Entradas

Jony coge el testigo de José Ramón II

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Han tenido que pasar casi 27 años y 25 derbis, de Segunda, Segunda B y Copa del Rey, para que un ilicitano volviese a marcarle un gol al Hércules con la camiseta del Elche. Un periodo al que Jony Ñíguez puso fin el pasado domingo en el Martínez Valero. El mayor de la saga ‘Boria’ perforó la red del eterno rival con un cabezazo a la salida de un córner y cogió el testigo de José Ramón II, quien era el último futbolista nacido en la ciudad de las palmeras que anotó al cuadro alicantino como franjiverde.

José Ramón II tuvo el honor de inaugurar la goleada del Elche por 4-1 al Hércules el 22 de septiembre de 1991, también en Segunda B. Jony tenía seis años y su padre jugó aquel derbi. “Gomis peló un balón, me llegó a mí y tras driblar a dos defensas blanquiazules, batí a Falagán. Crespín, que hizo dos, y José Puche firmaron los otros tres. Fue muy grande”, narró José Ramón en una entrevista a Información antes del partido de la primera vuelta del presente campeonato. “Mi sueño desde niño siempre fue jugar un derbi Elche-Hércules. Ni Madrid, ni Barcelona, medirse al eterno rival es muy grande, pero ganarle 4-1 es el éxtasis. Como ilicitano, el Hércules es el equipo al que quieres ganar siempre”, agregó.

Seguros AXA

Entre los goles de José Ramón II y Jony Ñíguez, 23 futbolistas vieron portería en los derbis con el equipo ilicitano: Crespín, Puche, Gomis (de la vecina localidad de Crevillente), Jesús de Huertas, Dani Borreguero, Juanmi, Armentano por partida doble, Frankowski, Trotta, Miguel, Óscar Díaz, Rubén Suárez, Noel-Williams, Miguel, Saúl, Usero, Jorge Molina, Edu Albacar, Nicki Bille, Xumetra dos veces, Carles Gil, Coro y Gonzalo Verdú.

Ni su padre ni su hermano Aarón

Jony Ñíguez estrenó su cuenta anotadora con el Elche en un escenario soñado. «Una alegría tremenda», describió en zona mixta. Un gol para presumir ante su familia, de tradición futbolística. Ni su padre ni su hermano Aarón fueron capaces de marcarle al eterno rival con la zamarra franjiverde. El mediano de los hermanos jugó el derbi en el Martínez Valero de la temporada 2012/2013, la del último ascenso a Primera, en la que fue su primera titularidad con el Elche, pero se quedó con las ganas dee ver puerta. Saúl nunca se ha enfrentado al Hércules como profesional.

Boria acabó su carrera sin anotarle a los alicantinos con el Elche (10 partidos de Liga y 5 de Copa), pero sí lo hizo defendiendo los colores del Cartagena FC: tres goles en la campaña 1990/1991, uno en el 1-1 en el Cartagonova y doblete en el 0-3 en el Rico Pérez, de gran recuerdo para el albinegrismo. Curiosamente, fueron sus únicos enfrentamientos ante el conjunto alicantino con una camiseta distinta a la franjiverde.

UN ALICANTINO MARCÓ PARA EL HÉRCULES

Elche y Hércules han tenido muy pocas fases de su historia en la que hayan apostado por jugadores de la tierra. En Segunda B y con dificultades económicas, la situación puede ser propicia para ello. Curiosamente, en un derbi con poco en juego, los goles llegaron por medio de un ilicitano para el Elche, Jony Ñíguez, y un alicantino para el Hércules, Samuel. El central, quien llegó a ser capitán del cuadro franjiverde en cursos anteriores, estableció las tablas definitivas en una acción a balón parado. Desvió un golpeo de Juli, otro exjugador del Elche.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Resumen Elche 1-1 Hércules

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Vídeo: TeleElx

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Seguros AXA

“Pudimos perder al final con las ocasiones de Sory, pero el empate es justo”

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Declaraciones del entrenador del Hércules, Josip Visnjic, en la rueda de prensa posterior al Elche 1-1 Hércules.

¿Qué sensación le deja el empate en el derbi?

Ha sido un encuentro disputado, como cualquier derbi. En líneas generales hemos dominado bastante bien el partido y hemos tenido el balón. Tuvimos oportunidades pero la posesión no se reflejó en el daño que podíamos hacer. En el minuto 85 y 90 pudimos perder con dos ocasiones de Sory. Nosotros dispusimos de alguna, pero el resultado de empate es normal.

Seguros AXA

¿Les faltó más intensidad?

Hemos tenido bastante intensidad durante 75 minutos. Por eso sacamos a Miñano y Pepe en el centro del campo. A Juli, David Torres y Chechu Flores les faltó algo más de fuerza. No hay que olvidar que era un derbi, en campo contrario y ante un gran equipo. Cuando tuvimos que ser fuertes, no lo estuvimos.

¿Le queda la sensación de que han sido mejores que varios equipos de playoff pero que no han podido ganar ninguno?

Algo falla, algo falta. Eso es evidente. Hemos sido mejores, pero donde teníamos que ganar no hemos podido hacerlo. Fuimos superiores ante rivales de playoff, pero no nos ha dado para más. Con tranquilidad, con la gente de dentro del club, se analizará lo ocurrido esta campaña. En la vida y en el futbol hay que tener más tranquilidad para analizarlo todo. La entidad hará lo posible para que esta temporada no se repita. Ni se sube en agosto ni en septiembre, se sube en mayo. La afición del Hércules tiene que tener algo más de tranquilidad, igual que el club.

¿Cree que faltó que hubiese algo más en juego para ver un mejor partido?

No hubo falta de motivación ni de tensión. No estábamos para trifulcas sino para pagar el partido y darnos alegrías a nosotros mismos. Hicimos todo lo posible, pero no pudimos. Hubo jornadas en las que fuimos mejor que el rival. Lo único que faltaron fueron las trifulcas.

Foto: Hércules CF

“La falta de tensión es lapidaria, pero estuvimos a la altura”

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Declaraciones de Pacheta en la rueda de prensa posterior al Elche 1-1 Hércules.

¿Qué valoración hace del empate frente al Hércules?

Qué bueno es el punto después de perder el Villarreal, ¿verdad? No ha sido un partido fácil y en muchos momentos ellos han sido dueños del balón. Juegue quien juegue, aquí corren todos. Eso nos soluciona muchos problemas aunque no estemos tácticamente excepcionales. En número de ocasiones creo que fuimos superiores. Hubo un gol anulado que no era fuera de juego. También hubo un posible penalti a Jony. Hemos hecho un buen partido frente a un buen equipo. Estuvimos firmes.

¿Considera que perdieron el centro del campo cuando adelantó a Gonzalo al pivote?

No, hemos estado francamente bien. Hemos tratado de evitar una expulsión o lesión y que no tuviera más de 60 minutos. El partido nos llevó a esto. Pudimos sacar a Nino antes, pero Jony también iba justo. Acabamos con dos nueves y medio (Nino), más un volante ofensivo y un extremo. El Hércules ha estado a un gran nivel.

Seguros AXA

Parece que Villarreal B y Elche no se ponen de acuerdo para quedarse la segunda plaza…

Aquí cualquiera te gana. La falta de tensión es lapidaria, determinante. Lo más peligroso no es el rival sino tú. Si consigues el nivel óptimo de tensión, puedes ganar. Si no, es un partido trampa. Estuvimos a la altura. Hicimos cinco cambios y no se ha notado. Acabamos con Benja en la derecha con un rendimiento fantástico. Hay pocos equipos con más energía que nosotros en este momento.

La afición estuvo cariñosa…

Tenemos que devolverles esto y darles más. La gente detecta que el equipo quiere. Hay que mejorar en ciertas cosas, claro, pero ahora quedan varios jugadores sin nada dentro y con calambres. Eso es que hacemos muchos aspectos bien. Ahora tenemos más cosas buenas que malas cuando llega lo bueno. El próximo partido en casa será de verdad.

¿Le cambia el planteamiento para el último partido en Olot el hecho de jugarse la segunda plaza?

Claro que cambia el planteamiento. Tengo que poner en la balanza las dos cosas. Manolín, Jony, Iván Sánchez… Con tarjetas o tocados. Josan es probable que no llegue por molestias en el aductor. Gonzalo está muy cargado de minutos y habrá que llevar cuidado. Claro que queremos quedar segundos. El Olot se lo va a jugar todo, pero nosotros vamos a trabajar para ser segundos.

El filial se jugará el descenso en la última jornada, ¿echará mano de algún chico para viajar a Olot o no debilitará al segundo equipo?

Antes es Dios que el resto de santos. Todo el fútbol base está a las órdenes del primer equipo. Claro que alguno va a ir y con posibilidades de jugar. Dos o tres chicos me han tocado a la puerta. No la han tirado abajo, pero han tocado.

¿Qué le ha parecido el debut de Guille Vallejo?

Es un gran portero y se entiende muy bien con Benja. Ya saldrá alguna jugada con él en ataque. Es un guardameta de total garantías. Estoy muy contento.

¿Han llegado a saber durante el encuentro que el Villarreal B iba perdiendo?

No, no lo sabía. Y si alguien lo ha dicho, lo cuelgo. Hay que intentar ganar y luego ver lo que pasa.

Foto: Francisco Maciá

MONSERRATE HERNÁNDEZ | El derbi que cambió la historia

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Quien me conoce sabe que acostumbro a preguntar entre mi entorno qué cosas hemos hecho mal para poder advertirlas y corregirlas de cara al futuro. Considero que de nada sirve regocijarse del trabajo bien hecho puesto que, más allá de la satisfacción del momento, no nos permite avanzar en nuestro trayecto personal.

Recuerdo esto porque es bonito para Elche y Hércules rememorar las fechas señaladas de sus grandes tardes. Mucho más si hablamos de un derbi. La rivalidad, bien entendida, debe ser sana y sirve de motivación para entidades, vestuarios y aficiones. Sin embargo, regodearse de los éxitos te puede empujar al precipicio del sonrojo cuando el resultado cambie de signo. Mejor no escupir hacia arriba.

Marco el contexto para explicar por qué ahora me remonto al 3 de octubre de 2009. Ese día el Elche CF sufrió uno de los mayores bochornos en un campo de fútbol ante su eterno rival. El Hércules CF goleó sin piedad al conjunto ilicitano (3-0) y comenzó a enfilar el camino hacia el ascenso a Primera División. El hat trick de Andrija Delibašić ruborizó a un equipo que había comenzado mal la temporada y que se vio obligado a cambiar de técnico a raíz de aquel resultado.

Seguros AXA

Claudio, uno de los grandes ídolos y referentes del Elche CF, estuvo en la grada del Rico Pérez por sanción y en el banquillo sufrió de pie su segundo, el ilicitano Ramón Villagordo. Era la sexta jornada de liga y aquel doloroso batacazo hizo saltar por los aires el proyecto deportivo con el que el club del Martínez Valero inició la temporada. Juan Carlos Ramírez, entonces consejero delegado del Elche CF, destituyó a Claudio y apostó por José Bordalás – Pepe para los amigos – como su relevo en el banquillo. De aquel duelo aún quedan protagonistas: Peña sigue de capitán en el Hércules mientras que Samuel y Juli han cambiado de bando. Ahora presumen de su amor por el Hércules igual que antes lo hacían con el Elche.

Aquella decisión propició un giro en el rumbo en el Elche. La llegada de Bordalás activó el chip ganador de una entidad que se había malacostumbrado a conformarse con la permanencia en Segunda División durante los años precedentes. El técnico alicantino encontró en el club franjiverde la horma de su zapato y relanzó definitivamente su carrera profesional. Ahora es uno de los entrenadores de moda en el fútbol español. Tiene al Getafe a las puertas de Europa y parece que ha llegado a la elite para quedarse. Pepe salió del Hércules por la puerta de atrás, como Pacheta, y tuvo que acabar en el enemigo para encontrar el cariño, el abrigo y el reconocimiento del que ahora presume el actual técnico del Elche.

Con Bordalás, tras aquella bofetada con la mano abierta sufrido en el derbi ante el Hércules, el equipo hizo una temporada espectacular y se clasificó sexto. Llenó el Martínez Valero frente al Villarreal B y solo algún resbalón inesperado le apeó de la lucha final por el éxito de un ascenso que sí disfrutó el Hércules. Aquello cambió la historia reciente. Los alicantinos hicieron un equipazo para jugar en Primera División (Trezeguet, Valdez, Drenthe, Tiago…) y se ahogaron de éxito. Descendieron al primer año y acabaron en Segunda División B tres años después. Ahí siguen, después de cuatro temporadas consecutivas. Solo en una fueron líderes, con Pacheta, y solo en una se quedaron a las puertas del ascenso, con Claudio. La vida.

El derbi de vuelta de aquella temporada terminó con victoria del Elche, por 2-0, con unos 8.000 herculanos en el anillo superior. Este domingo apenas serán un par de centenares de incondicionales. Máximo respeto para ellos. Fernando Usero y Jorge Molina, a quien Bordalás cuidó en secreto para reaparecer en la cita señalada, provocaron el delirio en el Martínez Valero. Por allí andaba un chico llamado Wakaso. Pagaría por verle de nuevo de blanco y verde haciendo kilómetros en un partido de alta tensión como este. Qué recuerdos.

El caso es que en un derbi se juegan mucho más que tres puntos. Por ejemplo, nadie olvidará en Elche a Noel Williams por haber marcado aquel gol que dio la victoria en el Rico Pérez. O que Paquito recogió del césped del Martínez Valero una lata de cerveza lanzada desde la grada para darle un trago antes de devolverla al suelo. Son imágenes para siempre que se graban con la tinta de la rivalidad y que siempre van a sobrevivir al paso de los años, por mucho tiempo que pase.

Ahora de lo que deben tratar Elche y Hércules es de aprovechar este encuentro para marcar un punto de inflexión en sus trayectorias. Los ilicitanos han ido de mal en peor desde que se cayeron de Primera. La llegada de Pacheta, hace dos meses, ha supuesto un halo de esperanza. La inyección de moral que supondría vencer en este partido daría alas de cara al playoff. También podría suceder al contrario, pero mejor no pensarlo. Y el Hércules necesita cambiar su destino. No va a llegar a la promoción. Y puede que ni a la Copa. Pero pase lo que pase en este partido debe afrontarlo como punto de apoyo para impulsarse hacia el futuro sin los errores del pasado más reciente.

Un derbi es un derbi. Veremos qué herencia nos deja el de este año, aunque ojalá cambie esta historia del presente y nos devuelva un derbi de Primera División. Algo que, por cierto, yo ya no recuerdo.

DAVID ESTEVE | El día que Molina silenció a 8.000 herculanos

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Seguro que se han dado mil derbis más interesantes y emocionantes que el de aquel 7 de marzo de 2010. Sin embargo, ese clásico lo tengo grabado a fuego por todo lo que se dio en la grada y fuera de ella. Fue una matinal y el Martínez Valero presentó una espectacular entrada, pero la fiesta, en aquella temporada, era blanquiazul.

El Hércules llegó líder a Elche. Intratable, con la directa puesta hacia Primera. Se tocó la gloria en junio, pero hubo que sufrir hasta el final por una crisis galopante que curiosamente arrancó ante el Elche. Tras caer 2-0, el Hércules se hundió y sólo fue capaz de sumar un punto de 18 en los siguientes seis partidos. Por poco se le escapó su sueño.

Aquel derbi fue el de la invasión herculana. Seguro que se acuerdan cuando 8.000 herculanos tomaron casi todo el Anillo Superior del Martínez Valero. Fue el desplazamiento más importante que se ha realizado en los últimos tiempos. La caravana de autobuses de aficionados fue eterna. Uno, dos, tres… Y así hasta casi 80 autocares desembarcaron en el Martínez Valero.

Seguros AXA
 Todo pintaba de color de rosa para el Hércules, pero Esteban Vigo no contaba con el estratega Bordalás. El técnico del Elche, especialista en inyectar un plus en esos partidos, ocultó la lesión de Jorge Molina hasta casi el calentamiento. El alcoyano, que aquel curso acabó Pichichi de Segunda con 26 goles, llegó tocado al derbi. Hasta Bordalás lo descartó en la previa. El técnico alicantino trató el tema con sigilo, no dio ninguna pista y alertó a su plantilla que no abriese la boca. Al final, Molina saltó a calentar y al Hércules le entró el pánico con su presencia en el once. El partido no había arrancado y Bordalás ya ganaba 1-0.

El conjunto del Boquerón entró con miedo al partido. Le pasó factura la responsabilidad de tener 8.000 almas en el cielo de Elche. El Hércules fue una caricatura y Usero marcó el primero. Antes del descanso, Molina, el héroe silencioso, anotó el segundo y mandó a la lona al Hércules y a todo el Anillo Superior. Bordalás había ganado el derbi gracias a su jugada maestra de ajedrez. Los 8.000 herculanos se volvieron para Alicante decepcionados y con una herida que costó cicatrizar.

David Esteve es periodista en el diario AS y en Onda Cero Alicante

NOÉ GOMIS | Los ‘gorilas’ en el Rico Pérez

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Cuando en mi caso hago una vuelta al pasado, sin lugar a dudas, uno de los mayores placeres que me ha podido dar la profesión de contador de noticias deportivas, principalmente en el extinto diario La Verdad, es haber asistido en directo a unos cuantos derbis de máxima rivalidad entre Elche y Hércules.

No era una semana más, sino esa semana especial, de motivación extra con los compañeros de Alicante, de cara a presentar a nuestros lectores ese duelo por antonomasia, en el que siempre estaba en juego la supremacía del fútbol en la provincia de Alicante.

Quizás mi primer derbi se lo debo agradecer a mi maestro, compañero y creo que amigo Juan Carlos Romero Centurión, el hijo del mítico Ángel Romero. Corría el año 1997. Sí, por fin el Elche había escapado del pozo de Segunda B. Era la puesta en escena del equipo de Ciriaco Cano, quien obró el milagro del ascenso, en Alicante.

Seguros AXA

Si ya de por si fue un suplicio recoger las acreditaciones para ese partido, el bueno de Romero no sé si por discreción o por alguno de los múltiples presentimientos que tenía cuando jugaba su Elche, decidió que nuestro sitio en la grada estaba en un pequeño palco acristalado en tribuna.

Todo bien hasta que comenzó la fiesta. La fiesta que la Peña Los Gorilas nos organizó durante los 90 minutos del partido. Como si estuviéramos enjaulados, los golpes a nuestra cristalera fueron constantes. Menudo sonido ambiente que nos dieron los buenos de esa peña, que se dieron cuenta enseguida de que éramos dos infiltrados del Elche.

Creo recordar que el Elche perdió ese partido por 2-1. Un error garrafal de la defensa en una salida de una falta provocó que el Rico Pérez temblara como un terremoto. Esa era la presión de un derbi. También, casi como una costumbre, el derbi se jugaba entre los compañeros de prensa antes, durante y después del partido. Y en sala de prensa, cuando el maestro Gambín tomaba el micrófono inalámbrico para dar su bendición al encuentro, sólo tocaba asentir con la cabeza y escuchar con atención sus reflexiones.

Sus endiabladas preguntas y enganchones con Manolo Jimenez, por ejemplo, eran antológicos. Pero, para rematar, si de algo se puede presumir de la fiesta del fútbol provincial, es que los derbis siempre han sido de tensión y rivalidad. Y poco más. Afortunadamente, el fútbol y el resultado de cada partido ha estado por encima de todo en esas semanas que siempre suelen ser especiales para los aficionados de ambos equipos, a pesar de la actual situación deportiva.

Crónica del derbi de Noé Gomis en Mundo Deportivo:

JUANFRAN MILLÁN | Un derbi y muchas historias

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Tuve que esperar a finales de 2005 para vivir mi primer derbi como periodista profesional. No podré olvidar jamás la llegada del autobús del Hércules al estadio Martínez Valero. Moisés era el hombre más buscado. El sevillano bajó el último y provocó una de las broncas más impactantes que recuerdo en estos duelos. Todavía tengo fresca la imagen de una camiseta en llamas volando. Había vivido algunos derbis en la infancia, pero desde ese momento supe que estábamos ante un partido especial, una cita de máxima rivalidad que había que jugar con enorme pasión.

Otro de los momentos o de las imágenes que se me quedaron grabadas de los clásicos fue aquella interminable caravana de 72 autocares por la autovía en 2010, año del ascenso del Hércules a Primera División. Jamás se ha producido un desplazamiento tan numeroso de seguidores blanquiazules. 8.000 aficionados llenaron gran parte del anillo del Martínez Valero. Aquel partido fue un fiel reflejo de lo que vendría después. El Elche ganó 2-0 en el comienzo de una buena etapa de Bordalás y el Hércules se atascaría hasta poner en peligro el salto de categoría, que luego conseguiría en extrañas circunstancias.

Seguros AXA

En mi memoria también quedará un Hércules-Elche de 2011. Alguno dirá, “pero si ese año no pasaron grandes cosas”. No a nivel futbolístico, pero sí fue un año difícil para las radios. En pleno conflicto con la Liga de Fútbol Profesional para el acceso a los campos de fútbol, recuerdo que pedimos permiso a la Casa Sacerdotal, que tiene su sede a escasos metros del Rico Pérez, y pudimos narrar el partido desde su terraza. Fue una manera muy curiosa de vivir un clásico de rivalidad. Por cierto, ganó el Elche por 1-2 con tantos de Bille y Edu Albacar.

Y en cuanto a un partido que me llamara la atención. En general no recuerdo grandes episodios futbolísticos entre ambos equipos. Probablemente, me quede con un duelo en el Rico Pérez en 2009 con un ‘hat trick’ de Delibasic. Uno de los relatos radiofónicos que a día de hoy muchos oyentes todavía me recuerdan. El de este domingo será difícil de narrar para COPE Alicante, un duelo sin alicientes para el Hércules. Un justo castigo para el vestuario después de su pésima temporada.

Juanfran Millán es periodista en COPE Alicante (89.6 FM)

PEPE MORAGO | Victoria en el derbi a las puertas de Primera

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

El domingo 17 de abril de 1988 amaneció en Elche soleado y radiante. Un día perfecto para cubrir la información de mi primer derbi como informador profesional. Sentía una emoción inenarrable. Mi madre, Joaquina, me pidió que bajara a la Churrería del Barrio de San Antón. Un buen desayuno con mis hermanos, Juan y Alicia, y mis padres.

El Elche C.F.-Hércules llegaba en un momento radicalmente distinto para ambos. El inolvidable Felipe Mesones dirigía a un Elche espléndido que iba como un cohete hacia Primera División, mientras que el conjunto herculano lo entrenaba Benito Joanet, un hombre de la casa, que intentaba evitar el desastre del descenso a Segunda B.

Tenía un sentimiento extraño. Poco tiempo atrás vivía esos partidos con la tranquilidad de un aficionado sin otra responsabilidad que comportarme con educación en el estadio, respetar a todos, no insultar al árbitro, ayudar a las personas mayores a llegar a su butaca. En fin, tratar a todos los que tuviera a mi alrededor como un franjiverde de corazón que tenía que dar ejemplo. Así lo sentía.

Seguros AXA

Además, recuerdo con cariño que durante unas temporadas trabajé en el Martínez Valero vendiendo bebidas por la grada con Manuel y Dionisio, que era como un padre para mí, y con su hijo Cosme Abellán, uno de mis grandes amigos de siempre. Recuerdo esto con una enorme emoción. Podía ver el partido sin pagar y encima me pagaban un dinero para ayudar en mi casa.

Y el Elche C.F. del genial Mesones me dio la primera gran alegría de mis 30 años como obrero de la información. Aquel magnífico Elche de los Miguel, Puente, Benito Sánchez, Cepeda, Robi, Javi, Juan Cartagena, Pedro Pablo, Del Barrio, Bracum, Sixto, Claudio, Javi Company o Escobar, que llegó cedido del Cádiz, o el ex del Real Madrid Isidro y el argentino Rodríguez.

El Elche, el equipo que viste la equipación más hermosa del fútbol nacional con esa franja verde tan bonita, venció 3-1 aquella tarde con dos goles del talentoso Claudio Barragán y otro de falta que firmó Escobar. El tanto del Hércules lo anotó Corchado. ¡Qué bonito estaba el estadio de mi equipo, el fervor de nuestra afición, esa fidelidad conmovedora, ese orgullo de ser del Elche!

Una crónica redonda. Victoria en el clásico del fútbol provincial y a las puertas de Primera División. Porque el Elche C.F. no tiene que envidiar nada a ningún otro club de la máxima categoría. Siempre será un grande y su historia es la más bella y romántica del fútbol español. Vivamos otro derbi. Y esta vez a las puertas del retorno a Segunda División.

Crónica del derbi de Pepe Morago en Mundo Deportivo:

Pepe Morago dirige «SER Deportivos», de lunes a viernes (15:20 – 16:00) en Radio Elche Cadena SER (99.1 FM)

“Los derbis siempre son competitivos”

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Josip Visnjic, técnico del Hércules, ha lamentado que su equipo afronte el derbi contra el Elche (domingo, 18:00 horas) con “mínimas opciones de playoff”, pero ha dejado claro la intención de “intentar ganar” en el Martínez Valero para apurarlas, tratar de alcanzar plaza de Copa del Rey y “principalmente por el orgullo deportivo”.

“Somos profesionales y debemos salir a por la victoria, independientemente de la tradición del derbi. El Elche juega ante su afición y también querrá ganar. Debemos intentar contrarrestarlo y hacer méritos”, ha explicado el entrenador blanquiazul, quien ha señalado que este tipo de partidos “son siempre competitivos, independientemente de cómo esté cada equipo”. “Son partidos bonitos, habrá tensión”, ha agregado.

Seguros AXA

Sobre qué encuentro espera, Visnjic ha declarado que no sabe cómo van a salir ambos conjuntos, apuntando que el “principal problema” del Hércules desde su llegada al banquillo es que “la imagen” de los alicantinos a domicilio “no se corresponde” con la mostrada en el Rico Pérez.

“Hacemos una cosa buena y otra demasiado mala. Espero que contra el Elche juguemos como lo hemos hecho en casa. Si ganamos, muchísimo mejor”, ha deseado el preparador balcánico, quien ha manifestado que tanto él como la plantilla son “conscientes” de que no han hecho las cosas bien esta temporada. “La consecuencia es que llegamos a la penúltima jornada con mínimas opciones de promoción”, ha dicho. El Hércules ocupa el noveno puesto con 49 puntos, a cinco del cuarto con seis en juego.

“Estoy decepcionado conmigo mismo por la situación. Mucha gente puede se confunde cuando puede pensar que estamos alegres, porque los principales perjudicados somos nosotros. Estamos decepcionados. No hemos generado ilusión porque no hemos estado bien”, ha concluido.

Samuel y Juli

Samuel y Juli son los dos jugadores del Hércules que han hablado ante los medios esta semana. Ambos saben la importancia de los derbis, ya que son nacidos en la provincia y ya vivieron algunos con la camiseta del Elche.

El central alicantino se declaró “herculano”, aunque agradece al club franjiverde “la oportunidad de iniciar una carrera”. Sabe que un derbi “siempre es bonito de jugar e importante” y ha afirmado que el Elche tratará de humillar a su eterno rival si tiene la ocasión. “Si nos pueden chafar, van a hacerlo como también haríamos nosotros», ha declarado.

En la misma línea se ha expresado el mediapunta alcoyano: “La palabra derbi lo dice todo. Aunque ni uno ni otro nos juguemos nada, si tienen la oportunidad de hundirnos, lo harán”.

Foto: Hércules CF