Entradas

Baraja también toma la vía franjiverde

banner-interior-publi-noticias-Xtep

En algún momento del verano de 2011 quizá se cruzaran en las puertas de las oficinas colchoneras Fran Escribá y Rubén Baraja. El valenciano salía; era el segundo de Quique Flores, de quien se separó tras expirar su relación con el Atlético con la idea de ser entrenador por cuenta propia, y un año después fichó por el Elche. El pipo Baraja entraba; un año después de retirarse en Mestalla volvía al club que dejó para fichar por el Valencia. El Atlético volvió a confiar en Gregorio Manzano y Baraja formaba parte del cuerpo técnico que no logró pasar de las vacaciones navideñas y fue sustituido por Simeone.

Para mí era la primera experiencia, espectacular. Yo estaba aún con el título de entrenador sin completar. Me pareció una aventura interesante. Me llamó uno de los mejores clubes del mundo y trabajar con un entrenador como Manzano, con una dilatada experiencia en el fútbol hacían de ello una experiencia importante. Y además con un equipo que yo conocía, que había vivido cosas especiales, bonitas y amargas. Pero desgraciadamente las cosas no salen como uno espera siempre y el resultado no fue el esperado. Pero sí que me sirvió de enseñanza y siempre estaré agradecido a esta gran oportunidad que me dio el Atlético de Madrid para vivir el banquillo tan pronto tras dejar de jugar, Rubén Baraja

Luego de salir del Calderón, como Escribá, también emprendió una carrera como primer entrenador aunque su debut llegó en el fútbol base valencianista, el club donde dejó sus mejores años como jugador principalmente en la primera mitad de la década con Benítez, el entrenador que mejor explotó sus cualidades y al que tiene como ejemplo a seguir.

Lo importante de todo esto es captar cosas de todos los entrenadores que has tenido y de las experiencias que has vivido. Cuando empiezas la faceta de entrenador tienes un montón de vida almacenada. Y yo he tenido la suerte de trabajar con grandes entrenadores con los que he aprendido muchísimo. De todos modos, si me tengo que decantar por alguien, sobre todo por el momento y el rendimiento que me sacó, el equipo y el vestuario en el que estaba, yo creo que Benítez es el entrenador espejo en el que me tengo que mirar. Evidentemente él tiene su personalidad como yo tengo la mía, pero mi idea futbolística se basa en sus enseñanzas. Rubén Baraja

El pucelano llega a Elche tras dos años dirigiendo al juvenil ché. En su primera temporada ganó la Liga y con ello el derecho a disputar la Copa del Rey, aunque cayó en la primera ronda; en la segunda temporada no pudo revalidar el título pero llegó a semifinales en la Copa. El Diario de Mestalla, que sigue el fútbol base del Valencia, explica que “el juvenil A ha practicado muy buen fútbol a lo largo del año con una generación, la del 96, llena de talento y algunos futbolistas del 95 que dieron empaque al equipo”. El ya entrenador franjiverde también hizo balance de la temporada, “Hemos competido muy bien con un equipo más joven. El balance es muy positivo sobre todo en casa. No hemos perdido ningún partido y nos hemos mostrado sólido. Es para felicitar a los chicos porque estoy realmente contento con el trabajo del año”.

A falta de ver cómo se desenvuelve el Elche de Baraja con una plantilla sin fichajes y con bajas respecto a la última temporada, parece que Baraja se decanta por un juego alegre –el rol que él encarnaba en la pareja Albelda & Baraja- para aplicar los métodos aprendidos a las órdenes de Rafa Benítez. De hecho, en ambas temporadas ha exhibido un gran músculo goleador (máximo goleador en las dos temporadas, en la segunda empatando con el campeón) y una de las mejores defensas del campeonato (mejor defensa en la primera campaña, tercera mejor por un gol en la segunda).

Otro punto a seguir será su modo de llevar el vestuario. A diferencia de los primeros dosmil, el último tercio de la década en Mestalla fue una escaparate de escándalos que tuvo a Ronald Koeman como uno de los villanos al cargarse a tres símbolos como Albelda, Cañizares o Angulo. Baraja no compartió las decisiones tomadas pero mostró su respeto a la autoridad en el vestuario: la figura que representa desde ya en el Elche.

Creo que Koeman tuvo un gran problema y se equivocó: quería implantar un estilo diferente al que veníamos haciendo desde hacía muchos años. Él quería jugar un 4-3-3 y nosotros veníamos haciendo siempre un 4-4-2 claro. Sobre esa dificultad se construyeron rencillas, diferencias personales y el equipo no acabó de cosechar resultados. Luego claro, dejó de contar con gente. Apartó a pesos pesados del vestuario. Se generó una crispación muy grande. Yo siempre pienso desde el respeto que a una decisión que se toma en un vestuario y que no depende de ti hay que acatarla. En ese momento, el responsable que no era otro que Koeman, y decidió apartar a David, Santi y Angulo. Koeman fue muy tajante en sus decisiones, mucho. Y no dio a nadie opción de echarse atrás. No quería contar con ellos. Una cosa está clara: lo importante era el club. Los entrenadores, los presidentes, los jugadores, pasamos. La entidad era lo importante. Y entonces había que seguir remando, trabajando para sacar el proyecto adelante. Rubén Baraja

Baraja será el segundo entrenador del Elche en Primera en este siglo y por delante tiene el trabajo de que la grada del Martínez Valero se identifique tanto con él como lo llegó a hacer con Fran Escribá y piense en el anuncio de Mahou que decía «quan arriba la nit, jo sóc Baraja«. Para empezar llega desde el mismo club desde donde llegó aquel austrohúngaro que le pintó una franja verde a la camiseta.

Adiós a Fran Escribá, el último gran héroe franjiverde

Banner-Publi-DF-001

El 15 de junio de 2012 Sepulcre presentaba su octavo entrenador en siete años. Tras el heredado Josu Uribe que le duró dos semanas, Julián Rubio, Luis García, David Vidal, Claudio Barragán, Pepe Bordalás y César Ferrando le llegaba el turno de dirigir la nave franjiverde a Fran Escribá, cuya experiencia en los banquillos era como segundo al mando de Quique Flores.

El último experimento similar fue Claudio Barragán, quien ascendió a primer entrenador sustituyendo al titular David Vidal, consiguiendo la salvación para ser destituido en los primeros partidos de la siguiente campaña y ser sustituido por Bordalás. Tanto el predecesor de Claudio Barragán como su sucesor eran los únicos que lograron completar una temporada como técnico franjiverde desde la llegada de Sepulcre; Julián Rubio y Josu Uribe lo habían hecho también en este siglo pero con otros presidentes. Así pues, el objetivo de Escribá era triple: demostrar su valía como primer entrenador, dar estabilidad a un banquillo muy volátil y, si se puede, lograr el ascenso al que se habían asomado David Vidal y Bordalás en los años previos.

“A la afición del Elche creo que no hay que pedirle nada, hay que darle. Son muchos queriendo volver a la élite, son muchos años sacándose el pase y pagándolo con cómo está la situación actual… Creo que es una afición que si le das cinco, te da diez”, Escribá

Por mucha confianza que se pudiera depositar en el técnico valenciano era difícil imaginar el paseo militar de su primer año. Con una plantilla digna de cualquier jugador de ‘Football Manager’ –jugadores con experiencia en Primera en cada línea combinado con jóvenes rápidos y habilidosos- armó un equipo líder desde la primera jornada que dio el primer título de Segunda al club y el Trofeo Miguel Muñoz a Escribá como Mejor entrenador de la categoría. La primera vuelta fue soberbia, con 15 triunfos en 21 jornadas, pero en la segunda vuelta en la que el gol les resultó más caro salió a relucir la maquinaria competitiva que construyó Escribá y que permitió rentabilizar al Elche cada gol con la mejor defensa del campeonato (27 goles: once goles encajados menos que la segunda, 23 menos que la tercera).

El Palmeral, mejor en primavera

Las mayores dificultades vinieron en las dos temporadas en Primera. La plantilla ya no contaba con tantas perlas para la categoría, en Segunda se podía presentar un proyecto de cara a Primera pero en Primera ya no existía la misma libertad de movimientos con el lógico hándicap económico y la competencia con otros equipos pugnando por el mismo segmento de jugadores. El problema en este caso es que el miedo a hundirte en Segunda con las deudas de Primera obligan a contratos cortos, y esto lleva a plantillas casi nuevas cada año con una Liga que cada vez comienza más pronto. En este contexto, Escribá tuvo que lidiar con nuevas plantillas en su debut en la máxima categoría del fútbol nacional, incluyendo la ausencia de dos jugadores para el debut en Vallekas por incompetencia del club al inscribir jugadores.

En el primer ejercicio en Primera tras 25 años, la victoria inaugural no llegó hasta finales de septiembre en la séptima jornada, aunque vino acompañada de dos más consecutivas que dejó al Elche en la zona media durante gran parte de la Liga; tuvo acercamientos al descenso pero no llegó a caer. La medular protagonizada por Rubén Pérez y Carlos Sánchez fue lo mejor de la temporada dando consistencia a la defensa aunque el ataque tuvo muchos problemas para definir de cara a puerta, los máximos goleadores fueron Boakye y Coro con cinco goles. En cualquier caso, no fue problema para que los periodistas como le consideraran como uno de los mejores entrenadores de la Liga, Axel Torres aseguró en GolT que Fran Escribá le había parecido el mejor entrenador de la Liga.

La segunda y última temporada dejó la primera victoria en el primer desplazamiento pero a pesar de algunos refuerzos ilusionantes en el primer cuatrimestre de competición el equipo fue una sombra de lo que el valenciano pretendía en todos los aspectos, simbolizado en el agujero defensivo que dejaba al Elche en la última plaza y como equipo más goleado durante muchas jornadas. La sólida pareja de Rubén y Carlos dejó paso a una menos contundente en defensa como la formada generalmente por Mosquera y Adrián González, aunque Pasalic se ganó un puesto cuando el Elche se revolucionó después de Navidad: a los goles de Jonathas, a gran altura desde agosto, se unieron la mejor versión de Pasalic y Fajr, que compartieron liderazgo con el brasileño y Víctor Rodríguez, otra de las grandes exhibiciones del año ilicitano; atrás hubo problemas pero Lombán se las apañó para ser crucial en defensa y en ataque (5 goles, uno de los defensas más goleadores de toda la Liga) mientras Tyton se convertía en una garantía. La segunda vuelta fue tan radicalmente distinta a la primera que el Elche acabó asegurándose no caer en el descenso deportivo en la jornada 35, dos antes que en la temporada anterior.

Al fin del camino

En estos años, Escribá ha entrado en el olimpo franjiverde consiguiendo el ascenso directo a la élite en su primera oportunidad y logrando cifras de oro del club: el que más partidos oficiales consecutivos ha dirigido al Elche (123) y el segundo que más victorias ha conseguido (20) en Primera, solo superado por Otto Bumbel (técnico de la época dorada, los años sesenta). Al margen de los números, queda la imagen de un señor que nunca levantó la voz porque confió en sus palabras y en su trabajo y que ahora se marcha antes de que la herencia institucional del sepulcrismo termine de echar por tierra su legado: recuperar al Elche para la Primera División.

Víctor: «Ha sido una temporada dura y estoy agradecido a Escribá»

axa-banner-publi

Los pitidos de Melero López dieron por cerrada la temporada del Elche con un empate ante el Levante. Uno de los que pudo golear fue Víctor Rodríguez, quien comentó que «hemos merecido algo más, hemos sido bastante protagonistas pero no hemos materializado las ocasiones que tuvimos. Hemos hecho un partido para felicitarnos por lo hecho y hemos conseguido un punto más que era el pequeño objetivo que nos marcamos» y añadió que «el penalti es un hecho puntual que hay que dejarlo en el campo». Mosquera fue algo más pragmático, «nos vamos contentos porque nos vamos de vacaciones pero no hemos podido despedirnos con una victoria».

Los jugadores hicieron balance de la temporada y Víctor Rodríguez recordó las dificultades iniciales, «ha sido una temporada dura, a nivel mental muy extraña, no empezamos bien pero a partir de enero se ha visto que estábamos capacitados y dimos ese paso hacia adelante. Pese a muchas dificultades el equipo siempre ha sabido aislarse y sobreponerse». En la misma línea se mostró Mosquera, «quizá nos costó acoplarnos porque había mucha gente nueva y que debía madurar en Primera y poco a poco nos hicimos un equipo. Hemos demostrado que hemos sido fuertes en casa y fuera y los resultados así lo demuestran».

En el plano personal, Mosquera se mostró satisfecho por haber portado el brazalete de capitán y la camiseta franjiverde, «es un orgullo haber sido capitán del Elche. Desde el primer día que me puse esta camiseta he demostrado que he dado el 100% por este equipo. He intentado representar al equipo lo mejor que he podido» y explicó que durante todo el año ha «intentado que el equipo juegue bien y saque el balón desde atrás». Víctor Rodríguez también tuvo palabras cariñosas para el entrenador franjiverde, «estoy muy agradecido a Escribá porque desde el primer momento ha confiado mucho en mí. He podido rendir al nivel que esperaba pero sé que puedo dar más».

De cara al futuro, Víctor recordó que aún está vinculado a la entidad, «tengo contrato y esperanzas de volver pero aún tenemos esa incertidumbre porque no sabemos cómo va acabar todo y que se pueda planificar una buena temporada» y se mostró esperanzado de continuar con el técnico valenciano, «no está en mi mano que siga o  no Escribá, ojalá podamos seguir todos juntos porque podemos dar un buen año en Primera. Ojalá que todo se solucione y podamos seguir». Por su parte Mosquera mostró sus expectativas de que el Elche no pierda la categoría y «se solucionen los problemas del Elche, es un equipo que debe estar en Primera. No creo en ninguna otra cosa que no sea su continuidad en Primera. Nos vamos de vacaciones con la conciencia tranquila».

1×1 | El Elche domina en Valencia pero falla de cara a puerta

BANNER-GARABATOS-1024x257

 

TYTON |7 | Tarde plácida en Valencia aunque tuvo un susto final que le obligó a retirarse.

 

DAMIÁN| 6 |El uruguayo se quedó con la banda derecha para atacar con Víctor hacia dentro. Pocos problemas atrás y casi gol al final.

LOMBÁN|6 | Partido seguro atrás de Lombán y cómo con el balón.

ROCO | 6 | Buena actuación del chileno en la retaguardia con Lombán.

CISMA |6 | El lateral zurdo se incorporó menos que Damián, sufrió más en la segunda parte que en la primera.

 

MOSQUERA |7 | El Elche dominó la posesión y el gallego tuvo mucha presencia en el pase.

PASALIC |7 | El croata se despidió con una buena actuación individual en la medular, crucial en el penalti.

 

AARÓN | 6 | Principal actor de los ataques franjiverde por banda -sobre todo en la primera parte-, falló un penalti.

VÍCTOR RODRÍGUEZ  |6 | Jugó con libertad para asociarse más por dentro, tuvo la ocasión más clara hasta las de Cristian al final.

FAJR |6| El franco-marroquí se despidió con otra muestra de sus golpeos, el fina le llega en su mejor momento.

 

CRISTIAN | 6 |De menos a más, arranco el partido como el equipo -con poca profundidad-, rozó el gol al final.

 

LOS CAMBIOS

CORO |6| Entró en la segunda parte y se movió bien por la banda izquierda.

GARRY | sc |  Últimos minutos para el caboverdiano.

POL| sc | Entró en la recta final por Tyton pero pudo hacer un par de paradas.

«Jonathas se despide aquí, quiero dar un salto de calidad»

Banner-Publi-DF-001

El delantero brasileño Jonathas de Jesus ha sido el gran protagonista de la tarde al alcanzar los 14 goles como franjiverde en su último partido en el Martínez Valero según aunció el propio jugador tras el partido, «Jonathas se despide hoy, último partido con el Elche, quiero agradecer a todos todo lo que hice y pasé aquí: a jugadores, plantilla, grupo y entrenador. Siempre voy a recordar con alegría y emoción esta ciudad, de este grupo, no tengo palabras, fuera de serie». El aún 22 franjiverde argumentó que quiere «hacer un salto de calidad en mi carrera y en mi vida» aunque afirmó que no fue algo unilateral, «no quiero hablar de esto. Hablé con todos y hemos decidido que era mi último partido; ha sido fácil. El presidente me ha entendido perfectamente, hablaron con mi representante, la verdad es que todos saben que quiero un salto de calidad en mi carrera, una experiencia nueva».

Jonathas ha mostrado una gran ambición a lo largo de la temporada y pese a los grandes registros conseguidos aún quería más, «hoy quería llegar a 15 hoy pero no lo he conseguido, estoy feliz a nivel personal, pero una victoria hoy era importantísima para la afición y para salir con el deber cumplido». Sobre el partido en sí comentó que «es una derrota extraña porque el Athletic ha atacado dos o tres veces y ha marcado tres goles, pero equipos como el Athletic son así: los equipos grandes no necesitan atacar cinco veces» y añadió que «pero hemos jugado bien y hemos tratado de ganar, igual que otras veces, aunque al final no hemos conseguido la victoria y estoy triste por esto. Pero hemos conseguido lo más importante que es la permanencia».

El ilicitano Aarón también comentó el partido y explicó que «sobre todo en los últimos quince minutos el Athletic ha apretado bastante y en algunas jugadas aisladas ha marcado pero nosotros tampoco hemos encontrado fluidez en los pases como en la primera parte y esos detalles han marcado la diferencia con la primera parte». Sobre el ambiente del grupo, el extremo confesó que «el vestuario se queda jodido porque perder tras una primera parte con una ventaja de dos goles sobre todo sabiendo que era el último partido en casa y contra un grandísimo rival, te vas con mal sabor de boca. Y también por no poder brindar una victoria a la afición para que se vaya contenta a casa».

En el aspecto individual, Aarón se quedó sin lucir el brazalete de capitán aunque no quiso crear polémica sobre el tema, «es una decisión que toma el míster, siempre ha sido el que lleva más tiempo en el club, pero es una decisión que ha tomado el entrenador y la respeto. Me hacía mucha ilusión, pero me lo tomo como una anécdota y nada más». Tampoco quiso entrar en detalle sobre la pitada a Coro, «no me gusta hablar mucho de ese tema, es una situación delicada y deben quedar en el vestuario».

El Elche busca el triunfo número 170 en casa

baner-ayto-reciclaje-publi

La salvación conseguida en La Rosaleda permite al equipo de Escribá vivir el último tramo con tranquilidad, así el Elche podrá dedicar los dos siguientes partidos a intentar alcanzar la victoria número 170 en Primera como local, por ahora suma 169 en 338 partidos jugados entre Altabix y el Martínez Valero; 6 de estas 169 han llegado esta temporada.

Por su parte, el entrenador franjiverde también tiene su propia meta ya que una victoria más colocaría a Escribá como segundo técnico del Elche con más victorias en Primera tras Otto Bumbel, que cuenta con 34, y dejando atrás a Roque Olsen, que cuenta con las mismas 22 que ahora Fran Escribá. En el último partido, el valenciano superó a Olsen como entrenador con más partidos oficiales consecutivos dirigidos al Elche.

El equipo que visitará al Elche para evitar el triunfo ilicitano será el Athletic, quienes solo han arrancado tres victorias de tierras alicantinas y todas en el antiguo Altabix: 1960, 1964 y 1970. El Elche ha ganado en nueve de las veinte visitas vizcaínas y ha conseguido al menos el empate en ocho más por lo que solo se ha quedado sin puntos en apenas el 15% de los precedentes. Para los leones las salidas esta temporada no han sido muy propicias ya que han perdido en casi la mitad de desplazamientos, 8 de 18, y solo han ganado en un tercio, 6.

Elche y Athletic llegan a la penúltima jornada sin ganar un partido que hayan empezado perdiendo. Sí han sido remontados dos veces, una jugando como local y otra jugando como visitante, curiosamente ambos sufrieron la última remontada en la jornada 16: el Elche 1-2 contra el Málaga y el Athletic 1-4 contra el Atlético.

El mejor tramo en ataque del Elche como local es el que va del 16 al 30, que ha dejado 5 de los 17 goles franjiverde en casa, por el contrario su mayor fragilidad llega en la segunda parte, al salir del descanso, 7, y en los últimos 15, 8. El Athletic, lejos de San Mamés, tiene su peor momento en los últimos 15 minutos de cada tiempo: 5 antes del descanso y 6 antes del final; en ataque ha marcado más goles en el intervalo 46-60 pero no ha marcado ni al principio (0-15) ni en el segundo período del segundo tiempo (61-75).

Víctor Rodríguez es el único franjiverde que ha marcado a un equipo en las dos vueltas, al Almería, en esta jornada tiene una última oportunidad de repetir contra el Athletic al que marcó en San Mamés; Fajr podría unirse a Victor Rodríguez en esta jornada ya que también marcó en La Catedral.

Escribá ya es el entrenador con más partidos oficiales seguidos del Elche

ayto elche publi

Fran Escribá ha superado a Roque Olsen como entrenador que más partidos seguidos ha dirigido al cuadro de la franja verde. Con el partido contra el Villarreal en El Madrigal, Escribá llegó a los 123 partidos oficiales consecutivos dirigidos como entrenador del Elche desde que firmó en verano de 2012: 116 partidos ligueros y 7 de Copa del Rey. En este tiempo ha conseguido 43 victorias (23 en Segunda), 20 empates (13 en Segunda) y 40 derrotas (6 en Segunda) en Liga; 1 victoria, 2 empates y 4 derrotas en Copa.

Roque Olsen entrenó al Elche en tres etapas en las que sumó seis temporadas en total pero en ninguna alcanzó a dirigir tantos partidos seguidos como en la primera, 122 partidos encadenados en tres temporadas: 110 partidos de Liga y 12 en Copa del Rey. En esa primera etapa,  Olsen consiguió en Liga 51 triunfos (40 en Segunda), 26 empates y 33 derrotas; y 3 victorias, 4 empates y 5 derrotas.

Empate a victorias

El entrenador argentino alcanzó a dirigir al Elche dos temporadas en Primera, aunque en la segunda fue destituido en la jornada 26. En 60 partidos, Olsen acumuló 20 victorias; Escribá ha igualado esta cifra en 74 encuentros, en su segunda temporada en Primera a falta de dos partidos para cerrar el ejercicio.

En cabeza de la cuenta de victorias, Otto Bumbel mantiene una amplia ventaja con 34 triunfos aunque en temporadas no consecutivas: 9 en 20 partidos en su primera temporada en la que entró como sustituto de Juan Ramón Santiago (62-63), 12 en la segunda (65-66), 9 en la tercera (66-67), 3 en la cuarta otra vez como sustituta (69-70) y 1 en la última en la que entró también como sustituto y 14 jornadas después fue destituido también (70-71).

1×1 | Un despiste defensivo anula el buen partido franjiverde

BANNER-GARABATOS-1024x257

 

MANU HERRERA |7 | Buen partido aunque se llevó un gol al rechace de una parada.

 

SAMU | 7 |El canterano volvió a ser titular en el lateral derecho y se mostró seguro, incluso llegando al ataque con soltura.

PELEGRÍN |6 | No ha tenido continuidad esta temporada pero jugó un buen partido en Villarreal.

ROCO | 7 | Sin su pareja habitual al lado asumió más responsabilidad y firmó una notable actuación defensiva, bien en la salida del balón..

CISMA |6 | El andaluz también se incorporó por su lateral pero sus pases fallaron más de mediocampo hacia adelante.

 

MOSQUERA |8 | Pedro está acabando de forma excepcional la temporada, omnipresente.

PASALIC |7 | En la misma línea que Mosquera, Pasalic volvió a exhibirse con gran despliegue y ocasiones de gol. Despistado en el 1-0.

 

AARÓN | 6 | Se movió sobre todo por la banda izquierda aunque se dejó caer por la derecha, de donde dejó un disparo. Trabajador.

VÍCTOR RODRÍGUEZ  |7 | Tocó más balón que en Almería y creó más ocasiones, se movió por todo el frente de ataque.

FAJR |6| Activo en la creación de ocasiones pero fallón en sus balones al área.

 

JONATHAS| 6 | Buscó el remate a puerta desde el área y desde fuera pero no encontró el gol.

 

LOS CAMBIOS

CRISTIAN HERRERA| 6| Entró en la segunda parte y tuvo disparos a puerta pero no acabaron en gol.

GARRY | 5 |  Poca participación.

PELEGRÍN | sc | Últimos minutos, tuvo un balón al área que no encontró receptor.

5 apuntes sobre la salvación del Elche

ayto elche publi

La victoria conseguida en La Rosaleda el último domingo permitió al Elche saber que matemáticamente tiene la permanencia en su mano, que deportivamente se ha ganado el derecho a seguir jugando en Primera División. El club franjiverde escapa a la incertidumbre sobre su futuro en caso de que la huelga salga adelante y queden los dos últimos partidos en el aire. A falta de tres -o solo una- jornadas, el Elche respira por primera vez con tranquilidad tras un inicio conflictivo que no logró revertir hasta el cambio de año con una escalada espectacular.

1) Más goles en las dos áreas

Escribá contó el año pasado con mejores mimbres para organizar la defensa, como contar con mediocentros puros para la medular, pero a cambio le costaba un mundo marcar goles (los máximos goleadores, Coro y Boakye acabaron con 5 goles). Este año, el poderío ofensivo es mayor y aunque las ocasiones por partido no son muchas ya suman tres goles más a falta de tres partidos que en toda la última liga completa. Jonathas ya lleva 12 y Lombán es el gran exponente de la explotación del balón parado (mientras Coro no ha marcado en toda la Liga, sin anotar desde abril de 2014). A su vez, ha encajado 8 goles más a falta de tres partidos.

2) Equipos de tu liga

Suele hablarse de derrotas dentro de lo lógico en partidos contra los grandes y de nuestra liga cuando el equipo se enfrenta a competidores por el mismo objetivo. En este ejercicio, el Elche ha conseguido el 70% de sus puntos contra equipos de la segunda mitad de tabla, de estos solo el Getafe ha logrado arrancar más de tres puntos al Elche cuando el equipo franjiverde. Esto le ha permitido conseguir la salvación varias jornadas antes que en la campaña anterior. Del mismo modo, solo 16 de los 58 goles encajados fueron en estos partidos, el 28%.

3) Punto de inflexión en Navidad

Los jugadores del Elche han reconocido varias veces que las vacaciones navideñas fueron días para reflexionar sobre la situación del equipo y debieron llegar a muchas conclusiones ya que el equipo despidió 2014 como colista con 10 puntos en 16 partidos, pero desde que arrancó este 2015 ha conseguido 30 puntos en 14 jornadas.

En goles marcados, el incremento ha sido notable: 20 goles más pasando de 13 a 33. Defensivamente la mejora ha sido menos llamativa en términos estadísticos totales, 6 goles encajados menos, pero es más espectacular discriminando los diez goles encajados en solo dos partidos de estos 14 disputados en 2015 quedando otros 16 encajados en 12 partidos.

4) Reajuste interno de la plantilla

La confección del equipo fue irregular en verano, en los últimos días le fue impedido fichar por problemas económicos de la entidad, y Escribá debió afrontar el objetivo de la salvación con una plantilla descompensada: buenos atacantes y variantes arriba pero escasos efectivos para la zaga, además de no contar con mediocentros puros, tarea que fue asumieron Adrián y Mosquera, más habituados a tocar el balón que a perseguirlo.

Las deficiencias se acusaron más en las primeras jornadas con la consiguiente pérdida constante de puntos. Por su cuenta, varios jugadores fueron mejorando individualmente, como Jonathas o Víctor, aunque el repunte colectivo llegó con el cambio de año que ha traído buenas actuaciones y buenos resultados a pesar de las goleadas en las visitas de Barcelona o Valencia; a Fayçal y Pasalic se les acaba la Liga en su mejor momento.

5) Aparecen canteranos

Como consecuencia de la corta plantilla, Escribá ha echado mano del Ilicitano –su descenso está explicado aquí– con jugadores como Gálvez, que ha alternado la posición de central o de mediocentro; el atacante ilicitano Álvaro Gimenez que ha sido el utilizado en más partidos en los últimos treinta minutos de hasta 16 jornadas; Samu también tuvo su debut como lateral en el Calderón pese a ser extremo. Fragapane y el también ilicitano Arques también tuvieron sus minutos aunque solo han saltado al campo una vez cada uno.

Por otra parte, Cristian Herrera, que saltó desde el filial la temporada pasada, esta temporada no está teniendo el mismo éxito como revulsivo: ha dejado 1 gol -3 en la anterior- en dieciocho ocasiones que ha entrado desde el banquillo.

Manu Herrera: «Nuestro destino era sufrir, estamos acostumbrados»

ayto elche publi

Una nueva victoria permite al Elche firmar la salvación de forma matemática. El goleador Jonathas fue tajante, «hemos cumplido el objetivo y estoy feliz por todos», el otro goleador –Pasalic– también se mostró muy satisfecho, «es un buen partido de todo el equipo, no solo yo, estamos muy contentos con esta victoria de seguir en Primera División». También contento, pero más apurado hasta el pitido final vivió Manu Herrera, «desde el banquillo te toca salir, el partido va a dos mil por hora y tú estás a cero, no te da tiempo a calentar, pero me he sentido cómodo al ayudar a conseguir algo tan importante», el descuento fue lo más complicado tras acortar distancias el Málaga, «cuando he visto que añadían seis minutos, he pensado que se espere un poco más y en esa jugada me esperaba el centro, le ha pegado mal y ha ido a portería, la he sacado como he podido y ya está, nuestro destino es sufrir, estamos acostumbrados», recordó el portero, que encontró eco en Jonathas, «es normal contra un gran equipo. Hemos sufrido al final pero esto es fútbol”.

Manu Herrera volvió a saltar al césped donde el Elche dejó muy cerca la salvación en la temporada pasada, y lo tenían en mente según reconoció tras el partido, «hemos tenido un déjà vu totalmente, comentábamos antes de empezar lo bien que lo pasamos que el año pasado, por qué no repetirlo. El equipo ha estado espectacular, el destino nos aguarda cosas que nunca nos esperamos y hay que estar preparado para cuando pasen cosas como las de hoy».

Tras la victoria y la permanencia firmada, los jugadores coincidieron en valorar las vacaciones navideñas como punto de inflexión. Jonathas reconoció que «cuando fui a Brasil en Navidades fueron días complicados, había que cambiar muchas cosas para conseguir la permanencia. Pero hemos cambiado todos, hemos demostrado todo en el campo. Lo hemos hecho todo diferente respecto a la primera vuelta». Pasalic además explica que se siente mejor, «después de Navidad hemos tenido grandes resultados, grandes victorias, y yo personalmente estoy mucho mejor. Pero es normal, para un jugador que viene de fuera necesita un par de meses de adaptación, ahora todo bien» y añadía también el croata que el mejor momento ha llegado en el último mes, «nos ha tocado sufrir mucho, pero en los últimos 5-6 partidos estamos a muy muy buen nivel y ganamos 3-4 partidos y todo bien, todo perfecto».

Jonathas, que llegó como cedido, concedió a la confianza depositada en él parte del mérito de su rendimiento, «cuando vine a Elche sabía que todos creían en mí y cuando un jugador tiene continuidad y todos confían él, uno puede trabajar más tranquilo, y así ha ocurrido». No dio pie a celebraciones excesivas por confirmar un año más en Primera, «lo voy a celebrar con todos, en el autobús, y especialmente con mi familia, es lo más importante para mí», y aseguró que no trabaja en más colectivos que los inmediatos, «hemos conseguido esta marca y pienso que hemos hecho historia, que he hecho historia con el Elche y estoy muy feliz con esto. Pienso en cada partido, en trabajar y en mejorar cada día».