Entradas

Álex busca su rumbo

La llegada de Álex Fernández al Elche CF se concretó debido a una una mala noticia. Mandi se lesionó de gravedad en la segunda jornada liguera y se perderá el grueso de la temporada. Sin embargo, el ex canterano del Real Madrid trajo consigo una jugosa oportunidad: perfilar la propuesta asociativa que su entrenador y valedor, Alberto Toril, tenía en mente para el equipo.

Desde que pasara el tiempo mínimo prudencial para su acoplamiento, Álex Fernández es un fijo en las alineaciones franjiverdes. Sin embargo, su nivel no acaba de convencer a una afición que lo valoraba como una de las caras nuevas destacadas para la presente temporada. Si bien cuenta con la confianza de su míster, el centrocampista sabe que no está dando lo mejor de sí.

Desde su llegada, el conjunto ilicitano ha empatado en tres ocasiones (UCAM a domicilio y Nàstic y Córdoba como local), perdido en cuatro (Alcorcón y Sevilla Atlético fuera y Lugo y Levante fuera) y ganado en dos (Zaragoza y Huesca, como visitante) durante la Liga 1|2|3. El atípico dorsal ‘9’, que ha alternado un puesto en el doble pivote con el rol de mediapunta, no ha logrado incidir en el marcador hasta la fecha, ya sea anotando o dando la asistencia a uno de sus compañeros.

El regreso de Matilla tras sus dos partidos de sanción, refrendado con buenas sensaciones en el Sánchez Pizjuán, y el trabajo de Pelayo, unidos a una nueva derrota producida el pasado domingo, hacen que su plaza en la alineación presente más dudas de lo habitual en el próximo partido. No obstante, Toril confía en su fútbol y espera sacar lo mejor de él. La aparente continuidad del esquema utilizado y la poca presencia de Lolo le permitirán seguir poniéndose a prueba para conseguir ganarse el corazón de los aficionados.

 

El bendito problema para Toril

A Alberto Toril se le presenta un ‘bendito’ problema de cara a hacer la alineación para el partido ante el Sevilla Atlético (domingo, 12:00 horas) por las recientes actuaciones de dos de los considerados actores secundarios del Elche. Pelayo y Luis Pérez han aprovechado con creces la oportunidad que se les dio por las ausencias de los fijos en los esquemas del técnico franjiverde, Matilla y Rober Correa, que volverán a estar disponibles la próxima jornada tras cumplir sanción, pero que sus reemplazos les han puesto el listón bastante alto para regresar al once titular.

Pelayo fue el elegido por Toril para suplir la baja de Matilla, suspendido con dos partidos, ante el Real Zaragoza. El futbolista asturiano, que acumulaba 34 minutos en Liga repartidos en tres encuentros (más dos completos de Copa), recogió el guante de su míster y mostró su mejor versión. Situado en la mediapunta, marcó dos de los tres goles del Elche y ofreció trabajo, llegada y criterio durante la primera mitad. En la segunda, su rendimiento decayó junto con el del resto de sus compañeros.

Su gran actuación en La Romareda, de las mejores desde que fichó por el cuadro ilicitano en el verano de 2012, más su indiscutible trabajo en cada entrenamiento, le aseguró repetir presencia en la alineación la pasada jornada contra el Córdoba, uno de sus exequipos. El ‘8’ franjiverde no destacó tanto como en la semana anterior, pero cuajó otro encuentro digno de ensalzar, convirtiéndose en una figura importante para el juego directo.

Quien sí brilló con luz propia ante el conjunto califal fue Luis Pérez. El lateral andaluz, que había sido titular en los dos partidos de Copa y participó en otros dos de Liga saliendo desde el banquillo y jugando a pierna cambiada, dejó una gratísima impresión. Estuvo seguro en labores defensivas y subió la banda derecha con valentía e ímpetu. En una de sus incursiones en campo rival, puso un centro medido Nino que cabeceó fuera por poco.

Tanto Pelayo como Luis Pérez, alabados por Toril por su nivel sobre el césped, han demostrado su valía para conseguir asentarse en la alineación del Elche, que ha sumado cuatro puntos en sus dos últimos choques que le han aupado al playoff, pero cuentan con una dura competencia. Matilla y Rober Correa han sido de la partida en Liga siempre que han podido estar al servicio de Toril, y aunque su rendimiento ha descendido con respecto al arranque del campeonato, no han hecho deméritos para caerse del once y son futbolistas ideales para el estilo implantado por el preparador franjiverde.

Toril declaró la pasada semana que los entrenadores necesitan que los jugadores que entran en la formación inicial se lo pongan difícil a la hora de escoger. De momento, las dos novedades en los últimos partidos le han puesto en un apuro positivo del que el Elche sale beneficiado. Un apuro que será mayor cuando recupere efectivos llamados a tener un papel relevante en el equipo, como Armando o Eldin.

Liberto gana protagonismo

Liberto es otro de los jugadores del Elche que está ganando protagonismo en las últimas fechas, si bien todavía no ha sido titular en Liga. El extremo castellonense, al que Toril ha elogiado más de una vez, ha pasado de quedarse fuera de las convocatorias para los choques de la competición doméstica y jugar sólo en Copa a participar ingresando desde el banquillo en las tres últimas jornadas. Disputó 11 minutos contra el Nàstic de Tarragona, 14 ante el Real Zaragoza y seis frente al Córdoba.

El canterano del Castellón ha mejorado su posición dentro del cuadro ilicitano con respecto al comienzo de la campaña, pero tener a Pablo Hervías como competencia principal le pone muy difícil hacerse con un sitio en la alineación.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

El Elche quiere volver a vencer en casa y superar al Córdoba en la clasificación (16 h.), contra quien perdió casi todas las opciones de playoff la temporada pasada · Luis Pérez suplirá al sancionado Rober Correa y Pelayo seguirá ocupando plaza en la mediapunta

El Martínez Valero alberga un duelo clásico entre dos aspirantes a luchar por volver a Primera (16 h). La tarde del sábado arranca interesante en Liga 1|2|3, con los franjiverdes buscando la reconciliación con su público tras una buena victoria a domicilio y los califales deseando desquitarse de la derrota del pasado domingo en su estadio.

Varias caras conocidas se encontrarán en el césped ilicitano: jugadores que han estado en el otro bando en alguna etapa de sus carreras, otros que han jugado juntos en diferentes clubes… Pero el pasado, pasado es. En Córdoba se perdieron gran parte de las opciones de ascender hace meses y ante el Córdoba el Elche CF quiere afianzarse como candidatos a la promoción. Una victoria les situaría un punto por encima de los andaluces, ahora cuartos.

Alberto Toril podría repetir la alineación de La Romareda a excepción de la entrada de Luis Pérez por el sancionado Correa, con Pelayo por delante de Álex Fernández y Dorca y por detrás de Nino. Matilla cumplirá el segundo partido de sanción y Guillermo seguirá esperando su oportunidad en el banquillo.

José Luis Oltra, que vio cómo se fue su arsenal ofensivo en verano con las salidas de Nando, Fidel, Andone y Xisco, sigue presentando un equipo competitivo con la calidad y experiencia de Juli, Rodri y Alfaro. Otras caras nuevas como el meta Kieszek, el zaguero Caro o el medio Edu Ramos suman competitividad en el sólido engranaje del preparador valenciano.

Con cuatro victorias en las últimas cinco visitas cordobesas al estadio ilicitano, el Elche quiere que siga la racha. No se puede seguir flaqueando en casa con frecuencia y qué mejor momento que este para recuperar la fortaleza como anfitrión y superar a un rival en la pelea.

Posibles alineaciones

Elche: Juan Carlos; Luis Pérez, Pelegrín, José Ángel, Albacar; Álex Fdez., Dorca; Pedro, Pelayo, Hervías; Nino.

Córdoba: Kieszek; Caro, Bijimine, Héctor Rodas, Samu de los Reyes; Juli, Luso, Caballero, Bergdich; Alfaro y Rodri.

Árbitro: Francisco Manuel Arias López (colegio cántabro).

Estadio: Martínez Valero (Elche).

Hora: 16.00

Foto: Elche CF

 

Cuatro franjiverdes con pasado cordobesista

Juan Carlos, Pedro, Pelayo y Armando vivirán este sábado un partido especial. El Elche se mide al Córdoba, equipo por el que pasaron los cuatro franjiverdes en una etapa anterior de su carrera deportiva, en la que saborearon las mieles del éxito de conseguir un ascenso a Primera División en la temporada 2013/2014, si bien el central granadino ya no formaba parte de la plantilla califal cuando se consumó la hazaña.

Juan Carlos sumó a su currículum como futbolista un ascenso a la máxima categoría del fútbol español en su primera campaña en el Córdoba. El portero alcarreño inició la competición como suplente, pero una lesión de Mikel Saizar le abrió las puertas de la titularidad en la jornada 32, que ya no soltó hasta su conclusión. Encajó nueve goles en quince encuentros, once de Liga y cuatro de playoff, de los que sólo uno de ellos se saldó con derrota califal. En la siguiente campaña, se asentó bajo los palos de la meta cordobesista. Jugó 32 partidos y encajó 56 tantos en el nefasto campeonato del Córdoba, que descendió a Segunda como colista con 20 puntos. Después se enroló en las filas del Rayo Vallecano, equipo en el que se formó, y vivió otra caída a la división de plata. Y este verano, rescindió su contrato con el cuadro madrileño para fichar por el Elche.

Pedro es el franjiverde que tuvo un papel más destacado durante su estancia en el Córdoba. Fue una de las piezas claves del conjunto andaluz en la temporada del ascenso, su segunda como blanquiverde, anotando ocho goles, su mejor cifra realizadora en Segunda División, en 37 encuentros. Al término del curso, se marchó libre al Real Zaragoza, donde ha estado las dos últimas temporadas, llegando a disputar sin éxito el playoff en la primera. Y al igual que Juan Carlos, se desvinculó de su último club en el último mercado estival para incorporarse a las filas del cuadro ilicitano.

Las lesiones marcaron la etapa de Pelayo como cedido en el Córdoba, aunque nunca llegó a convertirse en un fijo en los esquemas tanto de Pablo Villa primero como de Albert ‘Chapi’ Ferrer después. Participó en 24 partidos, diez como titular, y marcó un gol. No obstante, en la retina de la hinchada blanquiverde quedó para el recuerdo el centro del asturiano que entre Raúl Bravo y Ulises Dávila culminaron en gol. Un gol, el del atacante mexicano, en el tiempo de descuento de la vuelta de la final del playoff ante Las Palmas que supuso el regreso del Córdoba a Primera tras 42 años de ausencia. Después de una campaña a préstamo en el Lugo, Pelayo regresó al Elche para quedarse tras su descenso administrativo.

Armando también tuvo su cuota de responsabilidad en el ascenso del conjunto andaluz, pero netamente inferior a la del resto de sus citados compañeros. El central motrileño, que aterrizó en el Córdoba en enero de 2013, jugó ocho choques y marcó una diana antes de marcharse en el mercado invernal de ese curso al New York Red Bulls, su último club antes de fichar por el Elche en el verano de 2015.

Juan Carlos, Pedro y Pelayo han reconocido esta semana que el partido contra el Córdoba (sábado, 16:00 horas) será emotivo por su pasado blanquiverde. Salvo sorpresa, los tres serán titulares. Por su parte, Armando se encuentra en la recta final de su recuperación de su grave lesión de rodilla y continuará siendo baja. El zaguero andaluz disputó los dos enfrentamientos entre ilicitanos y cordobeses la temporada pasada, marcando en el celebrado en el Nuevo Arcángel.

Cinco exfranjiverdes en el Córdoba

En el Córdoba también hay integrantes que esta jornada se verán las caras contra uno de sus exequipos, concretamente cinco: Domingo Cisma, Juli, Caro, Héctor Rodas y su entrenador, José Luis Oltra. Todos ellos tuvieron un breve paso por el Elche.

El más largo es el de Domingo Cisma, quien vistió la camiseta franjiverde durante las campañas 2013/2014 y 2014/2015, ambas en Primera División. Juli, Caro y Oltra lo hicieron durante una temporada, 2009/2010 el primero, 2015/2016 el segundo y 1995/1996 el tercero, mientras que Héctor Rodas jugó en el equipo ilicitano en el segundo tramo del curso 2011/2012.

Pelayo afirma que los goles recibidos por el Elche son «fáciles de corregir”

Pelayo Novo admitió este jueves en rueda de prensa que se encuentra feliz después del gran partido realizado ante el Real Zaragoza (1-3), tanto en el plano personal como el colectivo. Marcó dos goles en la victoria del Elche ante uno de los conjuntos llamados a pelear por el ascenso. “Estoy contento porque venía de jugar poco. Tuve la suerte de ser titular y las cosas salieron bien. Ahora significa que puedo estar más cerca de tener más presencia en el equipo, pero hay que seguir trabajando”.

Cuando las cosas salen bien a mí y al equipo te da confianza para seguir intentándolo y que lo que hacemos salga mejor. Veníamos de una mala racha, a pesar de que estábamos haciendo un buen trabajo”, declaró el futbolista asturiano, quien a pesar del gran nivel que mostró en La Romareda, no se ve titular para el próximo compromiso frente al Córdoba. “Pienso que lo he hecho bien, pero el entrenador puede elegir a otro compañero perfectamente. Yo no estoy en su cabeza para saber lo que es mejor o peor”, apuntó.

A pesar de que la figura de Pelayo se encuentra ahora mismo al alza en el entorno franjiverde, Pelayo recordó que “tanto para lo bueno o para lo malo, el fútbol no tiene memoria” y considera que “hay que pensar que lo mejor de uno siempre está por llegar”. “Voy a poner todo mi empeño en que se vea mi mejor versión”, afirmó.

Uno de los males del Elche este curso es el elevado número de goles encajados. En este sentido, el jugador ovetense opina que los tantos que está recibiendo el cuadro ilicitano son «fáciles de corregir”. “Algunos han llegado por estrategia y otros por errores puntuales que pueden suceder por nuestro estilo. Tratamos de corregirlos y encontrar el equilibrio”, indicó Pelayo, quien asegura que el Elche “irá a más” y que la clave es seguir con su filosofía y no cometer errores.

Sobre su posición sobre el terreno de juego, Pelayo se considera “mediocentro con llegada que puede dar posibilidades de mediapunta”, pero que tanto en la medular como por delante puede mostrar su mayor virtud, la llegada desde atrás.

De participar este sábado, el futbolista asturiano se medirá al Córdoba, equipo con el que jugó en la temporada 2013/2014, consiguiendo un ascenso a Primera División junto con sus compañeros Juan Carlos, Armando y Pedro: “Tengo recuerdos muy bonitos. Sí es verdad que fuimos bastante irregulares, pero te quedas con lo bueno. Ahora estamos centrados en conseguir el ascenso aquí”.

Pelayo reconoció que se fija en el cuadro andaluz como un candidato al ascenso que cuenta con “dinamita arriba” y pondrá en problemas a los franjiverdes. Admite que ganarle a un teórico rival directo sería “muy importante” y le daría “un plus”, al equipo, si bien añadió que no sería un paso definitivo “porque queda mucho”.

Pelayo, sin ánimo de revancha

La Romareda fue testigo directo de la mejor actuación de Pelayo Novo con la camiseta del Elche y, quién sabe, si de un punto de inflexión en la trayectoria del jugador asturiano en el equipo franjiverde. El centrocampista, sustituto del sancionado Matilla, anotó dos tantos en un partido que definió como «complicado» pese al resultado final porque recordó que «veníamos de perder por pequeños detalles varios partidos». «Por suerte, en la primera parte nos ha salido todo de cara», dijo el ovetense, quien calificó como «normal» el sufrimiento del equipo tras el descanso.

Admitió estar «contento» en lo personal y lo colectivo ya que pudo ayudar con trabajo y goles a la victoria del equipo. «Mi filosofía es seguir peleando para ganarme minutos y oportunidades«, comentó Pelayo, quien también opinó sobre las críticas que en ocasiones recibe por parte de la grada del Martínez Valero.  «A nadie le gusta que le silben pero no me centro en ello, hay que ajeno a eso. Hay que estar tranquilo y ya está. Entiendo que la gente se caliente y la tome con algún jugador si no lo está haciendo bien«, afirmó.

De hecho, admitió que si estuviera viendo el partido desde fuera «también diría: ¡cabrón!, haz algo más». Negó que los goles puedan ser una reivindicación por los pitos porque dijo que es algo «que no tengo en la cabeza». «No ha habido rabia en la celebración. La valoración cambia por un detalle, para unos el gol engrandece el partido, pero yo no lo veo así», explicó.

«Pierdo balones, cometo errores y también acierto, pero me encuentro bien y poco a poco el entrenador me está valorando a mi y a otros compañeros«, reflexionó el centrocampista, quien admitió que el grupo ya está pensando en el próximo partido ante el Córdoba. El ovetense reconoció que la victoria ayudará a «vivir mejor durante la semana» y dijo que La Romareda es un campo «difícil» en el que será complicado sacar puntos esta temporada, lo que engrandece aún más el triunfo franjiverde.

1 X 1 | Plan ejecutado con brillantez en la primera mitad

Gran victoria del Elche por 1-3 en su visita al Real Zaragoza. El equipo ilicitano, que afrontaba el encuentro con muchas dudas tras los últimos resultados, dejó prácticamente sentenciado el partido en una brillante primera mitad gracias a un doblete de Pelayo y un gol de Nino, que destacaron en la parcela ofensiva. En la reanudación, el cuadro maño, que no conocía la derrota como local en Liga, apretó y acortó distancias por mediación del exfranjiverde Ángel, pero no consiguió llevarse algo positivo del encuentro.

Juan Carlos |9| Que el Elche se llevara los tres puntos de La Romareda es en buena parte por su actuación. Realizó varias paradas meritorias, sobre todo en la segunda mitad, para frustración del Real Zaragoza. No pudo hacer nada en el gol de Ángel.

Rober Correa |7| Encuentro correcto del lateral extremeño, rocoso en defensa, si bien se prodigó poco en ataque. Vio la quinta tarjeta amarilla de su ciclo por demorar un saque de banda y no podrá jugar la próxima semana ante el Córdoba por acumulación de amonestaciones.

Pelegrín |8| Volvió al once después de varias semanas en el dique seco. Y qué manera de más notable de hacerlo. Rayó a gran nivel, teniendo que multiplicarse para tapar las acciones ofensivas del Real Zaragoza. Limitó la presencia de su excompañero Ángel, principal amenaza maña en el partido. La zaga franjiverde gana solidez, oficio y experiencia con la presencia del catalán.

José Ángel |6| Buen partido del salmantino, que mejora su rendimiento con Pelegrín a su lado en el centro de la defensa. Debe servirle para recobrar confianza después de sus últimos errores, que costaron goles en contra al Elche.

Edu Albacar |5| Fue otras de las novedades en la alineación puesta en liza por Toril. Posiblemente fue el que más desentonó de la línea defensiva franjiverde. Sufrió en varias de las acometidas del rival por su banda. Sus golpeos a balón parado llevaron peligro.

Dorca |7| Cada vez es más evidente que el Elche necesita que el pivote catalán dé un buen nivel para plasmar su idea de fútbol sobre el césped. Ofreció generosidad en el esfuerzo y criterio a la hora de mover la pelota. Puso el centro desde la banda izquierda que desembocó en el 0-2, anotado por Nino.

Álex Fernández |5| Tenía ante sí una gran oportunidad para demostrar su calidad ante la baja de Matilla. Podía coger más galones y mayor responsabilidad en la construcción de juego, pero volvió a ofrecer una puesta en escena inferior a lo que se le presupone.

Pelayo |9| Este sí exprimió la ocasión que le brindaba Toril ocupando el hueco de Matilla. Se movió por delante de los mediocentros y lo bordó, realizando un gran encuentro y marcando dos goles. Adelantó al Elche llegando desde atrás tras un centro raso de Pedro y una soberbia dejada de Nino. Y anotó el tercer gol del equipo ilicitano batiendo por bajo a Irureta tras una pared con el punta almeriense. En la segunda mitad, al igual que el resto de sus compañeros, decayó su rendimiento.

Pedro |6| Participó poco, pero en una de sus intervenciones asistió a Pelayo en el primer gol franjiverde en La Romareda. Siempre atento para realizar las coberturas defensivas, un trabajo poco vistoso, pero en el que el aspense prácticamente siempre cumple. La grada le pitó cada vez que tocó el esférico en su regreso a Zaragoza.

Pablo Hervías |7| Tiene una cualidad muy interesante para un atacante: cuando tiene la bola en su poder, transmite que algo puede suceder. Aportó verticalidad y descaro por la banda izquierda y llevó por el camino de la amargura a su par. Estuvo cerca de marcar con un disparo desde fuera del área que rozó el palo de la portería blanquilla.

Nino |9| Contar con el ‘Cañonero de Vera’ es un auténtico lujazo para el Elche y para cualquier equipo de Segunda División. En La Romareda dio un magnífico clínic de delantero en la primera mitad, en la que anotó un gol e intervino en los otros dos del equipo blanquiverde en tierras aragonesas. En el primero, dejó pasar con pillería un centro raso de Pedro, permitiendo a Pelayo marcar en una posición franca. Marcó el segundo aprovechando un fallo de Irureta al intentar atrapar la pelota tras un centro de Dorca. Y en el tercero, elaboró una pared con Pelayo que el asturiano finalizó con un disparo raso.

Los cambios

Guillermo |5| Toril introdujo al delantero vasco para que corriese a los espacios aprovechando que el Real Zaragoza se volcó hacia el área del Elche, pero no surgió el efecto deseado.

Liberto |5| El desarrollo del encuentro en la segunda mitad provocó que los atacantes franjiverdes bajasen su participación, y el extremo castellonense también sufrió esa consecuencia.

Josete |5| Se colocó junto a Dorca en el centro del campo para ganar presencia y frescura a la hora de defender las acometidas mañas. Cumplió.

Pelayo toma la Corona

Con una primera mitad primorosa, el Elche se reencontró con la victoria. Fue de nuevo en Aragón, donde venció por última vez con un 0-3 al Huesca. Esta vez fue 1-3 el resultado, el cual deja al técnico Luis Milla muy tocado al frente del Real Zaragoza. Pelayo, novedad en el once, y Nino, firmaron en el marcador el buen trabajo de los de Alberto Toril.

El técnico del conjunto ilicitano saltó con su habitual 4-2-3-1, que esta vez situaba a Álex Ferández junto a Dorca por la ausencia de Matilla y le daba cabida a Pelayo detrás de Nino. El centrocampista asturiano, que fue alabado por su entrenador y defendido por los pitos de su afición tras el partido de Copa, respondió a la confianza con un doblete.

El partido comenzó cerrado y con respeto mutuo. Tras dos tímidos avisos locales, Hervías rompió el corsé al cuarto de hora con una jugada individual que trazó desde el pico izquierdo del área hasta la medialuna y acabó en un derechazo que rozó el poste de Irureta.

Pero no fue hasta el minuto 28 cuando se abrió la caja de los truenos. Pedro recibió el balón de un cambio de orientación y lo metió con intención y por abajo en el área, donde Nino la dejó pasar y Pelayo la empujó en el segundo palo. Con el Zaragoza noqueado, llegó el segundo en el 34. Dorca entró a campo abierto por la parte izquierda e intentó colar el balón entre meta y zaguero. No lo hizo con total precisión, pero Irureta erró en la recepción y Nino, faro del equipo, lo aprovechó para enfurecer a la grada.

Pudo sentenciar José Ángel poco después, cabeceando una falta lateral lanzada por Albacar. El salmantino no llegó a impactar el balón. Acto seguido, Ángel remató solo en el corazón del área, pero Juan Carlos la sacó con los pies. A poco del camino a vestuarios, Pelayo rajó el sistema rival por el carril central, tiró la pared con Nino y definió con sangre fría. El ex del Oviedo, criticado por no ordenar en la zona ancha y no definir sus habituales llegadas al arco, se liberó hoy a nivel mental y posicional.

La segunda mitad fue otro cantar. Con el Zaragoza tirando de orgullo, Milla quemando sus naves y el Elche intentando que no se repitiera lo del duelo ante el Nàstic, Juan Carlos se convirtió en héroe. Pronto salvó una doble ocasión del recién ingresado Juan Muñoz y Ángel, que quedó desquiciado.

Aun así, al canario le dio para recortar diferencias. Edu García caracoleó en el área grande, filtró un envío hacia el amasijo de piernas y el rebote de un defensor le cayó al ex franjiverde para hacer el 1-3 definitivo en el minuto 64. Poco antes, Juan Carlos volvió a desbaratar un remate a bocajarro de Muñoz haciendo gala de sus reflejos.

El Elche apenas compareció en ataque. Guillermo y Liberto entraron para dosificar esfuerzos y Josete lo hizo por el tocado Pelayo, mandando más arriba a Álex y ocupando una plaza en el doble pivote. También se lesionó Xumetra en el bando rival, que forzó tiempo antes la segunda sustitución. Y más herido que nadie queda Luis Milla, al contrario que Toril, que respira una bocanada de aire fresco. Ahora falta contentar al público del Martínez Valero.

Ficha técnica

Real Zaragoza: Irureta; Fran Rodríguez, Marcelo Silva, Cabrera, José Enrique; Zapater, Álex Barrera (Juan Muñoz, 46′), Morán (Ros, 57′); Lanzarote, Ángel y Xumetra (Edu García, 49′).

Elche CF: Juan Carlos; Correa, Pelegrín, José Ángel, Albacar; Álex Fernández, Dorca; Pedro, Pelayo (Josete, 80′), Hervías (Liberto, 76′); Nino (Guillermo, 68′).

Goles: 0-1, Pelayo, min. 28. 0-2, Nino, min. 34. o-3, Pelayo, min. 43. 1-3, Ángel, min. 64.

Árbitro: Adrián Cordero Vega (colegio cántabro). Amonestó a Rober Correa (74′), Albacar (77′), Cabrera (83′) y Pedro (86′).

No Mandi, no party

Mandi es uno de esos futbolistas que sobre el césped realiza una labor oscura y poco vistosa, pero necesaria, sobre todo para un equipo que no suele llevar el peso del juego en los partidos. Y cuando no está, el Elche lo nota. Así lo muestran los resultados. El conjunto ilicitano no ha ganado ninguno de los cinco encuentros en los que el pivote canario no ha jugado desde que hizo su primera aparición como franjiverde en la tercera jornada ante el Numancia. El balance es de tres empates, los dos últimos ante Tenerife y Girona, y dos derrotas.

Mandi aterrizó en el Elche el 31 de agosto del pasado año, último día del mercado estival. Tan solo cinco días después, debutó con la disciplina blanquiverde en Los Pajaritos, donde el equipo ilicitano empató a cero ante el que era líder y máximo goleador de Segunda, el Numancia. Antes, el Elche perdió contra la Ponferradina (2-0) y ganó al Bilbao Athletic (2-1).

Su entrada en el once nada más llegar ya hacía presagiar que el ex del Sporting iba a ser una pieza básica en los planes de Baraja. De hecho, ha disputado 31 de los 36 choques ligueros celebrados desde su fichaje, todos como titular, y sólo se ha quedado sin participar por decisión técnica en un partido de Liga.

El choque frente al Lugo de la jornada 14 fue el primero que se perdió el futbolista de Santa Lucía de Tirajana por acumulación de amonestaciones. Con Ilie y Pelayo como mediocentros, el Elche sumó un punto de su visita a tierras gallegas al empatar a uno. El encuentro pudo caer de un lado u otro, pues ambos conjuntos gozaron de varias ocasiones claras para llevarse el triunfo.

Después de regresar en la derrota contra el Alavés (0-1), la última del cuadro ilicitano como local hasta la fecha, Mandi se cayó del once frente al Albacete, rival ante el que el Elche sufrió una de las derrotas más sonrojantes de la temporada. Los manchegos se impusieron por 1-0 después de jugar en inferioridad numérica durante la mayor parte de la segunda mitad. Desde entonces, el canario es un fijo para el ‘Pipo’ siempre que está disponible.

El siguiente encuentro en el que Mandi no estuvo presente en la alineación, de nuevo por sanción, fue precisamente en la última derrota del Elche. La sufrió a manos del Real Oviedo (3-0), un oponente en la lucha por el playoff. Tras la goleada sufrida en Asturias, los franjiverdes acumulan once jornadas sin perder, con tres victorias y ocho empates.

Y las dos últimas igualadas del Elche, contra Tenerife (1-1) y Girona (1-1), han sido sin el centrocampista canario, baja por la agresión a Víctor Curto frente al Albacete que le costó la expulsión y la consiguiente sanción. Con el castigo ya cumplido, Mandi podrá regresar este sábado ante el Córdoba, en otro duelo clave por la promoción.

Pelayo no dio la talla

De entre todas las alternativas a Mandi, Pelayo fue el elegido para ocupar su hueco en el doble pivote. Y el asturiano no hizo olvidar la ausencia del canario. Su rendimiento ante Tenerife y Girona fue decepcionante y en ambos encuentros se marchó sustituido en la segunda mitad.

Lo más lógico es que Mandi regrese a la alineación contra el Córdoba, formando junto a Lolo en la medular, en detrimento de Pelayo.

Las alternativas a Mandi

Rubén Baraja deberá modificar el mediocentro del Elche para los encuentros ante Tenerife y Girona, dos rivales en la lucha por las seis primeras plazas, por la sanción de Mandi. El pivote canario, titular en 31 de las 36 jornadas disputadas (llegó al equipo franjiverde después de disputarse las dos primeras), es una pieza básica en los esquemas del ‘Pipo’. No obstante, el preparador franjiverde cuenta con variantes en su plantilla para suplir la ausencia del ex del Sporting.

Cristaldo y Pelayo son los que, a priori, parten con más opciones para ser la elección de Baraja. El futbolista argentino ha tenido minutos en todos los encuentros desde que se recuperó de su rotura muscular. Entró en las segundas mitades de los choques frente a Osasuna, Lugo y Alavés y estuvo en el once del pasado domingo ante el Albacete. Además, estrenó su casillero de goles frente a los gallegos.

Su presencia aporta dinamismo, clarividencia y calidad al Elche, pero su propensión a sumarse a la línea de tres cuartos y la falta de un ‘todoterreno’ como Mandi que cubra sus incorporaciones pesan en su contra. Posiblemente, el físico de Lolo no podría aguantar el gran derroche del canario. Cabe añadir que las últimas actuaciones de Cristaldo fuera de casa, contra Osasuna y Alavés, fueron decepcionantes.

Pelayo es uno de los hombres de confianza del míster del combinado ilicitano. Al igual que Cristaldo, también ha gozado de oportunidades desde que dejó el dique seco, saliendo desde el banquillo en los dos últimos compromisos del Elche. De hecho, sustituyó a Cristaldo contra el Albacete. Y abrió el marcador contra los manchegos con un remate de cabeza a la salida de un córner, acabando así con la racha de jornadas consecutivas de los franjiverdes sin anotar a balón parado.

El asturiano es un futbolista que da trabajo, rigor táctico y capacidad de sorpresa llegando desde atrás, pero la ausencia de presión del equipo ilicitano, prácticamente salvado, podría animar a Baraja a apostar por un perfil más ofensivo como Cristaldo, como ya hizo el domingo.

Ilie y Álex Felip también son alternativas para ocupar el hueco que dejará Mandi, pero son las menos probables. El catalán se ha quedado fuera de la convocatoria en los dos últimos encuentros, coincidiendo con la vuelta de Pelayo, y sus cinco últimas apariciones las ha hecho ingresando desde el banco. A su favor juega que tiene un perfil más defensivo y cercano al de Mandi que Cristaldo y Pelayo.

Y el castellonense, con ficha desde enero, sólo ha disputado 24 minutos esta campaña, doce ante la Ponferradina y otros doce frente al Mirandés, y no suele formar parte de la lista de citados.

Un punto de nueve sin Mandi

La gran labor que realiza Mandi sobre el césped se puede ver reflejada en los números del Elche. El equipo ilicitano ha sumado un punto en los tres partidos que no jugó desde que se incorporó a su plantilla en el último día del mercado estival. Empató frente al Lugo (1-1) y perdió contra Albacete (1-0) y Real Oviedo (3-0).

Estos datos cobran más valor teniendo en cuenta que el Elche ha perdido tres encuentros de los 21 últimos, los citados ante Albacete y Real Oviedo y frente al Nàstic (1-0), y el centrocampista de Santa Lucía de Tirajana no participó contra manchegos y asturianos.