Entradas

El Elche paga cara su desconexión inicial y realiza su peor encuentro hasta la fecha · El gol de Vergos, lo único positivo por parte franjiverde

Un partido tan pobre no puede tener como única explicación la falta de adaptación al terreno de juego. El Elche CF comenzó su partido en Palamós adormilado, sin garra ni claridad. Con balón, apenas cruzaban la divisoria si no era para perderla pronto; sin él, mostró una preocupante desconexión en una zaga que hacía semanas se había asentado. Ya no hubo recuperación: salieron goleados.

En el minuto 6, Giva avisó por parte del Llagostera. Los locales colaban balones a la espalda de los defensores franjiverde con facilidad, sorprendente teniendo en cuenta la estrechez del terreno de juego. La salida de balón de los de Baraja regalaba posesiones al bloque azulgrana, que un minuto después abrió el marcador merced a un gol de Juanto, que halló el disparo entre un amasijo de piernas visitantes.

El propio Juanto asistió a Imaz para el 2-0 en el minuto 18. La tarde pintaba negra para los intereses ilicitanos. Los de Oriol Alsina calmaron el ritmo y así se llegó al descanso, con el Elche perpetrando, de largo, sus peores 45 minutos de la temporada. Sin llegar ni una vez con claridad, su estancia en las inmediaciones del área local se redujo a un pequeño puñado de córners y faltas desaprovechadas.

La reanudación llegó con la entrada de Liberto por un Álex Moreno que ha bajado su producción de jugadas de peligro. Poco después, el canterano bajó hasta el lateral con la entrada de Nono en lugar de Isidoro. De inmediato, se dio el único conato de reacción. Héctor Hernández tuvo dos claras, una de ellas la mandó al poste y Sergio León no logró mandar a la red el rechace. Tras perdonar, Giva castigó con la sentencia haciendo el 3-0.

Lo único que el aficionado datilero puede llevarse a la boca es la esperanza de sumar a Nikos Vergos a la causa, ya que redujo distancias cinco minutos después de su entrada en lugar de Sergio León. Era muy tarde y no hubo opción de igualar la contienda. De hecho, la ventaja local se amplió con un cuarto gol, obra de Benja tras un error de Ilie, que no aprovechó su ocasión para asentarse en las alineaciones de Baraja. Toca hacer borrón y cuenta nueva para mantener las buenas sensaciones que se venían mostrando hasta la fecha.

FICHA TÉCNICA

Elche CF: Javi Jiménez; Cifuentes, Hugo Álvarez, Armando, Isidoro (Nono, 59′); Ilie, Mandi; Espinosa, Álex Moreno (Liberto, 46′); Héctor Hernández , Sergio León (Vergos, 71′).

UE Llagostera: Moragón; Masó, Fran Cruz, Jorge, Samu de los Reyes; Giva, Pitu (Jordi López, 68′), Escassi, Juanto; Imaz (Ríos Reina, 88′), Juanjo (Benja, 79′).

Árbitro: Arcediano Monescillo, Dámaso. Amonestó a Ilie (25′) y Armando (67′) en el bando visitante y a Imaz (81′) en el local.

Goles: 1-0, Juanto (6′). 2-0, Imaz (18′). 3-0, Giva (62). 3-1, Vergos (77′). 4-1, Benja (84′).

UE Llagostera: de León a Mosquito

Un gol al borde del pitido final de Nuha Marong, ahora en las filas del CD Ilicitano, propició el primer ascenso a la categoría de plata en la historia del UE Llagostera. Su debut en la competición fue sin duda meritorio, ya que finalizó en la novena posición. Cuesta, por tanto, descartar que suene la flauta y el modesto club de la provincia de Gerona se cuele en play-off, pero en principio su lucha es otra.

La temporada no ha empezado bien para los azulgrana. Cuatro derrotas, un empate y una sola victoria lo sitúan en la penúltima plaza y con los mismos puntos que el colista Mallorca, su próximo rival a domicilio. Antes reciben al Elche en su estadio prestado en Palamós. Los de Baraja tienen más calidad media en su plantilla, máxime tras el regreso de Sergio León, principal baja estival del Llagostera.

Todos sabemos que en Liga Adelante esto no importa en exceso, para muestra: un 3-0 al Alavés 2015-16 no lo endosa cualquiera (jornada 3). El bloque de Oriol Alsina se ha reforzado con pretendidos del propio Elche en el pasado, casos de Chumbi y Escassi; experimentados jugadores como  Chus Herrero o Emilio Sánchez y exóticos puntas brasileños en las figuras de Giva y Mosquito.

A priori, los locales plantarán su 4-4-2 intenso y vertical para incomodar al equipo franjiverde. Intentarán sacar partido de los potentes saques de banda de Samu de los Reyes y el balón parado ejecutado por Pitu para ponerse por delante y evitar que su rival duerma el partido. Deberán vigilar la altura de la línea defensiva, ya que el delantero rival es más rápido que sus centrales y el portero titular no estará en el verde. Por descontado, el Llagostera tiene un trabajado plan para salir del pozo.

 

Foto: UE Llagostera

 

El césped llega a Palamós

La nueva hierba ha empezado a replantarse entrada la tarde en el Palamós Costa Brava, estadio donde se disputará este domingo el UE Llagostera-Elche CF a las 17 horas. La noticia ha llegado mediante la cuenta de twitter del Palamós, que también ha adjuntado fotografías. Su presidenta, Isabel Tarragó, ha admitido que «la lluvia ha sido un factor determinante en la tardanza de su colocación».

El club decano de Cataluña podrá así cederle, una vez más, su estadio al rival de los chicos de Baraja. La empresa encargada de proceder a la ejecución ha sido Royalverd, que ha trabajado para clubes como son FC Barcelona, RCD Espanyol, Real Betis, Hércules CF, UD Almería o Córdoba CF entre otros.

Los especialistas en césped deportivo trabajan con celeridad para asegurar que el choque se dispute en las condiciones adecuadas. Su director general Eudald Morera afirma que el césped sufría un desgaste acumulado de más de dos décadas sin actuaciones de mantenimiento, y se han comprometido a cumplir los tiempos.

Ya queda menos para que se dispute un encuentro que no goza de precedentes. Sin embargo, los franjiverde Sergio León y Álex Moreno han pasado por la escuadra azulgrana. El Elche CF sí pisó dicho campo hace ya trece años, en un nefasto partido ante el club propietario del mismo.

 

Foto: Palamós CF

El terreno de juego del Llagostera, otro enemigo inesperado

Por si no  tenía bastante el Elche con preocuparse de cómo puede frenar a los jugadores del Llagostera, el equipo ilicitano se ha llevado este miércoles una desagradable sorpresa tras comprobar el estado en el que se encuentra el terreno de juego del Nuevo Campo de Palamós, escenario del encuentro.

Para ser más exactos, terreno de juego, en realidad, no hay, ya que el que había ha sido levantado y actualmente solo existe una fina capa de tierra sobre la que debe replantarse los tepes con la nueva hierba.

El partido ante el Elche está programado para las 17.00 horas del domingo, por lo que el club catalán dispone de tres días y medio para colocar el césped y que éste, aunque sea mínimanente, cuaje y permita que el partido pueda disputarse con unos mínimos de normalidad.

FOTO: CanyerosLlagos

Regreso al escenario del ‘crimen’

La catástrofe fue un 11 de septiembre, pero de 2002. El Elche viajaba al Nuevo Campo de Palamós, escenario al que volverá por vez primera desde entonces este domingo, para disputar una incómoda eliminatoria de Copa a partido único contra el equipo catalán, venido a menos tras un breve paso por Segunda.

Los gerundenses militaban en el grupo III de Segunda B y soñaban con reverdecer viejos laureles de la mano de su nuevo dueño, Dmitry Piterman, quien posteriormente se convertiría en uno de los personajes más nocivos de la historia del fútbol español.

De aquella batalla no queda en el Elche más que un mal recuerdo y un presidente, Juan Serrano, quien acababa de llegar al palco en aquella temporada y que, 13 años después y tras varios vaivenes de la entidad, repite en el cargo.

El Elche había comenzado mal la Liga, cayendo 0-1 en el Martínez Valero ante el Xerez, y la Copa era una buena oportunidad para recuperar sensaciones y para que Julián Rubio, entrenador del equipo, fuera repartiendo minutos entre sus jugadores.

Era una Copa donde las sorpresas estaban al orden del día. En esa misma ronda, y mientras el Elche se desangraba en Palamós, el Barcelona caía en Novelda (3-2), el Espanyol ante el Alicante (1-0) o el Villarreal frente al Hércules (2-1).

Rubio, prevenido, alineó un equipo competitivo, formado por Aizkorreta: Rondo, Benja, Sarasúa, Curro Montoya; Cabrejo (Arnal), Santamaría (Armentano), Melgar, Raúl Ivars, Meca (Serrano), y Nino.

El Palamós, que en la ronda anterior había eliminado al Orihuela a doble partido, estaba dirigido por Chuchi Cos y contaba con un grupo de jugadores casi desconocidos para el gran público. El equipo gerundense alineó a Roberto Paramòs; Coromina, López Bravo, Pedregosa (Morales), Sotero (Raset), Xavi Molas, Edu Aguilar, Carmelo, Kike Alonso, Sarabia (Jordi Condom) y Toño Fernández.

El encuentro arrancó parejo, pero se descosió de forma imprevista tras el primer gol del Palamós, a los 22 minutos, obra de Toño Fernández. Sin tiempo para reaccionar, apenas dos minutos después, llegaba el segundo de Sarabia. Y en el 35, de nuevo Tono Fernández batía la meta ilicitana.

Rubio, ya que había dado entrada a Serrano en el minuto 24, tras el 2-0, metió en el campo en el inicio del segundo tiempo a Armentano y Arnal en busca de una remontada imposible, porque en el primer minuto de la reanudación Edu Aguilar anotaba el cuarto.

El Elche se empleó en una ofensiva total y logró recortar diferencias por medio del ‘tiburón’ Armentano en el minuto 58. Había media hora por delante para forzar la prórroga, pero de nuevo todo se vino abajo apenas dos minutos después tras un autogol de Benja.

Ya en el descuento, y con el Elche volcado para maquillar el marcador, Edu Aguilar redondeaba el festival del Palamós con un nuevo gol tras culminar un contragolpe.

Una pesadilla

Raúl Ivars, uno de los protagonistas de aquella historia, recuerda para Diario Franjiverde aquella triste jornada. «Fue una pesadilla«, afirma el alicantino. «No me acuerdo mucho de aquello, pero creo recordar que fue el típico día que todo te sale mal», añade.

Según hace memoria, a Raúl le vienen más imágenes de aquel encuentro. «No empezamos mal, pero en un abrir y cerrar de ojos el partido se puso imposible. Cada vez que llegaban a nuestra área era un gol«, señala. «Lo mismo pasó tras el descanso y después de nuestro gol. Cada vez que intentábamos reaccionar nos daban un nuevo golpe. Todo lo que podía salir mal salía peor«, asegura el ex media punta, quien recuerda que en aquella época «la Copa daba muchas sorpresas«.

Aquella derrota fue una de las más duras que ha sufrido el equipo ilicitano en los últimos tiempos en el torneo del KO y, sin duda, la mayor encajada ante un equipo de perfil bajo e inferior categoría.

Vuelve el Elche al mismo escenario, aunque ahora no estará delante el Palamós, sino el Llagostera, un rival ante el que no existen precedentes oficiales con el primer equipo ilicitano, pero sí con el filial. El Ilicitano se dejó ante el Llagostera, hace dos años, la posibilidad de pelear por el ascenso a Segunda División. Llegó a la última jornada como líder, pero la derrota por 1-0 le bajó del liderato y le expulsó de la zona de promoción. Otro argumento más para que el Elche se motive la próxima jornada y salde alguna que otra cuenta pendiente.

FOTO: PalamosComunicacio