Entradas

Nàstic: Un colista en su mejor momento

Rc Sala de Juegos

Los aficionados del Nàstic de Tarragona se han acostumbrado a ver a su equipo sufrir en la zona baja de Segunda. Con la presente, ya son tres campañas seguidas. Vive una situación muy delicada: colista, a cinco puntos de la zona de salvación y unos pobres números. Menos mal que los dos triunfos en las tres últimas citas (cuatro en toda la Liga) han avivado la esperanza. Visita al Elche en su mejor momento del campeonato y en plena ‘vorágine’ del mercado invernal, en el que espera realizar varios movimientos para mejorar su plantel. El objetivo en el Martínez Valero será una victoria ante un rival directo que le acerque a los puestos de permanencia.

Trayectoria y números

El conjunto catalán ocupa el último puesto con 16 puntos (4 victorias, 4 empates y 12 derrotas). Está a cinco puntos de la salvación, a cuatro del cuarto por la cola y el antepenúltimo y a uno del penúltimo. Destituyó a su anterior entrenador, José Antonio Gordillo, tras conseguir seis puntos en las diez primeras jornadas. Con Enrique Martín en el banquillo, los números han mejorado ligeramente: 10 puntos de 30 posibles. Es la escuadra con más derrotas y la segunda con menos victorias, junto a Tenerife y Elche, y menos empates, junto al Alcorcón.

Está metido en zona de descenso desde finales de septiembre. Como colista, desde primeros de noviembre. Sólo ha estado tres jornadas fuera de las cuatro últimas posiciones de la tabla. Las dos últimas, en el 18º lugar, al límite del descenso. Ha ganado dos de sus tres últimos compromisos: al Extremadura (0-1) en su penúltima cita a domicilio y al Córdoba (1-0) el pasado domingo. Entre medias, perdió en Mallorca (2-0). Sólo ha ganado un partido lejos de su campo. Anteriormente, registró un empate y cinco derrotas. Osasuna (1-0) y Real Oviedo (2-1) son las otras dos escuadras a las que ha vencido esta temporada.

Es el tercer peor local junto al Real Zaragoza con 11 puntos de 30 posibles. Como visitante, es el segundo peor con 5 puntos de 30, los mismos que el Tenerife. Es el conjunto menos anotador con 13 goles a favor. Y es el segundo más goleado con 33 tantos en contra. Ha dejado la portería a cero en tres de 20 partidos, dos de ellos en los tres últimos.

Estilo

Enrique Martín apostó al principio por la línea de cinco defensas, como ya utilizó en Osasuna y Albacete. Una idea cada vez más vista en el fútbol. Empleaba variantes 5-3-2 y 5-2-3. Los carrileros se suman al ataque con profundidad y cuentan con el apoyo de los centrales de los costados para cubrir sus subidas. Los mediocentros también caen a banda para tapar huecos. Sin embargo, tras la goleada encajada frente al Numancia (3-0), en los cuatro últimos compromisos ha puesto en liza línea de cuatro defensas, con una mejoría de juego y resultados. Principalmente con el dibujo 4-4-2, con laterales ofensivos como extremos, pero también se ha visto un 4-3-3.

Los tarraconenses buscan partidos poco vistosos, en los que pasen pocas cosas. Gustan más llevar la iniciativa como local, mientras que a domicilio ceden más dominio a los rivales. Es uno de los conjuntos que más emplea el juego directo y menos circula el balón. Apuesta mucho por los centros al área y la llegada de efectivos desde segunda línea.

En defensa, los números muestran una endeblez. En varias facetas: ataque estático, transiciones y balón parado. Ya sea por falta de tensión, desajustes, fallos evitables o simplemente acierto del contrario. Aunque ha mejorado este aspecto en las últimas fechas, todavía debe ser mayor.

Línea a línea

La portería ha tenido alternancia de dueño. Bernabé Barragán ha hecho un camino de ida y vuelta a la titularidad. Isaac Becerra, quien ha disputado más partidos, dio un pobre rendimiento en su ‘turno’. Bernabé, suplente de Dimitrievski el pasado curso, ha ofrecido mayores garantías. Rápido y ágil, ha dejado grandes paradas salvadoras.

En defensa, presumiblemente volverá a verse la línea de cuatro del último choque, con Salva Ferrer y Abraham Minero en los laterales diestro y zurdo y Djetei y Fali como centrales. El primero es una demostración de la apuesta de Enrique Martín por la cantera. A base de buenas actuaciones, el jugador del filial, de 20 años, se ha asentado en la alineación. Profundidad y garra. El segundo da aplomo y experiencia en la retaguardia. En el eje de la zaga, Djetei es un central africano que destaca por la rapidez para salir de zona. Tiene condiciones, pero debe mejorar aspectos tácticos y de decisión. Y Fali es un pivote defensivo al que ahora utilizan como central, probablemente por su corpulencia y manejo de balón. Es uno de los ‘pichichis’ granas con tres goles. Pol Valentín ha refrescado la banda derecha en los tres últimos encuentros.

El Nàstic ha dado la baja a un central, Raúl Albentosa, y ha incorporado a otro, Mikel Villanueva. Y espera cerrar la llegada uno más, Fran Vélez. Tiene la baja de larga duración del lateral diestro Iván López. Los centrales Cadamuro y Josua Mejías han perdido protagonismo.

En la medular, se espera que repitan Thioune e Imanol García. Ambos ficharon con la temporada empezada. El primero es un centrocampista senegalés que llegó desde el fútbol marroquí. El club le definió como “pivote hábil, con visión de juego y que trabaja especialmente la salida de balón en el juego ofensivo”. Dio un alto rendimiento en su debut frente al Córdoba (1-0). El segundo tiene un perfil más defensivo, aunque con grato manejo y golpeo de balón y llegada. Ex del Villarreal B. Enrique Martín se decantó por ellos antes que por hombres más creativos, como el exfranjiverde Javi Márquez o David Rocha. Ramiro Guerra, lesionado.

Por las bandas, en caso de repetir once, actuarían dos laterales con proyección ofensiva: Pipa por la derecha y Javi Jiménez por la izquierda. El primero tuvo un excelente debut, mostrando su rapidez y desparpajo por la banda. Los tarraconenses quisieron incorporarlo en verano, pero el Espanyol no cedió en su día. Ahora sí pueden disfrutarle. En cuanto a alternativas, Sebas Coris está en el dique seco, el canterano Jordi Brugué ha perdido peso en los planes de Enrique Martín y Omar Perdomo y Tete Morente se han caído de las convocatorias.

Y arriba, Luis Suárez y Manu Barreiro. Una pareja con características distintas y complementarias. El primero llegó como apuesta joven (21 años) tras marcar 11 goles con el filial del Valladolid y se ha ganado un sitio fijo. Un segundo punta, que también ha jugado escorado en una banda, con calidad y sacrificio. Máximo anotador junto a Fali con tres goles. El segundo es un delantero ‘tanque’, fundamental en el juego directo para tocar y bajar balones. Peligroso en los centros al área por su capacidad de remate al primer toque, ya sea con el pie o de cabeza. Aunque se le puede anular si se le aleja del área, y sólo lleva una diana. Ikechukwu Uche asume el papel de revulsivo. El exfranjiverde Manu del Moral ha pasado de tres titularidades a la grada. Y Dumitru cuenta muy poco.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Tenerife: Lejos del camino ambicionado

Rc Sala de Juegos

Antes del arranque de la competición, muchos equipos de Segunda parten con el objetivo del ascenso. Sólo tres lo consiguen. Unos se quedan en el playoff, otros en la zona media y otros incluso tienen que luchar por evitar el descenso. El Tenerife es un claro ejemplo de conjunto lejos del camino ambicionado. Tenía el cartel de candidato a la parte alta de la clasificación, pero un mal inicio y una escasa reacción tras el cambio de entrenador le deja al filo de la zona roja tras 19 jornadas. Al igual que en el Elche, enero se presenta ‘movidito’ en cuanto a entradas y salidas en la plantilla chicharrera. De momento, quiere estrenar el nuevo año 2019 con una victoria en casa ante un rival directo.

Trayectoria y números

El cuadro canario ocupa el 18º puesto con 19 puntos (3 victorias, 10 empates y 6 derrotas). Está dos puntos por encima del descenso y a 13 de la última plaza de playoff. Tres empates y dos derrotas en las cinco primeras jornadas (más otro tropiezo en Copa) le costaron la destitución a Joseba Etxeberría. Con José Luis Oltra en el banquillo, consiguió el primer triunfo en la jornada 7 y ha empatado la mitad de sus partidos desde que llegó. Ningún conjunto de Segunda suma más igualadas en total. Además, es el equipo con menos triunfos junto a Córdoba y Nàstic, ambos en descenso.

Ha ocupado posición de descenso al término de cuatro jornadas, pero la última vez fue a mediados de octubre. En los dos últimos meses, su mejor lugar en la tabla ha sido el 16º. Acumula cuatro jornadas sin ganar, con una derrota frente al Sporting (2-1) y tres empates seguidos, ante Extremadura (0-0), Las Palmas (1-1) y Granada (1-1). Estos dos últimos, con gol para ‘rascar’ un punto en la recta final. Su última victoria se produjo el pasado 25 de noviembre contra el Rayo Majadahonda (2-1). Cádiz (1-0) y Alcorcón (3-2), ambos en playoff, son las otras dos escuadras a las que ha ganado esta temporada.

Es el octavo peor local junto al Rayo Majadahonda con 14 puntos de 27 posibles. Elche, Lugo y Córdoba han sumado las mismas unidades como anfitrión, pero con un partido más. Sólo ha perdido un choque en su estadio. A domicilio también está uno de sus mayores déficits: tercer peor con 5 puntos de 30, los mismos que el Nàstic. Los blanquiazules, Córdoba y Numancia son los únicos equipos huérfanos de triunfos lejos de su terreno de juego. Es el cuarto conjunto menos anotador con 16 goles a favor. Y es el décimo menos goleado con 23 tantos en contra, igualado con el Numancia.

Estilo

Oltra ha manejado varios esquemas desde su llegada al Tenerife. Comenzó con un 5-4-1 para fortalecer la faceta defensiva. Después, ha ido apostando por el 4-4-2 o el 4-3-3, dependiendo del partido y los jugadores disponibles. Todo ello bajo un modelo de juego muy claro, en el que busca el protagonismo con balón y explotar las cualidades de sus atacantes.

Le da poca importancia a salir con el balón desde atrás, pero sí a que la pelota circule por la medular, donde cuenta con futbolistas con capacidad de recorrido y asociativos. Posiblemente es uno de los equipos de Segunda que más necesita dominar el centro del campo para sacar su mejor versión. Las bandas también cuentan con un peso importante en su juego, con aclarados a los extremos y dos contra uno con la subida del lateral. Arriba, sus delanteros tienen un amplio radio de acción, con dinamismo para participar en las jugadas y estar en zonas de remate. Las transiciones rápidas son uno de sus grandes peligros.

En defensa, trata de cerrar los espacios con orden en los ataques estáticos del rival, aunque suelen ‘castigarles’ los desajustes y errores. Le gustan las transiciones en fase ofensiva, pero sufre en exceso cuando las recibe. “Nos hará correr. Por más que ajustemos, tiene un muy bien control y pase. Equipo peligroso, más en su campo, que aprieta y se vuelca”, advirtió Pacheta en rueda de prensa.

Línea a línea

En la portería, Dani Hernández está dejando más sombras que luces esta temporada. El espigado arquero ha cometido varios errores que han costado puntos. Sobre todo, en balones por arriba. También ha realizado paradas de gran mérito, haciendo gala de reflejos felinos, pero por lo general, ha bajado su nivel. Parte de la afición ha cuestionado su titularidad.

En la defensa, Raúl Cámara y Camille repetirán en los costados diestro y zurdo. Laterales aguerridos y disciplinados atrás y con escasos recursos cuando se incorporan al ataque. El exfranjiverde Luis Pérez, titular habitual, causará baja por cuarta jornada seguida por lesión.

Salvo sorpresa, el eje tampoco variará, con Jorge Sáenz y Alberto Jiménez. El primero, recuperado de los problemas en el tobillo que sufrió el martes, es pieza indiscutible para Oltra. Ha subido el rendimiento en las últimas semanas. Con 22 años, transmite la seguridad y tranquilidad de un veterano. El segundo, menos alto pero más ‘fornido’, va con fuerza a la disputa y mejora la salida de balón. Ha actuado de pivote defensivo en muchos partidos de su carrera profesional. Carlos Ruiz se queda como única alternativa ante la salida de Lucas Aveldaño en el mercado invernal.

En el mediocentro, los chicharreros recuperan a su piedra angular: Luis Milla. Un centrocampista total. Da criterio al juego, tiene un manejo y golpeo de balón exquisito, transmite liderazgo, se mueve con mucha inteligencia para ocupar los espacios y se suma a zona de tres cuartos con valentía. Ya ha despertado el interés de escuadras de Primera. A su lado, actuará Undabarrena. Un stopper clásico, con fortaleza y recorrido y que juega fácil con la pelota. Oltra ya no contará con Bryan Acosta, quien negocia su traspaso al FC Dallas. Y Aitor Sanz seguirá sin debutar esta campaña por una tendinitis aquílea.

En las bandas, si repite la idea de los dos últimos encuentros en casa, jugarán Suso Santana por la derecha y Paco Montañés por la izquierda. Ambos son extremos veloces, a los que les gusta encarar a su par y con gol. El primero es el capitán blanquiazul. Estilo clásico para su posición. Difícil de frenar en el uno contra uno y con buen desborde y centro. Lleva dos goles. El segundo tiene características similares, aunque actúa a pierna cambiada. Cuando le respetan las lesiones, puede dar un nivel top de la categoría. Joao Rodríguez, revulsivo para dar ‘electricidad’ al ataque. Chilunda también puede asumir ese papel, pero ha dispuesto de pocas oportunidades. Debutó en casa en el último partido de 2018. Señalado para marcharse en enero.

Arriba, la pareja José Naranjo-Malbasic tiene muchas posibilidades de verse. El primero fue la gran apuesta en verano. Necesita libertad y sentirse importante para ofrecer su mejor versión. Más mediapunta que referencia, incluso ha jugado escorado en banda. ‘Pichichi’ del Tenerife con cuatro goles. El segundo sí es un delantero nato. Hombre importante en ataque. Fuerte, con calidad y buena lectura de juego para intervenir en la elaboración de la jugada. Ha marcado dos tantos. Vuelve tras cumplir sanción. Presumiblemente, recuperará su sitio en el once por Nano.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Almería: Velocidad y espíritu competitivo

Rc Sala de Juegos

El Almería ha dado un giro a su proyecto. Necesario, porque llevaba tres temporadas seguidas salvándose en la última jornada, y obligado, porque ha perdido poder económico y atractivo en el mercado de una Segunda que parece una ‘Primera B’. Menos nombres y más hombres. Dejar a un lado los fichajes de top de la categoría a apostar por jugadores desconocidos y la cantera. De momento, navega por aguas tranquilas de la clasificación, a una distancia prudente del descenso y a un arreón del playoff. En jerga millennial: “ni tan mal, oye”. Visitará al Elche con una buena racha de imbatibilidad en Liga, gratas sensaciones y ganas de despedir el año con una victoria que le acerque al objetivo.

Trayectoria y números

El cuadro rojiblanco ocupa el 11º puesto con 24 puntos (6 victorias, 6 empates y 6 derrotas). Está a once puntos del ascenso directo, a cinco del playoff y siete por encima del descenso. Le costó arrancar, con un punto en el primer mes de Liga, pero reaccionó con tres victorias consecutivas. Tras un periodo de irregularidad, ha encadenado cinco jornadas sin perder, con un triunfo, en Oviedo (1-2) hace dos semanas, y cuatro empates. El último, frente al Lugo (1-1) en el Juegos Mediterráneos. Desde la jornada 7, se ha movido entre el 7º y el 12º lugar de la tabla.

Los tres puntos sumados en el Carlos Tartiere le sirvieron para recuperarse del tremendo varapalo de la goleada en Villarreal (8-0) en Copa del Rey. Esta ha sido su última derrota en partido oficial. La anterior, la última en la competición doméstica, se produjo contra el Rayo Majadahonda (2-0). Cabe destacar que cuatro de sus seis tropiezos ligueros se dieron contra equipos punteros en la clasificación: Granada (1-0), Málaga (0-1), Cádiz (1-0) y Osasuna (3-1). Como se puede ver, tres de ellos se dieron por la mínima y sin marcar. Su último triunfo en su campo fue el pasado 4 de noviembre contra un Sporting (2-1) en plena crisis.

Es el undécimo mejor local y el undécimo mejor visitante de Segunda. Ha sumado 16 puntos de 27 como anfitrión, los mismos que el Numancia. Y 8 de 27 a domicilio, empatado con Real Zaragoza y Real Oviedo. Sólo ha perdido un encuentro en su feudo, hace más de tres meses. Es el décimo conjunto más anotador con 21 goles, los mismos que el Alcorcón. Y es el noveno menos goleado con 19 tantos en contra, igualado con Osasuna.

Estilo

Fran Fernández emplea un claro esquema 4-2-3-1. Busca que los centrales saquen el balón rápido y sin complicaciones. Que los laterales se prodiguen en ataque. Apuesta por una medular equilibrada, aunque con más músculo que control. Extremos muy abiertos, encaradores y que tengan espacio para generar ocasiones. Un mediapunta que canalice el juego y goce de libertad. Y un punta muy luchador, presionante y adecuado para el recurso del fútbol directo.

Las mayores virtudes de este Almería son la velocidad y el espíritu competitivo. Se siente muy cómodo en partidos de ida y vuelta, en los que puede explotar su rapidez en sus trabajados contragolpes. Quizás en ataque estático le cuesta más encontrar las vías hacia la portería rival. Los extremos tienen un papel fundamental en ambas facetas. Es un equipo valiente y muy intenso, que obliga a los adversarios a una alta exigencia. Sobre todo, en desgaste físico, porque trata de llevarte a encuentros de correr y mucha disputa. Las segundas jugadas tienen un papel importante.

Línea a línea

René Román es el ‘guardián’ de la portería indálica. Todo un seguro. Posiblemente el mejor jugador del Almería la temporada pasada. Como diría Pacheta, “es un portero que para, que se hace grande bajo palos”. No tiene la envergadura ni los reflejos de Francis, pero es un arquero de rendimiento muy regular y que también deja intervenciones de bella factura. Y buen golpeo en largo, que se destaca poco en su posición. Puede que su mayor déficit sean las salidas por alto.

En la defensa, Saveljich y Owona se han convertido en la pareja fija del eje. El primero pone la mayor altura, carácter y jerarquía, mientras que el segundo la mayor rapidez para salir de zona y la contundencia (a veces excesiva). Ambos son duros en la marca y quizás tienen dificultades de manejo de balón. Sobre todo el africano, quien ha marcado dos goles.

En los laterales, José Romera es indiscutible en la derecha. Sobrio en labores defensivas y con proyección atacante. En la izquierda, está la duda entre Iván Martos y Andoni López. El segundo suele ser el inquilino habitual, pero una lesión le apartó del once y le dio la oportunidad al canterano. Martos la aprovechó con creces en los dos últimos partidos. Como Romera, ambos se prodigan a campo contrario.

En la medular, salvo sorpresa, actuarán César de la Hoz y Arzura. El primero es un centrocampista muy completo, trabajador para labores defensivas, juega fácil con balón y suma llegada y golpeo. El segundo apunta al once por la baja por sanción de Yan Eteki, el prototípico mediocentro africano de mucha fuerza y sacrificio físico. El argentino pone garra y mayor soltura con la pelota. Chema Núñez, revulsivo habitual para encuentros ‘atascados’ para sumar clarividencia en la zona ancha o la mediapunta. También Sergio Aguza, recién salido de lesión.

En la mediapunta, se sitúa Juan Carlos Real. Jugador fino, con calidad y visión de juego. Buena parte del fútbol del conjunto rojiblanco, sobre todo en ataque estático, pasa por sus botas. Necesita libertad de movimientos para ofrecer su mejor versión, y Fran Fernández se la da. Segundo máximo realizador con cuatro goles. El último, espectacular:

Por las bandas, José Corpas por la derecha y Luis Rioja por la izquierda. Ambos llegaron como apuestas procedentes del Marbella. Y dan la talla de forma notable en su debut en Segunda. Fundamentales para el estilo de juego del Almería. Extremos encaradores, veloces y con aportación realizadora. Han aportado dos goles cada uno. Juanjo Narváez, principal competencia de ambos. También ha marcado dos dianas.

Y como punta, Álvaro Giménez. La afición franjiverde conoce de sobra las cualidades del ilicitano. Trabajador incansable y muy fuerte para el choque y el juego directo. Realiza un gran cometido al servicio del equipo. A todo ello, suma acierto goleador. Es el máximo artillero indálico con cinco tantos, tres en las ocho últimas jornadas. Sekou Gassama (sancionado) y Pablo Caballero, recuperado de una fractura facial, no le quitan el sitio del once. El africano, al que Fernández suele emplear como revulsivo, ha marcado tres goles, todos en Copa.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Rayo Majadahonda: Un debutante vistoso y valiente

Rc Sala de Juegos

El Rayo Majadahonda protagonizó la temporada pasada uno de los mayores ‘milagros’ de la historia del fútbol español. Con uno de los presupuestos más bajos de Segunda B, consiguió su primer ascenso a la categoría de plata. De forma heroica, con un gol en propia puerta en el minuto 97 fruto de un saque de banda. Lanzado, por cierto, por el franjiverde Juan Cruz. Con el salto al profesionalismo, tuvo que ‘exiliarse’ al Wanda Metropolitano y renovar casi toda su plantilla para mejorar su competitividad. A través de un fútbol valiente, vistoso y combinativo que le llevó al éxito, se mantiene fuera del descenso con mucho mérito. Ya de vuelta a ‘su’ Cerro del Espino, los majariegos buscarán ante el Elche, en uno de los tantos duelos inéditos que vive esta campaña, una victoria que les acerque al objetivo.

Trayectoria y datos

El conjunto dirigido por Antonio Iriondo ocupa el 14º puesto con 20 puntos (6 victorias, 2 empates y 9 derrotas). Cuatro por encima del descenso y nueve por debajo de la última plaza de playoff. Para ser un debutante con poco presupuesto y un plantel muy remodelado (sólo quedan seis ‘héroes’ del ascenso), sólo estuvo en la zona roja de la tabla en las dos primeras jornadas. Alcanzó su mejor posición, la novena, en la cuarta.

Alterna mini rachas positivas y negativas. Ha encadenado dos triunfos en tres ocasiones. Es la escuadra con menos igualadas junto al Málaga. Acumula tres compromisos sin ganar, con un empate en casa y dos derrotas como visitante. Rascó un punto frente al Deportivo de La Coruña (0-0), en su primera cita en el Cerro del Espino, y cayó frente a Tenerife (2-1) y Cádiz (1-0) a domicilio. Almería (2-0) y Numancia (1-2) han sido sus últimas ‘víctimas’.

Es el noveno peor local de Segunda con 14 puntos (4 victorias, 2 empates y 2 derrotas). Todos menos uno los ha sumado en el Wanda Metropolitano. Como foráneo, es el sexto peor junto a Sporting y Osasuna con 6 puntos (2 victorias, 0 empates y 7 derrotas). Las Palmas y Lugo han obtenido el mismo botín lejos de su campo, pero con una salida menos.

En cuanto a goles, es el cuarto equipo menos anotador junto a Tenerife con 14 tantos, uno más que el Elche. Y es el sexto más goleado con 21 en contra, los mismos que Elche, Real Zaragoza y Tenerife.

Estilo de juego

A pesar de las limitaciones, tanto en Segunda B como en Segunda, Antonio Iriondo apuesta por un fútbol ofensivo de elaboración, agradable para el espectador con gusto por el ‘tiki taka’. Con un esquema 5-3-2 o 5-2-3, trata de sacar la pelota jugada desde atrás, con ayuda del pivote para generar superioridad. Quiere evitar los ‘pelotazos’, nada idóneos para su estilo. Los carrileros ejercen un papel importante para atacar por bandas.

Por sus constantes subidas a campo rival, los centrales de los costados también deben cubrir el espacio que dejan atrás. El técnico rayista emplea en estas posiciones a zagueros que han actuado como laterales en buena parte de su carrera. Busca un juego vertical y no rehúye el intercambio de golpes, pues cuenta con futbolistas con velocidad y tiene trabajadas las contras.

En defensa, se arma con líneas juntas y orden. Su idea ofensiva resulta más idónea para un campo amplio como el Wanda Metropolitano, pero cuando tiene que replegarse y tapar las vías del rival, el Cerro del Espino les beneficia más por sus dos metros menos de anchura.

Línea a línea

En la portería, el veterano Basilio conserva la titularidad tras el ascenso. Un guardameta que ha labrado su carrera en diferentes equipos de la Comunidad de Madrid hasta llegar al fútbol profesional. Liderazgo, seguridad y buenos reflejos. Iriondo le dio la oportunidad de ganarse al sitio a Ander Cantero, quien llegó cedido por el Villarreal, pero no convenció.

La línea de cinco defensas de las últimas semanas estuvo integrada por, de derecha a izquierda, Benito Ramírez (B. del Toro en la camiseta), Ernesto Galán, Héctor Verdés, Morillas y Varela. Los carrileros tienen una clara proyección ofensiva, con la que dan profundidad y amplitud al juego. Los centrales participan activamente por la idea de la salida de balón desde atrás. El central Rafa López se cayó del once por lesión.

En la medular, podría regresar Óscar Valentín, pieza fundamental como stopper. Uno de los pocos ‘héroes’ del ascenso que continúan. Contra el Deportivo, Iriondo apostó por un juvenil para suplirle, Guerrero. También por las ausencias de Verza y Luso por lesión. El pasado domingo en Cádiz, puso en liza como trío a Iza Carcelén, Fede Varela y Enzo Zidane. El primero es un lateral derecho reconvertido a mediocentro. Tiene velocidad para superar contrarios, golpeo y llegada. Uno de los futbolistas con más faltas recibidas de Segunda. Acumula tres goles. Los dos últimos atesoran mucha calidad y criterio para asumir labores de construcción y dar el último pase.

En la parte más adelantada, Aitor Ruibal es un fijo. Delantero potente, con cualidades para actuar tanto en punta como escorado a una banda. Lleva dos tantos. Como acompañante, la decisión está entre Aitor García y Toni Martínez. El primero tiene características de mediapunta/extremo a pierna cambiada. Rápido y desequilibrante, presume de ser uno de los mejores lanzadores desde fuera del área. Así ha dejado varios golazos.


Ha marcado cuatro esta campaña, que le colocan como máximo realizador majariego. El segundo tiene la etiqueta de promesa del fútbol español. El West Ham pagó tres millones de euros al Valencia para ficharle. Más presencias como revulsivo que en la alineación, aunque ha sido titular en las dos últimas citas. Ha anotado dos tantos. Jeisson o el joven Schiappacasse, alternativas desde el banquillo.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Sporting: Reacción fulgurante con el cambio de entrenador

Rc Sala de Juegos

Ocho equipos de Segunda han destituido a su entrenador en las 16 primeras jornadas de Liga. Casi la mitad en poco más de un tercio de competición. La exigencia de la categoría da escaso margen de error. Hasta ahora, pocos conjuntos han tenido una reacción notable tras un cambio en el banquillo. Pero no todos. La salvedad más destacada es el Sporting de Gijón. Firma pleno de dos victorias en Liga y un empate ante un Primera en Copa desde que José Alberto López tomó las riendas desde el filial como reemplazo de Rubén Baraja. El conjunto asturiano, que disputó el playoff la temporada pasada, está obligado por plantilla e historia a luchar por cotas altas. Como tantos otros en Segunda. De momento, los seis últimos puntos le han servido para alejarse del peligro. Y quiere sumar más premio para mirar hacia arriba con mejores perspectivas.

Trayectoria y números

El Sporting ocupa el 11º puesto con 21 puntos (5 victorias, 6 empates y 5 derrotas). Está a diez puntos del ascenso directo, a seis de la última plaza de promoción y seis por encima de la zona de descenso. Tuvo un inicio esperanzador, llegándose a colocar en ascenso directo, pero se desplomó. Sobre todo a partir de la jornada 7, que marcó el inicio de una racha de dos meses sin ganar (cinco empates, cuatro consecutivos, y tres derrotas).

El último tropiezo en el derbi ante el Real Oviedo (2-1) terminó por colmar la paciencia con Rubén Baraja. Su sustituto llegó desde abajo. El club gijonés apostó por José Alberto López, avalado por su gran trabajo en el filial. Y ha caído de pie en el primer equipo, con triunfos ante Granada (1-2), con un gol en el último suspiro, y Tenerife (2-1) y un empate frente al Eibar (2-2), este último en Copa. Es el único equipo de división inferior a Primera que sigue ‘vivo’ en el torneo del KO. Puro oxígeno para calmar los nervios y chute de moral. Y con muestras de que la línea de juego y resultados puede ir a más.

En cuanto a los goles, presenta unos números equilibrados en ambas áreas, en concordancia con su posición en la tabla. Es el octavo equipo menos anotador junto al Real Zaragoza con 17 tantos a favor. Y también el octavo menos goleado con 15 en contra. La mayoría de sus puntos los ha sumado en su estadio: 16 de 24 posibles. Números que le colocan como el octavo mejor local junto a Albacete y Numancia. Es uno de los seis conjuntos invictos como anfitrión. A domicilio, baja considerablemente sus prestaciones: 5 puntos de 24 posibles. Sin triunfos lejos de El Molinón con Rubén Baraja como preparador.

Estilo

José Alberto ha implantado en el Sporting un nuevo discurso y estilo. Sin complejos, con menos ‘encorsetamiento’ y más carácter atacante. Una forma de juego más dinámica y atractiva para el espectador. Que además, da lo más importante para un entrenador recién llegado a un banquillo: resultados positivos que reafirmen el trabajo. Tiene una plantilla con mimbres y trata de sacar su mayor rendimiento.

Como era de esperar, el técnico ovetense ha exportado varias de sus ideas empleadas en el ‘B’. Por ejemplo, el esquema: 4-3-3, con un pivote ‘ancla’ y dos centrocampistas ofensivos y dos extremos gozan de libertad para irse a zonas interiores y de remate. Sus laterales desdoblan a los extremos para llegar hasta línea de fondo.

Quiere dominar a través de la pelota, pero sin demorar mucho sus intentonas con posesiones largas. No ejerce una presión asfixiante a la salida del balón rival, pero sí complica mucho su juego cuando sobrepasa la línea divisoria. Sin balón, se muestra como un equipo solidario y coordinado.

Línea a línea

El Sporting puede presumir de contar con uno de los mejores porteros de Segunda, puede que el mejor: Diego Mariño. Parecía que saldría en verano a una categoría superior, pero se quedó y mantiene un alto nivel. Guardameta con brazos largos, de grandes reflejos y buena agilidad para disparos por arriba y rasos. Deja paradas espectaculares. Tercero en el Trofeo Zamora la temporada pasada.

En la defensa, José Alberto ha apostado por Geraldes y Carlos Cordero en los laterales diestro y zurdo y Babin y Peybernes como centrales. El primero tiene una dura competencia con Molinero, al que Baraja prefería por sus mejores prestaciones defensivas y más experiencia. Geraldes se proyecta en ataque con mayor peligro. El segundo, del filial, ha entrado en el once por las bajas de Roberto Canella y Noblejas por lesión. Da la talla. En cuando a la pareja en el eje, son contundentes, muy seguros en la marca y centros laterales y no se complican con el balón en los pies. Babin ha marcado dos goles.

En la medular, Cofie ejerce de pivote defensivo. Típico centrocampista africano, muy físico y sacrificado en el esfuerzo, aunque con poco recorrido con balón. A su lado, André Sousa ha sido fijo, mientras que el otro hueco lo han ocupado Nacho Méndez y Robin Lod. El primero causó baja en el último encuentro por problemas físicos. Son los encargados de llevar la manija del juego rojiblanco. El segundo también ha jugado como extremo zurdo. Tienen criterio con la pelota y llegada. Cristian Salvador y Hernán son otras opciones empleadas como stoppers con Baraja, pero están ‘tocados’. Pedro Díaz y Pablo Pérez actuaron en la medular con Cofie en Copa.

Por las bandas, actúan Carlos Carmona y Álvaro Traver por la derecha e izquierda. El primero es uno de los capitanes y puntales del Sporting en los últimos años. Aunque arranque desde un costado, no es un extremo puro de encarar y centrar. Rinde mucho mejor cuando le dan libertad. Se mueve con mucha inteligencia. Máximo goleador con seis dianas, cuatro de penalti. El segundo es uno de los futbolistas que promocionó tras su gran campaña anterior en el filial. Aporta verticalidad a pierna cambiada. Como revulsivo, entra en escena Álvaro Jiménez, un extremo diestro de corte ‘clasico’.

Y como referencia ofensiva, Djurdjevic. El fichaje más caro de la historia del Sporting (casi 2’5 millones de euros). Nadie le puede discutir su esfuerzo y pelea, pero decepciona en el cometido para el que se le fichó: enchufar goles. Su estreno llegó en Copa hace un mes. El pasado sábado, marcó su esperado primer tanto en Liga. De muy bella factura.

El espigado pero no exento de calidad Pablo Pérez, utilizado más como mediapunta, el ‘fortachón’ Neftalí Manzambi y la apuesta Blackman son su competencia directa. Este último, quien pasó un tramo lesionado, es el único que todavía no se ha estrenado. Los dos primeros llevan dos dianas.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Córdoba: En busca de un cambio de rumbo

Rc Sala de Juegos

El Córdoba vive una situación similar a la temporada pasada, sumido en la zona de descenso. La presente ya apuntaba mal desde el verano. Las polémicas institucionales y los problemas con el límite salarial provocaron la salida de Francisco como entrenador a pocos días del inicio de la Liga. Volvió José Ramón Sandoval, el artífice del ‘milagro’ de la última salvación, pero los malos resultados, fundamentados en una defensa desastrosa, motivaron un cambio en el banquillo. Como reemplazo, ha llegado Curro Torres, un técnico joven que casi ascendió al Valencia Mestalla a Segunda y dirigió al Lorca FC el pasado campeonato. Se estrenó con derrota, pero ciertas fases del juego dejaron motivos para tener fe. Tiene mucho trabajo por delante, aunque lo positivo es que los andaluces no están lejos de los puestos de permanencia y queda mucha competición por delante.

Trayectoria y datos

El Córdoba ocupa la penúltima posición con 11 puntos (2 victorias, 5 empates y 7 derrotas). Cuatro por debajo de los puestos de permanencia. Está metido en descenso desde la segunda jornada. Tras comenzar con tres empates y cuatro derrotas, todas abultadas, consiguió su primer triunfo en la jornada 8 frente al Almería (1-0). Antes, ganó a Nàstic (2-0) y Elche (1-4) en Copa del Rey. Pasó un tropiezo y dos igualadas más hasta volver a saborear las mieles de la victoria en Liga, contra el Extremadura (4-2) de forma épica.

Sin embargo, desde entonces ha encadenado tres derrotas consecutivas: Mallorca (3-0), Cádiz (1-3) y Lugo (2-1). La penúltima, con dos goles en el tiempo añadido, le costó la destitución a Sandoval como entrenador del cuadro andaluz. La última, en el debut de Curro Torres en el banquillo. Quizás injusta por los méritos de sus muchachos en la segunda mitad.

El mayor déficit de los andaluces resulta evidente: su debilidad atrás. Es el conjunto más goleado de la categoría con 32 tantos en contra. Una media de 2’13 por partido. Ha recibido tres o más goles en ocho de sus 15 citas ligueras. Y no lo compensa con una alta capacidad realizadora. Undécimo equipo menos goleador (o más goleador, según cómo se mire) con 17 dianas a favor. Como local, es el quinto con menos puntos junto al Lugo: 10 de 24 posibles. A domicilio, no hay ninguna escuadra peor: un único punto obtenido, con 18 goles encajados en siete salidas.

Estilo

Cuando hay un cambio de entrenador, todo lo analizado a nivel colectivo durante el campeonato queda en casi nada. Como se suele decir, cada maestrillo tiene su librillo. Como ejemplo en el Córdoba, en el debut de Curro Torres ya se pudieron ver diferencias tácticas respecto a la etapa con Sandoval. El más visual, el esquema: 4-1-4-1 con laterales largos, un extremo abierto, otro internándose para asociarse, dos mediocentros creativos y un punta que participa en la elaboración del juego. Podría compararse con la idea de Pacheta en el Elche.

En ataque, la segunda mitad en el Anxo Carro dio muestras del fútbol que busca Curro Torres. Combinación rápida, utilización de las bandas y gente llegando arriba para sumar efectivos en los centros. Así se produjo el gol y la mayoría de las ocasiones. La falta de acierto y la actuación del portero adversario le privaron de puntuar, pero dio motivos para la esperanza de crecer.

En defensa, los números de goles encajados hablan por sí solos. Errores por falta de conceptos y no forzados, ya sea en juego estático, contragolpes o balón parado, son las causas principales para entender su posición clasificatoria. A pesar de las limitaciones del margen salarial, cuenta con una plantilla con recursos suficientes para mejorar en ambas facetas del fútbol.

Línea a línea

La portería califal la cubre Carlos Abad. Llegó cedido por el Tenerife como recurso de urgencia por la salida de Kieszek, al que no pudieron inscribir. Un guardameta con condiciones, valiente y con reflejos. Poco se le puede achacar de la alta cantidad de goles encajados.

En la defensa, Curro Torres apostó por Miguel Loureiro y Luismi Quezada en los laterales diestro y zurdo. Zagueros con vocación ofensiva para subir la banda, encarar y centrar. El segundo se acostumbró en el filial del Real Madrid a alternar con la posición de extremo. Al igual que Carlos Abad, son jóvenes y les falta experiencia en el fútbol profesional.

El eje tendrá la baja muy sensible del líder de la defensa, Aythami Artiles, por sanción. Luis Muñoz no podrá sustituirle por un esguince de tobillo. Presumiblemente, la pareja de Álex Quintanilla será Jesús Valentín, sin participación en Liga desde finales de septiembre (jugó en Copa a finales de octubre). Quintanilla tiene más capacidad para salir de zona que Valentín, quien dota de mayor físico para el choque.

Como pivote defensivo, si se mantiene el esquema, repetirá Álex Vallejo. Un stopper alto, fuerte y sacrificado en el esfuerzo, aunque con escasas aptitudes con balón. Por delante como mediapuntas, el Córdoba se queda sin el talentoso Álvaro Aguado por una lesión muscular. Una ausencia importante, ya que pierde desparpajo, criterio con balón, dinamismo y amenaza desde media distancia.

Quim Araujo, quien ejerce de ‘cerebro’, busca acompañante. Curro Torres no dispone de un amplio elenco de opciones. Bambock y Blati Touré, más defensivos, Alejandro Alfaro, ‘entre algodones’, Miguel de las Cuevas, quien se desplazaría de la banda a posiciones centrales, y el canterano Sebas Moyano, quien firmó un golazo en el Martínez Valero, son las que se vienen primero a la mente. El exfranjiverde Javi Lara se pierde la cita por lesión.

El extremo zurdo tiene dueño: Javi Galán. El futbolista más desequilibrante de los blanquiverdes. Muy rápido y vertical, su crecimiento apunta a un futuro de superior categoría. También ha actuado como carrilero. Por la derecha, repetiría Miguel de las Cuevas si el técnico no le emplea para la mediapunta. Su físico ya no es el que era, pero la calidad y visión de juego no se pierde. Arranca desde la banda, pero se mueve con inteligencia hacia zonas centrales para combinar. Curro Torres recupera a Jaime Romero, puro talento en su pierna izquierda, pero no para actuar de inicio. Y no contará con Sasa Jovanovic, autor de tres goles, por una lesión en el aductor. El canterano Andrés Martín, quien acumula dos tantos como Aythami, otra alternativa para los costados.

Y arriba, Piovaccari. Un ariete, fuerte, luchador y que va muy bien de cabeza. Pero su efectividad e influencia se limita si se sacan de los alrededores del área. También recurso para el juego directo por su capacidad para bajar balones aéreos. Máximo goleador junto a De Las Cuevas con cuatro goles entre Liga y Copa. Erik Expósito, su competencia para la punta del ataque.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Albacete: Equilibrio desde el carácter ofensivo

Rc Sala de Juegos

El Albacete es un club que Pacheta ha mencionado para ejemplificar la progresión que quiere para el Elche. Primer año en Segunda: permanencia sufrida con escaso presupuesto y base del ascenso. Segundo año: más experiencia y poder económico para incrementar el crecimiento. El cuadro manchego ha dado un salto de calidad que le ha permitido situarse en la zona noble de la clasificación. Con una atractiva propuesta implantada por su entrenador, Luis Miguel Ramis, los resultados han despertado la ilusión en la afición por el ambicioso objetivo de luchar por el ascenso a Primera. Todavía quedan dos tercios de Liga, pero el presente apunta a esperanzador.

Trayectoria y datos

El equipo blanco ocupa del 5º puesto con 24 puntos (6 victorias, 6 empates y 2 derrotas). A seis del líder, el Alcorcón, a cinco del segundo, el Granada, y con una ventaja de dos sobre el séptimo, Osasuna, que marca el límite con el playoff. Mirando hacia abajo, goza de una renta de 11 puntos sobre el descenso. Desde la jornada 3, ha ostentado plaza de promoción todas las semanas a excepción de una. Tras arrancar con dos empates ante los recién descendidos Deportivo (1-1) y Las Palmas (1-1), sumó dos triunfos que le colocaron arriba, frente a Córdoba (3-0) y Reus (1-2).

El empate frente al Cádiz (1-1) y la victoria en Mallorca precedieron a su mayor ‘bache’ del curso, con dos unidades de doce posibles. Igualó contra Real Zaragoza (2-2) y Almería (1-1) en casa y cayó frente al Real Oviedo (1-0) y Málaga (2-1) a domicilio. Un paso atrás, pero ha sabido rehacerse con resultados positivos. Tres triunfos y un empate en las cuatro últimas jornadas. Venció a Extremadura (1-2), Nàstic (2-0) y Lugo (1-0), su último resultado, e igualó en Tenerife (0-0).

Una de las claves de este Albacete es su muy buen equilibrio en cuanto a rendimiento en ambas áreas. Cuarto conjunto más anotador con 20 goles y quinto menos goleado con 12 tantos, los mismos que Las Palmas. Otro factor fundamental reside en su potencial a domicilio, donde ha sumado 11 puntos de 21 posibles. Nadie lo supera. Alcorcón, Granada y Deportivo (este último con un partido más) lo igualan. Como local, presenta un registro en la media de la categoría: noveno mejor con 13 puntos de 21, igualado con Sporting, Numancia y Rayo Majadahonda.

Estilo

Luis Miguel Ramis utiliza un clásico esquema 4-4-2. Con laterales largos, centrales participativos en la salida de balón, un pivote stopper y un centrocampista creativo en la medular y dos referencias ofensivas. Arrancó la Liga con predilección por un 4-5-1 ‘mutable’ a 4-2-3-1 en fase atacante, pero sacrificó un efectivo en el centro del campo para sumarlo en punta. Una variante que utiliza consiste en colocar a un mediapunta (Eugeni) o un delantero (Acuña) en la banda para aprovechar sus características. De momento, todo un acierto, aunque suele modificarlo durante los partidos.

La calidad de sus futbolistas le permite apostar por un fútbol dinámico, de movimiento activo del balón por bajo. Aunque tener a delanteros que pueden dominar ‘pelotazos’ también da la alternativa del juego directo si lo requiere. Pero su arma ofensiva más empleada son los constantes centros al área. Juego por bandas, con cambios de orientación para buscarlas por la vía rápida, y servicios para ‘alimentar’ a sus arietes. La estrategia y los disparos de media distancia, otras amenazas.

Para defender, hace buena la frase de que la mejor manera de hacerlo es teniendo la pelota, ya que así no te pueden atacar. Cuenta con jugadores para retenerla y hacer correr al rival. Pero si el propio rival asume el dominio, puede sufrir mucho. Sin balón, junta las líneas en su campo para tapar espacios.

Línea a línea

En la portería, el Albacete puede presumir de que la defienda uno de los arqueros más en forma de la categoría: Tomeu Nadal. Transmite seguridad y ha dado muestras de su agilidad y reflejos con paradas espectaculares. Acumula 327 minutos sin encajar gol. Tiene uno de los mejores coeficientes de tantos recibidos de la categoría: 0’77.

En la defensa, Arroyo y Gentiletti apuntan a formar en el eje. El primero, capitán, se ha reconvertido de lateral diestro a central, dando un alto rendimiento. El segundo le ha ganado el sitio al exfranjiverde Caro, titular indiscutible en el inicio pero que perdió su condición tras su pronta expulsión ante el Almería (1-1). Se ha convertido en ‘cerrojo’ y talismán: los manchegos han mantenido la portería a cero desde su entrada al once, hace tres jornadas. Ninguno de los tres centrales nombrados destaca por la altura (inferior a los 1’83 metros), pero son muy aptos para cubrir espacios fuera de su zona, necesario con un equipo que expone tanto y con laterales de clara vocación ofensiva.

En los laterales, también hay un fijo durante toda la Liga y una cara nueva. El derecho es territorio de Álvaro Tejero. Cedido por el Real Madrid, aporta mucha profundidad y cierra su banda con solvencia. Algo similar en la izquierda con Mathias Oliveira, quien ha arrebatado la titularidad a Fran García. Tejero y Oliveira destacan por su juventud: 22 y 21 años respectivamente.

El dúo de la ‘sala de máquinas’ lo integran Jon Erice y Aleix Febas. El primero asume una función esencial, como pieza que equilibra, ordena y pone mayor sacrificio defensivo en la medular. Con balón, juega fácil, sin apenas conducción y pocos toques. El segundo tiene como posición natural la mediapunta, pero Ramis, quien le conoce de la cantera del Real Madrid, ha retrasado su posición. Más allá de las exigencias del esquema, para que participe más en la creación de fútbol. Talentoso, con desparpajo, llegada y visión de juego. Que sea el segundo jugador con más faltas recibidas (por detrás de Iván Sánchez) evidencia la dificultad para frenarle. Diego Barri, Malsa y Jean Jules, refuerzos desde el banquillo para fortalecer con músculo la zona ancha.

Por las bandas, Ramis cuenta con varias alternativas para diferentes tipos de planteamientos. Por la derecha, tendrá la ausencia de Jérémie Bela por sanción. Todo un velocista que tiene inteligencia para saber cuándo puede hacer daño por dentro. Máximo anotador blanco con cuatro goles, uno de penalti. Sin el francés, la opción más clara para el once es Néstor Susaeta. Uno de los líderes y veteranos del vestuario, es un extremo clásico, de encarar, desbordar y centrar. Sabe asociarse y posee un formidable golpeo de balón, que le convierte en un peligro para faltas y córners. Acuña, otra variante empleada por el técnico catalán.

Por la izquierda, Eugeni Valderrama se ha asentado. Su posición natural es la mediapunta, pero ha encontrado un espacio nuevo donde está ofreciendo un alto nivel. Futbolista con calidad y criterio con la pelota, se suma a zonas centrales en ataque, dejando el carril zurdo para la subida del lateral, y defiende su parcela en defensa. Autor de dos dianas, una de penalti.

Arriba, mucha pólvora con Zozulia, Alfredo Ortuño, Rey Manaj y el citado Acuña. Delanteros potentes, batalladores con centrales y killers del área, donde no se les puede conceder un mínimo espacio. El primero tiene un plus de talento que le da más recursos con balón. Entre los cuatro suman nueve de los 20 goles del Albacete: tres, uno, tres y dos respectivamente. Cabe señalar que cuatro de los tantos a favor de los manchegos se produjeron en propia puerta. Zozulia y Ortuño apuntan a repetir como pareja en ataque.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Alcorcón: Revelación con números impresionantes

Rc Sala de Juegos

El Alcorcón sueña despierto gracias a un inicio de Liga de ensueño, valga la expresión. Contra todo pronóstico, el conjunto madrileño se ha encaramado en la zona noble de la clasificación. Colidera con el Granada, que sólo le supera por diferencia de goles. Con Cristóbal Parralo al frente, hay varias claves para entender el éxito amarillo: un estilo muy bien trabajado, la defensa más difícil de batir, varios jugadores a un nivel altísimo, convertir su campo en un fortín inexpugnable y ser el mejor visitante. No sería la primera vez que lucha por el ascenso (ha disputado dos playoffs), y hay que ver si aguanta el ritmo, pero ya nadie le quitará lo bailao’. Y sobre todo, que ya ha sumado más de la mitad de los puntos necesarios para su objetivo primordial, la permanencia.

Trayectoria y datos

El equipo alfarero ocupa el 2º puesto con 27 puntos (8 victorias, 3 empates y 2 derrotas). Los mismos que el primero, el Granada. Goza de una ventaja de un punto sobre los recién descendidos Málaga y Deportivo, seis sobre Albacete y Las Palmas, que cierran la zona de promoción, y siete sobre el Mallorca, que marca el límite. Y 14 sobre el descenso, que abre el Reus. Aunque disfruta de una situación idílica, no olvida que la primera meta es garantizar la salvación.

Su gran fuerza radica en Santo Domingo, donde está obteniendo unos excelentes resultados. Después de que el Sporting (1-1) arañara un punto en el tiempo añadido, ha ganado sus seis últimos compromisos con portería a cero: Mallorca (1-0), Deportivo (1-0), Real Oviedo (2-0), Granada (1-0), Rayo Majadahonda y Extremadura (1-0), este último en Copa del Rey. 16 puntos de 18 posibles que la convierten en el tercer mejor local de la categoría, igualado con el Deportivo. Málaga, con pleno de triunfos, y Granada, con 17 puntos con un encuentro más, le superan.

A domicilio, también mantiene una línea muy positiva: 11 puntos de 21 posibles, la mejor cifra de Segunda junto al Albacete. Tres victorias, ante Cádiz (0-2), Nàstic (1-3) y Lugo (0-1), dos empates, frente a Córdoba (0-0) y Las Palmas (0-0), y dos derrotas, contra Málaga (1-0) y Tenerife (3-2). La última, hace dos jornadas.

Mirando los números de goles, el Alcorcón es el octavo conjunto más anotador con 16 tantos, los mismos que Osasuna, pero sobre todo, se destaca como el menos goleado con sólo seis encajados. La mitad se produjeron en su último tropiezo. Todo ello deja unas estadísticas impresionantes. Es el equipo que menos tiempo ha ido por detrás en el marcador de los más de 200 clubes profesionales de las grandes ligas europeas: sólo 11 minutos en 13 partidos. Y para rematar, el que más minutos suma ganando de la categoría: 591 -el 50’5% de los minutos totales- (vía @vintage_stats).

Estilo

Cristóbal Parralo, recientemente renovado hasta 2020, ha construido un bloque muy sólido y compacto. A través del esquema 4-2-3-1, plantea un fútbol ofensivo de circulación rápida y dinamismo. Busca llevar la iniciativa del juego sea cual sea el campo y el rival. Saca superioridad en la medular y dota de importancia a las bandas, con laterales que llegan hasta línea de fondo y extremos veloces y desequilibrantes en el uno contra uno. Llega con mucha gente al ataque, dando libertad de movimientos sin descomponerse.

En defensa, cierra bien los espacios con orden e intensidad en la presión. Todos tienen claro que deben sacrificarse en esta faceta. Los extremos ofrecen ayuda constante a los laterales. El mediapunta se junta con el doble pivote para tapar huecos. Y aplica la conocida frase de que el delantero es el primer defensor del equipo.

Durante las ocho temporadas (esta es la novena) con el Alcorcón en Segunda, se ha considerado Santo Domingo como uno de los campos más difíciles. Una de las argumentaciones son sus reducidas dimensiones. Esta fama se fue diluyendo en los últimos campeonatos por los resultados del cuadro local, pero la ha recuperado con creces. Porque los hombres de Parralo se han adaptado formidablemente al terreno de juego. Saben empequeñecerlo en defensa y hacerlo amplio en fase ofensiva.

Línea a línea

En la portería, los alfareros tendrán la ausencia del Zamora de Segunda por lesión. Dani Jiménez se perderá la cita por una rotura de isquiotibiales que sufrió en Lugo (0-1). Suplente en las tres últimas campañas, estaba dando un altísimo nivel. Seguro y regular, dejando paradas salvadoras. Ha batido el récord de imbatibilidad del club en la categoría de plata, dejándolo en 632 minutos. Mejoró los 548 que registró el exfranjiverde Javi Jiménez. Le suplirá Raúl Lizoain. Ha disputado dos partidos de Copa del Rey, con victoria frente al Extremadura (1-0) y derrota contra el Lugo (1-0), y los 20 últimos minutos del pasado choque en el Anxo Carro (0-1).

La defensa se caracteriza por la veteranía, solvencia y línea constante de rendimiento. En los laterales, Laure y Carlos Bellvís están viviendo una segunda juventud. Con 33 años y muchos kilómetros a sus espaldas, aportan fortaleza defensiva y frescura y profundidad en sus frecuentes incorporaciones a campo rival. Como centrales, David Fernández y Esteban Burgos actúan como pareja habitual. El segundo regresará al once tras cumplir sanción, dejando a Elgezabal en el banquillo. Altos (1’88 metros cada uno), firmes en la marca y miden sus movimientos con inteligencia.

En el doble pivote, apuntan a ocuparlo Dorca y Eddy Silvestre. El exfranjiverde pone el equilibrio y trabajo defensivo, además de ayudar en la construcción del fútbol. El estilo de Parralo le deja sin la capacidad de llegada que gozó la temporada pasada, en la que marcó siete goles, aunque también se asoma por zonas de ataque. Ha aportado uno en este curso. El segundo es un centrocampista espigado y con presencia física, que también necesita libertad de recorrido para sacar su mejor versión. Salvo sorpresa, regresará a la alineación tras cumplir sanción. No obstante, está la opción de que Borja Domínguez repita presencia. Toribio, el capitán, perdió la titularidad tras sufrir una lesión a finales de septiembre. Volvió frente al Lugo (0-1), entrando en la recta final.

Por delante, varios han sido los que han ocupado la mediapunta. Jonathan Pereira y Víctor Casadesús en un planteamiento más cercano al 4-4-2, Eddy Silvestre o Álvaro Peña. Este último se ha ganado el sitio en las últimas jornadas. Da clarividencia y calidad para erigirse en el ‘cerebro’ del Alcorcón. Un ‘verso libre’, rápido para ver las acciones y ejecutar y difícil para tapar y quitarle la pelota. Casadesús se encuentra en el dique seco al fracturarse los huesos de la cara.

Por las bandas, Sangalli y Borja Galán jugarán en la derecha e izquierda respectivamente. El primero está de dulce este curso. Puede que sea el mejor extremo diestro de la categoría en la actualidad. Veloz, habilidoso, asociativo, que genera peligro tanto por banda como metiéndose hacia dentro. Lleva dos goles. El segundo ha entrado en el once por la reciente lesión muscular de Nono. De revulsivo a titular. Al igual que su compañero, es un extremo encarador que actúa a pierna cambiada. Anotó la diana que dio los tres puntos en el Anxo Carro.

Y en punta, Juan Muñoz. Uno de los principales ases a seguir. Tercer máximo goleador de la categoría con ocho tantos, la mitad de los anotados por su equipo. Considerado una ‘perla’ sevillista en su día, está explotando tras sus decepcionantes etapas en Real Zaragoza, Levante y Almería. Dinámico, intuitivo y certero.

Cabe señalar que el Alcorcón disputó un amistoso contra el Leganés el pasado miércoles. Ganó 1-3. Cristóbal Parralo apostó por una alineación similar a la que se verá contra el Elche (domingo, 16:00 horas) y repartió minutos a todos los futbolistas disponibles. Salió con: Raúl Lizoain; Laure, David Fernández, Esteban Burgos, C. Bellvís; Dorca, Eddy Silvestre; Sangalli, Álvaro Peña, Borja Galán; y Juan Muñoz.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Las Palmas: Practicidad por encima de la tradición

Rc Sala de Juegos

El aficionado al fútbol puede tener un prototipo del jugador canario como talentoso, de juego alegre y asociativo. Hay varios exponentes recientes: Valerón, Silva, Jonathan Viera, Vitolo…esas características también podrían trasladarse al juego con el que se relaciona tradicionalmente a la Unión Deportiva Las Palmas. Un estilo que recuperó, acompañado de la apuesta por la cantera, en la recta final de su anterior etapa en Segunda, con tres playoffs consecutivos (a la tercera fue la vencida), y en Primera con Quique Setién como entrenador. Tras el descenso, con poder para tirar de ‘talonario’, ha apostado por un reinicio casi total. Unos 17 fichajes para conformar una plantilla que dirige Manolo Jiménez. Se ha instalado en la zona alta desde el principio de Liga, pero con resultados y juego inferiores a lo demandado.

Trayectoria

El conjunto amarillo ha ocupado cada una de las seis primeras plazas de la clasificación. Tras doce jornadas, la actual es la más baja: sexto con 20 puntos, empatado con el quinto, el Albacete, y con tres de margen sobre el séptimo y el octavo, Almería y Mallorca. Arrancó el campeonato con cuatro victorias y dos empates. Por encima, tiene el ascenso directo a cinco puntos. Venció al Reus (2-0), empató contra Albacete (1-1) en casa y Real Zaragoza (1-1) a domicilio y superó a Nàstic (4-0), Extremadura (1-2) y Málaga (1-0). Entre medias, la eliminación en Copa del Rey a manos del Rayo Majadahonda (1-2).

Pero a partir de la victoria contra el anterior líder, está experimentando un estancamiento, con un triunfo en el último mes y medio. Encajó dos derrotas a domicilio, contra Sporting (1-0) y Almería (3-0), con una igualada como local frente al Alcorcón (0-0) entre ambas. Tras golear al Numancia (3-0), ha sufrido empates dolorosos en sus dos últimas citas: contra el Mallorca (2-2), desperdiciando una renta de dos goles a domicilio, y ante el Deportivo (1-1), que igualó en la última acción del choque.

Por todo ello, la cita de Las Palmas en el Martínez Valero cobra cierta trascendencia. Necesita sumar una victoria, a ser posible con solvencia y buen juego, para despejar las crecientes dudas en torno al proyecto. Algo distinto dejaría más tocada la figura de Manolo Jiménez, criticado por sacar menos rendimiento del potencial de su plantel, el fútbol desplegado y los últimos resultados. El preparador andaluz no podrá sentarse en el banquillo por sanción.

Estilo

El equipo grancanario ha abandonado la idea del ‘tiki-taka’ para apostar por una más pragmática. El sistema habitual en las últimas jornadas es un 4-3-3, con un triángulo en la medular. Trata de realizar un fútbol vertical sin demasiada elaboración. Incluso abusa por momentos del juego directo hacia el delantero referencia, sin arriesgar cuando presionan, aunque sea de forma mínima, su salida del balón.

Una de las particularidades es que ha jugado sin extremos puros en las últimas jornadas. Da libertad a los laterales para prodigarse en ataque, pero tampoco ostentan un papel fundamental. A pesar de todo lo dicho, sus números advierten de una pegada temible: cuarta escuadra más anotadora con 17 goles a favor.

En fase defensiva, se muestra como un equipo rocoso y presionante, que junta líneas para tapar espacios. Cuesta meterle mano, porque al igual que en ataque, tiene efectivos atrás de mucho nivel. Es el sexto equipo menos goleado, con 10 tantos en contra. En este aspecto, ha empeorado su registro con sus dos últimas salidas, en las que ha encajado la mitad de la citada cifra.

Las Palmas confía tanto en su capacidad para cerrar filas que ya son varios partidos en los que retrasa líneas considerablemente cuando se adelanta en el marcador. Nadar y guardar la ropa, algo que le ha costado puntos al perder su ventaja. Sin ir más lejos, en las dos últimas semanas.

Línea a línea

Raúl Fernández cubre la portería amarilla. Un guardameta muy completo y de sobrado nivel para Segunda. Todo un lujo al alcance de muy pocos equipos. Altura, seguridad y experiencia. Busca su segundo ascenso a Primera tras conseguirlo con el Levante hace dos campañas.

En defensa, Álvaro Lemos y De La Bella cubren los laterales. Fichados desde escuadras de Primera, Celta y Real Sociedad. Con vocación ofensiva, buen golpeo de balón para los centros y que saben asociarse con los compañeros que actúan por dentro. Lemos marcó uno de los goles candidato a mejor de la temporada:

En el eje, mucha jerarquía, veteranía y tablas con Juan Cala y David García. Centrales muy completos, duros en la marca, solventes por arriba y que van muy bien al corte fuera de zona. El segundo, historia viva del club, causó baja la pasada jornada por problemas físicos que todavía que no ha superado por completo. Es duda. Si no juega, Deivid mantendría el sitio o Mantovani entraría en el once.

En la zona ancha, Javi Castellano aporta trabajo, equilibrio e inteligencia táctica como stopper. Uno de los pocos ‘supervivientes’ del último ascenso y la etapa de Primera. Necesitará un nuevo acompañante por la baja importante de David Timor por ciclo de amarillas. Supone una pérdida de calidad y criterio en la medular, además de disminuir la amenaza a balón parado por su gran golpeo.

Las opciones más claras para sustituirle son Maikel Mesa y Tana. Incluso ambos podrían entrar en el once si Rubén Castro se pierde la cita. El primero da presencia y llegada, faceta en la que destaca. Las Palmas pagó unos 750.000 euros para ficharlo procedente del Nàstic, donde marcó ocho goles. Lleva tres como amarillo. El segundo es un mediapunta de pura calidad canaria. Un futbolista con visión de juego que ha perdido protagonismo en las últimas semanas.

Con esta modificación en el once, Ruiz de Galarreta pasaría de la punta a una de las bases del ‘triángulo’. Uno de los mejores mediocentros organizadores de la categoría. Calidad y experiencia, más buen sentido defensivo, para dirigir el fútbol de elaboración de los grancanarios.

El dibujo que ahora emplea Manolo Jiménez deja sin sitio en la alineación a los extremos puros, como el exfranjiverde Fidel, Blum, Sacko o Momo. Este último causará baja por lesión. El resto tiene que resignarse a que el preparador andaluz le emplee como revulsivo para dotar de velocidad y peligro por fuera.

Y arriba, un ‘tridente’ que asusta: Sergio Araujo, Rafa Mir y Rubén Castro. Han aportado el 76% de los goles de Las Palmas. Uno, cuatro y siete dianas respectivamente. Los tres gozan de libertad, sobre todo el primero y el tercero, para moverse por el frente ofensivo y desestabilizar al rival.

Araujo es un delantero dinámico, rápido, listo para intuir la asistencia y con recursos. Tiene la portería entre ceja y ceja y se lo piensa poco para armar su pierna derecha desde media distancia.

Rafa Mir está demostrando que da la talla con creces en su salto a Segunda. Marcó 15 goles en 19 partidos con el Valencia Mestalla la temporada pasada. Un rematador nato, muy difícil de defender por su físico de ariete alto y fuerte. Fundamental para emplear el juego directo, bajando balones aéreos e iniciando la acción.

Y Rubén Castro es uno de los mejores delanteros del fútbol español en los últimos años. Puro gol. Definidor letal, suele arrancar desde una banda para amenazar a las defensas rivales con su desequilibrio e inteligencia para moverse y la toma de decisiones. Necesita poco para perforar la red rival. A sus 37 años, ha regresado al equipo en el que dio sus primeros pasos para devolverlo a Primera. Segundo en la tabla de ‘pichichis’, junto a Sory Kaba, Enric Gallego y Quique González. Ha recibido el alta médica tras superar el edema retiniano que sufrió el pasado sábado.

Datos

  • 6º con 20 puntos (5 victorias, 5 empates y 2 derrotas)
  • A 6 puntos del líder, a 5 del 2º, a 4 del 3º, igualado con el 5º y 3 por encima del 7º y el 8º
  • 4º equipo más anotador (17 goles a favor)
  • 6º equipo menos goleado (10 goles en contra)
  • Empató frente al Deportivo (1-1) la pasada jornada
  • Empató contra el Mallorca (2-2) en su última cita como foráneo
  • Acumula dos semanas sin ganar, tras vencer al Numancia (3-0)
  • Su última derrota se produjo hace cuatro semanas (3-0 contra el Almería)
  • Su única victoria a domicilio se produjo en la jornada 5 (1-2 frente al Extremadura)
  • 4º mejor local con 15 puntos (4 triunfos, 3 empates y 0 derrotas)
  • 10º peor visitante con 5 puntos (1 victoria, 2 empates y 2 derrotas)
  • Rubén Castro es su máximo anotador con 7 goles (1 de penalti), seguido de Rafa Mir con 4 y Maikel Mesa con 3 (1 en Copa).

Posible alineación

Foto: LaLiga

Cádiz: Gusto por el contraataque

Rc Sala de Juegos

En el fútbol actual, tener la posesión ha cogido una mayor relevancia. Ya sea como necesidad para jugar bien y ganar o por el gusto del espectador. El Cádiz, a través de la idea futbolística de su entrenador, Álvaro Cervera, se desmarca. Ya lo dejó claro en una rueda de prensa el pasado mes de abril: “Mientras yo esté, el Cádiz no tendrá la pelota. No consideramos la posesión como sinónimo de ganar los partidos. Si hay que tenerla se tiene, pero tenerla por tenerla no me vale para nada. Me gusta llegar arriba pronto, no lo escondo”. Con esta concepción balompédica, el conjunto amarillo ha conseguido un ascenso a Segunda, ha disputado un playoff de ascenso a Primera y se ha quedado a las puertas de repetir. No es mal camino. Sin embargo, se ha torcido en el inicio del presente curso.

El Cádiz abre la zona de descenso con 11 puntos, empatado con el equipo que marca la permanencia, el Real Zaragoza. Tiene tres menos que el Elche. Una racha de nueve jornadas sin ganar ha provocado su presencia en la parte baja de la clasificación. Racha que cortó el pasado sábado con su remontada contra el Lugo (1-2). Estrenó la competición con victoria frente al Almería (1-0). A partir de ahí, un triunfo, cinco empates y cuatro derrotas. Como local, ha obtenido 3 puntos de los 12 últimos: Real Oviedo (1-1), Alcorcón (0-2), Nàstic (1-1) y Sporting (0-0). Es el tercer peor local junto al Real Zaragoza. A domicilio, 4 de 18: Numancia (1-1), Mallorca (1-0), Albacete (1-1), Tenerife (1-0), Extremadura (2-1) y Lugo (1-2).

Donde sí ha dado alegrías es en la Copa del Rey, donde pasó dos eliminatorias imponiéndose a domicilio: Tenerife (1-2) y Real Zaragoza (0-1). En dieciseisavos de final, el sorteo le emparejó con el Espanyol, al que ganó por 2-1 este jueves. La alineación del Cádiz estuvo plagada de jugadores poco habituales en Liga, pero alguno de ellos repetirá en Liga. Y la ‘distracción’ del torneo del KO le deja con menos margen para preparar la contienda frente al Elche.

Explotar la velocidad

El cuadro gaditano suele formar con un esquema 4-3-3, normalmente con dos pivotes de corte defensivo y un centrocampista ofensivo por delante. Su arma principal son los contraataques. Trata de aprovechar cualquier mínima oportunidad para explotar su velocidad y coger las espaldas de sus rivales, que deben cuidarse bien cuando juegan lejos de su área. Cualquier pérdida puede convertirse en letal. El Cádiz busca partidos de ritmo alto, correr mucho e intercambio de goles. Y ahí juega con ventaja.

En ataque estático, elabora un fútbol relativamente sencillo. Apenas sale jugando desde atrás, con el portero sacando en largo para que la referencia ofensiva baje la pelota. A partir de ahí, circulación por la medular con escasa elaboración, apertura a la banda y centrar. Los costados juegan un papel muy importante, con extremos rápidos y desequilibrantes y laterales de largo recorrido.

El estilo de Cervera puede llevarle a problemas de ‘atasco’ cuando necesita llevar la iniciativa con marcador adverso, aunque tiene jugadores para ello. La falta de gol es uno de los mayores déficits del conjunto andaluz. Es el conjunto menos anotador, junto al Nàstic, con 8 goles en 11 partidos ligueros. Se quedó sin marcar en cuatro de ellos. Más de la mitad de sus goles llegaron a balón parado: dos de córner, uno de falta lateral y dos de penalti.

La portería amarilla tiene como inquilino a uno de los ‘abuelos’ de Segunda: Alberto Cifuentes. Con 39 años, la misma edad que José Juan cumplirá en diciembre, vive uno de los mejores momentos de su carrera. Zamora el pasado curso, el capitán es un guardameta sobrio, solvente, regular en su rendimiento y que transmite seguridad en varios aspectos de su posición.

En la defensa, Cervera todavía busca la ideal. Rober Correa y Matos son los integrantes más habituales de los laterales diestro y zurdo, aunque Brian Oliván ha actuado de inicio por Matos en las dos últimas semanas. Tienen proyección ofensiva, rapidez, buen golpeo para los centros y cierta capacidad para el uno contra uno sin llegada en carrera.

En el eje, la falta de efectivos debido a la composición del plantel o lesiones ha impedido la continuidad de una pareja fija. Kecojevic, segundo máximo anotador con dos goles, es el central con más participación, pero se encuentra en el dique seco por una fisura en el brazo. Marcos Mauro se perdió partidos por una lesión muscular. Y Servando continúa recuperándose de la triple fractura malar que sufrió a mediados de septiembre. Contratiempos que obligaron al Cádiz a tomar medidas, como fichar a Sergio Sánchez, titular en las dos últimas jornadas, o colocar a Edu Ramos de central. Marcos Mauro y Sergio Sánchez apuntan a jugar contra el Elche. Defensas firmes en la marca, con el segundo dando un plus de nivel con su experiencia de Primera.

En la medular, la más previsible es la integrada por Jon Ander Garrido y José Mari. El segundo, baja frente al Lugo por sanción, dejaría a Edu Ramos fuera. Stoppers fuertes, muy sacrificados en la presión y que saben situarse. Con balón, juegan fácil sin complicarse, con José Mari posiblemente asumiendo más responsabilidades. Su tarea resulta importante para montar las contras. Azamoum, alternativa. Por delante, el exfranjiverde Álex Fernández ejerce de líder amarillo. La libertad de su posición, con dos ‘escoltas’ atrás para rebajarle exigencia defensiva, le permite repartir juego con calidad en la zona ancha y llegar a zonas ‘trescuartistas’, e incluso al área. Máximo artillero con tres dianas, dos de penalti.

En los extremos, Cervera cuenta con diversas opciones. Por lo visto en las dos últimas semanas, Ager Aketxe y Jairo Izquierdo parten con todas las papeletas. El primero, más mediapunta que extremo, es uno de los mejores lanzadores de la categoría. Los rivales deben tener mucho ojo con los córners y las faltas en las cercanías del área que ejecuta con la pierna izquierda. También da clarividencia en fase ofensiva. El segundo es un extremo zurdo rápido y difícil de frenar cuando encara. Le costó hacerse un sitio, pero va cogiendo más relevancia. Anotó el gol que dio los tres puntos en Lugo. Como alternativas, Alberto Perea y Salvador Agra, que pueden actuar por dentro y por fuera, y Salvi.

Este último merece un capítulo aparte por el giro de su situación como cadista. Pieza fundamental en las tres últimas temporadas. Álvaro y él representaban ‘puñales’ en los extremos zurdo y diestro respectivamente, aportando muchísimo peligro y gol. Álvaro salió traspasado al Rayo Vallecano y Salvi tuvo opciones de marcharse, pero se quedó. Y ha perdido mucho peso en los planes de Cervera. Más revulsivo que titular.

Y en la punta del ataque, la apuesta reciente de Manu Vallejo. Este menudo atacante de 21 años tiene como posición natural el extremo izquierdo, jugando a pierna cambiada, pero ha centrado su posición para buscar soluciones a la escasez goleadora. Producto de la cantera, causó sensación en pretemporada y se ha erigido en hombre clave en Liga. Talento, velocidad y desparpajo. Marcó en Lugo. Y suma dos dianas más en Copa. Un diamante en bruto, recientemente renovado con el primer equipo hasta 2022.

El futbolista chiclanero ofrece un perfil distinto a otras referencias ofensivas del Cádiz, como Lekic, Carrillo y Mario Barco. Delanteros físicos para el choque y con altura, más ideales para apostar por un juego más directo y de centro y remate. Ninguno de los tres ha marcado esta temporada. Dani Romera también es un atacante dinámico como Manu Vallejo, pero ha tenido poca presencia. Aunque la suficiente para haber marcado un gol en Liga, más otro en Copa.

Datos

  • 19º con 11 puntos (2 victorias, 5 empates y 4 derrotas)
  • Con los mismos puntos que el equipo que abre la zona de permanencia y a seis del playoff
  • Equipo menos realizador junto al Nàstic de Tarragona (8 goles a favor)
  • 8º equipo menos goleado junto a Osasuna y Mallorca (11 goles en contra)
  • Venció al Lugo (1-2) la pasada jornada, acabando con una racha de nueve partidos sin ganar
  • Empató frente al Sporting de Gijón (0-0) en su última cita como local en Liga
  • Sin triunfos en casa en Liga desde la jornada inaugural (1-0 contra el Almería)
  • Su última derrota se produjo contra el Extremadura (2-1) hace dos semanas
  • Superó al Espanyol (2-1) el pasado jueves en Copa del Rey
  • 3º peor local junto al Real Zaragoza con 6 puntos (1 victoria, 3 empates y 1 derrota)
  • 8º mejor visitante junto a Real Zaragoza, Mallorca, Extremadura y Lugo con 5 puntos (1 victoria, 2 empates y 3 derrotas)
  • Álex Fernández es su máximo artillero con 3 goles (2 de penalti), seguido de Kecojevic con 2 y Manu Vallejo, Jairo y Dani Romera con 1

Posible alineación

Foto: LaLiga