Entradas

“Si no ganamos fuera de casa, no nos dará para el objetivo”

Rc Sala de Juegos

Iván Sánchez Aguayo (Campillo de Arenas, Jaén, 23/09/1992) vive posiblemente el momento más dulce de su carrera deportiva. El extremo se ha erigido en uno de los puntales del Elche y uno de los jugadores más difíciles de defender de Segunda. Que nadie haya recibido más faltas que él es una clara prueba. Señala “la confianza de club, cuerpo técnico y compañeros” como clave de su gran estado de forma. El ‘11’ franjiverde se muestra “totalmente seguro” de que el cuadro ilicitano conseguirá la permanencia, pero recalca que para ello, debe trasladar a domicilio las buenas prestaciones que ofrece en el Martínez Valero. “Si no ganamos fuera de casa, no nos dará”, advierte.

¿Cómo está el equipo después del empate agridulce frente al Córdoba (1-1)?

Sabíamos que iba a ser un partido difícil, ante un rival directo. A pesar de que está mal en la clasificación, tiene buenos jugadores y la afición le apoya mucho. Conseguimos lo más difícil, adelantarnos en el marcador. Hicimos una muy buena primera parte, en la que podríamos haber sacado una ventaja más amplia. En la segunda, nos vinimos abajo y el rival nos incomodó. Son detalles que debemos corregir fuera de casa. Esos puntos son los que hay que sacar para conseguir el objetivo. Debemos aprender de eso. En esta categoría, todos los equipos aprietan hasta el final y muchos partidos se deciden en los últimos tramos.

¿Por qué el equipo se echó atrás en la segunda mitad?

En el fútbol, pasa muchas veces que un equipo se adelanta en el marcador e inconscientemente tiende un poco a intentar proteger el resultado. No es lo mejor, porque debes ir a por el segundo para sentenciar el partido. Cuando te metes atrás y el rival está volcado, tiene muchísimas más opciones de empatarte y ganarte. Son situaciones que debemos saber manejar mucho mejor. Tener más control del partido. En la segunda parte en Córdoba, nos faltó momentos de más calma con balón. Nos precipitamos o no nos asociábamos mucho para crear peligro. Nos centramos más en intentar defender y estar juntos. Son muchos factores.

¿Entre ellos que todavía no habéis ganado como visitantes?

Cuando todavía no has ganado fuera de casa, se hace más difícil. Tienes esa necesidad de sacar los tres puntos ante un rival directo. Debemos puntuar y ganar a domicilio. Si no, no nos dará para conseguir el objetivo. Hay que ser regulares tanto en casa como de visitantes. Debemos hacerlo cuanto antes. Aquí somos un equipo muy potente y le ponemos los partidos muy difíciles a cualquiera de la categoría. Analizando todos los partidos de esta temporada, merecimos perder en dos o tres. Pero en muchos competimos muy bien. Se nota que estamos adaptados a la categoría.

“Pasa muchas veces que un equipo se adelanta e inconscientemente tiende a proteger el resultado. Son situaciones que debemos manejar mucho mejor”

¿El grupo se lamenta por la cantidad de puntos perdidos?

Sí. Hay partidos en los que nos hemos ido muy jodidos. Igual que en algunos merecimos perder, hay otros en los que empatamos o perdimos y merecimos ganar. Soria, Extremadura, Oviedo…dentro del vestuario genera una sensación de frustración. Pero este grupo es buenísimo. Cada vez que hemos tenido una situación difícil, nos hemos levantado para pensar en el siguiente. No hay tiempo para lamentarse. El fútbol te da una batalla cada fin de semana.

A pesar de ello, el equipo está fuera del descenso

Sí, pero sabemos cómo es la Segunda División. Cuando entras en el tramo final, los equipos de abajo ganan más. Personalmente, tengo muchísima confianza en este grupo. Es excepcional. Estoy totalmente seguro de que conseguiremos el objetivo.

¿Qué encuentro esperas ante el Sporting de Gijón (domingo, 18:00 horas)?

Sabemos que en casa se está viendo a un Elche bastante competitivo. Ha peleado el partido a todos los rivales. El Sporting ha sumado dos victorias desde el cambio de entrenador. Viene con la flecha hacia arriba y buena motivación. Nosotros debemos sacar este partido sea como sea. Llevamos una racha no muy positiva. Qué mejor partido para ganar que hacerlo en casa viendo al Elche de las citas contra Málaga (2-0) y Zaragoza (2-0).

“Tengo muchísima confianza en este grupo. Es excepcional. Estoy totalmente seguro de que conseguiremos el objetivo”

Gran momento personal

El sábado marcaste tu primer gol a nivel profesional

Estoy contento a nivel personal. Venía buscando el gol para ayudar al equipo, aunque no me obsesionaba. Pienso en el grupo por encima de mí. Si puedo hacer más goles por el bien del equipo, que es lo más importante, bienvenido sea.

Pacheta señaló que la segunda línea debe aportar más en el aspecto realizador

Está claro. Sabemos que el gol lo está haciendo Sory y con eso no te da. Los jugadores de la línea de atrás estamos jugando muchos minutos y debemos ayudar mucho más en esta faceta. Estoy seguro de que tanto los delanteros como los hombres de segunda línea harán más goles de aquí al final de la temporada.

¿Hay algo más aparte de la confianza y la buena forma física para que vivas este momento tan dulce?

Está claro que el jugador debe cuidar su físico, pero cuando tiene la confianza del club, el cuerpo técnico y los compañeros, cambia completamente. Te hace ser mucho mejor jugador. Hay muchísimos casos. Por suerte, me encuentro muy bien. Espero continuar en esta línea para seguir sumando para el equipo y que dure lo máximo posible.

Has recibido 58 faltas en 15 partidos, ¿qué te dice este dato?

Es un dato más, tampoco lo miro mucho. Los futbolistas que jugamos cerca del área recibimos más faltas. Viene también de todos los minutos que estoy jugando, que ayuda mucho.

“Me encuentro muy bien. Espero continuar en esta línea para seguir sumando para el equipo y que dure lo máximo posible”

Con el nivel que estás ofreciendo, ¿te ha llegado algún ‘canto de sirena’ para el mercado invernal?

No. Sería uno de los mayores errores que podríamos cometer los jugadores que estamos haciendo buenos partidos. Perjudica al grupo. Pienso que si haces una o dos temporadas buenas, todo llega. Todos debemos estar centrados en el Elche. Afrontamos un reto muy bonito por delante y una situación que tenemos muchas ganas de revertir.

¿Ves a Sory Kaba y Neyder totalmente centrados en el Elche?

Sí. Por suerte, tenemos un grupo buenísimo. De los mejores que he podido tener en mi carrera. Son jugadores que nos aportan muchísimo y son muy buenos compañeros. Mientras estén aquí, darán el cien por cien por el Elche.

Con lo cotizados que están los zurdos, ¿cómo es que en casi toda tu carrera has actuado a pierna cambiada?

Igual por condiciones. Normalmente, los extremos son jugadores muy rápidos, van muy bien al espacio y tienen buen uno contra uno. Yo empecé jugando más como mediapunta y en juveniles me pasaron a la banda derecha, donde he jugado prácticamente toda mi carrera. Sin balón, no soy excesivamente rápido. Con balón, me encuentro más cómodo y soy de asociarme por dentro. En la izquierda he empezado a jugar desde que Pacheta llegó al Elche.

“He actuado a pierna cambiada prácticamente toda mi carrera por mis condiciones. Empecé como mediapunta y en juveniles me pasaron a la derecha”

¿Cómo verías la incorporación de Nacho Gil en el mercado invernal?

Muy bien. Es un jugador muy bueno, para mi gusto. Tiene unas condiciones y cualidades que pocos jugadores de Segunda tienen. Muchos equipos se han peleado por él. Te aporta una competitividad a la línea de arriba. Puede jugar en cualquier posición de la mediapunta. Me gusta tanto en la banda izquierda como en la mediapunta. En ese sentido, le pasa como a mí, que sufrimos más ‘a pierna buena’ por condiciones. Se asocia muy bien y tiene calidad, buen golpeo y gol. Está muy integrado en el grupo. Es muy buena gente. Deseamos que se una a nosotros para ayudarnos.

Por último, ¿qué mensaje mandarías a la afición?

Siempre he dicho que la afición del Elche nos ha apoyado desde el primer minuto, pese a todo lo que ha sufrido en los últimos años. Ver a este club en Segunda B era un palo difícil. Esta temporada, pese a los malos momentos, ha estado ahí. Sé que es difícil, es una afición exigente que ha vivido el fútbol de Primera hace poco. Pido que confíe en este grupo, que está a muerte con esta ciudad y este club. Nos vamos a dejar la vida para dejar al Elche en Segunda.

Foto: Diario Franjiverde

“El ‘pachetismo’ está uniendo muchísimo a todos”

Rc Sala de Juegos

Manuel Sánchez López (13/09/1988) disfruta en el Elche de haberse ganado un sitio en el fútbol profesional tras tanta pelea en el ‘barro’ y superar momentos muy difíciles. El pivote cordobés reconoce que se planteó la retirada cuando sufrió meses de impagos en varios clubes, pero da gracias a que aguantó para gozar de la Segunda División “como si tuviera 20 años”. Pieza fundamental para Pacheta, destaca que el técnico burgalés “es capaz de unir muchísimo a todos en una institución tan grande” como el club franjiverde, donde ha hallado estabilidad. “Voy a trabajar para mantenerme en esta línea lo máximo posible”, indica.

¿Cómo está el equipo después del duro varapalo en Alcorcón (1-0)?

Sabíamos que era un campo complicado. El Alcorcón está a un nivel muy bueno, poniéndose líder. Vimos un partido de Segunda. El Alcorcón hizo un buen partido, pero nosotros estábamos bien colocados y haciendo un buen trabajo, sufriendo cuando tocaba. Teníamos un punto hasta el último segundo. Es una pena.

¿Puede ser que el equipo apostara por un planteamiento más conservador que en las anteriores salidas?

No lo veo así. El míster creyó conveniente decidir por unos jugadores y vamos con él a muerte. Desde que vino, nos ha transmitido esa forma de ver los partidos y lo entendimos de buena manera. En ningún momento fuimos conservadores. Quisimos los tres puntos y pudimos sacar uno, pero no pudo ser. Hay que aprender de los errores y pensar en el Albacete.

¿Por qué se ve una notoria diferencia del juego del equipo en casa y a domicilio?

Planteamos los partidos de la misma manera, para dar el cien por cien y ganar. Pero no estamos teniendo fortuna. Igual que el Alcorcón nos marca en el último minuto, nosotros podríamos haber marcado el 0-1 en cualquier jugada aislada. Esto es fútbol. Cuando juegas con tu gente, parece que tienes ese plus. Debemos mejorar en eso si queremos cumplir el objetivo.

¿Preocupa la Sorydependencia?

Para nada. Me alegro mucho de que esté yendo a la selección y la clasificación para la Copa de África. Tenemos a Benja, que es un jugador top. Y qué decir que Nino. Confiamos en lo que tenemos.

“En ningún momento fuimos conservadores en Alcorcón. Quisimos los tres puntos y pudimos sacar uno. No estamos teniendo fortuna a domicilio”

Y el domingo, el Albacete, otro equipo de la parte alta, ¿qué partido esperas?

Vamos a salir a darlo todo para ganar. Se verá un partido bonito. Todos los equipos de Segunda son buenos. Saldremos a morder e imponer nuestro juego para llevarnos los tres puntos y superar este pequeño bache.

¿Qué valoración haces del primer tercio de Liga?

No ha sido malo. Todo lo contrario. Es un periodo de adaptación, con gente que está cogiendo poco a poco la Segunda. Se adquieren mecanismos y maneras de jugar.

Echando la vista hacia atrás, ¿cómo viviste aquella situación de estar sin inscribir por el límite salarial?

No me lo tomé a mal en ningún momento. Si no me habían inscrito, es porque no habían podido. Todos me apoyaron: Jorge Cordero, Diego García, el míster, la plantilla…no pongo ninguna pega. Son cosas que pasan. La mayoría de los clubes han tenido problemas con el límite salarial. Antes de que le pasara a otro compañero, no me importaba que me pasara a mí. Me considero fuerte y lo podía llevar bien, con la confianza que tengo en el club y los compañeros. Fue bastante ‘fácil’ llevarlo.

Y nada más estar a disposición de Pacheta, te has convertido en titular indiscutible. ¿Sientes una satisfacción mayor por estar por delante de Xavi Torres, considerado fichaje ‘estrella’?

No considero que haya una partida entre Xavi Torres y yo. Somos compañeros y lo importante es el Elche. Todos somos importantes para aportar nuestro granito de arena. También está Jony, Gonzalo, Provencio, que la temporada pasada dio un rendimiento espectacular…el objetivo claro es mantener la categoría. No será fácil, pero uniendo fuerzas entre todos, será un año complicado, pero bonito para disfrutarlo.

Del ‘barro’ al fútbol profesional

Por tu alto nivel, da la impresión de que has llegado tarde al fútbol profesional, ¿qué pudo pasar?

No ha sido fácil. Nadie me ha regalado nada, como a la mayoría de los futbolistas. Mi camino no ha sido bonito. He tenido que competir en todas las categorías. Estuve en equipos bastante humildes hasta que ascendí a Segunda con el Huesca (temporada 2014/2015). Equipos en los que era difícil pensar sólo en fútbol porque te deben cuatro meses. Eso es problemático. Es lo feo del fútbol y no se saca a la luz. Yo lo he vivido y sé lo que hay. Me considero una persona humilde y trabajadora. Estoy contento con lo que tengo. Sólo pienso en disfrutar del Elche, que considero un club de Primera, y hacer feliz a la gente que viene a vernos. ¿Que he llegado tarde al fútbol profesional? Bueno, yo lo estoy disfrutando como si tuviera 20 años. Voy a trabajar para mantenerme en esta línea lo máximo posible.

¿Has sufrido meses de impagos en más de un club?

Me ha pasado en varios clubes: La Unión, Guijuelo, Écija, Poli Ejido, este último siete meses…he tenido que vivir con cinco compañeros en un mismo piso. Por eso estoy disfrutando de un club profesional como el Elche. No quiero mirar al pasado. No ha sido un camino de color de rosa. Pero cuando ves el trabajo que te ha costado llegar al fútbol profesional, lo disfrutas si puedes con mayor alegría.

¿Pensaste en tirar la toalla en momentos de dificultad?

Cuando te vas a mil kilómetros de tu casa y te ves en esa situación, muchas veces te planteas dejarlo y empezar tu futuro en otro lado. Pero cuando tienes el fútbol en la sangre, es muy complicado. Siempre dices “aguanto una semana más”, “aguanto una temporada más”. Gracias a Dios que pude aguantar para encontrarme en este momento. Pero te planteas muchas cosas. Intentas tener tus estudios para tener otro camino. Agradezco a mis padres su ayuda. Siempre me han hecho ver que no todo es fútbol, que la vida continúa.

“Cuando te vas a mil kilómetros de tu casa y sufres impagos, te planteas dejarlo. Gracias a Dios que aguanté para encontrarme en este momento”

Antes de venir al Elche, cambiaste de equipo en los dos mercados invernales anteriores, ¿qué ocurrió?

Con el Huesca, ascendimos con Tevenet como entrenador y mantuvimos la base para salvarnos. Pero el club decidió cambiar de entrenador y consideraron que lo mejor era que saliese. No por la llegada de Anquela, fue por el club. Me fui a Osasuna y di un cambio radical. De pelear por el descenso a luchar por el ascenso. Estaba haciendo un trabajo bastante bueno, siendo titular en todos los partidos. Tuve una oferta de Osasuna en verano, pero cuando ascendí con el Huesca, me sentí identificado con la gente y creí que mi debut en Segunda debía ser con el equipo con el que subí. Le debo dar las gracias al Huesca, porque me abrió las puertas para conseguir un ascenso a Primera, que es lo más bonito del fútbol. Antes de subir con Osasuna, ya tenía contrato con el Alcorcón para la siguiente temporada. Me fui y me valoraron bastante bien. Pero yo firmé con Muñiz, que se marchó. Vino Contra, tuve una lesión en el gemelo y el equipo no iba bien. Cuando iba a entrar, hubo un cambio de entrenador. Llegó Julio Velázquez, al que ya tuve en el Poli Ejido diez años antes. Pensaba que no tenía las características para su tipo de juego y me apartó. Fiché por el UCAM Murcia, que ya me quiso en verano, y descendimos. No cambié tanto de equipo porque yo quisiera, pero te ves obligado porque hay gente que piensa de distinta manera, tienes ascensos y descensos…

Después de pasar por tantos equipos, ¿sientes que has encontrado estabilidad en el Elche?

Sí. Bajar a Segunda B otra vez después de estar en el fútbol profesional fue una decisión importante. Aposté mi carrera para ascender. Tuve alguna oferta de Segunda, pero yo, que vengo desde abajo, pienso que la manera más grande de disfrutar el fútbol es viniendo a un grande para hacerlo más grande si puedes. Fue una temporada difícil, pero tras conseguir el ascenso, debemos disfrutarlo y buscar la estabilidad. Pero no sólo yo, también un club tan grande como el Elche. Tengo contrato por esta temporada y otra más. Ojalá pueda disfrutar más del fútbol, y si es con estos colores, mejor. Pero en el fútbol, se pueden trastocar los planes.

¿Y cómo se puede hacer más grande al Elche?

Esta temporada, la única salida es intentar mantener la categoría. Continuar con las bases que se están creando. El ‘pachetismo’ está uniendo muchísimo. Estamos viendo cómo una persona es capaz de unir a todos en una institución tan grande como el Elche. Jorge Cordero es un gran soporte para los jugadores. Tengo una relación bastante apegada a él y a Diego García porque son los que están apostando por nosotros. Siento que no les podemos fallar.

“Tengo una relación bastante apegada a Jorge Cordero y Diego García porque son los que están apostando por nosotros. Siento que no les podemos fallar”

¿Cuáles son las claves del ‘pachetismo’?

Eso lo buscamos todos, pero sólo lo puede explicar él. Es un trabajador. Se centra mucho en el aspecto psicológico. Cuando un jugador se identifica con la forma de jugar y cree en lo que hace, te dará un plus que en otros equipos no lo tiene. Hay que valorar lo que tenemos, dónde vamos y quiénes somos.

¿Confías en que el equipo conseguirá la permanencia?

Por supuesto. Tengo confianza total. Pero no será fácil. Si no estamos juntos para luchar y no confiamos…llevo varios años en el fútbol y sé cómo se labran los logros. O trabajas y te unes, o no se consigue. Tendremos épocas mejores y peores, pero hay que tener trabajo, ilusión y humildad. Y saber disfrutar de ese sufrimiento.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

“Estoy en uno de los momentos más importantes de mi carrera”

Rc Sala de Juegos

Álvaro Juan Cruz Armada (Madrid, 28/07/1992) llegó al Elche sin hacer demasiado ruido tras ascender con el Rayo Majadahonda y con la polivalencia como aval principal. Le costó hacerse con un sitio, pero se ha convertido en titular indiscutible para Pacheta en el último mes y medio. Está ofreciendo un buen rendimiento ya sea como lateral zurdo o central en cualquier esquema. Tras una etapa de mucho aprendizaje en Italia, superando una grave lesión, ha peleado hasta conseguir el ansiado debut en el fútbol profesional en España. A sus 26 años, el zaguero madrileño reconoce a DF que vive “uno de los momentos más importantes” de su carrera. Y trabaja con ambición “máxima” para seguir progresando.

¿Cómo te encuentras de tus molestias en la rodilla?

Mis sensaciones son buenas. Hoy (por el jueves) no me he ejercitado con el grupo porque los doctores han preferido que me quedara con ellos para tratar la rodilla. Mañana (por el viernes) se intentará hacer todo con normalidad para estar a disposición del míster para el partido.

¿Qué conclusiones ha sacado el grupo de la goleada en Cádiz (5-1)?

Está claro que en la segunda parte, a raíz del segundo gol, desaparecimos. Era un duro golpe que no nos esperábamos. Los cambios del Cádiz nos pillaron un poco fuera de sitio. No podemos desconectarnos ni bajar los brazos. Pero hemos corregido y trabajado tácticamente para que no vuelva a ocurrir. El fútbol te da la oportunidad de resarcirte a los siete días. Tenemos una oportunidad muy buena contra Las Palmas (sábado, 20:30 horas). Hay que seguir hacia adelante.

¿Preocupa haber recibido tres goleadas en los tres primeros meses de competición?

No es bonito recibir tantos goles. Como dice el míster, no es lo mismo perder 2-1 que 5-1. Que te metan tantos goles duele, más para los defensas y el portero. Debe darnos fuerzas para demostrar que podemos mantener la portería a cero, como hicimos contra Málaga (2-0) y Zaragoza (2-0).

¿Puede ser que la inexperiencia en Segunda de buena parte de la plantilla esté pasando factura en los grandes escenarios?

Sí que es verdad que cuando estás en estadios importante ante tanta gente, se nota. Pero creo que es igual que cuando jugamos en casa. Tenemos que demostrar que somos fuertes y no nos influye tanto.

“En Cádiz, desaparecimos a raíz del segundo gol. Era un duro golpe que no nos esperábamos. No podemos desconectarnos ni bajar los brazos”

Como defensa, ¿qué importancia le das a jugar con un esquema con cuatro o cinco atrás?

Hay que tener siempre un orden táctico y las ideas claras. Los sistemas están por algo. Pero cuando estás en el campo, si debes seguir a un contrario o moverte más a la derecha o la izquierda, va a raíz de cómo fluye el partido. Cambiamos un poco el sistema y nos estábamos encontrando cómodos, pero el míster decide. También depende muchísimo de cómo vaya el partido.

Se culpabilizó a la banda izquierda tras la derrota en Cádiz, ¿Borja Martínez y tú os habéis sentido señalados?

Cuando recibes tantos goles, te duele como defensa. Y más si te vienen por tu lado. Pero a Borja no se le puede echar absolutamente nada en cara. Además, teniendo en cuenta que nunca ha sido defensa. En los partidos anteriores, ha estado ahí cuando ha tenido que echar una mano. Quizás cuando entró Salvi no supimos neutralizarlo bien y nos ganó la partida.

¿Cómo te sientes más cómodo, con línea de cuatro o cinco defensas?

El sistema de cinco defensas me gusta. Aparte de que puedo jugar de central y lateral zurdo, como central puedo tener un poco más de recorrido, al tener a gente detrás. Pero he demostrado que también me desenvuelvo bien con cuatro.

“Me gusta el sistema de cinco defensas. Como central, puedo tener más recorrido. Pero he demostrado que también me desenvuelvo bien con cuatro”

¿Qué partido esperas contra Las Palmas?

Igual que contra el Málaga. Vamos a tener que estar muy intensos y concentrados. Las Palmas tiene jugadores de alto nivel. Debemos estar juntos y correr por el compañero. Tenemos una idea de trabajo clara. Cuando estás concentrado, los resultados llegan. Es importante que el Martínez Valero sea un fortín. Aquí debemos sacar los máximos puntos posibles para llegar al objetivo cuanto antes. Y también trabajar duro a domicilio para obtener puntos.

Con la lesión de Francis, José Juan volverá a la portería, ¿cómo le ves?

Hay plena confianza en él. Sabemos que es un profesional. Entrena al máximo cada día. Está mental y físicamente preparado para volver.

Trayectoria hasta Elche

Con 18 años, dejaste la cantera del Atlético para irte al Bolonia, ¿qué te llevó a ello?

Llegó por sorpresa. Para un chico de 18 años, que te llame un equipo de Primera italiano era una oportunidad que no podía dejar pasar. No me lo pensé dos veces e hice las maletas. Es una experiencia muy bonita y un paso muy importante en mi carrera.

Pero no cuajaste allí…

Era joven y debía adaptarme rápido al idioma y al juego. En la segunda temporada, tuve una lesión de gravedad, una fractura de peroné y ligamentos del tobillo, que me dejó fuera prácticamente todo el año. Después, me cedieron a varios equipos, en los que jugué y cogí ritmo. Pero cuando estaba terminando el contrato, veía que no estaba avanzando. Querían seguir cediéndome y yo quería volver a España.

Encadenaste tres salidas a préstamo en cinco años: Carrarese, San Marino y Pistoiese

Después del primer año cedido, me renovaron. Pero siempre terminaban cediéndome, porque el entrenador o la directiva iban cambiando. Fue difícil meter la cabeza. Yo me encontré bien, porque cogí minutos en el fútbol profesional.

¿Con qué te quedas de esta experiencia a nivel futbolístico y personal? 

A nivel futbolístico, competir con jugadores profesionales de nivel, como Marco Di Vaio, Diego Pérez, Portanova y Diamanti. Te ayuda a aprender y mejorar muchísimo. A nivel personal, aprendí el sacrificio y cómo se debe comportar un jugador profesional en el día a día.

¿Te llegaste a arrepentir de tu decisión en algún momento?

Nunca. Aprendí muchísimo. Conocí a gente muy importante. Siempre hay que mirar hacia adelante y seguir trabajando. Las oportunidades siempre vuelven y hay que coger al tren.

“Nunca me arrepentí de irme a Italia con 18 años. Aprendí muchísimo. Es una experiencia muy bonita y un paso muy importante en mi carrera”

¿Qué diferencias notas entre el fútbol español y el italiano?

El fútbol italiano es muy táctico y físico. Se centran muchísimo en el balón parado y los sistemas. Lo trabajan de manera espectacular. Y están orgullosos de ello. En España, hay más creatividad.

Tras volver de Italia, pasas por el San Sebastian de Los Reyes y el Rayo Majadahonda, donde formas parte de uno de los mayores ‘milagros’ del fútbol español. ¿Cuáles serían las claves de ese ascenso a Segunda?

Lo bonito del fútbol es que nunca sabes lo que puede pasar. Como que el equipo con el presupuesto 70 de 80 suba. Nadie apostaba por nosotros. Pero a base de trabajo y esfuerzo, conseguimos el ascenso a Segunda. Teníamos las ideas muy claras y un grupo muy unido. Eso se nota en el campo, y fluye. Es un logro personal y colectivo muy grande.

Un saque de banda colgado al área por ti en el minuto 97 propició el gol del ascenso, ¿qué sentiste?

Ni yo me lo creía. Era el último balón y me quedaban muy poquitas fuerzas. Pero la esperanza es lo último que se pierde. Cuando cogí el balón, sólo pensé en colgarla al área lo más lejos que pueda y que sea lo que Dios quiera. Cuando vi que entró en la portería tras los dos remates, no me lo podía creer. Era una locura. No sabía ni dónde mirar.

¿Tuviste oferta para continuar en el Rayo Majadahonda o decidiste cambiar de aires?

Tenía bastante claro que quería cambiar de aires. Mi representante y yo vimos las situaciones. Cuando recibo las llamadas de Jorge Cordero y Pacheta, no dudo en venir aquí. Tuve algún contacto con otro equipo de Segunda, pero el Elche es un club histórico y su idea de trabajo es la que más encaja con la mía. Venir aquí es un paso importante.

“Tuve algún contacto con otro Segunda, pero el Elche es un club histórico y su idea de trabajo es la que más encaja con la mía. Venir es un paso importante”

Después de jugar principalmente como carrilero en el Rayo Majadahonda, ¿te sorprendió que te ficharan como central?

No, porque yo hablé con el míster, conozco sus ideas y sé mis cualidades como jugador. Sé que él quiere de mí una cosa y trabajo día a día para dársela. Si tengo que jugar más pegado a banda, también sé hacerlo, porque lo demostré la temporada pasada.

Te has ganado la titularidad en el último mes y medio, tanto de central como lateral zurdo. Metiste la cabeza en el once con la lesión de Manu

Cuando el equipo asciende y mantiene bastante del grupo, es lógico que al principio fuera difícil para mí. Sabía a lo que venía. Gonzalo Verdú y Neyder hicieron un año espectacular y están a un gran nivel. Iba a ser duro, pero siempre entreno al cien por cien. Y en el fútbol, las oportunidades siempre llegan. Ahora que estoy asentado en el once, sea como lateral o central, debo seguir demostrando que puedo estar ahí para el míster.

Esta temporada supone tu debut en el fútbol profesional en España, ¿dirías que estás en el mejor momento de tu carrera?

Estoy en uno de los momentos más importantes. Este año puede ser muy importante a nivel personal y colectivo. Pero no sé si es el mejor, porque nunca lo podemos saber.

¿Y cuál es tu ambición?

La máxima. Siempre trabajo para estar al máximo y llegar lo más lejos posible. Tengo 26 años y considero que tengo una larga carrera. A base de trabajo y confianza, se pueden lograr las cosas.

Foto: Diario Franjiverde

“La confianza es lo más importante para competir”

Rc Sala de Juegos

A Javier Flores Santacruz (Córdoba, 09/02/1986) le ha llegado el mejor momento de su carrera con 32 años. Así lo confiesa a DF. Una palabra cimenta la clave: confianza. Propia, del entrenador y del grupo para ofrecer un alto nivel en su vuelta a Segunda con el Elche. Desde la “libertad” de la mediapunta, el ‘Mago’ de Fátima se erigió en uno de los puntales franjiverdes en el ascenso y continúa siéndolo con el salto al fútbol profesional. “Siempre intento disfrutar y pedir la pelota. Si me escondo, me estoy fallando a mí mismo”, afirma el cordobés, quien tras pasar situaciones “muy buenas y muy malas”, se centra en “disfrutar cada entrenamiento y cada partido”.

Después de las dos goleadas, el equipo se repuso con una justa y meritoria victoria contra el líder (2-0)

La victoria vino en un buen momento para disipar esas dudas que pudieron surgir y afrontar la semana con mucha tranquilidad y confianza. Hemos hecho muy buenos partidos en Liga. Salvo en Riazor después del 2-0 y la desconexión contra el Reus, competimos bien. Todos tenemos claro que podríamos tener cuatro o cinco puntos más. En Copa, te sale un partido no tan bueno. Te pilla en casa y te queda la sensación mala por los cuatro goles. Pero viene el líder y hacemos un partido muy completo. Y conseguimos los tres puntos, que es lo más importante.

¿Cómo se pudo reponer el equipo tan rápido de estos golpes?

El fútbol es muy caprichoso. Muchas veces, no sé si es bueno tener una semana larga para preparar las cosas o corta para no pensar. Había más dudas fuera que dentro. El grupo no tenía ninguna. Tenemos claro lo que quiere el míster y cómo debemos afrontar los partidos. Perder dos partidos con cuatro goles en contra te deja una sensación mala. Pero fuera de ahí, no habría que alarmarse mucho porque veníamos de buenos partidos. En la Copa, siempre suele haber partidos raros y nos salió así. Tampoco hay que darle mayor importancia. Es un accidente.

Ni antes erais tan malos ni ahora sois tan buenos. La plantilla es la misma

Me doy cuenta de que en Segunda, hay muchos cambios de sensaciones y dinámicas. Ahora gano y creo que estoy cerca de arriba y pierdo y creo que estoy cerca de abajo. Y estamos en la jornada 10. Hay pocos puntos entre el descenso y el que engancha con el ascenso. Va por semanas y rachas. Igual ganas dos partidos, tienes una confianza de la hostia y el entorno te dice que tienes que mirar hacia arriba, o pierdes dos y tienes que mirar hacia abajo. Pasa en todos los equipos. Hay que intentar normalizar las victorias y las derrotas. Por lo menos ahora, que es muy pronto. Cuando llegue la recta final, ojalá estemos más arriba que abajo para tener mayor tranquilidad. Somos un equipo muy competidor. Estamos muy responsabilizados con el futuro del club y nosotros mismos. Me gusta mucho eso.

¿El próximo partido contra el Real Zaragoza puede considerarse trascendental para coger aire en la clasificación?

Volver a ganar sería muy importante. Serían dos victorias seguidas en casa y sumaríamos unos puntos que los colocarían en mitad de la tabla. Además, cogeríamos confianza. Pero viene un buen equipo, que acaba de cambiar de entrenador. Vendrán con ideas renovadas y muchas más ganas. Pero por otro lado, también pueden crearles más dudas si las cosas no empiezan bien. Vamos a intentar hacer un partido como ante el Málaga. Muy serios e intensos e intentar aprovechar las ocasiones.

“Salvo en Riazor después del 2-0 y la desconexión contra el Reus, competimos bien en Liga. Podríamos tener cuatro o cinco puntos más”

El nuevo técnico del Real Zaragoza es Lucas Alcaraz, quien te dirigió en el Córdoba durante dos temporadas. ¿Esperas que el estilo del conjunto maño pueda variar mucho?

Seguramente habrá cambios y será totalmente diferente. Será difícil estudiarles. Jugaban con 4-4-2 en rombo. Pero Lucas Alcaraz habrá estudiado al equipo y se adapta a los futbolistas que tiene. Se le considera un entrenador muy defensivo, pero yo con él jugaba de pivote defensivo. Lo que nos encontraremos es un poco incógnita.

En el aspecto individual, has comenzado la temporada a gran nivel. Casi no notas el salto de categoría. ¿Qué factores influyen?

La confianza propia, del grupo y del entrenador es la base. La confianza es lo más importante en los futbolistas para competir. Cuando tienes confianza, tranquilidad y te encuentras a gusto, te sientes bien para que te salgan las cosas mucho mejor. Yo me encuentro muy bien.

Decía Jony, jugador del Alavés, en una reciente entrevista a El Mundo, que “la cabeza es el 80% del futbolista”

Totalmente de acuerdo. Si la cabeza funciona, muchos factores también. Cuando no tienes confianza, eres más negativo y tienes más problemas. Como cuando se dice que no te acompaña la suerte. Cuando eres positivo y te encuentras bien, que tienes la sensación de que pides la pelota porque no la vas a perder y acudes a presionar porque vas a robarlo, te salen las cosas. Luego, también hay factores importantes, como que tengas minutos y no sufras problemas físicos. Y la confianza también debe venir del entrenador. La cabeza es todo en la vida, no sólo en el fútbol.

“Cuando eres positivo, con la sensación de que pides el balón porque no la vas a perder y acudes a presionar porque vas a robarlo, te salen las cosas”

De todos los factores para la confianza, en tu caso se podría añadir un cambio de esquema y la libertad

Sí. El míster ha dicho muchas veces que los volantes tenemos mucha libertad para movernos. Yo no tengo una posición fija, pero siempre estoy pendiente de mi compañero para no juntarnos. No estar encorsetado te da mucha libertad para expresar tu juego en el campo.

¿Y esta gran confianza puede traducirse en un exceso de responsabilidad y temor a defraudar?

Cuando uno pone todo de su parte para que las cosas salgan bien, si no salen, entiendo que durante el año hay momentos y no siempre tienes el mismo. Puedes estar en uno más bajo. Pero no tengo miedo a fallar. Cuando salgo al campo, siempre intento disfrutar y pedir la pelota. Y nunca esconderme. Si hay un día en el que las cosas no me salen bien, sigo pidiéndola. Si me escondo, me estoy fallando a mí mismo. Y si la pierdo, cojo otro para intentar hacerlo bien. Prefiero perder muchos balones a no pedirla. Alguna vez notaré la presión, pero intentaré no esconderme.

En cuanto a la libertad dentro de tu demarcación de mediapunta, ¿notas mucha diferencia a jugar con un 4-2-3-1 o un 4-1-4-1?

Con el 4-2-3-1, el mediapunta tiene más libertad en la zona de arriba, porque atrás ya están los dos pivotes. No tendrías que bajar tanto a coger la pelota. Muchas veces es bueno, pero otras es malo, porque no entras en contacto porque no te llega y te desesperas. Y haces cosas que no se deben. Y defensivamente, tienes menos responsabilidad de trabajo. Con el 4-1-4-1, sí que tienes más, pero también más posibilidad de ir a recibir el balón atrás, llegar al medio y arriba. La libertad es la misma, pero en ciertos sitios del campo.

¿Con este esquema has adquirido un mayor nivel defensivo?

Sí. Cuando empecé en el Córdoba, jugué mucho de mediocentro ofensivo, y pude tener más problemas. Pero Pacheta nos pide que todo el mundo defienda y marque. Y lo he adquirido bastante bien. No me cuesta. Lo hago como algo muy habitual, igual que cuando ataco.

“Siempre intento disfrutar y pedir la pelota. Si me escondo, me estoy fallando a mí mismo. Prefiero perder muchos balones a no pedirla”

Has tenido varios acompañantes en la mediapunta. ¿Te sientes más cómodo con uno de perfil más defensivo o más ofensivo?

Me adapto muy bien a los compañeros que he tenido. Sé qué posición debo adquirir cuando juega uno u otro. Sé que si tengo a un perfil más ofensivo, mi posición se retrasará un poco. Si por ejemplo, está Nino, no hay problema si no llego tanto. No me hace falta porque sé que sabe buscarse los espacios perfectamente y siempre le cae y la mete. Si juego con Xavi, Provencio, Jony o Gonzalo, sé que no son tan llegadores o lo son como yo. Entonces sí que puedo llegar yo, porque sé que van a estar ahí para echarme una mano. Es conocer a tu acompañante. Es fácil de coger.

Pacheta aseguró que “no has sido más feliz jugando al fútbol que ahora”. ¿Coincides?

Pienso que sí. Cuando juegas muchos partidos, vas cogiendo experiencia, te conoces a ti mismo y al entorno. Asumes muchas cosas. Cuando uno encuentra su sitio, tiene confianza y no le sorprende nada, es todo más fácil. Para mí, con toda la experiencia que he tenido en el fútbol en todos estos años, tener este vestuario tan limpio, bueno, humano, humilde y trabajador, venir a trabajar es una delicia. Y la confianza del entrenador. Me encuentro muy bien. Ascendimos, que es la leche. He vuelto a Segunda tras muchos años. Estoy disfrutando mucho.

Y en este momento alto de tu carrera, ¿qué te queda por cumplir?

Con la edad que tengo, la experiencia me dice que disfrute cada entrenamiento y cada partido. He tenido momentos muy buenos y muy malos. Los malos no los esperaba. Y los buenos los he conseguido con mucho trabajo. Nunca sabes qué te deparará el fútbol. Lo que venga, bienvenido sea.

Foto: Diario Franjiverde

“Creemos ciegamente en las ideas de Pacheta”

Rc Sala de Juegos

El Elche apostó por él como primer fichaje, sin saber si competiría en Segunda o Segunda B. Avalado por su gran nivel en el Ebro, se ganó un sitio en la plantilla durante la pretemporada. Y ahora, en el once, aprovechando con creces sus dos titularidades seguidas. Esta es la historia reciente de Borja Martínez Giner (Alicante, 02/03/1994), una de las notas agradables del mejorable inicio de Liga del equipo ilicitano. El extremo cuenta a DF de forma casi idéntica el discurso positivo de la plantilla y de Pacheta, al que agradece su confianza. Y a pesar de criarse en la cantera del Hércules, muestra su deseo de asentarse y “estar muchos años” como franjiverde.

¿Cómo está el vestuario después del amargo empate frente al Mallorca (1-1)?

Estamos fastidiados. A todos nos gusta ganar y no vernos ahí abajo. Hemos hecho méritos para tener más puntos. El balón no ha querido entrar en las primeras jornadas, pero las sensaciones son muy buenas porque creamos muchas ocasiones, algo que no es fácil en Segunda. Pero esto es muy largo y estamos convencidos de que esta es la línea para conseguir los resultados.

¿Cuál crees que es el problema principal del equipo?

Cuestión de suerte. Por ejemplo, que la ocasión de Sory que va al palo y fuera vaya dentro en los próximos partidos. Estamos trabajando bien, muy serios, en la línea de la idea de juego que quiere el míster. El equipo está muy bien, pero el balón no ha querido entrar. Como dijo Pacheta en rueda de prensa, ningún equipo nos ha pasado por encima. Hemos dominado en la mayoría de los minutos, sobre todo en los dos últimos partidos. Lo dimos todo en cuanto a intensidad, sacrificio y actitud. La grada lo valoró y lo aplaudió.

¿El equipo está plenamente convencido de las ideas de Pacheta?

Sí. Yo soy nuevo y en el vestuario me han acogido súper bien. Somos una familia y vamos todos a una. Con el cuerpo técnico, igual. Vamos a muerte con el míster. Creemos ciegamente en sus ideas.

¿El equipo puede estar acusando el salto de categoría? La mitad de la plantilla tiene escasa o nula experiencia en el fútbol profesional…

Creo que nuestra plantilla combina juventud y experiencia en Segunda. No he visto que el equipo acuse el salto de categoría por falta de experiencia. Es cuestión de que el balón no nos ha entrado y ha habido ciertas decisiones que no nos han caído a favor, lo que hace que sólo tengamos tres puntos. Pero estamos tranquilos. Esta es la línea a seguir. El balón acabará entrando.

“Estamos muy bien, ningún equipo nos ha pasado por encima y creamos muchas ocasiones, pero el balón no ha querido entrar”

¿Con decisiones te refieres a los últimos arbitrajes?

Sí. Todos nos equivocamos. El penalti en contra frente al Numancia (1-0) fue bastante riguroso, por no decir bastante inexistente, y ante el Mallorca (1-1) vi un penalti a Manuel Sánchez por un agarrón bastante claro. Los árbitros te dan y te quitan. Esperemos que también cambie esa suerte.

Con dos goles en cinco jornadas, ¿piensas que al equipo le falta pegada?

No. Nino, Benja y Sory son grandísimos delanteros han demostrado que son goleadores en toda su carrera. Por circunstancias, tanto mis compañeros como yo, que también he tenido mis ocasiones, no hemos tenido fortuna de cara al gol.

Noto dos corrientes en el entorno: “el equipo no da para más” y “el equipo está en el camino adecuado para conseguir resultados positivos”. ¿Qué les dirías a los aficionados de cada corriente?

Venimos de Segunda B, aunque la mayoría de los miembros de la plantilla de la temporada pasada ya habían competido en categorías superiores. Los fichajes llegamos de Segunda B y somos menos conocidos para la gente. Pero queda demostrado que podemos competir contra cualquier equipo. Hemos hecho grandes partidos frente a Numancia (1-0), Osasuna (1-1) y Granada (0-0 en Liga y 2-1 en Copa). Entiendo que la gente esté inquieta porque el Elche es un equipo importante y todavía no ha ganado. Pero transmito tranquilidad. Vamos a pelear al máximo. Dentro del vestuario, creemos que los resultados llegarán con esta línea de trabajo y actitud. Estamos convencidos de que no tendremos problemas para conseguir el objetivo. Sabemos que será difícil, porque hay buenos equipos con mayores presupuestos que nosotros, pero a ilusión y trabajo no nos va a ganar nadie.

“Entiendo que la gente esté inquieta, pero el vestuario está convencido de que no habrá problemas para conseguir el objetivo”

En el plano individual, has sido titular en los dos últimos partidos, ¿cómo te has encontrado?

Muy bien. El míster confía en mí y me lo transmite siempre. Todo lo que hace es para ayudarme a mejorar. Me he encontrado muy a gusto. Quizás por falta de ritmo de partidos llegué apurado en forma física, pero creo que he estado bien. Mis compañeros me ayudan y son buenos jugadores. Estoy muy contento.

El Elche te fichó sin saber si iba a competir en Segunda o Segunda B. Una clara muestra de la confianza que tiene en ti. Supone un impulso, pero también una responsabilidad

Sí. Tanto el míster como el director deportivo me transmitieron su máxima confianza de que estuviera aquí, tanto si se subía como si no. Afortunadamente, el Elche ascendió. Esa confianza me ayuda para seguir trabajando.

¿Opinas que falta algo de competencia en los extremos?

Tanto Josan como Iván Sánchez son grandísimos jugadores. Trato de aprender de ellos. Los tres tenemos perfiles diferentes. Creo que la posición está bastante bien cubierta. Y hay más jugadores que pueden actuar ahí. Tenemos una plantilla compensada y hay muchas alternativas.

¿Cómo se lleva jugar en el Elche siendo alicantino y canterano del Hércules?

Siempre están las típicas bromas. El Hércules es el club con el que empecé desde pequeño y jugué diez temporadas allí. Pero es pasado, cosas insignificantes. Tanto en el Hércules como en los otros clubes que he estado me han tratado muy bien, pero estoy muy contento de estar en el Elche. Cuando salió la posibilidad de venir, quise que se hiciera cuanto antes porque es un gran club. Ojalá pueda asentarme y estar muchos años.

“El Hércules es el club con el que empecé y jugué diez temporadas allí, pero son cosas insignificantes. Ojalá pueda estar muchos años en el Elche”

¿Notas mucha diferencia de pasar del campo del Ebro, estrecho y con césped artificial de mala calidad, a un estadio amplio y buen césped natural como el Martínez Valero?

Es prácticamente como otro deporte. Venía de haber jugado en los campos de Hércules, Cultural Leonesa y Lorca y las instalaciones del Espanyol. El campo del Ebro tiene las dimensiones muy pequeñas y el césped no estaba en las mejores condiciones. No era el idóneo para mi estilo de velocidad y campo grande. Pero hice una buena temporada y me valió para venir al Elche.

Un mensaje para la afición

Que siga animando como ha hecho en estos partidos. Hay una unión importante entre equipo y afición y se ha demostrado. Nada más encajar el gol el domingo, nos animó, y eso nos ayuda mucho. Nos da ese grado de confianza de que cree en nosotros. Que siga al pie del cañón, que nosotros lo daremos todo en cada partido.

“No hay que dudar por 45 minutos malos”

Rc Sala de Juegos

Es el amo y señor de los ascensos a Segunda, pero sólo había disputado cuatro partidos en la categoría de plata hasta el presente campeonato. Tras conseguir el éxito “más especial” con el Elche, José Antonio Ferrández Pomares (Crevillente, 3/12/1989), ‘Josan’, goza de la continuidad necesaria para “explotar” en, posiblemente, la temporada más importante de su carrera. Titular en las tres primeras jornadas, el extremo indica que la derrota frente al Reus (0-2) mantiene intacta la confianza de la plantilla y no debe generar dudas en el entorno, recordando que los franjiverdes pudieron “ganar perfectamente” a teóricos aspirantes como Granada (0-0) y Osasuna (1-1). “Algo que va bien no tiene por qué cambiar a mal por 45 minutos”, razona Josan, quien expone la “súper motivación” del equipo ilicitano para sumar contra el Numancia (domingo, 16:00 horas) la primera victoria del curso.

¿Cómo está transcurriendo esta semana ‘extraña’ tras la derrota frente al Reus?

Es una semana rara, porque no habíamos perdido con Pacheta. En el momento, piensas que no puede pasar más, pero esto es Segunda División y es muy fácil que pierdas un partido en el que no estás al cien por cien. Hay que corregir errores y seguir trabajando. Esta Segunda es muy larga y exigente. Debemos estar al cien por cien en todos los partidos para puntuar.

¿Qué falló el sábado?

En el descanso, corregimos bastantes cosas de la primera mitad. En la presión alta, no estuvimos todo lo ajustados que debimos. Fue lo que más influyó para que no encontráramos nuestra identidad. Lo que hicimos mal ya está más que hablado. Con el míster es fácil llegar a un entendimiento.

¿El vestuario sigue con confianza intacta a pesar de los dos puntos de nueve posibles?

Sí. No dudamos de lo que estamos haciendo ni de lo que vamos a hacer. Empatamos contra Granada y Osasuna, pero pudimos ganar perfectamente. Merecimos más tanto en casa como en Pamplona, donde fuimos muy superiores en la segunda mitad. No sólo hay que guiarse por los resultados, también hay que analizar los partidos. La línea del equipo es buena. Hemos tenido 45 minutos malos, que te condenan.

¿Entiendes que surjan dudas sobre el nivel de la plantilla y el estilo de juego?

No se entiende en cuanto a que llevábamos siete meses sin perder. La trayectoria del equipo era muy buena y se están haciendo las cosas bien. No hay que dudar por 45 minutos malos. Sí que es verdad que la gente es exigente y mira a lo más alto.

“No dudamos de lo que estamos haciendo ni de lo que vamos a hacer. No sólo hay que guiarse por los resultados, también hay que analizar los partidos”

Y la exigencia ha crecido con el salto de categoría

Es obvio. La exigencia en Segunda es mucho mayor que la de Segunda B. Pero viendo los dos primeros partidos, competimos perfectamente y merecimos ganar. La gente no debe dudar.

A nivel personal, has arrancado la Liga como titular, ¿cómo te estás encontrando?

Muy bien. Vengo en la línea de la temporada pasada. Siento la plena confianza del míster. Eso se refleja en el campo. Tanto el equipo como yo estamos con confianza, aunque estuvimos mal contra el Reus en la primera parte.

¿Te queda un sabor amargo por haber sido sustituido en los tres partidos?

Bueno, la plantilla es larga y todos queremos jugar. Hay mucha competencia. La Segunda es muy exigente y si bajas un poco físicamente, el rival te come. Hay que ir adaptándose a la categoría. Además, en Pamplona llegué ‘muerto’ a los diez últimos minutos y decidimos el cambio entre el míster y yo.

Hablas de competencia en la plantilla. Con la salida de Collantes y con Benja supliéndote sin ser su puesto natural, ¿te ves sin ella?

Para nada. Hay una plantilla con muchas alternativas. Está Iván Sánchez, Benja, Alexander…en Segunda, si te duermes un poco, vas al banquillo o a la grada.

“La exigencia es mucho mayor en Segunda, pero en los dos primeros partidos competimos perfectamente y merecimos ganar”

Acumulas cuatro ascensos a Segunda consecutivos. Pero antes del último, habías jugado sólo cuatro partidos en la categoría de plata. ¿Cómo se explica esto?

Ascendí con el Huesca estando cedido por el Granada. De ahí, firmo por el Alcorcón, donde el entrenador no cuenta conmigo. Me fui al UCAM Murcia, pero tras el ascenso, me dicen que no cuentan conmigo. Ficho por el Albacete, con el que asciendo. Aira (el entrenador) cuenta conmigo, empecé jugando como titular los cuatro primeros partidos de Liga y la Copa, pero me rompí el peroné. Estuve casi tres meses de baja. Enrique Martín llegó al banquillo y estuve un mes y medio con él. Cambió el sistema, estuve sin competir y cogiendo forma física, llegó el mercado de invierno y quiso aligerar la plantilla. Ahí deciden que salga y recalo en el Elche.

En una entrevista anterior a DF, dijiste que un ascenso con el Elche sería el más especial de todos. Una vez vivido, ¿qué ha tenido de especial?

Es el más especial por estar en casa, en un club en el que ya había estado, coincidiendo con gente que ya trabajaba aquí, por tener a la familia cerca y por ser el primero con mi hija.

Tienes 28 años y eres titular con el equipo de tu tierra, con el que tienes contrato hasta 2020. ¿Estás ante la temporada más importante de tu carrera?

Quizás sí. Estoy en una edad perfecta para explotar y el Elche es el mejor sitio para hacerlo. Hacer una buena temporada sería un punto de inflexión para asentarme en la categoría.

Asentarse en la categoría es el objetivo principal del Elche, ¿ves al equipo con mimbres suficientes?

Por supuesto. El equipo está súper convencido. Dentro del vestuario, el objetivo claro es la salvación. Estamos concienciados y preparados para ello.

“Estoy en una edad perfecta para explotar y el Elche es el mejor sitio para ello”

¿Incluso para algo más?

No se puede hablar de eso. Hay varios ejemplos de equipos con bajo presupuesto que ascienden, como el Huesca. Y otros con presupuestos increíbles, como el Almería, que estuvieron a punto de descender. Los nombres no te aseguran nada. Sólo pensamos en jugar cada domingo y sumar lo máximo posible para alcanzar los 50 puntos. A partir de ahí, no renunciaríamos a nada, pero siempre con los pies en el suelo y sabiendo que este equipo está hecho para lograr la permanencia.

Ahora que hablas de presupuestos, con el mercado estival superado, ¿cómo vivió el vestuario los problemas con el límite salarial?

Son situaciones complicadas para quien lo vive. A nadie le agrada que le digan que no te han podido inscribir. Por una parte, pienso que el límite salarial de LaLiga está bien para que no haya locuras y los clubes dejen de pagar a los futbolistas, pero hay cosas en las que son demasiado severos. Por ejemplo, con Nacho Gil, que el Valencia se hacía cargo de gran parte de la ficha pero LaLiga no aceptó. No se entiende. Hay que tener un poco de manga ancha. El Elche acaba de ascender y tiene deudas, pero con un límite tan severo lo ahogas.

¿Cómo afrontáis la visita al Numancia?

Tenemos muchas ganas de darle la vuelta al partido del Reus. Esta semana, estamos súper motivados. Tras hacer dos grandes partidos contra teóricos aspirantes a estar arriba, la derrota nos ha venido bien para decirnos que hay que ir paso a paso y jugar al cien por cien en todos los campos.

Por último, ¿qué mensaje le mandas a la afición?

Que esta plantilla ha hecho muchas cosas buenas y merece un voto de confianza. Queremos que estén con nosotros. Algo que va bien no tiene por qué cambiar a mal por 45 minutos.

Foto: Diario Franjiverde

“Pacheta es la hostia: nos aprieta, nos apoya, nos tiene enchufados”

Rc Sala de Juegos

La vida de los porteros siempre es un tanto especial. Solos ante el peligro, sin nadie detrás que arregle sus errores cuando su principal labor es salvar los de los demás. Héroes o villanos. José Juan quiere ser lo primero. Aún recuerda el ambiente que vivió en el Martínez Valero, como visitante, con el Granada en 2011. Ahora espera y desea dos cosas: revivirlo este sábado como local y devolverle a la afición aquel ascenso dentro de unos días.

Quedan dos finales después de una temporada de 47 partidos. ¿Cómo va la preparación de la primera?

Bien. Igual que el resto de semanas de este playoff. Lo afrontamos con mucha ilusión. Ya vamos teniendo ganas de que llegue el sábado para afrontarla.

El termómetro de la afición, subiendo cada día, ¿cómo lo asume el futbolista en el vestuario?

Que la gente esté así de implicada con el equipo es una motivación más. Este año hay que ponerle un 10 a la afición, ha estado de chapeau. Salir y ver el campo lleno desde el túnel de vestuarios es un plus más de motivación para el jugador.

¿Cómo ha caído el Villarreal B? Desde fuera parece el ogro de esta última ronda…

Todos los que han llegado hasta aquí ha sido por méritos propios. Cartagena o Extremadura también hubieran sido rivales difíciles. Nos ha tocado el Villarreal B y hay que luchar. Nosotros queremos ascender, ellos también. Estoy seguro de que va a ser una final muy bonita.

A este rival lo conocéis porque os habéis enfrentado a ellos en Liga. ¿Cambiará algo?

Han sumado a Samu Chukwueze, que está siendo la revelación de este playoff. Nosotros le tenemos el máximo respeto a todos los rivales. En nuestro campo y ante nuestra afición tenemos que ir a por ellos a muerte desde el primer minuto. No hay que pensar en nada más. Creo que van a ser partidos con ocasiones y el que esté más acertado en las dos áreas se llevará la eliminatoria.

¿Cómo se vive el playoff bajo palos, desde la portería, desde el área?

Con intensidad y tensión. Sé que nos jugamos toda la temporada en dos partidos. Hay que tener máxima concentración para que no haya ningún fallo ni despiste. Las finales se pueden decidir por detalles.

Si el portero falla no hay nadie detrás. ¿Este tipo de partidos motivan?

A mí me motivan todos. Venir al Elche ya fue la leche, cada vez que salgo al campo lo hago supermotivado. Pero sí que es verdad que este tipo de partidos te dan un puntito más de chispa.

Llevas 20 años como profesional. ¿Has evolucionado hacia la famosa figura del portero moderno?

He pasado por todos los estilos ya. (Risas). Cuando empecé aún no existía la cesión y te podían devolver el balón y cogerlo con la mano. He pasado por todas las épocas y creo que he ido evolucionando gracias a mis entrenadores. Si en este mundo no evolucionas…

Pacheta siempre te ha defendido. Lo hizo antes del fallo frente al Mestalla y mantuvo el discurso después. ¿Cómo viviste aquello?

Para el jugador es clave que el míster te apoye cuando cometes un fallo. Te sube el autoestima. Pacheta es la hostia. Siempre está encima de nosotros, apretándonos y dándonos su apoyo. Nos tiene enchufados. Lo mismo ocurre con Paco Herrero (entrenador de porteros). Está haciendo un gran trabajo.

¿Qué cambió en el Elche con la llegada de Neyder?

Nos ha sorprendido a todos. Es espectacular, va al corte rápido, sale bien con el balón controlado, va de cabeza. Si sigue así va a tener un gran futuro en el fútbol.

Gonzalo Verdú no estará el sábado. ¿Cómo afrontáis esa baja?

Bien. Tenemos alternativas. Están Primi y Zotko. El que sea estoy seguro de que lo va a hacer igual de bien que Gonzalo. Son dos chicos jóvenes, con muchas ganas e ilusión. Primi es de Elche y vive de manera especial este tipo de partidos. A Zotko también le noto con un plus. Creo que los dos tienen un futuro prometedor.

En una eliminatoria existe la posibilidad de que todo se decida en los penaltis. ¿Has pensado en ello?

Los penaltis los entrenamos siempre los jueves o viernes, dependiendo de cuando sea el partido. Los porteros y los lanzadores llevamos toda la temporada con esa rutina.

¿Te apetecería que se decidiera todo en una tanda de penaltis?

Prefiero que esté decidido antes porque nos puede dar un paro cardíaco a todos…

Dos décadas de carrera. ¿En qué ha cambiado el fútbol, la Segunda B, los clubes…?

Las televisiones lo han cambiado todo muchísimo. Desde el boom inmobiliario, la Segunda B es un destrozo. Tendrían que hacer algo porque sólo se mira la Primera y la Segunda División. Algo hay que hacer con los derechos televisivos.

Y de Nino, ¿qué me dirías?

Es un líder, historia viva y leyenda del Elche. Nino ha jugado muchos partidos de este tipo y cuando está en el campo se nota. Se agradece tenerlo como compañero después de haberlo sufrido como rival. Siempre le recuerdo dos goles que me metió en El Sadar la temporada que ascendieron a Primera.

Para terminar, ¿qué mensaje mandarías a la afición de cara al sábado?

Que nos apoye como lo han estado haciendo durante toda la temporada. Su apoyo es fundamental, sobre todo en los momentos en que el equipo no va. Si la gente aprieta cuando el equipo está un poco caído, el jugador se enchufa. Que venga al campo, que anime y que sepa que nosotros vamos a dar el máximo para conseguir el ascenso.

“El vínculo que hay entre equipo y afición me recuerda al de 2013”

Rc Sala de Juegos

La retirada prematura de Edu Albacar le deja como único superviviente del último ascenso del Elche. En 2013 no pudo disfrutar al máximo de la temporada histórica. Un lustro después sí lo está haciendo en la que debería ser la campaña de la resurrección franjiverde, tras caer desde Primera hasta Segunda División B. Los focos le apuntan como hombre clave para conseguir el ascenso y él se siente a gusto en ese papel. Ni mucho menos lo rechaza. En la entrevista, Javi Flores se muestra igual que en el campo. Controla todas las preguntas y reparte juego en las respuestas.

Después del primer paso hacia el ascenso, ¿cómo se afronta el segundo?

En los playoffs, al dar este primer paso te sientes más aliviado, más tranquilo. Ahora empezamos a vivirlo con más tranquilidad. Tenemos muchas ganas de que llegue el domingo e ilusión por afrontar el primer partido en casa.

¿Cómo ha caído el Sporting B en el vestuario?

El tema de si pueden ascender o no por lo del primer equipo ni siquiera lo hemos tratado en el vestuario. Los filiales son gente joven, con mucha energía y rápidos. Todavía no hemos visto vídeos suyos, pero el míster ya nos ha comentado que son un equipo difícil.

Al Sporting B le gusta tener la posesión del balón. ¿Adquiere tu rol más importancia en esta eliminatoria para tratar de discutirles este apartado?

Nosotros intentamos tener el balón y también correr. Manejamos bien las dos opciones y tenemos que saber qué hacer en cada momento del partido. Hay veces en que la posesión no te da ocasiones. Queremos tener la iniciativa, pero para generar opciones de gol. A ellos, como a casi todos los filiales, seguro que les gusta tener la pelota, pero puede ser un arma de doble filo.

¿La veteranía se tiene que notar?

Se tienen que notar las ganas e ilusión que tenemos por pasar la eliminatoria y conseguir el ascenso. La experiencia también es un grado y nos puede ayudar en ciertos momentos.

A nivel personal, ¿está siendo tu mejor temporada?

Sí. A tono físico está siendo una temporada regular, con continuidad. Eso me da confianza y el ritmo necesario. El año pasado no tuve mucha continuidad, con varias lesiones. En el Elche tenemos un cuerpo médico y una serie de recuperadores de los que tenemos que estar orgullosos. Jugar todos los domingos te da esa estabilidad. Está siendo un año bueno y ojalá termine mejor.

Saliste del Hércules porque no te querían. Ahora eres un líder en el Elche…

El papel que tuve en el Hércules durante un año y medio también fue importante. Tuve un contratiempo en forma de lesión larga. Hay cosas que no se hicieron bien, la lesión no se llevó como se debería haber llevado. Pero al final yo no tomo las decisiones. En mi caso, el entrenador la tomó, supongo que consensuada con el club.

¿Hay sentimiento de revancha?

Tuve la oportunidad de venir al Elche y estoy disfrutando. Son cosas que pasan en la vida, en un lugar no te quieren y en otro eres un jugador con continuidad. En el Hércules no tenían confianza en mí, ni el club ni algunos periodistas. Son cosas del fútbol y, al final, las tomo como algo normal.

Josico, en una entrevista con DF tras su destitución, nos aseguró que tú eras el futbolista determinante para conseguir el ascenso…

A todos los futbolistas nos gusta sentirnos importantes en el equipo. A mí me gusta que sea así. Tengo que dar las gracias a Josico por ese comentario. Al final, las ligas o los ascensos los consiguen los equipos, no los futbolistas a nivel individual.

¿Y qué te dice Pacheta?

Cuando llegó tuve un cambio de posición y me dio mucha libertad dentro del campo, para moverme en ataque por donde quisiese, venir a recibir, coger el balón entre líneas… La libertad da confianza al futbolista.

¿Un futbolista de tus características, que vive del talento, necesita esa libertad?

Creo que sí. Los jugadores más ofensivos creo que cuanta más libertad tengan dentro del campo es más fácil que encuentren los espacios y los huecos para que no les marquen. En mi posición es muy importante darte cuenta rápido de cómo es el rival, cómo juegan, dónde se mueven, dónde puedo buscarles la espalda, dónde puedo recibir para controlar y encarar… Igual ocurre con mis compañeros. Tengo que saber a quién le gusta más el balón al pie y a quién al espacio.

El otro día dio la sensación, ante la presión del partido, que había 21 jugadores a los que quemaba el balón y uno, Javi Flores, que era capaz de darle pausa al juego. ¿El futbolista también siente que puede marcar esas diferencias en el terreno de juego cuando las cosas le salen bien?

La clave es tener confianza en el partido. Y para eso es muy importante los primeros minutos. Si te salen bien, vas a más. A mí me gusta tener el balón, sentirlo en mis pies. Cuando ves que te salen, cada vez intentas hacer más cosas. Si no entro en juego, al llegarme el balón soy más impreciso. El otro día me sentía bien, con confianza.

Hablabas antes de conocer a tus compañeros. ¿Qué me dirías de la gente de arriba?

Josan y Collantes son muy parecidos. Muy rápidos, les gusta el balón al espacio. En el caso de dársela al pie sería para buscar el uno contra uno. Iván Sánchez es el jugador de banda diferente, le gusta más asociarse y el uno contra uno desde parado. Sory y Benja también son diferentes. A Sory le gusta más venir, descargar e ir al espacio, mientras que a Benja le gusta más asociarse, tirar paredes e ir al remate. Lolo Plá tiene los dos perfiles, tanto asociarse como ir al espacio. Y Nino directamente lo tiene todo. ¿Qué voy a decir de él? Es tan bueno que lo puedes encontrar en cualquier momento.

Sobre Nino, ¿no te da rabia que al final tenga que jugar casi siempre o él o tú?

El míster intenta encontrar un equilibrio dentro del campo. Con otro sistema hemos jugado juntos, pero con este, por nuestra manera de jugar, el equipo no encuentra ese equilibrio con los dos. Por eso no coincidimos tanto. Cuando lo hemos hecho tengo la sensación de que nos gusta buscarnos.

Viviste el ascenso a Primera de 2013, ¿ves alguna similitud entre aquel equipo y este?

Son circunstancias diferentes porque aquel año fue todo rodado. Ganábamos hasta cuando no lo merecíamos. Ahora son eliminatorias, no una liga. Pero sí tengo la sensación de que se está creando un vínculo como el de entonces entre el equipo y la gente. Eso es muy importante.

¿Tienes ganas de quitarte esa especie de espinita siendo importante en este ascenso?

Está claro. Y más en mi caso porque en la 12/13 tuve la lesión grave de rodilla y jugué muy poco. Este año estoy teniendo muchos minutos y es diferente. Cuando un futbolista juega y se consiguen cosas, le satisface aún más.

Para acabar, hace un par de semanas le preguntábamos a Sory qué daría por marcar el gol del ascenso y dijo que todo lo que tiene. Para ti la cuestión es diferente, ¿prefieres marcar el gol del ascenso o dar la asistencia?

(Risas). Me daría igual darlo o meterlo, pero que se consiga. Muchas veces disfruto más asistiendo que marcando, aunque los goles dan una alegría inmensa.

 

“En el Elche no estuve mentalmente al máximo y se notó”

Rc Sala de Juegos

Si alguien conoce bien a Elche y Real Murcia ese es Román Golobart. La temporada pasada vistió la zamarra grana y este curso lo inició como franjiverde, relación que se rompió con estrépito el pasado mes de enero. Se marchó a Mérida, desde donde analiza para DF la eliminatoria entre sus dos exequipos y su salida del Elche. Lo primero que hace es lamentar no haber podido ver el partido de ida (jugaba a la misma hora el playout) y solicitar las impresiones de quien escribe. Escucha atentamente y se le nota interesado en el futuro de sus excompañeros.

¿Cómo vive esta eliminatoria alguien que ha estado en los dos clubes durante el último año?

La verdad es que, cuando salió el emparejamiento, por una parte me dio alegría porque a pesar de estar en Segunda B, estos son partidos de Primera División, en estadios y ambientes de Primera. Y, al final, el fútbol es de la gente. Luego, te da rabia porque le tengo mucho cariño a gente en los dos clubes y sólo puede pasar uno. Es una mezcla de sensaciones.

¿Te llegó algún mensaje de los vestuarios?

Sí. Hablé con un par de jugadores del Real Murcia. Me preguntaban cómo veía la eliminatoria porque desde fuera se daba al Elche como favorito. Y en un grupo de WhatsApp que tenemos los jugadores del Elche les vi con muchas ganas de que llegara el partido. Se nota que tienen ganas de jugar partidos como estos.

Esa es la sensación de toda la temporada en el Elche, que los partidos importantes eran estos seis del final…

Clubes como Elche, Real Murcia, Mallorca o Cartagena tienen que jugar toda la temporada, pero sabes que van a estar metidos en playoff por muy mal que vayan las cosas. El Elche ha pagado cara la temporada. Cuando se echa a Vicente Mir, si miramos la tabla no estaba tan mal. Y con Pacheta se ha mejorado, pero tampoco ha sido una locura. Son equipos que suman puntos cada jornada. Los futbolistas saben todo esto y quieren llegar con confianza a los playoffs, que es donde te juegas las castañas.

Seguros AXA

¿Qué balance haces de los meses que has estado en el Elche?

En verano tenía dudas entre el Mallorca y el Elche. Me convenció más esta última propuesta. Luego es cierto que yo no estuve fino. No fueron momentos fáciles para mí en lo personal. Mentalmente no estuve al máximo y eso en ciertos partidos se vio. No fue falta de ganas, simplemente no di para más mentalmente. El club tomó la decisión de prescindir de mí. Las maneras no fueron las ideales por parte de la Directiva, pero estoy contento por haber formado parte de un club tan grande, con profesionales de Primera División.

DENUNCIA A LA AFE Y JUICIO EN JUNIO DE 2019

¿Despido o rescisión de mutuo acuerdo? Golobart da su versión de su salida del Elche a finales de enero. “La Directiva coge un día y me despide, pero eso no es un lío. Son las maneras. El 24 de enero me despiden y no me pagan el mes trabajado, con lo cual ahora se van a llevar una denuncia de la AFE. Es una pena, pero es lo que hay que hacer”, asevera el central. “Por el despido tenemos un juicio el 18 de junio de 2019. ¿Ellos han hablado mal de mí? Una vez me voy del Elche, a mí no me importa la gente de la Directiva, me importan mis compañeros. Seguro que han intentado engañar diciendo que ha sido de mutuo acuerdo, no sé con qué interés. El año que viene llegará el juicio y saldrá lo que saldrá”, añade.

A nivel deportivo hay un partido que veo clave, el del Formentera. Venías en línea ascendente y tienes un fallo al final: penalti, expulsión, derrota y destitución de Mir…

Puede ser. Yo al principio me encontré muy bien y luego los meses de septiembre y octubre estuve bastante jodido emocionalmente. Me estaba recuperando y me encontraba bien. Cometí ese error bastante grave y despiden a Mir. Tampoco le di tantas vueltas al fallo porque sabía que si la gente veía que al partido siguiente te esfuerzas, las cosas iban a salir bien. Lo que pasa es que llega un nuevo entrenador y decide que hay que fichar a otro central.

Con Josico la relación no fue muy buena.

Me supo mal que al mes de salir yo le despidieran a él. Josico tendría sus opiniones y tenía que tomar decisiones. En ese momento tomó la de no contar conmigo. El problema fue que vio que me silbaron dos o tres veces en el campo y decidió sacarme por eso, no estaba sumando puntos y no quería enrarecer el ambiente. Y la verdad es que mucho respeto tampoco puedes tener a un entrenador que llega 20 minutos antes de empezar un entrenamiento.

Te quería preguntar por Gonzalo Verdú y Neyder, que están ofreciendo un rendimiento espectacular.

No he tenido la fortuna de ver a Neyder, pero todo lo que fiche Jorge Cordero lo más probable es que sea bueno. Y de Gonzalo qué te voy a decir. Pues que aparte de todo lo que se ve en el campo es un profesional como la copa de un pino y un gran compañero. Es una persona con la que te puedes ir a comer y estar tanto de risas como hablando de temas importantes. Es alguien con quien me encantaría coincidir en un vestuario.

Hablemos de las redes sociales. ¿Hasta qué punto influye todo lo que se genera en el rendimiento en tu trabajo?

Personalmente, yo no me veo afectado por lo que pueda decir la gente. Las opiniones son individuales y hay gente que si no coincide con la tuya se vuelve un poco loco y te ataca. Es lo que hay. Que luego a la hora de juzgarme haya gente que diga que fallo un pase porque soy independentista, pues bueno… Luego son los mismos que dicen que no hay que mezclar política con fútbol. Mi Twitter es personal. Yo no he salido a un campo de fútbol ni con una bandera ni con una camiseta. No mezclo fútbol y política. Luego, cuando estoy en mi casa, como ciudadano, si veo cosas que no me parecen bien, lo digo.

¿Se exageró todo aquello?

No. La gente tenía una opinión y la expresó. Estamos en una zona de España con una tendencia política más hacia la derecha y es entendible.

¿Y desde el club?

Ellos no me dijeron nada. A la prensa dijeron que me habían dado un tirón de orejas, pero es mentira. No tienen ningún derecho a meterse en las opiniones personales y en la libertad de expresión de sus trabajadores. ¿Luego afectó? Imagino que sí. Hicieron un comunicado, creo que siendo el único club de España que lo hizo, y si les sale un futbolista que casi opina lo contrario, pues tiene peso. Eso sí, siempre y cuando el futbolista no esté rindiendo a su mejor nivel. Si yo hubiera rendido a buen nivel te puedo asegurar que no hubiera pasado nada. El fútbol y la vida son así.

¿Arrepentido? No por tus ideas sino por expresarlas públicamente.

Se puede ver así, pero yo no lo veo así. No podría estar tranquilo en casa si no pudiera expresarme libremente. Hay gente que sí y lo admiro. Y también he tenido compañeros que me han dicho que me admiran por lo que hice porque no tenía ninguna necesidad de hacerlo y me jugaba muchísimo. Cuando hago un comentario así me juego más que Piqué. Él, al final, va a ser titular en el Barça y en la selección y va a ganar millones de euros. A mí, si me echan, paso de ganar ‘x’ a acercarme más a lo que se gana trabajando en cualquier sitio en la calle. Soy consciente de eso, pero es mi forma de ser.

Para cerrar el tema, ¿cómo ves la situación en Cataluña? ¿Mejor, peor, igual?

A ver, yo cuando estoy en Cataluña estoy principalmente en Barcelona. Y te puedo asegurar que Barcelona funciona como funcionaba hace 20 años. Para mí la cosa sigue igual porque el problema es que habiéndolo hecho tan mal los políticos catalanes, la gente sigue haciendo lo que hacía hace cinco años, antes de empezar todo esto. Los políticos, tanto en Cataluña como en el resto de España, no rinden al nivel de las exigencias que tiene la ciudadanía. La gente sigue viviendo igual. Descontenta, pero sigue viviendo igual.

Y para acabar, volviendo al fútbol y al Elche-Real Murcia de este domingo, ¿te atreves con un pronóstico?

Es difícil. Conociendo a los dos equipos y a los dos entrenadores es complicado saber cómo van a plantear el partido porque al final te lo juegas todo en 90 minutos. Creo que para el Elche era más fácil ir y ganar en la Nueva Condomina que defender el 0-1. No creo que Pacheta se vaya a encerrar atrás. El Elche se tendrá que poner un mono de trabajo al que no está tan acostumbrado y el Real Murcia lo mismo porque tendrá que ir a ganar. Por eso, creo que va a ser un partido muy interesante desde el punto de vista táctico.

“Daría todo lo que tengo por marcar el gol del ascenso”

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Mayo de 2017. Sory Kaba debuta con el primer equipo del Elche en una situación muy complicada, que finaliza en descenso a Segunda División B. Mayo de 2018. Sory Kaba es uno más en la plantilla franjiverde, a punto de empezar su camino de retorno a Segunda. Un año da para mucho. Goles, sequía, recuperación, internacionalidad, enfrentamiento contra el Atlético… Una noria de sensaciones que el guineano relata para DF.

Primer tema. ¿Cómo afrontas el playoff de ascenso?

Personalmente es lo que buscaba desde el principio de la temporada. Me siento bien. Estoy muy motivado. Creo que jugar un playoff de ascenso con un equipo como el Elche es una cosa grande.

Tu temporada parece que ha tenido altibajos: goles, selección, bache y ahora otra vez hacia arriba…

La verdad es que empecé bien y un bache cualquiera lo puede tener. Yo soy el primero que estaba enfadado conmigo mismo porque no me salían las cosas bien y puede ser que no pusiera lo máximo de mi parte, pero eso ya es el pasado.

¿Cómo supera un delantero una mala racha de cara a gol?

Trabajo, trabajo y trabajo. Y, sobre todo, confiando en ti mismo porque cuando estás mal, ninguno está. Y cuando levantas la cabeza parece que todo el mundo te conoce. El mundo del fútbol es así y hay que tener los pies en el suelo. Cuando llegas a tocar fondo tienes que levantarte.

Has comentado que no pusiste el máximo de tu parte durante el bache…

Cuando digo que no puse de mi parte me refiero a que no sabía qué hacer. Era una situación nueva para mí y no supe reaccionar. En el momento que llegó el nuevo míster me dio su confianza y cambié el chip.

Seguros AXA

¿Qué importancia ha tenido Pacheta en tu recuperación?

La verdad es que ha sido importante porque yo siempre he confiado en mí, pero también tienes que notar la confianza del entrenador. Recuerdo que en su primera rueda de prensa, Pacheta habló de mí. Eso me llegó. Un tío que da la cara así por mí, yo también tengo que darla por él.

Hubo una semana clave, la de Formentera. Sales en el Martínez Valero la jornada anterior y no te salen bien las cosas. Pacheta incluso tiene una charla contigo camino del estadio tras un entreno (foto abajo). Y, por sorpresa, sales de titular y marcas.

Incluso antes también. Empecé a sentirme bien cuando volví con la selección de Mauritania. Me encontraba bien en los entrenamientos y notaba que él me empujaba. En ese partido en casa no me salieron las cosas, pero es algo que puede pasar. En Formentera me dio la oportunidad y lo aproveché. Hice el partido que tenía que hacer.

¿Titular en Murcia?

Eso hay que preguntárselo al míster. (Risas). Me siento preparado. Es un partido bonito que todo jugador quiere jugar. Por lo tanto, yo quiero jugar. La decisión es de Pacheta, pero te puedo asegurar que en el vestuario todos miramos por el ascenso y no por la situación personal de cada uno.

¿Qué te parece el Real Murcia?

He visto algunos vídeos. Tenemos un gran respeto hacia ellos, pero somos el Elche y vamos a ir a ganar. Afronto todos los partidos igual, sea el Real Murcia, el Formentera o el Atlético de Madrid. No miro al rival, me miro a mí. Si estoy bien, perfecto. Al final tengo que jugar al fútbol que es lo que sé hacer.

¿Qué darías por marcar el gol del ascenso a Segunda División?

¿Qué daría? Pues todo, todo, todo… Yo estuve el año pasado en el descenso y sé lo que vivimos en el vestuario, sobre todo el día del Cádiz. La afición estaba jodida, pero yo puedo asegurar que también estábamos muy jodidos. Así es la vida. Ahora tenemos la oportunidad de revertir la situación y dar una alegría a la afición. Ellos siempre nos apoyan, son el jugador número 12. Cuando los vemos en la grada nos venimos arriba. La afición del Elche es de Primera.

Por estas fechas en 2017 debutaste con el primer equipo, ¿cómo valoras este año y todo lo que te ha pasado?

Desde el primer día que llegué al Elche, con Vicente Parras, he notado que confían en mí. Esta temporada al comienzo con Mir era lo mismo. Luego, con Josico no fue tanto, pero con Pacheta estoy volviendo a coger esa confianza en mí mismo. Sigo siendo igual: trabajar y mejorar, entrenando todos los días a tope.

¿Cómo recuerdas tu llegada al Elche?

Llegué aquí un lunes o un martes. Me fue a buscar Fidel Martínez a la estación y vine directamente a entrenar. El estadio y el ambiente me impresionaron y desde ese primer día tuve claro que quería quedarme aquí. Ahora quiero ir a más.

Has hablado de Fidel Martínez, creo que su familia son muy importantes para ti.

La verdad es que significan mucho para mí porque son los que siempre están a mi lado, en las malas y en las buenas. Y sobre todo Fidel, es el que me vio y me recomendó al club. Le debo todo. Para mí es un tío grande. No tengo palabras para agradecerle lo que ha hecho por mí.

Este año has debutado con la absoluta de Guinea, otra gran noticia.

Es una experiencia muy bonita. Juegas por tu país y es una sensación única. Cuando vi mi nombre en la primera convocatoria no sabía ni que decir.

¿Cómo se vive el fútbol en Guinea?

Se vive intenso. Tenemos liga de Primera y Segunda, aunque está claro que no son como las de España. El fútbol se vive mucho allí.

¿Qué referentes tienes en el mundo del fútbol?

Drogba, Eto’o e Ibrahimovic porque tengo las mismas características que ellos. Ronaldinho era mi ídolo de pequeño. Y en el campo con el que aprendo mucho es con Nino.

¿Dónde ves tu techo?

Lo más lejos posible.

Y si te diera a elegir entre jugar en Primera con el Elche o un Mundial con Guinea…

(Risas). Eso es muy difícil, ¿eh?