Entradas

Quique Pina pudo gestionar la compra del Elche con inversores croatas

La investigación de la ‘Operación Líbero’ sigue desvelando informaciones que ‘salpican’ al Elche. Según informa Granada Hoy, unas conversaciones telefónicas de Quique Pina revelan que el murciano podría haber negociado la compraventa del equipo ilicitano con unos inversores de Croacia, a los que llega a calificar de «amigos íntimos» y visitó a mediados de diciembre en Zagrev con uno de los hermanos Cordero. Dicho hermano podría ser el director deportivo franjiverde, Jorge Cordero, quien hizo varios viajes con Pina y uno de ellos, según varias fuentes, fue a Croacia.

«Otro club cuya compraventa podría estar negociando con el dinero de los croatas es el Elche CF, pero Pina explica a su interlocutor que ese negocio por sí solo no es atractivo y que por eso quiere llevarles además otra propuesta relacionada con parques eólicos, un negocio en el que sí están muy interesados sus ‘amigos’, que podrían quedarse con instalaciones en España», expone el citado medios. Dicha propuesta relacionada con los parques eólicos podría estar relacionada con el ex presidente franjiverde José Sepulcre, quien se dedida a esta actividad en sus negocios.

En su primera declaración ante la Audiencia Nacional, Pina fue cuestionado por los 90.000 euros que se encontraron en su casa de Marbella repartidos en sobres con los nombres ‘Elche’ y ‘Cádiz‘, tal como publicó Diario de Cádiz. El agente de jugadores negó cualquier relación del dinero con los clubes de fútbol y aseguró que proviene de las peluquerías que regenta su mujer y el hermano de ésta. «Nunca he cobrado nada del Elche», manifestó.

Pina ingresó en prision sin fianza a principios de febrero como investigado en la ‘Operación Líbero’ por delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda pública e insolvencia punible. El juez De La Mata le puso en libertad con medidas cautelares.

Jorge Cordero trabajó con Pina

Jorge Cordero tuvo que declarar hace tres semanas como testigo de la ‘Operación Líbero’ por su estrecha relación con el murciano, con el que trabajó en Ciudad de Murcia, Granada y Cádiz. Según informó Diario de Cádiz, la Policía ha desvelado posibles “ventas ficticias” de patrimonio entre Pina y Cordero para evitar “presumibles embargos que hubiesen de recaer sobre las propiedades de los testaferros”.

El citado medio señaló que “la operación que pone a los agentes sobre esta pista es la supuesta venta de la vivienda de Murcia que el propio Pina facilitaba como domicilio propio” y que “inicialmente estaba a nombre de sus padres, pero tras la operación de venta por 160.000 euros, fue adquirida por Jorge Cordero Sánchez”.

Jorge Cordero aseveró en su última comparecencia que el Elche “no tiene nada que ver” en estos asuntos, pero reconoció que para él supone “una situación personal delicada y dolorosa”. “Hay personas relacionadas a las que les tengo un gran cariño y les deseo lo mejor. Espero que la justicia siga su curso y todo quede en nada”, dijo.

El presidente del Elche, Diego García, fue cuestionado en la Junta de Accionistas de la entidad franjiverde por el caso relacionado con Quique Pina. El máximo mandatario afirmó que no sabe “nada” sobre este asunto y aseguró tajante que la entidad franjiverde no tiene “ninguna relación” con la Operación Líbero porque “no ha realizado ninguna operación” con el agente murciano.

Quique Pina tenía en su casa 90.000 euros en sobres con los nombres ‘Elche’ y ‘Cádiz’

La Audiencia Nacional ha puesto en libertad con medidas cautelares a Enrique Pina tras testificar ante el juez De La Mata. El empresario murciano ingresó en prision sin fianza a principios de febrero como investigado en la ‘Operación Líbero’ por delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda pública e insolvencia punible.

El periódico Diario de Cádiz ha tenido acceso y ha difundido fragmentos de la primera declaración de Pina. El magistrado cuestionó al agente de jugadores por los 90.000 euros que se encontraron en su casa de Marbella repartidos en sobres con los nombres ‘Elche’ y ‘Cádiz‘. Pina negó cualquier relación del dinero con los clubes de fútbol y aseguró que proviene de las peluquerías que regenta su mujer y el hermano de ésta.

«Ese dinero no es mío. Mi mujer siempre tiene algún ahorro en casa. No tengo nada que ver con la sociedad de mi mujer y su hermano. Que los sobres tengan esos nombres no quiere decir que provengan del Elche o del Cádiz. Nunca he cobrado nada del Elche», afirmó tajante.

El director deportivo franjiverde, Jorge Cordero, tuvo que declarar hace dos semanas como testigo de la ‘Operación Líbero’ por su estrecha relación con el murciano, con el que trabajó en Ciudad de Murcia, Granada y Cádiz. Según informó Diario de Cádiz, la Policía ha desvelado posibles “ventas ficticias” de patrimonio entre Pina y Cordero para evitar “presumibles embargos que hubiesen de recaer sobre las propiedades de los testaferros”. El citado medio señaló que “la operación que pone a los agentes sobre esta pista es la supuesta venta de la vivienda de Murcia que el propio Pina facilitaba como domicilio propio” y que “inicialmente estaba a nombre de sus padres, pero tras la operación de venta por 160.000 euros, fue adquirida por Jorge Cordero Sánchez».

Jorge Cordero aseveró en su última comparecencia que el Elche “no tiene nada que ver” en estos asuntos, pero reconoció que para él supone “una situación personal delicada y dolorosa”. “Hay personas relacionadas a las que les tengo un gran cariño y les deseo lo mejor. Espero que la justicia siga su curso y todo quede en nada”, dijo.

El presidente del Elche, Diego García, fue cuestionado en la Junta de Accionistas de la entidad franjiverde por el caso relacionado con Quique Pina. El máximo mandatario afirmó que no sabe “nada” sobre este asunto y aseguró tajante que la entidad franjiverde no tiene “ninguna relación” con la Operación Líbero porque “no ha realizado ninguna operación” con el agente murciano.

Vídeo: Diario de Cádiz

Foto: Cádiz CF

La Policía desvela posibles «ventas ficticias» de patrimonio entre Pina y Cordero

La Policía ha desvelado posibles «ventas ficticias» de patrimonio entre Quique Pina y el director deportivo del Elche, Jorge Cordero, para evitar «presumibles embargos que hubiesen de recaer sobre las propiedades de los testaferros» del agente de futbolistas, según informa Diario de Cádiz en relación a la ‘Operación Líbero’.

El citado medio señala que «la operación que pone a los agentes sobre esta pista es la supuesta venta de la vivienda de Murcia que el propio Pina facilitaba como domicilio propio» y que «inicialmente estaba a nombre de sus padres, pero tras la operación de venta por 160.000 euros, fue adquirida por Jorge Cordero Sánchez». «Esa compraventa es de 2010 y la Policía sospecha que podría haber estado encaminada a eludir los embargos que luego (en 2011) caerían sobre otras propiedades familiares de los Pina Campuzano», agrega.

Jorge Cordero, a quien los investigadores consideran una persona en la que Pina «deposita su confianza notoriamente», declarará esta semana ante la Audiencia Nacional como testigo de la investigación llevaba a cabo por la UDEF y la Agencia Tributaria que ha tenido como consecuencia el ingreso en prisión provisional sin fianza del agente murciano, acusado de presunto blanqueo de capitales derivado de traspasos de jugadores, insolvencia punible y fraude fiscal. Cordero fue jugador en el Ciudad de Murcia de Quique Pina y posteriormente formó parte de su equipo de trabajo en Granada y Cádiz.

El director deportivo del Elche aseguró en su última comparecencia que el club ilicitano «no tiene nada que ver» en estos asuntos, pero reconoció que para él supone «una situación personal delicada y dolorosa». «Hay personas relacionadas a las que les tengo un gran cariño y les deseo lo mejor. Espero que la justicia siga su curso y todo quede en nada», dijo.

El presidente del Elche, Diego García, fue cuestionado en la Junta de Accionistas de la entidad franjiverde por el caso relacionado con Quique Pina. El máximo mandatario afirmó que no sabe “nada” sobre este asunto y aseguró tajante que la entidad franjiverde no tiene “ninguna relación” con la Operación Líbero porque “no ha realizado ninguna operación” con el agente murciano. “Jorge Cordero es un trabajador del Elche y desconozco que se le haya vinculado con este asunto”, agregó.

Según distintos medios, quien ya ha prestado declaración es Joaquín Vigueras, responsable de la empresa JV Sports, agencia de representación de varios de los jugadores de la plantilla blanquiverde. Uno de los accionistas también preguntó a García sobre la presencia de futbolistas de dicha agencia en el Elche.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Jorge Cordero declarará como testigo de la causa contra Quique Pina

El director deportivo del Elche, Jorge Cordero, declarará esta semana como testigo en la Operación Líbero, tal como desvela Marca. La investigación llevaba a cabo por la UDEF y la Agencia Tributaria ha tenido como consecuencia en ingreso en prisión provisional sin fianza de Quique Pina, acusado de presunto blanqueo de capitales derivado de traspasos de jugadores, insolvencia punible y fraude fiscal.

La Audiencia Nacional está llamando a personas cercanas al entorno del agente de futbolistas murciano, y Jorge Cordero ha formado parte de su equipo de trabajo durante varios años en el Granada y el Cádiz. Juan Carlos Cordero, director deportivo del club gaditano y hermano de Jorge, y Joaquín Vigueras, representante de varios jugadores del Elche, también tendrán que prestar declararión.

El presidente del Elche, Diego García, fue cuestionado en la Junta de Accionistas de la entidad franjiverde por el caso relacionado con Quique Pina. El máximo mandatario dijo que no sabe «nada» sobre este asunto y aseguró tajante que el club ilicitano no tiene «ninguna relación» con la Operación Líbero porque «no ha realizado ninguna operación» con el agente murciano. «Jorge Cordero es un trabajador del Elche y desconozco que se le haya vinculado con este asunto», agregó.

Foto: Elche CF

García reconoce contactos con Luis Oliver e inversores extranjeros para cubrir el déficit de esta temporada

El presidente del Elche, Diego García, ha reconocido en la rueda de prensa que ha ofrecido este martes para hablar sobre asuntos relacionados con el IVF que el empresario Luis Oliver ha contactado con “algunos accionistas del club” entre ellos el máximo accionista individual, José Sepulcre, para “financiar parte del déficit” de algo más de dos millones de euros previsto para esta temporada “e incluso adquirir un porcentaje accionarial” de la entidad franjiverde.

El Consejo del Elche está trabajando para encontrar fórmulas para cumplir con el descubierto del presente curso en Segunda y el máximo mandatario ha señalado que también ha contactado “al menos seis inversores relacionados con el mundo del fútbol” para tratar de que realicen aportaciones económicas al club. “Son de origen chino, español, coreano y alemán”, ha especificado.

García ha asegurado que Quique Pina, del que se dijo que la llegada del director deportivo Jorge Cordero suponía su desembarco en el Elche, “no tiene nada que ver” con la entidad: “Se contrató a Cordero, que conoce a Pina, por un año prorrogable si ascendemos porque sabemos de sus conocimientos, contactos y relaciones en el mundo del fútbol. Desconozco la relación entre Oliver y Pina, ni me importa. Nosotros queremos la mejor dirección deportiva y los recursos necesarios para subsistir las campañas que estemos en Segunda B”.

Por último, el máximo mandatario blanquiverde ha indicado que el órgano rector deberá buscar vías de financiación cada temporada que el equipo esté en la categoría de bronce para cubrir el déficit generado. “Hay unas estructuras que hay que mantener, como la cantera”, ha concluido.

Foto: Julián Rojas

Jaime Oliver dimite como consejero del Elche

Jaime Oliver ha presentado este miércoles su dimisión como consejero del Elche. El dirigente ha explicado los motivos de su decisión en una carta dirigida al Consejo de Administración franjiverde, señalando que percibe «actitudes prepotentes o dictatoriales por parte de algunos miembros» que cuentan con «el beneplácito o la indiferencia del resto de consejeros» y que tiene la constatación de que «las decisiones se ‘cuecen’ en cocinas ajenas al club», una situación que le lleva a dimitir porque siente que su voto «no tiene sentido». No obstante, Oliver indica que continuará como patrono de la Fundación del club ilicitano.

«Estando en Primera División, apunté soluciones que no fueron ni tenidas en cuenta, ni siquiera oídas; desembocando en un descenso de categoría que nunca tendría que haber ocurrido de esa forma. Me quedé en la gestora aportando mi granito de arena, así como la ayuda que pude en su momento y creo que conseguimos salvar el ejercicio», dijo Oliver, quien considera que el presidente Diego García «ni quiso ni supo poner solución» cuando el equipo «se desmoronaba y se iba a pique». «No sé si deliberadamente o por falta de conocimientos», deslizó el ya exconsejero, quien pidió perdón a la afición por el descenso a Segunda División B.

Oliver finalizó su escrito manifestando que no quiere ser «ni cómplice ni partícipe de una debacle mayor, más que probable, ante la entrada de personas interesadas en el mundo del fútbol que no hacen las cosas gratis». «No quiero pagar este tributo, por lo tanto dimito, deseando lo mejor para el equipo de mis amores y esperando que vuelva a ser el club de antaño» concluyó.

La salida de Oliver del Consejo podía preverse desde las incendiaras declaraciones que realizó la pasada semana en TeleElx Radio Marca, afirmando que la llegada de Jorge Cordero como director deportivo del Elche «es la preparación del desembarco de Quique Pina en el club». Horas después, Diego García compareció en rueda de prensa para desmentir todas las acusaciones del consejero.

Carta de dimisión de Jaime Oliver

José Juan reforzará la portería

El Elche se mueve rápido en el mercado y ya tiene a su próximo guardián para la portería. José Juan ha llegado a un acuerdo para convertirse en nuevo jugador del Elche para la próxima temporada, como adelantan Onda Cero Elche y Radio Elche Cadena SER. El portero gallego de 37 años fichará libre tras finalizar su vinculación con el Lugo, que decidió no renovar su contrato tras cinco temporadas formando parte de sus filas.

José Juan Figueras García (Vigo, 1979) es un arquero que destaca por sus grandes reflejos, que dejan paradas espectaculares y salvadoras, si bien también es irregular en su rendimiento y deja algunos errores ‘de bulto’ que cuestan goles a sus equipos. Tras pasar por Valladolid B, Celta B, con el que debutó con el primer equipo en Primera, y Ourense, en este último vivió dos etapas, dio el salto a Segunda División en el mercado de invierno de 2005 al fichar por el Ciudad de Murcia, que se fijó en él por su gran nivel en el cuadro ourensano.

En el conjunto rojinegro se hizo con la titularidad a mediados de marzo, pero en las dos siguientes campañas en el Ciudad de Murcia y posteriormente en su traslado y cambio de denominación a Granada 74, en el curso 2007/2008, estuvo buena parte a la sombra del exfranjiverde Jaime Jiménez. Tras el descenso a Segunda B con el equipo andaluz, jugó una temporada en el Águilas, donde encajó 43 goles en 38 partidos.

Sus notables números en la escuadra murciana no pasaron desapercibidos para Quique Pina y el director deportivo del Elche, Jorge Cordero, quienes le firmaron para el Ciudad de Murcia y el Granada 74, y también le incorporaron para el comienzo de su exitosa etapa en el Granada Club de Fútbol en la campaña 2009/2010. José Juan ostentó la titularidad en los tres primeros partidos y después fue relegado a ser suplente de Raúl Fernández, actual portero del Levante, pero recuperó el protagonismo desde la jornada 25 y se mantuvo en el once hasta el final de la Liga. El cuadro rojiblanco ascendió a Segunda tras quedar campeón del Grupo IV de Segunda y superar al Alcorcón en su eliminatoria de campeones.

El arquero gallego volvía a la categoría de plata, pero el fichaje de Roberto por el Granada volvió a desplazarle al banquillo. Disputó cinco partidos, dos de ellos de Copa, en un campeonato en el que el equipo nazarí consiguió su segundo ascenso seguido, pasando de Segunda B a Primera en dos años. Precisamente, su ascenso a Primera fue ante el Elche en el Martínez Valero en la final del playoff. En su regreso a la máxima categoría 35 años después, el Granada mantuvo a Roberto y reforzó la portería con el brasileño Julio César, y José Juan pasó a ser la tercera opción para los técnicos Fabri y Abel Resino. El próximo refuerzo franjiverde acabó su etapa de tres temporadas en el Granada con el sabor amargo de no debutar en Primera como rojiblanco.

En el verano de 2012, José Juan decidió regresar a su Galicia natal y fichó por el Lugo, donde estuvo los cinco últimos campeonatos. En el primero, vivió en un segundo plano en su competencia con Yoel, actual portero del Eibar, y en los dos siguientes fue la primera elección de Quique Setién por delante del exfranjiverde Dani Mallo, aunque no era titular indiscutible.

La temporada 2015/2016 puede considerarse como la mejor de su carrera. De nuevo con Roberto como rival por la titularidad, José Juan dejó actuaciones de gran nivel que dieron puntos al Lugo, aunque también cometió fallos graves que derivaron en goles en contra. Los medios y seguidores de la Segunda División estimaban al vigués como uno de los mejores porteros de la categoría. Recibió 43 goles en 38 partidos, uno de ellos de Copa.

Y en esta última campaña, también mostró un alto rendimiento en el primer tercio de Liga, en el que el Lugo ocupó los primeros puestos de la clasificación, pero al igual que el equipo, poco a poco fue bajando sus prestaciones y sus errores fueron cada vez más frecuentes. Esto provocó que Luis César Sampedro determinara que Roberto ocupara la portería albirroja en el último tercio en detrimento de José Juan, al que el Lugo no le ofreció la renovación de su contrato al término de la competición, en la que encajó 36 goles en 28 choques.

El meta gallego, que se convirtió en uno de los referentes de la hinchada albirroja, afirmó en una entrevista a La Voz de Galicia que su deseo era continuar en el club lucense y lamentó que no pudiera despedirse sobre el césped por lesión. Con 37 años (cumplirá 38 en noviembre), afronta el reto de luchar por devolver a Segunda al Elche, al que llega avalado por Jorge Cordero. Su fichaje se hará oficial en las próximas horas, como posiblemente también el de Gonzalo Verdú, central del Cartagena que tiene una propuesta del club ilicitano.

Cordero: «Vengo a un club grande»

Jorge Cordero llega al Elche con ilusión. El nuevo director deportivo del club ilicitano afirmó en su presentación de que llega “a un club grande” para asumir “un reto complicado y una gran responsabilidad”, formar la plantilla que deberá pelear para conseguir el regreso a Segunda División. El técnico cartagenero indicó que el Elche es una entidad que “tiene un potencial muy grande para volver al fútbol profesional, donde debe estar como mínimo”, pero avisó que en Segunda B tener un gran nombre no garantiza nada.

“No va a faltar trabajo, ilusión, dedicación y humildad, que hace falta en Segunda B, donde, aunque te llames Elche, nadie te regala nada”, advirtió Cordero, quien agradeció “la confianza” por apostar por él para este proyecto. “No tuve ninguna duda en venir. Es un reto muy importante, conozco bien el club, con el que conseguí un ascenso”, declaró.

El nuevo director deportivo franjiverde manifestó que le sorprendió la polémica despertada por su contratación por su vinculación con Quique Pina, pero también la entiende, e intenta mantenerse “al margen”. «Llevo 20 trabajando con él y es un pasado que no me puedo quitar”, dijo Cordero, quien subrayó que este proyecto es “independiente”, si bien agregó que Pina “quiere lo mejor para el Elche” y tenerle a favor “lo único que puede traer es ventajas”.

“Sé del aprecio que le tiene a Diego García y a José Sepulcre, y me ha dejado salir del Cádiz, donde tenía contrato”, señaló el cartagenero, quien se mostró respetuoso con las acusaciones de Jaime Oliver sobre que su llegada supone la preparación del desembarco de Pina en el Elche y pidió “unión” para sacar adelante el proyecto. “Para conseguir el objetivo, hay que ir por el mismo camino”, dijo.

Cordero afirmó que su objetivo es “hacer un equipo competitivo y con carácter, que conozca y se adapte a la categoría” e indicó que acertar con la elección del entrenador es “vital”. “Debe conocer la categoría y tener dedicación”, dijo el director deportivo, quien reveló que podría formalizarse su contratación “en breve”: “El presidente sabe cuál es mi prioridad y llevo trabajando en ellas un par de días”.

Una de esas prioridades es Vicente Mir, el mejor colocado para ocupar el banquillo franjiverde la próxima temporada. Así lo reconoció: “Me gusta porque tiene buenos números, hace buen vestuario y es un hombre querido aquí. Tiene muchas cualidades”, declaró.

En cuanto a la confección del plantel, Cordero indicó que no realizará ningún movimiento hasta que el entrenador no esté firmado, aunque no ocultó que se quedaría con varios jugadores de esta última temporada. “He visto mucho al Elche en directo y tengo mi opinión. A los capitanes lo primero que hay que hacer es mostrarles lo importantes que han sido y si el entrenador y yo estamos de acuerdo, podemos ofrecer la continuidad y ver si están ilusionados con el proyecto”, dijo.

El cartagenero explicó que la mayoría de los jugadores que se incorporen pertenecerán al Elche, pero no descartó la llegada de cedidos vía Cádiz, y afirmó que se fijará en los jugadores que sean “interesantes” independientemente del grupo de Segunda en el que compitieron esta última campaña. “Si es un jugador interesante, que conoce la categoría y ha jugado en el III, mejor, pero es difícil”, expuso.

El presidente del club ilicitano, Diego García, agradeció la predisposición de Cordero a formar parte del Elche, indicando que su “respuesta inmediata” animó al Consejo a cerrar su contratación. “Le animo a que siga con esta ilusión”, apuntó.

García: «El Elche no se vende por un plato de lentejas»

La respuesta del presidente del Elche Diego García a las palabras del consejero Jaime Oliver en TeleElx Radio Marca ha sido rápida y contundente. El máximo mandatario franjiverde convocó una rueda de prensa en la tarde del miércoles para desmentir las acusaciones del dirigente, que piensa que son “producto de un calentón” porque no se le invitó a una reunión entre consejeros y accionistas del club producida esta semana para hablar sobre la situación económica del Elche. “Tal vez nos equivocamos y le pido disculpas”, dijo.

El detonante de la polémica ha sido el nombramiento como director deportivo blanquiverde de Jorge Cordero, habitual en los equipos de trabajo de Quique Pina. García aseguró que su llegada no es la preparación del desembarco del empresario murciano en el Elche, como afirmó Oliver.

“Pina no invertirá ni un euro en el Elche. Yo quiero tener a mi lado a quien ha conseguido éxitos en otros clubes. El Elche no se ha vendido a nadie, la decisión de traer a Cordero la propuse yo y fue ratificada por todo el Consejo menos una persona”, expuso el presidente del club ilicitano, quien recordó que el órgano rector se mantuvo firme cuando uno de los acreedores solicitó la parcela deportiva a cambio de la aprobación del convenio de acreedores. “El Elche no se vende por un plato de lentejas”, subrayó García, quien indicó que escogió a Cordero aun sabiendo que despertaría antipatía en la afición.

“Sabía que podía producir discrepancia en la afición o algún accionista, pero hice lo que en conciencia creo que es lo mejor para el Elche. Cuando empezamos a pensar en la próxima temporada, me vinieron a la cabeza unas palabras que me dijo Pina en una ocasión: que una parte importante de su éxito deportivo se lo debe a Jorge Cordero. Para mí es un valor, no es algo negativo, le propongo porque tiene un pasado unido al éxito. Y que los jugadores vengan de donde vengan, como si son de la Luna, yo lo que pido es que ganen partidos”, apuntó el presidente de la entidad ilicitana, quien reveló que el nuevo responsable de la parcela deportiva ha firmado un contrato por una temporada “con opción de prórroga sólo si hay ascenso”.

Otra de las afirmaciones vertidas por Oliver es que García recomendó que se alineara a ciertos jugadores en los últimos partidos de la temporada recién finalizada, en la que el Elche acabó descendiendo a Segunda B. El máximo mandatario franjiverde respondió asegurando que “es radicalmente incierto” y que estas palabras son “una falta de respeto absoluta a los profesionales que ha tenido este club”. “Mi talante no es de imponer nada. Podéis llamar a Toril, ‘Chuti’ Molina y a Parras para preguntarles si ha habido alguna sugerencia de alineación o fichaje. No ha habido ninguna”, declaró dirigiéndose a los periodistas. “Algún comentario puede haberle confundido”, añadió.

García señaló que “un Consejo se debe a las mayorías y Oliver puede decidir si continuar en él o irse”, y manifestó su deseo de que siga. “Quiero que continúe aportando sus ideas, no sobra nadie”, dijo el máximo mandatario blanquiverde, quien no quiso valorar las calificaciones personas porque comparecía “como presidente y no a título personal, y el club está por encima”, y pidió disculpas a la afición por este bochornoso hecho.

El presidente del Elche también dijo que el Consejo está esperando a que el juez autorice la celebración de la Junta General de Accionistas, sin fecha por la impugnación del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) del convenio de acreedores, para aprobarlo y que los consejeros presenten su dimisión. La entidad espera la resolución del conflicto judicial en diez días.

Por último, García pidió que se deje trabajar al club para empezar un nuevo proyecto en Segunda B en el que Elche “se juega mucho”. “Vamos a esperar a los fichajes y a los resultados”, concluyó.

Jaime Oliver: “La llegada de Cordero es la preparación del desembarco de Pina en el Elche”

Jaime Oliver ha cargado duramente contra Diego García en los micrófonos de TeleElx Radio Marca. El consejero del Elche quiso pronunciarse tras el anuncio de que Jorge Cordero será el director deportivo del club franjiverde, una decisión aprobada en una reunión del Consejo de Administración en la que Oliver mostró su desacuerdo. El dirigente de la entidad ilicitana afirmó con convencimiento que «la llegada de Cordero es la preparación del desembarco de Quique Pina y su equipo».

«Considero que no es el director deportivo ideal para el Elche. La decisión estaba tomada desde hace 15 o 20 días por parte de los que han decidido el devenir del club en los últimos meses. Te sientes impotente en un Consejo en el que una persona hace y deshace a su antojo y lleva al Elche a Segunda B”, declaró Oliver en referencia a Diego García, del que también dijo que “no tiene ni idea de fútbol” y realizó sugerencias para que alinearan a determinados jugadores en los últimos partidos de Liga.

El consejero reveló que propuso la destitución de Alberto Toril en febrero porque “había posibilidades de playoff, el equipo estaba físicamente mal y había planteamientos en los partidos que no cuadraban”, pero que el Consejo ni se lo planteó. “Me trataron como un loco. Cuando cesaron a Toril, dije que si no se encontraba un buen revulsivo, mejor no hacer nada. Optamos por Parras, al que considero un muy buen profesional, pero venía de entrenar en Tercera y nunca había tenido una responsabilidad así”, expuso Oliver, quien quería como reemplazo del cordobés “a un entrenador con más carácter”. “Se me ignoró”, agregó.

Oliver reconoció que comentó en la reunión del Consejo que lo ideal para el Elche sería que los directivos abandonen en bloque el club y los que les relevasen “no oliesen a Sepulcre, Pina y García”, opinión que comparte el secretario general Juan Pascual, y desveló que este martes le dijo al expresidente José Sepulcre su idea de dimitir, pero éste le pidió que “esperara unos días para meditar”. También confesó que Diego García le animó a abandonar su cargo de consejero si no estaba a gusto, pero que le contestó que se quedará en la entidad “para que no haga las cosas a su manera”.

Oliver defendió la figura de José Sepulcre, del que aseguró que no ha tenido nada que ver con la gestión del Elche en los últimos meses. “Lo que ha hecho ha sido apoyar comprando créditos para que se apruebe el convenio y el club salga adelante. Está bastante abatido”, indicó el consejero, quien afirmó que Diego García es el máximo mandatario de la entidad por voluntad del propio Sepulcre. “Tal vez se ha confiado demasiado en gente en la que no debe confiar y se ha descuidado el tema deportivo”, apuntó.

El dirigente franjiverde insistió en que la incorporación de Jorge Cordero no le parece una buena idea, ya que opina que el director deportivo debe ser una persona “ajena a todos y que no tenga intereses”, si bien recordó que personas cercanas a Quique Pina han cosechado éxitos, como en Granada o Cádiz. “Si alguien viene a echarte una mano, no es a cambio de nada, y todo el mundo sabe que es del equipo de Quique Pina. Quizás no sea tan malo y espero que salga bien, pero no me gusta. No hipotecaría el club con cierta gente”, expuso.

Oliver advirtió que el Elche se encuentra en “una situación económica crítica”, indicando que el que desee controlarlo “aparte de hacerse con la mayoría accionarial, tiene que inyectar entre cuatro y cinco millones de euros para cubrir necesidades y salir adelante”. “Cuando se ratifique el convenio, hay que empezar a hacer pagos”, indicó el consejero, quien manifestó que no está a favor de la llegada de Skyline International porque “cuando se les pidió que acreditaran el dinero para la subasta, no lo hicieron” y considera que los accionistas no aportarán los 4.1 millones de euros necesarios para abonar la multa de la Unión Europea por ayudas públicas ilegales. “Se haría frente vendiendo la dirección deportiva”, dejó caer.

Por último, el dirigente franjiverde se mostró a favor de la llegada de Vicente Mir al banquillo del Elche y reveló que propuso a José Manuel Barla como director deportivo por recomendación de Antonio Calzado, miembro de la comisión deportiva de la Real Sociedad encargado de seguir futbolistas en el extranjero.