Entradas

ÓSCAR ATO | Ilustres castigados

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

En la vida, a menudo cometemos injusticias. Los seguidores del Elche CF, obviamente, no nos libramos de la quema. Me viene a la cabeza el caso de Rubén Baraja, que ha igualado el récord histórico de victorias consecutivas en el Sporting de Gijón. Diría que, si su sintonía con nuestra afición hubiese sido más amable, él hubiese renovado su contrato.

Su estilo no agradaba a muchos, y sí, quizá se vio muy ayudado por el olfato de Sergio León para conseguir la permanencia de manera holgada y asomarse a la lucha por el playoff, pero uno revisa lo que vivimos después y se hace difícil no poner en valor aquel bloque sólido, unido y eficiente. Claro que ahora ‘el Pipo’, con la experiencia adquirida, es mejor entrenador, pero ya entonces era un trabajador nato que a base de ensayos, aciertos y errores caminaba en la buena senda.

Otro perjudicado por nuestras frustraciones fue Pelayo Novo, al que todos apoyamos tras su triste accidente. El asturiano, de desempeño irregular sobre el campo, peleó siempre como el que más mientras defendió esta camiseta, honrándola. Es por ello que nunca mereció sentir como una losa el graderío del Martínez Valero. Por un indeseable motivo, el cariño que está recibiendo del fútbol español y de los ilicitanos en particular le hace justicia en cierto modo.

Seguros AXA

No por nosotros, si no por la mala fortuna (llámale fuerza, llámale energía), Gabriel Corozo está siendo castigado actualmente. El joven lateral ecuatoriano atraviesa un calvario de lesiones, como si en él recayera una ley no escrita que dijera que jugar en el Elche a préstamo procedente del Granada no es posible. Y el chico no tiene la culpa de operaciones rocambolescas. Como a Pelayo, le mandamos muchos ánimos.

Pero si alguien sabe de castigos –y quizá esto explique algunas conductas ocasionales– es la afición franjiverde. La última jugada de la directiva ha consistido en aprovechar la victoria a domicilio contra el Formentera y las visitas de Mallorca y Hércules en el tramo final liguero para hacer pasar por caja a los fieles. Y ya sabemos que para regalar invitaciones al aficionado estacional  –al que respeto, sobre todo si es respetuoso– siempre hay tiempo. Si Pacheta quería meter a 10.000 personas en el estadio el próximo domingo, se le está complicando la tarea.

Precisamente el técnico burgalés es uno de los que por ahora no ha sufrido al lado oscuro del entorno. Es una buena señal. Con tres victorias y tres empates, el “efecto Pacheta” suena menos a moto mal vendida y más a realidad.  Y tocará perder, claro, pero las señas de identidad que apreciamos nos gustan.

Por cierto, ¿será Sory Kaba el próximo en corroborar que nos equivocamos castigándole?

ÓSCAR ATO | Nos conviene

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Hace nada llevaba un cabreo importante con estos jugadores. Y el disgusto por los temas institucionales no se me pasa, ¿cómo se me va a pasar? Para mí que el haber utilizado a tres entrenadores en una misma temporada ya es un pequeño fracaso para el Elche. Pero el fútbol tiene muchas caras y en él pueden convivir diversas situaciones y puntos de vista. Diferentes pero compatibles. Y el playoff, salvo catástrofe, deberíamos jugarlo.

Dudo que Pacheta sea hoy un entrenador con superpoderes, un técnico top en el ámbito nacional que nadie ha sabido apreciar hasta la fecha. Por eso me incomoda un poco que le cubran de alabanzas por un par de resultados, porque muchos de ellos le darían palos al primer revés sorpresivo. Reconozco también que el discurso del míster ante los medios me resulta un poco excesivo y, en algún momento, incluso en algún momento “se me hace bola”. Pero, ¿qué importa? Parece un hombre astuto, que sabe que ha cogido un tren importante en su carrera y que tiene que ganarse a unos jugadores con una calidad por encima de la media de la categoría que probablemente estén heridos al sentirse en deuda con la afición.

No es realista ganar todos los fines de semana, ni siquiera demandar un juego atractivo y continuado hoy en día, pero un parcial de 5-0 en los últimos dos partidos como local bien merece una felicitación. En concreto, el dominio que el Elche mostró ante un rival que le igualaba en la tabla fue especialmente reconfortante. En el marcador, en la posesión, en la generación de ocasiones, en la pugna por balones divididos, en la gestión de segundas jugadas.

Ahora es el momento de aprovechar la dinámica e intentar volver a la categoría de plata. De que nos olvidemos de los malos partidos y vuelva a asomar la ilusión hasta nueva orden, sabiendo que es un reto duro y complicado. De que los capitanes demuestren de qué pasta están hechos. De que no se estropee todo en los despachos. Ocho partidos para mantenerse arriba, como se ha hecho durante gran parte de la temporada. Y no creo que proceda pedir que se dé caza al Mallorca, ni que tengamos que fantasear con ello para frustarnos si finalmente no sucede, pero es evidente que la diferencia se va recortando. Como añadido, está genial.

De aquí al final, Benja es el Robert Lewandowski de la categoría; Javi Flores, una versión resabiada de Isco Alarcón; Neyder, algo cercano a Samuel Umtiti; Josan, una suerte de Gonçalo Guedes… Y así. Y lo van a ser aunque tropiecen. Porque nos conviene que así sea, les conviene a ellos y estamos todos cerca de luchar por el objetivo. Cuando acabe la batalla, ya pondremos notas.

 

El bucle que no cesa

OPINIÓN. El Elche CF no tiene entrenador. Tampoco espacio en la mayoría de simuladores y videojuegos de fútbol de la nueva temporada, al no pertenecer al llamado fútbol profesional. Son tan inoportunos los comandantes franjiverdes que ni refundar el club desde la ficción lúdica le dejan a uno.

Sin embargo, el Elche CF no falta a sus ya clásicos compromisos con la justicia. Ni a la hora de decepcionar a sus abonados, como poco, una vez al mes. Porque el Elche no está obligado a ganar siempre, ni en Segunda B. Eso no se sostiene. Pero tampoco se puede ir ofreciendo tan a menudo un nivel por debajo de lo deseado en un estadio que se presume una baza competitiva.

Ahora los hay que se acuerdan de David Vidal, que con astucia nos echó un piropo fácil hace días. En esas estamos. Juande Ramos, David Vidal, Pepe Bordalás, Fran Escribá, Saúl Ñíguez, las simpatías de De Gea y no sé qué más. El bucle simbólico que no cesa, mientras nuestra guerra sigue afuera: en los juzgados, en el palco, en los campos de césped artificial y los jugadores con nombre de tornero fresador. Mal que nos pese.

En la vida se aprende a golpes, con el Elche CF como excepción, que no sabemos a base de qué aprende. El club se encamina hacia el gran golpe final que todos lamentaremos y todo nació en unos despachos que hoy siguen ocupados por gente que no despierta aprecio en la ciudad. A lo que sí está obligado el Elche CF, y más pronto que tarde, es a purgarse.

@OscarAto_

El Elche visita a un asentado Getafe con la confianza que le otorga los tres puntos de la pasada jornada • Duelo entre dos de las nuevas sensaciones en los equipos modestos: Yoda y Jonathas

BANNER-GARABATOS-1024x257

Se avecina otra prueba importante para el Elche, ya con la tranquilidad de haber conseguido su primera victoria como local y estar fuera del descenso. Aun así, andan tan cerca del mismo que no ganar podría suponer la vuelta al pozo según se den otros resultados. El Getafe está más tranquilo: es décimo, como lo fue el Espanyol la semana pasada, y posee cinco puntos más que su rival. Tras un inicio duro, el grupo se ha fortalecido en las últimas jornadas. En el barrio madrileño confían en no vivir otra larga travesía en busca de la victoria tal y como sucedió tras el buen comienzo de la temporada pasada.

El nuevo Getafe de Cosmin Contra sigue mostrando algunas señas reconocibles: obrero y poco estimulante hasta llegar a zona de mediapuntas, donde el abanico presenta una calidad que ya quisieran varios equipos. Como lo importante son las prestaciones colectivas, cabe señalar que se está viendo un juego más agradecido que el acontecido en la etapa de Luís García, donde la austeridad alejó el recuerdo de los Parejo, De la Red, Soldado y compañía. Buena parte de culpa la tienen los nuevos integrantes de los costados: los zurdos Yoda y Freddy Hinestroza. El primero juega a pierna cambiada y está siendo determinante con su dribbling y olfato; el segundo abre el campo y busca línea de fondo con velocidad para ponerla en el área. Ambos fueron decisivos de esta manera frente al Deportivo, sin ir más lejos. Sarabia ambiciona completar su mejor año en Primera desde la mediapunta y arriba Babá está teniendo la dura competencia de llegadores con pólvora como Lafita (que apunta a titular) o Sammir. Lacen y Juan Rodríguez forman un doble pivote poco creativo y fajador, mientras que Arroyo, Naldo, Velázquez y Escudero protegerán a Guaita. Son activos de la rotación jugadores como Míchel (ex Levante, Dépor y Valencia) o Diego Castro.

El Elche podría presentar el mismo equipo que venció al Espanyol, una situación extendida en el fútbol. Esto, claro, exceptuando las bajas obligadas de Cisma y Rodrigues, que serán suplidas por Albacar en el primer caso y un jugador a determinar en el segundo. Coro sería la opción trabajadora y bulliciosa, que tendría como alternativas menos probables a Aarón y Álvaro, mientras que Fajr sería la opción ambiciosa con mayor incertidumbre. Cualquier otro cambio, sin ser esperado, tendría su explicación en la ligereza que presenta una formación con dos delanteros centro y una pareja de medios formada por Mosquera y Pasalic. Se espera un partido áspero, pero el último en el  Martínez Valero rompió ese pronóstico y habrá calidad ofensiva en ambos bandos. El Elche, como casi siempre, deberá vigilar los movimientos de unas interesantes bandas ante sus laterales, así como un balón parado en el que Albacar volverá a ser una baza cuando las acciones se produzcan a favor. Arriba, la presencia de Cristian repartiría la atención de un Jonathas entonado que podría beneficiarse de la baja del habitual Alexis. Esperamos que mañana, desde las seis de la tarde, siga su racha.

FICHA TÉCNICA

POSIBLES ONCES:

Getafe_CF_SADElche_CF_SAD

ÁRBITRO: Fernández Borbalán, comité andaluz.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 11 de Liga que se disputará en el estadio Coliseum Alfonso Pérez de Getafe. Será retransmitido por Canal + Liga y por Gol T.

La gracia De Jesus

publi_Gran teatro

Respondió el Elche. Tocaba hacerlo y se hizo, cómo no, de la mano de un Jonathas imperial. En un partido inesperadamente abierto, con multitud de ocasiones, polémica y emoción, el conjunto ilicitano se agarró a la victoria aun con nueve jugadores sobre el campo. Contra el Getafe, el veloz Rodrigues y el asentado Cisma no podrán constar, pero mereció la pena todo por obtener la segunda victoria. En su partido más alegre, los franjiverdes salieron victoriosos del intercambio de golpes.

Arriesgó Escribá dando entrada a Pasalic junto a Mosquera y a Cristian Herrera en detrimento de Coro para formar un 4-4-2 sin matices. La pareja central, de toque; las bandas, ofensivas; los puntas, altos y luchadores. El equipo respondió con una actitud ambiciosa, demostrando ganas de ir a por el partido. Tanto el croata como el canario validaron la apuesta y despejaron dudas sobre su adecuación para la cita, no sin matices comprensibles: Pasalic evidencia cierta falta de madurez y de conocimiento liguero y Cristian sigue sin esa confianza en el gesto definitivo que dan los minutos y un gol que necesita como agua de mayo. Se vieron muchas cosas que conocemos: la inseguridad de Tyton en balones aéreos, la anarquía de Damián, la concesión de espacios ante las ofensivas rivales… y la omnipresencia de Jonathas en el juego ofensivo. Bendita sea. Especialmente atinada estuvo la banda izquierda con balón: Cisma-Víctor poseen mayor clarividencia que, por ejemplo, Albacar-Coro. Y, como no venía siendo habitual, es de justicia señalar que seis de los fichados este verano fueron titulares.

Sergio salió con lo esperado: su 4-4-2 que goza de las libertades de Sergio García para matizarse y ser dañino. El punta catalán hizo estragos entre líneas hasta que se le acabó la gasolina, como Lucas Vázquez en un par de acciones durante un primer tiempo en el que los espanyolistas no anotaron por cosas del destino. Aun así, el Elche se rehízo tras el descanso y fue justo vencedor. En cuanto al añorado Cañas, sufrió sin su compinche Víctor Sánchez: la falta de rodaje y de mordiente de Álex Fernández llegó a notarse para mal. Otro que no anduvo muy fino fue el bueno de Kiko Casilla, que erró en el gol que abrió la lata. Por tanto, la alegría por fin llega a estas tierras: a la afición, al club y su posición en la tabla, a la cara de Tyton. Lo necesitábamos.

El club franjiverde espera que los periquitos vuelvan a permitirles obtener la primera victoria local – Los catalanes bajan su rendimiento en casa, aunque recuperan a Sergio García

PasarelaAltabix-publi

Las aguas del calendario se han calmado y ahora le toca al Elche responder. La primera parada es ante un Espanyol que se está mostrando solvente en casa y dubitativo como visitante, ya que ha perdido ante Valencia y Sevilla y empatado ante Almería y Córdoba. En cualquier caso, jugarán con la urgencia de los locales y arropados por el optimismo que les otorgó su convincente actuación ante el Deportivo a pesar del empate sin goles. Además, parece que su estrella Sergio García entrará en la lista tras la lesión y podría estar a punto para ser de la partida. Los ilicitanos confían en cosechar el primer triunfo de local ante los blanquiazules,  como ocurriera la temporada pasada. Se podrá ver, además, a algunos de los que fueran candidatos a engrosar la plantilla franjiverde durante este verano.

El debutante Sergio González, anteriormente baluarte en la medular espanyolista, está cumpliendo al frente de la nave perica. Tras un inicio titubeante, con rivales complicados y una idea de juego algo ambiciosa para la plantilla, el equipo enderezó el rumbo ganando en la quinta jornada. A partir de ahí, dos empates, otra victoria y una derrota en el Calderón. Más pragmático, el Espanyol actual se acerca al de Aguirre y no duda si tiene que alinear a un lateral izquierdo como extremo, lanzar balones largos o replegar cuando toca. Actualmente son décimos, con nueve goles a favor y diez en contra. El once esperado es un 4-4-2 formado por Casilla; Javi López, Colotto, Álvaro, Fuentes; Lucas Vázquez, Cañas, Salva Sevilla, Montañés; Sergio García y Stuani. Jugadores como Caicedo o el zurdo Víctor Álvarez han tenido bastante protagonismo también, mientras que Álex Fernández sería otra alternativa para acompañar a Cañas ante la sensible baja de Víctor Sánchez. La opción de que el pelirrojo se sume a Salva y Cañas en la medular para prevenir en 4-2-3-1 al no estar Sergio García en plenitud debe valorarse, pero no es habitual hasta la fecha. En breves semanas se incorporará al equipo el central mexicano Héctor Moreno, que ya entrena con el grupo.

Escribá debe tener un lío importante en la cabeza a estas alturas. Incapaz de conformar un once convincente, en el doble pivote ya no debe saber qué hacer a la espera de poder fichar a Mudingayi y que éste se acople como debe. El cambio obligado será en la portería, donde Tyton tiene una oportunidad para ganarse la confianza de todos a causa de los problemas en el hombro de Manu Herrera. La defensa parece que será la misma que jugó en Mestalla a menos que uno de los centrales sorprenda acompañando a Mosquera: Cisma, por tanto, será el lateral izquierdo. En cuanto al debate Coro, hay que decir que el catalán anotó dos goles a su ex equipo el año pasado y apunta a titular, pero se hace difícil no pensar en Fajr (que a pesar del riesgo ha acabado convirtiéndose también en opción para el doble pivote) aunque jugadores como Álvaro saltan antes al campo desde el banquillo. Así era ya cuando el franco-marroquí sentó al actual ‘10’ ante el Celta. No obstante, ante el Sevilla se impuso el canterano. Sea como fuere, lo importante es ganar. El Elche debe usar sus bazas y controlar los desmarques a los costados de Sergio García, principal generador de peligro, así como las jugadas a balón parado que tanto daño hicieron el pasado sábado (La media de altura del once blanquiazul suele rozar el metro ochenta). La afición, por supuesto, debe ser otra baza más. De las que pesan.

 

Elche_CF_SAD

Espanyol_de_Barcelona_SAD

El Elche visita Mestalla sumido en puestos de descenso y con toda la plantilla disponible • Tras el sorprendente tropiezo del pasado domingo, el Valencia quiere seguir transmitiendo grandes sensaciones como local

PasarelaAltabix-publi

A pesar de la contundente derrota ante el Deportivo, no parece este un buen momento para enfrentarse al Valencia. El Elche ha empezado la Liga con mal pie entre el duro calendario, algún infortunio arbitral y sus propias carencias. A su vez, el club del murciélago ha protagonizado un excelente arranque y la única mancha en el currículo es la comentada. Para muestra, un botón: ha vencido en sus cuatro partidos en Mestalla anotando tres goles en cada uno de ellos. Además, suele abrir la lata pronto, lo cual sigue siendo kryptonita para los ilicitanos. En plena distracción institucional por la compra definitiva del club por parte de Lim, los jugadores chés querrán resarcirse del palo sufrido en Riazor conectando a la afición a lo que acontece sobre el césped.

El equipo de Nuno está dando brillo a la Liga jugando de manera entusiasta, vertical, versátil y técnica. Su 4-3-3 presiona o permanece a media altura, incluso repliega cuando la renta obtenida lo aconseja. Su joven once se la pasa rápido y con precisión. Jugadores de gran físico como Otamendi, Mustafi o Fuego mezclan bien con la técnica de los Parejo, André Gomes y Alcácer. Los tres primeros forman la base defensiva que protege a Diego Alves, con Barragán y el más que prometedor Gayà en los costados. El portero brasileño apunta al once tras su ausencia la jornada anterior, al igual que el fino medio ex benfiquista. Por su parte, el delantero canterano contará con la sencillez insistente de Piatti por su izquierda y la variedad de recursos de Rodrigo a su derecha. El partido podría albergar el debut de Negredo, mientras que las bajas por molestias de Feghouli y Carles Gil restarán arsenal ofensivo al banquillo. En resumen, se esperan dos cambios para conformar el que venía siendo el once de gala, con la alternativa de un prometedor Vezo si el técnico luso apuesta por dar un toque al centro de la zaga.

Escribá moverá pocas fichas de su tablero a pesar de la mala racha. Con su preferencia momentáneamente definida sobre nueve de sus once hombre titulares respecto a sus competidores (cuando los hay), existen dudas a dos niveles. La más clara, el acompañante de Mosquera. El técnico no ha convocado a Pelegrín y, tras su desafortunado partido ante el Sevilla, José Ángel podría partir como solución en dos demarcaciones desde un segundo plano. En ese caso, Adrián se postula como titular. La segunda, si Coro volverá a ser de la partida o esperará su oportunidad como hiciera ante el Celta. Viendo la adaptación de Fajr hasta la fecha, una solución podría ser alinear a Pasalic para hacer pares con la medular valencianista. Gran parte de las opciones franjiverdes reside en adelantarse en el marcador e instalar el nerviosismo en los locales, valiéndose del balón parado o de la enésima maniobra de Jonathas, que vuelve al equipo tras su sanción. Sin duda, este sábado habrá más fútbol de interés tras el afamado clásico.

POSIBLES ONCES

Valencia_CF_SAD Elche_CF_SAD

 

La sorpresa se resiste

No hay manera de ganar partidos si mantienes la poca pólvora de la temporada pasada y eres más frágil atrás. En ausencia de Jonathas, mejor no digamos. El Elche realizó una digna primera mitad que se fue al traste en cuanto el  Sevilla se puso por delante. Lo máximo esperable tras el polémico gol de Bacca era el empate, porque remontar en este contexto cabe en pocas cabezas, pero llegó el segundo hispalense. Los de Emery no quisieron el balón y los franjiverdes sintieron el deber de llevar el peso ante su afición. Se compitió y se puso en aprietos a algunos jugadores sevillistas (casos de Mbia y Coke). Sin embargo, al llegar a la frontal, la falta de pegada era latente. Ningún tiro entre palos a pesar de las buenas sensaciones que transmitían Víctor, Mosquera y Coro.

Emery se guardó poco: alineó a todos sus recién llegados de partidos internacionales a excepción de Banega, que no es un indiscutible, y suplió al lesionado Vitolo por Aleix Vidal, a pesar de que venía jugando por la derecha. A pesar de su pobre primera mitad, no sufrieron en exceso y aprovecharon cada pérdida comprometida de los locales para rozar el gol. Finalmente llegó en la segunda mitad y no exento de polémica, pero que el equipo se había recompuesto era una realidad. Les salieron bien los cambios al vasco, que quitó a Coke por Figueiras en el descanso y dio entrada a Gameiro para hacer el segundo en lugar de un Deulofeu que ya había hecho su jugada decisiva.

El próximo sábado se jugará en Mestalla ante un Valencia enojado que querrá reconciliarse con su afición. Pinta difícil, pero el propio Deportivo es un ejemplo reciente de que hay que lucharlo todo. Aunque no hayamos mejorado los laterales ni, por el momento, la portería respecto a la temporada pasada. Aunque seamos más débiles en la medular y José Ángel no venga dando señales de ser una solución eficaz. Aunque jugadores como Álvaro y Cristian Herrera resulten hoy inofensivos. Aunque la mitad de los fichajes no rasquen bola. El fútbol da muchas vueltas y de nada valdrá bajar los brazos.

El Elche tiene la exigencia de ganar su segundo partido y el primero como local en lo que podría ser una partida de ajedrez entre técnicos • Un Sevilla solvente y eficaz presentará rotaciones en su once con la confianza de que ayuden a rebajar la emoción del choque

axa-banner-publi

Elche y Sevilla se citarán en el Martínez Valero con sensaciones contrapuestas. Los hispalenses, con gran confianza tras los resultados que le han aupado al tercer puesto de la tabla. El último, un 4-1 frente al Deportivo. El Elche, mostrando una mejora que no le está bastando para obtener los marcadores deseados. En cualquier caso, el descanso acaecido en el campeonato liguero podría beneficiar a los locales, al menos de manera relativa. La euforia de los de Emery queda ya más lejana, amén de sus dificultades para preparar el partido. También se disipa la sensación de frustación ilicitana por el polémico partido ante el Almería, que no suele ser positiva a la hora de encarar el juego.

El Sevilla se vertebrará en torno a un 4-2-3-1 que tiene como principal arma la estrategia a balón parado, el orden y la calidad en transición de sus hombres ofensivos. Tras el parón de selecciones, quizá veamos a un Emery que siempre gustó de rotar realizando algunos cambios de mediocampo hacia adelante. En defensa, lo habitual viene siendo que Beto ocupe la portería, con los centradores Coke y Tremoulinas en los laterales y Pareja y Carriço en el centro exceptuando alguna incursión de Kolodziejczak. El doble pivote asentado es el formado por Krychowiak y Mbia, con Deulofeu y el ahora lesionado Vitolo en los extremos y Bacca por delante de Denis Suárez. Banega está siendo un jugador de peso en la rotación del mediocampo, aunque su mejor actuación fue en la base ante el Dépor y sorprendería verlo ahí como visitante y tras un largo viaje. El mencionado parón podría afectar también a hombres como Mbia y Deulo, principal peligro en la estrategia y en el desborde individual respectivamente. Así, jugadores como Iborra y Aleix Vidal podrían tener serias opciones de entrar en el once, al igual que Reyes tras la lesión del extremo canario.

Las cosas están más claras en el Elche, poco afectado en número durante estas semanas y con menos donde elegir. Cristian Herrera se perfila como sustituto de Jonathas y Fajr entrará en el equipo si Escribá considera que Rodrigues necesita un descanso. Lo demás se antoja inamovible a corto plazo. El conjunto franjiverde tendrá un dilema en la cita: necesita puntuar y mostrar una buena imagen ante una afición castigada hasta la fecha, pero el Sevilla es más peligroso cogiendo la espalda rival que enfrentando líneas ordenadas y forzado a llevar el peso del balón. Evidentemente, jugadores como Deulofeu o Bacca son capaces de aguarte la fiesta en cualquier contexto, pero así es. Quizá un bloque de altura media sin obsesión por mantener la posesión sea la elección del técnico valenciano: sin dejar demasiados espacios a la espalda y teniendo posibilidad de robar en zonas más avanzadas para partir desde más cerca del área rival, importante sin los recursos de Jonathas. Será complicado, pero habrá opciones reales de conseguir la primera victoria como local.

FICHA TÉCNICA

ALINEACIONES:

Elche_CF_SAD

Sevilla_FC_SAD

 

 

ÁRBITRO: Prieto Iglesias, comité navarro.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 8 de Liga, estadio Martínez Valero, 19:00, retransmitido por Canal + Liga y Gol T.

 

Irregularidades en los Juegos del Mediterráneo

El pasado sábado se hizo lo posible por obtener la segunda victoria, pero Del Cerro Grande nos jugó una mala pasada. Así de sencillo. La mejora vista en el último partido en casa sigue apreciándose en el Elche. El problema es que cuando merece empatar, pierde, y cuando merece ganar, empata. Habrá que pensar que el colegiado no tuvo su noche, porque si va más allá de eso y va a ser este el proceder ocasional durante la temporada por parte del estamento, la permanencia se pondrá demasiado cuesta arriba.

El conjunto franjiverde dispuso sobre el tapete el once del día del Celta, a excepción del esperado retorno de Coro en detrimento de Fajr. Pudo apreciarse, también con el ‘10’ catalán, que Escribá apuesta por mantener a Víctor Rodríguez centrado y por detrás del punta. El rol escorado no ayudó a uno de los capitanes, que sigue mostrándose invisible con balón, pero el técnico considerará que los más finos y clarividentes anden cerca del gol. Por suerte, el ex zaragocista se estrenó como goleador franjiverde, tras una asistencia de Jonathas. El partido estuvo bajo control hasta el primer desajuste defensivo. En el tramo final, Lombán rompió la línea del fuera de juego y dio lugar a la jugada que posteriormente acabó originando el supuesto penalti de Albacar. Los minutos previos al descanso fueron de asedio almeriense.

Francisco devolvió la titularidad a Soriano, deshaciendo esa especie de trivote que venía cosechando buenos resultados y sentando a Thomas. En la derecha, el veloz Wellington se impuso a un hasta ahora poco productivo Zongo, mientras que Thievy tuvo su oportunidad aprovechando la falta de olfato de Hemed. Los rojiblancos centraron sus esfuerzos ofensivos en atacar el costado derecho visitante durante la primera mitad, sin obtener réditos. En los primeros compases de la segunda mitad, se vieron nuevamente golpeados por una genialidad de Jonathas. El crack franjiverde posibilita a su equipo atacar con más garantías, tanto en estático como a la contra. Su posterior expulsión cambió el panorama. Tanto, que Adrián ingresó para trabajar el costado izquierdo, algo que ya le queda lejos. Al final el empuje local tuvo recompensa con el primer gol de Hemed, que funcionó como revulsivo. Si hubo falta es debatible, pero no se puede decir lo mismo del segundo error de Manu Herrera en tres partidos. Tras el parón de selecciones, el Elche recibirá al Sevilla y visitará Mestalla. Aunque se ha salido del descenso, se ha vuelto importantísimo puntuar.