Entradas

La llave hacia el ascenso

Óscar Ato | 27/04/2013 13:00 @Charloz_

El Elche viene de perder ante un “rival directo” y su amplia distancia respecto a sus perseguidores se ha visto recortada. Nuestro rival, el Girona, es el actual segundo clasificado y está en uno de sus mejores momentos de la temporada. Para más inri, las bajas obligarán a Escribá a presentar un once inédito. Sin duda estamos ante un partido difícil, pero no debemos perder la perspectiva: si perdemos, lo más que puede pasar es que el tercero se sitúe a 7 puntos de distancia (o sea, a tres pinchazos de diferencia a falta de seis partidos por disputarse), mientras que si ganamos rozaremos el ascenso matemático con las yemas de los dedos.

El Girona de Rubí ha ganado con solvencia sus tres últimos partidos, (5-2 al Murcia, 0-1 al Racing y 4-0 al Lugo) practicando un fútbol alegre, sobre todo como local. Y es que, a pesar de las bajas en ataque (Benja y Jandro), el arsenal de su plantilla es variado y de calidad. Jugadores como Toni Moral, Felipe Sanchón, Jofre, Juanlu, Gerard Bordás, Ion Vélez y Acuña (el máximo goleador, que se lesionó durante el último encuentro pero que todo indica a que podrá jugar este domingo) completan una nómina en la que el goteo de goles se viene sucediendo, por parte de uno u otro. Si finalmente el paraguayo está para ser de la partida, el once no debería variar respecto al ofrecido ante el Lugo por razones obvias. De no ser así, Ion Vélez tendría opciones en la punta de ataque, lo cual sería en principio un alivio porque no está siendo un activo que goce de la confianza y la racha que sí tienen otros. Otra alternativa sería dar entrada a Juanlu o Toni Moral y jugar sin referencia pura en el área, que tampoco irían necesitados de gol precisamente. En todo caso, un 4-2-3-1 muy móvil y dinámico que no vendrá  a ponernos las cosas fáciles. Atrás, un asentado Dani Mallo nos hará retroceder por un instante a los tiempos de Djorovic, Acuña o Zahínos y recordar que cualquier tiempo pasado fue peor.

Y ahora toca construir nuestro rompecabezas. Las bajas seguras son las de Pelegrín y Mantecón por lesión, y las de Pelayo y Ángel por sanción. Tres de ellos venían siendo titulares últimamente (en realidad el central lleva siéndolo toda la temporada). El cuarto en discordia, Pelayo, tenía serias opciones de serlo este domingo, ya que Generelo llegará forzado al partido. Si logra entrar en el once, el panorama es menos difuso, ya que Héctor Verdés compartiría eje de la zaga con Etxeita, y arriba sería Carles Gil el que tendría serias opciones de suplir al delantero canario. Ahora bien, si Generelo no está para 90 minutos y Escribá considerara no alinearlo de inicio, se abre un abanico de posibilidades y, desgraciadamente, ninguna parece ser de garantías. La más competitiva podría pasar por alinear a Verdés junto a Rivera en la medular, y aprovechar la vuelta de Damián Suárez al lateral derecho para que Flaño actúe como central. Las otras, más ambiciosas pero poco probables, sería la entrada de un canterano como Yeray o hacer debutar de inicio a Javi Flores tras su larga lesión. Un cambio de dibujo, tipo 4-4-2 con mediocampo en rombo sería muy sorprendente dado que no se ha utilizado en toda la temporada y dejaría a Rivera como vértice inferior en solitario, acompañado de interiores de pega como Xumetra, Fidel, Carles Gil o los mencionados Yeray y Flores. Esperamos que Generelo se encuentre en condiciones de dar la talla en el campo.

El domingo podremos disfrutar de uno de los partidos de la categoría, y habrá que dar ese empujón extra que lleve a los nuestros a alejar o, como mínimo, mantener a nuestro perseguidor a distancia. Hay que animar y confiar en la victoria, ya que a pesar de todo ellos han demostrado ser menos poderosos como visitantes y nosotros serlo más cuando se juega en el Martínez Valero. Tenemos que ganar por el juglar, por Anguix, por las mujeres y por estar en Primera la próxima temporada.