Entradas

Levantarse y seguir remando

El Villarreal demostró el lunes que es mejor equipo que el Elche. Así de simple. Es algo que no siempre sucede, por mérito de unos y/o demérito de otros, pero el lunes no fue el caso. Y, oigan, tampoco fue un baño. El Elche compitió, tuvo un punto en su zurrón y minutos de mando. Pero cuando no se puede, no se puede. Giovani probablemente sea un jugador mejor que el mejor del Valencia o Sevilla, Cani es un jugón en el punto álgido de su carrera y Bruno no sobra en casi ninguna plantilla europea. Que sí, que les ganamos en Segunda dos veces. Las dinámicas cuentan, y no hablemos de ponernos a repasar las derrotas de los castellonenses desde la llegada de Marcelino. Una vez en Primera, el equipo se desenvuelve aún mejor, por los estados de los terrenos de juego, los espacios generados,…

Repitió once Escribá con la excepción del ingreso de Manu Del Moral en sustitución de Coro, que descansaba tras jugarlo todo. Esta vez costó más encontrar a Carles por dentro, así que el equipo salió por fuera, donde Aarón anduvo voluntarioso pero menos brillante que en el anterior partido, y Fidel lo intentó una y otra vez con acierto dispar. El Villarreal fue superior durante el primer tiempo, con mayor dominio y acercamientos al área de Herrera, que sacó alguna importante. Faltó finura una vez allí, a pesar de un Giovani que anduvo muy chisposo y fue sustituido por lesión al comienzo del segundo tiempo.

En la segunda mitad, asistimos a un correcalles impropio de los partidos del Elche. Los amarillos se encuentran cómodos ahí e impusieron su ley, a pesar de sufrir más acercamientos por parte del rival (ninguno tan claro como el cabezazo de Manu al larguero en el período anterior). El Villarreal tenía fases de poca posesión, pero les bastaba para llegar más y mejor que los franjiverdes. Manu Herrera hizo esta vez de héroe, hasta que en el minuto 89 Hernán Pérez dejó atrás a Damián Suárez con una rápida maniobra y puso el balón al punto de penalti para que Pereira rematara en semifallo y el balón le cayera a Uche en franca ventaja.

Ahora toca seguir, y enfrente el calendario es complicado. Visita a Getafe, sin Lombán ni Del Moral, que estará unas seis semanas de baja, seguido de dos partidos en casa ante Valencia y Atlético. Con aproximadamente un tercio de competición disputado y un tercio de los puntos necesarios para mantenerse en Primera, hay que arañar. Poco a poco, y con ánimo. No es realista pensar que este equipo va a ganar la mitad de sus partidos. Tampoco lo necesitamos. Nos vale con seguir compitiendo y hacer méritos para que los detalles nos sonrían con mayor frecuencia.

Ocasión para crecer