Entradas

Javi Jiménez se va porque nadie le ha ofrecido continuar

Javi Jiménez ya es historia en el Elche. El portero, que fichó este martes por el Huesca, ha querido despedirse de la afición ilicitana a través de una carta en su cuenta personal de Twitter, donde ha agradecido a los seguidores el trato durante toda la temporada y su apoyo al equipo en los buenos y malos momentos.

El motivo de su adiós es sorprendente, si se tiene en cuenta que la actual dirección deportiva, liderada por Chuti Molina, como la anterior, con Ramón Planes al frente, había mostrado públicamente su intención de contar con el riojano. «Muchos pensaréis que mi salida del club es fácil, pero no es así, mi idea siempre fue continuar, pero cuando el club nunca se ha reunido conmigo ni me ha ofrecido una renovación se me ha visto truncada la posibilidad de continuar», explica el portero en el comunicado.

El portero añade es su despedida que siente «orgullo» por haber defendido la camiseta del Elche durante la pasada temporada «con mis aciertos y errores». Jiménez agradece el trato de los utilleros, personal del club y compañeros de vestuarios, junto a los que «hemos luchado hasta el final por cosas que nadie se imaginaba al principio de la temporada».

Sin Javi Jiménez y con la lesión de larga duración de Pol Freixanet, el Elche se queda sin porteros para afrontar el inicio de la pretemporada, por lo que la contratación de un guardameta pasa a ser una prioridad en el conjunto ilicitano.

Javi Jiménez cree que no se le puede reprochar nada al Elche

Javi Jiménez ha hecho este miércoles balance de la temporada. Uno de los dos grandes pilares del equipo (el otro es Sergio León) le pone a su equipo una buena nota, ya que considera que, teniendo en cuenta las circunstancias en las que nació el proyecto, el rendimiento del grupo ha estado muy por encima de lo esperado.

«El objetivo de la permanencia lo logramos con creces y luego nos marcos otro. Como jugador siempre se es ambicioso y podías apretar en algún momento un poco más las tuercas, pero no se le puede reprochar nada al equipo porque lo dio todo», reflexiona el portero riojano. Como ejemplo, Javi Jiménez recuerda la lesión de varios compañeros, en especial Armando Lozano, quien jugó varios partidos con el equipo pese a tener una dolencia grave en la rodilla para señalar que «es el reflejo de lo que ha hecho este equipo este año, darlo todo hasta el final».

El portero, cuyo contrato expira el 30 de junio, afirmó que valorará su continuidad en la entidad a partir de la próxima semana, ya que era algo que acordó con el director deportivo, Ramón Planes, hace unos meses. «No pienso más allá del próximo partido, pero aquí me he sentido a gusto y arropado. Veremos qué es lo que nos conviene a las dos partes», dijo Jiménez, quien no quiso valorar si la actual ha sido una de las mejores temporadas de su carrera

«Estoy contento, pero lo que tengo claro es que el equipo se merece una buena nota«, dice el guardameta, quien calificó como clave en la buena marcha del equipo la «unión» que ha existido en el vestuario ilicitano. Jiménez, pese a ser libre para negociar desde el pasado 1 de enero, asegura que no ha hablado con ningún otro equipo por respeto a la entidad ilicitana y a la afición. 

Último esfuerzo

Jiménez garantiza que el Elche afrontará con la máxima seriedad, a pesar de que ya no hay nada en juego para el Elche, el partido del próximo sábado en Alcorcón, ya que recordó que «jugamos por unos colores y un escudo y representamos a una afición».

El portero desea que su compañero Sergio León pueda alzarse tras la última jornada con el trofeo de máximo goleador del equipo «porque es algo bueno para él y para el equipo”, ya que recordó que “cuando un delantero marca muchos goles es cosa de todos».

El riojano también tuvo palabras de elogio para su entrenador, Rubén Baraja, con el que cree que se ha sido injusto en algunos momentos de la temporada. «El devenir del equipo, la unión y cómo se ha reflejado es causa de él. Es el mayor protagonista de todo esto«, finalizó.

Javi Jiménez echa el cerrojo

Javi Jiménez es tan determinante para el Elche como Sergio León. Cada uno en lo suyo y en su área, separados por 60 metros, pero igual de determinantes para el equipo franjiverde. León ha abierto la lata en infinidad de partidos, pero pocos recuerdan las paradas que con 0-0 ha realizado el riojano con anterioridad a esos tantos. Uno y otro, de la mano, han remolcado al Elche a orillas de la promoción.

El portero del Elche, el tercero menos goleado de la categoría, reparte los elogios cuando se le recuerda que solo ha encajado un tanto en las últimas seis jornadas. «Es trabajo de todo el equipo. Una buena defensa empieza desde adelante», señala Jiménez, quien afirma que él se limita a aportar su «granito de arena» , si bien espera que el excelente blindaje  se mantenga «hasta las últimas jornadas».

El riojano, que volvió a ser fundamental para el Elche en Mendizorroza, califica el punto capturado en Vitoria como «bueno«, aunque fiel al mensaje instalado en el vestuario señala que ahora hay que revalorizar su valor «ganando al Albacete«. La jornada, una semana más, dejó al Elche a las puertas de la zona de promoción de ascenso. El equipo ilicitano es séptimo, aunque con los mismos puntos (53) que el quinto y el sexto.

Una pequeña decepción para la afición, aunque Javi Jiménez asegura, sin embargo, que en la plantilla franjiverde no hay prisa por entrar en el pelotón de los elegidos. «No hay que obsesionarse. El trabajo que se ha hecho es bueno y lo más importante es llegar a las últimas jornadas con esas opciones que tenemos ahora», ha explicado el riojano.

«La igualdad va a ser la tónica hasta la última jornada, por lo que hay que seguir», añade el  portero, quien valora que una de las señas de identidad del Elche durante toda la temporada es que «nunca baja los brazos». 

Javi Jiménez ya apunta al partido del próximo domingo, donde al Elche le espera un Albacete herido y descosido tras caer la pasada jornada ante el Girona (0-3). «Será un partido muy complicado porque vendrán a jugarse sus últimas balas», alerta el portero, quien pronostica un partido «igualado y abierto». 

El portero insiste en que no le preocupan los registros individuales que pueda lograr esta temporada y ha negado estar viviendo su mejor momento como profesional, ya que afirma que no se fija en el pasado, «sino en lo que estamos viviendo ahora». «Solo intento entrenar cada día para ser mejor», explica el riojano.

A pesar de que su contrato acaba el próximo 30 de junio y de que el club aún no ha movido pieza para ofrecerle la renovación, Jiménez está tranquilo, ya que considera que ahora hay «otros temas más importantes» en el día a día del Elche. Eso sí, el riojano tranquiliza a la afición al asegurar que se siente querido y bien tratado por el club y la hinchada, por lo que valorará seriamente cuando llegue el momento la opción de continuar.

Jiménez no ha querido ofrecer detalles de la reunión que mantuvo la plantilla con el nuevo presidente, Diego García, a quien ha definido como una persona «agradable«. El meta, por último, ha expresado su deseo de que el Martínez Valero pueda registrar una gran entrada el domingo ante el Albacete, ya que afirma que el equipo «necesita a la gente«. «Cuanta más venga y más dos den, mejor«, ha finalizado el riojano.

La mejor racha defensiva desde el año del ascenso

Javi Jiménez le ha puesto el cerrojo a la portería del Elche. El equipo ilicitano suma ya cuatro jornadas consecutivas sin encajar un gol, un dato brillante que solo tiene comparación con el año del último ascenso a Primera, en el que el Elche pulverizó todos sus registros enla categoría.

El equipo ilicitano comenzó su racha de imbatibilidad en el partido ante el Alcorcón y la ha prolongado en los encuentros frente a Ponferradina, Bilbao Athletic y Numancia. El último equipo que logró batir la meta del Elche esta temporada fue el Valladolid en el último minuto del partido disputado en Zorrilla, el pasado 9 de enero, por medio de Rodri.

Desde entonces, Javi Jiménez y el Elche encadenan 360 minutos sin que su portería sea perforada. La última ocasión en la que el Elche sumó cuatro partidos sin recibir un gol se remonta a los meses de enero y febrero, cuando el equipo de Escribá derrotó al Hércules (2-0), empató con Las Palmas (0-0) y Córdoba (0-0) y venció al Sporting en Gijón (0-2).

Esa misma temporada, el Elche, con Manu Herrera bajo los palos, había logrado encadenar una racha idéntica entre las jornadas 14 y 17 en las que Xerez, Alcorcón, Girona y Villarreal fueron incapaces de anotar un gol.

Además de sumar cuatro partidos sin recibir un gol, el Elche lleva 9 partidos sin perder, si bien el récord de imbatibilidad aún queda bastante lejos, ya que está establecido en 16 encuentros, cómo no, en la temporada 2012-13.

Javi Jiménez admite que el empate le deja «fastidiado»

Javi Jiménez fue, de nuevo, de lo mejor del Elche ante el Numancia. El meta riojano supo aguantar a su equipo en los malos momentos y protagonizó varias acciones de mérito que permitieron al menos salvar un punto. El portero reconoce que abandonó el vestuario tras el partido con sensaciones enfrentadas. «Seguimos sumando y continuamos en racha (nueve jornadas sin perder) pero me voy fastidiado porque se nos escapan dos puntos importantes para dar un pasito más», comentó.

El riojano intuía que a su equipo le esperaba un partido «complicado» y admitió que el Elche «sufrió» con los contragolpes del conjunto soriano. Jiménez restó importancia a su actuación personal, decisiva, y se limitó a señalar que su misión es «ayudar al equipo lo máximo posible». 

«Luce más el trabajo porque ellos han tenido ocasiones claras», afirmó el portero, quien valoró que el Elche, pese al empate, está en una líneas «ascendente«. «Seguimos sumando, que es lo importante. Hay que pensar ya en el siguiente partido porque aquí ya no podemos hacer más», resumió.

Javi Jiménez se congratuló de que el Elche haya logrado acumular cuatro jornadas consecutivas sin encajar un gol y deseó que sean «muchos más». «Ojalá el equipo siga trabajando y defendiendo como hasta ahora», agregó el portero, quien indicó que al Elche solo le faltó «el gol» para haber sumado la victoria.

«No hemos tenido tantas ocasiones como en otros días, pero los partidos en Segunda son muy disputados y va a costar mucho. Hay que pensar en el punto que hemos sumado», argumentó el portero, quien no quiso enfocar a la clasificación. «Nos tenemos que evadir de eso y pensar solo partido a partido«, concluyó.

1×1| Javi Jiménez acude al rescate

No fue la mejor noche del Elche, ni mucho menos. El equipo de Baraja fue poco reconocible tanto de forma colectiva como individualmente durante varias fases del partido, en parte por el buen hacer del rival, el Numancia, que supo cómo cortocircuitar el juego ofensivo del Elche. Pero en los días más grises siempre hay alguien que mantiene el nivel por las nubes. Javi Jiménez, de nuevo, acudió al rescate en los malos momentos.

Javi Jiménez |8| El riojano fue otra vez determinante para que el Elche pudiera sumar, por lo menos, un punto. No tuvo mucho trabajo en el primer periodo, pero en el segundo regaló paradas de todos los colores. Algunas por colocación, como los remates de Regalón, y otras por reflejos puros, como el balón que desvió tras un remate a bocajarro de Marc Mateu.

Caro |5| El sevillano comenzó descarado y asomándose al ataque, pero poco a poco el Numancia le fue complicando la vida, sobre todo Luis Varcarce. Sufrió mucho durante la segunda parte, ya que la mayoría de los ataques del conjunto soriano llegaron por su costado.

Armando |5| Siempre cumple, aunque ante el conjunto soriano no lo tuvo fácil, ya que el peligro llegó siempre por los costados. Tuvo la opción de reencontrarse con el gol, pero el tanto fue anulado por el colegiado por fuera de juego.

Ilie |5| Su presencia en el eje de la defensa fue la gran sorpresa de la alineación. El catalán aportó salida de balón, pero no tiene el oficio de defensor y sufrió en algunas acciones. Suplió su falta de experiencia en esta demarcación con colocación y concentración.

Álex Martínez |7| De menos a más. El lateral, anulado el peligro por su banda, se desmelenó en ataque, sobre todo en el tramo final del partido, donde se convirtió casi en un atacante más.

Pelayo |5| El asturiano sufrió en su vuelta a la titularidad. Tiró del equipo en algunos momentos, pero el buen planteamiento del Numancia le dejó sin soluciones creativas. Otra vez quedó condicionado por una tarjeta amarilla en la primera parte.

Mandi |6| No encontró soluciones al colapso creativo de la primera parte, pero estuvo correcto en su labor de equilibrar al equipo e impedir que se partiera. En la segunda, cuando más se expuso el Elche, el canario mantuvo el tipo, aunque acabó desfondado.

Espinosa |5| El talaverano es prisionero de su talento y de él siempre se espera que sea capaz de sacar un conejo de la chistera. Desconectado en el primer periodo, la entrada de Cristaldo y de Eldin le permitió asociarse y crecer alrededor de la pelota, pero sin la continuidad ni la chispa para derribar la defensa del Numancia.

Álvaro |5| El ilicitano no tuvo un regreso feliz al equipo. Apenas entró en juego en la primera parte y en la segunda fue desterrado a la banda izquierda, donde todo el protagonismo se lo llevó Álex Martínez.

Álex Moreno |6| Se le nota con más confianza tras sus últimas actuaciones, pero el extremo apenas pudo correr y asociarse. Fue de más a menos en un partido incómodo para él ante la falta de espacios y de buenas ideas.

Sergio León |5| Flojo partido del goleador del Elche. Sin el valor del gol y alejado del área, Sergio León pierde mucho potencial. Le puso empeño, pero en las pocas ocasiones en las que tocó el balón se mostró desesperado y egoísta. Pero aún en su peor día siempre es una amenaza.

CAMBIOS

Cristaldo |7| El argentino le puso ganas y demostró que como medio centro tiene mucho que aportarle al Elche. Aún necesita acoplarse, pero mezcló bien con Espinosa y Eldin.

Eldin |7| El hispano-bosnio cambió de forma radical el partido con su presencia. Le metió velocidad y verticalidad al juego del Elche. Agitó a la defensa del Numancia por todos los costados y dejó indicios de que su conexión con Espinosa puede dar jornadas de gloria. Dribló, asistió y lanzó a puerta.