Entradas

¡Hay motivo!

Perico Miquel «El Cartero» ¦ 12/02/13 07:00

OPINIÓN. Cuando el miedo acecha nuestras piernas, el escalofrio se convierte en tormenta, las mentes piden la baja laboral, los ojos reclaman auxilio dándose la vuelta, el corazón balbucea el futuro con preguntas, las lagrimas exigen un puesto en el once titular, el compromiso se va de vacaciones sin amores que matan, el tiempo cambia los segundos en horas y los minutos en penas, la ovación se convierte en destrucción, el daltonismo se aprovecha de las mentes débiles,  la madurez pierde sentido,  los curas reparten ostias como panes y el alzheimer se pone de moda,  las mujeres caen en el abandono y las explicaciones sobran,  las blasfemias las regalan,  las clases sociales se equiparan y todo en lo que creemos desaparece. Cuando el miedo acecha nuestras piernas, el negativismo se apodera del optimismo, las faldas se contraen,  la lealtad titubea,  la rabia trabaja horas extras que no cobra, los colegios cierran por huelga general,  las canciones pierden la identidad y la letra pide revisión. Cuando el miedo aceche nuestras piernas hay motivo, aunque peque de poca costumbre,  para tomarse lo que queda de liga con calma y alegría, fumarse un buen puro habano, dar a tu mujer lo que se merece, pensar con el corazón y querer al club de tus amores.

Hay motivo para pensar que las segundas vueltas son siempre más difíciles que las primeras. Hay motivo para creer que la disputa será larga pero entretenida y que a pesar de conceder los primeros puntos en el Martínez Valero, recordar como bien dijo Fran Escribá “los ataques te ganan los partidos pero las defensas los campeonatos”.

Pipas, cacahuetes y payasos

El Cartero ¦ 05/02/13 07:00 @pericomiquel

Cuando entro a un terreno de juego espero dos cosas, bueno tres, pero la tercera no llega y normalmente me la sustituyen por otra. Leer más

«Hombres contra niños, el falso 9 y una organización de chichinabo»

Óscar Gómez “Pedja” ¦31/01/13 07:00 @pedjafranjiverd

 En los primeros compases del partido ya quedó bien claro que se trataba de un duelo desigual, de un combate entre un boxeador de pesos pesados y un tertuliano del Sálvame Deluxe, en definitiva, de un duelo de hombres contra niños. El Hércules venía de ganar dos partidos seguidos y con altas dosis de confianza e ilusión, pero se topó muy pronto de bruces con la cruda realidad y con un rival muy superior.

El partido lo ganó el Elche desde el mismo momento en el que se dieron a conocer las alineaciones. Fue una de esas victorias de entrenador, dinamitando los puntos débiles del rival desde el primer minuto. Fran Escribá volvió a apostar por los 4 fantásticos, con un motivado Aarón en lugar del lesionado Carles Gil. Su estrategia no es ni más ni menos que una versión datilera de la ya conocida apuesta por el falso 9, que inventó hace ya tiempo Cruyff y que ha puesto de moda nuevamente Vicente Del Bosque con la selección. Este sistema, basado en la total libertad de los hombres de arriba, aportando movilidad y capacidad de sorpresa, fue el acertado con un rival lento en la zaga. Cabrera y Pamarot aún están preguntándose quién era el delantero centro. Y Cortés y Peña tienen sudores fríos, temblores y convulsiones pensando en Xumetra y en Fidel.

Algunos aficionados ya comentan, de manera muy poco constructiva, que éste debería ser el único sistema a emplear y que ya era hora deque sentaran a Powel en el banquillo. ¡¡Qué manía con buscar culpables y con encasillarnos en un solo papel!! Señores, este Elche es un equipo camaleónico que tiene, afortunadamente, diferentes registros y que haría mal en prescindir de cualquiera de ellos. Otros equipos son tan pobres que solo saben jugar a una cosa. Nuestro equipo, en cambio, puede ser el Elche jugón de los 4 fantásticos, el Dátil Mecánico del fútbol total, el equipo letal a balón parado, el conjunto contragolpeador o el once peleón cuando las circunstancias lo requieren. Para mí una de las claves del éxito de este año, sino la más importante, es precisamente no agarrarse a un solo estilo y adaptarse a cualquier situación. Dejemos y permitamos, por tanto, que el entrenador utilice la táctica y a los jugadores que considere oportunos en cada momento.

Dicho todo esto, viendo las prestaciones del equipo, creo que no se debería de fichar a nadie más. Estamos todos de acuerdo en que necesitamos un 9 clásico y un central polivalente. Pero también estaremos de acuerdo en que la fuerza de este equipo es el grupo. Y yo apostaría sin duda por la continuidad del grupo y, ya de paso, que a veces da la impresión de que tenemos el dinero por castigo, por la austeridad económica.

Por último y no por ello menos importante, me sorprendió sobremanera el caos organizativo del club y de la policía nacional en el dispositivo de seguridad llevado a cabo el sábado en el Estadio. Fue un desastre de mayúsculas dimensiones, un cúmulo de despropósitos, un canto a la desinformación, un berenjenal sin precedentes, en definitiva, presenciamos una organización de chichinabo. De los creadores de “Esta casa es un ruina”, viene ahora la secuela “Este estadio es un derastre”, con accesos de vehículos anulados sin aviso, accesos peatonales a curva norte y preferencia cortados por vallado, autobuses dentro del aparcamiento, carriles en zona parking cortados sin señalizar, entradas sin numerar y policías con cara de pocos amigos, ayudando, como viene siendo habitual en ellos. A esta gente le das la organización de la Superbowl y detienen a Beyoncé por no llevar un vestido ignífugo y expulsan a Obama al grito de “Yes we can, tú y cuantos más, payaso”.

Todas las medidas adoptadas serán todo lo legales que se quiera al tratarse de un partido de alto riesgo, pero la legalidad de una medida no da derecho que se tengan que pisotear los derechos de los aficionados, que no se informe y que no se señale convenientemente, provocando atascos, enfados monumentales y lo que es peor, inseguridad. Hacerlo, lo hacen muy mal, pero es que lo cuentan y lo venden peor. El año que viene a lo mejor el club es de 1ª división, pero la organización, sino cambia mucho la cosa, será de regional preferente.  Para más inri, el club no está actuando ni posicionándose ante la brutal represión policial que están sufriendo las peñas, sobre todo Jove Elx. ¿Por qué no defienden a sus aficionados? ¿Por qué siguen mirando para otro lado?

¿Y qué decir del entrañable Ceferino Serrano, Inspector Jefe de la Policía y Coordinador de la Seguridad del Martínez Valero? Pues que podría centrarse más en mejorar los dispositivos, en informar y en ser parte de la solución y no en parte del problema, que en comprobar si una bandera es o no ignífuga o si un aficionado canta según que cosas. Pero, claro, como dirían en Albacete, “Donde no hay mata, no hay patata”.