Entradas

De la expectación al bochorno

Jorge Valdano decía que el fútbol es un estado de ánimo, y el del Elche ha dado un giro drástico en poco más de una semana. El equipo ilicitano ha pasado de generar expectación gracias a su gran e ilusionante victoria ante el Nàstic (1-3) a decepcionar por enésima vez esta temporada al caer de forma sonrojante frente al Real Zaragoza (0-3), en la que ha podido ser una de sus últimas oportunidades de meterse en la pelea por el playoff. Con los resultados que se dieron en la jornada, vuelve a estar más cerca del descenso que de la promoción.

El panorama del Elche hace unos doce días no era ni mucho menos halagüeño. Después de pinchar de nuevo en casa ante un Alcorcón (0-0) en mala dinámica y con ausencias importantes, le tocaba visitar al Nàstic, uno de los mejores conjuntos en la segunda vuelta y que sólo había perdido uno de sus diez partidos con Juan Merino en el banquillo. Sin embargo, los pupilos de Toril realizaron una soberbia primera media hora de juego en la tuvieron el acierto que les faltó en otros compromisos y marcaron tres goles. Tuvo más ocasiones para ampliar su renta y se mantuvo serio en defensa, aunque el cuadro tarraconense acortó distancias en la recta final.

Estos tres puntos, unido a la derrota del Getafe ante el UCAM Murcia, supusieron una dosis de positivismo al permitir que el Elche se colocara a cinco puntos del playoff, un objetivo estimado como bastante complicado una semana antes. El siguiente compromiso ante el Real Zaragoza se enfocó como una nueva ocasión de, además de lograr dos triunfos seguidos por primera vez este curso, poder engancharse a la lucha por la promoción. Pero el cuadro ilicitano protagonizó otra tarde negra en un día inoportuno y fue completamente superado en una primera parte bochornosa que su rival aprovechó para barrer a los franjiverdes y prácticamente liquidar el encuentro con el 0-3 con el que se llegó al ecuador del choque.

“No fue cuestión de intensidad, sino de desajustes”, alegó Toril en rueda de prensa para justificar la imagen del Elche en los 45 minutos iniciales. El entrenador cordobés también aplaudió el empuje de sus muchachos en la segunda mitad a pesar del resultado y volvió a lamentar la falta de acierto. “A pesar del palo tan fuerte, hemos dado un paso adelante y hemos tenido ocasiones claras para meternos el partido, que hubiera sido lo justo, pero no ha sido el día”, declaró.

Más críticos con la actuación colectiva se mostraron Pelegrín y Túñez en zona mixta. El catalán reconoció que el Elche tomó “malas decisiones en la primera parte” y que “es difícil dar una explicación entendible y lógica” a lo ocurrido sobre el césped, mientras que el gallego calificó el periodo inicial como “desastroso” y admitió que el equipo salió “dormido” y “desconcentrado”.

Lo cierto e indiscutible es que con más de dos tercios de Liga celebrados, el equipo blanquiverde sigue sin encontrar una línea de continuidad en su juego, siendo capaz de lo mejor y lo peor, es el segundo equipo más goleado (43 tantos en contra) y aunque presenta uno de los mejores bagajes anotadores de la categoría (40 goles a favor), en las últimas fechas, con la excepción de Tarragona, necesita generar numerosas ocasiones para marcar. Con todo ello, ocupa el 12º puesto con 39 puntos, a ocho de la promoción y seis por encima de la zona de descenso. Habrá que ver qué cara ofrece el próximo domingo a las 18:00 horas ante el Córdoba, otro conjunto de la zona baja de la tabla.

Una dosis de optimismo

La contundente victoria del Elche contra el Nàstic (1-3) ha supuesto una dosis de esperanza para el franjiverdismo, que tras el tropiezo en la jornada anterior ante el Alcorcón (0-0) se estaba resignando a ver a su equipo con muy pocas opciones de luchar por el playoff y fijando su objetivo en lograr la permanencia lo más pronto posible. Sin embargo, el triunfo en Tarragona y la derrota del Getafe en su visita al UCAM Murcia (2-0) han permitido al cuadro ilicitano acercarse a cinco puntos de la promoción, un recorte de distancias que ha aumentado la esperanza en el entorno.

El Elche de Toril da motivos para la ilusión y para la desilusión. Ilusión porque ha demostrado sobradamente que es capaz de plantarle cara a cualquier rival de la categoría, véase las primeras partes ante Levante, líder supremo de Segunda, y Nàstic, una escuadra que sólo había perdido un partido en las diez últimas jornadas, precisamente frente al Levante, como exponentes más recientes. Y desilusión porque nunca ha dado un paso al frente cuando podía meterse de lleno en la pelea por las seis primeras plazas. La gran prueba de ello es que, con poco más de dos tercios de Liga disputados, todavía no sabe lo que es enlazar dos victorias consecutivas. Contra el Real Zaragoza (domingo, 20:30 horas) tendrá su décima oportunidad para conseguirlo.

El equipo ilicitano, que acaba una jornada en la mitad superior de la clasificación por primera vez en 2017 (11º con 39 puntos), también ha aumentado en un punto su ventaja respecto al descenso, que ahora está a siete puntos. Por lo tanto, vuelve a estar más próximo en cuanto a puntuación a la promoción que a la zona roja de la tabla, una situación habitual en la mayor parte del curso, pero que no se dio en las dos últimas semanas y que hizo saltar las alarmas.

Tanto Toril como la plantilla mantienen continuidad en su discurso de centrarse exclusivamente en sumar cuanto antes los 50 puntos que aseguren la salvación para ampliar sus aspiraciones, pero es evidente que el Elche dispone de potencial, a pesar de los numerosos contratiempos en forma de lesiones, para ser ambicioso y soñar con “cosas bonitas”, citando palabras de Nino. De no ser por los denominados ‘errores puntuales’, tan repetidos durante la competición, a buen seguro que los franjiverdes estarían más arriba.

Peligroso a domicilio

El conjunto ilicitano está demostrando que es un rival peligroso a domicilio, donde es el quinto mejor equipo de Segunda División, con 18 puntos sumados de 48 posibles (5 victorias, 3 empates y 8 derrotas). Salió victorioso en sus visitas a Huesca (0-3), Zaragoza (1-3), Reus (0-1), Lugo (1-2) y Nàstic (1-3).

Con su triunfo el pasado viernes en el Nou Estadi, igualó el número de partidos ganados como foráneo que logró la temporada pasada con Rubén Baraja en el banquillo, que fueron contra Huesca (1-3), Almería (2-3), Girona (0-1), Bilbao Athletic (0-1) y Mirandés (1-2).

Los compromisos que le restan al Elche fuera de casa hasta el final de la competición son ante Córdoba, Real Valladolid, Real Mallorca, Getafe y Cádiz.

Si a domicilio tiene unos números destacables, donde tiene que mejorar sus prestaciones es en su estadio, pues es el séptimo peor local de la categoría. De hecho, ha obtenido el mismo número de triunfos como local que como foráneo esta campaña.

La última vez que ganó en el Martínez Valero fue el 27 de enero frente al Girona (1-0). Desde entonces, ha encadenado tres empates seguidos, contra UCAM Murcia (1-1), Huesca (1-1) y Alcorcón (0-0).

Hervías pide tranquilidad: “Ni el pasado viernes éramos tan malos ni ahora somos tan buenos”

Pablo Hervías fue uno de los nombres propios del Elche en su triunfo por 1-3 ante el Nàstic. El extremo riojano, uno de los jugadores que mejor nivel está dando esta temporada, causó estragos a los tarraconenses por la banda derecha, por donde generó peligro cada vez que recibió el balón y sirvió en bandeja el gol a Nino con una gran asistencia. El ‘17’ franjiverde afirmó en zona mixta que este triunfo “refuerza la línea de trabajo” del equipo, que no estaba pasando por su mejor momento.

“Los resultados no estaban llegando, pero tarde o temprano teníamos que conseguir un resultado así. Metemos tres goles cuando se venía hablando de que habíamos perdido eficacia ofensiva. Estamos muy contentos”, declaró Hervías, quien al igual que Fabián, subrayó el notable buen hacer del Elche en la faceta defensiva para que el Nàstic apenas pudiera generar oportunidades tras el descanso.

“Teníamos una clara ventaja y no somos tontos, ya nos ha pasado muchas veces, y hemos dicho «cabeza, por favor, que lo tenemos, a trabajar todos en defensa». Quizás nos ha faltado tener más la pelota, pero casi no sufrimos. Hemos hecho un partido muy maduro”, indicó el futbolista logroñés, quien se mostró satisfecho con el rendimiento tanto a nivel colectivo como personal: “Me he encontrado muy cómodo, con muchos espacios. Sabíamos que juegan con defensa de tres y había que mover el balón de lado a lado, y a mí me ha llegado mucho. He dado una asistencia y he tenido un tiro que se me escapó”.

La victoria en el Nou Estadi llega tras el tropiezo ante el Alcorcón en casa, que dejó un nefasto sabor de boca en el entorno. Hervías no quiere que haya un vaivén de sensaciones en función de los resultados y pidió “mantener la calma”. “Mentiríamos si dijéramos que estábamos bien después de ese partido, que tampoco fue malo, pero hay que estar tranquilos, que sabemos cómo va esto. Ni el pasado viernes éramos tan ni ahora tan buenos. Ahora toca pensar en el Zaragoza”, manifestó.

El extremo riojano, cuestionado por el motivo por el que el Elche obtiene mejores resultados fuera de casa, opinó que los espacios que dispone como foráneo le permite explotar mejor sus virtudes. “Los rivales vienen al Martínez Valero nos tienen más respeto y vienen más a defender, y en sus campos tienen que ganar, y con más espacios jugamos mejor”, explicó.

Foto: Laia Solanellas (EsportsdelCamp.cat)

Fabián: “Tuvimos la efectividad que nos faltó en otros partidos”

Fabián expresó en zona mixta su doble alegría: la gran victoria del Elche por 1-3 ante el Nàstic y su primer gol en la LFP, que sirvió para inaugurar el marcador y allanar el camino hacia los tres puntos. “Le pegué con la derecha y la vi salir muy bien. Estoy muy contento por mi primer gol como profesional y por ayudar al equipo”, declaró el medio andaluz, quien señaló el acierto de cara a gol como una de las claves del triunfo.

“Sabemos que somos un gran equipo y salimos a ganar en todos los partidos. Generamos muchas ocasiones, pero hoy tuvimos la efectividad que nos faltó en otros partidos. Esperemos que siga la racha”, deseó Fabián, quien también destacó que el cuadro ilicitano supo mantener su renta siendo solvente atrás.

“El Nàstic estaba presionando, pero en la segunda parte salimos a mantener el resultado y a ampliarlo y supimos defender. No siempre es el fútbol de jugar, también hay que defender, y el equipo ha mejorado muchísimo en ese aspecto. Esperamos seguir en esta línea”, expuso el jugador de Los Palacios, quien afirmó que este triunfo le da “confianza y motivación” al grupo para el próximo partido ante el Real Zaragoza, en el que esperan conseguir tres puntos más.

Fabián recalcó que el Elche debe seguir centrando en conseguir el objetivo de la permanencia “cuanto antes para estar tranquilos”. “Nos gustaría mirar hacia arriba, pero el primer objetivo son los 50 puntos”, dijo.

Por último, el ‘16’ franjiverde agradeció el apoyo de la afición presente en el Nou Estadi: “Siempre es importante tenerlo, nos motiva, y espero que el domingo esté con nosotros y le dediquemos la victoria”.

Foto: Joan Alfons López (EsportsdelCamp.cat)

El Elche ganó en Tarragona nueve años después

El Elche acabó este viernes con su victoria por 1-3 ante el Nàstic de Tarragona con una racha de casi nueve años y medio sin ganar en el Nou Estadi. El equipo ilicitano no sumaba un triunfo en la capital catalana desde el 7 de octubre de 2007, cuando se impuso por 1-2 con goles de Pere Martí y Miguel. Óscar Rubio, que posteriormente vestiría de franjiverde, anotó para los granas.

Desde entonces, el Elche acumuló cinco visitas a Tarragona sin obtener los tres puntos en juego. Empató en una ocasión (0-0 en la temporada 2010/2011) y perdió en cuatro (2-0 en la 2008/2009, 3-1 en la 2009/2010, 1-0 en la 2011/2012 y 1-0 en la 2015/2016).

Cabe apuntar que el cuadro blanquiverde no se enfrentó al Nàstic en tres de las nueve últimas campañas al estar en diferentes categorías.

En dos de ellas, quien sí se midió a los catalanes en su feudo fue su filial, el Elche Ilicitano, que cayó por 2-0 en el curso 2013/2014 e igualó a uno en el 2014/2015.

Foto: Joan Alfons López (EsportsdelCamp.cat)

Toril: “Esta victoria refrenda el trabajo del equipo”

Toril era todo satisfacción tras la victoria del Elche por 1-3 ante el Nastic. El preparador cordobés afirmó que este triunfo “refrenda el trabajo del equipo, que está en muy buena línea a pesar de los resultados”, y celebró que sus pupilos estuviesen “muy eficaces de cara a portería”.

“Hemos tenido momentos parecidos en los que no estuvimos muy lúcidos en ataque y después pasaron cosas que hicieron que el resultado no fuera positivo, pero hoy sí lo estuvimos”, señaló Toril, quien destacó que el equipo ilicitano realizó “una muy buena primera parte”.

“Hicimos un gran futbol, interpretando muy bien el partido y haciendo mucho daño por fuera. El Nàstic acumula mucha gente por dentro y juega con carriles muy altos, y la clave era robarles en esa zona y generarles por fuera, como hicimos, y tener efectividad”, expuso el técnico andaluz, quien reconoció que los franjiverdes sufrieron tras la reanudación con la entrada de Manu Barreiro y Álex López en los locales. “Con ese juego directo, te genera dificultades, pero estamos contentos con el partido y el resultado”, indicó.

Toril alabó que sus pupilos fueran capaces de anular al Nàstic, señalando que el éxito para frenarle es “cerrarle los caminos interiores”. “Buscaron profundad por fuera con Gerard y Lobato, pero prácticamente no han entrado en juego porque no les hemos dejado. Eso es más mérito nuestro que demérito de ellos”, dijo el entrenador franjiverde, quien destacó el “muy buen” trabajo de los mediocentros “cerrando líneas de pase e incomodando a Emaná” y la solvencia de los centrales.

Toril, quien señaló que introdujo a José Ángel para «ayudar en el juego aéreo», explicó el motivo por el que el Elche obtiene mejores resultados como visitante que como local: “Cuando juegas fuera, aunque nuestra propuesta siempre es tener la pelota y ganar, el contrario también quiere, y deja más espacios, y tenemos gente rápida e inteligente para aprovecharlos y nos sentimos cómodos”.

El técnico de Peñarroya-Pueblonuevo afirmó que esta victoria no variará su hoja de ruta: “Soy una persona tranquila en la victoria y derrota y seguiré mi camino. El equipo está a buen nivel, damos un paso más y vamos a seguir peleando para conseguir nuestro primer objetivo lo antes posible. Después, ya veremos”.

Por último, agradeció a la afición desplazada a Tarragona “los kilómetros que ha hecho”, indicando que “siempre es necesario que tus aficionados te alienten en estos momentos”, y espera que esta victoria anime a que haya una buena entrada en el próximo compromiso ante el Real Zaragoza.

Foto: Laia Solanellas (EsportsdelCamp.cat)

El Elche disipa dudas a lo grande (1-3)

El Elche sale de su crisis a lo grande. El equipo ilicitano venció por 1-3 al Nàstic en un partido importante destinado a marcar el objetivo de la temporada. Ofreció una gran imagen y dio un golpe de autoridad ante un rival que se encontraba en su mejor momento de la temporada y que no conocía la derrota como local en 2017. Fabián, Djetei en propia puerta y Hervías prácticamente sentenciaron la contienda en una primera parte magnífica de los pupilos de Toril. En una segunda parte con poco que contar, Manu Barreiro afeó el resultado para los franjiverdes marcando el gol catalán en la recta final.

Toril regresó a planteamientos de jornadas anteriores escogiendo a los mismos once que jugaron de inicio contra Lugo (1-2), Huesca (1-1) y Levante (2-1). Dorca y Pelayo reemplazaron a Álex Fernández y Pedro. En el otro bando, el técnico del Nàstic, Juan Merino, realizó varios cambios en su defensa: G. Valentín y Djetei entraron por Suzuki y Bouzón, lo cual supuso que Mossa se colocó como central zurdo y Cristian Lobato pasó a actuar en el carril izquierdo.

El Elche saltó al césped de manera fulgurante, con las ideas claras y ansioso de adelantarse pronto en el marcador. Tras intentarlo sin éxito Hervías e Iriondo desde fuera del área, Fabián sería el encargado de poner el 0-1 en el minuto 13. El centrocampista andaluz recibió en la frontal, se zafó de Cordero y colocó la pelota lejos del alcance del portero Manolo Reina con su pierna derecha, la ‘menos buena’.

Con ventaja en el luminoso, el equipo ilicitano no bajó el pistón ni un ápice. Son ya muchas las ocasiones en las que dejó escapar puntos en esta situación y en un partido clave que podía marcar su objetivo para el resto del campeonato, sacó garra y dio el do de pecho. La reacción del Nàstic al primer tanto visitante fue mínima, apenas unos acercamientos al área contraria que no revistieron peligro alguno.

Tras un disparo de Dorca que atrapó el guardameta grana sin problemas, Pelayo protagonizó las siguientes oportunidades del Elche, primero con un remate de cabeza a centro de Iriondo que no cogió portería y después en una jugada ensayada de córner que hizo estirarse a Reina.

Los franjiverdes, firmes en defensa y dañinos en ataque, estaban decididos a hacer sangre para evitar tristes episodios anteriores y encontraron un filón en la banda izquierda del Nàstic, donde Cristian Lobato, un futbolista con vocación ofensiva, estaba totalmente desubicado. Por ahí se originó el segundo gol. En el minuto 25, Luis Pérez, en una de sus numerosas incursiones en territorio rival, puso el balón en el área con un centro raso que Djetei introdujo en su propia portería en su intento de despeje.

Ante un Nàstic totalmente noqueado, el Elche siguió insistiendo en buscar la portería catalana y marcó el 0-3 en el minuto 31. Hervías condujo por el costado diestro (otra vez) y puso una deliciosa asistencia a Nino, que conectando el balón de primeras superó a Manolo Reina.

Con una renta bastante cómoda, los de Toril, que por fin tenía ante sí la victoria holgada que reclamó la pasada semana, se permitieron reducir alguna marcha hasta el final de la primera mitad, si bien dispusieron de una nueva ocasión a través de una carrera de Hervías por la derecha (de nuevo) que no finalizó con acierto. Juan Carlos, prácticamente inédito en el transcurso del choque, hizo acto de presencia desviando un tiro de Juan Delgado, en el único tiro a puerta del cuadro grana en el periodo inicial.

A pesar de que el panorama invitaba al pesimismo, Merino anunció que el Nàstic no iba a tirar la toalla dando entrada tras el descanso a dos puntas, Álex López y Manu Barreiro. Lobato, que estuvo mal en el primer periodo, se cambió de banda. Poco después, el entrenador se vio obligado a agotar los cambios por la lesión de Cordero, que fue sustituido por Madinda.

La segunda parte tuvo poca historia entre la incapacidad de los tarraconenses para poner en aprietos a su adversario, a excepción de la recta final, y el repliegue de líneas del Elche, que se vio con el trabajo hecho y trató de ahorrarse sustos. Cabe recordar que el Nàstic fue capaz de remontar un 3-1 en el Martínez Valero en la primera vuelta, y los franjiverdes se negaron a revivir esa desagradable experiencia.

Un tiro de Mossa que taponó Luis Pérez y un remate a la media vuelta de Manu Barreiro fue lo más destacable del equipo grana en ataque en los primeros compases de la segunda mitad. Por su parte, Borja Valle tuvo en sus botas el cuarto para el Elche, pero estuvo desacertado solo dentro del área ante el guardameta grana.

Tras estas oportunidades, los minutos pasaban sin que ocurriese nada destacable por parte de ambos conjuntos, siendo conscientes de que parecía que todo el pescado ya estaba vendido. Pero con el público local ya abandonando sus asientos para marcharse a digerir esta dura derrota, Manu Barreiro acortó distancias a tres minutos del añadido anotando de cabeza tras un centro de Lobato desde la derecha. Este gol dio moral al Nàstic, que gozó de dos ocasiones importantes antes del final: una falta ejecutada por S. Tejera que desvió Juan Carlos y un remate con la punta de la bota de Mossa en un córner que pegó en el palo.

Con esta victoria, el Elche suma 39 puntos y se aleja de la zona de descenso, un temor cada vez mayor en las últimas fechas que puede volver a pasar a un segundo plano, al menos momentáneamente, y aviva sus esperanzas de engancharse a la pelea por el playoff. Es una misión difícil por las distancias y las numerosas oportunidades desperdiciadas, pero con el fútbol y la pegada de este viernes, todo es posible.

Ficha técnica

Nàstic: M. Reina; G. Valentín (Álex López, min 45) , Djetei, Perone, Mossa, C. Lobato; X. Molina, Cordero (Madinda, min 49), S. Tejera; Emaná (M. Barreiro, min 45) y Juan Delgado.

Elche: Juan Carlos; Luis Pérez, Pelegrín, Túñez, Iriondo; Dorca, Fabián (José Ángel, min 75); Hervías, Pelayo, Borja Valle (Pedro, min 83); y Nino (Guillermo, min 67).

Goles: 0-1, Fabián (min 13); 0-2, Djetei en p.p (min 25); 0-3, Nino (min 31); 1-3, Manu Barreiro (min 85).

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (comité navarro). Amonestó por parte del Nàstic a Djetei (min 64) y a Álex López (min 80) y por parte del Elche a Túñez (min 87).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 30 de la Liga 1|2|3 disputado en el Nou Estadi ante 7.783 espectadores.

Foto: Joan Alfons López (EsportsdelCamp.cat)

Escucha la tertulia previa del Nàstic-Elche de Onda Deportiva

El Elche afronta este viernes (20:00 horas) la visita al Nàstic de Tarragona, un equipo en alza desde la llegada de Juan Merino a su banquillo. El equipo ilicitano necesita los tres puntos en juego para alejarse de los puestos de descenso y volver a avivar sus esperanzas de luchar por el playoff.

En Onda Deportiva Elche analizaron la previa de este partido complicado para los franjiverdes con la intervención de Monserrate Hernández, responsable de deportes de Onda Cero Elche, Adrián Díaz, redactor de Diario Franjiverde, y David Marín, corresponsal de Marca en Elche.

 

Nàstic-Elche: Toca cambiar el chip

Al Elche le toca cambiar el chip. Este viernes afronta la visita a un Nàstic de Tarragona en franca progresión con el objetivo de conseguir una victoria que se le ha resistido en las tres últimas jornadas para alejarse del descenso. Los franjiverdes, más cerca de la zona roja de la tabla que del playoff, todavía tienen remotas opciones de meterse en la pelea por los primeros puestos, pero sus constantes pinchazos (tres empates seguidos en casa), le han obligado a prestar más atención a lo que ocurre abajo.

El equipo ilicitano, 12º con 36 puntos, se encuentra a ocho de la promoción y seis por encima del descenso. A pesar de que desde la plantilla y el entrenador se sigue transmitiendo el mensaje de que lo segundo es una amenaza bien lejana que no está entre sus pensamientos, lo cierto es que su dinámica de resultados (dos victorias en la segunda vuelta) le está condenando a anclarse en tierra de nadie, pero con varios equipos pisándole los talones. Entre ellos el Nàstic, que de ganar, superaría al Elche en la clasificación.

“La situación no es dramática”, recalcó Toril, cuya figura ha sido foco de críticas en las últimas fechas, en la rueda de prensa previa al encuentro, pero sí es desalentadora, porque las jornadas pasan y los franjiverdes siguen sin convertir las sensaciones que transmite sobre el césped en una racha positiva de resultados, lo cual ha provocado que ahora luchar por el playoff sea una misión complicada y distanciarse de la zona baja de la tabla sea la prioridad.

Salvo sorpresa, el técnico cordobés, que esta semana ha preparado varias sesiones de entrenamiento a puerta cerrada, devolverá la titularidad a Dorca tras cumplir sanción, relegando a Álex Fernández o a Fabián al banquillo, y Pelayo podría volver a jugar de inicio como en los dos últimos choques fuera de casa, siendo Pedro quien más probabilidades tendría de caerse del once. La nota positiva es que Edu Albacar regresa a una convocatoria tras varias semanas en el dique seco por lesión, si bien esperará su oportunidad en el banquillo.

Nàstic, revitalizado con Merino

El Elche tendrá enfrente al Nàstic de Tarragona, un equipo al que la llegada de Juan Merino al banquillo en sustitución de Vicente Moreno, que dimitió a finales de año, le ha revitalizado de manera extraordinaria. Con el entrenador andaluz, que apuesta por el esquema 5-3-2, los catalanes son uno de los mejores conjuntos de Segunda en 2017, cosechando unos sobresalientes resultados que le han permitido salir del descenso, donde ha vivido buena parte de la temporada.

Desde que Merino es su entrenador, el Nàstic ha sumado 17 puntos de 30 posibles (4 victorias, 5 empates y una derrota) y ha escalado del último al 15º puesto, que ocupa con 33 puntos. Acumula cinco jornadas sin perder (1-0 contra el Levante) y antes de empatar a uno contra el Sevilla Atlético la pasada jornada, encadenó tres triunfos seguidos, frente a Numancia (2-0), Real Zaragoza (1-2) y Córdoba (2-1). Por otro lado, es el sexto conjunto que más goles ha recibido (38).

El preparador de La Línea de la Concepción tan solo tiene la baja de Luismi por sanción. La alineación del Nàstic presentará como mínimo una novedad, pues Iago Bouzón, titular habitual con Merino, verá el partido desde la grada por decisión técnica. La entrada de Djetei o retrasar a Xavi Molina a la zaga y darle la titularidad a Madinda, opciones.

Posibles alineaciones

Nàstic: Manolo Reina; C. Lobato, Suzuki, Perone, Djetei, Mossa; Xavi Molina, S. Tejera, Cordero; Emaná y Juan Delgado.

Elche: Juan Carlos; Luis Pérez, Pelegrín, Túñez, iriondo; Dorca, Fabián o Álex; Pedro o Pelayo, Borja Valle, Hervías; y Nino.

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (comité navarro).

Estadio: Nou Estadi (20:00 horas).

Merino: “El Elche es de lo mejor de la categoría a nivel ofensivo”

El entrenador del Nàstic de Tarragona, Juan Merino, destacó del Elche que es “de lo mejor de la categoría a nivel ofensivo, de los equipos que más goles mete”, si bien agregó que “también suele encajar”. “Es un equipo alegre, diseñado en base a la manera de entender el fútbol de su entrenador, de juego asociativo. Tiene buenos jugadores y siempre crea ocasiones, y domina el balón parado.  Se asemeja mucho tanto en casa como fuera, quizás por la responsabilidad de ganar ha estado encajando demasiados goles en su campo”, indicó el técnico andaluz, quien declaró que su equipo deberá estar “muy ordenado y agresivo en defensa” y ser paciente.

“Nos encontramos fuertes y tendremos nuestras opciones. Debemos esperar nuestra oportunidad, porque dispondremos de ocasiones”, apuntó.

El cuadro catalán, que se encuentra en una dinámica positiva que le ha permitido abandonar la zona de descenso. Merino afirmó que el próximo partido “es una final más”. “Es importantísimo. Para cualquier equipo en nuestra situación, sumar tres puntos es vital. En la parte de abajo, ganar cada vez cuesta más y salimos del descenso tras lograr tres victorias seguidas, algo muy difícil en esta categoría”, reseñó Merino, quien expuso que ahora “cualquier victoria te da mucha tranquilidad para trabajar y te distancia bastante” de abajo.

El preparador de La Línea de la Concepción mostró su satisfacción con su conjunto, a la que ve “fuerte y terminando muy entero los partidos”, pero advirtió que debe “estar preparado para cualquier revés” en forma de derrota.

Juan Merino ha citado a 18 futbolistas para el encuentro ante el Elche (viernes, 20:00 horas), que son: Manolo Reina, Dimitrievski, Gerard Valentín, Suzuki, Perone, Djetei, Mossa, Xavi Molina, Madinda, S. Tejera, Cordero, Ferran Giner, C. Lobato, Juan Delgado, A. Emaná, Álex López, Manu Barreiro y S. Emaná. Se han quedado fuera Luismi por lesión y Bouzón, Zahibo, Juan Muñiz, José Carlos, Jean Luc y Uche por decisión técnica.

Foto: Joan Alfons López (EsportsdelCamp.cat)