Entradas

Reinan los pitos en el Martínez Valero

Los aficionados llegaron al Martínez Valero con ganas de ver una victoria del Elche CF que se resiste desde el mes de enero. A pesar de estar a tres puntos del play-off, los aficionados empiezan a perder la esperanza de disputarlo. La asistencia del partido de ayer fue la tercera peor de la temporada, con 7.997 espectadores, después de Alavés (7.800) y Córdoba (7.618).

Al principio, los franjiverdes tuvieron ocasiones y dominio, con esto el público empezó a creer, pero no tardó en llegar el mal juego del Elche y la decepción de la hinchada. Su enfado se hizo notar cuando el árbitro señaló el final de la primera parte, despidiendo a los jugadores entre pitos.

En la segunda parte, la desesperación fue a más. Los cambios propiciaron más protestas en forma de pitos, primero con la salida del campo de Álvaro y después con Álex Moreno, pero muchos aficionados mostraron su descontento con este segundo cambio no fue porque el jugador lo hubiera hecho mal, sino por todo lo contrario, porque opinaban que Baraja cambiaba al mejor jugador del partido. El gol del Llagostera en el minuto 65 hizo que decenas de aficionados se fueran del estadio.

En el minuto 84 marcó Sergio León y la gente empezó a tener una pequeña esperanza de poder marcar un segundo gol y así ganar un mal partido con mal juego. Pero a pesar de que la afición animara para que llegara el tanto de la victoria, no hubo suerte y acabó el partido con un empate y dando gracias. Los ilicitanos despidieron a los jugadores entre pitidos para mostrar su descontento con ellos.

Nuevo plan, misma decepción (1-1)

Otra tarde frustrante en el Martínez Valero. El Elche CF cosechó su tercer empate como local, esta vez ante el colista, que acumulaba once visitas sin puntuar. La falta de pólvora del equipo de Rubén Baraja está limitando las aspiraciones de un club necesitado de alegrías. La afición esperaba presenciar un giro en la dinámica, pero esta vez tampoco salió cara.

El partido comenzó con un ligero dominio por parte franjiverde, que presentó a Espinosa en la mediapunta y a Álvaro, muy móvil, partiendo desde la derecha. Suya fue la primera ocasión clara, rematando un saque de esquina. Poco antes, Natalio enganchó mal un envío de Chumbi tras una errada de Lolo en salida de balón. En el minuto 17, fue Sergio León quien rozó el poste de René con una buena jugada individual que finalizó con un zurdazo.

En un partido abierto y con alternativas, Natalio volvió a perdonar y Espinosa filtró para el mano a mano de Álex Moreno con el meta visitante, que anduvo atento para quedarse la bola. Tuvo dos más Álvaro, al que, como de costumbre, le falló el último toque. A Pelayo, en cambio, le falló la suerte, ya que antes del ecuador de la primera mitad se marchó lesionado, dejando su sitio a Cristaldo.

Siguió ambicioso el conjunto local tras la reanudación. Pronto Sergio León mandó fuera un envío de Mandi al corazón del área, pero a partir de ahí se perdió cierta chispa en el último tercio de campo. Con el partido igualado pero algo más calmado, un balón colgado de Escassi a la espalda de José Ángel provocó una indecisión entre el central salmantino y Javi Jiménez que aprovechó Querol. El 0-1, a falta de 25 minutos para el final, golpeó a la grada. También al equipo, que movió el banquillo con la entrada de Hugo Fraile y Eldin pero no supo encontrar la senda del peligro.

Lo hizo al fin en el 84′, cuando Espinosa filtró un balón a Sergio León cerca de la medialuna del área que el cordobés colocó lejos del arquero del último clasificado. Fue tarde para remontar, aunque el final fue de infarto: dos equipos rotos en un constante ida y vuelta en el que ambos equipos pudieron hacer la diferencia, un auténtico dolor de cabeza para los entrenadores. Juanjo tuvo la última y más clara para el Llagostera en el último minuto.

El Elche fue levemente superior y quizá a los puntos mereció algo más, pero cuando cuesta tanto abrir la lata todo se complica. Hoy, con un equipo más asociativo y abierto, el conjunto ilicitano dio algunas pistas acerca del porqué suele proponer un juego más trabado. Toda vez se ha demostrado que Nikos Vergos apenas cuenta para la causa, Sergio León es casi la única esperanza de que el balón bese la red rival, razón por la cual conceder espacios puede pagarse caro. Finalmente, el Elche alcanzó los 40 puntos a falta del último tercio de competición. Habrá que conformarse.

Ficha técnica

Elche CF: Javi Jiménez; Isidoro, Lolo, José Ángel, Á. Martínez; Álvaro (Hugo Fraile, 62′), Mandi, Pelayo (Cristaldo, 20′), Á. Moreno (Eldin, 72′); Espinosa y Sergio León.

UE Llagostera: René; Aimar, Tito, Chus Herrero (Ruymán, 80′), De Los Reyes; Querol, Escassi, Emilio (Pitu, 85′), Natalio; Juanjo y Chumbi (Imaz, 75′).

Goles: 0-1, Querol, min. 65. 1-1, Sergio León, min. 84.

Árbitro: Francisco Manuel Arias López (comité cántabro). Amonestó a Natalio (40′), Isidoro (60′), Emilio (82′) y Ruymán (83′).

Aforo: 7.997 espectadores en el Martínez Valero.

Incidencias: partido correspondiente a la 28ª jornada de la Liga Adelante. En el minuto 20, Pelayo salió del campo lesionado. José Ramón Rodríguez ejerció de entrenador franjiverde debido a la sanción de Rubén Baraja.

A recuperar la conexión

El Elche CF vuelve a disputar otro importantísimo partido en el Martínez Valero. Tras dos empates como local que supieron a poco, el equipo de Rubén Baraja, ahora sancionado, se ha alejado del vagón de playoff. Para volver a verlo de cerca deberá ganar al Llagostera, último clasificado y peor visitante de la categoría.

El reto parece asequible, pero la grada anda algo descontenta con las últimas actuaciones de sus futbolistas y el mínimo error o síntoma de desacierto podría generar un ambiente de nerviosismo que complicaría las cosas. Para evitarlo, el Elche recupera a Mandi y Eldin, siendo Armando el único jugador no disponible.

Se espera que el once franjiverde presente una cara más reconocible a lo largo de la temporada, con la vuelta del canario al doble pivote y la presumible vuelta de Espinosa de la partida. Hugo Fraile y Pelayo podrían caerse de la alineación. El Llagostera, por su parte, tendrá mayores dificultades para conformar un equipo de plenas: Álex Cruz, Jordi López, Ríos, Tébar, José Carlos y Masó son las bajas azulgrana.

Si para el equipo palmerero se trata de un duelo de peso, los catalanes están ante una auténtica final. Así serán todos los partidos que quedan, ya que se encuentran a seis puntos de Huesca y Mallorca, 17º y 18º clasifiados respectivamente que además tienen un partido pendiente. Los fichajes de invierno Natalio y Fofo intentarán contribuir a batir a Javi Jiménez.

Ya queda menos para saber con precisión si el Elche podrá aspirar a algo más que conseguir la permanencia. El partido que nos ocupa será clave en este sentido y, aunque hay motivos para ser optimistas en clave franjiverde, es cierto que este grupo no siempre da lo mejor de sí ante rivales modestos. Necesitarán del calor de su afición para revertir la actual mala racha.

Posibles alineaciones:

Elche: Javi Jiménez; Isidoro, Caro, Lolo/J. Ángel, Álex Martínez; Lolo/Pelayo, Mandi; Espinosa, Álvaro, Álex Moreno; Sergio León.

Llagostera: René; Aimar, C. Herrero, Escassi, Samu; Pitu, Imaz, Tito, Querol; Juanjo y Fofo/Natalio.

Árbitro: Francisco Manuel Arias López (comité cántabro).

Estadio: Martínez Valero.

Hora: 18:00.

Alsina: “El Elche es un equipo bien trabajado e intenso”

El entrenador del Llagostera, Oriol Alsina, definió al Elche, próximo rival del cuadro catalán, como “un equipo bien trabajado e intenso, que tiene mucha velocidad y llegada. Puede generar peligro con cualquier cosa. Estuvo muy acertado en la estrategia a principio de temporada, que está bien trabajada, aunque últimamente no lo están en esa faceta. Rinde muy bien en casa. Será un rival difícil”.

El técnico catalán habló sobre Sergio León y Álex Moreno, dos franjiverdes que vistieron la camiseta del Llagostera, el primero en la temporada 14/15 y el segundo, en la 12/13: “Los dos son trabajadores. Les costó aparecer, estaban un poco fuera del fútbol, y crecieron y se hicieron importantes en el Llagostera. Tienen un futuro muy importante por delante”.

Sergio (León) explotó aquí, sobre todo en la segunda vuelta, y ahora se ha convertido posiblemente en el mejor delantero de la categoría. Le tengo un cariño especial y le deseo mucha suerte, pero a partir del domingo”, dijo. “Álex (Moreno) es un jugador que ha crecido muchísimo. Tiene una buena pierna izquierda, es rápido y desequilibrante. Lo cogimos cuando era juvenil y aquí comenzó a dar un paso adelante en el fútbol profesional”, apuntó.

El Llagostera no ejerció la opción de compra que tenía por Sergio León, valorada en algo más de 200.000 euros. Oriol Alsina no escondió que contar con el ariete andaluz sería “un lujo” y lamentó que el club gerundense no pudiera permitirse quedárselo en propiedad.

A pesar de que el equipo gerundense no puntúa como visitante desde septiembre, el preparador de Arenys de Mar espera que mantenga el fútbol mostrado en últimos partidos fuera de casa: “El nivel de juego ha sido muy bueno y esperamos mantenerlo, aunque será difícil, porque no siempre puedes estar bien. Esperamos que la suerte nos acompañe de una vez y hagamos méritos suficientes para ganar. Y si no lo hacemos, pues a ver si empatamos”.

Oriol Alsina y su plantilla son muy conscientes de que cada vez quedan menos jornadas para conseguir la permanencia, que está a 6 puntos: “El equipo está muy mentalizado y trabajando bien en las últimas semanas, y eso se ve en los partidos. Generamos muchas ocasiones de gol, estaríamos más preocupados si no las hiciésemos».

«Hemos tenido momentos peores esta temporada, pero hemos crecido y esperamos seguir haciéndolo. No es fácil, somos conscientes de que cada vez quedan menos partidos, pero lo que nos tranquiliza es que seguimos a 6 puntos de la salvación y tenemos varios enfrentamientos directos”, señaló.

Oriol Alsina ha citado a 19 futbolistas para el partido ante el Elche (sábado, 18:00 horas). Los convocados son: René, Ratti, Aimar, Chus Herrero, Ruymán, Samu de los Reyes, Jorge, Tito, Escassi, Pitu, Edu Oriol, Emilio Sánchez, Natalio, Jesús Imaz, Fofo, Querol, Benja, Chumbi y Juanjo. No viajan a tierras ilicitanas J. Masó, Álex Cruz, Jordi López, M. Tébar, José Carlos, Ríos Reina y Nando Quesada por lesión y Moragón por decisión técnica.

Un rival idóneo para salir del bache

El Elche atraviesa uno de los momentos más delicados de la temporada. Ha sumado dos puntos y ha marcado un gol en las cuatro últimas jornadas. Este sábado recibe a un rival muy propicio para salir de este bache, que ha lastrado sus opciones de acabar la Liga entre los seis primeros. Se medirá al Llagostera, último clasificado, equipo más goleado y peor visitante de Segunda División.

Los números del cuadro gerundense lejos de su estadio son paupérrimos. Ha perdido 13 de los 14 partidos, 7 por la mínima, y se ha quedado sin perforar la portería contraria en 9 de sus derrotas. Es el conjunto menos anotador, con 9 goles a favor, y el más goleado, con 29 goles en contra. La única vez que puntuó fuera de casa fue en la sexta jornada, cuando empató a dos frente al Girona. Desde entonces, encadena 11 encuentros perdiendo, en los que ha encajado más de un tanto en ocho de ellos.

A pesar de sus nefastos registros, está a 6 puntos de la permanencia, que marcan Huesca y Mallorca con 27 puntos. Cabe añadir que ambos conjuntos tienen un partido menos, ya que el que iba a medirles el pasado sábado se suspendió por climatología adversa.

Sobre el papel, el Elche es el favorito para llevarse los tres puntos contra el Llagostera. Sin embargo, también lo era cuando Numancia y Huesca visitaron el Martínez Valero, y ninguno se marchó derrotado. Ambos empataron (0-0 los sorianos y 1-1 los oscenses) y merecieron imponerse a los franjiverdes.

Ganas de revancha

El conjunto ilicitano afrontará el partido contra el Llagostera con ganas de vengarse de la goleada sufrida en la primera vuelta a manos del conjunto catalán, que se impuso por 4-1.

El Elche salió dormido al encuentro y el Llagostera lo aprovechó para ponerse con dos goles de ventaja a los 18 minutos, gracias a los tantos de Juanto Ortuño y Jesús Imaz. Giva amplió la diferencia pasado el cuarto de hora de la segunda mitad. Nikos Vergos dio algo de esperanza a los franjiverdes marcando a falta de 16 minutos para el final, pero Benja ratificó el triunfo local poco después.

Esta severo correctivo y la siguiente goleada encajada frente al Mirandés (1-4) provocaron que Rubén Baraja modificara el estilo de juego del conjunto ilicitano por uno más directo, que asume menos riesgos en zona defensiva para limitar pérdidas en campo propio.

Sergio León y Álex Moreno se medirán a su exequipo

El partido del sábado será especial para Sergio León y Álex Moreno. Los dos futbolistas del Elche vistieron la camiseta del Llagostera y se enfrentarán al que fue su equipo no hace mucho tiempo.

Sergio León jugó en el cuadro catalán la pasada campaña. Participó en 35 partidos, 27 como titular, y finalizó el campeonato como el máximo goleador del Llagostera con nueve goles. Su nombre está grabado en la historia del club como el futbolista que marcó su primer gol en Segunda. El equipo gerundense pudo quedarse en propiedad al ‘Trepa’ antes del 1 de julio del pasado año, pero no hizo efectiva su opción de compra, fijada en algo más de 200.000 euros, por estar fuera de sus posibilidades económicas.

El delantero andaluz afirmó ayer en rueda de prensa que en el Llagostera creció «como jugador y como persona». Considera que su posición es injusta por los méritos que ha hecho y admitió que en el vestuario existe un ánimo de revancha por la goleada sufrida en la primera vuelta.

Álex Moreno formó parte del Llagostera en la temporada 2012/2013, en la que disputó 31 partidos, 15 como titular, y anotó dos goles. Después de abandonar la disciplina azulgrana, ha defendido los intereses de Mallorca y Rayo Vallecano. Ahora está en el Elche cedido por el club franjirrojo.

Una diferencia bastante negativa

Aunque por norma general no se le dé mucha importancia ni suele ser determinante, la diferencia de goles puede ser un factor que decida el título de Liga, el playoff o el descenso. Pues si el objetivo del Elche al final de la presente temporada se tiene que resolver por esto, mal camino lleva. Es el equipo con peor diferencia de goles de entre los que se encuentran por encima de los puestos de descenso. Ha anotado 15 goles y ha recibido 21. Haciendo la resta, da una diferencia de -6.

Tan solo mejora en esta estadística a Llagostera y Almería, con -7 cada uno. Ambos conjuntos están inmersos en la ‘zona roja’ de la clasificación. Cabe añadir que el Bilbao Athletic, que también está en posiciones de descenso, tiene -5 y juega esta noche ante el Zaragoza en San Mamés. El cuadro bilbaíno igualaría o empeoraría el registro de los franjiverdes si pierde.

El Elche solo ha tenido una diferencia de goles superior a cero durante dos jornadas, la quinta y la sexta. Después de vencer al Huesca por 1-3, pasó de 0 a +2, un número que mantuvo tras empatar contra el Real Oviedo. Pero el ‘logro’ se desvaneció tras caer frente al Llagostera por 4-1. Desde entonces, el conjunto ilicitano siempre ha tenido una cifra negativa en su casillero de diferencia de goles.

El motivo principal de este hecho está en las victorias cortas y las derrotas abultadas. De las cinco victorias que acumulan los blanquiverdes esta campaña, cuatro de ellas han sido por la mínima (2-1 vs Bilbao Athletic, 1-0 vs Nàstic, 2-3 vs Almería y 2-1 vs Osasuna). El único triunfo por más de un gol de diferencia fue la mencionada ante el Huesca. En la otra cara de la moneda, cuatro de sus seis partidos perdidos han sido por una desventaja mayor a un tanto (2-0 vs Ponferradina, 4-1 vs Llagostera, 1-4 vs Mirandés y 2-0 vs Zaragoza). Curiosamente, sus dos únicas derrotas por la mínima han sido las dos últimas (0-1 vs Alavés y 1-0 vs Albacete).

Sin encajar después de cinco partidos

El Elche cortó el pasado sábado ante el Tenerife una racha de cinco choques consecutivos recogiendo la pelota de su portería al menos en una ocasión. La última vez que no encajó ningún gol fue en la décima jornada frente al Leganés. Contra chicharreros y pepineros, el resultado fue el mismo, 0-0.

Para encontrar un partido en el que los hombres de Rubén Baraja se llevaron los tres puntos manteniendo la portería a cero hay que irse hasta la cuarta fecha del campeonato, cuando se impusieron al Nàstic por 1-0.

Tropezón y punto

Tropezón, traspié y patinazo. Sin pelos en la lengua. Sin excusas. El Elche naufragó estrepitosamente en Palamós, recibiendo un severo correctivo y un meneo de tomo y lomo. Y punto. Hay que asumirlo, pasar página y aprender de los errores.

Y es que en esta categoría todos los equipos sufren duras derrotas y tienen días malos, absolutamente todos. Lo que diferencia a los buenos equipos del resto es la manera de superar esos momentos, de resolver las crisis y de canalizar las emociones.

Y eso es lo que tienen que hacer nuestros jugadores y el cuerpo técnico, sentir la derrota lo justo para sacar el orgullo y el ánimo de revancha pero cerrar el duelo rápido y no darle más importancia de la que tiene. Como se suele decir popularmente, una mala tarde la tiene cualquiera. Y es así como se debe empezar a gestar y trabajar la victoria contra el Mirandés, desde la tranquilidad, desde la madurez y desde la autocrítica.

En cuanto a los aficionados, que tenemos el culo pelao y un Máster en estas lides, con una basta y amplia experiencia en Segunda, nuestro papel es precisamente el de dar ejemplo y transmitir tranquilidad, algo no reñido con la ambición y con la exigencia.

Pero, además de digerir tan abultada derrota, también es necesario sacar las vergüenzas a flote, hablar sin tapujos, comentar los errores y colaborar, cada uno desde su posición, para evitar que se repitan circunstancias similares.

¿Qué le pasó al Elche? ¿Qué hizo mal? ¿En qué se equivocó el entrenador?

En primer lugar, y creo que es justo reconocerlo, pienso que la principal causa del descalabro franjiverde fue la gran actuación de la Llagostera. No se trata solo de buscar fallos propios. También es de recibo destacar las virtudes y bondades del rival.

Pero si centramos la atención en los nuestros, creo que el equipo no se adaptó en ningún momento ni al terreno de juego ni al rival. Y no me refiero a las condiciones del césped, sino a sus dimensiones y al tipo de juego a desplegar. En un campo tan pequeño, además de salir con la idea de jugar bien, hay que salir a jugar a lo que toca. Y lo que tocaba era tratar de llegar rápido arriba, no complicarse en la elaboración y estar vivos y atentos en defensa a rebotes, rechaces y pases largos.

Y me da la sensación de que Baraja quiso plantarse en tierras gerundenses a hablar de su libro y creo que tenía que haber hecho cambios para tan diferente situación. Y no solo cambios en el planteamiento y en la mentalización. También en los jugadores.

Mantener el dibujo y jugar con 2 delanteros cuando no nos “comíamos un torrao” en la medular fue un error mayúsculo. Pienso que debería haber sentado a Sergio León, encantadísimo toda la semana con enfrentarse a sus ex, colocando en su lugar a Nono para mejorar la posesión y buscar un juego más rápido.

En cuanto a la elección de los centrales creo no fue la adecuada. Ante el más que previsible juego de centros y pases al área desde prácticamente cualquier punto del campo y sus posteriores rebotes y carambolas creo que Armando, que no destaca precisamente por su velocidad de reacción y reflejos, tenía que haber dejado paso a otro compañero.

Pero bueno, de todo se aprende. Y el Pipo debe tomar nota y asumir que en ciertos estadios, tan importante es elegir el estilo y el dibujo como a los 11 protagonistas.

De los productores de la afamada y exitosa “Baraja se sacó un As de la manga” ahora se estrena en nuestras pantallas la trilogía “Baraja no eligió bien sus cartas”, “Pintan bastos para Baraja” y “Baraja tomará cartas en el asunto”.

No pasa nada, chavalada. Por patinazos como este es por lo que no aposté que el Elche ascendería como primero sino como segundo.

 

Momento para Ilie

Lolo cayó lesionado para seis semanas, se deshizo el doble pivote hasta la fecha indiscutible y el Elche fue goleado. La dura derrota ante el Llagostera, con Ilie de titular exhibiendo un nivel deficiente -como la mayoría de sus compañeros, por otro lado- ha disparado las alarmas en parte del entorno franjiverde. Ahora, el catalán debe responder y despejar los miedos de los aficionados.

Un jugador que ha disputado más de cien encuentros con el filial del FC Barcelona y que ha portado su brazalete no debería suponer un problema para el sistema ilicitano. Si bien es cierto que Rubén Baraja ha perdido a su capitán y a una de las pocas figuras que sumaban veteranía y experiencia, también lo es que el míster debe aprovechar esta oportunidad para intentar crecer. Y por supuesto, el mediocentro también debe hacerlo.

En un grupo tendente a llevar la voz cantante en los partidos hoy día, la salida de balón era uno de los aspectos a mejorar para generar ventajas en campo rival. Sánchez tendrá mucho que decir, ya que ahí posee algo más de soltura que el ex de Osasuna y Zaragoza. Tener la pelota algo más y algo mejor debería, además, ser una baza defensiva que ayude a compensar la sapiencia táctica que Lolo no sumará en el próximo mes y medio. En estos menesteres se echa en falta la ausencia de Álex Martínez en el lateral izquierdo.

Con Álex Felip lesionado y Pelayo y Anaba como jugadores de corte más semejante a Mandi y con menos confianza del entrenador, parece probable que Baraja apueste por Ilie como acompañante del canario, quedando Nono o Espinosa como soluciones ante marcador adverso. Su tendencia a guardar la posición, lectura de juego y preponderancia por lo grupal agradan al técnico, por lo que el ’19’ cuenta con papeletas para repetir titularidad a pesar del desastre de Palamós. Le deseamos lo mejor.

 

Otro 4-1 cinco años y medio después

Han tenido que pasar 65 meses, casi año y medio, para que el Elche vuelva a encajar un 4-1 en su casillero. El equipo ilicitano sufrió en Llagostera un fuerte derrota que no se repetía desde finales de la temporada 2009-10, cuando perdió en su visita a la Unión Deportiva Las Palmas.

En aquel encuentro, disputado el 29 de mayo de 2010 en el Estadio Gran Canaria, Jorge Molina anotó el único tanto ilicitano, entrenado por José Bordalás, mientras que Rondón, Lamas, Jorge Larena y Javi Guerrero firmaron las dianas del conjunto insular.

Aquel Elche llegó a esta jornada sin opciones ya de pelear por el ascenso tras haber protagonizado una notable remontada en la tabla, interrumpida por una inesperada derrota en el Martínez Valero ante el Villarreal B.

El equipo ilicitano formó en aquella ocasión con Caballero; Óscar Rubio, Samuel Llorca, Tena, Ripa; Acciari, Generelo, Wakaso, Juli, Óscar Trejo yJorge Molina.

No fue la única  derrota por ese resultado durante la temporada, ya que unos meses antes, y con Claudio Barragán en el banquillo, el Elche también cayó 4-1 ante el Numancia en Soria en un encuentro correspondiente a la tercera jornada y que dejó muy tocado al técnico valenciano, que pocas jornadas después sería destituido.

Desde entonces, el Elche había encajado en otras ocasiones cuatro tantos a domicilio en Segunda, pero no se había repetido el 4-1 de Llagostera. Deportivo de La Coruña (4-3) y Alcoyano (4-0), ambos en la temporada 2011-12, fueron los últimos equipos en anotar cuatro tantos al Elche a domicilio.

Sin embargo, el récord anotador de los últimos tiempos permanece en aquel sorprendente Salamanca-Elche que concluyó con el espectacular resultado de (5-4) en la recta final de la temporada 201o-11.

Alsina afirma que el Llagostera ha anulado las virtudes del Elche

No imaginaba Oriol Alsina, entrenador del Llagostera, un partido tan tranquilo como el que vivió ante el Elche. El técnico catalán elogió el juego de su equipo y destacó que la goleada fue fruto más de los méritos de su equipo que de los defectos del grupo de Baraja.

«El Elche es muy buen equipo. Iba segundo y costaba mucho hacerle un gol, mientras que ellos marcaban con facilidad. Hemos sabido anular sus mejores virtudes para sacar las nuestras», resumió el entrenador del conjunto gerundense.

Alsina se congratuló de que su equipo va a más en cada jornada y destacó la ambición con la que saltó el equipo al campo, ya que recordó que «antes del primer gol ya habíamos tenido dos ocasiones claras«.

«Hemos dado un paso adelante con esta victoria«, añadió Alsina, quien felicitó a los responsables de replantar el terreno de juego por el buen estado del campo. «Se ha podido jugar un buen fútbol y el césped no se ha levantado en ningún momento», concluyó.