Entradas

Pelayo: «Quizá debimos tener más control, pero el Lugo es un gran equipo»

Pelayo se mostró contento en zona mixta tras el triunfo del Elche por 1-2 frente al Lugo. El futbolista asturiano señaló que el grupo afrontaba la visita al Anxo Carro con “muchas ganas” y necesitado de sumar tres puntos porque estaba haciendo “muchos méritos” en los encuentros anteriores que no se traducían en buenos resultados y reconoció que el conjunto ilicitano sufrió “probablemente más que en otros partidos” para conservar su ventaja.

Ha habido fases para los dos equipos. Ellos tenían el balón en su campo y no nos creaban peligro y nosotros salíamos bien en las contras, y en alguna fase en la que tuvimos balón y estuvimos bien arriba. Los hombres de ataque hicimos un buen papel”, analizó Pelayo, una de las novedades en la alineación, quien admitió que a los franjiverdes les hubiera venido bien “alguna fase de tener la pelota” cuando el Lugo les metió atrás en la segunda mitad, pero quiso hacer una lectura positiva.

Quizá tendríamos que haber tenido más control, pero ellos son un gran equipo, jugábamos en su campo y nosotros estábamos un poco cansados. Que nos valga como experiencia. Sufrimos en los minutos finales, pero por suerte, el partido cayó de nuestro lado. Otros días el fútbol nos quitó, pero esta noche nos dio recompensa”, apuntó.

El técnico rival, Luis César Sampedro, dijo en sala de prensa que Pelayo fue todo un quebradero de cabeza para él y tuvo un papel determinante durante el partido. El centrocampista ovetense lo consideró «excesivo», si bien reconoció que se vació sobre el césped. «Trabajé mucho, pero mis compañeros estuvieron a un nivel espectacular. Fue un partido de mucha disputa. Cada día aprieto los dientes para conseguir más minutos y hacerme un hueco en el once», declara.

Tras derrotar al Lugo, al Elche se le presenta la siguiente jornada contra el Huesca una nueva oportunidad para conseguir dos victorias seguidas por primera vez esta temporada. Cuestionado por ello, el ‘8’ blanquiverde dejó patente que prefiere no obsesionarse con romper la estadística. “Hoy (por el viernes) es un mundo, el próximo partido será otro. Vale más no pensarlo”, declaró Pelayo, quien espera que el equipo le brinde una nueva victoria a la afición. “Se merecen que consigamos puntos allí, estamos haciendo buenos partidos y muchas veces se han ido contentos con las sensaciones pero no con el resultado. Vamos a por el Huesca con buena mentalidad y con el objetivo de ganar”, indicó.

Pelayo afirmó que los refuerzos invernales (tres de ellos, Fabián, Borja Valle y Túñez, fueron titulares) “aumentan la competitividad del equipo”, agregando que “ahora entrenando cuesta mucho entrar en la convocatoria”.

El futbolista asturiano, quien hasta el viernes no había hablado después de su reciente renovación hasta 2019, señaló que está “muy contento en el Elchey que la predisposición tanto suya como la del club para ampliar su vinculación era “buena”. “Ojalá pueda dar un buen rendimiento, que es en lo que me centro cada día”, dijo.

Para finalizar, Pelayo le deseó suerte al Lugo, escuadra en la que estuvo cedido hace dos temporadas. “Sólo estuve un año y sufrí muchas lesiones, pero el trato fue espectacular. Espero que le vaya bien”, concluyó.

Pelayo pide autocrítica al equipo

Pelayo Novo tira de galones para pedir a sus compañeros una «reflexión» tras los últimos resultados negativos que ha encajado el Elche. El centrocampista asturiano asegura que son los jugadores los que tienen la culpa de las últimas derrotas y asume que, más allá de la mala fortuna en momentos puntuales, algo falla en el equipo.

«Hacemos muchas cosas bien, pero hay otras que no y hay que ponerse el mono de trabajo, reflexionar y pensar cada uno lo que hacemos mal«, señala el asturiano, quien añade que todos los que forman parte del equipo tienen «parte de culpa» de que no lleguen los resultados positivos.

Pelayo pide reflexionar porque admite que la derrota en Oviedo «duele bastante más» por la forma en la que se produjo, ya que el equipo se mostró débil en las dos áreas,donde acumuló varios errores individuales. «No hay excusas. Estamos cometiendo errores adelante y atrás,  en los dos lados«, apostilla.

El jugador reconoció que al equipo le «duele» la actual dinámica en la que se encuentra y anunció que si el equipo, que se ha caracterizado por su alegría ofensiva, debe conceder «cero ocasiones» para puntuar «pues habrá que hacerlo». «Generamos ocasiones pero los goles caen del otro lado», apunta.

El ovetense indica que al equipo no está inquieto pro la clasificación pero sí «puntuar en los partidos que deberíamos hacerlo». «Cuando no ganas te preocupas, porque si no fuera así no valdrías para esto«, precisa el asturiano. «Era un partido en el que se podía sumar, pero no lo hemos conseguido», se lamenta.

Pelayo evita especular con los objetivos del Elche para la segunda vuelta de la competición y afirmó que la única realidad del equipo es «sumar los tres puntos de cada semana», comenzando el próximo fin de semana en Vallecas, donde se reencontrará con Rubén Baraja, su entrenador la pasada temporada.

Amenazas conocidas

Dos de las bazas más potentes que presenta el Elche en la actualidad para inquietar el sábado al Real Oviedo vistieron la camiseta del conjunto asturiano. Pelayo y Hervías, salvo sorpresa, repetirán en la mediapunta y la banda izquierda respectivamente para asaltar el Carlos Tartiere.

El primero, natural de Oviedo, dejó su club de origen en 2012 para enfundarse la franjiverde. Le ha costado asentarse, ya que pasó por cesiones en Córdoba y Lugo mientras su club competía en Primera, y nunca ha terminado de ser un indiscutible para ningún técnico. Sin embargo, el pasado domingo anotó su tercer tanto en liga y está contando con minutos a las órdenes de Alberto Toril.

Por su parte, el extremo logroñés sigue mostrando buenas sensaciones. Ante el Cádiz volvió a ser el atacante más activo del equipo junto a Nino. Hervías reconoce estar disfrutando y se sabe importante, pero quiere ampliar sus estadísticas relacionadas con la portería contraria, que suman hoy dos goles y cuatro asistencias. Y no hay lugar mejor que el Tartiere, donde brilló poco la pasada temporada, para progresar.

El otro ex futbolista azulón, Josete Malagón, tiene complicado disfrutar de minutos, ya que no es habitual en las convocatorias de su técnico. Sí lo son tres antiguos jugadores del Elche ahora en el bando asturiano: el meta Juan Carlos Sánchez, el central Héctor Verdés y el delantero Miguel Linares.

Los dos primeros apuntan a sufrir los arranques de Pelayo y Hervías, así como del veterano Nino y el joven Liberto. Linares, por su parte, espera ser ejercer el papel de amenaza conocida. El experimentado punta no es un indiscutible en las alineaciones de Fernando Hierro y ha alternado el banquillo con el frente y el costado izquierdo del ataque. No obstante, ha anotado en los dos últimos encuentros de su equipo, que acabaron en derrota. Sin duda, tendrá papeletas para ayudar desde el inicio a cambiar el rumbo de los acontecimientos.

Foto: Elche CF

“El fútbol acabará recompensándonos”

Pelayo Novo lo tiene claro. El asturiano, uno de los jugadores más en forma del equipo, admite que la derrota ante el Cádiz fue dolorosa, pero asegura que el vestuario está fuerte y convencido de que está en el buen camino gracias, en parte, al apoyo de la afición.  «Sentimos que hicimos un gran partido y, además, el apoyo de la afición nos agradó y reconfortó. Esta es la línea y no nos puede cegar el resultado», argumenta el asturiano, quien lamenta que los rivales estén teniendo ante el Elche un índice de efectividad muy elevado en los últimos partidos.

«Es más mérito de ellos que demérito nuestro», señala el centrocampista, para el que su equipo debería llevar «siete o nueve puntos en estas tres últimas jornadas» en lugar de los cuatro que ha sumado. «El fútbol nos acabará recompensando en otros partidos. Tenemos experiencia y sabemos que esto pasa, que llegará un momento en el que ganaremos sin saber cómo» argumenta el ovetense, quien admite que está atravesando su mejor temporada en el Elche gracias ha que ha ido adquiriendo «experiencia y confianza». «Siento que he madurado futbolísticamente y trato de no cometer errores, porque para jugar bien hay que haber fallado antes», reflexiona Pelayo quien se siente igual de cómodo jugando como media punta o como centrocampista puro.

Regreso a casa

El sábado Pelayo regresará de nuevo a Oviedo, su casa, para jugar en el Tartiere, un escenario en el que se formó como jugador y en el que confiesa que aún se siente extraño como visitante. «Imagino que se me pasará con el tiempo», señala. El Elche se enfrentará a un rival en caída libre, pero Pelayo asegura que no hay que fiarse del mal momento del equipo carbayón. «Ahora mismo el Oviedo es un lobo herido«, comenta el asturiano, quien indica que es «engañoso pensar que vamos a ganar fácil o que están mal por los últimos resultados».

Pelayo, formado en la cantera del Oviedo, intuye que la afición estará «caliente» con su equipo. por lo que indicó que el Elche intentará aprovechar esa situación. «Imagino que saldrán muy metidos, pero si tienen dudas intentaremos aprovecharlas», afirma el jugador, quien destacó la capacidad ofensiva de jugadores como Toché y Linares. El centrocampista pronostica un partido muy disputado en el que tendrá importancia el estado del terreno de juego, muy deteriorado en los últimos tiempos. 

Por último, Pelayo dijo no tener noticias del Elche para prolongar su compromiso con el club, que concluye el 30 de junio, pero asegura que se siente «a gusto en el club y en la ciudad», por lo que estaría encantado de continuar en la nave franjiverde.

Una serie de catastróficas desdichas (2-3)

No hubo manera. El Elche jugó más y mejor que el Cádiz, pero los visitantes aprovecharon la superioridad numérica y algunos golpes de fortuna para llevarse los tres puntos. Los franjiverdes lo dieron todo y se sobrepusieron a las adversidades, aunque el olfato de Dani Güiza resultó demasiado.

Alberto Toril apostó por la vuelta al 4-2-3-1, sentando a Guillermo pese a su reciente buen rendimiento y reforzando el mediocampo con Álex Fernández. Por su parte, Álvaro Cervera optó por repetir la alineación que venció con comodidad al Sevilla Atlético.

Ya en el minuto 2, Rober Correa se vio forzado a parar con falta un mano a mano de Álvaro García con Juan Carlos y fue amonestado. La falta la mandó Alfredo Ortuño cerca del travesaño. El Elche amasó más balón en el tramo inicial, pero las intentonas verticales del Cádiz constituían una seria amenaza. Sin embargo, Pelayo golpeó primero. Poco antes del cuarto de hora, Pablo Hervías arrancó desde la derecha, rajó a los amarillos por zonas centrales y filtró para el hoy mediapunta, que aguantó la embestida de sus rivales y batió a Alberto Cifuentes por su palo.

Desgraciadamente para el conjunto ilicitano, Correa vio una incontestable segunda cartulina en el ecuador del primer tiempo. Liberto fue el damnificado, ya que dejó su sitio a Luis Pérez. Álex Fernández ocupó así la banda derecha de la medular, bajando al asturiano al doble pivote. Bordeando la media hora de encuentro, Ortuño conectó un cabezazo inapelable a la salida de un córner que se coló por la escuadra para empatar. Tras las tablas, los franjiverdes aguantaron las embestidas gaditanas y Pelayo tuvo el segundo rematando con la testa una falta provocada por él mismo justo antes del pitido que indicaba el camino a vestuarios.

La segunda parte fue agitada. Comenzó con intentos de Abdullah y Álvaro García por el lado visitante y de Hervías por el local, que obtuvieron respuesta de los guardametas. Y cerca de la hora de partido se produjo el clic, con un jugadón de Nino por la izquierda que finalizó con un pase filtrado al corazón del área para la llegada de Albert Dorca, que la mandó alta.

Poco después, Hervías la mandó fuera desde lejos y Nino exigió a Cifuentes, además de rondar el gol tras un envío de Iriondo desde la línea de fondo. El menudo punta de Vera, lejos de parecer exhausto, volvió a crecerse como sucede cada manojo de semanas y demostró de nuevo que quizá nadie en la categoría posee tanto fútbol en sus botas.

En el minuto 73, Pelayo probó fortuna y su disparo se marchó cerca de la escuadra izquierda del meta visitante, mientras que Nino tuvo una nueva oportunidad en una contra dirigida por Hervías. Tras tanto esfuerzo y tantas ocasiones marradas, Güiza, que había entrado hacía 20 minutos, definió con sangre fría un pase entre líneas de Abdullah en el 81.

Y cuando todo parecía perdido, Armando cabeceó a gol cuando faltaban tres minutos y medio para que se cumpliera el tiempo reglamentario. El central había comenzado a realizar excursiones al área rival y remató con contundencia, a lo Alexanco en el Dream Team, un centro del revulsivo Guillermo desde la derecha.

Pero precisamente eso, contundencia, le faltó acto seguido al de Motril para interceptar el pase de Álvaro García. El balón cayó en las botas de Güiza en el área, su lugar predilecto, y el 2-3 se iluminó en el marcador sin apenas tiempo para más. Instantes antes se produjo el debut de Fabián Ruíz con la franjiverde, con la que espera desquitarse la próxima semana en el Carlos Tartiere. La afición, pese a la derrota, apoyó a los suyos al término del encuentro.

Ficha técnica

Elche CF: Juan Carlos; Rober Correa, Armando, Pelegrín, Iriondo; Dorca, Álex Fernández; Liberto (Luis Pérez, 27′), Pelayo, Hervías (Guillermo, 79′); Nino (Fabián, 87′).

Cádiz CF: Alberto Cifuentes; Carpio, Aridane, Sankaré, Brian Oliván; Garrido (Eddy Silvestre, 46′), Abdullah; Nico Hidalgo (Güiza, 60′), Rubén Cruz, Álvaro García; Ortuño (Salvi, 84′).

Goles: 1-0, Pelayo, min. 14. 1-1, Ortuño, min. 29. 1-2, Güiza, min. 81. 2-2, Armando, min. 87. 2-3, Güiza, min. 88.

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (comité navarro). Amonestó a Rober Correa por partida doble (2′ y 23′), Garrido (45′), Abdullah (66′) y a Eddy Silvestre (71′).

Aforo: 8.703 espectadores.

Incidencias: Minuto de silencio en el Martínez Valero en memoria de Pedro Martínez Martínez-Tercero, Gracia López y Manuel Fernández Mora.

 

Pelayo afirma que el equipo no debe obsesionarse con encadenar dos triunfos

Pelayo asoma como principal alternativa a la media punta tras la lesión de Matilla. El asturiano ya cumplió cuando le tocó reemplazar al toledano por su sanción y ahora, tras sus últimas actuaciones, se le abren de nuevo las puertas de la titularidad. El jugador no cree que esté en su mejor momento como jugador del Elche, aunque admite que su nuevo rol es «más vistoso«.

Admite que su mentalidad ha cambiado en los últimos meses y que, pese a considerarse como un medio centro, se ha dado cuenta de que también le puede aportar al equipo en la posición de media punta. “Creo que puedo aportar en las dos posiciones y otros años no estaba tan convencido”, confiesa el asturiano, quien admitió que debe potenciar “la llegada al área para tener el mayor número de ocasiones posibles”.

El centrocampista cree que el equipo no debe obsesionarse con la posibilidad de encadenar la próxima jornada en Miranda su segunda victoria consecutiva, algo que no ha logrado aún esta temporada. “El equipo ha hecho buenos partidos en casa y fuera, pero no hemos sabido juntas esos momentos. No se puede convertir en una obsesión porque tarde o temprano lo vamos a conseguir”, explica.

El jugador aseguró que ha llegado el momento de “demostrar” que el Elche puede ser un equipo regular esta temporada, en la que después de un partido brillante suele ofrecer su peor imagen. “Tenemos una buena oportunidad de entrar en una dinámica positiva que no te haga tener altibajos, que es algo que siempre genera inestabilidad”, señala el centrocampista.

Pelayo dijo guardar un buen recuerdo del estadio de Anduva, donde anotó su primer gol en Segunda, y desconfió de la situación del Mirandés, colista, al recordar que si el equipo burgalés gana “estará solo a tres puntos del Elche, por lo que fácil no va a ser”. Reconoce que la singularidad táctica del Mirandés obliga a varias el planteamiento con pequeños matices. aunque precisa que “sin renunciar nunca a lo que eres o lo que tratas de plantear en el partido”.

El centrocampista tuvo palabras de ánimo para su compañero Javier Matilla, a quien el equipo desea dedicarle una posible victoria en Mirand, y se mostró tranquilo por su situación contractual a pesar de que el compromiso con el Elche acaba el 30 de junio. “Estoy a gusto ahora y en los años pasados. Tengo recuerdos muy bonitos de mi primera temporada y otros peores, pero esto es el fútbol y hay ratos buenos y malos”, concluye.

Pedro, José Ángel y Pelayo regresan a la convocatoria; Eldin se cae

Toril ha convocado a 18 futbolistas para el partido que medirá al Elche frente al Mallorca (domingo, 12:00 horas). La lista, facilitada tras el entrenamiento de este sábado, cuenta con tres novedades con respecto al encuentro de la pasada jornada ante el Almería: Pedro, José Ángel y Pelayo regresan a una citación por Nino, Eldin y Antonio Caballero.

El extremo aspense fue baja contra el cuadro andaluz por acumulación de amarillas, mientras que el central salmantino y el medio asturiano lo fueron por problemas físicos que ya han superado y vuelven a estar disponibles para el técnico cordobés. Quien no lo estará será Nino, que cumplirá un choque de sanción por su expulsión en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. El club ilicitano hizo todo lo posible para que pudiera jugar, presentando un recurso a Apelación y solicitando la suspensión cautelar al TAD, pero no consiguió convencer a ninguno de los comités.

Destaca la ausencia de Eldin, que no pudo completar la sesión de entrenamiento del viernes por molestias. El futbolista hispano-bosnio, que entró desde el banquillo en los dos últimos partidos, no termina de dejar atrás sus problemas físicos, una constante desde que llegó al Elche en el pasado mercado de invierno. Edu Albacar, que era duda por una dolencia muscular, finalmente podrá ser de la partida.

Se han quedado fuera por lesión Josete, Mandi y Pol Freixanet. Hugo Fraile e Iriondo, que acaban de recuperarse de los problemas físicos que les han impedido estar a disposición de Toril en las últimas semanas, verán el partido desde la grada por decisión técnica, al igual que Leomar Pinto, que jugará con el filial.

La lista de 18 convocados es la siguiente: Juan Carlos, Germán, Luis Pérez, Rober Correa, Armando, Pelegrín, José Ángel, Edu Albacar, Noblejas, Dorca, Lolo, Matilla, Álex Fernández, Pelayo, Pedro, P. Hervías, Liberto y Guillermo.

Foto: Elche CF

Matilla, seria duda

Javier Matilla es duda para el partido que el Elche CF disputará el sábado a las 13.00 horas ante el Real Valladolid, tras haberse marchado del entrenamiento con un problema muscular. El centrocampista toledano ya había acusado molestias en su muslo derecho en los últimos días. A los pocos minutos de comenzar la sesión de hoy en el campo anexo al Martínez Valero, ha decidido retirarse.

El club ilicitano, como es costumbre ante este tipo de lesiones, no se ha pronunciado sobre la gravedad de la misma ni el posible tiempo de convalecencia, aunque se presume que tiene complicado llegar al duelo, ya que solo restan dos días para su disputa.

Matilla es, según admitió su entrenador Alberto Toril, el jugador con mayor peso específico en el juego del Elche, por lo que su posible ausencia sería un duro contratiempo. El ‘4’ regresó a la titularidad la pasada jornada en Soria, donde el equipo empató a dos tantos, tras haber cedido su puesto en el equipo inicial semanas atrás por su expulsión ante el Nàstic y el buen rendimiento ofrecido por su sustituto, Pelayo Novo.

En la sesión tampoco han participado el central José Ángel y el propio Pelayo, quienes acusan molestias musculares e hicieron trabajo específico, aunque su presencia en la convocatoria no parece, de momento, que pueda peligrar por estos motivos. Tampoco lo harían las de Urtzi Uriondo, Armando Lozano y Eldin Hadzic si hablamos de problemas físicos, si bien el papel residual del primero y el tiempo de ausencia de los terrenos de juego de los dos restantes no asegura su inclusión en la lista de 18 jugadores.

Añorando a Mandi

Cuando las cosas no marchan tal y como nos gustaría, es sencillo acordarte de los ausentes. En fútbol es una constante, y en el caso del Elche CF, la sensación es que el trabajo de Mandi, lesionado de gravedad, sería útil a un equipo que concede goles con facilidad.

Pieza indiscutible la temporada pasada, el canario volvió a ser contratado una vez finalizó su contrato para apuntalar la zona media. Con Alberto Toril en el banquillo, Armando Sosa fue titular durante las dos primeras jornadas hasta el desafortunado lance que le tendrá apartado de los terrenos de juego casi toda la 2016-17.

El relevo de Álex Fernández suma aspectos novedosos, pero ni está cuajando de manera solvente ni aporta el dinamismo, la intensidad y el trabajo del centrocampista ex del Sporting de Gijón. Pese a defectos como sus momentos de nerviosismo o su discreta capacidad para distribuir balones en ventaja a sus compañeros, Mandi es ese medio «apagafuegos» que agradece toda plantilla.

Ante el poco protagonismo de Lolo y la utilización de Pelayo en labores más ofensivas, la secretaría técnica no descarta contratar a un perfil de jugador similar en el mercado invernal siempre que las condiciones lo permitan. Metros atrás, en principio, se espera que Armando Lozano ayude a equilibrar la línea. Aunque no es la primera opción, un plus de kilómetros y oficio en la zona ancha sería bien recibida.

Iriondo y Pelayo retiran del entrenamiento con problemas físicos

Mañana de sobresaltos en el Anexo. La sesión del equipo ilicitano se ha caracterizado por la intensidad y los sustos, como el que han dado Urtzi Iriondo y Pelayo Novo, quienes no han completado la sesión por problemas físicos. Peor pinta tiene lo del jugador vasco, quien se ha retirado de la sesión al sufrir una lesión muscular.

El jugador vasco se ha producido la lesión al estirar la pierna para evitar un pase e, inmediatamente, ha abandonado el terreno de juego acompañado por unos de los fisioterapeutas de la entidad.

La lesión de Noblejas, también lateral izquierdo, le abría la posibilidad de regresar a una convocatoria ante el Numancia, próximo rival de su equipo. Precisamente, el lateral madrileño ha realizado en la sesión de hoy ejercicios específicos de recuperación de la lesión que sufrió hace dos semanas en su rodilla y que le  impidió formar parte de la convocatoria ante el Sevilla Atlético.

Tampoco ha completado la sesión el centrocampista Pelayo, quien ha abandonado el entrenamiento, ya en su parte final, al sufrir un golpe en la muñeca tras una caída, aunque no parece que vaya a tener consecuencias.

Eldin y Hugo Fraile sí se han ejercitado con normalidad y podrán estar a disposición de Toril para el partido en Soria, mientras Armando, cada vez más en forma, sigue quemando etapas para reaparecer en un par de semanas.