Entradas

El Elche disipa dudas a lo grande (1-3)

El Elche sale de su crisis a lo grande. El equipo ilicitano venció por 1-3 al Nàstic en un partido importante destinado a marcar el objetivo de la temporada. Ofreció una gran imagen y dio un golpe de autoridad ante un rival que se encontraba en su mejor momento de la temporada y que no conocía la derrota como local en 2017. Fabián, Djetei en propia puerta y Hervías prácticamente sentenciaron la contienda en una primera parte magnífica de los pupilos de Toril. En una segunda parte con poco que contar, Manu Barreiro afeó el resultado para los franjiverdes marcando el gol catalán en la recta final.

Toril regresó a planteamientos de jornadas anteriores escogiendo a los mismos once que jugaron de inicio contra Lugo (1-2), Huesca (1-1) y Levante (2-1). Dorca y Pelayo reemplazaron a Álex Fernández y Pedro. En el otro bando, el técnico del Nàstic, Juan Merino, realizó varios cambios en su defensa: G. Valentín y Djetei entraron por Suzuki y Bouzón, lo cual supuso que Mossa se colocó como central zurdo y Cristian Lobato pasó a actuar en el carril izquierdo.

El Elche saltó al césped de manera fulgurante, con las ideas claras y ansioso de adelantarse pronto en el marcador. Tras intentarlo sin éxito Hervías e Iriondo desde fuera del área, Fabián sería el encargado de poner el 0-1 en el minuto 13. El centrocampista andaluz recibió en la frontal, se zafó de Cordero y colocó la pelota lejos del alcance del portero Manolo Reina con su pierna derecha, la ‘menos buena’.

Con ventaja en el luminoso, el equipo ilicitano no bajó el pistón ni un ápice. Son ya muchas las ocasiones en las que dejó escapar puntos en esta situación y en un partido clave que podía marcar su objetivo para el resto del campeonato, sacó garra y dio el do de pecho. La reacción del Nàstic al primer tanto visitante fue mínima, apenas unos acercamientos al área contraria que no revistieron peligro alguno.

Tras un disparo de Dorca que atrapó el guardameta grana sin problemas, Pelayo protagonizó las siguientes oportunidades del Elche, primero con un remate de cabeza a centro de Iriondo que no cogió portería y después en una jugada ensayada de córner que hizo estirarse a Reina.

Los franjiverdes, firmes en defensa y dañinos en ataque, estaban decididos a hacer sangre para evitar tristes episodios anteriores y encontraron un filón en la banda izquierda del Nàstic, donde Cristian Lobato, un futbolista con vocación ofensiva, estaba totalmente desubicado. Por ahí se originó el segundo gol. En el minuto 25, Luis Pérez, en una de sus numerosas incursiones en territorio rival, puso el balón en el área con un centro raso que Djetei introdujo en su propia portería en su intento de despeje.

Ante un Nàstic totalmente noqueado, el Elche siguió insistiendo en buscar la portería catalana y marcó el 0-3 en el minuto 31. Hervías condujo por el costado diestro (otra vez) y puso una deliciosa asistencia a Nino, que conectando el balón de primeras superó a Manolo Reina.

Con una renta bastante cómoda, los de Toril, que por fin tenía ante sí la victoria holgada que reclamó la pasada semana, se permitieron reducir alguna marcha hasta el final de la primera mitad, si bien dispusieron de una nueva ocasión a través de una carrera de Hervías por la derecha (de nuevo) que no finalizó con acierto. Juan Carlos, prácticamente inédito en el transcurso del choque, hizo acto de presencia desviando un tiro de Juan Delgado, en el único tiro a puerta del cuadro grana en el periodo inicial.

A pesar de que el panorama invitaba al pesimismo, Merino anunció que el Nàstic no iba a tirar la toalla dando entrada tras el descanso a dos puntas, Álex López y Manu Barreiro. Lobato, que estuvo mal en el primer periodo, se cambió de banda. Poco después, el entrenador se vio obligado a agotar los cambios por la lesión de Cordero, que fue sustituido por Madinda.

La segunda parte tuvo poca historia entre la incapacidad de los tarraconenses para poner en aprietos a su adversario, a excepción de la recta final, y el repliegue de líneas del Elche, que se vio con el trabajo hecho y trató de ahorrarse sustos. Cabe recordar que el Nàstic fue capaz de remontar un 3-1 en el Martínez Valero en la primera vuelta, y los franjiverdes se negaron a revivir esa desagradable experiencia.

Un tiro de Mossa que taponó Luis Pérez y un remate a la media vuelta de Manu Barreiro fue lo más destacable del equipo grana en ataque en los primeros compases de la segunda mitad. Por su parte, Borja Valle tuvo en sus botas el cuarto para el Elche, pero estuvo desacertado solo dentro del área ante el guardameta grana.

Tras estas oportunidades, los minutos pasaban sin que ocurriese nada destacable por parte de ambos conjuntos, siendo conscientes de que parecía que todo el pescado ya estaba vendido. Pero con el público local ya abandonando sus asientos para marcharse a digerir esta dura derrota, Manu Barreiro acortó distancias a tres minutos del añadido anotando de cabeza tras un centro de Lobato desde la derecha. Este gol dio moral al Nàstic, que gozó de dos ocasiones importantes antes del final: una falta ejecutada por S. Tejera que desvió Juan Carlos y un remate con la punta de la bota de Mossa en un córner que pegó en el palo.

Con esta victoria, el Elche suma 39 puntos y se aleja de la zona de descenso, un temor cada vez mayor en las últimas fechas que puede volver a pasar a un segundo plano, al menos momentáneamente, y aviva sus esperanzas de engancharse a la pelea por el playoff. Es una misión difícil por las distancias y las numerosas oportunidades desperdiciadas, pero con el fútbol y la pegada de este viernes, todo es posible.

Ficha técnica

Nàstic: M. Reina; G. Valentín (Álex López, min 45) , Djetei, Perone, Mossa, C. Lobato; X. Molina, Cordero (Madinda, min 49), S. Tejera; Emaná (M. Barreiro, min 45) y Juan Delgado.

Elche: Juan Carlos; Luis Pérez, Pelegrín, Túñez, Iriondo; Dorca, Fabián (José Ángel, min 75); Hervías, Pelayo, Borja Valle (Pedro, min 83); y Nino (Guillermo, min 67).

Goles: 0-1, Fabián (min 13); 0-2, Djetei en p.p (min 25); 0-3, Nino (min 31); 1-3, Manu Barreiro (min 85).

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (comité navarro). Amonestó por parte del Nàstic a Djetei (min 64) y a Álex López (min 80) y por parte del Elche a Túñez (min 87).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 30 de la Liga 1|2|3 disputado en el Nou Estadi ante 7.783 espectadores.

Foto: Joan Alfons López (EsportsdelCamp.cat)

El Elche quiere ‘pescar’ en Vitoria

El pasado 20 de junio, Sergio Fernández anunció en su presentación como director deportivo del Alavés que el club vitoriano incorporará 16 futbolistas este verano. Esto supone que numerosos integrantes de la plantilla que devolvió a los babazorros a Primera División diez años después han cogido o cogerán la puerta de salida. Una circunstancia que quiere aprovechar el Elche, que ha ‘tirado la caña’ en la capital vasca.

La primera ‘captura’ ha sido Pelegrín, que vuelve al conjunto ilicitano tras una exitosa temporada en el Alavés, donde ha sido una pieza fundamental en la zaga del campeón de Segunda División. Y los nombres del plantel vitoriano que más gustan a la dirección deportiva franjiverde son Carpio, Bernardello y Manu Barreiro. El primero, al igual que Pelegrín, podría vivir un segundo ciclo en el Elche, aunque el más que probable fichaje de Luis Pérez, lateral diestro que este último curso jugó en el Real Jaén, le cerraría las puertas. Carpio y Manu Barreiro tienen contrato en vigor con el Alavés, mientras que Bernardello se desvinculó el pasado lunes.

Javier Carpio Martín (Salamanca, 1984) es un lateral derecho trabajador, aguerrido e intenso en el aspecto defensivo. Su etapa en el Elche comenzó en la temporada 2010/2011 tras dos campañas en el Alcoyano. Llegó al equipo ilicitano de la mano de Pepe Bordalás, al que tuvo como entrenador durante su estancia en Alcoy. El defensa charro defendió la camiseta franjiverde durante dos cursos, entre los que disputó un total de 62 partidos. Fue un fijo en la zaga del Elche que alcanzó la final del playoff de ascenso a Primera División, en la que cayó ante el Granada.

Carpio abandonó el Elche al término de la campaña 2011/2012 y firmó por la Ponferradina, equipo en el que estuvo tres temporadas, las dos primeras con el exfranjiverde Claudio Barragán como entrenador. Jugó un total de 93 encuentros con el cuadro berciano. Tras finalizar su vinculación con la Ponferradina, el defensa salmantino acudió a la llamada de Bordalás para formar parte de su proyecto en el Alavés, donde ha sido uno de los hombres más utilizados por el técnico alicantino de la plantilla que consiguió el campeonato de Segunda esta última campaña. Participó en 35 encuentros.

Carpio4

Hernán Darío Bernardello (Rosario, Argentina, 1986) es un centrocampista de corte destructor, ‘canchero’, bregador y de carácter. Además, posee un notable disparo desde fuera del área. Su primera experiencia en España fue con el Almería, al que se incorporó en el verano de 2009 procedente de Newell’s Old Boys por algo más de tres millones de euros. El medio argentino, que llegó a participar en un amistoso con la selección absoluta de su país, vistió de rojiblanco durante tres cursos, dos en Primera y uno en Segunda, disputando un total de 109 partidos con el equipo andaluz.

Tras abandonar el Almería, estuvo en Montreal Impact, Cruz Azul y de nuevo Newell’s antes de fichar por el Alavés el pasado mes de enero. Con el equipo albiazul, disputó 13 partidos, entre ellos once de los doce últimos del campeonato, en los que fue titular en nueve, y marcó un gol.

Bernardello2

Manu Barreiro Bustelo (Santiago de Compostela, 1986) es un espigado delantero de 1,91 metros de altura, pero no es el prototípico ariete ‘tanque’ fijador de centrales, receptor de balones aéreos y falto de rapidez. Una de sus virtudes son los remates al primer toque tras centros laterales, tanto de cabeza como con el pie. Pasó por las categorías inferiores de Real Madrid y Valencia y militó en varios equipos de Segunda B, entre ellos el Cádiz, con el que debutó en Segunda, y Tercera antes de aterrizar en el Racing de Ferrol, donde se destapó como goleador. Marcó 44 goles entre las dos campañas que portó la camiseta verde: 23 en la primera, en Tercera, y 21 en la segunda, en Segunda B.

Sus grandes números realizadores despertaron el interés de varios equipos de Segunda División por Manu Barreiro, siendo el Alavés quien se hizo con sus servicios. En su primera campaña como babazorro, fue el máximo anotador del equipo con 12 goles en 35 choques, 24 como titular. Esta última temporada parecía que estaba destinada a ser la de su consagración como uno de los mejores delanteros de la categoría de plata, pero la llegada de Toquero al cuadro albiazul le restó protagonismo. Jugó 34 partidos, pero sólo 13 como titular, buena parte de ellos por la ausencia de Toquero por lesión, y anotó seis dianas.

Según SportHuesca, Manu Barreiro se encuentra en la agenda del Huesca para ser uno de sus fichajes de cara al próximo campeonato. El interés del club aragonés en el delantero gallego viene de atrás, pues como también informó el citado medio, ya lo quiso incorporar en el pasado mercado invernal.

Manu-Barreiro