Entradas

Rocamora se enfrentó a Cristina Martínez y solicitó su dimisión

La reunión de los patronos de la Fundación del Elche, celebrada este miércoles por la noche, tuvo momentos de tensión. La presencia de Cristina Martínez como representante del Ayuntamiento de Elche garantizaba una cita incómoda para los antiguos dirigentes del club.

La concejala de Deportes se negó a votar tras comprobar que tres de los patronos sí lo hacían pese a formar parte de la candidatura de la Junta Gestora. «No se puede ser juez y parte», dijo la edil.

También se produjo una acalorada discusión entre Martínez y Antonio Rocamora, ex secretario general del club y brazo derecho del ex presidente José Sepulcre, quien llegó a pedir la dimisión de la concejala ya que en su opinión su actitud beligerante no estaba ayudando al club ni a la ciudad.

Cristina Martínez ha defendido desde hace semanas la necesidad de un cambio radical en el futuro consejo de administración sin la presencia de dirigentes del pasado. La edil ha apostado por una candidatura única cimentada en la regeneración, algo que no ha sido del agrado del ex secretario general del club.

Además, la edil también lleva tiempo denunciando la necesidad de cambiar la composición del Patronato para que recupere su espíritu inicial y no tenga bajo su yugo al consejo de administración del Elche.

El consejo de administración prescinde de Antonio Rocamora

axa-banner-publi

Antonio Rocamora ya es historia en el Elche. Poco a poco, el nuevo consejo de administración va remodelando el club a su imagen y semejanza con el objetivo de llevar a cabo su proyecto Elche 3.0 y es por ello que a medida que se van asentando en sus nuevas funciones van puliendo aquellos detalles con los que no se cuenta y que heredan de la pasada era Sepulcre. Antonio Rocamora todavía seguía vinculado al club franjiverde, aunque sus funciones habían quedado obsoletas dentro de la entidad. Dimitió de su cargo como consejero de la administración presidida por José Sepulcre pero no renunció a su cargo de secretario general del Elche, por el cual percibía un sueldo de 78.000 euros anuales.

Esta mañana, los nuevos responsables del club franjiverde han comunicado a Antonio Rocamora que ya no cuentan con sus servicios, de modo que han pactado su salida antes de tiempo, puesto que terminaba contrato el próximo 30 de junio. Su presencia en el club era una incógnita porque él ya no desempeñaba ninguna labor dentro de la entidad y en el club entendían que podría suponer un problema en el nuevo funcionamiento de la entidad. Su cargo como director general podría ser ocupado por Lorenzo Campos, que ha estado en el equipo de trabajo de Juan Anguix antes de su entrada en el Elche pero que todavía no se ha incorporado a la entidad.

Rocamora todavía persiste en el Elche

publi-BANNER-GARABATOS-1024x257

Antonio Rocamora todavía sigue en el Elche. El exdirectivo sigue aferrado a su silla y de momento no tiene intención de levantarse de ella hasta que finalice su contrato de vinculación con la entidad franjiverde. En la estructura de club de la era Sepulcre, Rocamora, además de consejero, era el director general del club ilicitano pero cuando en la reunión de la Fundación del Elche el anterior consejo dimitió en bloque él también renunció a sus funciones como directivo pero no del cargo laboral que ocupaba dentro del Elche.

El exdirectivo todavía tiene contrato con el club franjiverde hasta el 30 de junio pese a que su función dentro del nuevo proyecto que Juan Anguix y su junta directiva están llevando a cabo es nula, ya que el puesto que antes ocupaba ha quedado obsoleto. Antonio Rocamora percibe por sus prestaciones al Elche 78.000 euros anuales y eran facturados por medio de una sociedad. En el nuevo Elche no entienden porqué todavía no ha abonado su puesto dentro de un club que ya ha hecho la transición después del traspaso de poderes.

Su presencia dentro del club es un problema que están dispuestos a solucionar, ya que creen que sus funciones han quedado obsoletas y podría estar influyendo negativamente en el desarrollo de las medidas que pretenden llevar a cabo para sacar al club de la crisis económica en la que tanto él como sus excompañeros dentro del consejo metieron. Tras la salida de Toño García Hita tan solo restan dos consejeros de la era Sepulcre como Paco Sánchez, que sí tiene dinero invertido en el Elche, y Jaime Oliver, que aseguró en Es Radio Elche que la función que le han dejado ahora es la de limpiar las gradas o cortar el césped: “Con Sepulcre no me encontraba marginado. Me van a cortar el cuello pero me da igual porque mis horas están contadas”.

En el club blanquiverde tienen previsto seguir realizando cambios estructurales en la entidad con el objetivo de crear ese Elche 3.0 que tienen previsto. La figura de Lorenzo Campos todavía no se ha incorporado al grupo de trabajo pero pronto asumirá los galones como director general. Por otra parte, el consejo seguirá haciendo pagos a los empleados pero el grueso llegará cuando se apruebe la ampliación de capital y se haga el pago tras pactar con Hacienda. Una vez solventados esos puntos se hará frente a las deudas con jugadores y cuerpo técnico.

El nuevo consejo sigue topándose con los obstáculos de la era Sepulcre

publi-noticias-acevedo

La época de José Sepulcre en el Elche parece no tener un final. El nuevo consejo de administración todavía no tiene la firma para hacer valer su poder al frente de la entidad franjiverde, ya que exmandatario se niega a firmar el acta de la junta general de accionistas en la que se aprobó su salida del club y la entrada del nuevo consejo por parte del 84% del accionariado. Esta negativa también se ve extrapolada a la Fundación, en donde los patronos afines a José Sepulcre  tampoco rubricaron los acuerdos pactados en la última reunión, en la que la alcaldesa de la ciudad, Mercedes Alonso medió para lograr la transición.

Tanto el expreisidente como su grupo afín siguen entorpeciendo la gestión de la actual directiva, que ya ha empezado a obrar para alcanzar los acuerdos que garanticen la viabilidad del club franjiverde pese a haber pedido apoyo al nuevo proyecto de Juan Anguix tras la celebración de la junta. En el día de ayer, José Sepulcre se reunió con el notario Francisco Tornel y con Pablo Martínez, exjefe de operaciones, para valorar una posible oferta de compra para el Elche por parte de un fondo de inversión valorada en 12 millones de euros, una argucia que le podría permitir volver al club si al Patronato le llegara a convencer. Según informa Cope Elche, la auditoría que está realizando la empresa Deloitte ha detectado las primeras irregularidades en la gestión, algo que podría estar poniendo nervioso al exdirigente y su grupo por lo que esta situación podría propiciar un intento de regreso.

Mientras tanto, en el club franjiverde guardan cautela. Esperan que el IVF acepte la propuesta de la ampliación de capital pero para ello necesitan el traspaso de poderes mediante la oficialización del acta de junta que se debe presentar en el registro mercantil. El acuerdo con el que se llegó a Hacienda fue que una vez el ente valenciano aceptara la ampliación al día siguiente se pagaría al fisco y sería el propio consejo quién sería cargo de ese primer pago.

Nuevo escándalo

La nueva directiva del Elche sigue encontrándose a diario nuevas piedras en el camino con las que no contaba. Después de sacar a la luz ese contrato de renovación de Edu Albacar del que no estaban al tanto ni Fran Escribá ni Víctor Orta ahora ha surgido una nueva medida de la que nadie, salvo José Sepulcre, Antonio Rocamora y cinco jugadores tenían constancia. Sergio Pelegrín, Damián Suárez, Edu Albacar, Manu Herrera y Ferran Corominas vieron aumentados en 100.000 euros sus salarios tras haber aplazado el 12% de sus nóminas en el pasado mes de agosto. De esta subida no se han beneficiado el resto de la plantilla franjiverde y ha vuelto a pillar desprevenidos tanto al técnico como al director deportivo.

Los empresarios retiran su confianza en Francisco Tornel

Publi-Banner-DF-002

En la tarde de ayer se produjeron un giro de los acontecimientos en el ‘Plan Tornel’. El notario aseguraba que le restaban 1’2 millones para llegar a lo reclamado por la Liga al tener cerca de 800.000 euros en la cuenta bancaria y entre 400.000 y 600.000 apalabrados, con lo que esperaba un arreón final para poder cumplir pero parece que varios de los empresarios con los que se contaba para ello han retirado su confianza en Tornel y no cumplirán con su palabra.

Ninguna de las personalidades que se dieron cita en el Hotel Huerto del Cura en la reunión con José Sepulcre que organizó Paco Borja apoyarán la causa de Tornel al no ver un proyecto claro de viabilidad y sí una línea continuista de la del actual consejo de administración con claros vínculos con la directiva. Las reuniones como la de ayer con Rocamora y la posible entrada de Pablo Martínez en su proyecto han puesto una incógnita más a su alternativa. Borja, sin levantar polvo, ya ha dado un paso a la izquierda y se ha apartado.

De esta forma, el notario y por ende el club tendrán muy complicado llegar a tiempo a mañana a las 23:59 con el dinero necesario para evitar la sanción de la Liga. Tornel, que pondrá 200.000 euros de su bolsillo, sigue tocando las puertas de las personalidades ilicitanas y hoy volverá a reunirse con Rocamora para “tratar posibilidades de futuro porque hay cosas que se están viendo”.

Esta corriente de empresarios dispuestos a ayudar al Elche pero no por la vía de Tornel al parecer ya ha tenido las primeras tomas de contacto con el empresario Juan Anguix, ya que ven en su proyecto una firme propuesta de viabilidad. El exvicepresidente no ha recibido contestación del notario después de intentar ponerse en contacto con él y continuará con sus reuniones previstas con empresarios hasta la presentación de su proyecto el viernes. Además, según ha podido saber este medio, Anguix ha solicitado a Rocamora viajar a Madrid para reunirse con los responsables de la Liga, ya que éstos no aceptan citas a particulares que no pertenezcan a clubes.

Paco Borja espera conseguir 3 millones para el lunes

banner-interior-publi-noticias-Xtep

Eran las 19:00 cuando poco a poco se adentraban en las instalaciones del hotel Huerto del Cura expresidentes y empresarios que habían acudido a la llamada de Paco Borja para reunirse con José Sepulcre y ver qué camino tomar para encontrar la solución a los problemas del Elche. Era mucho lo que había en juego. Tras cerca de tres horas reunidos Borja cogía la palabra y explicaba que entre hoy y el lunes esperaba conseguir los 3 millones de euros necesarios para poder cumplir con la Liga y así evitar la sanción.

“Si el día 22 es la fecha tope a ver si lo conseguimos y si no se irá con la mitad y luego la otra mitad si llegan todos los empresarios porque hay alguno de viaje. Vamos a tratar de conseguirlo y mientras tanto cualquiera que tenga interés en hacerse con el Elche está disponible”, aseguró Borja. El expresidente lamentó que no acudieran todos los empresarios que estaban citados por una “equivocación” y es por ello que se da de plazo hasta el lunes para reunir el dinero.

Paco Borja ha querido dejar claro que el Elche “está dispuesto a cualquier oferta correcta que se le haga. Cualquier empresario o grupo que haga una oferta factible, de 12 millones, podrá hacerse con el control del club. Están dispuestos a escuchar ofertas”. Esas afirmaciones han sido corroboradas por el propio José Sepulcre quien ha señalado que la opción de Borja es “factible” pero no cierra la puerta a otras y ha dejado claro que por el momento no dimite: “Me tengo que mantener obligatoriamente. Aunque no tenga ganas y me apetezca descansar no puedo salir por responsabilidad. La junta es una gran fecha pero tenemos que dejar al Elche con una viabilidad de una forma u otra. En el momento que se vea una propuesta viable no pondré ni una traba”.

A la cita acudieron cinco expresidentes como Juan Serrano, Anselmo Navarro, Diego Quiles, Amador Poveda y el propio Borja, así como los empresarios Joaquín Ferrández, José Ferrández, Antonio Serrano, José Sempere, José Navarro (al que le acompañó su hijo), Nano (exjugador franjiverde) y Francisco Tornel, cuyo grupo (el cual se presenta como alternativa bajo el paraguas del ‘Plan Borja’) no estuvo representado. Por parte del club, además de José Sepulcre acudió el secretario general Antonio Rocamora.

El plante de los empleados hacia el consejo podría ser oficial mañana

ayto elche publi

El Elche sigue en estado de alarma. Si dos semanas atrás los jugadores y el cuerpo técnico dijeron basta a las constantes promesas incumplidas del consejo de administración ahora se les podrá sumar los empleados del club. Los futbolistas decidieron no representar más a la entidad en actos públicos ni ruedas de prensa y salvo la del técnico (obligado por la LFP) el silencio se lleva a rajatabla. Después de la reunión de ayer entre los trabajadores y Antonio Rocamora, el secretario general les prometió que en el día de ayer se les haría frente a una de las dos mensualidades que se les adeuda, correspondiente a los meses de febrero y marzo, y que a lo largo de la semana se haría frente al resto.

En principio la idea era que el propio consejo hiciera frente al pago de esa deuda, que se eleva hasta los 90.000 euros, y seguir con el ejemplo de Javier Vidal, que se comprometió a poner 10.000 euros a condonar por acciones. La realidad es que a día de hoy los trabajadores no han visto ingresar en sus cuentas el dinero adeudado y es por ello que la idea del plante coge más fuerza que nunca y podría ser oficial mañana si el dinero no se ha ingresado. Será a las 13:00 en la Puerta 0 del Martínez Valero donde los empleados y puede que jugadores se unan para protestar en contra de una situación difícil.

El club se compromete a pagar hoy una mensualidad a sus empleados

Banner-Fran-Macia-Publi

Antonio Rocamora y los empleados del Elche se han citado esta misma mañana a las 9:00 después de haber pactado la cita en la reunión de los trabajadores del pasado viernes. A los empleados del club ilicitano la directiva les adeuda dos mensualidades correspondientes a los meses de febrero y marzo y ante la falta de iniciativa del consejo de administración y el mutismo guardado las últimas semanas la preocupación aumentó hasta tal punto entre los trabajadores que la idea de plante cogió más fuerza que nunca. Rocamora les ha asegurado que a lo largo del día de hoy se abonaría una mensualidad de las dos pendientes y que a lo largo de la semana se hará frente al resto.

Según afirmó ayer Javier Vidal el total adeudado se eleva hasta los 90.000 euros y éste aseguró que él estaría dispuesto a poner 10.000 euros de su propio bolsillo, que serían condonados por acciones. La plantilla de trabajadores del Elche se ha mantenido firme y le ha transmitido al secretario general que si mañana mismo no está el dinero harán plante a partir de las 14:00 en la Puerta 0 del Martínez Valero. Al parecer la directiva estaría dispuesta a seguir el ejemplo del exconsejero y poner de su bolsillo hasta alcanzar la cantidad pendiente.

Borja tratará hoy de convencer a Sepulcre

Banner-Publi-DF-001

El futuro del Elche está cerca de cambiar. Al menos, esa es la intención de Paco Borja, que hoy mismo tiene pendiente una reunión con el presidente José Sepulcre, que hasta la fecha le ha sido esquivo. El mandatario ilicitano estuvo toda la semana pasada en Barcelona junto con Rocamora luchando por conseguir un préstamo que sus propios compañeros del consejo como Toño García han calificado como una “estafa más grande que la copa de un pino”, de modo que la cita se ha ido demorando en el tiempo.

Será hoy cuando Paco Borja le lance el órdago a Sepulcre y le pida su salida inmediata del Elche, tanto a él como a su consejo de administración, para dar paso a una junta gestora que conduzca a la entidad hasta la próxima junta general de accionistas del día 28. La paciencia comienza a agotarse para el empresario ilicitano, que está cansado de ver cómo pasan los días y desde el club no facilitan una transición ante su incapacidad de conseguir dar con la solución.

En la cita Borja le presentará su plan de financiación para el que cuenta con un grupo de empresarios dispuestos a arrimar el hombro, así como con la masa social del Elche, que pasaría a formar parte del club a través de su propuesta de créditos personales por los que pretende conseguir 32 millones de euros. El empresario de Elche estará acompañado por el notario Francisco Tornel y cuenta con el apoyo de un grupo fuerte de expresidentes.

Será hoy también cuando Antonio Rocamora se reúna con los trabajadores del Elche después del acuerdo al que llegaron en la reunión de los empleados del pasado viernes. Vía telefónica el secretario general del club emplazó a hoy a las 9:00 a los trabajadores para comunicarles la situación del club y las posibles soluciones. La idea del plante está en el aire si no llegan a convencer las explicaciones.

El consejo sigue estirando el plazo para denunciar el préstamo

baner, publi, pasarela, cuatro direcciones

El consejo de administración del Elche todavía se cree que el préstamo puede ser una realidad. No todos, eso sí. Toño García Hita ha señalado que el supuesto crédito es una “estafa más grande que la copa de un pino” y ha tildado de “estafadores” a los intermediarios de Estudio Asesor Hispano Romualdo Soriano y Sergio Maniviesa. Antonio Rocamora sigue estirando el plazo para conseguir el dinero prometido y ahora lo fija en el próximo martes 7 de abril, curiosamente día en el que Paco Borja presentará su plan alternativo.

Si en esa fecha no está el dinero, Rocamora ha señalado que el club demandará al fondo de inversión saudí, pero no ha dejado claro si también a los intermediarios. En la reunión forzada por los trabajadores del club a los que también se les adeuda salarios, el secretario general del Elche, que ha estado acompañado por el abogado del club Pedro Martínez, ha intentando llamar a la calma y pedir algo de paciencia, aunque sus peticiones, como sus promesas, hace tiempo que ya nadie cree.

En una sala de prensa del Martínez Valero abarrotada de empleados del club entre los que se encontraban los jefes de departamentos, utilleros, jugadores del Ilicitano, empleados de administración y técnicos del fútbol base, Rocamora ha confirmado que será el próximo día 28 cuando el actual consejo de administración dimita en bloque en la junta general de accionistas extraordinaria. La situación en el club es desesperante y la situación de impagos ha llevado a tal punto que entre los técnicos del fútbol base la idea de huelga cada vez era más real.

Toño García Hita ha señalado que el club debería poner una denuncia contra Romualdo Soriano y Sergio Maniviesa, apoderado y titular respectivamente de la mercantil Estudio Asesor Hispano, intermediaria en la operación del préstamo. Diario Franjiverde publicó que el primero, que se postulaba como posible consejero delegado si fraguara el préstamo, tenía pendientes dos causas con la justicia por los supuestos delitos de estafa y apropiación indebida en la Audiencia Provincial de Alicante, sección 7 con sede en Elche. Romualdo Soriano, intermediario, está actualmente en libertad bajo fianza, previo pago de 79.000 euros.