Entradas

Carlos Castro, el trigésimo segundo

Rc Sala de Juegos

Minuto 75 del último partido del Elche ante el Extremadura (2-0). Tercer cambio del equipo ilicitano. Sale Yacine Qasmi y entra Carlos Castro. El delantero asturiano debuta como franjiverde en competición. Era el único de los ocho refuerzos invernales que faltaba. Con su aparición, Pacheta suma la friolera de 32 jugadores utilizados entre Liga y Copa del Rey esta temporada.

Tras el ascenso, Pacheta, Jorge Cordero y el Consejo de Administración quisieron conservar la base del éxito y apuntalarla con incorporaciones. Aunque este plan también estaba condicionado al escaso límite salarial y la alta cantidad de jugadores con contrato en vigor. Hasta 16 del pasado campeonato en Segunda B permanecieron en el plantel.

Cerró el mercado estival con siete caras nuevas: Borja Martínez, Gonzalo Villar, Juan Cruz, Alexander González, Chuca, Xavi Torres y Francis Uzoho. Este último llegó a finales de agosto por la vuelta de Unai Simón al Athletic. Nando Quesada y Claudio Medina, fichados en verano, salieron cedidos a Atlético Sanluqueño y Mirandés.

En enero, el club franjiverde dio siete altas: Nacho Gil, Dani Calvo, Edgar Badia, Karim Azamoum, Carlos Castro, Alfred Planas y Olmo. Días después del cierre del mercado invernal, fichó a Yacine Qasmi como reemplazo de Sory Kaba, quien se marchó al Dijon al abonar su cláusula de rescisión. Con los 16 ‘héroes’ del ascenso, los 15 refuerzos entre el mercado estival y el invernal y la participación en Copa de Óscar Gil, lateral derecho del Ilicitano, suman los 32 futbolistas empleados por Pacheta esta campaña. Y hay competición por delante para más.

Igual que en las dos últimas campañas

32 jugadores utilizados es una cifra alta para cualquier equipo, sabiendo que las plantillas tienen un límite de 25 fichas profesionales. Pero no para un Elche tan cambiante en los últimos años. La clara muestra es que ha igualado la cifra de las dos temporadas anteriores.

En el presente campeonato, el club ilicitano ha establecido su récord de refuerzos invernales, con ocho. En las campañas 2017/2018 y 2016/2017, acometió cinco y cuatro respectivamente. El factor para que se iguale el número de jugadores empleados es la presencia de canteranos en el primer equipo.

El pasado curso, cinco debutaron en partido oficial: Ismael Benktib, Samba, Juanma Conesa, Javi López y Alberto Vázquez. Rubén García, Óscar Gil y Leomar Pinto entraron en alguna convocatoria, pero se quedaron sin jugar. En el 2016/2017, el del último descenso a Segunda B, cuatro disputaron minutos con los ‘mayores’: Leomar Pinto, Caballero, Sory Kaba y Javi Llor. Primi y David Gómez estuvieron citados en un encuentro.

En la temporada 2015/2016, la primera tras el descenso administrativo, Rubén Baraja ‘usó’ a 28 futbolistas. Tres chicos del Ilicitano entre ellos: Liberto, Anaba y Samu. El portero del filial José Carlos fue suplente en 13 partidos. Maxi Amondarain, en una jornada.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF