Entradas

Descontento en el Martínez Valero

8.030 aficionados se dieron cita en el Martínez Valero. La cifra superaba a la del partido contra el Tenerife, además de que a día de hoy hay más abonados. El partido no empezó bien para los franjiverdes ya que en el minuto 16 Pelegrín marcaba en propia puerta. Los aficionados, al ver como se lamentaba el central, le animaron con aplausos.

Minutos después del primer tanto del partido se produjo un choque entre Noblejas y Lolo, lo que causó que ambos se tuvieran que retirar a la banda del campo para ser atendidos por las asistencias médicas. Al salir los dos jugadores del Elche, el equipo se quedó con nueve jugadores en el terreno de juego. La afición pitó y reclamó al árbitro que parara el partido para no jugar con desventaja.

Los ilicitanos continuaron animando al equipo, ya que un gol podía empatar la contienda y dar pie a luchar por la remontada, pero en el minuto 34 llegó el segundo gol del Lugo. Este hecho causó que se sembrara dudas entre las gradas acerca del juego del Elche y la táctica de Toril.

La segunda parte no varió mucho del final del primer tiempo, ya que la afición mantenía su preocupación y no veía un cambio en el equipo ilicitano. En el minuto 79 llegó el tercer gol que daba por sentenciado el partido. Así lo vio parte de la afición que, tras el 0-3, abandonó cabreada sus asientos y se marchó hacia los hogares.

Cabe destacar que en los minutos de descuento Nino fue ovacionado por la grada del Martínez Valero. El ’11’ se esforzó corriendo detrás de cada balón aun cuando el partido estaba sentenciado. Los ilicitanos reconocieron su trabajo y se lo agradecieron.

La afición hoy se fue del estadio descontenta y decepcionada porque no vieron al equipo que tan buena impresión causó en las jornadas anteriores como local. El miércoles será el próximo partido y ese resultado hará que la gente venga con unos ánimos u otros a recibir al Levante.

Noblejas da por bueno el empate y ya piensa en el Lugo

Javier Noblejas volvió a repetir, por tercera semana consecutiva, como titular a domicilio. El madrileño, uno de los fichajes realizados por el club en el pasado mercado de invierno, se ha especializado en los encuentros fuera de casa. Miranda, Leganés y Pamplona, además de Valladolid hace ya algunos meses, han sido los escenarios en los que ha competido.

Y de momento con éxito, ya que el Elche no conoce la derrota con él en el perfil izquierdo. «Juegue donde juegue, con tal de tener minutos, estoy contento», aseveró.

El madrileño dio por bueno el empate sumado en el campo de Osasuna, aunque afirmó que no hay mejor forma de revalorizar ese punto que con un triunfo ante el Lugo el próximo sábado en el Martínez Valero. «Teníamos una oportunidad de llevarnos los tres puntos y de consolidarnos arriba si ganábamos, pero al fin y al cabo el punto es sufrido y está bien, pero hay que hacerlo bueno en casa la próxima jornada», dijo el jugador.

Noblejas admitió que tras el partido le quedó cierto «sabor amargo» en el grupo por no haber podido ganar en Pamplona, ya que en el tiempo de descuento dispuso de una gran ocasión para su equipo. «Es una pena, la tuve. Deberíamos haber materializado alguna contra», admitió el jugador

«Pero hay que ser sinceros, el punto estuvo bien porque ellos tuvieron muchas ocasiones y Javi Jiménez estuvo muy bien«, reconoció el ex jugador del Getafe. «Lo más importante es que hayamos dejado la portería a cero«, añadió.

Armando e Ilie se perderán el partido ante el Tenerife por sanción

La derrota del Elche en Albacete no solo dejó una amargo sabor de boca, sino que también ha traído consigo efectos colaterales en forma de bajas. Rubén Baraja, técnico del equipo ilicitano, no podrá contar para el próximo partido de Liga ante el Tenerife con Armando ni con Ilie, ya que ambos vieron la quinta amarilla de la temporada en el Carlos Belmonte, por lo que serán sancionados con un partido de suspensión.

La baja del central granadino y del centrocampista catalán es un contratiempo para el entrenador, que pierde a dos futbolistas básicos en sus alineaciones. Estas ausencias se producen en un momento delicado para la defensa del Elche, ya que el equipo ilicitano tampoco podrá contar con Hugo Álvarez, baja durante los próximos meses por una lesión en el pie, y José Ángel Alonso acaba de recibir el alta médica tras la grave lesión de rodilla que sufrió en abril.

Así las cosas, Baraja tendrá que improvisar con una pareja de centrales nueva para el duelo ante el conjunto insular a la vez que se confía en poder recuperar para el medio campo a Espinosa, baja ante el Albacete por unas molestias musculares de última hora.