Entradas

De las trece barras a la franja

El Elche ha incorporado a más de 30 futbolistas desde su descenso administrativo en junio de 2015. El último en venir, Fabián, quien llega cedido por el Betis hasta final de temporada, engrosa la destacada lista de canteranos verdiblancos en el conjunto ilicitano entre la presente campaña y la anterior. Sergio León, Álex Martínez, Nono, Caro, Isidoro y ahora Fabián son los béticos ‘de cuna’ con reciente paso por el Elche.

Tanto Fabián ahora como Caro y Álex Martínez antes firmaron por el Elche a préstamo desde el Betis, mientras que Sergio León, Isidoro y Nono ya habían abandonado la entidad heliopolitana y lo hicieron en propiedad desde Reus, Numancia y SV Sandhausen respectivamente.

El primero vestir la camiseta franjiverde, inicialmente la del filial y después la del primer equipo, y quien sin duda tuvo un papel más relevante fue Sergio León, quien se proclamó ‘pichichi’ de Segunda División la temporada pasada con 22 goles (más uno en Copa) y por el que el club ilicitano ingresó 1.75 millones de euros por su traspaso a Osasuna este verano.

De los jugadores anteriormente citados, el único que juega en el Betis es Álex Martínez, quien se ganó un sitio en la plantilla verdiblanca después de su notable curso en el Elche. El resto continúan sus carreras deportivas en otros equipos, algunos de ellos rivales del cuadro ilicitano en la división de plata: Caro en el Córdoba, Isidoro en el Almería, el citado Sergio León en Osasuna y Nono en el Diósgyöri húngaro.

Fabián suple a Matilla…por segunda vez

También cabe mencionar a Matilla, quien no es canterano del Betis, pero formó parte del equipo de las trece barras tres temporadas y media, donde coincidió con Álex Martínez, Nono, Caro, Isidoro y Fabián. De hecho, la reciente incorporación al Elche del último citado se produce como consecuencia de la rotura de ligamentos del medio castellano-manchego, quien se perderá el resto de del campeonato.

Casualidades del fútbol, Matilla fue sustituido por Fabián cuando se rompió por primera vez los ligamentos, en un Betis-Tenerife disputado en el enero de 2015. Este fue el último partido del centrocampista de Quero con la zamarra del cuadro andaluz.

Relación verdiblanca-franjiverde también en los despachos

Las relaciones entre Elche y Betis también se trasladan a los despachos, pues el director deportivo franjiverde, José Luis ‘Chuti’ Molina, fue secretario técnico de la entidad sevillana durante siete meses, entre septiembre de 2014 y abril de 2015, cuando fue destituido. “El Betis es un club amigo”, dijo Molina en una reciente entrevista en TeleElx Radio Marca, precisamente en la que confirmó la cesión de Fabián al Elche, señalando las facilidades ofrecidas al club ilicitano para contar con el joven mediocentro.

Atrás quedaron las tensiones entre ambos clubes por el traspaso de Jorge Molina en 2010. El Elche llegó a presentar una denuncia al Betis por el impago de la operación, cifrada en un total de 2.1 millones de euros.

Isidoro y Hostench abandonan el Elche

El Elche ha confirmado las salidas de Isidoro y Jordi Hostench, quienes han rescindido el contrato que les unía a la entidad ilicitana al no entrar en los planes de su entrenador, Alberto Toril. El primero ha sido la principal ausencia del primer entrenamiento de la pretemporada del cuadro franjiverde. El Elche ha agradecido a ambos su trabajo y les ha deseado suerte a través de sus redes sociales.

Isidoro fue uno de los primeros fichajes del club ilicitano el pasado periodo estival, marcado por su descenso administrativo a Segunda División. Llegó tras finalizar su vinculación con el Numancia, donde estuvo dos temporadas y media. El zaguero andaluz disputó 25 partidos la temporada pasada, 22 como titular, actuando tanto en el costado diestro como en el zurdo. Isidoro no siempre fue la primera opción del extécnico blanquiverde Rubén Baraja para el lateral derecho, su posición natural, en buena parte de la campaña, pues el vallisoletano prefería en la alineación a Cifuentes primero y Caro después. No obstante, el ex del Numancia ofreció un buen rendimiento cada vez que se le requirió.

El defensa de Pedrera se ha despedido del Elche con este mensaje en su cuenta de Twitter: «Gracias al Elche por el trato recibido este año en el que hemos vivido buenos momentos. Agradecer también a todos los ilicitanos por el cariño y apoyo. Mucho Elche».

Jordi Hostench aterrizó en la entidad franjiverde para jugar en el Ilicitano procedente del Olot en el verano de 2014. Jugó 34 partidos, 31 como titular, con el filial, que bajó de Segunda B a Tercera en la campaña 2014/2015. Hostench se marchó cedido el pasado curso al Real Murcia, donde participó en 14 encuentros, todos ellos como titular. La presencia de Noblejas e Iriondo, este último reciente incorporación del Elche, le cerraron las puertas a la posibilidad de quedarse en la plantilla.

El siguiente que podría enfilar la puerta de salida es Álex Felip, quien no cuenta para la dirección deportiva franjiverde. Al centrocampista castellonense le resta un año de contrato con el Elche.

Un Elche liberado

Isidoro también es de los que piensa que tras la victoria ante el Zaragoza, y con la permanencia ya debajo del brazo, se va a ver un nuevo Elche esta temporada. El lateral sevillano está convencido de que el equipo va a estar «liberado» de presión en estas diez últimas jornadas, en las que el nuevo objetivo es la lucha por la promoción.

«Ni hemos estado muy abajo ni muy arriba durante toda la temporada y eso nos ha servido para tantear los dos terrenos, pero creo que el equipo se va a liberar ahora», afirma el lateral, quien asegura que el Elche que afrontará las próximas jornadas «sin la angustia de tener que salvarnos sí o sí».

Uno de los puntos a favor del Elche es para Isidoro que su equipo, a diferencia de otros en la categoría, no tiene la misma presión que otros por tener que lograr el ascenso, ya que recordó que el presupuesto «no daba para esto», si bien precisa que el Elche se ha «trabajado» estar en esa posición de privilegio. «Ahora no manda ni el dinero ni los jugadores», ha añadido.

El futbolista valoró de forma positiva que el Elche deba enfrentarse en este tramo final de la competición a varios de los rivales directos, ya que explicó que «si les ganamos es una ventaja, porque nosotros sumamos y ellos no». El lateral no se atreve a apostar por la presencia del Elche en la promoción de ascenso al final de la temporada, pero sí garantiza que mientras haya opciones «vamos a pelear por ellas, porque vamos a tener posibilidades y confío mucho en mis compañeros».

El defensa, que dijo encontrarse en el mejor momento de la temporada y en uno de los más destacados de su carrera profesional, pronostica un partido «muy competido, duro y difícil» ante Osasuna «que se llevará el equipo que menos fallos tenga».«En Segunda no gana el que más expone, sino el que menos fallos comete«, ha insistido.

Isidoro ha tenido palabras de elogio para su compañero Sergio León, al que conoce desde sus tiempos en la cantera del Real Betis cuando tenía 15 años. «Su temporada es espectacular y es posible que tengamos algo de dependencia de sus goles, pero los demás compañeros le están ayudando», ha explicado.

El defensor del Elche no quiso especular con la posibilidad de que el equipo llegue a tiempo de pelear por el ascenso directo, ya que señaló que «alcanzar la promoción ya sería un logro después de todo el año que llevamos».

El futbolista ha restado importancia a las rotaciones en el lateral derecho, donde alterna titularidad con Car. Para Isidoro, lo que el entrenador pretende es que «todos estemos al 100%».

Isidoro aún mira hacia abajo

Qué ganas de que el Elche alcance ya los 50 puntos. De momento aún quedan cinco y toca aguantar, al menos durante dos semanas más, que no hay otro objetivo en el vestuario que la permanencia. Tampoco se salió del guión Isidoro Gómez, quien en su regreso a la titularidad tuvo una buena actuación en Leganés. El sevillano niega que en la plantilla exista falta de ambición o conformismo y recuerda a los críticos que los objetivos se alcanzan paso a paso.

«Para nada hay conformismo, pero no podemos clasificarnos para la liguilla (promoción) sin haber logrado la salvación. Yo llevo años en esto y hay equipos que en diez partidos han hecho un punto o dos», explicó el jugador, quien aclaró que no cree que algo así le pueda pasar al Elche, aunque conviene ser precavido.

Isidoro insistió en que la salvación matemática estará rondando la cifra de «los 50 puntos o quizás alguno más», por lo que afirmó que pese a que el Elche ya suma 45 «no vamos a sentir que ya lo hemos conseguido hasta que matemáticamente esté asegurada«. «Vamos a seguir siempre con esta mentalidad, aunque falte un punto o nos hayamos pasado de esa cifra. Cuando lo consigamos ya pensaremos en otra cosa, pero ahora lo más importante es el partido del sábado«, aseguró en referencia al partido ante el Real Zaragoza de la próxima jornada.

El lateral calificó como bueno el punto obtenido en Butarque, ya que recordó que el campo del Leganés no es un escenario sencillo para los rivales durante el presente campeonato. «Estamos contentos con el punto, pero queríamos ganar«, dijo Isidoro, quien valoró que su equipo dejara una jornada más la portería a cero y apenas concediera ocasiones de gol.

El sevillano volvió a ser titular esta jornada en perjuicio de Caro, con el que está alternando en la titularidad. Isidoro admitió que le gustaría jugar todos los partidos, pero justificó la decisión de su entrenador, Rubén Baraja, al señalar que «necesita cosas distintas en cada partido«. «Me gustaría jugar siempre, pero hay que estar todos a una y ahora no se puede pensar de forma individual porque estar arriba es algo que nos beneficia a todos», dijo el defensor, quien admitió que el Elche sufrió algo más en la segunda parte por culpa del viento y del juego directo del Leganés.

«Esperamos nuestra ocasión en alguna acción a balón parado o una contra, pero no llegó. El equipo ha competido y siguiendo con este trabajo llegarán los resultados positivos», concluyó.

Isidoro: «Hay que ser más ambiciosos»

Comienza a convertirse en una costumbre que el Elche solo apriete el acelerador cuando se ve por debajo en el marcador. Una vez recibe el golpe reacciona y le da para salvar un punto. Pero otras veces ni eso. Por lo menos, el vestuario del Elche comienza a admitir la existencia del problema, primer paso para ponerle solución. Así lo reconoce Sergio León y también Isidoro Gómez. «No hay que esperar a que nos marquen para darlo todo«, señala el lateral sevillano, quien se perderá la próxima cita del calendario, en Anduva ante el Mirandés, por sanción.

Pese a la evidente decepción que supuso el empate ante el Llagostera, el peor visitante de la categoría, el jugador opta por realizar una lectura positiva al señalar que «hay que tomar el punto como bueno, porque esto es muy largo«. Isidoro lamentó el error de comunicación que supuso el gol del conjunto catalán, pero insistió en el mensaje de que deben ser «más ambiciosos». 

«En la primera parte nos faltó algo de fortuna para marcar. Y en la segunda hemos apretado cuando nos han metido«, insistió el lateral, quien justificó las protestas de los aficionados durante buena parte del partido. «Los entiendo, porque la afición paga y estamos todos en el mismo barco. Solo les aconsejaría que nos apoyen lo máximo posible durante el partido y que cuando acabe hagan lo que quieran«, argumentó el sevillano.

El Elche suma ya cinco jornadas sin ganar, su peor dinámica de la temporada, aunque pese a este dato Isidoro no cree que haya que renunciar aún a nada. «Hay que sumar lo antes posible 50 puntos. Tenemos que conseguir este objetivo y luego nos ilusionaremos con otras cosas. No podemos pensar en el décimo escalón cuando aún estamos en el segundo», reflexiona el jugador del Elche, quien recuerda que la Segunda es muy traicionera «porque equipos que han estado arriba en las primeras vueltas han tenido luego problemas para salvarse».

En cuanto a la sanción por acumulación de tarjetas, Isidoro comentó que «algún día tenía que llegar» y confió en que una vez cumplida la suspensión pueda volver a ayudar al equipo ilicitano.

Mandi desmonta el puzzle

La ausencia por acumulación de tarjetas de Mandi, hombre clave en los esquemas de Rubén Baraja, presenta un nuevo panorama en el doble pivote del Elche CF. Pelayo, Ilie, Lolo, Álex Felip y Cristaldo competirán por dos plazas en la visita al Carlos Tartiere.

Otras ausencias también jugarán su papel. La de Armando, que se da por hecha, podría mandar al catalán o al onubense al centro de la zaga. Incluso a los dos, si el entrenador franjiverde decide situar a Caro como lateral derecho, ya sea por decisión técnica o por obligación, toda vez que Isidoro anda con molestias.

Así las cosas, parece que Pelayo tiene el mayor número de papeletas para ocupar una de las plazas en la medular. El canterano oviedista, cuestionado por su actual hinchada, tendrá la motivación extra de volver a casa, como así expresó ayer en rueda de prensa.

Álex Felip y Franco Cristaldo, que va acumulando minutos en la base de la jugada, parecen ir algo por detrás en la pugna por completar la pareja. El castellonense no fue citado en la última jornada. Por su parte, el argentino da un plus de profundidad, visión de juego y manejo de balón, pero su juventud y falta de adaptación a la categoría le sitúan como una pieza menos fiable para ser de la partida, quedando como un revulsivo interesante.

En cualquier caso, si Lolo e Ilie repiten como pareja de centrales, el que fuera jugador del Getafe o el ex de Boca Juniors tendrán su sitio en el once. La forma física de José Ángel y Hugo Álvarez y su entrada o no en la lista de convocados pueden terminar de condicionar, en última instancia, la decisión.

Por si fuera poco, Baraja tendrá otras dudas en el equipo titular del próximo domingo. Unos ligeros problemas físicos de Álex Martínez, unidos a su pobre actuación ante el Huesca, le abren la puerta a Noblejas, mientras queda la duda de si Eldin se recuperará plenamente de sus molestias en la cola del astrágalo que arrastra desde la semana pasada. Todo hace indicar que el hispano-bosnio se disputará una plaza con Espinosa y Hugo Fraile y que Álex Moreno volverá a recuperar su sitio en el extremo izquierdo. Los problemas no vienen solos.

Los mártires de un desencuentro

No cabe duda de que gran parte de la afición franjiverde espera un paso adelante de su equipo. El Martínez Valero ha vivido dos empates consecutivos presenciando un juego irregular y se lo ha hecho saber a Rubén Baraja, que en rueda de prensa mostró su malestar por los silbidos dedicados a algunos de sus futbolistas.

El más pitado, desde el 0-1 hasta el arreón del tramo final de partido, fue Álvaro. El ilicitano está haciendo una temporada digna, trabajando en favor del equipo, de su compañero Sergio León, mostrándose móvil y siendo la principal salida del equipo vía juego directo, en la que suelen buscar sus prolongaciones por alto. Sin embargo, su falta de gol y cierto desacierto técnico cabrea a los seguidores, que ve cómo otros jugadores gozan de menos oportunidades.

Si se pone en contexto el rendimiento de Álvaro en relación a la calidad y las prestaciones que se le presuponen respecto a otros compañeros, su temporada es de aprobado. Sin embargo, y a pesar del esfuerzo, su concurso forma parte de un plan que no casa con un amplio sector de la afición, que tras el descenso administrativo anda sedienta de alegrías. La ausencia de Espinosa sobre el césped al comienzo de la segunda mitad, a pesar de no pasar por su mejor momento, disgustó al respetable.

Las irregulares primeras partes que viene haciendo el Elche también generan disconformidad en la grada. A pesar de que Baraja dice querer tener el balón e intentar dominar cada partido, hay decisiones que dejan patente el gran respeto que el técnico le tiene a la categoría. La apuesta del discutido ’10’ y del doble pivote Pelayo-Mandi son algunas de ellas, a la par que la no inclusión en el once de jugadores talentosos que vienen intentando arreglar errores durante los tramos finales de encuentro.

Las decisiones sorprendentes en defensa -inclusión de Ilie como central, constantes suplencias de Isidoro- o la falta de oportunidades de Nikos Vergos son otros aspectos que tienen frustrada a una parroquia que no parece conformarse con la permanencia a estas alturas de temporada.

Sin embargo, el fútbol, a menudo tan cambiante, suele presentar el reverso de la moneda. El míster vallisoletano explicó la alineación de Lolo e Ilie en el centro de la zaga en rueda de prensa aludiendo a la «falta de velocidad de Arruabarrena y Camacho«, los hombres centrados del ataque oscense, priorizando que ambos darían una «mejor salida de balón». Por otro lado, la dupla Mandi-Pelayo, que últimamente se muestra errática, debutó de inicio en el 2-0 propinado al Alcorcón, una de las actuaciones más sólidas del Elche como local.

Así están las cosas entre el míster y el aficionado. El primero tiene un plan y un listón de exigencia determinado que, cuando los resultados fallan, le sabe a poco al segundo, quien parece preferir un giro en los acontecimientos y utilizar a algunos de los ahora revulsivos como cartas de peso en la propuesta inicial.

Un Elche bajo en defensas

En cuadro. Así está hoy la línea defensiva del Elche CF y así podría llegar al domingo, día en el que Rubén Baraja podría verse forzado a alinear a los hombres que protegieron a Javi Jiménez ante el Nàstic de Tarragona. Isidoro, Caro, Ilie y Álex Martínez conformaron una zaga inédita el pasado sábado, pero tienen papeletas para repetir.

Las molestias de Armando no terminan de remitir. De continuar así, se uniría a la consabida baja de Lolo, quedando los dos capitanes fuera de uso por segunda semana seguida. Por otro lado, los centrales José Ángel y Hugo Álvarez, que ya cuentan con el alta médica, no han vuelto a competir desde que se lesionaran.

El salmantino se lastimó en la victoria ilicitana ante el Alcorcón por 2-0 el 16 de enero, mientras que el veterano central ex del Tenerife disputó su último encuentro el 21 de noviembre ante el Alavés, en el que su equipo cayó derrotado por 0-1.

De repetir línea, Baraja volvería a dejar el lateral derecho para Isidoro, moviendo a Caro a su posición natural, la de central. Ilie disputaría su tercer partido consecutivo como central, siendo Álex Martínez el lateral izquierdo una semana más.

Ante semejante panorama, se prevé que Javi Noblejas forme parte de los dieciocho convocados, mientras que se abre la posibilidad de una nueva opción para el uruguayo Maxi Amondarain, habitual del CD Ilicitano. El amistoso que el Elche disputará esta mañana ante el Daila Yifang chino en las instalaciones de Oliva Nova Golf (11:30 horas) servirá como piedra de toque para rodar y ensamblar a los defensas disponibles.

Isidoro emula el discurso del míster

El lateral diestro del Elche CF Isidoro Gómez aseveró hoy en sala de prensa que no descarta que el conjunto ilicitano acabe la temporada peleando por el ascenso ni tampoco por evitar el descenso, dada la enorme igualdad existente en la Liga Adelante.

El futbolista natural de Pedrera ve al Huesca, próximo rival de su equipo, como un “rival directo” a estas alturas del campeonato, siguiendo un discurso similar al de su técnico Rubén Baraja. Isidoro recalcó que el objetivo del Elche, pese a estar en la zona media alta de la tabla, es la permanencia y que solo «cuando se alcancen los 50 puntos se puede hablar de otros objetivos».

“En este momento nos estamos jugando lo mismo”, apuntó el ex del Betis, quien prevé un encuentro parejo ante el conjunto aragonés. Asimismo, alabó la intensidad con la que suelen jugar los equipos que dirige Juan Antonio Anquela. “El que piense que va a ser fácil, está confundido”, dijo el ’21’ del Elche, quien afirmó que los franjiverdes ya han podido comprobar que en Segunda “no se necesita jugar bien o tener muchas ocasiones para ganar”.

Isidoro no descartó a ningún equipo para la pelea en la zona baja, incluido al Almería, sumido en una mala posición en la tabla, y recordó que en campeonatos anteriores “despuntó algún equipo, pero en esta en cuatro partidos puedes estar arriba o abajo”.

El defensa confió en que el Elche aprenda la lección del último partido en Tarragona, ya que indicó que “con solo el manejo del balón no te da para vencer”, por lo que demandó “más mala leche en ataque”, aunque negó que el equipo echara en falta la ausencia de Sergio León, su principal goleador. “Se perdió una gran oportunidad ante un adversario directo. Fue una prueba de fuego que no supimos superar y espero que aprendamos la lección, porque fue uno de esos choques que te dan un plus”, añadió en relación a la derrota que frenó una racha de nueve partidos sin perder.

Isidoro no quiso entrar a valorar su salida del equipo en las últimas jornadas, aunque admitió que llegó cuando mejor y más cómodo se estaba encontrando. El futbolista andaluz dijo además que los equipos que están en la parte alta de la tabla son aquellos que «tienen mejor definido su juego”, al margen de la mayor o menor calidad de sus jugadores. “Tienen unos recursos y los explotan lo mejor que pueden. El Nàstic llegó dos veces a nuestra portería y se llevó el partido. El Alavés también lo tiene claro, por eso está arriba”, concluyó.

Caro se acomoda en el lateral derecho

El lateral derecho parecía ser una de las posiciones mejor cubiertas del Elche. Cifuentes e Isidoro son toda una garantía para cualquier equipo de Segunda División. Sin embargo, esta zona tiene un nuevo inquilino: Caro. El zaguero estepeño ha jugado en el costado diestro en las tres últimas jornadas.

La primera presencia de Caro en la banda derecha fue ante el Girona en Montilivi. En el minuto siete de la segunda mitad, Rubén Baraja decidió retirar del partido a Isidoro. El cambio natural hubiera sido darle entrada a Cifuentes (que después sustituyó a Sergio León), pero el técnico franjiverde prefirió el ingreso en el césped de Armando, lo cual conllevó el cambio de posición de Caro. El futbolista cedido por el Betis pasó de actuar como central a hacerlo de lateral, donde no desentonó en absoluto.

La manera de desenvolverse de Caro en el costado diestro debió de ser del agrado de Baraja, pues en el siguiente encuentro contra el Córdoba apostó de inicio por el estepeño para ocupar dicho puesto. Tenía ante sí una prueba de fuego, pues enfrente iba a estar el exfranjiverde Fidel, que se encontraba en un gran estado de forma. Sin embargo, el reto, que superó correctamente, tan solo duró poco más de media hora. Armando tuvo que ser reemplazado por un golpe en la cara y Caro se trasladó al centro de la defensa con la entrada de Cifuentes.

Y el pasado sábado ante el Mallorca, repitió en el once como lateral derecho, imponiéndose en la pugna por la titularidad a Isidoro y Cifuentes. El primero se quedó en el banquillo, mientras que el segundo vio el choque desde la grada por decisión técnica. Esta vez no hubo ninguna variación táctica en la zaga y completó el partido en la banda. Estuvo correcto en el aspecto defensivo, pero aportó poca profundidad en ataque.

Pendiente de Cifuentes

La posible salida de Cifuentes del Elche en el mercado invernal repercutiría en el papel de Caro dentro del equipo. Si el zujareño abandona la entidad ilicitana este mes de enero, Isidoro quedaría como el único lateral derecho específico de la plantilla. De producirse una ausencia del ex del Numancia, ya sea por lesión o sanción, Caro tendría todas las papeletas para suplirle ante la falta de recambios y la escasa confianza de Rubén Baraja en Samu, al que Fran Escribá ya probó como lateral la temporada pasada.

No obstante, hay que recordar que el preparador vallisoletano prefirió alinear al jugador cedido por el Betis antes que a Isidoro para ocupar el costado diestro en las dos últimas jornadas.

En el caso de que Caro se reconvirtiera definitivamente a lateral, su posición natural, la de central, no se quedaría excesivamente debilitada, pues en el plantel hay alternativas para cubrir el centro de la defensa. Armando, Lolo, José Ángel, Maxi Amondarain o Hugo Álvarez cuando se recupere de la lesión que sufrió a finales de noviembre son los nombres que maneja Baraja para cubrir esta zona.

La banda no le es desconocida

Caro jugó por primera vez como lateral derecho con la camiseta del Elche en Girona, pero aquel encuentro no fue su estreno en esa demarcación. En el Betis, club al que pertenece, ya actuó por el costado en varias ocasiones tanto en el filial como en el primer equipo.

Precisamente, una de las ocasiones en las que ocupó la banda diestra del equipo verdiblanco se produjo en el Martínez Valero. Tuvo que entrar desde el banquillo para sustituir a Dídac Vilà por lesión. Su primera experiencia en el feudo franjiverde duró menos de treinta minutos, pues abandonó el choque por el mismo motivo que su compañero.

Tres días antes del último enfrentamiento entre ilicitanos y sevillanos, Caro fue el dueño del lateral derecho del conjunto heliopolitano en todo un Sevilla-Betis de octavos de final de la Europa League. Todo un desafío que pasó con buena nota.