Entradas

Remontada para empezar (2-1)

Comenzó con buen pie la 2016-17 el Elche CF, superando un marcador adverso ante un recién ascendido, dando sensación de ser un bloque y con efectividad en las jugadas a balón parado. Josete y Matilla voltearon el gol tempranero de Ebert antes del tiempo de descanso y Alberto Toril y los suyos sumaron su primer triunfo.

La primera mitad tuvo de todo. Con diez minutos transcurridos, el colegiado le anuló un gol a Pelegrín en un saque de esquina por posición antirreglamentaria. Al poco, Ebert se encargó de castigar al Elche. Quini la envió larga para Javi Guerra, que cedió de espuela en el pico izquierdo del área para que la zurda del alemán la colocara al palo largo desde la frontal.

Por suerte para los locales, Josete cabeceó una falta lateral botada por Matilla antes del 20‘. El partido comenzaba de nuevo, con el tocón ex del Betis comandando la ofensiva franjiverde. En uno de los ataques, Albacar cruzó la divisoria, la colgó al área para el remate de Guillermo, que fue levemente agarrado por Pablo Íñiguez. Se pitó la pena máxima que el propio Matilla se encargó de convertir para la remontada.

El Elche supo jugar con el resultado durante la segunda mitad y no sufrió más de lo imprescindible ante un Rayo con calidad en su once y en sus opciones de refresco. Se mostró sólido, competitivo y cohesionado pese a presentar a un solo jugador de la temporada pasada.

En el minuto 73, Matilla botó una falta escoradísima, cerca del banderín de córner, y la mandó al travesaño de Gazzaniga. También avisó el equipo de Toril en el 81, con una doble ocasión de Hervías y Pelayo, recién ingresado, que desbarató el meta argentino.

Otro que entró al campo fue Nino, antes de ser presentado como jugador del conjunto ilicitano, aunque aquí el cañonero de Vera no necesita de presentación alguna. Se cocinó la suya, pero su remate fue blando. Acto seguido llegó la más clara por parte rayista, con un disparo cruzado del revulsivo Lass que Juan Carlos mandó a línea de fondo.

En los últimos instantes, los madrileños volvieron a achuchar, pero los tres puntos se quedaron en el Martínez Valero. Noblejas sustituyó a Albacar, hoy tarjeteado, para cortar el ritmo, pero el conjunto de Sandoval logró imprimir tensión y suspense hasta el pitido final, aunque sin premio. La liga empieza bien en la ciudad de las palmeras.

Ficha técnica

Elche CF: Juan Carlos; Correa, Pelegrín, Josete, Albacar (Noblejas, 87′); Dorca, Mandi; Pedro, Matilla (Pelayo, 76′), Hervías; Guillermo (Nino, 80′).

Rayo Vallecano: Gazzaniga; Quini, Amaya, P. Íñiguez, Rat (Diego Aguirre, 78′); Fran Beltrán, Trashorras; Embarba (Lass, 60′), Ebert, Álex Moreno (Clavería, 60′); Javi Guerra.

Goles: 0-1, Ebert, min. 13. 1-1, Josete, min. 18. 2-1, Matilla, min. 37.

Árbitro: Rubén Eiriz Mata (comité gallego). Amonestó a Correa (25′), Ttrashorras (42′), Albacar (45′), Juan Carlos (63′) y Pelayo (92′).

Aforo: 7.025 personas en el Martínez Valero.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 1 de la Liga 1|2|3, que albergó el regreso de Albacar y Nino con la camiseta franjiverde.

Un Elche más «rodado»

El Elche está cambiando su política de fichajes. El verano pasado se vivió una situación excepcional debido al descenso administrativo y a la amenaza de una nueva bajada de categoría que finalmente no se produjo, lo que provocó la llegada tardía de varios jugadores que venían de jugar poco la temporada anterior. Muchos de ellos llegaron en calidad de cedidos.

De las catorce caras nuevas que Ramón Planes accedió a traer a la entidad, solo Isidoro y Caro alcanzaron la treintena de partidos disputados. El primero jugó 35 en el Numancia y el segundo 30 entre el primer equipo (4) y el filial bético (26).  A caballo entre el A y el B del Getafe, Álex Felip llegó a los 36, pero una lesión le mantuvo sin ficha en el Elche hasta el mercado invernal.

Javi Jiménez (22), Hugo Álvarez (24), Armando (20), Álex Moreno (11), Álex Martínez (8), Lolo (20), Mandi (10), Ilie (20), Nono (4), Espinosa (21), Héctor (22) y Vergos (3 en el primer equipo de Olympiakos) anduvieron por debajo de la cifra mencionada, de manera importante en algunos casos. El mercado invernal no modificó en exceso el panorama, ya que Eldin Hadzic aterrizó tras entrar poco en los planes del Almería, Hugo Fraile llegó después de una larga lesión, Noblejas había participado en cinco encuentros y Cristaldo tenía que conformarse con el filial de Boca Juniors.

De las siete caras nuevas que se han oficializado hasta la fecha para el próximo ejercicio, sólo el ‘cerebro’ Matilla parece una apuesta arriesgada, ya que un extenso periodo en la enfermería le mantuvo sin licencia en el Real Betis durante la primera vuelta de la 2015/16 y en enero se le dio la baja.

Los demás jugadores fueron habituales en las alineaciones de sus anteriores equipos. Pelegrín (36), Iriondo (32), Luis Pérez (34), Dorca (32) y Pedro (33) tienen reciente el hecho de disfrutar de minutos cada semana. Por su parte, Josete fue un habitual durante la primera vuelta en el Cádiz (17) y su estancia en el Real Oviedo se salda con ocho intervenciones.

Menos cesiones, más experiencia

A falta de más incorporaciones que terminen de perfilar la nueva plantilla franjiverde, el director deportivo ‘Chuti’ Molina ya ha confirmado la intención de firmar a menos cedidos, apostando por jugadores en propiedad. Hasta el momento, solo Iriondo llega a préstamo procedente del Athletic Club de Bilbao.

Asimismo, el Elche parece querer ganar en experiencia. Pelegrín y Dorca, con 37 y 34 años respectivamente, poseen más edad que cualquier otro jugador del anterior grupo. Lolo y Armando, ambos con 31 y aún en las filas de Elche, eran los más veteranos entonces. Pedro, con 29, y Josete, con 28, parecen apuntar hacia ese propósito. Matilla igualará la edad del último a mediados de agosto, mientras que los laterales han aportado la cuota de juventud necesaria con sus 21 primaveras.

Como Pedro por su casa

Jornada emotiva y muy especial para Pedro y su entorno. El extremo aspense, por fin, veía culminado un sueño que venía persiguiendo desde hace años y que, por unas cosas y otras, nunca llegaba a concretarse. «Será un pilar importante de nuestro proyecto«, pronostica Juan Pascual, director general del club, mientras Chuti Molina, el director deportivo, está convencido de que el jugador, que ha firmado por cuatro temporadas, «está destinado a tener su lugar en el Elche«.

«Me ha costado llegar, pero por fin ha llegado el día de estar en el Elche. Es importante estar en un club donde hace tiempo quería estar», ha afirmado el ex futbolista del Real Zaragoza, quien agradece la «confianza» y el «esfuerzo» del club por lograr cerrar su fichaje, quinto ya para el próximo ejercicio.

Pedro confía en aportar al Elche «experiencia e ilusión», ya que afirma sentir la misma motivación que cuando debutó en Segunda División con el Alicante. «Es importante tener ese gusanillo y dar mucha guerra«, ha confesado el aspense, quien ha estado acompañado en su presentación de familiares, vecinos y amigos.

El nuevo futbolista del Elche se definió como un jugador «rápido y polivalente» y no quiso marcarle objetivos al equipo «hasta las diez últimas jornadas, porque la Segunda es muy larga y difícil». «Juntos, unidos y peleando vamos a conseguir algo grande», añade el jugador, quien afirma no estar inquieto por los movimientos accionariales que rodean al Elche. «Eso son cosa de los dirigentes, no de los jugadores«, precisa.

Pedro reconoce haberse marchado de Zaragoza, donde tenía dos años más de contrato, con un «mal sabor de boca», ya que admite que el objetivo que se marcó con el club maño era «ascender«, por lo que entiende que esta experiencia «debe ser una lección». El extremo elogia a sus compañeros Armando y Lolo, con los que volverá a coincidir en el vestuario del Elche y se mostró orgulloso por el  hecho de que el destino lo haya llevado «por fin» al club ilicitano.

Molina,por último, ha cerrado el acto elogiando al extremo, del que ha desvelado que ha renunciado «a mucho dinero» para fichar por el Elche. «Es un jugador que sube, que disputa play-off, que compite  y que aguanta la presión. Siempre asume llevar el peso en ataque y, además, es de la tierra. Es todo corazón, pero además ha madurado«, ha sentenciado el director deportivo.

FOTO: SONIA ARCOS

Pedro es el siguiente

Pedro Antonio Sánchez Moñino (Aspe, 1987) se convertirá en las próximas horas en nuevo jugador del Elche. El extremo aspense será en el quinto fichaje del equipo ilicitano tras haberse desvinculado este jueves por la mañana del Real Zaragoza, club en el que ha militado durante las dos últimas temporadas y del que llegó a ser capitán.

El jugador, tal y como adelantó Diario Franjiverde el pasado 22 de junio, era uno de los principales objetivos del club ilicitano para la próxima temporada y finalmente se ha podido llevar a cabo la operación, a pesar del interés que han mostrado otros clubes potentes de la categoría, como Levante y Almería. Sin embargo, la cercanía con Aspe y las raíces que le unen a Elche, de donde es la familia de su mujer, han podido más que las propuestas económicas de estos otros clubes.

Pedro es un jugador con una amplia experiencia en Segunda División. Habitualmente actúa por la banda derecha y destaca por su garra, calidad y capacidad asociativa. Debutó en la categoría de plata en la temporada 2008/2008 con el extinto Alicante, donde se formó como futbolista. A pesar de ser un novel, tras su primera aparición no tardó en erigirse en un hombre importante en el equipo, que descendió a Segunda B. Disputó 27 partidos, 19 como titular, y anotó dos goles jugando por detrás del delantero.

El nivel mostrado por Pedro con la camiseta del Alicante, unido a su juventud, llamó la atención de varios equipos de Segunda, siendo el Real Murcia, donde se ‘recicló’ a extremo diestro, quien se hiciera con sus servicios. En su primera campaña como grana, le tocó vivir un nuevo descenso. En el aspecto individual, participó en 37 partidos, 25 como titular, y anotó tres dianas.

Con el Real Murcia en la división de bronce realizó la mejor campaña realizadora de su carrera, clave para que el cuadro pimentonero regresara a Segunda. Jugó 43 partidos entre Liga regular, Copa y playoff y marcó 13 goles. Y en su última campaña como murcianista, ya de nuevo en Segunda, disputó 36 encuentros y anotó cuatro goles.

Al término del curso 2012/2013, Pedro decidió cambiar de aires y firmó por el Córdoba, equipo con el dio su versión más sobresaliente en Segunda. En su primer año como blanquiverde, jugó un total de 43 partidos (cuatro de ellos de Copa) y marcó cinco goles. En el segundo, estableció su mejor cifra goleadora en la categoría de plata y fue partícipe importante del ascenso del Córdoba a Primera División, que logró vía playoff. Disputó 37 partidos y marcó ocho goles, uno de ellos a su exequipo, el Real Murcia, en la vuelta de la semifinal de la promoción.

Después de su brillante temporada 2013/2014, el Córdoba trató de renovar a Pedro, que finalizaba su vinculación con los andaluces. Su rendimiento despertó el interés del Espanyol, pero sorprendente por las propuestas que tenía sobre la mesa, el aspense prefirió continuar su trayectoria en otro equipo de Segunda, el Real Zaragoza, donde milita actualmente.

Su primera campaña en el cuadro maño, que se quedó a un gol de ascender en el playoff, su nivel fue notable, siendo pieza indispensable en los esquemas tanto de Víctor Muñoz como de Ranko Popovic. Jugó 36 partidos y anotó ocho tantos. Pero en este último campeonato, dio un bajón en su fútbol, que se tradujo en una reducción de su participación con la camiseta blanquilla y críticas de su afición. Disputó 33 partidos y marcó tres goles.

El nuevo director deportivo del Elche, ‘Chuti’ Molina, conoce sobradamente las cualidades de Pedro, pues era responsable de la parcela deportiva del Real Murcia en la última temporada del extremo vistiendo la camiseta grana. Pedro recibió una oferta de renovación del club pimentonero en su último año de contrato, pero optó por irse al Córdoba.

Pedro volverá a jugar, por lo tanto, cerca de su Aspe natal y coincidirá con cuatro excompañeros: Pelayo, Armando, Eldin, Lolo y Dorca, este último uno de los fichajes del Elche en el presente mercado estival. Con los dos primeros compartió vestuario en el Córdoba, con los tres últimos, en el Real Zaragoza.

El futbolista aspense se convierte de esta manera en la quinta incorporación franjiverde tras Pelegrín, Iriondo, el citado Dorca y Matilla. Se espera que el Elche oficialice en breve el fichaje de Luis Pérez.

Pedro, objeto de deseo

Pedro es un futbolista que gusta mucho a la dirección deportiva del Elche. Y su gran interés ha estado muy cerca de concretarse en el fichaje del jugador del Real Zaragoza por el equipo ilicitano. Sin embargo, la inestabilidad institucional de la entidad, que ocasionó las salidas de Ramón Planes y Juan Contreras, ha frenado momentáneamente la operación, que ni mucho menos hay que descartar que fructifique en la llegada del futbolista aspense al Elche a lo largo del mercado estival.

Pedro Antonio Sánchez Moñino (Aspe, 1987) es un jugador con una amplia experiencia en Segunda División. Habitualmente actúa por la banda derecha y destaca por su garra, calidad y capacidad asociativa. Debutó en la categoría de plata en la temporada 2008/2008 con el extinto Alicante, donde se formó como futbolista. A pesar de ser un novel, tras su primera aparición no tardó en erigirse en un hombre importante en el equipo azul, que descendió a Segunda B. Disputó 27 partidos, 19 como titular, y anotó dos goles jugando por detrás del delantero.

El nivel mostrado por Pedro con la camiseta del Alicante, unido a su juventud, llamó la atención de varios equipos de Segunda División, siendo el Real Murcia, donde se ‘recicló’ a extremo diestro, quien se hiciera con sus servicios. En su primera campaña como grana, le tocó vivir un nuevo descenso a Segunda B. En el aspecto individual, participó en 37 partidos, 25 como titular, y anotó tres dianas.

Con el Real Murcia en la división de bronce, realizó la mejor campaña realizadora de su carrera, clave para que el cuadro pimentonero regresara a Segunda por la vía rápida. Jugó 43 partidos entre Liga regular, Copa y playoff y marcó 13 goles. Y en su última campaña como murcianista, ya de nuevo en Segunda, disputó 36 encuentros y anotó cuatro goles.

Al término del curso 2012/2013, Pedro decidió cambiar de aires y firmó por el Córdoba, equipo con el dio su versión más sobresaliente en Segunda. En su primer año como blanquiverde, jugó un total de 43 partidos (cuatro de ellos de Copa) y marcó cinco goles. En el segundo, estableció su mejor cifra goleadora en la categoría de plata y fue partícipe importante del ascenso del Córdoba a Primera División, que logró vía playoff. Disputó 37 partidos y marcó ocho goles, uno de ellos a su exequipo, el Real Murcia, en la vuelta de la semifinal de la promoción.

Después de su brillante temporada 2013/2014, el Córdoba trató de renovar a Pedro, que finalizaba su vinculación con los andaluces. Su rendimiento despertó el interés del Espanyol, pero sorprendente por las propuestas que tenía sobre la mesa, el aspense prefirió continuar su trayectoria en otro equipo de Segunda, el Real Zaragoza, donde milita actualmente.

Su primera campaña en el cuadro maño, que se quedó a un gol de ascender en el playoff, su nivel fue notable, siendo pieza indispensable en los esquemas tanto de Víctor Muñoz como de Ranko Popovic. Jugó 36 partidos y anotó ocho tantos. Pero en este último campeonato, dio un bajón en su fútbol, que se tradujo en una reducción de su participación con la camiseta blanquilla y críticas de su afición. Disputó 33 partidos y marcó tres goles.

Heraldo de Aragón, que también señaló el interés del Elche por Pedro, asegura que el Real Zaragoza ya le ha comunicado al futbolista la conveniencia de enfilar la puerta de salida. El club aragonés realizará este verano una profunda reestructuración de su plantilla y el aspense tiene una de las fichas más altas. Todavía le restan dos años de contrato como blanquillo.

El nuevo director deportivo del Elche, ‘Chuti’ Molina, conoce sobradamente las cualidades de Pedro, pues era responsable de la parcela deportiva del Real Murcia en la última temporada del extremo vistiendo la camiseta grana. Pedro recibió una oferta de renovación del club pimentonero, pero optó por irse al Córdoba.

De producirse su fichaje por el Elche, Pedro jugaría cerca de su Aspe natal y volvería a coincidir con cuatro excompañeros: Pelayo, Armando, Eldin y Lolo. Con los dos primeros compartió vestuario en el Córdoba, con los dos últimos, en el Real Zaragoza. Además, Javi Jiménez, quien acaba contrato con el club franjiverde y no descarta continuar, fue compañero suyo en su última temporada en el Real Murcia.