Entradas

El Elche de Pacheta, a superar al de Baraja

Rc Sala de Juegos

El Elche afronta las tres últimas jornadas de Liga sin más objetivo que acabar lo más arriba posible en la clasificación. Con su victoria ante el Tenerife (3-0), ha logrado la permanencia matemática. Un éxito por su condición de recién ascendido de presupuesto modesto. Y aunque eran mínimas la pasada semana, ya está sin opciones de alcanzar el playoff de ascenso a Primera. Ocupa el 11º puesto con 53 puntos. Si intenta buscar motivación, una de las metas que puede tener el equipo de Pacheta es superar la posición y la puntuación del Elche de la temporada 2015/2016.

Aquella escuadra entrenada por Rubén Baraja acabó el campeonato en el 11º puesto con 57 puntos. Es decir, el Elche actual necesita sumar mínimo 5 puntos de los 9 últimos en juego para mejorar la cifra. Nàstic de Tarragona, ya descendido a Segunda B, Deportivo y Málaga, que se juegan el playoff, son sus últimos rivales.

El equipo ilicitano del curso 2015/2016 está marcado por ser el primero después del traumático descenso administrativo a Segunda. Supo que competiría en la división de plata el 31 de julio, tras evitar otra caída, esta a Segunda B, en los despachos. Ramón Planes, su director deportivo, tuvo que conformar una plantilla con muchas limitaciones económicas y temporales. A aquel Elche le permitieron un límite salarial inferior al actual. Con una diferencia de más de medio millón de euros al inicio de la competición.

Todo apuntaba a que el cuadro dirigido por Rubén Baraja sufriría para eludir el descenso. Y ni mucho menos. Liderado por el ‘pichichi’ Sergio León, vivió en la mitad superior de la tabla prácticamente toda la Liga. Rebasó los 50 puntos, que normalmente garantizan la permanencia, en la jornada 34. Tres antes que el Elche actual, que ha navegado por la mitad inferior de la clasificación. Llegó a la recta final metido de lleno en la lucha por el playoff. Pero fue incapaz de dar el paso al frente exigido. No ganó ninguno de los ocho últimos encuentros. “La vaca ha dado mucha leche, pero no ha dado para más”, indicó el ‘Pipo’.

Estadísticas

En el apartado de estadísticas, el conjunto de Baraja acumuló 13 victorias, 18 empates, 11 derrotas. 40 goles a favor y 46 en contra. De sus 57 puntos, sumó 35 en casa (8 triunfos, 11 empates y 2 derrotas) y 22 como visitante (5 victorias, 7 empates y 9 derrotas).

El Elche de Pacheta lleva 13 victorias (una asignada por la exclusión del Reus), 14 igualadas y 12 derrotas. 46 goles a favor (uno asignado por la ‘victoria’ en Reus) y 46 en contra. De sus 53 puntos, ha logrado 36 como local (10 triunfos, 6 empates y 4 derrotas) y 17 lejos del Martínez Valero (3 victorias, 8 empates y 8 derrotas).

En la comparación, el equipo ilicitano actual ya ha superado al de hace tres campañas en goles a favor. Puede conseguirlo, además de en la puntuación global, en victorias (ahora igualados) y puntos como local y visitante. Para esto último, necesita un pleno de triunfos en las tres últimas jornadas. Ya es imposible que mejore en derrotas y debe mantener la portería a cero en lo que queda de Liga para igualar en tantos recibidos.

Fotos: Francisco Maciá

El Elche comienza la segunda vuelta visitando al Rayo Vallecano de Rubén Baraja (18.00 h) tras encadenar dos derrotas seguidas · Álex Moreno también podría enfrentarse al conjunto franjiverde, su anterior equipo, que cuenta con varios ex rayistas

Vallecas acogerá un duelo por salir de la segunda mitad de la tabla. Rayo y Elche, 16º y 14º respectivamente, se verán las caras en su primer partido de la segunda vuelta, que esperan convertirlo en la primera victoria del año. De caer del lado local, pasarían a los franjiverdes por un punto de diferencia (27 sobre 26) en la clasificación.

Alberto Toril y los suyos se enfrentarán al equipo de Rubén Baraja, antecesor en el banquillo ilicitano que cogió a los rayistas tras la destitución de José Ramón Sandoval.  En plena reconstrucción invernal, ‘El Pipo’ espera hacer valer el factor campo y el bajón de su ex equipo para obtener una valiosa victoria.

Para ello recupera al director de juego Roberto Trashorras, que podría hacerse un hueco en el doble pivote respecto a la pasada jornada, al igual que Álex Moreno, a las órdenes del vallisoletano también en Elche. Fuera de la lista quedó Franco Cristaldo. Jugadores como Javi Guerra, Embarba o Ebert, entre otros, intentarán marcar la diferencia arriba.

Por su parte, los franjiverdes presentan la ausencia de Luis Pérez por lesión y la vuelta de Pedro, cuyo concurso de la partida se antoja dudoso. También el de Pelayo, que de seguir arrastrando molestias podría ser reemplazado por Fabián o Guillermo. El debut de Borja Valle se hará esperar en un equipo que cuenta con cinco antiguos defensores de la franja roja: Juan Carlos, Correa, Pelegrín, Albacar y Hugo Fraile. Los cuatro primeros apuntan a la titularidad, mientras que el último no ha sido convocado.

Tan solo hace dos años cuando el último encuentro en Vallecas entre ambos clubes se daba en Primera División. Entonces, el Elche se llevó el gato al agua (2-3). Bien haría en repetir triunfo para acariciar la treintena de puntos que le haga respirar con aplomo durante la próxima semana.

Posibles alineaciones

Rayo Vallecano: Gazzaniga; Quini, Zé Castro, Dorado, Rat; Embarba, Fran Beltrán/Trashorras, Baena/Trashorras, Diego Aguirre; Ebert; Javi Guerra.

Elche CF: Juan Carlos; Correa, Pelegrín, Armando, Albacar; Hervías, Álex Fdez., Dorca, Liberto; Pelayo/Guillermo; Nino.

Árbitro: Isidro Díaz de Mera (castellano-manchego).

Estadio y hora: Estadio de Vallecas, 18.00.

 

Baraja: «El Elche ha cambiado bastante respecto al año pasado»

Rubén Baraja vivirá este sábado un partido especial. El técnico del Rayo Vallecano se verá las caras con el Elche, el club que le dio la oportunidad de debutar como entrenador en el fútbol profesional la temporada pasada. El ‘Pipo’ señaló que el equipo ilicitano «ha cambiado bastante respecto al año pasado». «No sólo en cuanto a plantilla y jugadores, también en la idea de juego. Tiene individualidades bastante buenas y está en un buen momento», señaló Baraja, quien afirmó que sus pupilos tratarán de imponerse en el choque «desde el espíritu de equipo».

Tanto Rayo Vallecano como Elche cerraron la primera vuelta situados en la mitad inferior de la clasificación. El preparador vallisoletano indicó que será «un partido con mucha necesidad y tensión«. «Los dos equipos necesitamos ganar», avisó Baraja, quien señaló que su equipo tendrá que contrarrestar «tres cosas muy características» de los franjiverdes, pero agregó que lo más importante es que se vea al Rayo que él quiere, refiriéndose a la intención y la intensidad.

«Tenemos que afrontar el partido desde la perspectiva de que nos vamos a enfrentar a un rival necesitado como nosotros, pero nosotros jugamos en casa y tenemos que hacer valer ese factor y dar un paso adelante en las cosas que hemos trabajado durante la semana para tratar de ser competitivos y llevar el partido a la intensidad que necesita», subrayó.

Rubén Baraja ha convocado a 18 futbolistas para el encuentro contra el Elche (sábado, 18:00 horas), que son los siguientes: Gazzaniga, Mejías, Quini, Galán, Zé Castro, Amaya, Dorado, Rat, Raúl Baena, Fran Beltrán, Trashorras, Ebert, Embarba, Diego Aguirre, Álex Moreno, Miku, Manucho y Javi Guerra. Se han quedado fuera de la lista Toño por lesión e Íñiguez, Nacho, Cristaldo, Comesaña, Mojica y Lass por decisión técnica.

Otro invierno de reformas

Nadie dijo que fuera fácil. El accidentado regreso a Segunda División está provocando constantes cambios en un Elche que busca encontrar la tecla que le devuelva a la cima de nuestro fútbol. Sin prisa pero sin pausa, cada período de traspasos importa en el camino. Buena muestra de ello fue el período invernal la temporada pasada, y el presente mercado invernal lleva camino de serlo.

Pese a contar con distintos entrenadores y directores deportivos y rondar la quincena de fichajes en ambos veranos, el club ilicitano se ha visto forzado a realizar retoques que suban el nivel de competitividad al grupo. Las numerosas salidas y algunos desaciertos, unido a los problemas económicos, han configurado un escenario inquieto.

La salida de Lolo Ortiz es ya la tercera de este tramo, tras las desvinculaciones ya anunciadas de Pol Freixanet y Javier Noblejas. Estando en la primera semana de enero, es probable que haya una cuarta, ya que Hugo Fraile ha entrado poco en los planes del entrenador Alberto Toril. En el sentido contrario, ha llegado Fabián Ruíz y está cerca la rúbrica de Borja Valle, pero se buscará ampliar la nómina de altas.

Hace un año, el Elche finalizó el mes de enero con cinco salidas y cinco caras nuevas. Si bien Samu Martínez, Liberto Beltrán y Michael Anaba poseían dorsal del filial y todos menos Miguel Ángel Cifuentes fueron operaciones a préstamo, Nono incluido, todos habían disputado minutos en el primer equipo. Los tres primeros no jugaron para el Ilicitano durante la 2015-16.

Javier Noblejas, Álex Felip, Franco Cristaldo, Eldin Hadzic y Hugo Fraile fueron las cinco incorporaciones. Resulta evidente que su etapa como franjiverdes no ha sido fructífera, ya que los tres primeros están fuera del club y los dos últimos tienen un papel testimonial en el actual proyecto.

Esta temporada, debido a las restricciones salariales impuestas por la Liga de Fútbol Profesional y a las necesidades concretas de la actual plantilla, el mercado invernal no será tan agitado. Pero cabe poca duda: habrá varios cambios, probablemente un mínimo de seis en total, en el intento por pasar pocos apuros, lograr la permanencia pronto y ver si se puede aspirar a cotas más altas. Esperamos que, en este caso, a menor cantidad el cambio traiga mayor calidad.

 

Baraja: «Estudiaría una oferta de renovación»

Rubén Baraja acabó el que pudo ser su último partido como técnico franjiverde con un sabor amargo por el empate: “Ha sido una lástima por cómo ha sucedido, sobre todo el segundo gol, cuando estábamos en el mejor momento del partido. Nos lo han hecho de la nada. Esta semana hemos cometido muchos errores y casi todos nos han costado gol. Hay que analizar las cosas desde la perspectiva de que el equipo lo ha intentado. La pena es que no se han conseguido los tres puntos”.

“Nos ha costado más en la primera parte. Hemos reaccionado rápido al gol del Real Valladolid y en el descanso hemos hablado de buscar esa energía para encontrar la victoria en la segunda mitad. Lamentablemente, cuando tienes ocasiones, te adelantas y te hacen un gol como el segundo, es muy complicado ganar”, analizó.

Baraja declaró en la rueda de prensa previa al choque que ya tiene claro su futuro, unas palabras que sonaron a despedida. Sin embargo, no quiso dar pistas y dejó la puerta abierta a una posible renovación: “Yo simplemente he dicho que tengo la decisión tomada. Podéis interpretar lo que queráis. Estudiaría una oferta de renovación sin dudarlo. Tengo que hablar con el club, valorar todo y luego hay que tomar una decisión. Una vez lo hagamos, será público”.

El ‘Pipo’ señaló que el Elche ha recuperado “cosas en esta parte final, como la estrategia y el reparto de los goles”, pero lamentó la pérdida de solidez: “Es fundamental para estar con los mejores. Siempre valoro desde la perspectiva global y si no eres capaz de ser sólido, los partidos se igualan. Más allá de que marques goles, se trata de que no te hagan. Esto ha sido un lastre absoluto. Los últimos partidos siempre los hemos empezado perdiendo, lo cual significa que vas siempre a remolque. El equipo nunca ha bajado los brazos, pero eso te exige mucho”.

Con las opciones de playoff enterradas, uno de los pocos objetivos que le quedan a la escuadra ilicitana es la carrera por el ‘pichichi’ de Sergio León: “Es una motivación más. El equipo ha trabajado para buscar el gol. La primera parte quizás ha sido más gris, pero en la segunda hemos tenido oportunidades buenas con Sergio. Ha tenido el 3-2, pero el rechazo no nos ha favorecido”, apuntó Baraja, a quien le entristece que los franjiverdes no hayan logrado más victorias como local. “No perdemos aquí desde el partido contra el Alavés y sólo se ha caído dos veces en casa esta temporada. Pero nos hubiera gustado sumar más puntos en casa, que es fundamental”, añadió.

El técnico castellanoleonés valoró positivamente el desarrollo de la temporada: “Las cosas no son como uno quiere, sino como van viniendo. Este equipo estaba hecho para salvarse y que tuviera la oportunidad de tener estabilidad deportiva que te diera también la económica. En ese camino en el cambio de objetivo, no hay duda de que lo hemos intentado. Las diferencias son las que marcan la clasificación y tenemos que tratar de aceptarlas».

Me quedo tranquilo porque vine a hacer un trabajo y el equipo lo ha cumplido con creces. Cambiar el objetivo era ilusionante y la gente ha creído en nosotros. Hemos tenido opciones de playoff hasta la jornada 40, lo cual significa que el equipo no lo ha hecho tan mal”, agregó.

Baraja garantizó que el Elche tratará de “ser respetuoso con la competición” en la última jornada ante el Alcorcón: “Iremos a por la victoria para alcanzar el número mágico de los 60 puntos, que nos dejaría más cerca del playoff. Será complicado porque ellos se juegan mucho y nosotros sólo el orgullo, pero trataremos de competir al máximo”.

El preparador pucelano también valoró el papel de la afición franjiverde a lo largo de la temporada: “Ha venido al campo, nos ha ayudado y por momentos se ha ilusionado. Hay que recordar que el palo del descenso es difícil de superar. Aceptó la situación inicial y trató de mantener su calor para que el equipo se mantuviera cómodo. Como todas las aficiones, es exigente e inconformista, porque viene de los mejores últimos años del Elche. Esa exigencia nos ha hecho mejores. La pena es que no le hayamos podido dar una alegría diferente en la parte final”.

Empate certificador (2-2)

Estaba escrito. El Elche de Rubén Baraja tenía que despedir la temporada en casa con un nuevo empate. Esta vez fue a dos, con un aire más desenfadado, quizá por el contexto, lo que también se notó para mal en defensa. Los más de 5.000 aficionados, el núcleo duro del club, supieron reconocer el esfuerzo de todo el curso con una ovación final.

El partido comenzó con ánimo de proponer con ambos bandos, aunque no se concretaban ocasiones. Pasado el minuto 20, Manu del Moral lanzó un disparo lejano que no cogió portería. Ya en el 25, el propio Manu centró desde la derecha para que Roger rematar de primeras ante la falta de contundencia de José Ángel. El balón entró por el primer palo ante un Javi Jiménez mal colocado.

El Elche no pudo rehacerse antes. Al minuto, Sergio León peinó, también en el primer palo, un balón botado desde el saque de esquina por Espinosa. El balón golpeó en el poste lejano y se coló en las redes de Kepa.

Tras los dos golpes de mesa, Héctor desaprovechó una ley de la ventaja disparando tarde tras múltiples amagos y Roger cabeceó el balón al lateral de la red para los visitantes. Óscar, con un disparo lejano, y Borja, con un cabezazo que atajó Jiménez, volvieron a avisar por el bando visitante.

La segunda mitad comenzó algo dormida, hasta que Espinosa disparó alto rondando el cuarto de hora. Fue en el minuto 64 cuando el talaverano lanzó una falta lateral que acabó dentro de las redes visitantes. Aún se delibera sobre si fue gol suyo, de Pelayo o de León. La tele dio al segundo, la liga al tercero y algunos creen que anotó el primero. Falta el acta arbitral.

El ‘9’ cordobés pudo aumentar su cuenta particular en dos grandes ocasiones que desbarató el meta pucelano. También tuvieron acercamientos Eldin y Cristaldo, que entraron por Álvaro y Héctor. Fue el incorporado en la segunda parte Juan Villar quien empató en otro ejemplo de la debilidad de la zaga franjiverde a falta de veinte minutos.

Baraja acabó dando entrada a Vergos y con un once agradecido para el aficionado que no pudo hacer el tanto de la victoria. El Elche queda sin opciones matemáticas de acceder al playoff a falta de una jornada, aunque en Mallorca se acabó el sueño. Queda visitar a un Alcorcón necesitado y mostrar orgullo antes de pensar en el futuro.

Ficha técnica

Elche CF: Javi Jiménez; Isidoro, Hugo Álvarez, José Ángel, Á. Martínez; Mandi, Pelayo (Vergos, 82′); Álvaro (Eldin, 56′), Héctor (Cristaldo, 71′), Espinosa; Sergio León.

Real Valladolid: Kepa; Moyano, Marcelo Silva, Juanpe, Nikos; Borja, Álvaro Rubio (Jose, 66′); Tiba, Óscar (Leao, 76′), Manu del Moral (Juan Villar, 59′); Roger.

Goles: 0-1, min. 25: Roger.  1-1, min. 27: Sergio León. 2-1, min. 63: Pelayo Novo. 2-2, min. 71: Juan Villar.

Árbitro: Alberola Rojas (comité castellano-manchego). Amonestó a Tiba (51′), Borja (63′), Espinosa (67′) y Nikos (89′).

Aforo: 5.339 espectadores en el Martínez Valero.

Espinosa toca fondo

Javier Espinosa pasa por su peor momento de la temporada. El talentoso centrocampista no inició el partido ante el Real Oviedo como titular tras ser sustituido en el descanso la semana anterior. Llamado a ser un pilar del proyecto, el talaverano es hoy uno más que debe pelear por un hueco en el once de Rubén Baraja.

El equipo lo nota. Se trata de un jugador que debutó en la jornada 2, haciendo entrada en el césped en el segundo tiempo, y que desde entonces solo se había caído del equipo inicial en una jornada. Fue poco después, en la visita al Huesca de la quinta fecha liguera, en la que el equipo se impuso al contragolpe por un cómodo 1-3.

Por otro lado, cabe apuntar que el futbolista propiedad del Villarreal no ha dado lo que se espera de él. Su incidencia en el marcador se queda corta y muestra intermitencia en su juego, llegando a dar la sensación de estar desaparecido en buena parte de las últimas jornadas.

El sistema de juego, una piedra en el camino

Si bien es justo atribuirle responsabilidades al mediapunta de su discreto rendimiento, hay que apuntar que el sistema de juego del actual Elche CF no le beneficia. Espinosa ha venido actuando por un costado del campo desde su llegada, salvo puntuales momentos en los que ha podido actuar por detrás de Sergio León, su lugar predilecto.

Tras las dos goleadas encajadas ante Llagostera y Mirandés en la primera vuelta, Baraja varió el estilo de juego en favor del juego directo hacia Álvaro, que ocupa dicha zona para propiciar segundas jugadas y arriesgar menos las posesiones de balón. El preparador vallisoletano, que pensó en el ’20’ como piedra angular de su proyecto, ha contribuido a ensombrecer su figura. Espinosa ha sido más bien un verso suelto dentro de un equipo que ha adquirido ciertas reservas en su juego. La llegada de jugadores como Franco Cristaldo o Eldin Hadzic, unido a un posible nuevo giro en la propuesta futbolística dados los malos resultados cosechados últimamente, son la llave para que el joven ex canterano del Barcelona gane protagonismo vestido de franjiverde.

Zarpazo a la liga… y con uno menos (1-0)

Las cosas del fútbol. El Elche sembró dudas a su afición en una primera parte con alternancias y fases espesas, pero dominó el primer partido de la segunda vuelta tras la reanudación, en la que jugó con un hombre menos. Son ya siete partidos sin conocer la derrota, justo en el momento en el que Franco Cristaldo y Álex Felip se incorporan oficialmente a la causa. Se avecinan emociones fuertes en esta segunda vuelta y la ciudad lo sabe, ya que la afluencia al Martínez Valero bordeó los 10.000 espectadores y la campaña de abonos para lo que queda de temporada está en marcha en un momento dulce.

La primera parte empezó con algunos acercamientos por ambos bandos que no terminaron de concretarse, para pasar a un tramo que provocó más de un bostezo en las gradas. Los cortó Camille, lateral izquierdo visitante, con un despliegue de potencia y velocidad. Cruzó el campo y cedió hacia el corazón del área, pero la defensa franjiverde salvó ‘in extremis’. La jugada agitó a ambos equipos, ya que acto seguido Sergio León remató escorado al cuerpo de Santamaría. Además, comenzó el festival de tarjetas: tres en cinco minutos.

Con algún otro aviso similar al del tramo inicial, con preponderancia por el uso de los costados, acabaron 45 minutos en los que el Elche no supo imponerse a su rival, aunque no fue manifiestamente inferior. Sergio León fue el más incisivo de los locales, ganándole numerosos duelos a Alan, principal pareja de baile.

Pelayo vio su segunda cartulina al inicio de la segunda parte, provocando una falta al borde del área cuyo lanzamiento besó el poste de Javi Jiménez. Curiosamente, a partir de aquí el partido fue del conjunto ilicitano. Baraja tomó una decisión dolorosa y poco popular, pero con sentido y que surtió efecto: Como en Zorrilla, Ilie entró por Espinosa. El doble pivote seguía en pie y los jugadores más veloces e incisivos de cara a puerta, sobre el verde.

El Elche no se amilanó, plantó sus líneas con orden y lanzó contragolpes meritorios: el plan estaba definido. Los de El Bierzo apenas dañaron la meta palmerera y Álvaro, Álex Moreno y Mandi avisaron a Santamaría con acierto desigual. Tras los debuts de Cristaldo y Felip, Álex Martínez se deshizo de su par, ganó línea de fondo y puso un centro medido al segundo palo que cabeceó a las mallas Sergio León tras una mala salida del meta visitante. Corría el minuto 78.

Ya no pasó nada relevante, porque los hombres de Baraja así lo quisieron. El decimotercer gol de punta andaluz sitúa al Elche con 34 puntos, los mismos que el sexto clasificado, Gimnàstic, que ocupa la última plaza de playoff. El técnico vallisoletano apelará a la calma, ya que será más necesaria que nunca, pero eludir el descenso definitivamente sabe a poco.

Ficha técnica

Elche CF: Javi Jiménez; Caro, Armando, Lolo, Álex Martínez; Mandi (Álex Felip, min. 78), Pelayo; Espinosa (Ilie, min 48), Álvaro, Álex Moreno (Cristaldo, min. 74) y Sergio León.

SD Ponferradina: Santamaría; Adán (Casado, min. 54), Alan, Lolo Pavón, Camille; Basha, Andy; Acorán, Melero (Luka Djordjevic, min. 58), Álvaro Antón (Dima, min. 75) y Yuri.

Goles: 1-0, Sergio León (78′).

Árbitro: José Luis Munuera Montero, comité andaluz. Amonestó a Pelayo (36′ y 46′) y Álvaro (74′) en el Elche. A Yuri (35′) y Alan (40′) en la Ponferradina.

Aforo: 9.786 espectadores en el Martínez Valero.

Cristaldo, realidad cercana

Esta vez sí, la llegada de Franco Cristaldo al Elche CF parece inminente. A menos que motivos presupuestarios lo impidan, algo que parece complicado por el bajo coste del préstamo hasta final de temporada que se ha acordado con Boca Juniors, el medio argentino se incorporará a las órdenes de Rubén Baraja.

En el otro lado del charco, diversos medios de comunicación siguen dando por cerrada la operación, que sería sin opción de recompra. El jugador quiere más minutos en el primer equipo y ha decidido probar fortuna en la segunda categoría de nuestro fútbol y Juan Serrano reconoció ayer que se han reabierto las negociaciones.

Cristaldo es un centrocampista llegador que puede actuar de interior en una medular de tres hombres, en la mediapunta y como falso hombre de banda, al igual que Espinosa. También es capaz de formar parte de un doble pivote como integrante con tendencia a pisar zonas ofensivas dentro de una propuesta atacante, cosa que de entrada parece poco probable por la acumulación de efectivos que ‘El Pipo’ posee para configurar parejas. La primera opción también se antoja complicada, ya que el míster vallisoletano maneja dos sistemas hasta la fecha: el 4-4-2 y el 4-2-3-1.

Así las cosas, el ‘xeneize’ llegaría para actuar en la zona de tres cuartos e intentar sumar gol desde la segunda línea, algo que necesita el equipo franjiverde. Por tanto, vendría a paliar la falta de trascendencia de Nono y la poca pegada que están demostrando los Álex Moreno, Álvaro, Espinosa, Héctor y compañía.

Se trata de un jugador versátil, dinámico y con carácter, aunque obviamente su contratación supone un riesgo. En principio, el Elche no dispone de efectivo suficiente como para hacerse con una baza goleadora consagrada en la categoría ni con un extremo puro desequilibrante. Debe buscar que suene la flauta con una nueva apuesta y el joven futbolista es la opción que más agrada a Ramón Planes. A pesar de las virtudes comentadas, deberá adaptarse a un fútbol más veloz que el argentino y el ecuador de la temporada no es el momento propicio para hacerlo.

Con la entidad ilicitana, tan dada a sorpresas en los últimos tiempos, nunca se sabe, pero Franco Cristaldo es el regalo de Reyes elegido. Ahora solo queda esperar que llegue al destino indicado y que, una vez en él, se utilice de manera conveniente.

Foto: Clubes Porteños

La afición repasa el 2015

Durante esta última semana de 2015, los hinchas del Elche CF y lectores de Diario Franjiverde nos han mostrado su visión del año que concluye a través de las redes sociales. En líneas generales, las impresiones quedan muy claras: las directivas y el descenso administrativo son las peores experiencias vividas por los opinadores, mientras que se rescata la remontada en la segunda mitad de la temporada pasada en Liga BBVA y la capacidad para mantener ciertas perspectivas ilusionantes en la actualidad.

Ha sido un 2015 duro para los seguidores de la entidad ilicitana. El hecho de ser los protagonistas de la única bajada de categoría en los despachos del fútbol español ha calado en el sentido negativo, de ahí que el 64% cargue contra los dirigentes de la nave. «Lo peor, Sepulcre, Anguix y Tebas» es la respuesta de José Sánchez, que resume bien el negro panorama vivido. «Lo peor, básicamente los del palco», comenta otro simpatizante. Incluso hay quien le da la vuelta a la historia para enfatizar el alivio de la marcha de  antiguos dirigentes: «Lo mejor fue la dimisión de Sepulcre», opina una aficionada.

Otros se centran en Anguix, ya que esperaban un cambio a mejor respecto al «peor presidente de la historia del club» para muchos. Con el valenciano al mando se consumó la desgracia del paso a Liga Adelante, por eso los hay que andan con la espina de haber apoyado al abogado al ver sus posteriores mentiras.

También se apunta hacia Javier Tebas, presidente de la LFP, ya que consideran el descenso una decisión «injusta», como es el caso de David Jiménez: «Se rió de nosotros». Dicha confirmación fue lo peor para un 34% de los votantes, aunque se podría decir que la totalidad de ellos constituyen en su cabeza un todo negativo que engloba lo comentado hasta ahora.

En la parte positiva hay algo más de variedad. El 47% salva la «capacidad para reinventarse» del club a pesar de los severos traspiés y reconocen haber salido relativamente bien parados visto el grupo deportivo que ha quedado para esta temporada. «Lo mejor es el buen equipo y entrenador que tenemos después de todos los problemas», señala Antonio Martínez. El resto de aficionados dividen su elección entre la afición, a la que algunos consideran el mayor activo del club, y la épica remontada que el Elche 2014/15 consiguió en los terrenos de juego cuando parecía hundido en la tabla. Aun a sabiendas de que resultó ser estéril, fue para muchos el mejor tramo del año franjiverde.

La masa social del Elche CF espera un año 2016 menos sufrido, una vez se va adaptando a la nueva realidad en los terrenos de Segunda División. Confía en que se hable con menor trascendencia de los asuntos institucionales y más de la pelota, y espera que prensa e hinchada aprendan de la lección de lo vivido para sumar en su labor de profesionalizar y velar por el club en la medida de lo posible.