Entradas

El equipo del año

Un nuevo año está a la vuelta de la esquina y en Diario Franjiverde hemos decidido tener un pequeño gesto con nuestros seguidores. El juego consistió en una serie de encuestas para elegir al once inicial favorito en clave Elche Club de Fútbol de todo 2016. Así, los votantes han podido juntar a Sergio León con Matilla, o a Espinosa con Hervías, y soñar por un momento con un equipo con aspiraciones de ascenso y un proyecto deportivo estable.

La apuesta por jugadores de la presente temporada ha reinado en el resultado final, ya que solo tres jugadores de la alineación que ha sido ganadora andan hoy enrolados en las filas de otro club. Por otro lado, en la formación ha entrado Armando como único nexo entre la etapa de Rubén Baraja y la de Alberto Toril.

En la portería, Javi Jiménez ha barrido a Juan Carlos. Pese al buen nivel del último, los números de goles en contra y el estilo felino del meta actualmente lesionado han pesado en contra del hoy meta franjiverde. Casi tres cuartas partes de los votos fueron al casillero del logroñés. Sin embargo, tres defensores del presente ejercicio acompañan a Armando en la línea de fondo. Rober Correa, Sergio Pelegrín y Edu Albacar suelen conformar, junto al motrilense, la actual nómina de zagueros titulares.

En el doble pivote continúa la apuesta por la continuidad. Albert Dorca ha ganado la partida en el rol de contención con un 55% de los votos, mientras que Javier Matilla se ha impuesto como su acompañante con un 65%. Mandi quedó tras ambos en las dos votaciones. En los costados, Pablo Hervías ha vencido con claridad a Álex Moreno (74-26) y Javier Espinosa, con sudor, hizo lo propio con el aspense Pedro (47-41).

Para el gol, Nino y Sergio León conforman la pareja soñada. Para los aficionados participantes no ha habido color. La experiencia y el talento del primero junto al hambre y la pegada del segundo seduce al imaginario colectivo de parte de la masa social del club. Jugadores como Luis Pérez, Lolo, Álex Martínez, Mandi, Pedro y Álex Moreno podrían ser, junto a Juan Carlos, los teóricos suplentes por número de votos. En la votación también han figurado los nombres de Caro, Isidoro, José Ángel, Noblejas, Cristaldo, Álex Fernández, Álvaro, Pelayo y Guillermo.

Toril le gana el pulso a Baraja

A modo de guinda final, los votantes pudieron elegir a su entrenador preferido. En una muestra de cerca de 200 votos, Alberto Toril roza el 80% como escogido frente a Rubén Baraja. El similar ritmo de puntos entre el actual equipo y el de la temporada pasada ha movido a los participantes a apostar por los partidos con más goles, más emocionantes e impredecibles.

Otro aspecto que ha podido pesar tanto en contra del entrenador vallisoletano como de algunos jugadores del ejercicio anterior es el regusto amargo que dejó el tramo final de la 2015-16. El equipo consiguió la permanencia holgada y bajó sus prestaciones de manera ostensible, dejando muy pocas opciones para soñar con el ascenso. Se trata de un tramo liguero por el que los nuevos integrantes de la parcela deportiva ilicitana tienen que pasar.

Barajas para una liga

La temporada 2015/16 toca a su fin para el Elche CF. El próximo sábado ante el Alcorcón cerrará un ejercicio denominado de transición, pero que a la postre ha sido de gran importancia para la pervivencia del club. Lamentablemente, la plácida salvación no ha podido rematarse con el acceso al playoff de ascenso. En Diario Franjiverde hacemos un breve repaso a las que consideramos las tres fases claves de la temporada a nivel de juego.

 

Etapa inicial: salida en corto y comunión equipo-afición

INICIAL

 

Después de dos jornadas iniciales en las que el 4-4-2 presentó un doble pivote con Lolo y Pelayo, a Álvaro en banda derecha y una delantera formada por Héctor y Sergio León, llegaron Mandi y Espinosa y matizaron la propuesta franjiverde. El mediocentro asturiano fue reemplazado por el canario y el atacante ilicitano salió del once en lugar del mediapunta cedido por el Villarreal. Esto último propició algo más de juego entre líneas y, junto a la intención de sacar el balón jugado desde atrás, se perfilaba un equipo con ánimo de llevar la iniciativa y que a su vez sabía sufrir en tareas defensivas. En las acciones de estrategia, se trataba del mejor equipo de la categoría, que llegó a ocupar el segundo puesto en la clasificación.

El rasgo característico del juego ilicitano con balón se sustentaba en las bajadas de Lolo al pico del área, lo que escoraba a la pareja de centrales hacia la cal y provocaba que los laterales avanzaran metros hasta la línea central. Los centros laterales eran frecuentes y peleados por la pareja atacante, mientras que la segunda jugada tenía en Espinosa un posible receptor de calidad que aparecía por zonas centradas con cierta libertad. Por su parte, Nono era utilizado como revulsivo de manera ocasional.

 

Etapa intermedia: juego directo hacia Álvaro

INTERMEDIA

 

Lolo cayó lesionado, llegaron las dos goleadas consecutivas ante Llagostera (4-1) y Mirandés (1-4) y el equipo entró en una pequeña fase de indefinición saldada con una victoria en Almería (2-3), un empate sin goles ante el Leganés en casa y una derrota a domicilio frente al Zaragoza (2-0). Álvaro había entrado en el once en sustitución de Álex Moreno, llevando a Espinosa a la izquierda. El talaverano no debutó de inicio como mediapunta central hasta el choque frente a los maños.

Para recibir a Osasuna, el canterano franjiverde se situó por detrás de Sergio León y la apuesta salió bien. Rubén Baraja, en su empeño por no asumir muchos riesgos con la pelota, insistió en la idea, ya que el ’10’ daba a sus compañeros una salida en largo recepcionando o prolongando balones lanzados por su línea defensiva. El momentáneo concurso de Cifuentes como extremo derecho antes de su salida fue otro de los cambios que mostró el equipo.

Con este plan menos vistoso se perdió cierta conexión con la hinchada, pero al encadenar nueve jornadas sin perder, con cinco triunfos de los cuales tres fueron en casa, el Martínez Valero volvió a rugir. Una vez se acabaron los resultados, apenas quedó nada que echarse a la boca: más que las derrotas a domicilio ante Nàstic (1-0) y Oviedo (3-0), pesaron los empates en casa ante equipos en horas bajas como Huesca y Llagostera, ambos a un gol.

 

Etapa final: orden, contragolpe y descalabro

FINAL3

 

Baraja afrontaba partidos duros en estadios complicados, así que ajustó su plan: Espinosa para los tramos finales de partido, Álvaro de vuelta al costado y Héctor a trabajar para León. Lo importante, en cambio, era el bloque a baja altura esperando el robo y la rápida salida a la contra. Una vez asumido que faltaba creatividad y pólvora, se apostó más aún por el orden y la velocidad de los hombres de ataque. Es algo que se pudo ver con claridad en Leganés, Pamplona, Vitoria o Tenerife. Desgraciadamente para el Elche, no se pasó de dignos empates.

La idea se matizaba en casa, bien por necesidad de remontar o por el empuje de los espectadores. Así se consiguieron las victorias ante Zaragoza (2-1) y Lugo (2-0), que junto a la anterior y espectacular remontada en Anduva (1-2) y la friolera de ocho empates constituyeron la mayor racha de imbatibilidad de la temporada. Dos de los refuerzos de invierno, Cristaldo y Noblejas, se afianzaron como parte importante del grupo.

Cuando casi no había margen de error en la pelea por alcanzar la fase de promoción, llegó lo peor: fragilidad defensiva, sequía del ‘pichichi’ y falta de competitividad. El equipó volvió a agarrarse a la visión de Espinosa, pero ya era tarde. Todo ello desembocó en las derrotas en Córdoba y Mallorca que acabaron con las ambiciones franjiverdes.

 

Alineaciones: Share My Tactics

 

Espinosa: «El equipo lo ha puesto todo, pero no ha dado para más»

Javier Espinosa ha apagado definitivamente la calculadora. El talaverano es consciente de que el Elche ya no tiene nada que decir esta temporada en la lucha por la promoción tras las dos últimas derrotas de su equipo. «Lo hemos dado todo, pero no nos ha dado para más», lamentó el centrocampista. «Hemos estado ahí hasta el final, pero los pequeños detalles marcan la diferencia», agregó Espinosa, quien se acordó del gol no concedido a Mandi en Córdoba.

El jugador castellano admitió que el grupo quedó algo «decaído» tras la derrota ante el Mallorca, ya que aseguró que «lo hemos dado todo por apurar nuestras opciones y luchar hasta el final». «Nos faltó contundencia en su área«, admitió Espinosa, quien consideró una pena que «este equipo, con este cuerpo técnico y estos compañeros, no tenga más premio». 

Javier Espinosa, pese a la decepción, descartó que el Elche vaya a dejarse ir en las dos jornadas que restan para el final de la competición. «Tanto nosotros como el míster sabemos que es mejor quedar séptimos u octavos que decimoquinto. Vamos a luchar con todas las ganas y con nuestra filosofía hasta el final», concluyó.

Espinosa se perderá el partido ante el Girona por acumulación de tarjetas

 Javier Espinosa se perderá el encuentro de la próxima jornada ante el Girona por acumulación de tarjetas. El talaverano fue amonestado en el tramo final del partido ante el Tenerife con la quinta amarilla de la presente temporada, por lo que será sancionado con un encuentro de suspensión.

Espinosa aseguró tras el partido que la tarjeta fue «excesiva«, ya que indicó que no intentó engañar al colegiado porque la caída fue provocada por el contacto con un defensor rival. «Le he comentado al árbitro que no me podía sacar tarjeta por eso, que era la quinta»m desveló tras el partido.

En principio, el club ilicitano no tiene intención de recurrir la sanción, a pesar de que esta misma temporada ya tuvo éxito en una acción similar protagonizada por Sergio León, a quien finalmente le fue retirada la tarjeta.

La baja del talaverano se unirá a la de Mandi, quien cumplirá ante el conjunto catalán el segundo de los dos partidos de suspensión con los que fue sancionado tras su expulsión ante el Albacete.

El acorazado de Baraja

A falta de nueve jornadas para la conclusión del campeonato regular, da la sensación de que al Elche de Baraja le funciona ceder la iniciativa al contrario. Con un estilo regido por el orden defensivo y los ataques rápidos, los franjiverdes acumulan seis jornadas sin perder y presentan puntuación de puestos de playoff. El actual octavo clasificado pudo optar a manejar con solvencia otros registros en su día, pero eso parece haber quedado atrás.

En el inicio de temporada, la llegada de los Espinosa, Ilie y Nono daban a entender que el conjunto ilicitano se construiría en torno a la posesión del balón.  Además, en los laterales contaba con el buen toque de Álex Martínez y las galopadas de Cifuentes, a la vez que veíamos a Lolo bajar a iniciar las jugadas, abriendo a los centrales e intentando rasear el balón. Por si fuera poco, la figura del delantero rematador de área Nikos Vergos completaba la paleta de opciones enfocadas a esa propuesta.

Los riesgos asumidos costaron, tras un buen inicio, un 1-4 ante el Llagostera y un 4-1 ante el Mirandés consecutivos. El golpe hizo que ‘El Pipo’ retocara varios mecanismos, pero más allá de este hecho cuesta categorizar acerca de si el conservadurismo actual es fruto de su gusto por dicho estilo o es el rendimiento de sus futbolistas lo que le ha llevado a ello. Lo cierto es que su relación con el talento, sin valorar el grado de culpa de unos y otros, es mejorable hasta la fecha.

Nono defraudó en el día a día y salió rumbo a Segunda B, mientras que Cifu hizo las maletas a Málaga para subir un escalón en su carrera (el tiempo dirá si acertó). Vergos tampoco ha convencido a su míster, razón por la cual acumula semanas fuera de las listas de convocados.

A su vez, Ilie y Espinosa no han rendido como se esperaba a pesar de disfrutar de muchos minutos. El catalán no se ha asentado en el doble pivote y el talaverano sigue sin ver puerta y va sumando suplencias en la segunda vuelta a pesar de su pase entre líneas.

Sin embargo, jugadores como Mandi y Álvaro pronto se instalaron en las alineaciones, dándole al equipo un estilo más directo y batallador. Los balones largos, las defensas organizadas en campo propio y los contraataques a pocos toques comenzaron a ser más frecuentes.

La llegada de Eldin en invierno, otro fichaje asociativo, tampoco ha dado el resultado esperado. Tanto es así que no viajó a Pamplona para enfrentarse a Osasuna. El mediapunta salió enfadado del campo en el último partido en casa ante Zaragoza tras jugar los llamados «minutos de la basura».

Por lo tanto, la tónica observada en el último tramo liguero dictaminará si el Elche puntúa lo suficiente como para alcanzar los playoff o se queda con el premio menor de la permanencia. Ni la presión, ni la ambición, ni la falta de ellas será tan importante como jugar a lo que mejor sepan los jugadores que están en el barco del entrenador.

Ganar para soñar

Por fin. Javier Espinosa rompió, aunque con matices, el discurso habitual del vestuario para lanzar un mensaje de esperanza y ambición. Eso sí, condicionado a lograr la victoria el próximo sábado ante el Real Zaragoza. «Es el partido clave de la temporada porque si ganamos nos dará libertad para aspirar a algo más», ha señalado el jugador talaverano, quien añade que con 48 puntos en el casillero del equipo sería una «catástrofe» pensar en no lograr la permanencia.

El media punta es de los que mira ya con descaro hacia la parte alta de la clasificación, aunque avisa de que en una categoría tan competida como la Segunda División «no te puedes fiar». «Los momentos claves no se nos han dado bien hasta ahora, pero si ganamos ya podemos mirar hacia otros lados», reitera el jugador en clara alusión a la aspiración de pelear por la fase de ascenso.

El centrocampista califica el encuentro ante el Zaragoza como atractivo, ya que recuerda que el Elche se medirá a un club «con mucho nombre» y con el que, además, está separado por un solo punto en la tabla. «Ya dije en la primera vuelta que iba a ser un aspirante al ascenso«, recuerda Espinosa, quien tiene muy buenas referencias de Lluis Carreras, técnico del equipo maño, a través de el ex barcelonista Isaac Cuenca, con el que coincidió en La Masía del Barcelona.

El futbolista talaverano se ha mostrado satisfecho del rendimiento que está ofreciendo en las últimas jornadas en el Elche, en las que ha regresado a la posición de media punta. «Estoy creciendo y aún puedo mejorar. Juegue más o menos nadie puede decir que no lo doy todo, estoy contento con el trabajo que hago«, ha dicho Espinosa, para quien la falta de gol es su gran déficit esta temporada.

Pese a todo, el centrocampista afirma que hay otras cosas que está aportando al equipo que sí compensan su nula aportación ofensiva, como el trabajo defensivo que realiza por el bien del colectivo.

Equipo con ambición

Javier Espinosa asegura que si hay algo que no falta en el vestuario del Elche es «ambición por ganar todos los partidos» y admite que la plantilla ilicitana está repleta de «buenas individualidades» para pensar en algo más que la permanencia, aunque reitera que no conviene mirar más allá del partido del sábado.

El centrocampista desvela que la plantilla está preparado el partido del sábado con un ambiente «buenísimo y con mucha energía» y confía en que la llamada del club a la afición funcione «para que venga mucha gente a animarnos y sea un jugador más».

El talaverano pronostica un partido «complicado» ante el Zaragoza, ya que recuerda que el conjunto maño llega tras acumular malos resultados, y señaló como clave para lograr la victoria «tener el control del partido y saber presionarles». 

Talentos frente a su pasado cercano

La Unión Deportiva Almería resulta una entidad familiar para dos jugadores del Elche CF. Quizá, los dos con mayor calidad técnica de la actual plantilla. Javier Espinosa y Eldin Hadzic vistieron de rojiblanco justo antes de enfundarse la franja verde. Ambos esperan gozar de minutos el próximo sábado, cuando el equipo de Rubén Baraja recibirá al ahora entrenado por Gorosito.

Espinosa fue cedido por el Villarreal al club del sureste de Andalucía en el mercado invernal de la temporada pasada. Allí fue titular habitual para Sergi Barjuán y actuó en una quincena de partidos ligueros, anotando un gol. Finalizada la temporada, no pudo evitar el descenso de categoría. El pasado verano, el técnico catalán intentó volver a contar con sus servicios, pero el talaverano se vio seducido por el proyecto del actual técnico franjiverde.

Eldin Hadzic llegó a la entidad almeriense en el inicio de competición procedente del Real Zaragoza, con quien disputó los playoff de ascenso a Liga BBVA en el anterior ejercicio. Su participación fue meritoria, ya que anotó ocho tantos en 32 apariciones, pero la dura eliminación en la final a manos de Las Palmas desembocó en una reestructuación del proyecto maño.

El movimiento le salió mal al hispano-bosnio, que tan solo actuó en una docena de partidos y vio puerta en una ocasión, precisamente ante el Elche en la primera vuelta de libre directo. Sin la confianza de sus entrenadores, Hadzic puso rumbo a la ciudad de las palmeras con el deseo de asentarse y acabar jugando en la máxima categoría.

Suplentes en la última jornada

Los dos mediapuntas formaron parte del banquillo de suplentes el pasado domingo en el Municipal de Anduva. El plan de juego trazado ante el Mirandés tenía como objetivo ataques rápidos y verticales, dejando a un lado la pausa y el afán por ganar el porcentaje de posesión. Espinosa reemplazó a Sergio León en el minuto 70.

Contra el Almería, ambos suspiran por ocupar una plaza del ataque ilicitano. En ese caso, es de suponer que el damnificado fuese Héctor Hernández, más por modificación de estilo y adaptación concreta al partido que por demérito del canario, que completó una buena actuación en su vuelta a los esquemas de ‘El Pipo’.

Espinosa toca fondo

Javier Espinosa pasa por su peor momento de la temporada. El talentoso centrocampista no inició el partido ante el Real Oviedo como titular tras ser sustituido en el descanso la semana anterior. Llamado a ser un pilar del proyecto, el talaverano es hoy uno más que debe pelear por un hueco en el once de Rubén Baraja.

El equipo lo nota. Se trata de un jugador que debutó en la jornada 2, haciendo entrada en el césped en el segundo tiempo, y que desde entonces solo se había caído del equipo inicial en una jornada. Fue poco después, en la visita al Huesca de la quinta fecha liguera, en la que el equipo se impuso al contragolpe por un cómodo 1-3.

Por otro lado, cabe apuntar que el futbolista propiedad del Villarreal no ha dado lo que se espera de él. Su incidencia en el marcador se queda corta y muestra intermitencia en su juego, llegando a dar la sensación de estar desaparecido en buena parte de las últimas jornadas.

El sistema de juego, una piedra en el camino

Si bien es justo atribuirle responsabilidades al mediapunta de su discreto rendimiento, hay que apuntar que el sistema de juego del actual Elche CF no le beneficia. Espinosa ha venido actuando por un costado del campo desde su llegada, salvo puntuales momentos en los que ha podido actuar por detrás de Sergio León, su lugar predilecto.

Tras las dos goleadas encajadas ante Llagostera y Mirandés en la primera vuelta, Baraja varió el estilo de juego en favor del juego directo hacia Álvaro, que ocupa dicha zona para propiciar segundas jugadas y arriesgar menos las posesiones de balón. El preparador vallisoletano, que pensó en el ’20’ como piedra angular de su proyecto, ha contribuido a ensombrecer su figura. Espinosa ha sido más bien un verso suelto dentro de un equipo que ha adquirido ciertas reservas en su juego. La llegada de jugadores como Franco Cristaldo o Eldin Hadzic, unido a un posible nuevo giro en la propuesta futbolística dados los malos resultados cosechados últimamente, son la llave para que el joven ex canterano del Barcelona gane protagonismo vestido de franjiverde.

El Elche pretende recuperar las sensaciones de semanas anteriores ante un Oviedo que pelea el ascenso directo · Los de Sergio Egea llevan once partidos sin conocer la derrota · Toché – Sergio León, pugna entre goleadores

Se viene un partidazo en el Carlos Tartiere. El Real Oviedo, recién ascendido con aires de grandeza, recibe al Elche, descendido de Primera y con piel de cordero que intenta conseguir los 50 puntos para empezar a pensar en el playoff. Los números señalan buenas dinámicas, con los locales acumulando once jornadas sin perder y los visitantes habiendo perdido un sólo partido en el mismo tramo. Sin embargo, los tres últimos duelos de los franjiverdes delatan un bajón competitivo.

Los actuales terceros querrán aprovecharse de esta circunstancia, y para ello meditan volver al 4-4-2 que tan buen resultado le ha dado. Aunque no se descarta repetir, la vuelta al de la semana pasada 4-2-3-1 fue el esquema utilizado en el gris empate ante el Girona, lo cual le da papeletas a Koné para acompañar a Toché en la punta de lanza en detrimento de, a priori, el técnico centrocampista Edu Bedia.

Otro que apunta a titular es Míchel Herrero, flamante fichaje de invierno que está sumando con su buen toque y llegada. Sergio Egea recupera al ex franjiverde Héctor Verdés para la causa, pero las molestias de Borja Valle persisten y se perderá el choque, al igual que otros dos viejos conocidos: Linares y Josete.

Precisamente Toché vivirá un duelo importante en lo individual, ya que está a un solo gol de Sergio León y David Rodríguez en la carrera por el ‘pichichi’ de la categoría. El ‘9’ de la entidad ilicitana intentará distanciarse del espigado ariete murciano a pesar de haber perdido a Eldin por lesión, uno de sus nuevos socios. Sí contará con la motivación del canterano oviedista Pelayo y con la motivación del ex sportinguista Hugo Fraile de su lado.

Dudas para Baraja

La baja por sanción de Mandi en el mediocampo deja una plaza vacante para varios hombres. En principio, Lolo o Ilie podrían dar un paso al frente desde el centro de la zaga respecto al partido frente al Huesca, llevando a Caro al puesto de central y dejando el carril derecho para la entrada de Isidoro. De no ser así, Álex Felip y Cristaldo son otras opciones para la medular.

Por otro lado, José Ángel ha viajado con el grupo de 19 jugadores por primera vez desde su lesión. También lo ha hecho Vergos, mientras queda la duda de si Espinosa seguirá conservando su plaza en el once, dada la sustitución al descanso del pasado sábado y la posterior reprimenda de su técnico en rueda de prensa. Armando sigue lesionado y Hugo Álvarez ha sido descartado.

Posibles alineaciones

Real Oviedo: Esteban; Johannesson, David Fernández, Verdés/Vila, Bautista; Susaeta, Míchel, Vila/Erice, Aguirre; Koné y Toché.

Elche CF: Javi Jiménez; Isidoro, Caro, Lolo, Álex Martínez; Ilie, Pelayo; Hugo Fraile/Espinosa, Álvaro, Álex Moreno; Sergio León.

Árbitro: Adrián Cordero Vega (comité cántabro).

Estadio: Carlos Tartiere (Oviedo).

Hora: 19:15.

Mandi desmonta el puzzle

La ausencia por acumulación de tarjetas de Mandi, hombre clave en los esquemas de Rubén Baraja, presenta un nuevo panorama en el doble pivote del Elche CF. Pelayo, Ilie, Lolo, Álex Felip y Cristaldo competirán por dos plazas en la visita al Carlos Tartiere.

Otras ausencias también jugarán su papel. La de Armando, que se da por hecha, podría mandar al catalán o al onubense al centro de la zaga. Incluso a los dos, si el entrenador franjiverde decide situar a Caro como lateral derecho, ya sea por decisión técnica o por obligación, toda vez que Isidoro anda con molestias.

Así las cosas, parece que Pelayo tiene el mayor número de papeletas para ocupar una de las plazas en la medular. El canterano oviedista, cuestionado por su actual hinchada, tendrá la motivación extra de volver a casa, como así expresó ayer en rueda de prensa.

Álex Felip y Franco Cristaldo, que va acumulando minutos en la base de la jugada, parecen ir algo por detrás en la pugna por completar la pareja. El castellonense no fue citado en la última jornada. Por su parte, el argentino da un plus de profundidad, visión de juego y manejo de balón, pero su juventud y falta de adaptación a la categoría le sitúan como una pieza menos fiable para ser de la partida, quedando como un revulsivo interesante.

En cualquier caso, si Lolo e Ilie repiten como pareja de centrales, el que fuera jugador del Getafe o el ex de Boca Juniors tendrán su sitio en el once. La forma física de José Ángel y Hugo Álvarez y su entrada o no en la lista de convocados pueden terminar de condicionar, en última instancia, la decisión.

Por si fuera poco, Baraja tendrá otras dudas en el equipo titular del próximo domingo. Unos ligeros problemas físicos de Álex Martínez, unidos a su pobre actuación ante el Huesca, le abren la puerta a Noblejas, mientras queda la duda de si Eldin se recuperará plenamente de sus molestias en la cola del astrágalo que arrastra desde la semana pasada. Todo hace indicar que el hispano-bosnio se disputará una plaza con Espinosa y Hugo Fraile y que Álex Moreno volverá a recuperar su sitio en el extremo izquierdo. Los problemas no vienen solos.