Entradas

Almería y Elche comparten su condición de modestos pero no su situación en la tabla • Los andaluces no han ganado en casa y los pupilos de Escribá quieren repetir lo conseguido en Vallecas

publi_xtep

Un interesante duelo entre dos candidatos al descenso tendrá lugar la noche del sábado en el estadio de los Juegos Mediterráneos. A diferencia del Elche, el Almería se ha instalado cómodamente en el décimo puesto, habiendo obtenido el doble de puntos (8) que los franjiverdes. No obstante, bien podría afirmarse que el conjunto andaluz es de los pocos que no presenta mayor potencial que el de Escribá en sus filas. Habrá que ver hasta qué punto se notan bajas como las de Suso, Aleix Vidal o Rodri. Tras un inicio titubeante, los rojiblancos han ganado en sus dos últimas visitas y cayeron con honor ante el Atlético. Su afición espera presenciar la primera victoria como local, pero tendrán que lidiar ante un Elche que quiere compensar la nefasta semana pasada y ponerse a la misma altura.

Poco queda del equipo desenfadado y ofensivo que estrenó Francisco al inicio del campeonato anterior. Tras varios traspiés y puntos perdidos en los minutos finales, el joven técnico dio un giro hacia una sobriedad excesiva que requirió de algunos ajustes amables para lograr la permanencia sobre la bocina. A día de hoy, el Almería se muestra como un equipo equilibrado y compensado, que está gestionando bien su ratio de goles a favor y en contra (cinco en ambos casos). Con Rubén asentado en la meta y haciendo olvidar a Esteban,  la defensa se ha afianzado con Ximo Navarro y Dubarbier en los costados y la dupla Mauro Dos Santos – Trujillo en el centro. Aunque reforzar el mediocampo le ha funcionado últimamente, Soriano tiene opciones de volver al once para sumar poderío atacante. Presumiblemente, Azeez sería el sacrificado y el indiscutible Verza formaría el doble pivote con Thomas. En las bandas parece fijo el hasta ahora determinante -y desconocido hasta hace bien poco- Edgar Méndez, que desde la izquierda está siendo diferencial con sus galopadas, esfuerzo y disparo de diestra. El perfil opuesto viene siendo ocupado por Zongo, con posibilidades para Wellington Silva. En la punta de lanza, el desacertado Hemed gozará de continuidad para encontrar recompensa a su trabajo. Thievy será una buena baza desde el banquillo.

Por bando ilicitano, lo normal sería que Escribá afianzara la mejoría vista contra el Celta a pesar de la derrota. Se espera un once muy similar a aquel, en el que José Ángel apunta de nuevo a ser el acompañante de Mosquera. La mayor duda está en la zona ofensiva, donde Fajr está exigido a demostrar mucho en poco tiempo si quiere evitar que Coro vuelva a ganarle la partida. Prescindir de Víctor o  Rodrigues ahora mismo sería una sorpresa, ya que están respondiendo dentro del difícil contexto. En definitiva, se viene un partido igualado y áspero, en el que el Elche tendrá que vigilar las acciones de estrategia y el juego directo sobre el punta israelí y Soriano, sea éste de la partida o entre durante la cita. Aunque estamos en el primer cuarto de campeonato, una derrota complicaría las cosas en la tabla a la espera de unos próximos partidos a priori difíciles. Pasado el trance de visitar el Camp Nou y el Santiago Bernabéu, hay ansias de ver a un equipo que compita cada partido, que presente una solidez digna de mención y que tenga un poco más de puntería frente al arco rival. Esta jornada es una buena ocasión para empezar a cambiar las tornas.

 

UD_Almeria_SAD

 

Elche_CF_SAD

Fin de una semana fatal

Óscar Ato | @OscarAto_

Tres partidos en una semana, todos ellos contados por derrota. Ocho goles en contra, sólo uno a favor y de penalti. Ha sido duro y decepcionante, sin duda. No obstante, si aislamos el Elche – Celta de todo lo previo, sería injusto sacar muchas conclusiones negativas. Por ahora está pesando más la pérdida de solidez que la aparente mejora en ataque, lo cual no es una buena noticia. El equipo sigue encajando goles y sólo Jonathas se está mostrando como una mejora obvia respecto a sus antecesores en el puesto. Para más inri, se parecía más en la generación de peligro que en la conversión… pero el Elche jugó un partido muy digno y pudo ganarle a un equipo con mejores futbolistas.

Como avisamos en la previa, Coro fue suplente en detrimento de Fajr, que ocupó el costado opuesto a Garry y dejó la segunda punta para Víctor Rodríguez. El menudo catalán está dando muestras de ser un buen jugador, a pesar de que le cuesta hacerse notar en el marcador. Damián y Lombán volvieron al once y rayaron a buen nivel, al igual que José Ángel, sorprendente acompañante de Mosquera. Las ocasiones claras se sucedían, sobre todo en la segunda mitad, y los fallos empujaron a Escribá a ser valiente en los cambios en pos de darle a la afición la primera victoria como local. Coro, Adrián y Cristian Herrera aportaron su granito de arena sin éxito. El mejor volvió a ser un Jonathas que presenta una facilidad reconfortante para crear ocasiones de situaciones complicadas.

Berizzo decidió darle un giro a su once habitual tras una dura semana, incidiendo en el reciente derbi gallego también ganado sobre la bocina. Cambió a los laterales, a los interiores y al delantero centro, dejando a porteros y centrales, a su mediocentro Radoja y a los letales mediapuntas escorados: Nolito y Orellana. El primero, por el que al parecer se han rechazado ofertas de 10 millones de euros, anotó un golazo tras efectuar tres desmarques previos y recibir un gran pase de Krohn Dehli, que habría entrado en la primera mitad por lesión de Augusto.  El punto extra de calidad decidió la contienda. Poco se puede hacer ante eso, más que borrón y cuenta nueva. Toca puntuar en Almería.

De azúcar

PasarelaAltabix-publi

Óscar Ato @OscarAto_ | 25/09/2014 00:37

Pues sí, así está el patio. Hay que estar satisfechos con el equipo tras un 5-1 en el Bernabeu por sus ocasionales buenos momentos, sobre todo el tramo que va desde el inicio de partido hasta el empate de Bale. El equipo de Ancelotti, como local, es un escollo prácticamente insalvable para un modesto. Bajo este contexto, incluso queda un sabor de boca menos amargo que el del viernes pasado ante el Eibar.

Escribá rotó lo justo, la verdad. Cisma y Pelegrín por Damián y Enzo en defensa. Lo demás no puede catalogarse como tal, ya que el cambio de Víctor por Fajr podría atender a otras razones y el de Manu Herrera por Tyton fue un claro giro de timón en la portería. El polaco se ha mostrado inseguro en sus dos partidos como local y lo ha pagado bien pronto. Esperamos que el guardameta madrileño muestre el nivel del tramo final de la pasada liga; por lo pronto, falló en el gol que supuso la igualada blanca.

Por su parte, Ancelotti rotó algo más. Le salió muy bien, ya que obtuvo un gran rendimiento de gente como Illarra e Isco, suplentes de treinta millones o más. Arriba, Cristiano y sus colegas hicieron el resto, cable innecesario del colegiado mediante. Por suerte, ya han pasado los dos partidos “de azúcar” y toca seguir compitiendo hasta el final. La próxima cita ya se nos viene encima, ante un Celta que tiene pinta de pasar pocos apuros esta temporada. A ver si pasan uno bien grande en el Martínez Valero.

A pesar de las igualdades presupuestarias, el Elche ejerce de favorito ante el Eibar por experiencia, campo a favor y trayectoria ascendente • Albentosa, Javi Lara y Ángel apuntan a titulares en un cuadro vasco con más viejos conocidos en el banquillo

xtep_publi_noticias-150x77 Leer más

El Elche, en busca de su primera victoria y exento de bajas • Vallecas representa recientes desencuentros y amargas sensaciones • El renovado Rayo tampoco ha ganado en este inicio liguero

Leer más

Sin empaque

Leer más

Tras una semana complicada de ajustes económicos, el equipo ilicitano quiere poner la guinda a su compromiso ganando a un Granada que últimamente se le atraganta • Enzo Roco, Víctor Rodríguez, Cristian Herrera y Jonathas, disponibles

Leer más

Messi y las telarañas

Decía Escribá que no quería parecerse al equipo que visitó el Camp Nou, que prefería acercarse al que actuó como local ante los culés. La verdad es que la actitud fue parecida, solo que aquel Barça era la nada a nivel colectivo y jugar en su estadio suele ser otro cantar. Se volvió a poblar el mediocampo con un tercer hombre y a salir muy poco de la cueva. Tal y como se sospechaba, José Ángel fue el mediocentro por delante de la zaga y por detrás del dúo Pasalic-Mosquera. El Barça decidió combinar con tranquilidad, evitar pérdidas comprometidas y esperar a que el chisposo Messi decidiera que esa tela de araña no era suficiente para impedir que perforara la custodiada por Tyton.

Los extremos Coro y Rodrigues sufrieron las proyecciones ofensivas de Alves y Alba, por lo que sintieron la responsabilidad de retrasar demasiado su posición en defensa posicional. Se formaba a menudo una línea de seis, con ellos como laterales. Arriba, Jonathas se comió un marrón de proporciones bíblicas hasta que se retiró lesionado. Tras observar estos hechos, se entiende mejor la suplencia de Fajr, que no tenía activada la cuarta plaza atacante para jugar donde debe ni posee el ida y vuelta de los ayer extremos franjiverdes. Se mantuvo así el tipo durante casi toda la primera mitad, pero existían dos problemas: la defensa era demasiado flotante y contemplativa y el equipo apenas salía más allá de su mitad de campo. Al final el 1-0 cayó por su propio peso tras un error en la salida de balón.

La expulsión de Mascherano de poco sirvió, ya que en la reanudación el Elche tuvo el infortunio de encajar el segundo y no poseía arsenal ofensivo para igualar el marcador ni siquiera estando el Barça en inferioridad numérica. Los azulgranas se normalizaron, replegaron más y controló sin sobresaltos hasta el nuevo latigazo de Lionel. El partido, por las alturas de la temporada en las que estamos y por el rival, da para sacar muy pocas conclusiones. La mente debe estar ya en solucionar el asunto de las fichas federativas y ver si puede apurarse el mercado de fichajes. Hay problemas presupuestarios y la actual plantilla agradecería una ayuda extra. Estaremos pendientes de aquí al cierre del mercado.