Entradas

Josete admite que el equipo ha entrado en una dinámica negativa

Partido agridulce para Josete Malagón, que regresó al equipo tras varias jornadas fuera aunque no pudo evitar la derrota. El central, que volvía a Oviedo, su anterior casa, participó en los últimos 20 minutos de partido, cuando Toril,con todo en contra, ordenó un cambio de sistema para jugar con tres centrales.

Josete lamentó que el Elche se encuentre en una de esas dinámicas «en la que cualquier detalle te afecta y te hace encajar un gol«. «Fue un partido equilibrado, con momentos muy buenos y en el que tuvimos una pizca de mala suerte», dijo el central. «Tenemos que echarle trabajo y humildad para salir de esta dinámica y minimizar los errores que se pueden cometer», aportilló el futbolista.

El ilicitano vio superior al Elche hasta el minuto 35, pero asumió que el Oviedo aprovechó sus ocasiones en un buen inicio de la segunda parte. «El equipo lo ha dado todo hasta el final y es una pena que nos vayamos de vacío», añadió.

El jugador no quiso dramatizar con la situación del Elche al finalizar la primera vuelta, más cerca del descenso que del ascenso, ya que recordó que todos los jugadores de la plantilla «hemos estado en situaciones peores» a la actual. «No creo que estemos tan mal, pero hay que ir a Vallecas con la máxima intensidad y traernos los tres puntos de allí», apostilló.

Josete pidió, de nuevo, no mirar más allá del siguiente partido, ya que señaló que «quien mire más allá está confundido«. «Hay que ir partido a partido para intentar llegar al final con todas las opciones abiertas«, reflexionó el jugador, quien admitió que la derrota le amargó la alegría por haber vuelto a disfrutar de minutos.

 

1 X 1 | La contundencia en las áreas condena al Elche

El Elche encajó ante el Real Oviedo su segunda derrota consecutiva en un partido muy equilibrado en el que pagó muy cara su poca contundencia en las áreas. El conjunto asturiano ni jugó mejor ni tuvo más ocasiones, pero se mostró mucho más efectivo. Un mal arranque de la segunda parte condenó al equipo franjiverde, que rozó el empate hasta el último minuto.

Juan Carlos |8| El alcarreño fue el mejor del equipo ilicitano. Firmó tres paradas de enorme mérito, en especial una en la segunda parte en la que tuvo que rectificar su estirada para sacar un disparo que había tocado en un defensor. Poco pudo hacer en los goles.

Luis Pérz |4| El sevillano brilló más en ataque que en defensa, lo que que no dice mucho de un lateral. Tuvo muchísimos problemas para contener a Saúl Berjón, decisivo en el primer tanto del Oviedo. Fue sustituido tras el 2-0.

Armando |5| El granadino cumplió sin más ante Toché y Linares, dos de los delanteros más peligrosos de la categoría. Sufre a campo abierto, pero cuando el equipo defiende cerca del área hace valer su experiencia y su colocación.

Pelegrín |6| El catalán estuvo correcto a pesar del enorme desgaste al que obligan los delanteros del Oviedo. Atento al corte y seguro en el juego aéreo.

Albacar |5| El lateral tarraconense selló bien su banda en defensa, pero apenas aportó en ataque más allá de las acciones de estrategia, en las que no fue tan decisivo como en anteriores ocasiones.

Dorca |4| El centrocampista cometió una imprudencia que acabó siendo determinante en el partido. Perdió un balón en una zona de máximo riesgo y el equipo lo pagó con un gol. Más allá del error, tampoco fue su mejor partido. Fue sustituido en el tramo final.

Álex Fernández|6| Siempre se espera mucho del madrileño, quien completó un partido decente, con enorme desgasta físico y criterio en la salida del balón. Asistió a Nino en el gol y tuvo el empate, ya en el ocaso, pero estrelló el balón contra el cuerpo del portero.

Pelayo |5| El asturiano tuvo un regreso agridulce a su casa. Cumplió y aportó físico y centímetros a la batalla del medio campo, pero en esta ocasión se echaron de menos sus llegadas al área rival.

Liberto |5| El canterano tuvo destellos interesantes en la primera parte, como en la acción en la que regaló a Hervías un balón de oro para que el riojano, solo, rematara a la red. Con 2-0 fue sustituido.

Hervías|7| Estará más o menos acertado, pero el riojano siempre tira del carro. Tuvo dos ocasiones de gol en la primera parte y siempre le dio desborde y amplitud al juego del Elche. Fue la principal amenaza ofensiva.

Nino |6| El delantero de Vera no tuvo muchas opciones de remate, pero mostró que mantiene su pegada intacta. Antes del primer minuto de juego pudo marcar y, ya en el tramo final, le dio vida al Elche con un espectacular gol de cabeza.

Los cambios

Josete|5| El ilicitano regresó al equipo para sustituir a Luis Pérez cuando el Elche ya perdía por 2-0. Apenas tuvo incidencia en el jugo.

Guillermo|5| El vasco tuvo la oportunidad de haber enganchado al Elche antes al partido con una ocasión de oro que envió al palo. Su entrada le dio al equipo presencia en ataque.

Fabián Ruiz |5| El sevillano dispuso apenas de un cuarto de hora. Le dio al equipo oxígeno en el medio del campo y centímetros a balón parado, pero no fue suficiente para empatar.

Toril tiene la fórmula

Alberto Toril lo tiene claro. El técnico cordobés pronostica un partido «igualado y complicado para los dos» en el Carlos Tartiere, por lo que aboga por repetir la receta del encuentro ante el Zaragoza, disputado en unas circunstancias muy similares a las actuales. El Elche venía de no ganar en casa y se enfrentaba a un equipo histórico de gran presupuesto, muy necesitado y exigido por su afición. Como ahora.

«Es un partido similar al de Zaragoza. El Oviedo es un equipo con un historial y una presión grandes y que tiene que estar arriba obligado por la plantilla y el historial. Vamos a jugar un partido con presión para ellos y que hay que saber jugarlo», señala el técnico cordobés, consciente de que en La Romareda todo salió a pedir de boca (1-3).

Toril pronostica una salida en tromba del Oviedo para intentar enganchar a su afición por lo que confió en que su equipo haga un partido «largo y competitivo» y esté «muy serio» en todos los aspectos del juego». «Debemos salir desde el primer minuto concentrados y metidos. Hay que saber esperar el momento en una zona intermedia y manejar todos los registros», argumenta.

El técnico cree que el Oviedo, tras los últimos resultados, va a «ajustar más sus líneas para ser más compactos», ya que recuerda que es un equipo poderoso en el juego por banda y el remate «y saben que ni no encajan tienen muchas opciones de ganar». «Van a defender bien para atacar mejor», resume Toril, quien recordó que Fernando Hierro, entrenador del Oviedo, coincidió con él durante dos temporadas en el vestuario del Madrid «donde me ayudó mucho».

El técnico cordobés ha confirmado el regreso al equipo de Edu Albacar tras su sanción pese al buen nivel mostrado por Urtzi Iriondo ante el Cádiz y elogió el rendimiento que está mostrando Luis Pérez en el lateral derecho. «No es una sorpresa que pueda ser titular y cada vez está mejor. Ha aprovechado sus momentos», señala sobre el sevillano, titular en el Tartiere ante la baja de Correa.

El preparador cordobés confía en poder contar con Pedro, recuperado de su esguince de rodilla, la próxima semana y justificó la presencia en la convocatoria de Leomar por su polivalencia, además de verlo con «hambre y ganas de competir«. La ausencia de Hugo Fraile la justifica por unos problemas físicos que le han impedido entrenar con normalidad.

Contento pese a todo

Toril asegura estar contento con la trayectoria del Elche aunque no estén llegando los resultados, algo que para él ahora «no es lo más importante». «Estamos haciendo muchas cosas bien, pero hay situaciones que no puedes controlar, como un penalti fallado o una expulsión«, precisa. El técnico afirma que él siempre pretende «ganar» con sus planteamientos tácticos y entiende que «el camino más corto para lograrlo es jugando bien».

Confía en que Borja Valle, ahora que el Deportivo de La Coruña comienza a reforzar su ataque, pueda estar en Elche la próxima semana y desea algún refuerzo más, sobre todo en la zona ofensiva. «A ver qué posibilidades ofrece el mercado, pero si viene alguien que sea importante. Prefiero una plantilla cortita pero que estén todos implicados. No fichar por rellenar», señala el técnico.

Pase lo que pase en Oviedo, Toril recuerda que la competición es larga y de mucho recorrido» y que lo importante a estas alturas del curso, a punto de alcanzar el ecuador, es «estar bien posicionado para cuando llegue el sprint». «El que llegue mejor a ese momento tendrá más posibilidades. Hay que seguir sumando, creciendo  y con confianza en nosotros mismos. Creo que estamos en una línea buena en los últimos tres partidos», explica.

 

Fran Santiago sustituye a De Lucas como delegado del equipo

El Elche ha nombrado a Fran Santiago como nuevo delegado del primer equipo en sustitución de Pablo de Lucas, quien había desempeñado este cargo durante las últimas temporadas. Santiago, hasta ahora delegado del filial y delegado de campo del primer equipo en el Martínez Valero, estará con la expedición en los partidos como local y visitante, mientras que Luis Miguel Quirant, ex jugador y profesional, se ocupará de la gestión del día a día de todos los asuntos relacionados con la plantilla y el cuerpo técnico del primer equipo.

Simón Miravete, que durante décadas está en la disciplina de la entidad colaborando con todos los equipos del fútbol base, pasa a ser el delegado del Elche Ilicitano. El club agradece a Pablo de Lucas su trabajo durante el tiempo que ha estado ligado a la entidad y le desea la mayor de las suertes en su carrera profesional.

De Lucas se desvincula de esta forma de una entidad en la que fue jugador, ojeador, técnico de la cantera y, últimamente, delegado del primer equipo franjiverde.

«Estamos en el buen camino»

Luis Pérez comenzó la pretemporada con pie y medio fuera del primer equipo, pero el lateral sevillano se ha ido asentando en el equipo, logrando competir con Correa por un puesto en el equipo titular. El jugador, que hace dos temporadas estaba en Tercera y hace una en Segunda B, admite estar sorprendido de su buena adaptación al fútbol profesional. «Disfruto de los minutos que me da el entrenador«, afirma.

El andaluz volverá a ser titular este sábado en Oviedo en un partido de máxima exigencia. No se muestra inquieto por los últimos resultados, ya que está convencido de que el Elche «está en el buen camino»«El vestuario está muy motivado porque sabe que lo está haciendo bien», comenta el jugador, quien reconoce que ganar los tres puntos en Oviedo les daría «moral».

«Sabemos a lo que jugamos y que en cualquier momento puede llegar las victorias si seguimos en esta línea«, reiteró el exfutbolista del Jaén, quien está disfrutando de su rol en el equipo. «Me estoy adaptado muy bien y cada vez que tengo una oportunidad intento aprovecharla», dijo Luis Pérez. «Tengo buenas sensaciones y trabajo día a día. Cada vez que salgo me ha salido bien«, añade el sevillano.

Espera un Oviedo «herido» por los últimos resultados negativos, lo que en su opinión hace al conjunto asturiano «bastante más peligroso». «La afición apretará bastante y será complicado», añade el jugador, quien alerta del poderoso juego por banda del equipo carbayón. Luis Pérez reconoce que el número de goles encajados por el Elche es un lastre y que hay que «trabajar un poco más defensivamente«, si bien recordó que la consigna del equipo es «jugar la pelota y atacar». «No es una opción dejar la portería a cero, sino marcar cuatro goles si nos hacen tres», agrega.

Luis Pérez ha negado que el equipo ilicitano esté obsesionado por enlazar dos victorias consecutivas y señala que el Elche tiene «potencial» para pelear por objetivos importantes. «Le hemos plantado cara a todos los equipos con los que hemos jugado. Estamos en una buena posición, en mitad de la tabla, y encadenando victorias podemos estar arriba», sentencia.

«Nunca me lo he pasado tan bien»

Pablo Hervías se maneja con el mismo descaro dentro y fuera del terreno de juego. El extremo riojano, el mejor jugador del Elche en el presente curso, vive a la misma velocidad que juega. Se le nota feliz, eléctrico. Y todo tiene un por qué. «Nunca me lo he pasado tan bien jugando al fútbol como aquí«, afirma. «Recibo muchos balones y movemos al equipo de un lado a otro, pero nos falta materializar», reflexiona el futbolista, convencido de que el Elche, pese a lo que dicen los resultados, está en la «buena línea».

«El vestuario está enrabietado porque no se pueden hacer más cosas para ganar un partido y creo es la línea a seguir», comentó en alusión a la derrota ante el Cádiz «al que pasamos por encima con once y con diez». «Hemos sido competitivos en las últimas jornadas y deberíamos haber sumado al menos siete puntos en las últimas tres jornadas», añadió.

«Veo al equipo muy bien. En las caras de los compañeros vero hambre por ganar. No creo que pasen las cosas por casualidad, pero el fútbol nos lo tiene que devolver«, añade en alusión a los partidos ha dejado escapar el Elche a pesar de ser claramente superior a sus rivales. «La afición tiene que estar contenta porque lo damos todo«, reitera.

Partido especial

Hervías no olvida su paso por el Carlos Tartiere y por eso califica como «especial» el partido ante el Oviedo, ya que recordó que pese a estar solo un año dejó «amigos y hermanos mayores, como Susaeta». «Es un campo espectacular, de Primera, y viví allí una experiencia que nunca olvidaré con recuerdos buenos y malos», comenta el extremo. Hervías destacó la capacidad ofensiva del Oviedo al señalar que tiene «dinamita arriba» con Toché, al que calificó de delantero top y Linares, si bien cree que la exigencia de la afición del Carlos Tartiere puede jugar en contra de los asturianos.

«Todo el mundo sabe que la afición es muy exigente. Para lo bueno es espectacular y pero le falta un poco de paciencia para mi gusto. Pero es espectacular», comenta el riojano, quien desea que el Oviedo esté al final del campeonato «arriba porque es un club que llevo en el corazón». «Creo que será un partidazo y nosotros saldremos como siempre, a mover al rival. No sé dónde estaremos al final, porque aún no se ha completado ni una vuelta, pero el que esté más completo y fuerte cuando llegue el final es el que estará arriba«, pronostica.

Pablo Hervías ha desvelado que habló con Borja Valle, delantero del Deportivo de La Coruña y ex compañero en el Oviedo, para convencerle de que aceptara la oferta del club ilicitano y que el berciano le comentó que tenía ganar de llegar. El extremo ha tenido palabras de comprensión para sus compañeros Eldin Hadzic y Hugo Fraile, quienes no terminan de encontrar por culpa de las lesiones su hueco en el equipo.

«Están un poco tristes, pero es normal y cualquiera lo estaría en su situación. Espero que se recuperen porque esto es muy largo y los vamos a necesitar a todos», señala el jugador, quien dijo no estar preocupado por la falta de competencia en su puesto. «A mí me da igual, porque mi ambición siempre es entrenar y jugar mejor», afirma el riojano.

“El fútbol acabará recompensándonos”

Pelayo Novo lo tiene claro. El asturiano, uno de los jugadores más en forma del equipo, admite que la derrota ante el Cádiz fue dolorosa, pero asegura que el vestuario está fuerte y convencido de que está en el buen camino gracias, en parte, al apoyo de la afición.  «Sentimos que hicimos un gran partido y, además, el apoyo de la afición nos agradó y reconfortó. Esta es la línea y no nos puede cegar el resultado», argumenta el asturiano, quien lamenta que los rivales estén teniendo ante el Elche un índice de efectividad muy elevado en los últimos partidos.

«Es más mérito de ellos que demérito nuestro», señala el centrocampista, para el que su equipo debería llevar «siete o nueve puntos en estas tres últimas jornadas» en lugar de los cuatro que ha sumado. «El fútbol nos acabará recompensando en otros partidos. Tenemos experiencia y sabemos que esto pasa, que llegará un momento en el que ganaremos sin saber cómo» argumenta el ovetense, quien admite que está atravesando su mejor temporada en el Elche gracias ha que ha ido adquiriendo «experiencia y confianza». «Siento que he madurado futbolísticamente y trato de no cometer errores, porque para jugar bien hay que haber fallado antes», reflexiona Pelayo quien se siente igual de cómodo jugando como media punta o como centrocampista puro.

Regreso a casa

El sábado Pelayo regresará de nuevo a Oviedo, su casa, para jugar en el Tartiere, un escenario en el que se formó como jugador y en el que confiesa que aún se siente extraño como visitante. «Imagino que se me pasará con el tiempo», señala. El Elche se enfrentará a un rival en caída libre, pero Pelayo asegura que no hay que fiarse del mal momento del equipo carbayón. «Ahora mismo el Oviedo es un lobo herido«, comenta el asturiano, quien indica que es «engañoso pensar que vamos a ganar fácil o que están mal por los últimos resultados».

Pelayo, formado en la cantera del Oviedo, intuye que la afición estará «caliente» con su equipo. por lo que indicó que el Elche intentará aprovechar esa situación. «Imagino que saldrán muy metidos, pero si tienen dudas intentaremos aprovecharlas», afirma el jugador, quien destacó la capacidad ofensiva de jugadores como Toché y Linares. El centrocampista pronostica un partido muy disputado en el que tendrá importancia el estado del terreno de juego, muy deteriorado en los últimos tiempos. 

Por último, Pelayo dijo no tener noticias del Elche para prolongar su compromiso con el club, que concluye el 30 de junio, pero asegura que se siente «a gusto en el club y en la ciudad», por lo que estaría encantado de continuar en la nave franjiverde.

«La línea a seguir es esta»

Nadie mejor que Armando Lozano para ejemplificar el carrusel de emociones que vivió el Elche en el tramo final del partido. El central granadino desató la euforia en la grada y el césped al anotar el empate a dos minutos del final, pero también fue desgraciado protagonista, apenas unos segundos después, del 2-3 anotado por el Cádiz al no llegar a tiempo de cortar un pase sobre Güiza.

Afectado aún por el impacto anímico de la derrota, Armando afirmó que, pese al doloroso resultado, «la línea a seguir es esta«. «Es una gran puntada que el equipo no se haya llevado nada positivo a nivel de puntos. Hay que ser autocrítico y seguir trabajado», indicó el jugador, quien no supo explicar los motivos por los que el Elche, pese a su extraordinaria segunda parte, no logró vencer. «No sé qué ha fallado. Tenemos pegada y solemos hacer goles. No sé…», dijo algo desanimado.

«Estamos muy jodidos porque no os llevamos nada positivo en puntos», insistió el andaluz, quien, pese a alabar el juego del Elche durante el partido también se mostró crítico. «Si te meten tres goles es porque has cometido errores. Hay que intentar mejorarlo, pero el equipo lo da todo y no se puede reprochar nada a nadie», indicó el jugador, quien aconsejó al grupo «seguir trabajando en esta línea de juego y partidos». 

Armando admitió que la expulsión de su compañero Rober Correa fue determinante en el partido, ya que jugar con un hombre durante tantos minutos «influye mucho». «En un error nuestro, una contra, le sacaron la primera amarilla y luego la otra. No nos puede servir de excusa, pero 70 minutos con uno menos se nota. Yo estaba ya muerto al final», confesó.

Por último, el capitán del Elche también se lamentó de que el equipo, después de haberse levantado de la lona tras el 1-2, no supiera cerrar definitivamente el partido tras su gran gol de cabeza. «Lo dije en el vestuario. Cuando marcas en el 88 no se te puede escapar el partido. Pero esto es fútbol. Esta vez nos ha quitado y otra semana nos dará», concluyó.

Dorca asegura que el Elche no va a bajar los brazos

Tocados, pero no hundidos. Los jugadores del Elche acabaron el partido ante el Cádiz afectados por el cruel desenlace del encuentro, pero orgullosos de la imagen ofrecida. Tienen motivos para creer que los resultados llegarán más pronto que tarde, como señaló el propio Albert Dorca, quien apuesta por mantener esta línea en los próximos compromisos a domicilio. «No podemos bajar los brazos. Tenemos dos salidas y vamos a ir a por todas», afirmó el catalán en referencia a los partidos de Oviedo y Vallecas.

Dorca lamentó que su equipo no haya sabido sacar más rendimiento a la superioridad que ha mostrado en varios partidos disputados en el Martínez Valero, ya que recordó que lo vivido ante el Cádiz se pareció a lo vivido en los compromisos ante Getafe o Córdoba, donde al menos sí logró sumar. «Ya va siendo habitual que siendo muy superiores al rival no logremos ganar los partidos«, lamentó el centrocampista, quien reconoció que el conjunto ilicitano le faltó «acertar las ocasiones y estar más atento atrás» para haber ganado al Cádiz.

Albert Dorca no recuerda a lo largo de su carrera «haber jugado tan bien 10 contra 11», aunque admitió que al final del partido el Elche llegó «justo de fuerzas» tras haber jugado durante 70 minutos con un hombre menos. «La expulsión en un campo tan grande se nota. Dejas espacios y ellos tienen un campeón de Europa (Güiza) que ha sabido aprovecharlos y definir», dijo Dorca.

«Con 11 éramos muy superiores, pero con 10 también hemos jugado bien. Robando balones y creando ocasiones, insistió el centrocampista, quien cree que el Elche debe «seguir en esta línea» de juego. Albert Dorca también agradeció a la afición su respuesta a la conclusión del partido, cuando a pesar de la derrota ovacionó con fuerza a los jugadores.

«La afición es espectacular y supone para nosotros un plus de motivación. Vamos a dejarnos la piel porque el fútbol se trata de eso, de que la gente vea que defiendes el escudo que llevas», explicó el futbolista, quien afirmó que el Elche es un grupo «sano y ambicioso». «No nos han salido ahora las cosas, pero veremos al final», sentenció.

 

1 X 1 | Duro castigo al juego y al esfuerzo colectivo

El Elche sufrió un duro e injusto revés ante el Cádiz tras haber completado uno de los mejores partidos del curso, sobre todo en la segunda parte, en la que fue claramente superior a su rival. Todo el equipo trabajó a destajo para que no se notara la ausencia de Correa, expulsado en la primera parte. El buen trabajo coral no fue suficiente, sin embargo, para que el equipo lograra ni siquiera un punto cuando hizo méritos para sumar los tres.

Juan Carlos |5| El portero alcarreño apenas tuvo trabajo. En los tres goles estuvo vendido. Primero con el cabezazo de Ortuño y, posteriormente, en los mano a mano con Güiza, un consumado especialista cuando encara a los porteros.

Rober Correa |3| Su expulsión condicionó el encuentro. Se ganó una amarilla en el primer minuto que puede ser justificable, pero cometió una gran imprudencia en la acción que le costó la segunda amonestación.

Armando |5| Tarde agridulce para el granadino. Sufrió mucho con los delanteros del Cádiz. Fue héroe durante unos segundos al anotar el gol del empate, pero también villano al no poder despejar un balón que acabó siendo el 2-3.

Pelegrín |6| El catalán estuvo correcto a pesar del enorme peligro que generaban los puntas del Cádiz. Estuvo contundente en el juego aéreo y no cometió errores.

Iriondo |7| Buen partido del vasco en su primer partido como titular en el campeonato. Selló bien su banda en defensa y subió al ataque en ocasiones puntuales, pero siempre con peligro, como en una acción en la que regaló prácticamente un gol a Nino.

Dorca|6| El catalán fue de menos a más. Recorrió mucho campo y robó infinidad de balones, sobre todo en el segundo tiempo. También se prodigó en ataque y tuvo en sus botas una clara ocasión de gol tras una asistencia de Nino.

Álex Fernández|6| Estuvo menos brillante con el balón que en otras ocasiones, pero mucho más sacrificado. Tapó huecos y ayudó a la salida del balón del equipo ilicitano.

Pelayo |7| El asturiano volvió a la posición de media punta y lo agradeció con un gol. Tuvo físico y llegada al área rival, aunque en los últimos minutos acusó el esfuerzo y acabó desfondado.

Liberto |5| El canterano apenas pudo brillar en su debut como titular en el Martínez Valero. Fue sustituido por Toril para cubrir el flanco derecho de la defensa tras la expulsión de Correa.

Hervías|8| Otra exhibición del riojano. Asistió a Pelayo en el primer gol en una acción repleta de calidad y fue una pesadilla permanente para los jugadores del Cádiz.

Nino |7| El delantero de Vera dio un recital de inteligencia, pero le faltó culminarlo con un gol. Se movió por todo el frente de ataque, supo leer los espacios y aguantar el balón. Tuvo dos goles en sus botas, pero no encontró la red.

Los cambios

Luis Pérez|6| El sevillano entró al campo para apagar el incendio provocado por Correa y cumplió con nota. Defendió bien su costado y generó peligro cuando se sumó al ataque.

Guillermo|5| Entró al partido por un fatigado Hervías, pero su salida provocó una reacción en cadena con los dos goles del Cádiz y el del Elche.

Fabián |S.C| El sevillano saltó al campo para cerrar el partido tras el empate, pero no tuvo tiempo para demostrar nada porque acto seguido llegó el 2-3 definitivo.