Entradas

Golpe de realidad

Una de las pocas lecturas positivas que deja la derrota en Girona es la confirmación de el vestuario del Elche no se engaña a sí mismo. El equipo ha hecho autocrítica y admite la superioridad del rival y sus propios errores con el objetivo de mejorar y de competir en las próximas jornadas. Y prueba de ello son las palabras de Albert Dorca, quien tuvo un amargo regreso a casa, quien calificó la derrota de «golpe de realidad» tras las expectativas que había provocado la victoria ante el Rayo.

«Es un golpe de realidad porque la semana pasada hicimos un buen partido y no podemos cambiar tanto de una semana a otra. Hay que ser más regulares«, comentó el jugador catalán, quien admitió que el equipo estaba dolido por la derrota pero sobre todo por la forma en la que se produjo.

Dorca recordó que la categoría es muy dura y que ya avisó que por ganar al Rayo «no estaba todo hecho». «Tenemos que apretar los dientes porque que si no estamos al cien por cien no ganaremos los partidos», apostilló Dorca, crítico con el juego del Elche en la primera parte. «Nos han superado y no hemos sabido cómo jugarles. En la segunda hemos mejorado algo, pero tras el tercer gol se ha acabado el partido», dijo.

Dorca también dejó una reflexión para el futuro en un equipo que se siente cómodo con el balón pero que quizás no está preparado para no tenerlo. «Cuando no lo tengamos hay que armarse bien«, comentó.

«Tenemos un buen equipo y con buenas individualidades y esta derrota no nos tiene que  desviar del camino, porque ni la semana pasada éramos tan buenos ni ahora hay que tirarlo todo», reflexionó Dorca, quien admitió que la derrota ha tocado el «orgullo» del equipo. «Solo podemos trabajar para estar mejor las próximas semanas», afirmó el gerundense.

Dorca no quiso buscar excusas a la derrota en un posible penalti no señalado a Hervías  y se mostró preocupado por el alcance de la lesión en la rodilla de su compañero Mandi’ ya que indicó que de confirmarse la gravedad «sería lo peor del partido con diferencia».

Reencuentro con un pasado reciente

Miguel Ángel Cifuentes y Cristian Herrera vivirán este sábado un partido especial en Montilivi. Ambos futbolistas del Girona se verán las caras ante el Elche, club en el que pasaron tanto por el filial como por el primer equipo. El zujareño y el grancanario coincidieron en el Ilicitano que estuvo cerca de clasificarse para el playoff de ascenso a Segunda hace tres temporadas y no salieron de la mejor forma del club franjiverde.

Cifuentes, canterano del Elche, regresó a la entidad del Martínez Valero para jugar en el filial en 2012 tras una gran temporada defendiendo los intereses del Orihuela, con el que disputó el playoff de ascenso a Segunda División. En el Ilicitano se ‘recicló’ de extremo a lateral diestro, consiguió un ascenso a Segunda B y se quedó a las puertas de disputar el playoff de ascenso a Segunda División.

Su destacado papel en el filial blanquiverde llamó la atención del Girona, que le dio la oportunidad de debutar en la categoría de plata en la temporada 2014/2015. Su rendimiento en su primera etapa como albirrojo fue espectacular, despertando admiración en los seguidores de la Segunda División con sus galopadas por la banda. Indispensable en el carril diestro, el esquema 3-5-2 del conjunto dirigido por Pablo Machín le viene como anillo al dedo para sus características. Jugó 41 partidos y marcó un gol. Además, fue nominado a mejor defensa del campeonato en los premios de la LFP.

En esa campaña, ‘Cifu’ tocó la Primera División con la punta de los dedos con el Girona, que inesperadamente, se movió por las primeras posiciones de la tabla durante toda la Liga. Pero el equipo catalán no pudo poner el broche de oro a su magnífica temporada, que finalizó tercero con 82 puntos, los mismos que el segundo, el Sporting, con el primer ascenso a la máxima categoría de su historia.

El futbolista zujareño volvió al Elche para formar parte de la primera plantilla y llamado a tener un peso importante en un equipo que tuvo que formarse con escasez de tiempo y recursos por su descenso administrativo a Segunda. Comenzó el curso siendo fijo para Rubén Baraja, pero fue perdiendo protagonismo cuando rechazó las propuestas de renovación planteadas por el club ilicitano, al que estaba vinculado hasta junio de 2016.

En el pasado mercado invernal, Cifuentes cerró su periodo en el Elche, después de 17 encuentros disputados, marchándose cedido al Málaga pero habiendo sellado un compromiso con el club blanquiazul hasta 2019. El jugador andaluz daba el salto a Primera, sin embargo, todavía no sabe lo que es debutar en ella, ya que estuvo inédito en el segundo tramo de competición como ‘boquerón’.

Ante las escasas oportunidades que presumiblemente iba a contar, el Málaga decidió en el presente mercado estival ceder a Cifuentes al Girona, donde el zujareño espera recuperar su mejor fútbol, el que mostró precisamente vistiendo de albirrojo.

Cristian Herrera aterrizó en el Elche para jugar en el filial en el verano de 2013 con 20 goles con el filial de Las Palmas en Tercera División como carta de presentación. El ariete grancanario cayó de pie en el equipo franjiverde, pues anotó 12 goles en sus 13 primeros partidos con el Ilicitano.

Sus extraordinarios números con el filial obtuvieron la recompensa de la llamada de Fran Escribá para jugar en el primer equipo. Su debut en Primera, el 24 de noviembre de 2013, difícilmente pudo ser mejor: marcó el tanto que le dio la victoria al Elche frente al Valencia (2-1) saliendo desde el banquillo. El técnico valenciano siguió contando con Cristian Herrera, que finalizó el curso con 22 participaciones, 13 como titular, y 3 goles con el primer equipo. Tal era la confianza del Elche en el delantero de Las Palmas como futbolista de futuro que amplió su contrato hasta 2019.

En el siguiente curso, ya como integrante de la primera plantilla, Cristian Herrera estuvo totalmente eclipsado por la figura de Jonathas y no dio el salto cualitativo que se esperaba de él. Jugó 30 partidos, pero sólo 11 como titular, y anotó un gol.

Con el descenso administrativo del Elche a Segunda División, el punta grancanario quiso abandonar el club blanquiverde a toda costa y rompió su vinculación de forma unilateral, motivo por el que la entidad del Martínez Valero anunció que emprendería acciones legales contra el jugador.

Cristian Herrera fichó por uno de los ‘gallitos’ de Segunda, el Almería, donde la fortuna no le acompañó. Disputó 13 partidos, 6 como titular, y marcó 2 goles, ambos a su exequipo, el Elche, en Copa del Rey.

El último día del pasado mercado invernal, Cristian Herrera cambió de aires y se marchó al Girona, donde ha ofrecido un alto nivel desde que se incorporó a su disciplina, con la que tiene contrato hasta 2018. La pasada campaña, jugó 23 partidos, 19 como titular, y marcó 7 goles con el conjunto albirrojo. Su llegada y la de Lekic mediada la Liga resultaron vitales para que el Girona mejorara sus prestaciones ofensivas, una de las claves de la excelente segunda vuelta que le permitió clasificarse para el playoff por segundo curso seguido. En la postemporada, eliminó al Córdoba en semifinales, pero cayó en la final ante Osasuna, que saboreó las mieles del ascenso.

Tanto Cifuentes como Cristian Herrera completaron el primer partido del Girona de la campaña 2016/2017 ante el Sevilla Atlético (3-3). Presumiblemente, los dos serán titulares en la visita del Elche a Montilivi (sábado, 19:00 horas).

Dorca, Pelegrín y Germán vistieron de albirrojo

La tarde de reencuentros no sólo será por el bando gerundense. Dorca, Pelegrín y Germán Parreño son los tres jugadores del Elche que han defendido los colores del Girona en una etapa anterior de su carrera.

Dorca es el franjiverde con la etapa más longeva en el Girona. Vistió la camiseta albirroja durante seis temporadas, desde la 06/07 hasta la 11/12, y en tres categorías diferentes: Tercera, Segunda B y Segunda.

Pelegrín jugó en el cuadro catalán en la temporada 03/04. Llegó procedente del filial del Zaragoza. Allí compartió vestuario con Delfí Geli, actual presidente del Girona, y Argensó, portero que tuvo un paso efímero de media temporada en el Elche.

Mucho más reciente fue el paso de Germán Parreño por el Girona, pues formó parte de su plantel la temporada pasada, cedido por el Espanyol. Su única aparición en partido oficial defendiendo la portería albirroja se produjo en un partido de Copa del Rey ante el Nàstic. Isaac Berrera, último Zamora de Segunda y ahora guardameta del Real Valladolid, era su rival por un puesto en la alineación.

Dorca conecta la alarma

Pocos jugadores conocen mejor que Albert Dorca al Girona. El centrocampista del Elche volverá al sábado a Montilivi, donde jugó durante cinco temporadas y participó de forma activa del nacimiento del gran Girona actual. El catalán, que admite que será un partido especial por los amigos y familiares que tiene en Girona, ha elogiado a su ex equipo, del que ha recordado que ha rozado el ascenso en las dos últimas temporadas, pero está convencido de que el Elche tiene argumentos de sobra para derrotar a uno de los conjuntos más atípicos de la categoría.

«Es un partido complicado y difícil porque sabiendo cómo juegan ellos, si no estamos al 100% será difícil ganar, pero vamos con toda la ambición del mundo», avisa Dorca, otro de los futbolistas del Elche que estuvo a un gran nivel ante el Rayo. «Son un equipo difícil, que juega un sistema diferente (tres centrales), pero no podemos perder nuestra identidad y tenemos que ser nosotros mismos. Desde la humildad, pero marcando un estilo para que sea el rival el que se preocupe», ha argumentado.

Dorca se ha mostrado encantado de la plantilla que ha logrado configurar el Elche, ya que en su opinión «los mimbres que tenemos para trabajar son muy buenos». «Desde la humildad y el trabajo llegarán los resultados«, ha dicho el centrocampista, quien añade  que será clave para puntuar en Girona «que no puedan robarnos la pelota, no perder balones en situaciones difíciles y llevar el peso del partido».

El jugador catalán ha elogiado la calidad de su compañero Javier Matilla, si bien precisó que ningún futbolista puede brillar sin el trabajo de todo el equipo. Dorca considera que aún es pronto para marcarle objetivos clasificatorios al Elche, ya que entiende que lo mejor es «ir paso a paso porque si piensas en ascender te equivocas«. «El objetivo es ganarle al Girona», apunta.

Recuerda que el Elche solo lleva un mes de trabajo y que necesita «acoplarse«, por lo que considera que hablar de retos como el ascenso es «engañarse«. «La Segunda es una categoría igualada y nunca sabes dónde puede estar el equipo. A mí me gusta el equipo cómo trabaja y cómo afronta los partidos. Ojalá en unos meses podamos hablar de cosas importantes», ha dicho el catalán.

Dorca no se atreve a señalar a los favoritos para el ascenso, ya que afirmó que nueve o diez equipos pelean por el objetivo, «más los recién ascendidos y los históricos». «El año pasado, además, ascendieron dos equipos que no lo tenían como objetivo«, recuerda.

El futbolista confía en que la buena imagen ofrecida por su equipo ante el Rayo no sea un espejismo sino un «punto de partida», si bien admitió que el equipo «aún tiene cosas que mejorar». «Tenemos que ser un equipo con las ideas claras y ganas de hacerlo bien», comenta Dorca, quien valora de forma positiva el grupo que se ha formado en el vestuario.

«La gente que ha venido tiene nivel futbolístico y humano y eso es importante para que cuando las codas no vayan bien seamos maduros y sepamos reponernos», ha sentenciado el jugador, quien no quiso entrar a valorar la conveniencia de reforzar aún más la plantilla.

Un Elche más «rodado»

El Elche está cambiando su política de fichajes. El verano pasado se vivió una situación excepcional debido al descenso administrativo y a la amenaza de una nueva bajada de categoría que finalmente no se produjo, lo que provocó la llegada tardía de varios jugadores que venían de jugar poco la temporada anterior. Muchos de ellos llegaron en calidad de cedidos.

De las catorce caras nuevas que Ramón Planes accedió a traer a la entidad, solo Isidoro y Caro alcanzaron la treintena de partidos disputados. El primero jugó 35 en el Numancia y el segundo 30 entre el primer equipo (4) y el filial bético (26).  A caballo entre el A y el B del Getafe, Álex Felip llegó a los 36, pero una lesión le mantuvo sin ficha en el Elche hasta el mercado invernal.

Javi Jiménez (22), Hugo Álvarez (24), Armando (20), Álex Moreno (11), Álex Martínez (8), Lolo (20), Mandi (10), Ilie (20), Nono (4), Espinosa (21), Héctor (22) y Vergos (3 en el primer equipo de Olympiakos) anduvieron por debajo de la cifra mencionada, de manera importante en algunos casos. El mercado invernal no modificó en exceso el panorama, ya que Eldin Hadzic aterrizó tras entrar poco en los planes del Almería, Hugo Fraile llegó después de una larga lesión, Noblejas había participado en cinco encuentros y Cristaldo tenía que conformarse con el filial de Boca Juniors.

De las siete caras nuevas que se han oficializado hasta la fecha para el próximo ejercicio, sólo el ‘cerebro’ Matilla parece una apuesta arriesgada, ya que un extenso periodo en la enfermería le mantuvo sin licencia en el Real Betis durante la primera vuelta de la 2015/16 y en enero se le dio la baja.

Los demás jugadores fueron habituales en las alineaciones de sus anteriores equipos. Pelegrín (36), Iriondo (32), Luis Pérez (34), Dorca (32) y Pedro (33) tienen reciente el hecho de disfrutar de minutos cada semana. Por su parte, Josete fue un habitual durante la primera vuelta en el Cádiz (17) y su estancia en el Real Oviedo se salda con ocho intervenciones.

Menos cesiones, más experiencia

A falta de más incorporaciones que terminen de perfilar la nueva plantilla franjiverde, el director deportivo ‘Chuti’ Molina ya ha confirmado la intención de firmar a menos cedidos, apostando por jugadores en propiedad. Hasta el momento, solo Iriondo llega a préstamo procedente del Athletic Club de Bilbao.

Asimismo, el Elche parece querer ganar en experiencia. Pelegrín y Dorca, con 37 y 34 años respectivamente, poseen más edad que cualquier otro jugador del anterior grupo. Lolo y Armando, ambos con 31 y aún en las filas de Elche, eran los más veteranos entonces. Pedro, con 29, y Josete, con 28, parecen apuntar hacia ese propósito. Matilla igualará la edad del último a mediados de agosto, mientras que los laterales han aportado la cuota de juventud necesaria con sus 21 primaveras.

El Elche como reto

Albert Dorca ya luce de franjiverde. El centrocampista, uno de los jugadores más cotizados de Segunda, ha asegurado en su presentación que firmar con el equipo ilicitano supone una oportunidad grande para seguir rindiendo a un buen nivel en la categoría. El catalán ha recibido elogios por parte de Chuti Molina y del presidente, Diego García, quien le ha agradecido que se haya decantado por la propuesta del Elche pese a contar con otras.

«Se está formando un grupo de jugadores bueno y el Elche como institución es muy grande. Los jugadores tenemos la ilusión de jugar en este equipo y es una oportunidad muy buena para seguir rindiendo», ha explicado el nuevo centrocampista del Elche, quien ha calificado su etapa en el equipo ilicitano como «un reto» en su carrera.

«Lo único que puedo prometer es dar todo de mí, aunque tengo 33 años la ilusión nunca me ha faltado«, ha dicho el jugador catalán, que se decidió por la del Elche por las referencias que le llegaron de otros compañeros. «Desde fuera se ve un club grande, pero todo lo que me hablaron de la ciudad fueron maravillas«, ha comentado.

Albert Dorca se define como un «jugador de equipo» que pretende estar siempre en contacto con el balón y ser «solidario». Admite que abandonó Zaragoza «con un mal sabor de boca e impotencia» por no lograr ni siquiera la clasificación para la fase de ascenso y se mostró feliz de poder coincidir de nuevo con Pedro, Lolo o Eldin, con los que ya compartió vestuario en La Romareda.

Dorca califica al Elche como un club «muy profesional» y confía en poder alcanzar «objetivos bonitos» en el conjunto ilicitano, si bien evitó marcarle objetivos a largo plazo tras la amarga experiencia vivida en Zaragoza. «Tenemos gente de calidad, con ambición y muchas ganas. Por la experiencia que tengo es mejor centrarse en la pretemporada y en llegar bien al primer partido«, señala.

Trabajo y experiencia para la medular

El Elche ha cerrado la contratación de Albert Dorca. El centrocampista catalán de 33 años llega para reforzar la medular del equipo ilicitano procedente del Real Zaragoza, donde ha jugado las dos últimas temporadas. Dorca es la tercera incorporación franjiverde para la campaña 2016/2017 tras Pelegrín e Iriondo.

Albert Dorca Masó (Olot, 1982) es un mediocentro defensivo con una gran experiencia en Segunda, trabajador e implicado en labores de destrucción, disciplinado tácticamente y poco dado a manejar la pelota. Pasó por las categorías inferiores del Barcelona y jugó en el Palamós y la UE Castelldefells antes de incorporarse a las filas del Girona en 2006, por aquel entonces en Tercera División. En el equipo gerundense permaneció seis temporadas, en las que consiguió un ascenso a Segunda B y otro a Segunda A, categoría en la que compitió como albirrojo cuatro cursos.

Al término de la temporada 2011/2012, Dorca abandonó el Girona después de más de 180 partidos disputados con su camiseta y fichó por el Racing de Santander, recién descendido a Segunda División. En el cuadro cántabro, el pivote olotense no mostró su mejor nivel. Con Fabri y José Aurelio Gay como entrenadores participó con cierta asiduidad, pero con la llegada de Álex Menéndez al banquillo verdiblanco desapareció de las alineaciones. En total, jugó 24 partidos y anotó dos goles.

Después de bajar a Segunda División B con el Racing, Dorca firmó por el Real Murcia, cuyo director deportivo era ‘Chuti’ Molina, ahora máximo responsable de la parcela deportiva del Elche. Como grana, el centrocampista catalán recuperó sensaciones y volvió a ser un hombre importante en los planes de su entrenador. Disputó 41 partidos y marcó tres tantos con el equipo pimentonero, que se clasificó para el playoff de ascenso a Primera, cayendo en semifinales ante el Córdoba.

A Dorca le tocó vivir con el Real Murcia un nuevo descenso a Segunda B, esta vez de forma administrativa. Dejó la Región y se marchó al Real Zaragoza, donde ha estado las dos últimas campañas. Ofreció un alto nivel en su primer curso con la zamarra blanquilla, siendo un pilar clave en la medular de un Real Zaragoza que llegó a la final del playoff, en la que fue superado por Las Palmas.

Sin embargo, esta última temporada ha pegado un bajón en cuanto a su rendimiento, motivado sobre todo porque experimentó una disminución de su capacidad física, una de sus principales virtudes. Cabe añadir que el estilo de juego que implantó Lluís Carreras, que se hizo con las riendas del equipo maño en enero, no era el más idóneo para las características de Dorca, que siguió siendo habitual en las alineaciones a pesar de los numerosos fichajes que realizó el Real Zaragoza en el mercado invernal. El último curso del medio catalán como zaragocista se cerró con 35 partidos y dos goles.

Dorca volverá a compartir vestuario en el Elche con Eldin Hadzic y Lolo, ambos excompañeros suyos en el Real Zaragoza. A ellos se podría unir Pedro, otro futbolista del equipo aragonés que gusta a la dirección deportiva del Elche. Con Sergio León coincidió en el Real Murcia, pero todo apunta a que el ‘pichichi’ de Segunda saldrá traspasado este verano.