portero alcarreño reconoció que le sorprendió la dimisión de José Luis ‘Chuti’ Molina como director deportivo del Elche, pero la respeta. “Se ha desvivido desde el primer día y le he visto sufrir mucho porque tenía muchas esperanzas en el proyecto. Le deseo lo mejor”, declaró.

Foto: Elche CF

Toril: “En Elche hay una gran exigencia porque viven en el recuerdo de Primera”

Alberto Toril fue entrevistado este lunes en Radio Marca tras su destitución como entrenador del Elche. El técnico cordobés afirmó que su salida “se veía venir desde hace dos meses” y que ha coincidido “con una serie de malos resultados”. “La gente estaba un poco encrespada, aunque tratas de aislarte del exterior porque no lleva a nada. El equipo siempre ha tenido una línea regular y se ha mantenido en mitad de la tabla, pero las lesiones de jugadores básicos en momentos clave, perdiendo prácticamente a todos los mediocentros, hicieron que el equipo se resintiera”, declaró el andaluz, quien ha sido reemplazado por Vicente Parras, hasta ahora entrenador del filial.

Toril señaló que el objetivo de los franjiverdes era “competir cada semana, llegar a los 50 puntos lo antes posible y después ver hasta donde se llegaba” y cree que estaban situados donde tenían que estar, pero incidió en las numerosas bajas en el centro del campo como el motivo de su bajón. “Es lo que te da estabilidad en defensa y la idea de juego, y no hemos sabido o podido solucionarlo”, dijo el preparador andaluz, quien opinó que el equipo “en momentos importantes de la temporada no ha estado a su mejor nivel”.

Toril considera que en Elche “hay una exigencia grande porque hace poco estaba en Primera y descendió por un tema administrativo, y viven en el recuerdo”. “Es un gran club que hace poco pasó por una situación difícil, estando a punto de desaparecer, pero su realidad es diferente a la de hace dos años. Tocó fondo y tiene que crecer con buenos cimientos para volver a pelear por el ascenso, pero desde la tranquilidad, no desde la premura”, expuso el técnico de Peñarroya-Pueblonuevo, quien, recordó que “con la historia no se ganan partidos, necesitas otras cosas”.

El ya exentrenador franjiverde afirmó que tanto él como su cuerpo técnico están “contentos” por su trabajo, agregando que “las circunstancias hacen que muchas veces las cosas no vayan hacia adelante”. “Sentíamos el respaldo de la plantilla y el Consejo. Hemos salido de muy buena manera porque saben que el trabajo ha sido bueno, pero entienden que esto es fútbol y hay que buscar un revulsivo”, afirmó Toril, quien reveló que la despedida de los jugadores fue “un momento emotivo” y espera que el Elche consiga la salvación.

Por último, el técnico cordobés aseguró que no sabe “al cien por cien” los motivos de la dimisión de José Luis ‘Chuti’ Molina como director deportivo del club ilicitano. “Como hombre importante del proyecto, vio que la situación no era cómoda y quería dejar libertad al Consejo para que decidiera”, apuntó.

Escucha la entrevista a Alberto Toril en Radio Marca:

El Elche destituye a un entrenador cinco años después

Con la destitución de Toril, el Elche ha puesto fin a un periodo de cinco años sin cambios de entrenador durante la temporada. El último técnico cesado antes del córdobés, que deja el cargo debido a los malos resultados del equipo franjiverde y que será reemplazado por Vicente Parras, era José Bordalas, cuya salida se produjo al término de la jornada 33 de la campaña 2011/2012.

El Consejo de Administración del Elche tomó la decisión de destituir al preparador alicantino tras la derrota por 2-0 ante el Villarreal B, que alargaba la mala racha del equipo. El conjunto ilicitano, que acabó la primera vuelta en playoff, era 10º con 47 puntos y había sumado un punto de los 15 últimos en juego. César Ferrando fue nombrado entrenador del Elche hasta el final del campeonato.

En peor situación se encuentra el Elche actual, 17º con 42 puntos a falta de lo que hagan Córdoba y Nàstic de Tarragona, que meterán a los franjiverdes en descenso si vencen a Mirandés y Reus respectivamente a seis jornadas del final. La peor racha del presente curso, tres derrotas seguidas y tres puntos de los 18 últimos, ha provocado que Toril deje el banquillo del equipo ilicitano.

Desde la marcha de Bordalás, el citado César Ferrando, Fran Escribá durante tres temporadas, Rubén Baraja el pasado curso y Alberto Toril en las 36 jornadas de la presente han sido los entrenadores del Elche durante este periodo, cargo que ahora ocupa Vicente Parras.

El reemplazo llega del filial 14 años después

El club blanquiverde no apostaba por un entrenador de la casa tras una destitución desde la campaña 2002/2003, cuando Casimiro Torres, que dirigía al filial, sustituyó a Julián Rubio a cinco partidos de la conclusión de la Liga. El Elche, 16º con 42 puntos, tres por encima del descenso, cuando llegó Torres, salvó la categoría en la penúltima jornada al empatar contra el Numancia en el Martínez Valero (1-1).

Fotos: Pepe García y LaLiga

Toril y ‘Chuti’ Molina dejan el Elche

La parcela deportiva del Elche ha quedado totalmente huérfana. El Consejo de Administración, a través del secretario general del club, Juan Pascual, ha oficializado la destitución de Alberto Toril como entrenador del equipo ilicitano debido a los malos resultados de los franjiverdes, que después de la última derrota contra el Almería, podría caer a zona de descenso a seis jornadas del final. Su sustituto será Vicente Parras. Lo que no se esperaba es que el director deportivo del Elche, José Luis ‘Chuti’ Molina, ha renunciado a su cargo a raíz del cese del técnico cordobés.

En la comparecencia ante los medios, Toril se mostró “muy agradecido” a la oportunidad de dirigir al Elche, que siempre sentirá como “importante en su carrera”, y entiende que el cambio de preparador “es bueno para el equipo, que necesita un revulsivo”.

“Hemos tenido mil dificultades, pero no hemos podido solucionar la situación. Cuando el equipo estaba en su mejor momento en la segunda vuelta, coincide con las lesiones de varios mediocentros y unos malos resultados. Siempre he sentido el apoyo del Consejo, que nos transmitía confianza, pero es lógico que tomen esta decisión”, declaró el técnico andaluz, quien afirmó que tanto él como su grupo de trabajo se van “contentos” con su trabajo.

“Es duro, pero nos servirá de aprendizaje. Nos vamos con la cabeza alta porque hemos trabajado con honestidad. Deseo que el Elche esté en Segunda la próxima temporada”, espera Toril, quien pidió a la afición que aliente al equipo en este “momento de dificultad”. “Necesita el apoyo de todo el mundo”, apuntó.

Molina: «El Consejo necesita las manos libres para trabajar»

Por su parte, el ya ex director deportivo de la entidad ilicitana señaló que dimite porque entiende que el Consejo “quiere tomar otro rumbo en la parcela deportiva y necesita tener las manos libres para trabajar”.

“Tengo que ser consecuente con mis actos, ellos tienen claro lo que quieren y deseo que tengan vía libre”, dijo ‘Chuti’ Molina, quien también piensa que la plantilla “necesita un revulsivo”. “Entiendo todas las posturas y que busquen otro entrenador. La situación es difícil, pero no imposible”, señaló el manchego, quien manifestó que “lleva al Elche en el corazón”.

Juan Pascual intervino en la rueda de prensa para agradecer a Toril y ‘Chuti’ Molina “su dedicación al club”, indicando que con ellos se mantuvo una relación “excelente”, pero agregó que “los resultados mandan”. “Nos llevan a tomar una decisión dolorosa”, concluyó. Molina se marcha perdonando los dos meses de sueldo que le restaban de su contrato.

La peor racha en el peor momento

El Elche está inmerso en su peor dinámica de resultados en el momento clave de la temporada. El equipo ilicitano ha encadenado tres derrotas consecutivas por primera vez en el presente campeonato, perdiendo ante Numancia (1-3), Real Valladolid (2-1) y Almería (2-3), y ha sumado tres puntos de los 18 últimos en juego, una racha que le ha condenado a sufrir por salvar la categoría y que puede conllevar la destitución de Alberto Toril como su entrenador.

El único triunfo de los franjiverdes en el último mes y medio de competición se produjo hace tres jornadas frente al Sevilla Atlético (3-2), que cortó una racha de tres meses sin ganar en el Martínez Valero. En las dos semanas anteriores, cayó contra Real Zaragoza (0-3) y Córdoba (1-0).

Cabe destacar que el Elche ha recibido 14 goles en las seis últimas fechas, una media de 2,3 por partido. Sus evidentes problemas defensivos, una constante durante la temporada, se reflejan claramente en las estadísticas, pues es el segundo conjunto más goleado de Segunda con 51 tantos en contra, sólo superado por los 58 del Mirandés. Los rojillos son el próximo equipo que visitará el Martínez Valero (sábado 13 de mayo a las 16:15 horas).

El Consejo se reunirá este sábado para tomar una decisión sobre Toril

El Consejo de Administración del Elche se reunirá este sábado para tomar una decisión sobre la posible destitución de Alberto Toril. El órgano rector ha preferido evaluar la situación en frío tras la derrota ante el Almería (2-3) en un partido clave por la permanencia y que podría dejar a los franjiverdes en zona de descenso a Segunda División B al término de la jornada. Pero todo apunta a que el cordobés vive sus últimas horas como entrenador del equipo ilicitano.

El presidente del Elche, Diego García, afirmó tras la reunión mantenida por el Consejo después del partido que los miembros prefieren que pasen «al menos doce horas» antes de dirimir si es el momento de que Toril finalice su etapa en el conjunto franjiverde. «Llevamos hablando de esto durante la semana, pero no hemos tomado ninguna decisión, que queremos tomar con calma y serenidad y sin precipitarnos sin un recambio claro. Nos estamos jugando mucho», declaró el máximo mandatario del club ilicitano, quien reconoció que el técnico del Elche Ilicitano, Vicente Parras, es una de las opciones que se manejan para reemplazar a Toril.

El máximo mandatario del club ilicitano señaló que Toril le transmitió al Consejo tras el encuentro que «entendería que fuera cesado», pero que se siente «fuerte y seguro para sacar adelante la situación». García considera que el técnico andaluz está capacitado para conseguirlo, pero agregó que la decisión debe ser consensuada, y expuso que el director deportivo del Elche, José Luis ‘Chuti’ Molina, informó a los mandatarios del club de que la idea de la plantilla es lograr la permanencia con Toril en el banquillo.

Toril: “Estoy a disposición del Consejo”

Toril entró en la sala de prensa sabiendo que podía ser su última comparecencia como entrenador del Elche. El entrenador cordobés lamentó que los errores defensivos, una constante durante toda la temporada, le costaran a los franjiverdes una nueva derrota ante el Almería (2-3) en una cita clave por la permanencia, si bien piensa que sus pupilos “no han hecho un mal partido”.

“Es complicado hacer un análisis. Es más de lo mismo. Empezamos bien, agresivos y en campo contrario, y el primer error nos penaliza. Nos rehacemos en la segunda parte y viene otro error. A partir de ahí, nos descompusimos”, expuso Toril, quien lamentó que el cuadro ilicitano cayese por “situaciones que se repiten habitualmente”.

“Los resultados no están siendo buenos, pero el Almería ha marcado tres goles en tres llegadas. Hemos entrado en un bucle. Pero si analizáis, muchos partidos se nos han escapado por pequeños detalles que nos penalizan. Eso es vivir más el partido, y no lo estamos entendiendo”, afirmó el preparador andaluz, quien también siente que el Elche ha perdido “la estabilidad y consistencia” que logró a principios de la segunda vuelta, motivado por las numerosas lesiones. “Cuando el equipo tiene que poner parches, es difícil”, dijo Toril, quien agregó que “cuando un entrenador cambia tanto la defensa es por algo”.

Cuestionado por su posible destitución, el técnico andaluz declaro que está “a disposición de lo que diga el Consejo”, y aunque reconoció que es “el máximo responsable” de esta delicada situación, se ve “con fuerzas” para reconducirla. “Los entrenadores estamos expuestos a este tipo de situaciones. Igual estoy en mi casa dentro de tres horas. Pero no voy a abandonar”, aseguró Toril, quien pidió “hacer un análisis profundo” del equipo. “La situación presiona a los jugadores y estamos teniendo mil dificultades”, indicó.

El míster franjiverde afirmó que los futbolistas “estarán dolidos” por verse tan cerca del descenso. “Si yo estoy cabizbajo, ellos estarán mal. Nos jugamos mucho, no sólo la gente del club”, declaró Toril, quien confía en la salvación del Elche independientemente de que sea o no su entrenador. “Tenemos que minimizar errores, insistir, ser más positivos y valientes en ataque”, dijo.

Por último, ya con todo de despedida, el preparador cordobés declaró que “siempre” le estará “muy agradecido” al Elche por la oportunidad que le dio y volvió a evidenciar que no quiere hablar más de la cuenta. “Soy un entrenador de club y acato órdenes. No puedo comentar algunas cosas que suceden en el día a día. A veces, el entrenador no dice todo lo que piensa. Si yo lo hago, igual creo problemas”, concluyó.

Elche y Almería se enfrentan en el Martínez Valero (20:00 horas) con tres puntos de diferencia y los rojiblancos en puestos de descenso · Toril podría ser destituido si los franjiverdes sufren una tercera derrota seguida

El Martínez Valero será testigo este viernes de una batalla por la permanencia en Segunda División. Elche y Almería se miden con tres puntos de diferencia entre ambos y los rojiblancos en puestos de descenso a Segunda B, que abandonarían si vencen en la ciudad de las palmeras. Una derrota, que sería la tercera consecutiva, dejaría muy tocados a los franjiverdes, con riesgo de acabar la jornada en la zona roja de la tabla, y podría suponer la destitución de Alberto Toril como su entrenador.

Tanto jugar con fuego ha provocado que el equipo ilicitano, 15º con 42 puntos, se vea al borde de la quema a siete fechas del final. Las dos últimas derrotas ante Numancia (1-3) y Real Valladolid (2-1) han hecho daño a un grupo que sentía que la salvación estaba casi asegurada tras la victoria frente al Sevilla Atlético (3-2) y que ahora afronta el tramo decisivo de la Liga en su peor dinámica de la temporada (tres puntos de los 15 últimos en juego). Ya no sólo desperdició varias oportunidades para dar un salto en sus ya olvidadas aspiraciones de playoff, sino también para evitar nervios y sufrimientos en los dos últimos meses de competición. Y los guarismos reflejan que los deberes están sin hacer.

La palabra ‘final’ está siendo la palabra más utilizada para calificar este partido, y el Elche ha trabajado durante esta semana con la mentalidad de darle una importancia máxima. “Será una guerra”, llegó a expresar Túñez. Si bien después del viernes restarán seis jornadas, lo cierto es que el resultado abrirá distintos escenarios. Una victoria dejaría la salvación prácticamente encarrilada, que no garantizada, un empate mantendría la distancia con el descenso con menos puntos en disputa, y una derrota complicaría aún más la situación, llegando incluso a la posibilidad de caer a zona de roja de la tabla, y seguramente pondría el punto final a la etapa de Toril en el conjunto ilicitano. A pesar de que cuenta con el apoyo de plantilla y presidente, otro traspiés convertiría el panorama en insostenible.

El preparador cordobés seguirá contando con numerosas bajas por lesión, pero espera recuperar a Fabián de la enfermería. Si supera la última probatura antes del choque, entraría en la convocatoria e incluso podría ser titular junto a Álex en la medular. Edu Albacar volverá a estar disponible tras cumplir sanción y jugará de inicio. Hervías, suplente en Valladolid, podría ser otra de las novedades. Matilla, Pelegrín, Dorca y Eldin, lesionados, y Mandi, sin ritmo competitivo, estarán en la grada.

El club también es consciente de la gran relevancia del encuentro y desde el martes están en marcha distintas promociones de entradas para que el estadio presente una buena afluencia de público. Club, plantilla y entrenador han insistido durante la semana en pedir unión y apoyo a una afición castigada por los resultados y los asuntos institucionales para ayudar a que el Elche salve su peor situación deportiva desde 2001.

Un Almería ansioso por salir del descenso

Por su parte, el Almería rinde visita al equipo ilicitano en línea ascendente y con la motivación de que saldrá de la zona de descenso 17 jornadas después si gana en el Martínez Valero. La llegada de Luis Miguel Ramis al banquillo indálico ha traído una mejoría en el juego del equipo, traduciéndose en unos números positivos, aunque de momento, insuficientes para abandonar las cuatro últimas plazas de la clasificación.

19º con 39 puntos, ha sumado 10 puntos de 18 posibles (tres victorias, un empate y dos derrotas) con el tarraconense como entrenador, que reemplazó al interino Fran Fernández cuando el Almería era antepenúltimo con 29 puntos, a cuatro de la salvación. Ahora, la diferencia se ha reducido a dos. Viviendo en la zona más baja de la tabla durante buena parte de la Liga, el 16º puesto es el mejor que ha ocupado desde mediados de septiembre. Es el séptimo conjunto menos anotador de Segunda con 36 goles. Quique es su máximo artillero con 13 dianas, seguido de Fidel y Antonio Puertas con siete. Entre los tres han marcado el 75 por ciento de los tantos rojiblancos.

Ramis afrontará el partido con las bajas de Jonathan Zongo, Yoda y Javi Álamo por lesión y Morcillo por ciclo de amarillas. Recupera a Antonio Puertas y Juanjo tras superar sus problemas físicos.

Unos 400 aficionados del Almería se desplazarán a la ciudad de las palmeras para animar a los suyos en el Martínez Valero.

Posibles alineaciones

Elche: Juan Carlos; Luis Pérez, Armando, Túñez, Edu Albacar; Álex, Fabián o Pelayo; Pedro, Borja Valle, Hervías; y Nino.

Almería: Casto; M. Motta, Ximo Navarro, Trujillo, Nano; Borja, Joaquín; A. Puertas o Kalu Uche, Pozo, Fidel; y Quique.

Árbitro: Isidro Diaz de Mera Escuderos (comité castellano-manchego).

Estadio: Manuel Martínez Valero (viernes, 20:00 horas).

Toril: “Si ganamos, estaremos prácticamente salvados”

Toril mantiene la tranquilidad que le caracteriza. A pesar de que en el entorno del Elche se considera la visita del Almería una final por la salvación, el técnico cordobés rehúye utilizar este término, si bien admitió que es “un partido muy importante”. “Final es cuando acaba todo. Pasará lo que tenga que pasar y después habrá más puntos para conseguir el objetivo. Si ganamos, estaremos en una situación muy cómoda, pero tendremos que seguir sumando”, indicó Toril, quien señaló que la plantilla es consciente de la “responsabilidad” del choque.

“La semana se ha afrontado como un partido importante. Si ganamos, estaremos prácticamente salvados. Pero será complicado ante un rival que vendrá con la necesidad de sumar”, declaró el preparador franjiverde, quien tiene claro el planteamiento para llevarse la victoria, “iniciando bien, sea en casa o fuera”, y apuntó que está “pendiente de la evolución” de algunos jugadores, como Fabián, para saber si pueden estar disponibles. No ha ofrecido lista de convocados porque el equipo realizará un último entrenamiento este viernes para valorar el estado de los ‘dudosos’.

Toril restó relevancia al hecho de que una derrota podría costarle la destitución, e insistió en que está “contento con su trabajo” al frente del Elche. “Llevo así dos meses. Es fútbol, hay que entenderlo así. Sólo pienso en ganar. Ojalá consigamos el objetivo, pero yo no tomo las decisiones”, declaró el técnico de Peñarroya-Pueblonuevo, quien criticó a la prensa por “mandar siempre mensajes negativos” y reconoció que echa en falta “análisis de fútbol”.

“Habláis de cosas negativas, como mi destitución, etc. Este proyecto ha sufrido situaciones complicadas y dificultades a las que se ha ido sobreponiendo. Yo no soy importante aquí, lo importante es el Elche. Igual estoy en mi casa en seis días, en seis jornadas o sigo la próxima temporada”, expuso Toril, quien dijo que no cambiará su actitud en el banquillo. “No voy a gesticular de cara a la galería y que el equipo no trabaje durante la semana. De esos hay muchos”, puntualizó.

Toril espera a un Almería “dominador” que vendrá al Martínez Valero con “más necesidad y ansiedad” que los ilicitanos al estar en zona de descenso. “Si está abajo, es porque no ha hecho las cosas bien. No me cambiaba por ellos. Está diseñado para estar arriba, pero nosotros también somos un buen equipo. Deben ver que estamos en casa y salir sin miedo”, afirmó el entrenador cordobés, quien alabó a su homólogo en el cuadro indálico, Luis Miguel Ramis, al que conoce de su etapa en el Real Madrid Castilla. “Es un buen técnico. Es valiente y le gusta dominar. La situación que ha afrontado no es fácil, pero cuando entrenas bien y tienes buenos jugadores, las cosas salen”, dijo.

Toril señaló que el grupo tiene presente el nefasto partido en la ida, en el que cayó por 2-1, y recordó que el equipo consiguió resarcirse de sus malos encuentros en la primera vuelta contra Lugo y Nàstic venciéndoles por en la segunda. “Interpretamos mal, pero les conocemos y sabemos lo que hay que hacer”, declaró el preparador andaluz, quien reconoció que a los franjiverdes se le han dado mejor “los partidos en casa con rivales abiertos”, pero tienen que adaptarse a todo. “Si es cerrado, también sabremos jugar”, aseguró.

Por último, el míster del Elche pidió el apoyo de la afición para esta cita clave por la permanencia: “Es un momento importante para que nos ayuden. Se dice que las buenas aficiones están en los momentos de dificultad. Aquí no ha venido mucha gente a apoyarnos y espero que en los últimos partidos se olviden de la situación y nos ayude para que el equipo se salve”.