Entradas

Empate de altura (1-1)

El Anxo Carro fue el marco de un encuentro que puso en valor el nivel de la Liga Adelante. Hubo trabajo táctico, actuaciones de nivel, ocasiones de peligro por ambos lados y emoción final. El Elche de Rubén Baraja falló ante José Juan, se puso por detrás y siguió fallando, pero su tesón tuvo al fin recompensa a veinte minutos del final.

El cordobés avisó en el minuto 5, cuando recibió un pase de Álvaro y chutó por encima del larguero. El propio Álvaro dio la réplica al primer aviso del Lugo minutos después, un tímido disparo de Pablo Caballero. En una primera parte táctica y trabajada, el equipo de Milla se adelantó tras el saque de un libre indirecto que Javi Jiménez despejó de puños hacia el centro y Jonathan Pereira, pocos metros detrás de la media luna del área, controló y mandó un derechazo que dio en el palo derecho del meta franjiverde antes de entrar en la red.

Tras una nueva ocasión del espigado nueve argentino que pudo dejar el partido casi sentenciado, el ’10’ del Elche volvió a probar suerte al borde del descanso con un zurdazo que evitó una buena estirada de José Juan. El meta rojiblanco, una suerte de Mark Knopfler nacido en Pontevedra y con el don de atajar balones en lugar de tocar la guitarra, es hoy el meta más inspirado de la categoría.  A final de mes cumplirá 36 primaveras.

Poco después de la reanudación, los gallegos tuvieron una doble ocasión para volver a rematar: Sergio Marcos disparó al larguero e Iriome se encontró con Javi Jiménez. Al no concretar, fueron cediendo metros de manera progresiva y Baraja no titubeó. Samu entró por un errático Álex Moreno, mandando a un punzante Espinosa al otro costado (aunque es un decir); después buscó mayor clarividencia con Nono donde Pelayo, cuyo concurso estaba dejando de ser productivo.

Cuando Héctor se preparaba para su vuelta a los rectángulos, el extremo aspense filtró un balón al corazón del área tras una buena jugada individual. Sergio León sorteó la embestida del zaguero y guardameta, y definió lo mejor que pudo. Un extraño bote terminó por hacer justicia. 1-1.

El partido entró en una batalla en la zona media, aguardando a los minutos finales. Cuando ‘El Trepa’ dejó su sitio para que Anaba sumara oficio y Nono y Álvaro subieran una línea y gestionaran las posesiones, llegaron las ocasiones. Javi Jiménez repelió un gran cabezazo de Iriome en el 86′. En el añadido, el conjunto franjiverde tuvo una clarísima oportunidad de llevarse todo el botín con sendos cabezazos de Hugo y Armando; Cendrós mandó otro por encima del travesaño a modo de réplica. Y con un choque de titanes entre Armando y Caballero llegamos al fin de un partido que tuvo de casi todo. Y casi todo bueno.

 

Ficha técnica

CD Lugo: José Juan; Cendrós, Carlos Hernández (Israel Puerto, 74′), Dealbert, Manu; Pita, Seoane; Iriome, Sergio Marcos (David López, 72′), Jonathan Pereira (Ferreiro, 82′); Pablo Caballero.

Elche CF: Javi Jiménez; Isidoro, Hugo, Armando, Álex Martínez; Ilie, Pelayo (Nono, 64′); Espinosa, Álvaro, Álex Moreno (Samu, 55′); Sergio León (Anaba, 84′).

Árbitro: Arias López, colegio cántabro. Amonestó a Álex Moreno (44′) y Armando (67′) en los visitantes; a Seoane (49′) e Iriome (77′) en los locales.

Incidencias: el central del Lugo Carlos Hernández se marchó lesionado.

Baraja dice que su equipo mereció más, pero da por bueno el punto

Rubén Baraja, entrenador del Elche, abandonó el estadio Anxo Caro con un sabor agridulce. Por una parte valoró de forma positiva el punto en uno de los escenarios más complicados de la categoría, pero por otra lamentó que el Elche no tuviera la pizca de acierto o fortuna necesaria para sumar los tres puntos.

«Tenemos la sensación de que hemos merecido más«, dijo el técnico, quien aseguró que su equipo tuvo «más opciones y más momentos en los que fue protagonista» que el Lugo. «El fútbol a veces es caprichoso, pero me quedo con el punto sumado en este campo, que tiene mucho valor«, añadió.

Baraja lamentó que el Elche recibiera el gol «cuando mejor estábamos en el partido», pero valoró que sus jugadores «se han rehecho y han merecido, como mínimo, el empate«. El técnico también recordó que la fortuna no ayudó al Elche en dos momentos claves del partido, como en una ocasión de Álvaro, en el último minuto del primer acto, y otra de León, nada más regresar de los vestuarios.

Sin embargo, destacó que el Elche supo manejar la ansiedad de ir perdiendo e indicó que hizo méritos para el «1-2», si bien insistió en que el punto es «positivo». «Hemos trabajado para que el equipo sea continuo y hemos puesto en muchas dificultades en la salida del balón a un equipo que juega muy bien al fútbol», explicó el entrenador castellano.

El técnico del Elche se mostró muy satisfecho de la personalidad con la que jugó su equipo, ya que recordó que había hablado con los jugadores durante la semana para que no se acomodaran tras el partido ante Osasuna. «Hemos tenido continuidad y venimos haciendo las cosas bien. Hemos dado un paso adelante en campo difícil», remarcó.

El entrenador castellano tuvo palabras de elogio para su goleador Sergio León, al que siempre «exige más» y para Nono, del que comentó que aportó cosas interesantes al equipo. Desveló que Luis Milla, técnico del Lugo, le reconoció que el Elche tuvo las mejores ocasiones y valoró que su equipo, a pesar de tener el marcador en contra, «no tuvo ansiedad y supo a qué jugar».

Test de solidez en Lugo

Día de confirmación para el Elche. El grupo de Rubén Baraja dejó grandes sensaciones la pasada jornada ante Osasuna, pero la competición no da tregua y este sábado ya le espera un nuevo test menos atractivo, pero igual de exigente. Visita al Lugo, un equipo áspero e indigesto históricamente para el Elche, con el reto de dar continuidad al buen juego y, de paso, asaltar la zona alta de la tabla.

Y es que una victoria ante el Lugo, que suma un punto más en la tabla que el Elche, sería el pasaporte a la zona de promoción, zona de la que cayó el grupo franjiverde tras los descalabros encadenados ante Llagostera y Mirandés. 

Las circunstancias, en forma de lesiones y sanciones, obligan una semana más a Rubén Baraja a realizar cambios en su alineación. La sanción por acumulación de amonestaciones de Mandi le dará una nueva oportunidad de reivindicarse a Pelayo Novo en un escenario que conoce a la perfección tras su exilio durante la pasada temporada.

El asturiano no será la única novedad, ya que al eje de la defensa volverá Armando, ausente ante Osasuna por unos problemas musculares. El granadino arrebatará la titularidad a Caro para volver a formar pareja con Hugo Álvarez.

Lo gran incógnita está en el carril diestro, ya que Baraja vive pendiente de la evolución de Cifu, quien sufrió unas molestias musculares durante la semana. Todo apunta a que el andaluz llegará a tiempo y volverá a adelantar su posición natural para jugar de extremo, dejando el lateral a Isidoro.

Álvaro y Espinosa, como ha sido habitual en los últimos partidos, se repartirán la banda izquierda y la media punta según el guión del partido. Álvaro garantiza más remate si está detrás de Sergio León, pero también es cierto que con el toledano como ‘enganche’ todo parece más natural y fluido.

El rival

El equipo gallego afronta el partido en uno de sus mejores momentos de los últimos años, al menos en cuanto a lo que señala la clasificación. El conjunto que entrena Luis Milla es quinto, a solo un punto de la segunda plaza. Y eso a pesar de su errático inicio de Liga, aunque en las dos últimas jornadas ha sumado seis puntos que le han propulsado en la tabla.

Además, se siente invencible en su estadio y recupera para el duelo ante el Elche a piezas importantes, como el central Ángel Dealbert, baja la pasada jornada por problemas musculares.

Alineaciones:

Lugo: José Juan; Cendrós, Israel Puerto, Carlos Hernández, Manu; Seoane; Iriome, Pita, Sergio Marcos o David López; Jonathan Pereira y Pablo Caballero.

Elche: Javi Jiménez; Isidoro, Armando, Hugo Álvarez, Álex Martínez; Ilie, Pelayo Novo; Cifu, Álvaro, Espinosa; y Sergio León.

Árbitro: Arias López,cántabro.

Campo: Anxo Carro (20.15 horas).

 

CD Lugo: asentados y ambiciosos

El Lugo no está por la labor de ser un mero comparsa. Consiguió el ascenso en la temporada 2011/12 y está asentado en la categoría, dejando un sello característico que cuenta con la figura de un entrenador con proyección y gusto por el buen fútbol: lo fue Quique Setién, ahora en Liga BBVA con Las Palmas, y lo es ahora Luis Milla, ex seleccionador español sub-21.

Los gallegos creen que ha llegado el momento de dejar de luchar por la permanencia e intentar colarse en los play-off, y en ello andan. Con un punto más que el Elche (19), permanecen quintos en la tabla y han hecho del Anxo Carro un fortín. Por si fuera poco, la semana pasada ganaron su primer partido a domicilio por 0-1 en Montilivi.

En verano, el modesto club de temprana creación -fue fundado en 1953- decidió reforzar la parcela defensiva con expertos batalladores que tuvieran partidos de la máxima competición en sus espaldas, casos del que fuera portero del Granada Roberto, los laterales Cendrós y Fernando Vega o el recuperado central valenciano Dealbert. Arriba, acogieron al escurridizo Jonathan Pereira, cuyas mejores tardes parecen haber quedado atrás pero que no deja de ser una amenaza en Liga Adelante.

Aun así, muchos de sus baluartes son futbolistas con más bagaje en la entidad rojiblanca. El guardameta José Juan está rayando a un gran nivel, el tándem Seona-Pita sigue siendo marca de la casa en la zona media y el argentino Caballero sigue siendo la referencia ofensiva y solución para el juego directo en algunas fases de los partidos. Jugadores como Iriome, Ferreiro David López (ex Athletic) o Sergio Marcos pelearán por dos plazas para nutrirle de balones. El gol del último, canterano del Villarreal, le acerca al once.

El Lugo marcha en buena línea, pero sabe que el Elche es capaz de ganar a domicilio. También conoce esta temporada lo que es atravesar una racha de seis partidos sin conocer la victoria. Si quiere mantenerse en la primera mitad de tabla, debe darlo todo.

En busca de la regularidad

La competición no da tregua y apenas ha tenido tiempo el Elche esta semana para recrearse en la victoria. Por el horizonte ya asoma el Lugo, un enemigo con poco nombre, pero difícil de abatir, sobre todo en su campo. Rubén Baraja asegura que el equipo ilicitano llega a la cita en un buen momento de juego y ánimo tras la victoria ante Osasuna, pero quiere más. No se conforma con ofrecer la mejor versión de forma esporádica, ya que demanda al grupo «regularidad«.

«El objetivo  es tener continuidad y fiabilidad y regularidad«, ha destacado el entrenador del Elche, quien ha recordado que el Lugo también llega a la cita en un gran estado de forma. «Viene de dos victorias seguidas y en un gran momento. Es un equipo a tener en cuenta en su campo. Va a ser un partido difícil», ha advertido el preparador, quien intuye en que el Elche deberá saber adaptarse a las exigencias del guión. «Habrá momentos para tener el control y otros en los que no«, dijo.

El castellano ha tenido palabras de elogio para el estilo de juego del Lugo, del que comentó que cuenta con jugadores de nivel en las bandas y en el ataque. «Potencian su sistema a través del balón pero nuestra idea es competir«, afirma Baraja, quien ha confesado su buena relación con Luis Milla, técnico del Lugo, con el que coincidió en su etapa de jugador en el Valencia.

«Es un chico magnífico y es un entrenador al que le gusta tener la pelota y tener el control del partido. No hemos hablado esta semana, pero cuando hablé con él hace unos meses me dijo que había hecho un equipo a su gusto. Espero que después de este partido todo le vaya muy bien», ha detallado Baraja.

Pelayo por Mandi

El técnico del Elche reconoció la importancia de la ausencia de Mandi, sancionado por acumlación de amonestaciones, ya que ha explicado que se trata de un jugador «físico con presencia en el medio campo», si bien ha indicado que hay otras alternativas en la plantilla y que su objetivo es lograr que no se noten las ausencias. «La idea es que toda la plantilla sea útil a lo largo de la temporada«, ha explicado.

En este sentido, Baraja se ha referido a la posible titularidad de Pelayo Novo, del que ha comentado que «tiene unas características diferentes» a las de Mandi, aunque ha indicado que intentará amoldarlas al equipo.

El entrenador del Elche se ha mostrado  muy satisfecho del rendimiento goleador de Sergio León, quien ya suma seis goles, aunque indicó que es un delantero que debe «exigirse más y no conformarse«. «Tiene que ser más constante en el día a día y en los partidos. Soy muy exigente con él porque sé que su potencial puede crecer. Si lleva seis yo soy de los que piensa que podría llevar diez«, ha explicado.

El vallisoletano ha explicado por qué, pese a rendir más como media punta, utiliza habitualmente a Espinosa en la banda. «Se trata de tener opciones de remate y con dos delanteros tenemos más», se justificó.

Rubén Baraja ha explicado la decisión de convocar a 19 jugadores por los problemas físicos que ha acusado en los últimos días Cifuentes y ha confirmado la presencia por vez primera en la temporada en una convocatoria de José Ángel, quien ayer recibió el alta tras seis meses de baja tras una grave lesión de rodilla.

«Viaja para que tenga dinámica de grupo. Viene de seis meses muy duros y de muchas emociones y me parece que venir con el equipo va a ser un plus para él”, ha comentado el entrenador, quien espera contar ya en el grupo con Lolo Ortiz dentro de dos semanas. También ha señalado que Armando se encuentra en perfectas condiciones tras haberse perdido la pasada jornada el partido ante Osasuna por una contractura.

Una espina clavada con el Lugo

El Elche que ascendió a Primera División en la temporada 2012/13 fue brillante. Líder de principio a fin y equipo menos goleado de la categoría. De los 21 rivales que tuvo a lo largo del campeonato, sólo hubo dos al que no fue capaz de doblegar. Uno es el Barcelona B. El otro es el Lugo, el próximo rival de los franjiverdes. El cuadro gallego venció al Elche en el Anxo Carro (1-0) y sumó un punto en su visita a tierras ilicitanas (0-0).

Los hombres dirigidos por Fran Escribá cosecharon su segunda derrota del curso frente al Lugo, recién ascendido a Segunda División. A falta de once minutos para el final, el exfranjiverde Óscar Díaz marcó el único gol del encuentro rematando una falta lateral. En la primera mitad, el árbitro anuló un tanto a Fidel por un fuera de juego inexistente, un error que pudo ser determinante para el desarrollo del partido.

El ‘Elche de los récords’ tampoco pudo con el equipo albivermello en un Martínez Valero donde se escaparon pocos puntos en aquel curso. El Lugo fue posiblemente el contrincante que más cara plantó y mejor imagen dio en el estadio ilicitano. Dominó en varias fases del encuentro y gozó de las ocasiones más claras, pero le faltó acierto de cara a la portería. Los franjiverdes también tuvieron sus opciones, pero el marcador no se movió.

Pelayo, único superviviente del Elche

Pelayo es el único jugador de la plantilla del Elche que formó parte de aquel equipo que ascendió a Primera División en la temporada 2012/13 y no pudo con el Lugo. Frente a los gallegos fue titular en la ida (le sustituyó Powel en la segunda parte) y no jugó en la vuelta.

El centrocampista asturiano, que apunta a titular el próximo sábado en el Anxo Carro por las bajas de Mandi por sanción y Lolo por lesión, estuvo cedido la pasada campaña en el conjunto albivermello, una etapa lastrada por las lesiones. Disputó 14 encuentros, 7 como titular, y anotó 4 goles.

El jugador ovetense reconoció esta semana en rueda de prensa que el partido será especial para él y apuntó que su exequipo, al que definió como “muy familiar”, está muy fuerte en su campo. “Para puntuar allí tienes que estar muy metido y ganar disputas. Además, juega bien al fútbol”, afirmó.

Dos años dan para mucho

Muchas cosas han cambiado en el Lugo después de los dos últimos enfrentamientos contra los franjiverdes, desde la gran mayoría de su plantilla (sólo continúan cuatro jugadores) hasta la directiva y el entrenador (Luis Milla cogió el testigo de Quique Setién), aunque como señaló Pelayo, “mantiene la misma filosofía de juego”.

El cuadro lucense llega al partido en el quinto puesto con 19 puntos, uno más que el Elche. Ha sumado cuatro victorias, un empate y una derrota en su campo, lo que le convierte, junto a Albacete, Osasuna y Nàstic, en el tercer mejor local de Segunda División. Citando de nuevo a Pelayo, “para ganar allí hay que labrar la tierra”, como dicen en la ciudad gallega. Los pupilos de Rubén Baraja tendrán que ponerse el mono de trabajo si quieren sacar algo positivo del Anxo Carro.

La enésima oportunidad de Pelayo Novo

Otra vez Pelayo Novo ante su gran oportunidad. Pasan las temporadas y el asturiano permanece en un bucle que le lleva a estar siempre a la espera de una oportunidad que, por unas cosas u otras, nunca termina de rentabilizar. Sucederá de nuevo el sábado en Lugo, donde las ausencias de Lolo y Mandi le empujan sí o sí a la titularidad.

El asturiano, además, está poniendo de su parte para reclamar esta nueva oportunidad. Ofreció minutos de calidad ante Osasuna, en un encuentro en el que su presencia en el campo ayudó al Elche a oxigenar su juego en el tramo final del partido. El asturiano confía en sus opciones de jugar, aunque no se ve ni aún en la alineación.

Lo que sí tiene claro es que está capacitado para triunfar en el Elche. «Estoy convencido de que puedo jugar en este equipo y si cuentan conmigo para formar parte de esta plantilla es porque desde el cuerpo técnico también se confía en mí», ha explicado el centrocampista este martes.

Pelayo se ha mostrado optimista porque «llevo tres partidos entrando en la convocatoria y jugando minutos», por loq ue garantiza que esta semana «le podré cosas difíciles al entrenador» para reclamar un puesto en la alineación. «Confío y creo mucho en mí. Soy optimista y positivo. Si he entrado en las últimas convocatorias es porque me lo he ganado», añade.

Palayo ha calificado su relación con Baraja como «la normal entre un jugador y un entrenador», negando que haya habido algún enfrentamiento entre ambos. Además, justifica en parte su suplencia por la gran «competencia que existe en el medio campo«. «Cuando comenzó la temporada el entrenador apostó por otros que llegaron antes que por mí», resume el futbolista, quien desveló que su compromiso con el técnico fue «no bajar los brazos aunque no jugara».

El ex jugador del Oviedo ha reconocido que a pesar de llevar varios años en el Elche aún no se ha convertido en un jugador imprescindible para el equipo, aunque asegura que él intenta demostrar en cada entrenamiento sus condiciones, «pero hay mucha competencia y el entrenador es el que decide».

En el caso de que Baraja apuesta por él, Pelayo cree que le puede aportar al equipo «elaboración del juego, disputa en las segundas jugadas y equilibrio en el medio«, además de llegada en ataque. Pero sobre todo intentará «no cometer errores en la salida de balón», ya que ha recordado que el Elche ya ha pagado muy caro en otros partidos esas pérdidas en zonas de máximo riesgo.

Pies en el suelo

Pelayo fue testigo directo de la formación de la actual plantilla desde dentro del mismo vestuario. El asturiano admite que le sorprendió en buen arranque del Elche en las seis primeras jornadas, en las que cree que se generaron «unas expectativas muy altas en torno al equipo que quizás no eran las que había que tener».

«Luego las dos derrotas seguidas que nos dieron un baño de realidad y ahora hay que tener los pies en el suelo e ir partido a partido», explica Pelayo, quien considera que lo recomendable es esperar a mayo para saber dónde está el equipo. «Y si estamos ahí (en la parte alta de la tabla) seremos ambiciosos y aspiraremos a todo«, apostilla.

El centrocampista ha reconocido que el partido ante el Lugo es especial por su pasado en el equipo gallego, del que se mostró  muy orgulloso. «Es un club muy familiar, sin mis medios de otros equipo, y aunque ha cambiado de entrenador mantiene la misma filosofía de juego», explica Pelayo, quien indicó que, como dicen en la localidad gallega, «para ganar allí hay que labrar la tierra«, en alusión al enorme esfuerzo que hay que realizar

«No va mucha gente, pero los que van aprietan. Están muy fuertes en su campo porque para puntuar allí tienes que estar muy metido y ganar disputas y duelos. Además, ellos juegan bien al fútbol, por lo que será un partido difícil, pero intentaremos ganar«, ha insistido el centrocampista, quien ha advertido a sus centrales del peligro del delantero Caballero, uno de los jugadores más en forma del conjunto lucense.

Por último, el jugador también ha tenido palabras para los 12.000 abonados con los que cuenta el Elche. «El primer año que estuve aquí también eran al principio 12.000 y acabamos metiendo 33.000 en el estadio ante el Barcelona B. El objetivo es intentar que seamos más cada día», sentencia.

Pocos minutos para los jugadores cedidos del Elche

publi-noticias-acevedo

La última jornada de Segunda tuvo presencia franjiverde testimonial. Solo Miguel Ángel fue titular con el Girona y jugó hasta el minuto 79 aunque perdió en casa contra el Barça B por 0-1, con golazo de Halilovic en la segunda parte. Con este resultado, el Girona pierde dos posiciones y ahora es tercero a dos puntos de los colíderes, Las Palmas y Sporting, empatados a 32.

Sergio León, pese a ser uno de los máximos goleadores del Llagostera con 2 goles, vio el inicio del partido desde el banquillo. Los catalanes perdieron en Soria contra el Numancia por 3-2, los dos tantos del Llagostera fueron obra de Alcalá, que empata con Sergio León y Pau como máximos anotadores del conjunto. Esta derrota deja colista al equipo azulgrana, aunque la salvación está en un ajustado margen de 3 puntos.

Charlie Dean, lesionado, no formó parte de la convocatoria alfarera que ganó por 3-2 al Sabadell. El Alcorcón está empatado con el sexto clasificado -último de la promoción de ascenso- a 26 puntos aunque los madrileños están fuera de eliminatorias de momento. Pelayo Novo, por su parte, entró en el minuto 35 de partido en la derrota de su equipo, el Lugo, a manos del Sporting de Gijón.

El Elche se abre paso en Segunda

Tres de los cuatro futbolistas franjiverde cedidos en la categoría de plata se han asentado en la titularidad con sus respectivos equipos y ejercen un papel protagonista.

Leer más

Pelayo jugará cedido en el Lugo

El centrocampista ovetense de 23 años, con contrato en el Elche hasta 2017, formará parte del conjunto gallego la próxima temporada en Segunda División. Leer más